Saltar al contenido

1

Casa en la playa

El verano está a la vuelta de la esquina, si estás pensando en comprar una casa en la playa, te darás cuenta de que el mercado ya no es el mismo que en el pasado. En este post te contamos las facetas que han cambiado en este tipo de vivienda de la costa.

...continúa leyendo "Casa en la playa: Facetas que han cambiado"

El presupuesto que destinan los españoles a la compra o alquiler de una vivienda se ha incrementado una media del 12% en los últimos 12 meses, según el II Estudio "La demanda de vivienda en España. Tendencias 2016", elaborado por Casaktua a partir de más de 1.100 entrevistas. La cuantía media disponible por las personas que quieren comprar vivienda en propiedad se sitúa en los 209.705 euros, un aumento del 10% en comparación a 2015. Con respecto al presupuesto para alquilar un piso, la cantidad también aumenta, en este caso un 15%, pasando de los 455 en 2015 a los 522 euros que tienen como límite en 2016.

orihuelacosta-alicante1

El aumento de la cuantía para la compra se debe en parte a que el precio de la vivienda ha dejado de ser el principal impedimento para los compradores, frente a la preocupación que tienen como consecuencia de no encontrar una vivienda que se adapte a sus necesidades. Según Chus de Miguel, directora comercial de Casaktua, este hecho "se produce por motivos como la estabilidad económica que tenemos actualmente y una mayor facilidad para conseguir financiación".

En este sentido, el informe refleja que el acceso a la financiación no es uno de los principales obstáculos para cambiar de vivienda. Es más, este freno solo es avalado por el 15% de los encuestados. Y, en cambio, sí lo es (para el 26%) el hecho de no encontrar un inmueble que se ajuste a lo que realmente se busca.

Los presupuestos varían según el sexo de la persona, pues los hombres destinan un 26% más que las mujeres a la hora de comprar una casa y un 10% más para alquilar. Según De Miguel, "estas diferencias se pueden dar por los menores ingresos que todavía recibe la mujer a la hora de realizar su trabajo o porque son más conservadoras en el momento de realizar esta inversión".

A pesar de los mayores presupuestos disponibles, según el estudio, estos no son generalizados. El 71% de los encuestados no tiene más de 200.000 euros para efectuar la compra, mientras que para el 54% su tope se sitúa en los 150.000 euros. En relación con el alquiler, el 70% declara que su presupuesto máximo son 500 euros mensuales frente a los 400 euros de límite para el 45% de las personas que quieren alquilar.

¿Qué busca el comprador?

Al igual que ocurre con el presupuesto, el número de personas que tienen pensado mudarse próximamente aumenta un 42%, de los que el 30% prefiere comprar frente al 17%, que optará por alquilar. El tipo de casa que busca el cliente es una vivienda básica, bien comunicada y con servicios (respuesta del 43% de los encuestados). Por otra parte, una vivienda familiar con grandes zonas comunes y varios cuartos de baño es la deseada para el 35%. Ya en mucha menor medida también eligen viviendas ecológicas con eficiencia energética y la vivienda de lujo.

Por otro lado, los motivos más importantes por los que los encuestados se quieren cambiar de vivienda se encuentra la oportunidad de tener una casa más grande o con más habitaciones (30%), tener una vivienda con más extras (29%), una mejor zona o barrio (27%), o para tener una casa más bonita (16%). Por el contrario, únicamente el 6% se quiere cambiar para desarrollar su profesión dentro del propio inmueble.

En cuanto a la tipología, los pisos en altura siguen siendo el tipo de vivienda más demanda, con un 46% de los encuestados que afirman estar interesados en este tipo de vivienda, por delante del 17% que lo hace por chalets independientes, un 16% por un apartamentos y un 13% por un dúplex o adosados. "La intención de compra por tipo de vivienda está directamente relacionada con el inmueble en el que reside: la gran mayoría quiere irse a una casa de la misma tipología", según afirma el estudio.

El 74% de los que buscan cambiarse de vivienda empezaron a mirar en los dos últimos años y medio: un 37% no lleva ni un año, el 26% lo hace desde 2015 y el 11% comenzó con la búsqueda en 2014. Existe un porcentaje bastante amplio (21%) que lleva buscando vivienda desde hace cuatro años o más. La mitad de estos comenzaron en el periodo anterior a la crisis y un 7% en los primeros años de la misma.

En general, la mayoría de los que buscan una vivienda en propiedad son familias (40%), en las que conviven parejas separadas con hijos anteriores, y con intención de tener más (42%), con un buen trabajo y un nivel adquisitivo alto y medio alto (33%) y con una edad comprendida entre los 25 y los 34 años (38%).

En cuanto a los que se quieren mudar a un piso en alquiler y pesar de su incremento, la mayoría se decantan por el arrendamiento por motivos económicos: el 36% lo hace porque es su primera opción, porcentaje muy superior al 27% del año pasado, aunque seis de cada 10 personas hubieran preferido comprar. En el caso de la vivienda en alquiler, su demanda se centra en jóvenes de entre 25 y 34 años (25%), solteros (24%), que ya viven en alquiler (40%) compartiendo piso (38%) o con sus familiares (30%) y que buscan emanciparse (70%).

Segunda residencia

El 29% de los encuestados afirma contar con una segunda residencia. De este grupo, el 63% la compró antes de la crisis y el 37% entre 2008 y 2016. Seis de cada 10 se encuentran en el interior: el 26% en zona urbana y el 32% en zona rural. Entre el 71% restante que no dispone de segunda residencia, el 22% está en búsqueda activa, la mayoría de ellos (62%) en la costa.

Por comunidades, los habitantes de Madrid y Valencia, seguidos de País Vasco, Navarra y Baleares son los españoles que más cuentan con una segunda vivienda. Mientras que en Cantabria, Asturias, Aragón y Castilla-La Mancha son las regiones con menos propietarios. Sin embargo, son precisamente los habitantes de estas comunidades los que más están pensando en adquirir una segunda residencia.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Durante el pasado año todos los datos del mercado residencial fueron positivos por primera vez en 7 años. La compra de viviendas alcanzó en 2015 las 401.281 operaciones según el Ministerio de Fomento (su dato más alto desde 2010) y un récord de rentabilidad del 8,8% según el Banco de España, en un contexto de recuperación de precios que alcanzó el 4,2% según el INE. Los compradores se están animando al calor de la perspectiva de comprar vivienda aún a precios económicos tras la fuerte caída del precio acumulada durante los años de crisis, a lo que se debe añadir una mejor percepción económica y una mayor estabilidad en el empleo. Así, en los primeros meses de 2016, tanto los Notarios o los datos de febrero de Tinsa, confirman esta tendencia.

Vilassar de Mar (Costa del Maresme, Barcelona)

En el último año, las subidas y bajadas de los precios de la vivienda no han sido muy pronunciadas en la mayoría de las ciudades españolas. En general, predominan ligeras subidas, aunque en todavía en muchas localidades continúan los descensos. En esta importante heterogeneidad que hace que comprar piso en Madrid sea 31 veces más caro que hacerlo en Castellón o Toledo, la oferta de pisos y casas en venta es amplia y alcanza para todos los bolsillos y aún encontramos oportunidades para presupuestos que no llegan a 100.000 euros o interesantes y preciosas casas para presupuestos más desahogados que rondan los 300.000 euros, e incluso oportunidades en el segmento de las viviendas de lujo que superan los 500.000 euros.

Hasta 100.000 euros

Aunque cada vez menos, aún existen pisos "low cost" diseminados por toda la geografía española. Incluso en ciudades como Madrid y Barcelona existen viviendas por debajo de esta barrera (un 15%). Sin embargo, los distritos donde se concentra hasta el 50% de esta oferta son los más alejados del centro, como Villaverde en Madrid o Nou Barris en Barcelona.

En muchos casos se trata de viviendas a las que hay que someter a diferentes grados de reforma, otras necesitan obras de carácter integral porque son realmente antiguas. También hay muy buenas ofertas por 100.000 euros o menos en lugares de costa, aunque algo alejadas de la playa, y en municipios de la periferia, tanto de segunda mano como pisos a estrenar. No obstante, suponen una buena oportunidad de inversión de cara al alquiler vacacional o un estilo de vida más tranquilo.

La mayoría de los que optan por esta clase de producto son inversores que en muchos casos pueden pagar al contado y no necesitan financiación. Suelen contar además con liquidez para la reforma. Hablamos de personas que han descartado otras fórmulas de inversión que comportan más riesgo, como la Bolsa, o con menos rendimiento, como los depósitos, y que son conservadoras a la hora de buscar un rendimiento a sus ahorros. No obstante, la banca también financia cada vez más viviendas de este importe. Son hipotecas que se suelen cancelar antes del plazo de amortización establecido y no suelen ser caer en morosidad.

En relación a la segunda residencia, la zona norte de Galicia está funcionando bastante bien en esta franja de precios, fundamentalmente por los años de ajuste. Este ha sido muy considerable fundamentalmente en la Mariña Lucense en la provincia de Lugo (Foz, Burela, Viveiro, Ribadeo etc…) donde se puede comprar una vivienda de 2 dormitorios con plaza de garaje y trastero desde 40.000 euros, ajuste que ha sido necesario debido al crecimiento que experimentó la zona en los últimos 15 años, donde la actividad constructora fue frenética, quizá por tratarse de una costa prácticamente virgen hasta el año 2000. También encontramos precios interesantes en localizaciones de Asturias.

Otras zonas con precios de hasta 100.000 euros están en Murcia, Castellón (Moncófar), costa de Almería (El Ejido, Vera....), la provincia de Girona (Blanes), algunas zonas de Alicante como Torrevieja, también algunas promociones de la zona occidental de Málaga, aunque cada vez menos, o en áreas de Huelva. Decir de todos modos que por estos precios no es primera línea de playa, pero si son construcciones nuevas, con zonas comunes y otro aspecto relevante es que por ese presupuesto se pueden comprar pisos de 2 dormitorios, algo impensable en época de boom.

Entre 100.000 y 300.000 euros

En función de dónde nos situemos encontraremos viviendas que necesiten una actualización mínima o una reforma de mayor calado. Lo cierto es que en esta franja los pisos son muy heterogéneos, incluso en una misma ciudad. Por poner un ejemplo, podemos encontrar un apartamento de unos 50-60 m² para entrar a vivir por 150.000 euros en plena Arganzuela o Carabanchel y lo mismo por 300.000 en otro distrito con mayor caché, donde el precio por metro cuadrado es mayor, como Chamberí o Centro. De hecho, en el límite del área metropolitana de Madrid, cerca de la M-30, por 300.000 euros podríamos conseguir importantes extras como plaza de garaje, piscina o zonas ajardinadas, mientras que en plena zona prime sería complicado. La ubicación lo es todo dentro del sector inmobiliario, así que es complicado hacer generalizaciones.

La mayor parte de los interesados en comprar por este precio son personas que requieren financiación externa, sobre todo a partir de los 150.000-200.000 euros. Aunque no hay que olvidar que la hipoteca media en España en 2015 fue de 105.931 euros, lo cual indica que el precio sobrepasa los 130.000 euros suponiendo una media del 80% de la financiación total, pero debemos tener en cuenta la parte ahorrada, la responsabilidad hipotecaria, los intereses… Estaríamos hablando de compradores que pueden plantearse comprar en solitario y que tienen una nómina de 2.000-3.000 euros mensuales netos o de compras en pareja y consiguen este nivel de ingresos sumando las dos nóminas. En cualquier caso, se requiere ahorro previo y demostrar solvencia por medio de la estabilidad laboral, o bien, presentar un aval.

A nivel de segunda residencia, en esta horquilla de precios se pueden encontrar en cualquier zona de la costa española como Barcelona, Baleares, Canarias, Cantabria, Tarragona o Málaga, y especialmente en zonas de ValenciaAlicante y en general toda la zona de Levante donde en la época del boom costaban un 50% más, donde destacan localidades como Denia, Jávea, Benidorm, Campello, Oliva, San Juan o Cullera, entre otras. Obviamente, el precio depende de los dormitorios, superficies y cercanía a la playa.

Entre 300.000 y 500.000 euros

Cuanto más sube el precio de venta, mejores localizaciones y mayores calidades se consiguen. Con un presupuesto de medio millón de euros, se pueden comprar muy buenos inmuebles residenciales, e incluso auténticas mansiones con parcela en zonas muy cotizadas de capitales de provincia y en muchas localidades en la playa. También se pueden conseguir estupendos pisos en altura en fincas históricas en grandes ciudades con buena localización como Madrid, Barcelona, Valencia, SevillaMálagaEn la costa, habría también muchas oportunidades en primera línea de playa, especialmente en áreas de Cataluña como Costa Brava en Girona, Islas Baleares, Costa del Sol o Costa Blanca, principalmente viviendas unifamiliares y áticos.

Este tipo de vivienda encaja con el perfil de comprador de reposición. Son personas que ya son propietarias y que desean dar un paso más en calidad de vida, haciéndose con una casa más grande, probablemente, porque la familia ha crecido. Estamos hablando de compradores que venden su vivienda actual con el fin de obtener incluso la mitad de lo que les vale la nueva casa que pretenden habitar porque lo que buscan es financiar la menor cantidad posible.

Más de 500.000 euros

Las calidades superiores son la característica común de las viviendas que se venden por encima de los 500.000 euros. Aunque no podríamos hablar de alto standing según en qué ciudades y zonas (las que cotizan por encima del millón de euros) se estaría muy cerca. Las localizamos en grandes núcleos urbanos de Madrid o Barcelona, donde podremos encontrar casas y pisos que superan los 100-150 m2 y rondando las 3-4 habitaciones. En el caso de Madrid, serían pisos en altura en distritos como Salamanca o Retiro, y chalets en urbanizaciones cerradas con seguridad privada en municipios del noroeste, como Boadilla del Monte. También destacan zonas del norte como Galicia en Bayona o Sanxenxo, donde conviven precios elevados con viviendas más asequibles.

El perfil que se decanta por este tipo de vivienda no suele requerir financiación aunque se lo plantean por mantener un nivel de cash suficiente y por las agresivas campañas que están lanzando las entidades financieras con bajos tipos de interés y mínimos diferenciales solo para clientes de alto poder adquisitivo, con el fin de fidelizarlos.

Por encima de los 500.000 euros encontramos viviendas exclusivas que no se encuentran en cualquier zona de España, dado que hay localizaciones donde este tipo de producto no existe ni ha existido nunca. Estos precios alcanza a zonas muy exclusivas, chalés independientes, con amplias superficies y parcelas en urbanizaciones de lujo en Pozuelo de Alarcón o Las Rozas en  Madrid, las zonas exclusivas de Cataluña, Baleares (Ibiza y Mallorca), zonas de la Costa del Sol como Marbella o Sotogrande en Cádiz, así como algunas localizaciones de Girona.

En todas las zonas aún hay oportunidades independientemente del importe, comprar un piso en la ciudad o una casa en la playa debe, según los expertos, seguir las pautas de cualquier compra: ubicación, gastos de mantenimiento, fiscalidad y estado de la vivienda. Si además, se compra con intención de inversión, se debe también analizar la posibilidad de sacarle rendimiento.

Fuente: invertia.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

benalmadenacosta1El mercado de vivienda en la playa sigue caracterizándose por el ajuste de precios y la ausencia de nueva actividad promotora, pero ya no en toda, según el informe "Vivienda en costa 2015" elaborado por la empresa de valoración Tinsa. Los precios de las casas y pisos de la costa ya suben en algunas zonas y la construcción se anima en las localidades de mayor demanda en Málaga, Baleares y Alicante.

El informe resalta que en muchas de estas áreas próximas al mar el ajuste se está moderando progresivamente y, aunque todavía minoritarias, existen zonas donde puede hablarse de indicios de recuperación en precios y de la actividad constructora. Así, una cuarta parte de las 140 poblaciones analizadas ha visto cómo sus precios en tasa interanual en el primer trimestre de 2015, cuando en la edición de 2014 tan sólo cuatro mostraban con datos positivos.

Según el estudio, Jávea (Alicante) y Cartaya (Huelva), con incrementos interanuales del 11,2% y del 9,8%, respectivamente, fueron las localidades que registraron un mayor incremento de precios en el primer trimestre de 2015 respecto al mismo periodo del año anterior. Otras ocho localidades analizadas muestran subidas entre el 5% y el 9% en tasa interanual. Se trata de Chiclana de la Frontera, Adeje, Punta Umbría, Vilagarcía de Arousa, Santanyí, Sóller o La Pobla de Farnals.

Los datos, por otro lado, dejan en evidencia una vez más, que el mercado se está desarrollando a distintas velocidades. Junto a los indicios de recuperación mencionados, al menos 29 localidades todavía registran caídas de precios superiores al 10% respecto. Pallafruguell, en Gerona, lidera la lista con un descenso interanual del 16,9%. Le siguen Barbate (-15,3%) y Gandía y Ayamonte, ambas con una caída del 14,6%.

Entre las localidades recogidas en el informe, Sitges, con 2.694 euros por metro, destaca como el destino con el precio más elevado. Le siguen Calvià, Andratx y Alcúdia, las tres en Baleares. Por el contrario, el precio más asequible se encuentra en la localidad castellonense de Almassora (804 euros por m2), que ha desbancado a Puerto Lumbreras (823 euros por m2) como el municipio costero más barato de los analizados en el informe. La localidad murciana mantiene su precio en el mismo nivel que la castellonense Burriana.

El ajuste ha registrado distintas intensidades según la zona, pero ocho años después del inicio de la crisis no se puede negar que el mercado ha realizado una importante corrección. En Casares (Málaga), el precio medio se ha reducido un 61,5% desde máximos de 2007. En Ayamonte (Huelva), Mataró (Barcelona) y Canet d'En Berenguer (Valencia), el ajuste se sitúa entre el 60% y el 61%, respectivamente.

Málaga, Islas Baleares y Alicante lideran la recuperación

El informe realiza, por otra parte, un detallado análisis de la situación y la actividad en los mercados de vivienda vacacional en España a partir de la información de primera mano aportada por la red técnica de Tinsa, completada con estadísticas de precios, compraventas y visados de obra nueva. Según la red técnica de Tinsa, las zonas donde más claramente se aprecian signos de recuperación son la Costa del Sol (Málaga), sobre todo en Marbella y Benahavís; las Islas Baleares, principalmente en Palma de Mallorca, Andratx, Calviá e Ibiza; y en Costa Blanca (Alicante), donde destacan Torrevieja, Orihuela y Pilar de la Horadada.

Las cinco localidades costeras (sin contar capitales) que, según datos del Ministerio de Fomento, registraron en 2014 un mayor número de operaciones de compraventa fueron Torrevieja, con 4.136 compraventas (3,8% interanual), Marbella (3.997 operaciones, 28,7%), Orihuela (3.527 transacciones, 20,2%), Mijas (2.384 compraventas, 14,7%) y Estepona (2.113 operaciones, 26,6%). Y La mayor actividad en compraventas de viviendas de obra nueva, en Manilva (193%), Marbella (101%), Orihuela (93%) y Calafell (66%)

Pero según el informe, son muchas más las zonas que parecen haber alcanzado un punto de inflexión respecto a la época de ajustes. Entre ellas destacan Sotogrande, Conil, Chiclana y El Puerto de Santa María, en Cádiz; Nerja, Estepona, Casares y Manilva, en Málaga. También en localidades de Almería y de las Islas Canarias se perciben indicios de recuperación, al igual que el sur de la comarca del Maresme (Barcelona) y el sur de Tarragona.

Según Tinsa, habrá que esperar a los próximos trimestres para ver si esta tendencia se consolida y no se trata de un repunte puntual ocasionado por alguna de las muchas circunstancias especiales que se están dado en ciertas zonas, como son las políticas comerciales agresivas en precio, las transmisiones de carteras de inmuebles, etc. Es decir, que "hay que tener en cuenta que estos resultados pueden deberse a circunstancias puntuales que difieran en alguna medida de la tendencia a más largo plazo".

Fuente: Tinsa

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

casa-javeaActualmente, comprar una casa o apartamento en la playa ya no es algo exclusivo para inversores de mayor o menos envergadura. Esta práctica se está generalizando y según Alfa Inmobiliaria, un 10% de los propietarios que han comprado vivienda en la playa lo hacen como un instrumento de ahorro de cara al futuro, pensando en su jubilación.

En España, el futuro de las jubilaciones no es muy halagüeño. Según las previsiones, cada año nos jubilaremos más tarde, cotizaremos más tiempo y perderemos poder adquisitivo para garantizar la viabilidad del sistema. Ante este panorama, cada vez son más los españoles que buscan herramientas de ahorro destinadas básicamente a hacer más llevadero este tramo de la vida. Según Jesús Duque, vicepresidente de la red inmobiliaria, "Más ahora, que los abuelos se han convertido en muchos casos en el soporte económico de hijos y nietos".

La segunda residencia, será la primera y la única

Desde esta consultora reconocen que existe un creciente interés por los pisos en la playa que permiten reproducir un tipo de vida similar al de la ciudad. "El comprador tradicional de costa, hasta hace poco primaba por encima de todo que la vivienda estuviera en primera línea de playa. Hoy son muchos los compradores que buscan que esta esté en el centro comercial de la localidad, cerca de servicios médicos, zonas comerciales y de ocio, bien comunicado por transporte público, etc."

La conclusión del vicepresidente de Alfa Inmobiliaria es que existe un nuevo comprador que busca una propiedad a la que poder trasladarse cuando se jubile y en la que mantener su estilo de vida, aprovechándose de ventajas como una buena ubicación, generalmente en las zonas más cálidas de la costa mediterránea: desde Cádiz, pasando por la malagueña Costa del Sol y las playas de Costa Blanca (Alicante), Valencia, Baleares o Costa Brava (Girona). Todas ellas con una amplia oferta y con unos precios que en muchos casos son un 50% más económicos que hace 5 ó 6 años.

En las más de 110 oficina que Alfa Inmobiliaria tiene repartidas por el país, esta operación es cada vez más frecuente. Los compradores, con su vivienda familiar pagada, llegan buscando una vivienda más económica en la costa. El objetivo es, llegada la jubilación, trasladarse a la nueva vivienda y alquilar su primera propiedad. De este modo, sumando la pensión y las rentas inmobiliarias, poder disfrutar de una tranquila jubilación en un destino más económico.

A este panorama, desde Alfa Inmobiliaria añaden, que si bien este tipo de viviendas han sido las más golpeadas por la crisis, para los próximos años se prevé una subida de precios del 10% aproximadamente, "con lo que haría la operación más interesante aún".

Fuente: finanzas.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

La Generalitat sale al rescate del sector que prendió la mecha de la recesión. El Consell creó el pasado febrero una comisión para impulsar la venta, el arrendamiento y el uso de viviendas entre extranjeros como vía para dinamizar la maltrecha economía valenciana. Y es que el peso que antaño tuvo el sector inmobiliario explica, en buena parte, la profundidad del pozo en el que está sumido la Comunidad Valenciana, paradigma para muchos de los excesos de los años de bonanza.

comunidad valencianaPara enderezar el rumbo, el Ejecutivo valenciano ha desplegado una amplia actividad que incluso le llevó el pasado 10 de septiembre a reunirse en Bruselas con representantes de las cámaras de comercio europeas. Y con el mismo fin de seducir al comprador extranjero, esta semana citó en Alicante a cónsules de distintos países europeos. El sector cifra el stock en 210.000 viviendas.

En este foro empresarial, el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se empleó a fondo para vender las bondades de invertir en el sector inmobiliario valenciano. Una tierra, esgrimió puesto en pie ante el auditorio, “paradigma mediterráneo de la calidad de vida”, con 485 kilómetros de costa, 300 días de sol al año, una temperatura media de 18 grados y también con muchas viviendas vacías.

El escenario fue la Cámara de Comercio de Alicante, donde se realizó la VI Comisión para el Análisis e Impulso de Actividades de Interés Conjunto. En esta comisión el Consell ha integrado a cámaras de comercio, colegios oficiales y promotores.

El Consell hace números ante la expectativa de un eventual resurgimiento de actividad inmobiliaria. En 2006 la venta de viviendas a extranjeros generó en la Comunidad Valenciana casi 4.000 millones de euros. La cifra fue en caída y el año pasado la venta de viviendas movió 1.515 millones de euros. La llamada del presidente de la Generalitat a los cónsules pretende que esta cifra anual vuelva a crecer hasta los 3.000 millones de euros. En la actualidad, el 22,5% de los inmuebles vendidos en la Comunidad Valenciana son a extranjeros. Y la provincia de Alicante aglutina el 87% de estas operaciones. Y a nivel nacional, la Comunidad concentra el 30,4% de estas ventas, porcentaje que en el primer trimestre de este año ha crecido hasta el 31,5%. ...continúa leyendo "Valencia y Alicante, segunda residencia para extranjeros"

La Comunidad Valenciana se situó el pasado año a la cabeza en venta de viviendas a ciudadanos extranjeros, al representar el 30,6% del total nacional. Así, este colectivo realizó 10.730 transacciones por un importe de 1.515 millones de euros, según el último informe del Observatorio Valenciano de Vivienda.

Forsale
Oportunidades para comprar

La Generalitat ha explicado que los datos del cierre de 2011 "refrendan la apuesta del Consell para impulsar la venta de viviendas de la Comunidad en Europa", al incrementarse el número de transacciones respecto al año anterior, cuando se registraron 9.300.

El valor total estimado de estas transacciones asciende a 1.515 millones de euros en 2011, cantidad que también sobrepasa la alcanzada en 2010, con 1.431 millones de euros.

El Consell ha resaltado su apuesta por poner en valor el parque de viviendas que dispone la Comunidad Valenciana para extranjeros en Rusia, Suecia, Noruega y Reino Unido, especialmente las viviendas nuevas de segunda residencia situadas en municipios de interior y del litoral.

Ha apuntado que la adquisición de vivienda secundaria por extranjeros en la Comunidad tiene "unas ciertas ventajas a considerar frente a otros destinos, como la seguridad, equipamientos, distancia a los mercados y presencia de colonias de extranjeros de varias nacionalidades".

Así, países como Reino Unido, Rusia, Suecia, Noruega y los países del este son donde más se ha fomentado la venta de vivienda en la Comunidad, y han sido los ciudadanos procedentes de estas zonas los que más han invertido en vivienda durante el 2011.

Por último, las mismas fuentes han destacado que las inversiones inmobiliarias "suponen una importante fuente de ingresos para nuestra Comunidad, y tiene un importante impacto sobre sectores productivos como la construcción, turismo, hostelería o servicios".

Fuente: elmundo.es

Las vivienda de segunda residencia creció en Andalucía un 41,1% entre el año 2001 y 2008, según el Informe Económico de Andalucía 2009, elaborado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, que recoge un estudio monográfico sobre el parque residencial en la comunidad atendiendo a la información publicada por el Ministerio de Vivienda. Esta evolución viene explicada fundamentalmente por los notables aumentos alcanzados en las provincias de Málaga (78,5%) y Almería (52,8%), dando lugar al mayor aumento registrado en este tipo de vivienda en la comunidad.

urbanizacion_andaluciaEl informe de la Consejería de Economía confirma que, del aumento global del stock de viviendas en Andalucía entre 2001 y 2008, más de la mitad (54,8%) corresponde a viviendas de segunda residencia, muy por encima de lo que se ha observado a nivel nacional (37,4%). Del mismo modo, entre 2001 y 2008, las viviendas de primera residencia en Andalucía han crecido un 16%, por debajo de lo observado en el conjunto del país.

En Andalucía el 63,5% de las viviendas están clasificadas como de primera residencia o residencia habitual, porcentaje similar al que representan en España (66,6%), y el 36,5% restante como segunda residencia o "no principal". Las regiones con mayor porcentaje relativo de estas últimas son Castilla y León, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, todas ellas por encima del 40%.

El número de viviendas en Andalucía aumentó un 24% desde el año 2001, hasta alcanzar las 4.408.278 viviendas ...continúa leyendo "En Andalucía la vivienda de 2ª residencia creció un 41,1% (2001-2008), la mitad aún sigue sin vender"

Según los datos del Instituto de Estadística francés (INSEE), Francia cuenta con más de 3 millones de segundas residencias en propiedad, más que ningún otro país en el mundo. El desarrollo de ese mercado se produjo en los años setenta y, a partir de ese momento, la compra de segundas casas se ha duplicado año tras año. Eso si, casi todas en suelo francés.

costa_azulLos datos dicen que actualmente, el mercado de segunda residencia en Francia es del 10% de todo el parque de vivienda del país. Se localizan bastantes municipios franceses con más de 10.000 residencias secundarias, destacando localidades de la famosa riviera francesa y la mediterránea costa azul como Cannes, Niza y Antibes, sin olvidarnos de Paris, que bien vale en este caso una segunda casa. Ante estas cifras, cualquiera llega a la conclusión que la gran mayoría de esas segundas viviendas sean de extranjeros, pero nada más lejos de la realidad: sólo un 15% de las segundas residencias son de propiedad extranjera,preferentemente británica, holandesa, belga y alemana. El resto pertenecen a franceses y confirman el mismo fenómeno que se da también en el turismo: que les gusta su país para veranear y que también les gusta su terruño para construirse sus paraísos particulares para descansar, ya sea en la playa o en la montaña. ...continúa leyendo "Francia, el país con más viviendas de segunda residencia, 590.000 en España"

España: el país preferido por los británicos para comprar segunda vivienda

Según el resultado de una encuesta realizada por las firmas Savills y HomeAway Holiday-Rentals, España sigue liderando el ranking de países preferidos por los ciudadanos británicos para comprar una segunda residencia.

  • Los principales paises: España, Francia, Portugal, Estados Unidos y el Caribe.
  • Lo más importante: la cercanía, el tiempo de viaje y las zonas costeras.

Pese a ello, sólo un 2% de los británicos encuestados aseguraron haber invertido en propiedades fuera de su país durante el pasado año, frente al 70% que, según indican, lo hizo entre los años 2003 y 2008.

Las Razones por las que se han ralentizado dramáticamente las adquisiciones de segunda residencia en el extranjero son:

  • El actual clima políticoTurismo residencial
  • La crisis financiera
  • La caída de la industria turística y de los viajes internacionales
  • La debilidad de la libra esterlina. La depreciación de la divisa ha provocado que las propiedades se encarezcan más de un tercio respecto a los precios previos a la crisis

Para 2010, pronostica que "volverá a ser un año tranquilo" en la inversión en el exterior de los británicos, si bien confía en que el "grueso" de las operaciones que se cierren se localicen en "puntos específicos" como Francia, Portugal y España (principalmente las Islas Baleares).

Los ingleses aún nos quieren. Se les saluda.

Fuente: europapress.es