Saltar al contenido

architecture 1840018 960 720 1 600x398 - ¿Qué activos comerciales son los más demandados por los inversores inmobiliarios?

En este último año la venta de negocios o, bien, activos comerciales han alcanzado el 45% de la inversión inmobiliaria total realizada en España, colocando este mercado en el punto de mira de muchos inversores extranjeros, superando los 3.200 millones de euros, en otros términos, ha supuesto un aumento del 52% con respecto a los años anteriores. ...continúa leyendo "¿Qué activos comerciales son los más demandados por los inversores inmobiliarios?"

Edificio de oficinas

El volumen de inversión inmobiliaria (residencial, oficinas, retail, logística y hoteles) cerrará el semestre en torno a los 6.000 millones de euros, según estimaciones de la consultora JLL, empresa de servicios y gestión de inversiones especializada en el sector inmobiliario. Este dato supondría un incremento de la inversión cercano al 70% respecto al mismo periodo del año anterior. Según Borja Ortega, director de Capital Markets de JLL, "El mercado atraviesa un excelente momento y es previsible que todos los segmentos del mercado mejoren su volumen de inversión respecto a 2016, dejando un volumen de negocios inmobiliarios al cierre de 2017 que podría ser entre un 10% y un 15% superior a la del año anterior, superando los 10.000 millones de euros.

...continúa leyendo "La inversión inmobiliaria se dispara un 70%: cerrará el semestre en los 6.000 millones"

Que una marca se fije en un local para abrir una "pop up store" o "tienda efímera" puede significar todo un balón de oxígeno y mucha rentabilidad para los propietarios de locales comerciales en alquiler. “Un espacio en una situación que no sea caliente puede salir a partir de 1.000 euros la semana. Cuanto más céntrico y más grande sea el local, la renta asciende y hablaríamos de entre 3.000 y 10.000 euros la semana”, señala Karen Prats, cofundadora de PopPlaces. Más concreto. En la calle Serrano de Madrid se ha llegado a pagar por un local de 28 metros cuadrados 450 euros por un día de alquiler. Por una semana, 1.500 euros. En el barrio madrileño de Malasaña se abona un 30% menos, mientras que en zonas de Málaga como Marbella, alcanza los 2.500 euros por un mes, según Laura Moreno, directora creativa de Pop Up Store Spain.

local-laspalmasdegrancanaria

A medio camino entre la tienda y el evento, las "pop up stores" llegaron a España en el año 2009, primero a Barcelona y dos años después a Madrid y desde entonces su éxito no ha dejado de crecer, variando en sectores y en formatos. Si nos divertimos estamos alegres, y si estamos alegres somos más propensos a comprar. Esta sería una de las claves del éxito de las "pop up stores", tiendas efímeras que permiten vivir una experiencia única a los clientes, maximizando el impacto y minimizando los costes.

El término se acuñó hace más de una década en Estados Unidos para referirse a tiendas con una duración determinada y se inspira en el mismo nombre que usamos para denominar las ventanas emergentes de Internet. Algunas apenas funcionan durante 12 horas, y otras llegan a prolongarse varios días e incluso meses. Además, para aquellos que estén pensando en comprar un local para alquilar, la rentabilidad bruta de los locales comerciales es de las más altas en el sector inmobiliario, siendo de media del 7,5%.

Cualquier espacio vale

Lo mejor es que cualquier espacio vale para montar una "pop up" y eso juega a favor del propietario que no tenga un local en una calle privilegiada. La ubicación es indiferente porque hay marcas que quieren estar en los ejes más concurridos y otras prefieren estar más alejadas y en barrios más alternativos. Depende del público al que se dirijan."No hace falta estar en la Gran Vía. Para nosotros lo principal es ubicarnos donde esté nuestro público objetivo y en un espacio que nos conmueva", indica Inés Sierra, de la agencia Better Pop Ups. Lo mismo pasa con la superficie. “Nos piden naves industriales enormes o tiendas pequeñas porque el stock que tienen no es abundante. Eso sí, cuantos más complementos y mejor acondicionado esté el local mejor”.

Y no solo de locales viven las "pop ups". Pueden surgir en cualquier sitio: lavanderías, playas, furgonetas, centros comerciales...“Sobran espacios pidiendo a gritos un poco de locura y frescura para unos días. No existen límites: un local vacío, un sótano, un barco, un bus, un contenedor, todo vale”, señala la directora creativa de Pop Up Store Spain, empresa que se encarga de buscar localizaciones para después dotar de vida a esos espacios a través de su equipo creativo y arquitecto.

Las tiendas efímeras han puesto patas arriba la forma tradicional en que las marcas muestran sus productos, venden y crean imagen. Han revolucionado un sector en el que la crisis apretaba y no era posible abrir mercado de la manera convencional. “La crisis ha provocado que surjan estos modelos como alternativas y futuro del retail que apuesta por un modelo de flexibilidad y eficiencia”, según Karen Prats. El barrio más solicitado por las empresas en Madrid es el de barrio de Salamanca y en Barcelona el del Born. Aunque se están abriendo nuevos espacios en ciudades que hace solo dos años eran impensables, como Elche en Alicante o en zonas de Castilla y León como Valladolid.

Desde un día a tres meses

Las "Pop Up Stores", son tiendas que duran un periodo corto de tiempo, desde un día, un fin de semana o una semana. Por lo general, no más de un mes, aunque algunas se prolongan hasta los tres meses. La apertura se ameniza con descuentos, actuaciones o un cóctel. “Antiguamente eran las grandes marcas, como Louis Vuitton o Chanel, las que organizaban este tipo de acontecimientos queriendo vender determinados productos exclusivos. Ahora, son los emprendedores los que se apuntan a este gran evento”, explica Noelia López, consultora senior de Retail High Street de JLL. Calcula que en estos últimos cinco años que han pasado desde que se impuso en España ha crecido el 100%, es decir, “a pesar de que en los últimos años la popularidad ganada es muy alta, el inicio fue muy duro”.

Las marcas pequeñas y los diseñadores emergentes cada vez optan más por esta fórmula para darse a conocer, sobre todo los del sector online y la moda. Y no solo se sirven de este formato. “Usan markets donde compartir espacios con otras marcas u optan por el modelo "shop in shop", montar una "pop up" dentro de una tienda ya en funcionamiento y con tráfico propio o coger un espacio de ella. De esta manera, las tiendas obtienen contenido nuevo e ingresos extras”, señala Karen Prats.

Este tipo de tiendas son un nuevo nicho de mercado todavía por descubrir y explotar. “Es un gran desconocido por la gran mayoría de la sociedad, quizás no tanto entre los más jóvenes”, considera la analista de JLL. Aunque cada vez menos. El Observatorio Cetelem de Análisis del Consumo en España destaca que en 2012 un 37% de los encuestados había visitado una "pop up store", mientras que en 2013 ascendía a un 41%.

Beneficios de las "Pop Up Store"

Para las marcas tiene grandes ventajas, como la de testear el mercado y el producto a un precio relativamente bajo. Por ejemplo, una marca que solo tiene tienda en Barcelona, pero quiere probar suerte en otras ciudades como Madrid, Sevilla, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba o Málaga. “Con una "pop up store" puede ver qué aceptación tienen sus productos. También es muy útil para aquellas marcas con productos estacionales, como bañadores o juguetes ”, señala Prats.

No importa el sector, en las "pop up stores" puede venderse prácticamente cualquier cosa. Las primeras marcas en organizarlas pertenecían al mundo de la moda, y por eso es uno de los que más camino lleva andado en este tipo de eventos. Aunque últimamente el sector culinario está empezando a ganarle terreno con los llamados "Pop Up Restaurants", en los que un día puede haber un restaurante y al día siguiente una bodega.

Uno de los principales atractivos de estas tiendas itinerantes es su carácter efímero. Una norma que conocen bien los profesionales del marketing es que cuando algo escasea se vuelve automáticamente más deseable y esto lo cumplen a la perfección la "pop up stores". El público que acude a ellas sabe que solo tendrá esa oportunidad para adquirir los productos que están a la venta. De ahí que sean un complemento perfecto de las tiendas online, porque les aportan el toque sensorial y de trato personalizado del que estas carecen y dan mayor confianza a los clientes, que pueden ver y tocar.

Otro de sus puntos fuertes es su carácter vinculado a la experiencia sensorial o emocional del visitante, y es que visitar una de estas tiendas instantáneas es muy diferente a acudir a un local al uso. De hecho algunos las llaman tiendas espectáculo. La decoración y la disposición de los productos suelen responder siempre a una temática o línea estilística concreta. Si está bien diseñada, consigue trasladar al visitante las sensaciones o el mensaje que quiere evocar. Y si es una marca la que la organiza, la impregna de su imagen y su filosofía.

¿Una moda pasajera?

“No, ni va a ser una moda ni va a ser una tendencia efímera. Las marcas y los e-commerce van a incorporar las "pop up stores y los showrooms" a sus estrategias comunicativas y van a hacer de ellas experiencias para captar clientes”, dice Karen Prats, consejera delegada y confundadora de PopPlaces.com. “De momento el mercado está respondiendo de manera positiva, por lo que entendemos que debería ir creciendo. Sin embargo, también creemos que deben renovarse cada cierto tiempo para no aburrir a los habituales de estos pop ups”, considera Noelia López, consultora senior de Retail High Street de JLL.

En la misma línea se pronuncia Laura Moreno, directora creativa de Pop Up Store Spain: “la idea se esta renovando totalmente y las empresas que comenzamos y somos las pioneras en el mercado nos dirigimos a clientes más exclusivos, al lujo y al comercio fuera de España”. “Es un modelo sostenible y creo que ha llegado para quedarse", señala Inés Sierra, de la agencia Better Pop Ups. “Las marcas se han dado cuenta de que si pueden pagar un alquiler un mes determinado de consumo fuerte para qué va a mantener una tienda abierta todo el año pudiendo estar presente online a coste cero prácticamente”.

Fuentes: elpais.com y ticbeat.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Tras dos ejercicios de cifras récord, el sector inmobiliario español encara la recta final del año con cifras más modestas. Según el informe elaborado por la consultora inmobiliaria CBRE, la inversión inmobiliaria no residencial caerá un 30% este año, dado que supondrá unos 9.000 millones de euros frente a los 13.000 millones contabilizados en 2015, por el descenso de la oferta de activos en venta tras dos ejercicios de récord. Según la consultora, el volumen de la inversión inmobiliaria en España alcanzó hasta el mes de septiembre los 6.360 millones de euros. La cifra supone un 16% menos que el año anterior y un 11% por debajo de la registrada en el mismo periodo de 2014.

oficinas-arquitectura

Sin embargo, el importe logrado en los tres primeros trimestres del año se valora muy positivamente en el sector, que considera los dos últimos ejercicios como "excepcionales". "El momento sigue siendo muy bueno, los inversores siguen confiando en el sector inmobiliario español ante la falta de opciones en otro tipo de inversión alternativa y porque el resto de inmobiliario en Europa está muy caro", comenta Lola Martínez, directora de Research de CBRE.

Todos los sectores despiertan interés y los activos prime alcanzan precios máximos, si bien casi todos sectores han disminuido el volumen invertido respecto al mismo periodo del año pasado. El sector oficinas es el sector que más ha retrocedido (-77%). Mientras que a estas alturas del año pasado el de oficinas suponía el 42% de la inversión inmobiliaria en España, este año tan sólo representa el 17%. El sector de locales comerciales y retail, a pesar de que la inversión ha descendido un 26%, se sitúa como el primer sector en volumen de inversión con un 38% del total.

El sector logístico e industrial, que durante el primer semestre alcanzó un volumen de inversión superior al del año pasado en el mismo periodo, ha registrado muy pocas transacciones durante este último trimestre lo que le ha hecho perder esa ventaja encontrándose ahora un 11% por debajo del volumen registrado en el mismo periodo de 2015. No obstante, puede recuperar posiciones en el último trimestre del año que incluso permitirán cerrar 2016 en valores superiores a los del año pasado.

El sector residencial también está muy activo, si bien la oferta de inmuebles en alquiler aptos para el inversor es limitada. Continúa el interés en las transacciones de compra de viviendas en las principales ciudades para rehabilitar y/o cambiar de uso, ante la escasez de oferta de obra nueva, sobre todo en Madrid y Barcelona.

La incertidumbre política no afecta a la inversión extranjera

CBRE desvincula la disminución de la inversión inmobiliaria de la incertidumbre política dado que, de hecho, el 60% de la inversión ejecutada en el mercado inmobiliario español hasta septiembre provino del exterior. "Ello demuestra la confianza de los inversores en el mercado inmobiliario español", indica la firma. Estados Unidos constituye el primer país inversor en activos inmobiliarios españoles, por delante de Reino Unido.

Los inversores foráneos han reemplazado así a las socimis españolas, que el pasado año, e incluso durante el primer trimestre, acapararon el protagonismo del sector, al generar el 41% de la inversión total, frente al 10% que han supuesto en lo que va de 2016. Asimismo, CBRE considera que sigue existiendo una amplia demanda de inversión en España, pero que la oferta de activos se ha reducido "como consecuencia de la gran actividad registrada en los últimos años".

Las previsiones para fin de año de la firma consultora tienen ya en cuenta las "macrooperaciones" anunciadas y que está previsto que se cierren antes de fin de año, como son la compra de Torre Cepsa, uno de los cuatro rascacielos del Norte de Madrid, por parte de Amancio Ortega, y la del Edificio España por el grupo Baraka, además de la compraventa de activos logísticos de El Corte Inglés.

Así, el mercado inmobiliario se mantiene optimista, reflejándose en las previsiones del cierre del ejercicio, que esperan se sitúe entre los 8.500 y los 9.000 millones de euros. "Sin contar el valor de los activos de Metrovacesa en la fusión con Merlín, el año cerrará en línea con las previsiones realizadas, gracias a operaciones de gran envergadura que se cerrarán presumiblemente en el último trimestre".

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

La inversión inmobiliaria en España batió en 2015 récords tanto en volumen de negocio como en número de operaciones. Así, tal y como la consultora Aguirre Newman había previsto, el pasado año 2015 se alcanzaron los 10.790 millones de euros, superando las cifras que se alcanzaban en 2007 previas a la crisis. La cifra, según la consultora BNP Paribas Real Estate, incluso podría haber sido superior, alcanzando los 11.700 millones de euros (aunque aquí se incluyen las operaciones de fusión). De ese modo, el crecimiento respecto a 2014 es del 67%. La recuperación del sector inmobiliario se ha percibido también, según BNP Paribas, en el número de transacciones realizadas, que alcanzaron las 271 operaciones, frente a las 169 de 2014.

oficinas-madrid

Madrid fue durante el primer semestre del pasado año 2015 la ciudad del mundo donde más creció la inversión inmobiliaria. En esos meses, las grandes operaciones fueron el centro comercial Plenilunio (375 millones), Gran Vía 34 (400) y el Hotel Ritz (130). La inversión en el tercer trimestre de 2015 alcanzó los 2.300 millones de euros, tras un verano "muy activo" en el sector inmobiliario, que se ha visto favorecido por operaciones como la venta de la cartera Thunder, formada por dos complejos de oficinas en Madrid y Barcelona. Solo en las últimas seis semanas del pasado año, cinco grandes operaciones han movido 705 millones de euros, destacando la venta de Torre Espacio al magnate filipino Andrew L. Tan por 558 millones. Pero sin lugar a dudas, la operación que ha marcado el año ha sido la compra de Testa (antigua filial patrimonialista de Sacyr) por parte de la socimi Merlin Properties, que se convierte así en líder destacado del sector inmobiliario con unos activos valorados en 5.500 millones de euros.

Las oficinas lideran la recuperación de todos los segmentos del mercado

El sector más activo en el mercado han sido las oficinas con cerca 5.600 millones, una cantidad que sitúa a España en cuarta posición a nivel europeo por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia. Destacan Madrid y Barcelona, que solo en el primer semestre este mercado creció hasta un 150%, que, en general se situó en máximos de 20 años y con una mayor rentabilidad. Así, el pasado año 2015 Madrid alcanzó en torno a los 460.000 m2, un 39% más que en 2014, mientras que Barcelona se situó a niveles precrisis con 360.000 m2. En Madrid se espera que la renta prime se sitúe entre los 26,5 y 27 euros/m2, lejos de los 45 euros de máximo que se alcanzaron en 2007 pero con potencial de crecimiento.

La inversión en centros y locales comerciales cerró 2015 en 4.000 millones, similar a 2014, cuya inversión solo en el primer trimestre alcanzó los 918 millones según la consultora JLL. Por primera vez desde la crisis las rentas han subido en centros comerciales y calles comerciales prime con un alza de entre un 5-10% impulsado por el aumento de las ventas y de la afluencia.

En el segmento logístico de las naves industriales, también se dan cifras récord de 800 millones, superando niveles previos a la crisis con una contratación que alcanza los 500.000 m2. La falta de producto de calidad en el mercado es otra de las conclusiones de la firma. Finalmente, el sector hotelero la inversión alcanzó los 2.000 millones desde los 1.700 millones actuales siendo Barcelona el destino favorito y ganando peso Madrid.

En el mercado residencial vuelve el apetito inversor con un mercado a dos velocidades. Encabezan la recuperación Madrid, Barcelona, Costa del Sol y zonas del Levante como Valencia y Alicante. También se empiezan a ver operaciones de suelo por parte de fondos de inversión y de la mano de promotores locales. Para 2016 se esperan más operaciones en ciudades como Valencia, Bilbao o Málaga.

Socimis y capital extranjero, protagonistas en la inversión en España

En lo que respecta al origen de la inversión, unos 4.000 de 10.800 millones han procedido de inversores extranjeros. Más de un 70% de la inversión, en comparación con 2014, se ha detectado un menor protagonismo de los inversores estadounidenses en favor de los europeos, ya que los franceses y los ingleses han representado un 25% y un 20%, respectivamente, de la inversión total.

Por perfil, las socimis representan un 46% del total, continúan dominando el mercado de inversión. Merlin Properties, que se hizo con la inmobiliaria Testa por 1.793 millones, lidera ese grupo de sociedades dedicadas a los inmuebles en alquiler con unos activos valorados en 5.800 millones de euros, seguida de Hispania (775 millones), Axiare (773,4 millones) y Lar Real Estate (594,9 millones). Las diez socimi que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) suman unos activos de 3.058 millones de euros. Por detrás, le siguen los fondos, con un 31%, y las inmobiliarias, con un 13% de la inversión.

Según los cálculos de la consultora inmobiliaria CBRE, se espera que el volumen de inversión se estabilice este año 2016 en más de 10.000 millones de euros, que ve que los precios están subiendo y las rentabilidades van a la baja, fruto de la presión compradora y de la escasez que existe de determinados tipos de productos. BNP Paribas prevé, sin embargo, que tras estos resultados el volumen de inversión cambie de tendencia para estabilizarse en torno a los 8.500 millones de euros, ligeramente por debajo de los 9.000 millones de euros de 2007. Entre las razones de este viraje cita la escasez de oportunidades adecuadas de inversión y un previsible incremento del coste del dinero.

Fuentes: 20minutos.es y lavanguardia.com

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

El Portal del Angel en Barcelona, continúa siendo la calle comercial más cara de España, con un precio de 3.240 euros por metro cuadrado según los datos del informe "Main Streets Across the World" de la consultora Cushman & Wakefield. Es junto con la calle de Preciados, en Madrid, las únicas calles comerciales con los precios del alquiler superando los 3.000 euros mensuales. El Portal del Ángel, logra además mantenerse un año más en los primeros puestos en el ranking mundial, aunque ha perdido una posición, pasando de la 13 a la 14, por detrás de Singapur.

portaldelangel-barcelona

A nivel internacional, la calle más cara del mundo, la Quinta Avenida de Nueva York, es de de 33.812 euros/m², Causeway Bay de Hong Kong ocupa el segundo puesto (23.178 euros/m2), seguida de los Campos Elíseos de París (13.255 euros/m2).

El informe de Cushman & Wakefield, publicado la semana pasada, analiza los precios de alquiler durante los últimos doce meses de las 330 calles comerciales más caras de todo el mundo (de 65 países). En España, las ciudades que aparecen en el ranking son Barcelona, Madrid, Málaga, Bilbao, Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca y Zaragoza.

Para Robert Travers, director de agencia Retail en España de Cushman & Wakefield, “la mejora de la economía española ha impulsado la demanda de tiendas de propiedad nacional, pero también ha reafirmado la confianza de los inversores y arrendatarios extranjeros”. No obstante, la consultora destaca que la "escasez" de espacio que presentan las principales vías comerciales españolas frente a la demanda de operadores ha provocado un incremento de las rentas del 2,3% en el último año. Augura además que el precio de los locales 'retail' de estas vías seguirá subiendo, dado que muchas de ellas "tienen problemas de falta de grandes locales donde puedan instalarse conocidas marcas internacionales que requieran grandes espacios".

Respecto a la clasificación por países, que se realiza a partir de la calle más cara de cada país, España aparece en el puesto catorce. La consultora considera que en el caso de España, dada la importancia del turismo, los principales operadores comerciales, además de centrar su atención en Madrid y Barcelona, también lo hacen en otros destinos "de gran interés turístico" como Málaga o Palma de Mallorca.

"Top ten" de las calles españolas más caras

La segunda calle más cara de España es Preciados en Madrid, con un precio de 3.000 euros/m2, seguida por Passeig de Gràcia (Barcelona) con 2.760 euros/m2. Les siguen, también en Madrid, la calle Serrano con 2.700 euros/m2, José Ortega y Gasset y Gran Vía, ambas con 2.640 euros/m2.

Además de calles de Madrid y Barcelona, en el ranking nacional también figuran vías comerciales de Málaga (Marqués de Larios, 1.800 euros/m2), Bilbao (Gran Vía, 1.500 euros/m2), Valencia (Colón, 1.500 euros/m2), Sevilla (Tetuán, 1.500 euros/m2), Palma de Mallorca (Jaime III, 1.140 euros/m2) y Zaragoza (Plaza de la Independencia, 1.020 euros/m2).

En total, se han estudiado 19 ubicaciones en España y, de media, las rentas han crecido un 4,74%. Concretamente los precios han aumentado en 15 calles españolas, mientras que en solo 4 se han mantenido estables: la madrileña Princesa, la barcelonesa Pelai, la Gran Vía de Bilbao y la Plaza de la Independencia de Zaragoza.

La disponibilidad de espacio en las mejores calles de las ciudades es limitada y algunos minoristas están dispuestos a considerar vías más alejadas de las principales para albergar sus negocios. La fuerte competencia en el mercado ha estimulado un crecimiento de la renta del alquiler en la ciudad Madrid, especialmente en Gran Vía (9,76%); mientras que en Barcelona destacan la subida de la Diagonal (22,22%) y Rambla Catalunya (5,56%).

Madrid, la ciudad donde la inversión inmobiliaria crece más en todo el mundo

El volumen de inversión inmobiliaria total en Madrid creció entre junio de 2014 y mayo de 2015 un 164% respecto al mismo periodo anterior, sobrepasando los 6.347 millones de euros, según el informe "Winning in Growth Cities" elaborado por Cushman & Wakefield. Esta cifra sitúa Madrid como la ciudad donde la inversión inmobiliaria ha crecido más en todo el mundo, ocupando la posición 27 a nivel global, según datos de la inmobiliaria y RCA (Real Capital Analytics). Este ránking lo encabezan Nueva York, Londres y Tokio, en una lista de las cincuenta metrópolis con un volumen de inversión más grande.

Uno de los factores clave para este ascenso ha sido el total de inversión extranjera, que ha catapultado la capital española hasta la posición número 14 de ciudades que más atraen capital extranjero, por encima de Shanghái o Múnich. Madrid también sobresale en la atracción de jóvenes talentos, situándose en el vigésimo segundo escalón, superando metrópolis como Rio de Janeiro o Roma, y en la escala económica ocupa el lugar 40, superando a Bruselas y Frankfurt.

Por su parte, según este estudio, Barcelona también sigue a "muy buen ritmo", ya que ha crecido un 46% gracias sobre todo al buen comportamiento del mercado logístico. Por otro lado, la capital catalana figura en el ránking de las ciudades con mejor calidad de vida.

Oriol Barrachina, consejero delegado de Cushman & Wakefield España, valora muy positivamente los datos a nivel estatal. "Con este informe queda claro que el mercado inmobiliario español sigue a muy buen ritmo y que tanto Madrid como Barcelona están en el punto de mira del inversor inmobiliario global. La inversión en España ha sido en un año de más de 13.000 millones", según la consultora.

Fuente: eleconomista.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

4

La rentabilidad total de la vivienda en España se ha disparado en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia al crecer entre un 9% y 12,5%, según un estudio realizado por Housers sobre mercados locales de vivienda en el tercer trimestre, elaborado en colaboración con microanálisis inmobiliario y que relaciona la actividad residencial, la rentabilidad de los alquileres y la rentabilidad por plusvalías. Una rentabilidad superior a la estimada por el Banco de España y otros analistas.

pisos-arguielles-madrid1

Así, Madrid "muestra con claridad" la recuperación del mercado residencial. En concreto, en el tercer trimestre y teniendo en cuenta el crecimiento sostenido de los precios medios durante los tres últimos trimestres, ha pasado de 2.771 euros por metro cuadrado entre enero y marzo a 2.824 euros por metro entre julio, agosto y septiembre. Según el estudio, esto también tiene un reflejo en el crecimiento de las rentabilidades brutas totales (rentabilidad del alquiler más la rentabilidad de la plusvalía), que han pasado del 0,3% conseguido en el tercer trimestre de 2014 al 9,6% logrado en el tercero de este año. Para el cuarto trimestre, Housers espera que se mantenga en el 9,1%.

En Barcelona, según el informe, se está consolidando el mercado "trimestre a trimestre" con una recuperación que viene de lejos, sumando ocho trimestres consecutivos de crecimiento en el precio de la vivienda: desde 3.019 euros por metro cuadrado del cuarto trimestre de 2013 a 3.347 euros por metro cuadrado del tercer trimestre de este año. Además, la rentabilidad bruta total del mercado residencial es ya de dos cifras, tras haber alcanzado entre julio y septiembre un 12,7%, la más alta de todas las capitales analizadas. La previsión es que se mantenga durante estos últimos meses.

En el mercado residencial de Valencia, por su parte, los precios dejaron de caer en 2014 y han ya consolidado una tendencia creciente, hasta alcanzar este trimestre 1.444 euros por metro cuadrado. En el último trimestre, según Housers, llegarán a 1.530 euros por metro cuadrado, el mayor aumento logrado desde que crecen. Las rentabilidades totales muestran también una tendencia positiva al pasar del 0,4% del cuatro trimestre de 2014 al 8,5% de este trimestre, tendencia que se prevé continúe a corto plazo con la previsión de alcanzar el 12% en los últimos meses de este año.

En Sevilla, en cambio, los precios de vivienda volvieron a caer durante los dos últimos trimestres y alcanzaron en el tercero los 1.753 euros por metro cuadrado. Según Housers, se trata de variaciones mínimas debido a que el mercado está sufriendo los "últimos ajustes tras haberse estabilizado". De hecho, cree que cambiarán a positivo y acabará el último trimestre en 1.819 euros por metro. Por su parte, la rentabilidad bruta total fue negativa hasta el primer trimestre de 2015, en el que se alcanzó el 2%. Pero en los dos últimos trimestres se vieron rentabilidades totales positivas del 4,3% y que llegarán al 6% en la parte final del ejercicio.

Por último, el estudio refleja que a Bilbao le está costando más recuperarse, con unos precios que no han dejado de caer en los últimos años y que ya deberían haber tocado fondo. Actualmente, rondan los 2.741 euros por metro cuadrado. La rentabilidad bruta total pasó a ser positiva durante el tercer trimestre de 2014, al alcanzar el 1,1% tras un período de rentabilidades negativas por plusvalías. A pesar de la caída de los precios de vivienda, la rentabilidad por rentas se mantiene en niveles inferiores al 5%. Se prevé para este último trimestre una leve mejoraría de la rentabilidad total, alcanzado el 1,7%.

Para el primer trimestre del 2016, la plataforma online Housers avisa de que la rentabilidad anualizada de las grandes ciudades seguirá siendo "muy dispar" y se agrupará en dos bloques: Barcelona (13,6%), Madrid (11,3%), y Valencia (16,4%) por un lado, y Bilbao (3,1%) y Sevilla (7.5%), por otro.

¿Comprar para alquilar? Mejor el local comercial que la vivienda

Para añadir un punto de contraste a la inversión en vivienda, así como de los locales y oficinas, recogemos también los últimos datos del equipo de estudios de Idealista, que estima la rentabilidad de comprar una vivienda en España para alquilarla ofrece unos beneficios brutos del 3,6% hasta el mes septiembre, frente al 5,3% de hace doce meses (según el Banco de España el pasado año 2014 se cerró con una rentabilidad del 4,7%). Este descenso se debe principalmente a la caída del precio del alquiler en el tercer trimestre del año (0,4% en julio, agosto y septiembre, encadenando 30 meses consecutivos en descenso) haciendo caer la rentabilidad de la vivienda. Aún así, la inversión inmobiliaria en España, sigue ofreciendo unas tasas de rentabilidad que duplican, en el peor de los casos, las de los Bonos del Estado a 10 años (1,8).

Según el estudio, en las ciudades grandes lo tienen mejor, la rentabilidad de los pisos en alquiler se mantiene. Entre las capitales españolas Lleida es la que resulta más rentable, con un 7,8%. Le siguen Las Palmas de Gran Canaria (6,4%), Palma de Mallorca (6,3%), Alicante (5,8%) y Huelva (5,6%). La rentabilidad en Barcelona es del 5,2%, algo superior a la de Madrid (5,1%). Sin embargo, las más bajas de España son las que obtienen los propietarios de viviendas en alquiler en Ourense (3,4%), San Sebastián (3,6%), La Coruña (3,6%) y Lugo (3,8%).

Según este estudio, que relaciona los precios de venta y alquiler de distintos productos inmobiliarios para calcular su rentabilidad bruta, el local comercial es la inversión inmobiliaria más rentable. Comprar un local en España para alquilarlo ofrece una rentabilidad bruta del 7,5%, frente al 7% de hace un año. El mayor retorno de los locales en alquiler se obtiene en Córdoba (9,6%) y Las Palmas de Gran Canaria (8,4%). Les siguen Granada (8,2%), Tarragona (8%) y Santa Cruz de Tenerife (8%). Madrid tiene un 7,8%, y Barcelona un 7,5%. Castellón tiene los locales con menor atractivo para el inversor (solo 4,6% de rentabilidad), seguido por Segovia (5,2%) y Salamanca (5,4%).

También crece el beneficio de las oficinas, que ofrecen un rendimiento del 6,8% (hace un año era del 6,4%). Las de Vitoria presentan el retorno más alto, con un 7% de rentabilidad bruta. Después, Sevilla (6,8%), Las Palmas de Gran Canaria (6,4%), Santa Cruz de Tenerife (6,3%) y Alicante (6,3%). En Barcelona asciende al 5,9%, mientras que en Madrid baja hasta el 5,7%. En el lado opuesto están las oficinas de La Coruña (4,3%), Oviedo (4,7%) y Santander (4,9%). El mercado de oficinas no es tan uniforme como el de otros productos, por lo que resulta imposible obtener datos estadísticos de más de la mitad de capitales españolas. El beneficio de los garajes se ha quedado estabilizado en el 4,6%.

El riesgo en la inversión inmobiliaria en España ha relajado bastante en los últimos meses. Las principales referencias del mercado residencial animan claramente a este tipo de inversiones: los precios y las ventas, desde su punto más bajo comienzan a estabilizarse y repuntar, la concesión de hipotecas crece y la demanda de pisos en alquiler se ha disparado en los últimos años. Así, el porcentaje de personas que prefiere alquilar a comprar ha subido con fuerza, desde el 11,4% de la época del boom inmobiliario hasta una tasa actual del 19%. Sólo en los tres últimos años el mercado del alquiler ha sumado un millón de pisos y el número de viviendas en alquiler ha crecido un 42,5%.

Fuentes: elmundo.es y elpais.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

edificios-barcelonaLa inversión inmobiliaria volverá a crecer este año de forma notable en 2015, hasta el punto que rebasará incluso los máximos históricos que se alcanzaron en 2007, cuando en pleno apogeo del sector se superaban los 10.000 millones de euros anuales. Sólo en los primeros seis meses de 2015, la inversión inmobiliaria en España se situó en 8.434 millones, impulsada por la compraventa de Testa (filial de patrimonio de Sacyr), una cifra que duplica holgadamente la registrada en el mismo periodo de 2014 y supera la contabilizada en los últimos ocho años, según los cálculos de la consultora inmobiliaria CBRE.

La firma confía en que este año se cerrará entre los 12.000-14.000 millones de euros de inversión en el mercado inmobiliario español, un ejercicio en el que, además de superarse el volumen de inversión previo a la crisis, también se rebasará la cifra histórica en el número de operaciones, según el director de Capital Markets de CBRE España, Mikel Marco-Gardoqui.

En 2007, coincidiendo con el pico, el mercado movió 10.000 millones de inversión, igual que en 2014. Sin embargo, como los precios son más baratos hay un número mayor de operaciones y la actividad está siendo más fuerte que entonces. Después de atravesar en 2012 el momento más duro, el mercado empezó a vislumbrar una recuperación de la actividad en 2013, cuando se duplicó la actividad de un año antes, al igual que ocurrió en 2014 con respecto a 2013.

La compra de Testa, valorada en 3.500 millones, por parte de la socimi Merlin será una de las que más impacten en las cifras de este año. "Sigue habiendo mucho interés, dinero y confianza en el sector inmobiliario. Va a haber más socimis que van a salir al mercado, aunque no con el volumen y la fuerza de las que hemos visto saltar ya".

Respecto al alquiler de negocios, CBRE espera que el incremento de las rentas sea una realidad durante el segundo semestre del este año y el primer semestre de 2016. De hecho, el alquiler de locales y oficinas del Paseo de la Castellana en Madrid, el centro de Barcelona o de la calle Larios de Málaga, las rentas están creciendo, aunque de forma tímida, pero con una expectativa muy fuerte por la recuperación del consumo y la mejora de la economía. "Los inversores internacionales están siendo increíblemente optimistas y consideran que el crecimiento, si no está ya, va a venir", añade.

En este momento del mercado, los "fondos buitre", que entraron con fuerza entre 2011 y 2012 en un mercado con incertidumbres, han dado paso a inversores institucionales y tradicionales. No obstante, los fondos oportunistas siguen muy activos en el mercado español, aunque con otro perfil, más centrado en suelo, el mercado residencial y zonas secundarias.

Tras cerca de siete años sin casi actividad, CBRE afirma que sigue existiendo demanda y que es útil promocionar nuevo producto, por ejemplo, en Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla o Bilbao, donde hay una demanda insatisfecha tanto en la compra de casas y pisos, como de oficinas o locales comerciales. Sin embargo, coincide con muchos expertos en que, posiblemente, parte de los inmuebles en stock, no se van a vender nunca y algunos proyectos se tendrán que demoler.

Respecto a los precios, aunque aún hay zonas que tienen que ajustar más el valor de los inmuebles, en general, añade, han tocado suelo y se están recuperando, aunque no a un ritmo "loco".

Tras constatar un aumento de las compra de viviendas, actualmente se están observando muchas alianzas estratégicas entre inversores extranjeros y socios locales para levantar nuevos proyectos residenciales. Los primeros aportan el dinero y los segundos su experiencia.

Finalmente, con respecto a la famosa "Operación Chamartín" en Madrid, Marco-Gardoqui cree que el mejor de los escenarios se verá de aquí a 10 años y considera que se deben incentivar proyectos tipo Canalejas o Torre España, así como la rehabilitación de las oficinas que hay en el mercado, que algunos estudios la sitúan en máximos de 20 años y con una mayor rentabilidad.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

4

oficinas-madrid2La inversión inmobiliaria en edificios de oficinas se disparó un 85% en la primera mitad del año y sumó 1.300 millones de euros, con lo que alcanzó así "uno de los mejores registros históricos de los últimos 20 años", según informa la consultora inmobiliaria Aguirre Newman. Madrid acaparó las tres cuartas partes (un 75%) de la inversión total, que en su mayor parte se concentró en el distrito de negocios de la capital.

Aguirre Newman atribuye este destacado aumento de la inversión inmobiliaria a la "consolidación del crecimiento de la economía y al retorno de la financiación". La perspectiva de recuperación de los precios de alquiler de oficinas en España, que ofrece una mayor rentabilidad que la inversión en Bolsa.

Según la consultora, esta intensa actividad inversora se mantendrá en la segunda mitad del año 2015, dadas las operaciones actualmente pendiente de cierre, como es la de la venta de Torre Espacio, uno de los cuatro rascacielos del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, que el Grupo Villar Mir busca vender para quedarse en régimen de alquiler. "Además, continuará mejorando la financiación, con la apertura por parte de los principales bancos nacionales e internacionales especializados en el mercado inmobiliarios, con mejores restricciones y márgenes más ajustados", asegura Aguirre Newman en su informe de coyuntura del primer semestre.

Notable mejora de las oficinas en alquiler

El interés de los inversores por el patrimonio de inmuebles de oficinas deriva de la recuperación que muestra este sector. En la primera mitad del año el alquiler de este tipo de edificios creció un 23,7% en Madrid y un 49% en el caso de Barcelona. En la capital se firmaron contratos de arrendamiento por un total de 262.790 metros cuadrados de superficie para oficina, y en la Ciudad Condal por 177.499 metros cuadrados.

El precio medio de los alquileres siguió así subiendo, hasta situarse en 25,35 euros por metro cuadrado y mes en Madrid, donde no obstante se alcanzan ya máximos de 31 euros, y de un promedio de 15,96 euros en Barcelona. Aguirre Newman confía en que en los próximos meses se mantenga el aumento tanto de la demanda de espacio oficinas como de los precios de alquiler.

El sector inmobiliario, más rentable que hace un año

La inversión inmobiliaria en España es más rentable que hace un año, según un estudio realizado por idealista correspondiente al segundo trimestre del año. La rentabilidad inmobiliaria duplica, en el peor de los casos, la que ofrecen los Bonos del Estado a 10 años (2%).

Los locales comerciales se mantienen como la mejor inversión inmobiliaria. De hecho, comprar uno en España para alquilarlo ofrece una rentabilidad bruta del 7,6%, frente al 6,2% que daban hace un año. El mayor retorno se obtiene en Córdoba (9,2%) y Granada (8,5%). Les siguen Las Palmas de Gran Canaria (8,3%), Málaga (8,1%) y Zaragoza (8%). Madrid tiene un 7,6%, y Barcelona un 7,5%. Castellón ofrece los locales con menor atractivo para el inversor (sólo 4,6% de rentabilidad), seguida por Salamanca (5,3%) y Cádiz (5,6%).

La inversión en vivienda para ponerla en alquiler ha aumentado en el último año. Ofrecía al cierre del segundo trimestre una rentabilidad bruta del 5,5%, frente 4,9% de hace doce meses. Entre las capitales españolas, Lleida es la que resulta más rentable, con un 7,8%. Le siguen Las Palmas de Gran Canaria (6,2%), Palma de Mallorca (5,8%), Huesca (5,7%) y Huelva (5,7%). La rentabilidad en Madrid es del 5%, algo superior a la de Barcelona (4,8%). Sin embargo, las rentabilidades más bajas de España son las que obtienen los propietarios de casas y pisos en alquiler en Ourense (3,3%), A Coruña (3,6%) y San Sebastián (3,8%). A continuación se sitúa Lugo (4%).

Las oficinas registran una rentabilidad del 6,3%. En Vitoria presentan el retorno más jugoso, con un 7,5% de rentabilidad bruta. Le siguen Sevilla (6,6%), Santa Cruz de Tenerife (6,5%), Zaragoza (6,3%) y Las Palmas de Gran Canaria (6,1%). En Barcelona la rentabilidad asciende al 5,8%, mientras que en Madrid baja hasta el 5,6%. En el lado opuesto encontramos las rentabilidades de Valencia (4,8%), A Coruña (4,9%) y Alicante (4,9%). El mercado de oficinas no es tan uniforme como el de otros productos, por lo que resulta imposible obtener datos estadísticos de más de la mitad de capitales españolas.

Por el contrario, el producto inmobiliario que menos rentabilidad ofrece son los garajes, que han terminado el segundo trimestre en el 4,6% desde la rentabilidad del 3,6% de junio de 2014. Aún así todavía resulta más interesante que la que registran los bonos a 10 años. La mayor rentabilidad se obtiene en Toledo (5,6%), seguido por Las Palmas de gran Canaria (5,3%), Santa Cruz de Tenerife (5,3%) y Pamplona (5,1%). Los municipios con los garajes menos rentables son La Coruña, con un 1,6%, Barcelona, con un 2,3%, y Salamanca (2,6%). En Madrid el retorno es del 3,3%.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Gran ViaLa recuperación de la actividad en el sector inmobiliario se mantiene y el interés de los inversores en locales comerciales en España (mercado"retail") se ha duplicado respecto al año pasado hasta alcanzar transacciones por volumen de 918 millones en el primer trimestre, frente a los 484 millones del mismo periodo de 2014. Más llamativa aún resulta si se compara la cifra con la del primer trimestre de 2013, que fue de tan sólo 54 millones, según los datos de la consultora JLL.

Según Luis Iñiguez, director de la división de Retail de JLL, "tras un 2014 donde el volumen de inversión alcanzó cifras no vistas desde los años previos a la crisis, al sumar 3.344 millones de euros, este primer trimestre de 2015 hace prever que la tendencia inversora continuará y esperamos que el volumen final de año se sitúe en torno a los 2.500 millones"

Los centros y parques comerciales siguen siendo los inmuebles más cotizados y han movido hasta marzo una inversión de 450 millones, lo que representa un 49% del total. Este volumen se ha alcanzado en dos operaciones importante como son la transacción en Madrid del centro comercial, Plenilunio, vendido por Orion Capital Managers por 375 millones al grupo francés Klépierre. La otro operación estuvo protagonizada por el Grupo Lar, que vendió en Sevilla el centro comercial Airesur, a CBRE Global Investors por 75 millones de euros.

Otro de los sectores donde la inversión ha registrado un repunte importante es el de "High Street" (locales comerciales a pie de calle). De hecho, en tan solo tres meses, casi se alcanza la inversión total que se registró durante el año pasado. Concretamente se han cerrado operaciones en este mercado por volumen de 438 millones hasta marzo (el 48% del total), frente a los 452 millones de todo el año 2014. La operación más significativa ha sido la venta en Madrid de Gran Vía 32 por 400 millones, que acogerá la nueva "flagship" (tienda insignia) de Primark en la capital española.

Según JLL el país que más ha invertido en activos nacionales ha sido la propia España, con un 51% del total de inversión retail, seguida por EEUU y Francia, con un 41% y un 8%, respectivamente. Asimismo, si en el análisis por comunidades autónomas, los datos muestran que Madrid acapara el 86% del total de la inversión retail en el primer trimestre de 2015, seguida de Andalucía con un 9% y el resto (Asturias, Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha y Baleares) que suponen un 5% del total.

Locales comerciales, una inversión rentable

Según los expertos del sector, la rentabilidad media que se obtiene al comprar para después poner los locales comerciales en alquiler es de un 6,3%. Este retorno es superior al ofrecido por otros productos como las oficinas (5,6%), la vivienda (4,7%) o los garajes (3,6%).

Por capitales, la mayor rentabilidad al alquilar locales comerciales se obtiene en Córdoba con un 11,1%, seguida de Pamplona (8,1%). Por otro lado, Lleida es la capital que mayor rentabilidad ofrece en vivienda con un 6,3%, por delante de Las Palmas de Gran Canaria, con un 5,2%. Por oficinas, las de Vitoria presentan el retorno más jugoso de entre las capitales, con un 9,1% de rentabilidad bruta, seguida de A Coruña (6,7%).

Ángel Serrano, director general de negocio de Aguirre Newman, por segmentos, es el mercado terciario (el que engloba todo menos vivienda) el que representa los retornos más atractivos. Se trata de un sector en el que la especialización y el grado de conocimiento de los inversores es mayor. "Hay que entender qué se compra, conocer la calidad del producto, disponer de un contrato sólido y manejar un estudio sobre las previsiones de renta". Con estos ingredientes el experto considera que son las inversiones logísticas (naves industriales) las que reportarían los retornos más atractivos alcanzando hasta el 10%. Le siguen de cerca las oficinas y locales comerciales, con unos retornos de entre el 6% y el 8% en función de la localización.

Fuente: eleconomista.es

Quizá también te pueda interesar: