Saltar al contenido

coste-hipotecas-europaArmonizar los tipos de interés en los 19 países de la Eurozona a través del Banco Central Europeo no es siempre garantía de éxito. La transmisión de la política monetaria hacia el mercado bancario falla. Así, según los datos presentados por el mismo BCE, pedir una hipoteca en España es un 18% más caro que en la media en la zona euro. Un mayor coste que, junto a las exigencias de la banca para conceder hipotecas, hace que el acceso a la financiación para comprar vivienda en nuestro país sea un poco más difícil.

Con el precio oficial del dinero en el mínimo histórico (0,05%), el coste del crédito en todos los países del entorno ha caído significativamente, aunque de forma desigual. El tipo medio que pagan los hogares españoles para adquirir una vivienda se situaba en febrero de este año en el 2,81%, por encima de la media de la zona euro (2,38%) y de la mayoría de países de nuestro entorno. De las economías más desarrolladas sólo en Italia el endeudamiento para la adquisición de un inmueble a través de hipoteca es más caro. Cuando se trata de medir el coste de financiación, a España le sale más rentable compararse con los países periféricos del euro. El tipo medio para una hipoteca es prácticamente la mitad que en Portugal e Irlanda y casi tres veces más bajo que en Grecia.

Según los expertos, la reestructuración del sector financiero español en los últimos años, a raíz de la burbuja hipotecaria e inmobiliaria con la que comienza la crisis,  y la cultura de propiedad en el país (en España un 83% de las casas y pisos son en propiedad) explican por qué las hipotecas resultan más caras que en otros países.

A pesar de este sobrecoste en el crédito hipotecario, el abaratamiento en los últimos años ha sido significativo, pasando del 5,46% en 2008 al 2,81% actual. Del mismo modo que el crédito al consumo y aquellos préstamos de más de cinco años de vencimiento también se han abaratado en casi dos puntos en los últimos cuatro años, hasta el 4,47%, según los mismos datos del BCE. La medida en España es en este caso un 5% más barata que en el resto de la Eurozona.

Las estadísticas del Banco Central Europeo reflejan igualmente la disparidad en el coste de los créditos destinados a las empresas en función del importe del préstamo. Los que superan el millón de euros tienen un coste medio del 1,51%en el conjunto de la zona euro, mientras que el coste se eleva al 3,56% en aquellos préstamos de hasta 250.000 euros. Además, en España el rendimiento de un depósito a un año es de sólo el 0,49%, mientras que en la zona euro aún supera levemente el 1%. Dicho de otro modo, los bancos españoles se han dado más prisa en trasladar la caída del precio oficial del dinero a los depósitos (lo que pagan) que a los créditos (lo que ingresan).

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Resumen en titulares de la actualidad de la semana en España 

22 julio - MerkellNo sé si a ustedes les pasa, pero esta semana nada parece ser fácil. Demos un repaso a los titulares.

Juan Luís Cebrían comenzó la semana con sensación de asfixia. Esta insoportable levedad, escribía. Las autonomías recortaron 50 consejerías y 200 altos cargos. La ayuda evitó el suspenso de un tercio de la banca europea.

Pedrosa -gracias, Pedrosa- volvió a lo más alto del Mundial, segundo delante de Stoner. Un consorcio español resultó ganador del tren AVE a la Meca -buena noticia para los puestos de trabajo-. La presión sobre Italia y España ascendía por momentos. Inés París -bonito apellido-, reflexionó sobre la importancia de la igualdad.

Forges rescató al banco Forralia y Erlich dibujó a un empresario con puro al que se abrazaba la Tierra. Rajoy negoció con Camps para que se declarase culpable y evitase el juicio. Camps dimitió. El FMI criticó a la UE con dureza por su gestión de la crisis. Spielberg presentó en París su Tintín.

Vacuno alimentado por pasto radiactivo se extendió por Japón. Pajín dijo: "Es hipócrita bajar los impuestos y pedir más dinero al papá Estado". La UE, como resultado de la tan esperada cumbre, se encuentra ahora rescatando a Grecia. Nosotros del Sector Inmobiliario respiramos un poco mejor gracias a las pocas medidas tomadas por los líderes de la Eurozona. Todo lo que sea destensar ayuda.

Hoy no hay palabras bellas de escritores sublimes. Bueno sí, una: "Esta noche vamos a mover las caderas". B. B. King, ayer, en San Sebastián.

Buen fin de semana.

La situación de los mercados español e italiano exige una nueva estrategia económica por parte de la Unión Europea

12 julio - La muerte
Viñeta publicada por Erlich en El País

Hoy no valen palabras nimias. Que hablen los que tienen autoridad.

Les ofrezco una selección que resume lo que las voces expertas han dicho en el día de hoy. He leído palabras que alarman: pánico, riesgo, caída, imposibilidad. A mí se me ocurre abismo.

Respiren, lean, y aprendan algo, saquen algo positivo de estas citas porque lo hay:

José Antich, en La Vanguardia.- "Pero como aquel enfermo al que nadie es capaz de dar con la medicina adecuada, después de meses de continuos quiebros las economía española e italiana pasaron la jornada de ayer sumidas en un creciente estado de pánico al ver con desesperación como crecía la prima de riesgo, el hundimiento de sus bolsas y en el caso español la rentabilidad de los bonos a diez años subía con fuerza hasta el 6%.

Hay miedo al contagio griego y los analistas internacionales no aciertan a encontrar que puede suceder en las próximas semanas para darle la vuelta a la situación." Miedo al contagio

Javier Solana y Daniel Innerarity, en El País.- "No nos inquietan peligros visibles sino riesgos difusos que se podrían extender a cualquier sitio y en el momento menos imprevisto, y para los que no tenemos protecciones suficientes. [...]

Mientras que el antiguo juego del poder promovía la protección de lo propio y la despreocupación por lo ajeno, la superexposición obliga a mutualizar los riesgos, a desarrollar procedimientos cooperativos, a compartir información y estrategias." La humanidad amenazada

Ian Traynor, en The Guardian.- "O acabamos con sus "anuncios", o surgirán nuevas agencias de rating europeas y asiáticas. "No podemos tolerar una situación en la que son tres las compañías estadounidenses que deciden el destino económico de países enteros y de sus ciudadanos", dijo Viviane Reding, miembro de la comisión de justicia de la Unión Europea." No end in sight to eurozone crisis

Europa puede ahora decidir qué camino escoge de los dos que se le presentan:

1. Crear un Banco Central Europeo real, repito, real, que respalde a su moneda con Alemania y Francia a la cabeza. Un sistema federal europeo.

2. Derrumbamiento del euro y vuelta a los nacionalismos.

No queremos pensar en Argentina. No queremos pensar en corralitos, sino en compartir información y estrategias como indican Solana e Innerarity.