Saltar al contenido

Que una marca se fije en un local para abrir una "pop up store" o "tienda efímera" puede significar todo un balón de oxígeno y mucha rentabilidad para los propietarios de locales comerciales en alquiler. “Un espacio en una situación que no sea caliente puede salir a partir de 1.000 euros la semana. Cuanto más céntrico y más grande sea el local, la renta asciende y hablaríamos de entre 3.000 y 10.000 euros la semana”, señala Karen Prats, cofundadora de PopPlaces. Más concreto. En la calle Serrano de Madrid se ha llegado a pagar por un local de 28 metros cuadrados 450 euros por un día de alquiler. Por una semana, 1.500 euros. En el barrio madrileño de Malasaña se abona un 30% menos, mientras que en zonas de Málaga como Marbella, alcanza los 2.500 euros por un mes, según Laura Moreno, directora creativa de Pop Up Store Spain.

local-laspalmasdegrancanaria

A medio camino entre la tienda y el evento, las "pop up stores" llegaron a España en el año 2009, primero a Barcelona y dos años después a Madrid y desde entonces su éxito no ha dejado de crecer, variando en sectores y en formatos. Si nos divertimos estamos alegres, y si estamos alegres somos más propensos a comprar. Esta sería una de las claves del éxito de las "pop up stores", tiendas efímeras que permiten vivir una experiencia única a los clientes, maximizando el impacto y minimizando los costes.

El término se acuñó hace más de una década en Estados Unidos para referirse a tiendas con una duración determinada y se inspira en el mismo nombre que usamos para denominar las ventanas emergentes de Internet. Algunas apenas funcionan durante 12 horas, y otras llegan a prolongarse varios días e incluso meses. Además, para aquellos que estén pensando en comprar un local para alquilar, la rentabilidad bruta de los locales comerciales es de las más altas en el sector inmobiliario, siendo de media del 7,5%.

Cualquier espacio vale

Lo mejor es que cualquier espacio vale para montar una "pop up" y eso juega a favor del propietario que no tenga un local en una calle privilegiada. La ubicación es indiferente porque hay marcas que quieren estar en los ejes más concurridos y otras prefieren estar más alejadas y en barrios más alternativos. Depende del público al que se dirijan."No hace falta estar en la Gran Vía. Para nosotros lo principal es ubicarnos donde esté nuestro público objetivo y en un espacio que nos conmueva", indica Inés Sierra, de la agencia Better Pop Ups. Lo mismo pasa con la superficie. “Nos piden naves industriales enormes o tiendas pequeñas porque el stock que tienen no es abundante. Eso sí, cuantos más complementos y mejor acondicionado esté el local mejor”.

Y no solo de locales viven las "pop ups". Pueden surgir en cualquier sitio: lavanderías, playas, furgonetas, centros comerciales...“Sobran espacios pidiendo a gritos un poco de locura y frescura para unos días. No existen límites: un local vacío, un sótano, un barco, un bus, un contenedor, todo vale”, señala la directora creativa de Pop Up Store Spain, empresa que se encarga de buscar localizaciones para después dotar de vida a esos espacios a través de su equipo creativo y arquitecto.

Las tiendas efímeras han puesto patas arriba la forma tradicional en que las marcas muestran sus productos, venden y crean imagen. Han revolucionado un sector en el que la crisis apretaba y no era posible abrir mercado de la manera convencional. “La crisis ha provocado que surjan estos modelos como alternativas y futuro del retail que apuesta por un modelo de flexibilidad y eficiencia”, según Karen Prats. El barrio más solicitado por las empresas en Madrid es el de barrio de Salamanca y en Barcelona el del Born. Aunque se están abriendo nuevos espacios en ciudades que hace solo dos años eran impensables, como Elche en Alicante o en zonas de Castilla y León como Valladolid.

Desde un día a tres meses

Las "Pop Up Stores", son tiendas que duran un periodo corto de tiempo, desde un día, un fin de semana o una semana. Por lo general, no más de un mes, aunque algunas se prolongan hasta los tres meses. La apertura se ameniza con descuentos, actuaciones o un cóctel. “Antiguamente eran las grandes marcas, como Louis Vuitton o Chanel, las que organizaban este tipo de acontecimientos queriendo vender determinados productos exclusivos. Ahora, son los emprendedores los que se apuntan a este gran evento”, explica Noelia López, consultora senior de Retail High Street de JLL. Calcula que en estos últimos cinco años que han pasado desde que se impuso en España ha crecido el 100%, es decir, “a pesar de que en los últimos años la popularidad ganada es muy alta, el inicio fue muy duro”.

Las marcas pequeñas y los diseñadores emergentes cada vez optan más por esta fórmula para darse a conocer, sobre todo los del sector online y la moda. Y no solo se sirven de este formato. “Usan markets donde compartir espacios con otras marcas u optan por el modelo "shop in shop", montar una "pop up" dentro de una tienda ya en funcionamiento y con tráfico propio o coger un espacio de ella. De esta manera, las tiendas obtienen contenido nuevo e ingresos extras”, señala Karen Prats.

Este tipo de tiendas son un nuevo nicho de mercado todavía por descubrir y explotar. “Es un gran desconocido por la gran mayoría de la sociedad, quizás no tanto entre los más jóvenes”, considera la analista de JLL. Aunque cada vez menos. El Observatorio Cetelem de Análisis del Consumo en España destaca que en 2012 un 37% de los encuestados había visitado una "pop up store", mientras que en 2013 ascendía a un 41%.

Beneficios de las "Pop Up Store"

Para las marcas tiene grandes ventajas, como la de testear el mercado y el producto a un precio relativamente bajo. Por ejemplo, una marca que solo tiene tienda en Barcelona, pero quiere probar suerte en otras ciudades como Madrid, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba o Málaga. “Con una "pop up store" puede ver qué aceptación tienen sus productos. También es muy útil para aquellas marcas con productos estacionales, como bañadores o juguetes ”, señala Prats.

No importa el sector, en las "pop up stores" puede venderse prácticamente cualquier cosa. Las primeras marcas en organizarlas pertenecían al mundo de la moda, y por eso es uno de los que más camino lleva andado en este tipo de eventos. Aunque últimamente el sector culinario está empezando a ganarle terreno con los llamados "Pop Up Restaurants", en los que un día puede haber un restaurante y al día siguiente una bodega.

Uno de los principales atractivos de estas tiendas itinerantes es su carácter efímero. Una norma que conocen bien los profesionales del marketing es que cuando algo escasea se vuelve automáticamente más deseable y esto lo cumplen a la perfección la "pop up stores". El público que acude a ellas sabe que solo tendrá esa oportunidad para adquirir los productos que están a la venta. De ahí que sean un complemento perfecto de las tiendas online, porque les aportan el toque sensorial y de trato personalizado del que estas carecen y dan mayor confianza a los clientes, que pueden ver y tocar.

Otro de sus puntos fuertes es su carácter vinculado a la experiencia sensorial o emocional del visitante, y es que visitar una de estas tiendas instantáneas es muy diferente a acudir a un local al uso. De hecho algunos las llaman tiendas espectáculo. La decoración y la disposición de los productos suelen responder siempre a una temática o línea estilística concreta. Si está bien diseñada, consigue trasladar al visitante las sensaciones o el mensaje que quiere evocar. Y si es una marca la que la organiza, la impregna de su imagen y su filosofía.

¿Una moda pasajera?

“No, ni va a ser una moda ni va a ser una tendencia efímera. Las marcas y los e-commerce van a incorporar las "pop up stores y los showrooms" a sus estrategias comunicativas y van a hacer de ellas experiencias para captar clientes”, dice Karen Prats, consejera delegada y confundadora de PopPlaces.com. “De momento el mercado está respondiendo de manera positiva, por lo que entendemos que debería ir creciendo. Sin embargo, también creemos que deben renovarse cada cierto tiempo para no aburrir a los habituales de estos pop ups”, considera Noelia López, consultora senior de Retail High Street de JLL.

En la misma línea se pronuncia Laura Moreno, directora creativa de Pop Up Store Spain: “la idea se esta renovando totalmente y las empresas que comenzamos y somos las pioneras en el mercado nos dirigimos a clientes más exclusivos, al lujo y al comercio fuera de España”. “Es un modelo sostenible y creo que ha llegado para quedarse", señala Inés Sierra, de la agencia Better Pop Ups. “Las marcas se han dado cuenta de que si pueden pagar un alquiler un mes determinado de consumo fuerte para qué va a mantener una tienda abierta todo el año pudiendo estar presente online a coste cero prácticamente”.

Fuentes: elpais.com y ticbeat.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El precio medio del precio de la vivienda en alquiler en España se mantuvo estable en agosto, al no registrar variación con respecto al mismo mes del año pasado (0,0%), según el Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios de los alquileres retoma la estabilidad tras la caída del 0,1% que registró en julio. Además, el diferencial con la tasa de IPC general (-0,1%) se sitúa en una décima. En el acumulado de los ocho primeros meses del año, la evolución de los precios de los alquileres muestra un repunte del 0,1%. Mientras, propietarios de pisos, residencias e inversores aprovechan el filón inmobiliario que supone el alquiler a directivos y universitarios.

badalona-barcelona-alquiler

Por regiones, el coste de los pisos en alquiler subió en la Comunidad Valenciana (0,6%), Baleares y Melilla (las dos con un alza del 0,4%), Andalucía, Canarias y Ceuta (las tres con un 0,3% más), Cataluña (0,2%) y Asturias, Galicia y Murcia (todas con un 0,1% más).

En La Rioja y Castilla y León hubo estabilidad de precios. Mientras, los descensos más pronunciados se registraron en Castilla-La Mancha (-0,7%), Madrid (-0,6%), País Vasco (-0,6%), Cantabria (-0,3%), Extremadura (-0,3%), Navarra (-0,2%) y Aragón (-0,1%).

Los universitarios, un filón inmobiliario en auge

El comienzo del curso universitario arroja unas cifras optimistas en el mercado de alquiler. Según Alquiler Protegido, especialistas en el sector, el alquiler de pisos para estudiantes crece un 30% durante el mes de Septiembre y se esperan mejores perspectivas. El inicio del curso académico y universitario en la mayoría de las principales ciudades como Madrid, Barcelona, Málaga, Salamanca, Santander o Valencia, convierte el sector residencial enfocado a estudiantes en un filón inmobiliario con gran demanda de alojamiento nacional e internacional, que impulsa el negocio de los pisos en alquiler, así como el alquiler compartido y las residencias de estudiantes.

Este mercado coexiste en las grandes ciudades universitarias en los barrios próximos a los centros académicos, donde se focalizan los colegios mayores y donde el parque de viviendas, muchas ya en manos de inversores, ha sido copado por estudiantes que proporcionan altos ingresos a los propietarios, lo que les posibilita mudarse a mejores casas.

Las residencias suelen ser el destino de los estudiantes de primer año, que después se van a viviendas arrendadas, cuyo precio es más asequible. Desde CBRE se apunta que el coste de una cama en una residencia en Madrid va de 550 a 850 euros por mes, mientras que la renta media de una habitación en un piso compartido está en 409 euros, según Uniplaces, portal especializado en reservas de este tipo de alojamiento. Posteriormente los estudiantes ya experimentados, prefieren más intimidad y comodidad y alquilan estudios o pisos pequeños y enfocan la opción de compartir con compañeros de confianza alquilando entre ellos de forma independiente.

En Madrid y Barcelona los directivos reactivan el alquiler de lujo

Encontrar una vivienda en los mejores barrios de Madrid y Barcelona puede convertirse en una tarea muy complicada para cualquier persona. Pero más aún cuando el que busca es un directivo extranjero que acaba de llegar a la ciudad, no conoce el mercado y actúa contrarreloj. Sin embargo, la odisea de buscar un hogar en un país desconocido puede evitarse gracias a las empresas de "relocation" (recolocación) que se encargan precisamente de encontrar la casa perfecta para cada cliente y no solo eso, también se ocupan de encontrar un colegio para sus hijos, enseñarle la cultura, las costumbres, la gastronomía o los espacios de ocio que hay en la que será su nueva ciudad.

Este segmento, que nutre al mercado de alquiler de lujo, ya existía antes de la crisis, sin embargo, la globalización y la necesidad de crecer en otros mercados ha potenciado el movimiento empresarial entre países en los últimos años, generando un negocio que ya mueve unos 80 millones de euros anuales, según José Antonio de Ros, director general de Eres Relocation Services.

El alquiler mínimo en el que se mueven se sitúa entre los 900 y 1.200 euros. Pero estas cifras varían mucho dependiendo del rango y la empresa. En Madrid, los directivos de muy alto nivel y que trabajan en importantes multinacionales, destinan entre 8.000 y 12.000 euros mensuales al alquiler de una vivienda. Sin embargo, en Barcelona, donde los precios están algo por debajo, los mismos ejecutivos encuentran vivienda a partir de los 5.000 euros mensuales. En el caso de altos directivos y mandos intermedios, el alquiler rondaría los 2.000 y 3.000 euros en ambas ciudades.

En Barcelona suelen instalarse en la zona alta, por Pedralbes, mientras que en Madrid escogen Somosaguas (Pozuelo de Alarcón) y La Moraleja (Alcobendas). Si el directivo viene solo, los criterios cambian por completo y en este caso se decantan generalmente por zonas céntricas, siempre que haya buenas comunicaciones con su lugar de trabajo. "Salamanca es el barrio que más les gusta, seguido de Chamberí y también de la zona Centro".

Fuentes: elmundo.com y eleconosmista.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El precio medio de las viviendas en alquiler en España quedó sin variación durante el pasado mes de junio (0,0%) en tasa interanual, tras registrar un descenso del -0,1% en el mes anterior, según el Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios quedan por primera vez congelados, tras haber encadenado 38 meses de descensos consecutivos.

benalmadenacosta-malaga-alquiler

Además, la caída es inferior en ocho décimas a la del IPC general (-0,8%) y en el acumulado de los seis primeros meses del año muestra un repunte del 0,1%. En cuanto a su evolución mensual, el precio del arrendamiento de viviendas se mantuvo estable.

Por comunidades autónomas, las mayores subidas del precio de los alquileres se registraron en Andalucía, Baleares, Comunidad Valenciana, Galicia y Navarra, que compartieron un avance del 0,3%. Le siguieron Cataluña y Murcia, en sendos casos con un repunte de los precios del 0,2% y Cantabria (0,1%).

Mientras, los descensos más pronunciados se registraron en La Rioja (-1,7%), País Vasco (-0,7%), Castilla-La Mancha (-0,6%), Extremadura (-0,5%), Madrid (-0,4%), Asturias (-0,3%), Castilla y León y Aragón (en sendos casos con el -0,2%) y Canarias (-0,1%).

El inquilino tipo: varón de 32 años, casado y con contrato indefinido

Varón de unos 32 años, nacionalidad española, casado, con un contrato indefinido y que gana 1.185 al mes. Ésta es la foto tipo del arrendatario de viviendas en España, según el estudio demoscópico elaborado por Alquiler Seguro en el marco del informe V Perfil del Inquilino en España en grandes núcleos urbanos (junio-julio 2016). El detallado estudio desarrollado por Alquiler Seguro, muestra datos estructurales de los arrendatarios, con información de carácter sociológico y económico, analizando hábitos y comportamientos en el mercado del alquiler.

Exactamente, el 55,23% de los inquilinos responde a sexo masculino, el 74,85% es español, el 38,54% está casado, el 40,98% tiene entre 26 y 35 años, el 33,98% tiene un salario medio de 10.001 a 20.000 euros y el 36,65% destina entre el 30% y el 40% de su sueldo a pagar las rentas (ratio de endeudamiento).

Entre los datos más relevantes que arroja el informe cabe destacar que el número de inquilinos por contrato se sitúa en un valor modal de 2,5 y un 26,1% de los encuestados tiene un contrato indefinido, trabajando la mayoría en el sector servicios, como administrativos y con una antigüedad laboral de 2,6 años.

Por otra parte, uno de los factores más importantes para la selección de vivienda es la cercanía al puesto de trabajo. Además, los modelos de comportamiento reflejan que el inquilino necesita 20 días para encontrar piso, lo hace a través de internet, donde dedica poco menos de una hora semanal a la búsqueda. En este sentido, al hacer una selección previa por internet, el arrendatario tipo visita 3,4 inmuebles hasta decidirse a alquilar y el tiempo medio de estancia en el mismo inmueble es de poco menos de dos años.

"El alquiler se afianza como una buena opción para familias estables y solventes que no quieren hipotecarse y que ven la vivienda como otro bien de consumo por el que pagar para disfrutar en una temporalidad determinada", se remarca desde Alquiler Seguro. "La flexibilidad, la movilidad geográfica y la simplicidad de los trámites hacen del alquiler el modo residencial que mejor se adapta a las necesidades de la denominada "generación no credit".

Esta generación "No Credit" se identifica socialmente porque se aleja de la compra, sobre todo de aquella que marcó a sus padres con cuotas y créditos a 40 años. El jóven "No credit" vive de alquiler y gracias a ello puede adaptar su futuro, cambiante e indeterminado.

Así, según Alquiler Seguro, un 47% de personas se ven viviendo en alquiler en 10 años. "Desde esta visión cultural y de hábitos de consumo, esta nueva generación ve la vivienda como otros bienes de mercado, como la música, el ocio o los viajes donde se paga por uso y tienen una temporalidad a la que uno se puede suscribir o darse de baja, donde sólo necesitas un usuario y contraseña", alejándose cada vez más del pago en propiedad que significa plazos, créditos y en el fondo ataduras.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

  • Encontrar pisos y casas en venta (oportunidades, rebajados…)
  • Encontrar pisos y casas en alquiler (larga temporada)
  • Encontrar pisos y casas en alquiler de vacaciones

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El presupuesto que destinan los españoles a la compra o alquiler de una vivienda se ha incrementado una media del 12% en los últimos 12 meses, según el II Estudio "La demanda de vivienda en España. Tendencias 2016", elaborado por Casaktua a partir de más de 1.100 entrevistas. La cuantía media disponible por las personas que quieren comprar vivienda en propiedad se sitúa en los 209.705 euros, un aumento del 10% en comparación a 2015. Con respecto al presupuesto para alquilar un piso, la cantidad también aumenta, en este caso un 15%, pasando de los 455 en 2015 a los 522 euros que tienen como límite en 2016.

orihuelacosta-alicante1

El aumento de la cuantía para la compra se debe en parte a que el precio de la vivienda ha dejado de ser el principal impedimento para los compradores, frente a la preocupación que tienen como consecuencia de no encontrar una vivienda que se adapte a sus necesidades. Según Chus de Miguel, directora comercial de Casaktua, este hecho "se produce por motivos como la estabilidad económica que tenemos actualmente y una mayor facilidad para conseguir financiación".

En este sentido, el informe refleja que el acceso a la financiación no es uno de los principales obstáculos para cambiar de vivienda. Es más, este freno solo es avalado por el 15% de los encuestados. Y, en cambio, sí lo es (para el 26%) el hecho de no encontrar un inmueble que se ajuste a lo que realmente se busca.

Los presupuestos varían según el sexo de la persona, pues los hombres destinan un 26% más que las mujeres a la hora de comprar una casa y un 10% más para alquilar. Según De Miguel, "estas diferencias se pueden dar por los menores ingresos que todavía recibe la mujer a la hora de realizar su trabajo o porque son más conservadoras en el momento de realizar esta inversión".

A pesar de los mayores presupuestos disponibles, según el estudio, estos no son generalizados. El 71% de los encuestados no tiene más de 200.000 euros para efectuar la compra, mientras que para el 54% su tope se sitúa en los 150.000 euros. En relación con el alquiler, el 70% declara que su presupuesto máximo son 500 euros mensuales frente a los 400 euros de límite para el 45% de las personas que quieren alquilar.

¿Qué busca el comprador?

Al igual que ocurre con el presupuesto, el número de personas que tienen pensado mudarse próximamente aumenta un 42%, de los que el 30% prefiere comprar frente al 17%, que optará por alquilar. El tipo de casa que busca el cliente es una vivienda básica, bien comunicada y con servicios (respuesta del 43% de los encuestados). Por otra parte, una vivienda familiar con grandes zonas comunes y varios cuartos de baño es la deseada para el 35%. Ya en mucha menor medida también eligen viviendas ecológicas con eficiencia energética y la vivienda de lujo.

Por otro lado, los motivos más importantes por los que los encuestados se quieren cambiar de vivienda se encuentra la oportunidad de tener una casa más grande o con más habitaciones (30%), tener una vivienda con más extras (29%), una mejor zona o barrio (27%), o para tener una casa más bonita (16%). Por el contrario, únicamente el 6% se quiere cambiar para desarrollar su profesión dentro del propio inmueble.

En cuanto a la tipología, los pisos en altura siguen siendo el tipo de vivienda más demanda, con un 46% de los encuestados que afirman estar interesados en este tipo de vivienda, por delante del 17% que lo hace por chalets independientes, un 16% por un apartamentos y un 13% por un dúplex o adosados. "La intención de compra por tipo de vivienda está directamente relacionada con el inmueble en el que reside: la gran mayoría quiere irse a una casa de la misma tipología", según afirma el estudio.

El 74% de los que buscan cambiarse de vivienda empezaron a mirar en los dos últimos años y medio: un 37% no lleva ni un año, el 26% lo hace desde 2015 y el 11% comenzó con la búsqueda en 2014. Existe un porcentaje bastante amplio (21%) que lleva buscando vivienda desde hace cuatro años o más. La mitad de estos comenzaron en el periodo anterior a la crisis y un 7% en los primeros años de la misma.

En general, la mayoría de los que buscan una vivienda en propiedad son familias (40%), en las que conviven parejas separadas con hijos anteriores, y con intención de tener más (42%), con un buen trabajo y un nivel adquisitivo alto y medio alto (33%) y con una edad comprendida entre los 25 y los 34 años (38%).

En cuanto a los que se quieren mudar a un piso en alquiler y pesar de su incremento, la mayoría se decantan por el arrendamiento por motivos económicos: el 36% lo hace porque es su primera opción, porcentaje muy superior al 27% del año pasado, aunque seis de cada 10 personas hubieran preferido comprar. En el caso de la vivienda en alquiler, su demanda se centra en jóvenes de entre 25 y 34 años (25%), solteros (24%), que ya viven en alquiler (40%) compartiendo piso (38%) o con sus familiares (30%) y que buscan emanciparse (70%).

Segunda residencia

El 29% de los encuestados afirma contar con una segunda residencia. De este grupo, el 63% la compró antes de la crisis y el 37% entre 2008 y 2016. Seis de cada 10 se encuentran en el interior: el 26% en zona urbana y el 32% en zona rural. Entre el 71% restante que no dispone de segunda residencia, el 22% está en búsqueda activa, la mayoría de ellos (62%) en la costa.

Por comunidades, los habitantes de Madrid y Valencia, seguidos de País Vasco, Navarra y Baleares son los españoles que más cuentan con una segunda vivienda. Mientras que en Cantabria, Asturias, Aragón y Castilla-La Mancha son las regiones con menos propietarios. Sin embargo, son precisamente los habitantes de estas comunidades los que más están pensando en adquirir una segunda residencia.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

El precio de la vivienda alquiler moderó un mes más su caída en abril al descender un 0,1%, una décima menos que en marzo (-0,2%), con lo que las rentas de alquiler siguen descendiendo un punto menos que el IPC general, que se situó en abril en una tasa negativa del 1,1%. Mientras se mantiene la estabilidad de los precios, parte del sector inmobiliario asegura que el negocio de los alquileres, en los próximos años irá en auge: "Los "millennials" no quieren ataduras, sino flexibilidad".

moncofa-castellon2b

De esta forma, el precio de los pisos en alquiler acumulan 37 meses consecutivos de descensos, al registrar caídas desde abril de 2013, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, el precio del alquiler de vivienda no registró variación alguna a nivel mensual y repunta una décima en el primer cuatrimestre del año.

Por comunidades autónomas, los principales descensos se localizaron en La Rioja (-1,9%), Castilla-La Mancha (-0,6%), Castilla y León (-0,6%), Extremadura (-0,6%), País Vasco (-0,6%), Madrid (-0,5%) y Asturias (-0,3%). También bajó el precio del alquiler de vivienda en Aragón (-0,2%) y Ceuta (-0,2%), así como en Comunidad Valenciana y Canarias, regiones en las que se registró el mismo retroceso que la media nacional (-0,1%) en abril.

Por su parte, el precio de los alquileres subió en Galicia (+0,4%), Baleares (+0,3%), Navarra (+0,2%), Murcia (+0,2%), Andalucía (+0,2%) y Cataluña (+0,2%), al tiempo que se incrementó en Melilla (+0,2%) y se mantuvo sin variación en Cantabria.

Respecto a los gastos de conservación de la vivienda, los precios subieron un 0,4% interanual, si bien no presentó variación a nivel mensual. El precio de otros servicios relacionados con la vivienda se elevó un 0,4% respecto a abril de 2015 y se encareció una décima respecto al pasado mes de marzo.

Los negocios con el alquiler residencial, en auge

El Club Inmobiliario Esade Alumni abordará mañana miércoles en su reunión anual el mercado del alquiler residencial en España y Europa, que augura que será "el tema estrella del sector los próximos años", ha explicado el presidente del Club, Eduard Mendiluce. España cuenta con unos 25 millones de viviendas, de las que el 85% son de propiedad y el 15% están en alquiler, frente a otros países europeos en los que el parque de viviendas arrendadas supone el 35% o 45% del total.

Es evidente, que España tiene la tendencia cultural de comprar vivienda en propiedad, pero que el crecimiento del alquiler en los últimos años "ha venido para quedarse", porque no solo responde a la caída del poder adquisitivo de los ciudadanos por la crisis, sino a un cambio estructural. "Los 'millennials' (nacidos entre principios de los 80 y el 2000) no quieren ataduras, sino flexibilidad", que viven tanto en el ámbito personal como laboral. El porcentaje de alquiler ya ronda el 30% en grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

No obstante, todavía no hay grandes empresas dedicadas al alquiler residencial en España, mientras que en Alemania hay compañías con parques de decenas de miles de pisos, incluso cotizadas en Bolsa, impulsadas por aseguradoras, fondos de pensiones, y algún fondo de inversión con visión de largo plazo, que obtienen de media rentabilidades de entre el 3 y el 6% anual.

Actualmente, gran parte de la banca española tiene una cartera importante de casas y apartamentos en alquiler, mientras que como empresas independientes y fondos de inversión como Azora o Anticipa (que dirige Mendiluce y pertenece al fondo estadounidense Blackstone) que se quieren posicionar entre los referentes en este segmento. Según los expertos, es un momento idóneo para el crecimiento de operadores profesionales de alquiler residencial en España: "Ahora es interesante porque vienes de la mayor crisis inmobiliaria de España, es buen momento para comprar viviendas a buen precio y alquilarlas, y obtener una rentabilidad del 5%".

Este grupo de profesionales, también pone sobre la mesa propuestas para impulsar el alquiler desde las administraciones, que pasarían por incentivos a los ciudadanos con menos recursos. Mendiluce ha cifrado el parque español de vivienda de alquiler social en un 1,5% del total, frente a la media europea del 15%, y ha opinado que la mejor vía para impulsarlo sería mejorar las ayudas a las familias a través de avales y bonificaciones del coste mensual del alquiler.

Fuente: eleconomista.es - Índice Precios de Consumo Abril 2016 (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Durante su participación en unas de las conferencias inmobiliarias del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA 2016), Juan Fernández-Aceytuno, director general de Sociedad de Tasación, ha señalado que entre los retos del sector inmobiliario se encuentra favorecer el acceso de los más jóvenes a la vivienda. "Pese a la caída de los precios y a la bajada de los tipos de interés hay que tener en cuenta que los salarios de los jóvenes son aún bajos y están dificultando su acceso a la misma". Pero no es la única tendencia a corregir en el sector inmobiliario español, según Sociedad de Tasación aún quedan importantes retos pendientes.

ciudadlineal-madrid

Por su parte, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la patronal de promotores APCE y Asprima confirma la dificultad que actualmente supone el acceso a la vivienda para los ciudadanos más jóvenes, un mercado que ha cifrado en cerca de 11 millones de personas, muchas de las cuales siguen viviendo en casa de sus padres. Así, según los expertos inmobiliarios, entre los retos a los que se enfrenta el sector, también está la necesidad de reducir los riesgos regulatorios y la incertidumbre jurídica debido a una legislación muy densa y compleja que dificulta la inversión extranjera. Asimismo, ha señalado que la protección al consumidor ha llegado para quedarse y ha añadido que en el momento actual del sector inmobiliario "vemos más oficio a largo plazo que beneficio a corto". En general, los principales retos a los que se enfrenta el mercado inmobiliario español, son los siguientes.

  1. Accesibilidad para los jóvenes. El esfuerzo financiero para comprar una vivienda, requiere de 7,6 años de sueldo íntegro para pagarla, factor que se encuentra muy alejado de las condiciones que presentan los jóvenes, aquejados del paro y la precariedad laboral.
  2. Consolidación de la Sareb y los "servicers". La consolidación de estos dos actores claves en el mercado de vivienda será clave para regenerar el sector, sentando las bases de una posible recuperación.
  3. Reforma del mercado de alquiler. La irrupción de las Socimis fomenta la profesionalización y la innovación del sector en busca de rentabilidades, marcando tendencias que determinarán la evolución de la industria.
  4. Evolución de las cargas fiscales. En relación con la fiscalidad de la vivienda, la evolución del IBI, el IVA y el impuesto de sucesiones tiende a crecer en los últimos ejercicios fiscales, por lo que va a influir directamente en el mercado de la vivienda.
  5. Rehabilitación. En los últimos años se ha constatado un movimiento hacia los centros de las ciudades. La continuidad de esta tendencia depende de la realización de proyectos de rehabilitación y de regeneración de edificios.
  6. Impacto sobre la inversión de los riesgos regulatorios. Las cargas fiscales afectan directamente al coste de acceso y mantenimiento de la vivienda. Además, la inversión puede frenarse.
  7. Integración de normas europeas. Cada entidad deberá evaluar al final de cada periodo si existe evidencia objetiva de que sus activos financieros puedan estar deteriorados, con independencia de que los créditos se encuentren en una situación.

SIMA 2016: un 5% más de visitantes y más público joven

A falta de conocer los datos definitivos de la 18 edición del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), el año que el evento cumple su mayoría de edad, se estima un incremento de visitantes del 5%, que según el director general del salón, Eloy Bohúa está "en línea con lo esperado", en una feria en la que ha destacado "la calidad del público visitante y el interés de compra que transmiten los expositores", con más de 200 expositores, un 25% más de oferta que en la edición anterior.

"Se confirma la recuperación de los visitantes más jóvenes que había perdido un poco de protagonismo en años anteriores", subrayando que la impresión recibida por los expositores es "positiva" en un contexto en el que el ritmo de compraventas e hipotecas evoluciona al alza, lo que en la feria "no puede ser una excepción". Sin poder hablar todavía de una recuperación inmobiliaria contundente, Bohúa señala que sí se puede hablar de que el mercado "poco a poco se va normalizando y vuelve la confianza", como evidencia la mayor actividad de una feria en la que la oferta de viviendas sobre plano y en construcción ha superado ya a la vivienda terminada.

"El clima que se respira es de mayor optimismo y de hablar de futuro", señala Bohúa, quien detalla que en SIMAPro y en los foros celebrados en el marco del SIMA se ha hablado de nuevos proyectos y de "poner el foco en el cliente", de cómo resolver el problema para ofrecer una vivienda al comprador más joven dada las dificultades de desempleo y bajos salarios, así como de "transparencia, tecnología, innovación, cosa que no ocurría el año pasado".

Fuente: efeempresas.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El "boom inmobiliario" de principios de siglo hizo que el parque de casas y pisos en España aumentara en casi tres millones de viviendas, la mayoría de ellas fueron adquiridas como vivienda principal y una gran parte está todavía con una hipoteca pendiente de pago. Así, el Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que en 2,974 los millones de pisos y casas construidas entre 2001 y 2010, el 62% siguen con una hipoteca pendiente de pago (1,85 millones). De este modo, según los datos de la "Encuesta Continua de Hogares", España sigue siendo un "país de propietarios", con el 77,3% de los hogares en España eran en 2015 viviendas en propiedad, tanto con pagos pendientes como sin ellos, un porcentaje ligeramente inferior al 78% de 2014. Frente a ellos, el número de hogares que viven en alquiler crece hasta alcanzar el 17,5% en 2015.

tenenciavivienda-ine-2015

Otras 562.000 viviendas de la pasada década también están en propiedad pero ya pagadas, bien porque se abonaron en efectivo, fueron heredadas o su hipoteca ya ha quedado finiquitada. Casi otro medio millón (482.000) son pisos en alquiler como vivienda principal y otras 79.000 son casas cedidas o de bajo precio.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en 2015 el 77,3% de los hogares ocupaba viviendas en propiedad, tanto con pagos pendientes como sin ellos. Este porcentaje era algo inferior al 78,0% de 2014, aunque cabe reseñar que la proporción de hogares con pagos pendientes se ha reducido del 29,5% como valor medio de 2014 hasta el 28,3% en 2015, según explica el INE.

91.900 pisos y casas nuevas entre 2011 y 2015

Los datos del INE también indican el parón que ha sufrido la construcción de viviendas desde el año 2010. Si entre 2006 y 2010, se han construido 1,275 millones de casas, en el siguiente lustro, 2011-2015, la cifra es casi 14 veces menor: 91.900, lo que muestra el declive que ha sufrido el ladrillo desde el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Esto también se aprecia en la firma de hipotecas, que, pese al avance de 2015, sigue muy lejos del nivel de la burbuja. En concreto, en 2015 se firmaron créditos para comprar viviendas por importe de 25.934 millones de euros, lo que supone un incremento del 24% respecto a 2014. Pero estas cifras están muy lejos de las que se registraban tanto en 2006 como en 2007, cuando se concedieron préstamos por valor de 180.000 millones de euros. Es decir, el pasado ejercicio, los créditos para vivienda movilizaron un importe 7,5 veces menor al de aquellos años de la burbuja.

Crece el número de hogares y el 17,5% ya vive de alquiler

Según el INe, el número de hogares en España volvió a aumentar durante el año 2015 y alcanzó los 18.346.200, un 0,2% más que en el año anterior (43.100 hogares más). Los más frecuentes son los formados por dos personas, seguidos por los unipersonales, mientras que las casas de cinco o más personas constituyeron el 5,8% del total (con un tamaño medio de 5,3 personas). Estas últimas viviendas con familias numerosas son las que registran un mayor descenso respecto al año anterior (un 1,6% menos).

Destaca la ligera subida de los hogares que optan por vivir en casas y  pisos en alquiler en 2015, que alcanzaron el 17,5% frente al 16,6% de 2014. En el estudio del INE se detecta que el régimen de tenencia de las viviendas varía según la nacionalidad. Así, el 59,7% de los hogares con algún miembro extranjero vivían en régimen de alquiler, frente al 12,0% de los hogares con todos sus miembros de nacionalidad española.

Los mayores aumentos en la creación de hogares se dieron en las ciudades autónomas de Melilla (2,2%), Ceuta junto las Islas Canarias (0,8%) Madrid (0,7%). Por el contrario, Los mayores descensos se produjeron en Asturias (–0,5%), Comunidad Valenciana y Castilla y León (–0,3% en ambas).

En cuanto al tamaño medio del hogar, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla presentaron los más elevados, con más de tres personas en ambos casos. A continuación se situaron en Murcia (2,73 personas) y Andalucía (2,62). En el extremo opuesto se encuentra Asturias (2,26 personas por hogar), Castilla y León (2,35) y País Vasco y La Rioja (2,39 ambos).

Una de cada 10 personas en España vive sola

Los hogares más frecuentes en 2015 en España siguen siendo los formados por dos personas, que suponen el 30,6% del total. Pero tras ellos se sitúan las viviendas unipersonales (25%), según revela la Encuesta Continua de Hogares difundida por el Instituto Nacional de Estadística (INE), con el 10% de la población. Una tendencia que ya se apreciaba en años anteriores y que no deja de crecer.

Son 4.584.200 las personas que viven solas en España, un 1,1% más que en 2014. De ellas, el 40,6% (1.859.800), tiene 65 o más años y en su mayoría (72,9%) son mujeres. Mientras que entre los menores de 65 años que habitan sin compañía, la mayoría (59%) son varones. Aunque, por sexos, los hogares unipersonales de mujeres crecieron un 2,6%, mientras que los de hombres disminuyeron un 0,6%.

En cuanto al estado civil, en el caso de los hombres los hogares unipersonales más frecuentes estaban formados por solteros (59,8%) y en el de las mujeres por viudas (41,8%). Por edades, el 40,9% de las mujeres mayores de 85 años vivían solas, frente al 21,4% de los hombres. La propensión a vivir sólo difiere por sexo y edad. En 2015 fue mayor en los hombres hasta los 55 años y en las mujeres a partir de los 65. Cuanto más joven es la persona, menos posibilidades de que viva solo. Entre los menores de 25 años, sólo un 1,5% de hombres y un 1,4% de mujeres habitaban sin compañeros de piso ni progenitores ni parejas.

No obstante, la encuesta del INE refleja también que una de cada tres personas entre los 25 y los 34 años todavía no se había independizado en 2015. El 36,1% vivía con sus padres. Entre la franja de los 25 y los 29 años, sólo uno de cada dos se había podido ir del hogar familiar.

Fuentes: eleconomista.es - INE: Encuesta Continua de Hogares 2015 (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Si tuvieras dinero y quisieras comprarte la casa de tus sueños: ¿cómo sería?, ¿dónde estaría ubicada?, ¿qué debería tener? Probablemente preferirías vivir en un chalet de gran tamaño con un pequeño jardín, piscina, cuatro dormitorios y tres baños, y que cuente con garaje y trastero. Además, no pagarías por ella más de 375.000 euros. Este es el perfil que concluye un estudio realizado por Aliseda tras encuestar a 1.848 residentes en España de 25 a 65 años de edad, para dar respuesta a una pregunta fundamental: "¿Cómo es la vivienda soñada de los españoles?"

casa-estepona-piscinayjardin

Según los resultados de esta encuesta, la casa ideal de los españoles tendría 167 metros cuadrados (aunque de no más de 200 metros), con más de cuatro habitaciones y tres baños. Un sueño que, de hacerse realidad, supondría una significativa mejora respecto a la vivienda real en la que viven los encuestados, que en gran medida son pisos una media 106,58 metros cuadrados, tres dormitorios y 1,73 baños.

Puestos a soñar, la casa ideal estaría ubicada en España (apenas un 2,6% se iría al extranjero). A la hora de elegir ubicación, un 26% se decanta por el centro de la ciudad, mientras que un 24% prefiere la playa y un 21% las afueras de los grandes núcleos urbanos, preferiblemente en Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana Madrid, en la cuarta posición, seguida de Canarias, Galicia y País Vasco. El resto de regiones solo fueron señaladas por menos de un 5% de encuestados.

estudioaliseda-ubicacion

Los resultados del estudio realizado por Aliseda se encuentran en línea con los presentados hace unos meses por una de las agencias inmobiliarias más potentes del mundo, RE/MAX. Su encuesta (a 8.000 europeos y 500 españoles) y aunque la mayoría de los españoles vivimos en pisos (según Eurostat el 66,5% de la población) reveló también la preferencia de los españoles por las viviendas unifamiliares en propiedad, de 140 m2 de superficie, con cuatro habitaciones y garaje.

Garaje, trastero, jardín, piscina...

La casa de nuestros sueños debería tener garaje, trastero, jardín y piscina. Y a dos de cada tres encuestados les gustaría que tuviera también chimenea, seguridad y vigilancia. También son muchos los encuestados que dan mucha importancia al hecho de contar con una habitación propia para trabajar o desconectar, además de que esta incorpore balcón o terraza para el 50,2%. En el caso de la encuesta realizada hace unos meses por RE/MAX, los encuestados valoraban que el inmueble esté bien comunicado, con medios de transporte a menos de 10 minutos andando y rodeado de parques y zonas verdes.

estudioaliseda-caracteristicas

Hay ligeras diferencias en lo que respecta a los gustos entre hombres y mujeres. Ellos prefieren en mayor medida las casas con domótica y de estilo clásicas, y ellas optan por casas minimalistas, con un estilo "vintage" o étnicas. Además, ellas prefieren el centro de la ciudad, mientras que ellos optan por el campo.

A modo de curiosidad, Aliseda también ha querido indagar y saber si les gustaría vivir rodeados de celebrities. Así, a un 42,8% de los españoles sí que les gustaría tener como vecino a algún famoso, y si tuvieran que elegir a quién ver cada día, se inclinarían por Bertín Osborne, seguido de Dani Rovira y Elsa Pataky. El ránking se completa con Cristina Pedroche, Ana Simón, Alejandro Sanz, Leo Messi y Pablo Iglesias.

...y no más de 375.000 euros

Pero ¿estaríamos dispuestos a trabajar 12 horas al día para conseguir hacer realidad nuestro sueño? Parece que no, apenas tres de cada 10 estarían dispuestos a trabajar tantas horas durante los próximos 20 años para comprar esa casa. Lo cierto es que por su vivienda ideal los encuestados pagarían unos 373.500 euros. Eso sí, si les tocara la lotería, su primera opción sería sin duda adquirir esa vivienda.

Según Aliseda, son las personas con altos ingresos en sus hogares, que residen en grandes núcleos urbanos, con estudios superiores y que viven en la zona noreste de Cataluña y Aragón, quienes más cantidad de dinero pagarían por su casa ideal, llegando a los 492.718,92 euros.

Volviendo a la realidad, que dista bastante de los sueños, la vivienda actual de los españoles difiere bastante de su casa deseada. La gran mayoría de vive, al menos por ahora, en un piso de entre 80 y 100 metros, con tres dormitorios y dos baños, decorado con un estilo clásico y situado en el centro de la ciudad. Hasta un 70% de los encuestados afirman que su casa de ensueño no se parece en nada a su vivienda actual.

Fuente: Aliseda ¿Con qué vivienda sueñan los españoles?

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Se cierra un año en el que se certifica la consolidación de un nuevo ciclo para el mercado de la vivienda, cuyos signos de recuperación acercan el final de una crisis que comenzó en el tercer trimestre de 2007 y alcanzó su punto de inflexión en 2013. En este contexto de tendencia positiva, Aliseda Inmobiliaria, según los datos de ventas y el análisis del mercado económico e inmobiliario ha elaborado un decálogo de las tendencias inmobiliarias para 2016: la vivienda de segunda mano, los pisos o casas de tres dormitorios, los precios, la demanda inmobiliaria...

torrevieja

  1. Las viviendas de segunda mano, las más vendidas. Dada la ausencia de nuevas promociones y el amplio stock de viviendas por digerir, la venta de viviendas de segunda mano en España se seguirá imponiendo a las de obra nueva.
  2. Los pisos y casas de tres dormitorios, la vivienda estrella. Especialmente cuando hablamos de primera residencia, el comprador se decanta por este tipo de vivienda puesto que "la sensación de lujo comienza por el espacio".
  3. Los extranjeros, principales compradores de segunda residencia. El interés del público extranjero por las viviendas vacacionales ha sido especialmente llamativo durante los años de crisis y sigue siéndolo en la actualidad. Un 65% de los inmuebles de segunda residencia vendidos en nuestro país tienen comprador extranjero. En cambio, si hablamos de primera residencia, el 95% es de compradores nacionales.
  4. Mayor financiación y recuperación de la demanda nacional. "El mayor acceso al crédito ha permitido que para 2016 podamos estimar un repunte del número de viviendas vendidas, con incrementos entre un 15% y 20% respecto a 2015".
  5. Estabilización de precios. La tendencia general es de estabilización tras años de caídas, aunque todavía hay provincias, aquellas con mayor cantidad de stock, en las que los precios continúan bajando. El precio del suelo, otro de los principales indicadores de la recuperación, crece en los principales núcleos urbanísticos como Madrid, Barcelona y Costa del Sol, y comienza a extenderse a otras zonas como Alicante, Córdoba y País Vasco entre otros.
  6. España seguirá siendo un país de compradores. Muchos se decantarán por una vivienda en alquiler, pero la mayoría seguirá optando por la compra, aunque es posible que en un futuro la tendencia pueda cambiar ligeramente para alinearse con corrientes europeas.
  7. La vivienda concebida como una inversión. La compra de viviendas sigue formando parte de la "filosofía de vida" del español al sentirse el propietario más protegido por la legislación actual.
  8. La construcción vuelve a las ciudades. En 2015, el número de visados de construcción ha crecido en torno al 20%, y es previsible que en 2016 se mantenga esta tendencia positiva. En vivienda nueva, la demanda podría alcanzar las 80.000-85.000 casas y en reposición (familias que deciden mejorar su inmueble) la cifra podría situarse en torno a 70.000-75.000. Adicionalmente, la vivienda en costa seguirá sumando.
  9. Promoción de obra nueva en ascenso. En comparación con los años previos a la crisis inmobiliaria, en los que los visados de obra nueva alcanzaban los 750.000 visados, las cifras actuales giran en torno a los 50.000 aunque está previsto que está cifra siga aumentando. “Podríamos llegar a hablar de un total de 200.000 viviendas en construcción al año en un periodo corto de tiempo”.
  10. Los jóvenes ganan protagonismo. El público que más afectado ha visto su acceso a la vivienda en los últimos años debido a la crisis económica han sido los jóvenes. Son ellos los que en la actualidad muestran un mayor interés por adquirir un inmueble y van a representar un papel protagonista en el sector en el futuro.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

3

España es el primer país de Europa donde se vive más en pisos que en casas. Lo hace el 66,5% de la población, cuando la tendencia en la Unión Europea es justo la contraria, con el 59,3% de sus ciudadanos eligiendo residir en casas, mientras que solo el 40% lo hace en pisos, según los datos el informe "Housing conditions 2014" publicado por Eurostat sobre las condiciones y características de vivienda en el conjunto de la UE en 2014.

lamangadelmarmenor-murcia1

En la tendencia mayoritaria de Europa de vivir en una vivienda unifamiliar, destacan los británicos con un 84,7% de sus ciudadanos habitan villas o chalets. Esa es también es la opción mayoritaria Croacia (80,8%), Bélgica (77,6%), Países Bajos (77,1%), Chipre (72,7%) y Eslovenia (70,3). En la tendencia de vivir en pisos y apartamentos, tras España y Letonia (65,1%), le siguen Lituania (58,4%) y Grecia (56,9%).

El informe de Eurostat también señala que en España el 10,9% de los hogares debe dedicar más del 40% de sus ingresos a sufragar el coste de la vivienda, cinco décimas por debajo de la media de la UE. La proporción de ciudadanos con una sobrecarga en ese aspecto se dispara en Grecia, donde alcanza el 40,7% de sus hogares, muy por delante del 15,9% de alemanes y el 15,6% de daneses. Los finlandeses son, según el estudio, los más satisfechos con su casa, mientras que los búlgaros son los que menos lo están.

Por otro lado, el informe destaca que el 17,1% de la población de la UE vive en viviendas superpobladas. En España este porcentaje es del 5,3%, mientras que los países que registran más falta de espacio en los inmuebles son Rumanía (52,3% de la población vive en estas condiciones), Hungría (44,6%), Polonia (44,2%), Bulgaria (43,3%) y Croacia (42,1%).

España: país de propietarios, pero el alquiler sube hasta el 21,2%

España sigue siendo un país de propietarios, pero el alquiler ha ido remontando a lo largo de la crisis. Hoy el 78,8% de los ciudadanos reside en una vivienda de su propiedad, cuando antes de que empezara la recesión esa proporción era del 80,6%, según la oficina estadística Eurostat.

De este modo, los pisos en alquiler en España, espoleados durante la crisis, ganan terreno y consiguen alcanzar el 21,2% de hogares, con un avance del 2,9%. No hace muchos años, la cifra de inquilinos no llegaba ni al 10%. A pesar del crecimiento seguimos estando lejos de la media de Europa, donde casi el 30% de los ciudadanos vive en alquiler.

eurostat-hogares

En el ranking de países con más propietarios, España ya tiene por delante un grupo que supera el 80% de los ciudadanos que deciden comprar vivienda, como Rumanía (96,1%), Eslovaquia (90,3%), Lituania (89,9%), Croacia (89,7%) o Hungría (89,1%), haciendo que 7 de cada 10 personas que viven en la Unión Europea, habite en viviendas de las que son propietarias.

En el lado opuesto, en Alemania y Austria el régimen en el que los ciudadanos ocupan su casa está más repartido, casi a partes iguales entre la propiedad y el alquiler con el 52,5% y el 57,2% respectivamente. Mientras son siendo mayoría los ciudadanos que viven en pisos y casas en alquiler en Dinamarca (63,3%), Reino Unido (64,8%), y Francia (65,1%) situándose por encima de la media comunitaria.

Fuentes: elpais.com - Eurostat: Housing conditions 2014

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –