Saltar al contenido

1

architecture 2175925 960 720 - El precio de la vivienda subirá en España más que en las otras grandes economías de la zona euro

El precio de la vivienda en España seguirá subiendo al menos durante los tres próximos años, aunque el ritmo de encarecimiento de las casas se frenará a medida que el crecimiento económico vaya perdiendo impulso y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) se normalice, según las previsiones de la agencia S&P Global Ratings, que apuntan a mayores subidas en el mercado inmobiliario español que en el resto de las grandes economías de la eurozona.

...continúa leyendo "El precio de la vivienda subirá en España más que en las otras grandes economías de la zona euro"

1

flag 3370970 960 720 - Tendencias inmobiliarias en Europa para 2019

La consultora PwC y Land Urban Institute han publicado el informe tendencias del mercado inmobiliario en Europa para 2019. Los inversores encuestados creen que el 2019 empezará a haber una cierta desaceleración en la inversión inmobiliaria. El Brexit es uno de los principales motivos.

...continúa leyendo "Tendencias inmobiliarias en Europa para 2019"

4

Vivienda frente al mar en Casares (Costa del Sol, Málaga)

Los británicos se mantienen como el colectivo de extranjeros que más viviendas compran en España, aunque su peso sobre el total ha caído en 7,5 puntos durante 2016, situándose en el 16,4%, frente al 23,95% en que se encontraba en diciembre de 2015, según la estadística del Colegio de Registradores de la Propiedad. A pesar del dato, la compra de viviendas por parte de extranjeros tiene cada vez más peso en el mercado inmobiliario, con más de 53.500 pisos y casas vendidas en 2016 (un 13,3% del total, su tercer mejor cifra histórica), donde a pesar del descenso de la demanda británica, el "efecto brexit" queda compensado con el crecimiento de compradores alemanes (9,2%), franceses (8,5%), suecos (6,4%) y belgas (6,3%).

...continúa leyendo "El «Brexit» comienza a pasar factura a la compra de vivienda por parte de extranjeros"

1

Vivienda, medio ambiente y consumo energético

Los mandatarios del planeta, desde la Cumbre de París en 2015, se han propuesto reducir las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes que vertimos a la atmósfera y frenar el calentamiento del planeta que avanza sin freno. Hablan de grandes cambios políticos y energéticos que logren reducir a menos de dos grados centígrados la subida de la temperatura global. Pero al margen de los necesarios y urgentes cambios estructurales e industriales los ciudadanos podemos con nuestro modo de vida provocar grandes cambios en este sentido. En torno al 19% de las emisiones de gases contaminantes europeas son de origen doméstico, es decir, las generamos en nuestras viviendas a diario. En el caso español, la cifra ronda el 18,5 según los cálculos de Eurostat. Reducirlas es en muchos casos fácil, además de beneficioso para el bolsillo de las familias.

...continúa leyendo "La vivienda, origen del 19% de CO2 ¿Cómo reducir la contaminación desde casa?"

7

Empezó la cuenta atrás en Reino Unido para celebrar el referéndum con el que sus ciudadanos decidirán si quieren seguir formando parte de la Unión Europea o si prefieren romper los lazos con los socios continentales. Así, el próximo 23 de junio, los británicos decidirán si quieren seguir siendo miembros de la Unión Europea. Su veredicto tendrá consecuencias globales para la economía europea e incluso mundial, pero también directas para España y los miles de españoles que viven actualmente en el Reino Unido. Importantes sectores como el turismo, el comercio, la inversión o el mercado residencial en las principales zonas de interés como Madrid, Barcelona, Costa Blanca, Costa del Sol, Baleares o Canarias, se verían afectados.

brexit-reinounido-europa1

El denominado "Brexit" lleva semanas acaparando las miradas de todo el mercado y los expertos han empezado a alertar de los múltiples efectos que tendría para el sector inmobiliario la salida de las islas británicas del esquema europeo. Las consecuencias se suavizan para el resto de estados miembros al no estar Gran Bretaña dentro de la Unión Monetaria, aunque no hay que menospreciar las que sufriremos tanto nosotros como ellos mismos en caso de confirmar su salida.

Consecuencias globales si se va Gran Bretaña de la UE

Al ser la principal condición de la Unión Económica Europea la libre circulación de personas y mercancías entre los estados miembros, los dos efectos principales sobre la economía de ellos serían claros. El flujo migratorio cambiaría de forma importante en Europa y estaríamos ante un nuevo paradigma para las personas que quieran ir a trabajar al Reino Unido y viceversa, ya que resurgirán limitaciones (visados, plazos...). Realmente, al ser éste el punto más utilizado por los partidarios del "Brexit" ya están consiguiendo concesiones del resto de miembros para evitarlo. Estos privilegios son uno de los motivos por los que el actual gobierno hace campaña a favor de mantener el país en la Unión, con lo que, salgan o no, parece inevitable que sigamos viendo variaciones en este aspecto y más restricciones en la entrada migratoria hacia las islas. El resultado económico para todos serán inminentes: más dificultad para trabajar en Inglaterra y más necesidad de acogida hacia el resto de países.

Todo esto está provocando grandes corrientes de opinión y de temor dentro del Reino Unido que abogan por que no se produzca el Brexit que ya está teniendo unas consecuencias directas sobre la economía británica, y especialmente sobre su moneda que ha caído más de un 10% respecto al euro en los últimos meses. Este descenso de la libra esterlina se está dando a pesar de que las encuestas anticipan que se mantendrán en la Unión. Si reacciona así ante un riesgo menor, todo hace pensar que la penalización por parte de los mercados hacia la libra será muy dura en caso de sorpresa y que se produzca esta separación. Para  George Osborne, ministro de Finanzas británico, la salida de la UE supondría un golpe económico inmediato para la segunda potencia europea, que incluiría una caída del precio de la vivienda de entre el 10% y el 18% en menos de dos años como consecuencia de la pérdida de valor de la libra esterlina.

A nivel interno, en Reino Unido "la hipotética salida de Gran Bretaña de la UE ya está provocando tensión en el mercado inmobiliario. El Banco de Inglaterra asegura que las transacciones inmobiliarias se han ralentizado un 40% en los primeros meses del año”, según afirma Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores. Son los primeros síntomas que muestran cómo "el gran capital" está esperando el resultado del próximo día 23 antes de tomar decisiones de inversión. Por lo que respecta a las mercancías no hay duda que se encarecerán las exportaciones e importaciones con destino u origen en el Reino Unido por la reaparición de tasas arancelarias.

Implicación directa con España: Turismo e inmigración

Pero las consecuencias podrían ir mucho más allá si el resultado de la consulta pública determina que los ciudadanos de Reino Unido desean distanciarse del Viejo Continente. Uniendo los factores anteriores (libra, aranceles, fronteras), el turismo, uno de los sectores más relevantes de la economía española, se puede poner a temblar: Los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) de 2015 muestran como el Reino Unido es, con diferencia, el principal emisor de turistas con más de 15 millones de visitantes y genera una quinta parte de los ingresos por turismo en España (unos 12.000 millones de euros anuales).

El principal problema que plantea el ‘Brexit’ para el turismo es la devaluación de la libra frente al euro, lo que provocaría que a los británicos les saliera más caro viajar a los países que funcionan con el euro y podría frenar la llegada de visitantes en el futuro. Poniendo un ejemplo para valorar este impacto, un turista inglés que se gastó 800 libras en sus vacaciones en España en julio realmente ingresó 1.150 euros en nuestra economía, sin embargo, con esas mismas 800 libras ahora ingresaría poco más de 1.000 euros. España lo notaría significativamente teniendo en cuenta que, según un reciente informe del "World Travel & Tourism Council", el 16% de toda la economía española proviene del sector turístico y sus vinculaciones.

Actualmente hay alrededor de 200.000 españoles viviendo en suelo británico, aunque es imposible decir una cifra con exactitud ya que no todos están registrados en el Consulado. Nadie sabe aún las consecuencias que tendría un "Brexit" para los comunitarios que viven en el país. De momento, el Reino Unido estaría dos años en una especie de limbo hasta que se definiera su nuevo estatus. Aparte de tener que solicitar o no una visa, entre otros asuntos claves, se tendría que resolver si tienen derecho al Sistema Nacional de Salud y si se establece un convenio especial entre ambos países en materia fiscal. A nivel de pensiones, se tendría que definir cómo afecta a los españoles estas pagas los años trabajados en el Reino Unido.

Además, en España viven cerca de 700.000 ciudadanos británicos, 283.243 como residentes habituales (6% de la población extranjera) y el resto son personas que tienen una vivienda y pasan temporadas aquí. En este sentido, Londres sería el primer interesado en negociar un convenio especial con Madrid, ya que muchos de estos miles de compatriotas que viven en nuestro país son jubilados que se benefician del sistema de salud español. Entre 2000 y 2010, el número de residentes británicos mayores de 60 años se incrementó en un 400%.

Banca, comercio e inversión

La banca española es, después de la estadounidense, la que tiene la mayor exposición a Reino Unido. Según AFI “Entre el 25% y el 28% de los activos y los ingresos de las entidades financieras españolas depende de Reino Unido, con una exposición directa a Reino Unido de unos 478.000 millones de euros: unos 363.000 millones son deuda pública y privada y el resto, garantías, derivados y otros riesgos crediticios.

Además, más allá del impacto en las personas y la banca, los expertos también recuerdan que el "Brexit" afectaría tanto a las inversiones que realizan los británicos en España, como las que realizan allí las empresas españolas. Según un estudio de la Cámara de Comercio Británica en España, “el 21% de los flujos de inversión extranjera directa (IED) acumulada en nuestro país provienen de compañías británicas, lo que supone una inversión directa de 63.000 millones de euros en los últimos 11 años. La inmensa mayoría de este flujo se materializa en inversión productiva (sólo el 5% corresponde a compañías de tenencia de valores). En términos de stock, Reino Unido es el quinto país con mayor inversión extranjera directa en España, con más del 10% del total”. Según BBVA Research, "A medio y largo plazo, podría haber una disminución de los flujos de inversión extranjera y una reducción del comercio exterior con el resto de Europa, que dependerían mucho del tipo de acuerdos que se firmasen tras la salida no sólo con la UE, sino también con terceros países con los que la Unión ha negociado en nombre de sus países miembros”.

El impacto en el comercio es otro de los más nombrados por los expertos. Reino Unido es el cuarto país más importante para las exportaciones españolas (por detrás de Alemania, Francia e Italia) y el primero con una moneda diferente al euro. Por ello, una depreciación de la libra respecto a la moneda común podría poner en peligro las compras británicas de bienes domésticos, ya que el euro sería una divisa más fuerte y no les compensaría tanto realizar estas adquisiciones. "Exportamos a Reino Unido productos muy diversos, aunque los principales están relacionados con el transporte, la automoción y la alimentación. Además, España tiene un superávit comercial con el mercado británico equivalente al 1,3% del PIB (de unos 13.000-14.000 millones)”, según AFI.

El mercado inmobiliario español

Para Gonzalo Bernados, profesor Titular de Economía de la Universidad de Barcelona, la salida de Reino Unido de la UE sería un contrapunto para el mercado residencial. "Tener patrimonio con una libra fuerte ha sido positivo para los inversores y es uno de los factores que ha beneficiado a Londres, ya que mucha gente vive en la ciudad por la facilidad que hay para desplazarse por el resto de Europa. Sin embargo, si se produce una ruptura, habrá dificultades de movilidad y podríamos ver una fuerte caída del valor de los activos". El otro efecto que podría dejarse notar dentro del mercado residencial es la ralentización de la compra de viviendas en la eurozona por parte de británicos, ya que una libra más débil restaría atractivo a los activos valorados en euros. Este posible freno es especialmente preocupante para España, mercado en el que los ingleses son los foráneos que más casas adquieren en nuestro país: una de cada cinco, según el Colegio de Registradores o los datos del Ministerio de Fomento.

Zonas como Alicante, Baleares, Canarias o la Costa del Sol mantienen lazos comerciales y sentimentales desde hace años que se verían afectados. Así, según Ricardo Bocanegra, responsable de la Federación de Asociaciones de Extranjeros de la Costa del Sol, la aventura no le saldrá gratis al país. Al menos, desde un punto de vista administrativo. La independencia respecto a Europa comportaría un cambio automático de estatus y del régimen de ciudadanía, los turistas del Reino Unido pasarían de ser residentes de pleno derecho a adquirir la condición de extracomunitarios, con el inevitable incremento de papeleo y de incomodidades burocráticas". Que todo esto sea suficiente como para frenar sus inversiones es algo que analizan los expertos: "En principio no es nada positivo, pero todo dependerá de los acuerdos bilaterales que se adopten y el concierto de reemplazo que se elija. Hay países que sin estar en la UE tienen acuerdos especiales que hacen que la diferencia, en este sentido, sea mínima".

En Costa Blanca es donde están más preocupados. No es para menos. En la costa de Alicante, la hipotética salida británica de la UE "causaría una recesión que podría reducir su PIB en unos tres puntos en dos años, además de una significativa depreciación de la libra" que tendría efectos “muy negativos” en Alicante, donde más el 21% de las compras de vivienda a cargo de extranjeros las realizaron ciudadanos de Gran Bretaña, muy por encima de franceses (un 8,7%), y alemanes (7,3%), según Roberto Ruiz Scholtes, director de Estrategia de UBS Bank en España. Eso hace que la provincia sea la más interesada en que los votantes de aquel país decidan mantener a su país dentro de la Unión Europea en el referéndum que tendrá lugar el próximo 23 de junio. Se calcula que “el Brexit reduciría las ventas de viviendas a británicos entre un 10 y un 20%, con una caída del 2,5% en los ingresos turísticos”.

Fuentes: elconfidencial.com y el pais.com Imagen: openeurope.org.uk

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Según Eurostat el 66,5% de los españoles viven en pisos, en contraposición, España es el país de la Unión Europea donde menos porcentaje de la población vive en casas unifamiliares, un 33,1% del total. Vivimos en pisos, pero soñamos con una casa de 140 m2 y 4 dormitorios en propiedad. Así se concluye en una encuesta realizada por RE/MAX, donde el 74,2% de los españoles piensa en una vivienda unifamiliar como la casa de sus sueños, y sólo los más urbanitas con un 21,4%, prefiere un piso para vivir. El estudio se hizo entre 8.000 personas en 16 países europeos, 500 eran españoles.

chalet-madrid

En el estudio, como novedad, la red inmobiliaria ha buscado cuál sería la casa deseada por la demanda, independientemente de sus posibilidades reales para comprarla a través de una encuesta a 500 personas de 20 a 59 años, se ha trazado la vivienda ideal de los españoles. Esta firma ha diseñado la casa soñada en torno a cinco parámetros fundamentales: localización, régimen, superficie, número de habitaciones y esfuerzo económico a realizar. Variables a despejar siempre en tiempo condicional, planteadas en preguntas como: "Si pudiese elegir, ¿cuál sería su lugar de residencial idóneo?", "¿cuántos metros tendría su vivienda ideal?" o "¿cuántas habitaciones debería tener su piso o casa ideal?".

Respecto a la localización, las ciudades (de más de 100.000 habitantes) representan el lugar favorito para vivir. Más de la mitad de los encuestados (el 55,2%) se decanta por esta opción, por delante de las residencias en los pueblos (32,2%). Las áreas metropolitanas de las grandes ciudades (elegidas por el 7,4%) y las zonas rurales (5,2%) responden a las demarcaciones que menos atraen.

En cuanto al régimen de tenencia, la vivienda en propiedad sería la opción mayoritaria de los españoles si pudieran elegir. Hasta un 95,6% sueña con ser propietario de una vivienda, mientras que apenas un 3,8% elegiría el alquiler como forma de vida. De nuevo, vuelve a quedar claro el arraigo de la cultura de la propiedad, y más aún cuando se puede dar rienda suelta a las preferencias. Dentro de ese 95,6%, el 74,2% se decantaría por ser dueño de una casa unifamiliar, mientras que el 21,4% optaría por un piso. Por tipología, ya sea en propiedad o alquiler, la elección de vivir en una casa (76,4%) gana a la opción pisos (23%).

Por otra parte, el estudio de RE/MAX también ha preguntado sobre las características espaciales, tanto en metros cuadrados como en el número de habitaciones. La conclusión está clara: el tamaño importa. Más del 80% de los entrevistados sueña con una vivienda de más de 90 metros cuadrados, siendo la superficie de entre 121 y 150 metros la favorita para un mayor porcentaje (el 24,2%). "Concretamente, los 141 metros cuadrados serían la extensión óptima, por encima del promedio europeo de 131", puntualizan. Sólo un 2,8% se decantaría por viviendas de menos de 60 metros cuadrados, mientras que un 8,4% desearía hacer su día a día en más de 200 metros cuadrados.

En cuanto al número idóneo de habitaciones deseado por los españoles para su casa perfecta, esta cifra sería la de cuatro (cinco es el promedio europeo). Un 36,6% querría tener hasta cuatro dormitorios en su casa, mientras que el 25% que optaría por tres dormitorios. Un 22,8% que preferiría un inmueble de hasta cinco habitaciones. En el polo opuesto, el 4,4% elegiría vivir en casas de dos o menos dormitorios y el 10,6% contesta que su piso o casa ideal debería tener entre seis y 10 dormitorios. Incluso un 0,6% sueña con propiedades de más de 10 habitaciones.

Otros aspectos importantes para los españoles en cuanto a vivienda es la inclusión de garaje en esta (64%), seguido de la importancia de contar una habitación propia para trabajar o desconectar (53,6%), además de que ésta incorpore balcón o terraza (50,2%). También es importante que el inmueble esté bien comunicado, con medios de transporte a menos de 10 minutos andando (48,8%), así como cerca de parques y zonas verdes (46,8%).

Por último, la encuesta aborda el aspecto económico. "¿Qué porcentaje aproximado de los ingresos netos de la unidad familiar destinaría a la vivienda (alquiler/hipoteca, mantenimiento, calefacción, agua caliente, etc.)?". El 23,2%, la opinión mayoritaria, contesta que vería con buenos ojos dedicar entre el 41% y 50% del sueldo familiar (este porcentaje está por encima del 33% recomendado). Llama la atención la segunda opinión mayoritaria: el 18,8% está dispuesto a destinar entre el 51% y 70% del salario.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

3

España es el primer país de Europa donde se vive más en pisos que en casas. Lo hace el 66,5% de la población, cuando la tendencia en la Unión Europea es justo la contraria, con el 59,3% de sus ciudadanos eligiendo residir en casas, mientras que solo el 40% lo hace en pisos, según los datos el informe "Housing conditions 2014" publicado por Eurostat sobre las condiciones y características de vivienda en el conjunto de la UE en 2014.

lamangadelmarmenor-murcia1

En la tendencia mayoritaria de Europa de vivir en una vivienda unifamiliar, destacan los británicos con un 84,7% de sus ciudadanos habitan villas o chalets. Esa es también es la opción mayoritaria Croacia (80,8%), Bélgica (77,6%), Países Bajos (77,1%), Chipre (72,7%) y Eslovenia (70,3). En la tendencia de vivir en pisos y apartamentos, tras España y Letonia (65,1%), le siguen Lituania (58,4%) y Grecia (56,9%).

El informe de Eurostat también señala que en España el 10,9% de los hogares debe dedicar más del 40% de sus ingresos a sufragar el coste de la vivienda, cinco décimas por debajo de la media de la UE. La proporción de ciudadanos con una sobrecarga en ese aspecto se dispara en Grecia, donde alcanza el 40,7% de sus hogares, muy por delante del 15,9% de alemanes y el 15,6% de daneses. Los finlandeses son, según el estudio, los más satisfechos con su casa, mientras que los búlgaros son los que menos lo están.

Por otro lado, el informe destaca que el 17,1% de la población de la UE vive en viviendas superpobladas. En España este porcentaje es del 5,3%, mientras que los países que registran más falta de espacio en los inmuebles son Rumanía (52,3% de la población vive en estas condiciones), Hungría (44,6%), Polonia (44,2%), Bulgaria (43,3%) y Croacia (42,1%).

España: país de propietarios, pero el alquiler sube hasta el 21,2%

España sigue siendo un país de propietarios, pero el alquiler ha ido remontando a lo largo de la crisis. Hoy el 78,8% de los ciudadanos reside en una vivienda de su propiedad, cuando antes de que empezara la recesión esa proporción era del 80,6%, según la oficina estadística Eurostat.

De este modo, los pisos en alquiler en España, espoleados durante la crisis, ganan terreno y consiguen alcanzar el 21,2% de hogares, con un avance del 2,9%. No hace muchos años, la cifra de inquilinos no llegaba ni al 10%. A pesar del crecimiento seguimos estando lejos de la media de Europa, donde casi el 30% de los ciudadanos vive en alquiler.

eurostat-hogares

En el ranking de países con más propietarios, España ya tiene por delante un grupo que supera el 80% de los ciudadanos que deciden comprar vivienda, como Rumanía (96,1%), Eslovaquia (90,3%), Lituania (89,9%), Croacia (89,7%) o Hungría (89,1%), haciendo que 7 de cada 10 personas que viven en la Unión Europea, habite en viviendas de las que son propietarias.

En el lado opuesto, en Alemania y Austria el régimen en el que los ciudadanos ocupan su casa está más repartido, casi a partes iguales entre la propiedad y el alquiler con el 52,5% y el 57,2% respectivamente. Mientras son siendo mayoría los ciudadanos que viven en pisos y casas en alquiler en Dinamarca (63,3%), Reino Unido (64,8%), y Francia (65,1%) situándose por encima de la media comunitaria.

Fuentes: elpais.com - Eurostat: Housing conditions 2014

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

La Comisión Europea, en un documento remitido al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, solicita que la banca reintegre la totalidad de lo cobrado por aquellas cláusulas suelo que sean declaradas nulas en una sentencia. De esta manera, Bruselas rebate la sentencia del del Tribunal Supremo por la que había condenado a BBVA, Cajamar y Novacaixagalicia (hoy Abanca) a devolver el importe de las cláusulas suelo solo desde mayo de 2013.

clausulassuelo1

El texto, fechado en el pasado mes de julio y que sufrió una modificación en septiembre, no tiene carácter vinculante y es el resultado del trabajo de los fiscales de la Comisión en un caso individual de Cajasur, filial de Kutxabank. Aún así, no deja de ser significativo que la Comisión, garante de los tratados europeos, considere que la nulidad de las cláusulas se debe remontar hasta el momento mismo de su concesión y, al mismo tiempo, tumbe lo dictado por el Supremo.

Ahora, el Tribunal de Luxemburgo deberá valorar este documento junto a los que remitan las demás partes implicadas y, en su momento, dictar la sentencia oportuna. En juego, los 3 millones de afectados que están pagando 6.000 millones de más. Lo que aquí se decida, por ejemplo, podría ser tomado muy en cuenta en la macrodemanda de 15.000 afectados por este tipo de cláusulas hipotecarias y que están defendidos por Adicae.

El sector bancario español debe abordar en este tramo final cuestiones muy sensibles tanto para su reputación social, como para su propio negocio. Y en ambos, la dirección que los diferentes bancos han tomado o parecen estar dispuestos a seguir está muy alejada de los que muchos clientes, el Gobierno e incluso la Unión Europea desean. Por lo pronto, BBVA descarta devolver dinero de las cláusulas con efecto retroactivo, y Popular y Sabadell no las retirarán de sus hipotecas.

Los bancos sólo rectifican el 32% de las quejas por cláusulas suelo

Las entidades financieras solo resuelven a favor de sus clientes una de cada tres reclamaciones por cláusulas suelo en las que el Banco de España (BdE) ha dado la razón a los hipotecados. Es decir, los bancos "obvian" las recomendaciones del organismo supervisor en el 68% de los casos denunciados, a pesar de las numerosas sentencias judiciales, incluida una del Tribunal Supremo.

El Banco de España recibió entre enero y septiembre 7.893 reclamaciones de cláusulas suelos. De estas, finalizó 2.953 expedientes y dio la razón a los hipotecados en 1.695 casos. Sin embargo, las entidades financieras solo rectificaron en el 32% de las ocasiones. Aunque las resoluciones del BdE no son vinculantes, sí se insta su cumplimiento como una buena práctica bancaria.

Según las estadísticas del Banco de España, las cláusulas suelo siguen siendo el principal foco de queja contra la banca, sumando el 48,16% de las 16.387 reclamaciones que recibió el supervisor contra las entidades financieras.

La solución a esta problemática llega generalmente a través de la negociación. A cambio de desblindarlas los bancos imponen un diferencial algo superior o contratar otros productos para mitigar la pérdida de ingresos y exigen al cliente que renuncie a la vía judicial. También reducir la cláusula suelo o eliminarla temporalmente durante unos años o la obligación de contratar productos adicionales como seguros de vida o de protección de pagos.

Un impacto de entre 750 y 2.500 millones

La banca española está a la espera de que la Justicia y las autoridades esclarezcan el futuro de las cláusulas suelo de millones de hipotecados. Aparte de la posible devolución de lo cobrado de más en los últimos años por ese concepto, las entidades calculan también cuánto dejarán de ingresar al año por ese límite a los tipos de interés. Según las cifras publicadas por las propios grupos financieros y estimaciones de analistas, ocho de los bancos que más recurrieron a esta práctica comercial dejarán de ingresar al año 1.093,4 millones de euros.

Algunos expertos y asociaciones de consumidores elevaron el impacto de devolver lo cobrado desde que se empezó a aplicar la cláusula hasta los 36.000 millones de euros, cifra que en el sector se considera desproporcionada, mientras algunos bancos de inversión estiman un impacto de entre "apenas" 750 y 2.500 millones.

Cláusula suelo ¿qué hará tu banco con ella?

Entidades que han eliminado la cláusula

Santander: fue uno de los pioneros al eliminar todas las cláusulas suelo de las hipotecas procedentes de Banesto. Además, la entidad no aplicaba cláusulas suelo en los préstamos hipotecarios concedidos a sus clientes.

Bankia anunció que eliminaba las cláusulas suelo de sus hipoteca. La entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri ha eliminado este suelo en unas 30.000 hipotecas, lo que para la entidad no supone "un gran impacto", ya que solo representan entre un 3% y un 4% de su cartera de préstamos hipotecarios, lo que podría tener un impacto de 40 millones de euros.

CaixaBank, también eliminará las cláusulas suelo de sus hipotecas, lo que afecta a unos 200.000 préstamos, heredadas por el grupo con la compra de otras entidades durante la reestructuración bancaria. Esta medida tendrá un coste de 220 millones anuales para la entidad presidida por Isidro Fainé, que no se plantea sin embargo devolver a los clientes el dinero cobrado durante años por la existencia de dichas cláusulas.

BBVA: la entidad ha descartado que se pueda ver afectada por un eventual fallo del Tribunal de Justicia de la UE que obligue a devolver las cláusulas suelo con efectos retroactivos, al incidir en que el banco ya decidió eliminar este tope a la caída del Euríbor desde el 9 de mayo de 2013 tras una sentencia del Tribunal Supremo.

Los bancos que resisten a hacerlo

Liberbank: la entidad mantendrá las cláusulas suelo en sus contratos hipotecarios, ya que entiende que son legales, y ha avanzado que el impacto de su retirada sería de unos 20 millones de euros antes de impuestos anuales. En los últimos tiempos, el banco ha negociado esta condición de sus contratos con algunos de sus clientes hasta reducir el número de cláusulas suelo a la mitad.

Banco Popular: ha mostrado su respeto a los tribunales, y ha indicado que si el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dicta sentencia al respecto, la acatará, pero que mientras tanto, el banco no tiene "ninguna intención en retirar las cláusulas suelo a corto plazo". Y es que en el caso de tener que hacerlo, el impacto para el Popular sería de unos 7 u 8 millones de euros de beneficios al mes.

Banco Sabadell: Jaume Guardiola, ha afirmado este viernes que las cláusulas suelo de sus hipotecas, que figuran en el 21% de su cartera total, eran "transparentes", y que van a seguir como hasta ahora mientras no se haga pública una nueva sentencia en la que son parte demandada y que podría incluir su devolución con retroactividad. Ha señalado que el Tribunal Supremo dijo que eran válidas si eran transparentes, y así lo eran en Banco Sabadell, ya que aparecían en negrita en los contratos, eran leídas por los notarios antes de la firma y los clientes "sabían perfectamente la existencia de las cláusulas y sus consecuencias".

CECA: la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) ha considerado que la aplicación de las cláusulas suelo por parte de las entidades financieras es "plenamente legal", ya que están contempladas en el ordenamiento jurídico. En línea con la Asociación Española de Banca, la patronal de los grupos formados por las antiguas cajas ha destacado que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea lo que debe determinar es si hubo "falta de transparencia" en la comercialización de este tipo de condiciones en las hipotecas.

Mi banco me ofrece quitarme el suelo, ¿qué le digo?

Depende de lo que le pidan a cambio. Si no le solicitan nada, diga que sí, por supuesto. Pero lo normal es que le pidan al menos una cosa: que renuncie a cualquier acción judicial para reclamar la retroactividad, esto es, para pedir las cantidades pagadas de más en el pasado. Si usted firma esto, no podrá pedir nada aunque el Tribunal de la UE diga que debe haber retroactividad total. Así que piénselo mucho antes de aceptar un acuerdo de este tipo. Parece mejor esperar a esta resolución comunitaria, pero eso comporta seguir pagando de más hasta que esta llegue, como mínimo. Y su entidad probablemente le presione con que o firma ahora, o se verán en los tribunales. En ese caso, usted debe tomar la decisión.

Según los expertos, aunque estas cesiones por parte de la banca no son nuevas, en los últimos meses, y sobre todo tras la sentencia del 25 de marzo de 2015 del Tribunal Supremo, donde se confirma la retroactividad limitada, ya que el trastorno de la banca es lo que cuenta, los acuerdos se han multiplicado y han mejorado sus condiciones. Al menos, en apariencia. A la hora de la verdad siguen siendo tan engañosos como antes.

Según las asociaciones de consumo, se recomienda distinguir entre los dos tipos de acuerdo que existen en estas negociaciones entre hipotecados con cláusula suelo y entidades financieras. En el primero, el banco ofrece rebajar o quitar la cláusula suelo a cambio de firmar un acuerdo entre las dos partes. "En este supuesto, el afectado pierde la oportunidad de reclamar en el futuro el dinero que ha pagado de más por culpa de la cláusula suelo. Es decir, la retroactividad", aclara.

Por otro lado, en el segundo supuesto, la oferta que más está proliferando, el banco deja de aplicar la cláusula suelo unilateralmente, bajo la falsa expresión, de que "te la quitan". Según la plataforma Denuncias Colectivas, "En realidad, lo que están haciendo es dejar de pasar la parte correspondiente a la cláusula suelo en el recibo hipotecario". Esta reducción, avisan, "no supone el reconocimiento expreso de la nulidad de la cláusula suelo y podrían volver a activarla en cualquier momento". Incluso van más allá: "Es más, las entidades podrían incluso reclamar el dinero que no te han cobrado durante el tiempo que te han suspendido la cláusula suelo". "Por este motivo, el banco nunca da por escrito al cliente que admite la nulidad de dicha cláusula, ni modifica las escrituras de la hipoteca".

¿Y si el banco se niega a anular la cláusula?

Si el banco se niega a anular la cláusula suelo, entonces habrá que poner el caso en manos de un abogado. Con las dos sentencias del Supremo, las posibilidades de ganar en los tribunales se incrementan notablemente.

El recurso de la cláusula suelo por vía judicial no es barato, pero los clientes tendrán que hacer números para tener claro los costes y los beneficios. Entre los gastos ineludibles están las tasas judiciales (entre 400 y 500 euros), el pago del procurador (con tarifa variable que suele rondan los 400 euros) y la minuta del abogado. Esta última puede ser fija, o llevar una parte fija y otra variable.

Se reabre la puerta a devolver todo lo cobrado por las 'cláusulas suelo'

Los dos intentos del Tribunal Supremo por cerrar la litigiosidad en torno a las cláusulas suelo de las hipotecas y el derecho de los clientes de los bancos a ser indemnizados por todos los intereses pagados de más no acaban de plasmarse en las sentencias que dictan las audiencias provinciales, a pesar que a primeros de año el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) confirmó nuevamente la posibilidad de que los jueces españoles puedan dejar sin  aplicación las cláusulas hipotecarias que estimen abusivas.

No obstante, una sentencia del juzgado de primera instancia número 5 de La Laguna (Tenerife) dictó el pasado 8 de octubre una sentencia en la que obliga al banco a devolver al cliente demandante los intereses legales desde el pago de cada cuota de su hipoteca. El juez, que decidía sobre el recurso de apelación interpuesto por BBVA sobre una sentencia de enero, lo estimó en parte, reduciendo a 3.938 euros el importe a pagar. La resolución dictada en juicio verbal por un tribunal constituido por el propio magistrado ha sido declarada firme y sin opción a ser recurrida. El juez de Tenerife considera que existe "doctrina contradictoria" en torno al efecto retroactivo absoluto de la declaración de nulidad de las cláusulas de un contrato incluidas en el Código Civil y lo que sostiene el Supremo como la doctrina de aplicación general para los casos abusivos en las hipotecas.

Esta es la primera sentencia que va en contra de lo que dicta la doctrina del Supremo, obligando a reintegrar todo el dinero cobrado por las "cláusulas suelo". Sigue lo apuntado por Europa en lo referido a fijar la cantidad a devolver a partir de la firma del contrato hipotecario.

Actualmente quedan activas alrededor de dos millones de hipotecas que incluyen "cláusulas suelo". El Banco de España no ha estimado a cuánto ascendería el importe de todas las devoluciones, aunque distintos cálculos lo cifran entre 20.000 y 30.000 millones de euros.

Fuentes: elmundo.es, finanzas.com y elconfidencial.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

8

Las Socimis (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) son un vehículo inversor legalizado en España en 2009, aunque no fue consolidado hasta el 2013, con la creación de un marco legal más flexible. Nacieron en un contexto de crisis en España y una espiral decreciente del sector de la construcción provocado por el estallido de la burbuja inmobiliaria, para ofrecer un tipo de personalidad jurídica cuya finalidad es "la adquisición y promoción de bienes inmuebles para su arrendamiento" con el objetivo de dar salida al stock inmobiliario paralizado.

Las Socimis, a pesar de su corta vida en España se han convertido en uno los nombres propios del nuevo panorama del mercado inmobiliario español. Muestra de ello es que de los 2.900 millones de euros invertidos en el sector inmobiliario español hasta abril, el 23% corrió a cargo de las Socimis, según datos de CBRE. Además, tras la flexibilización de su régimen regulador a finales de 2012 han llamado a su puerta pesos pesados del mundo inversor como George Soros.

socimis1

Estas sociedades se están convirtiendo en la punta de lanza del mercado inmobiliario español en su vuelta al escenario europeo. Así, las cuatro grandes Socimis españolas (Axiare, Merlin Properties, Hispania y Lar España) ya son miembros de EPRA, organización sin ánimo de lucro cuyos miembros comparten estándares para homogeneizar la información financiera que intercambian entre ellos y con los inversores, así como prácticas de gobierno corporativo.

Tras estos cambios, el analista de EPRA Tim Kesseler señala en un reciente documento sobre las Socimis españolas que estas son hoy un negocio transparente y seguro, lejos de la falta de profesionalización que desprestigió al 'ladrillo' español desde los primeros años de la crisis. No es de extrañar que además espere de ellas un papel más activo en la organización de cara al futuro.

Por otro lado, Tinsa señala que el 41% de los inversores espera que las Socimis sean los actores de la economía más destacados durante 2015, continuando la tendencia iniciada en 2014 y relegando a los fondos oportunistas, que están precisamente empezando a invertir a través de otras vías, como las Socimis.

A finales de ese año, el Ejecutivo de Mariano Rajoy flexibilizó el régimen de las Socimis y mejoró su régimen fiscal. Estas sociedades ya no tributan por Impuesto de Sociedades, mientras que antes lo hacían al 19%. La exigencia de capital mínimo inicial ha pasado del 15% al 5%, se les posibilita cotizar en el mercado bursátil alternativo (MAB) y han desaparecido los límites mínimos de capital en circulación, número de accionistas o diversificación.

Para los expertos del sector "Las Socimi están atrayendo fondos internacionales porque perciben potencial en España a medio plazo y porque ven a equipos gestores muy profesionalizados", asegura Reno Cardiff, socio de Cushman & Wakefield.  Mientras que Paola Erhardt, consultora sénior de JLL, afirma que "debido a la liquidez de la que disponen y su capacidad inversora, consideramos que las Socimi serán un jugador importante".

Las grandes Socimi ya manejan 4.200 millones en activos

En apenas un año, las cuatro grandes Socimi se han convertido en protagonistas claves del sector inmobiliario. Desde que comenzaran a operar a finales de 2013, las sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario han acumulado 4.168 millones de euros en activos.

La principal Socimi por volumen de activos es Merlin Properties, propiedad de diversos fondos internacionales, que cuenta con 2.185 millones de euros en diversos inmuebles. El 55% de ellos son locales comerciales o sucursales bancarias y el 16%, de centros comerciales. Una de sus principales operaciones fue la compra del centro comercial Marineda de La Coruña, por un importe de 260 millones, a la sociedad Invest Cos, participada por el empresario Manuel Jove. Además, a través de Cartera Tree controla 880 oficinas del BBVA, con un contrato de alquiler hasta el año 2039. Su última compra fue un edificio de oficinas en la céntrica calle de Alcalá de Madrid por 57 millones. Esta sociedad anunció la pasada semana una ampliación de capital por valor de 613,8 millones.

En el caso de Hispania, gestionada por la sociedad Azora y participada por el magnate George Soros (16%), dispone de 993 millones en diferentes activos. En febrero se alió con Barceló con el objetivo de poner en marcha Bay, la primera Socimi dedicada a invertir en hoteles en España. En un primer momento, el vehículo adquirió 11 hoteles que cuentan con 3.946 habitaciones. Gracias a esa operación, el 57% del peso de la cartera de Hispania es de tipo hotelero; el 27%, de oficinas, y el 16%, de residencial. Asimismo, cuentan con otros establecimientos como el Vincci Málaga en la capital de la Costa del Sol, el Hesperia Ramblas (Barcelona) o Guadalmina (Marbella).

Por su parte, Lar España Real Estate ha alcanzado los 525 millones en diferentes bienes. El 52% del valor de su cartera procede de centros comerciales; el 23%, de oficinas, y el 11%, de residencial. El objetivo que se marca esta sociedad es llegar hasta los 750 millones en menos de un año, por lo que están pendientes de futuras compras, según su plan público de inversión. El apetito comprador la llevaba a hacerse con el centro comercial As Termas de Lugo por 67 millones de euros. Entre sus accionistas de referencias se encuentran los fondos Franklin Templeton, Pimco, Bestinver y Grupo Lar.

Barclays, Citigroup, Deutsche, JP Morgan y los fondos Perry Partners, T. Rowe y Taube Hodson son los accionistas de referencia de Axiare, la cuarta Socimi, con 465 millones en activos. Entre sus inmuebles más significativos se encuentra el Edificio Diagonal, en el Distrito 22@ de Barcelona.

Está modalidad de negocio no solo se está explotando en la construcción. La industria hotelera también se lanza a al mercado de las Socimis. Tal y como dio a conocer la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Hispania y Barceló firmaron un contrato que une a ambas en el primer proyecto conjunto de inversión inmobiliaria del sector hotelero vacacional en España, con una inversión inicial de 421 millones en 16 hoteles. Pese a que la vocación de este proyecto es temporal, los consejeros delegados pretenden alcanzar un volumen mínimo de 12.000 habitaciones.

El mercado espera la aparición de hasta ocho nuevas sociedades inmobiliarias cotizadas de este tipo en los próximos meses. Entre las no confirmadas se sitúa Solvia, con parte de los inmuebles del Sabadell, o el vehículo de Quabit Inmobiliaria antes de verano, algunas de ellas con un importante volumen de capital.

Características de las Socimis

Estas sociedades deben cotizar en mercado regulado español o europeo. El capital social mínimo es de 5 millones de euros y al menos deberán contar con 50 accionistas. Los requisitos de inversión y patrimonio son los siguientes:

  • Deben invertir al menos el 80% de su activo en inmuebles urbanos, para el alquiler, adquirido en plena propiedad y/o en participaciones en el capital de otras SOCIMI.
  • El 80% de los ingresos del periodo, con exclusión de determinadas rentas, deberá proceder del arrendamiento de inmuebles y de dividendos de la tenencia de las anteriores participaciones.
  • Se imponen requisitos de permanencia mínima de los inmuebles en arrendamiento u ofrecidos en arrendamiento (periodo de ofrecimiento inferior a un año): 3 años para inmuebles adquiridos y 7 años para los inmuebles promovidos por la sociedad.
  • Deben tener al menos tres inmuebles en su activo que no representen cada uno más del 40% del activo en el momento de la adquisición.
  • Tienen limitada la financiación ajena a un 70% del activo.

En lo relativo a distribución de beneficios, deberán destinar al reparto de dividendos de al menos el 90% de las rentas derivadas del arrendamiento, el 50% del beneficio que obtengan de transmisiones de inmuebles y de participaciones aptas, y el 100% de los beneficios procedentes de dividendos de las participaciones aptas.

Los Socimis disfrutan de un régimen fiscal especial. En términos generales, destacan los siguientes beneficios:

  • Tributarán al 19% en el Impuesto sobre Sociedades, salvo las rentas derivadas de la transmisión o arrendamiento de inmuebles cuando el adquirente o el arrendatario forme parte del mismo Grupo de la SOCIMI, que tributan al tipo general. Exención parcial del 20% para las rentas que provengan del arrendamiento de viviendas en aquellas entidades en las que las viviendas destinadas al arrendamiento representen más del 50 % de su activo.
  • No estarán sometidos a retención los dividendos distribuidos a sus socios, tanto personas físicas como jurídicas.
  • Quedarán exentos los dividendos distribuidos a sus socios personas físicas residentes y a los no residentes sin establecimiento permanente (salvo residentes en paraísos fiscales); y, con determinados límites, se considerarán exentas las plusvalías derivadas de la venta de las acciones de los citados socios. Las personas jurídicas se benefician de una deducción en la cuota íntegra.
  • En todo lo no previsto por la Ley de Socimis, éstas se regirán por la Ley de Sociedades Anónimas y la Ley del Mercado de Valores.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

coste-hipotecas-europaArmonizar los tipos de interés en los 19 países de la Eurozona a través del Banco Central Europeo no es siempre garantía de éxito. La transmisión de la política monetaria hacia el mercado bancario falla. Así, según los datos presentados por el mismo BCE, pedir una hipoteca en España es un 18% más caro que en la media en la zona euro. Un mayor coste que, junto a las exigencias de la banca para conceder hipotecas, hace que el acceso a la financiación para comprar vivienda en nuestro país sea un poco más difícil.

Con el precio oficial del dinero en el mínimo histórico (0,05%), el coste del crédito en todos los países del entorno ha caído significativamente, aunque de forma desigual. El tipo medio que pagan los hogares españoles para adquirir una vivienda se situaba en febrero de este año en el 2,81%, por encima de la media de la zona euro (2,38%) y de la mayoría de países de nuestro entorno. De las economías más desarrolladas sólo en Italia el endeudamiento para la adquisición de un inmueble a través de hipoteca es más caro. Cuando se trata de medir el coste de financiación, a España le sale más rentable compararse con los países periféricos del euro. El tipo medio para una hipoteca es prácticamente la mitad que en Portugal e Irlanda y casi tres veces más bajo que en Grecia.

Según los expertos, la reestructuración del sector financiero español en los últimos años, a raíz de la burbuja hipotecaria e inmobiliaria con la que comienza la crisis,  y la cultura de propiedad en el país (en España un 83% de las casas y pisos son en propiedad) explican por qué las hipotecas resultan más caras que en otros países.

A pesar de este sobrecoste en el crédito hipotecario, el abaratamiento en los últimos años ha sido significativo, pasando del 5,46% en 2008 al 2,81% actual. Del mismo modo que el crédito al consumo y aquellos préstamos de más de cinco años de vencimiento también se han abaratado en casi dos puntos en los últimos cuatro años, hasta el 4,47%, según los mismos datos del BCE. La medida en España es en este caso un 5% más barata que en el resto de la Eurozona.

Las estadísticas del Banco Central Europeo reflejan igualmente la disparidad en el coste de los créditos destinados a las empresas en función del importe del préstamo. Los que superan el millón de euros tienen un coste medio del 1,51%en el conjunto de la zona euro, mientras que el coste se eleva al 3,56% en aquellos préstamos de hasta 250.000 euros. Además, en España el rendimiento de un depósito a un año es de sólo el 0,49%, mientras que en la zona euro aún supera levemente el 1%. Dicho de otro modo, los bancos españoles se han dado más prisa en trasladar la caída del precio oficial del dinero a los depósitos (lo que pagan) que a los créditos (lo que ingresan).

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –