Saltar al contenido

Viviendas en Cabo Roig (Alicante, Costa Blanca)

En mayo se vendieron en España 44.782 pisos y casas, un 23% más que en el mismo mes del año anterior, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de la cifra más elevada desde febrero de 2011, cuando se transmitieron más de 45.000 viviendas en un solo mes. La vivienda de segunda mano es de nuevo la gran protagonista: ocho de cada diez viviendas transmitidas en mayo eran usadas. En total cambiaron de manos 37.049 pisos de segunda mano, el 25,4% más, mientras que la vivienda nueva subió un 12,6%, hasta las 7.733 unidades. En términos intermensuales (mayo sobre abril), la compraventa de viviendas se disparó un 39%, su mayor crecimiento en este mes desde 2013. Por otro lado, según Servihabitat, la compra de viviendas crecerá un 15% durante 2017, hasta casi el medio millón

...continúa leyendo "La compra de vivienda se dispara en mayo un 23% y toca máximos en 6 años"

7

Empezó la cuenta atrás en Reino Unido para celebrar el referéndum con el que sus ciudadanos decidirán si quieren seguir formando parte de la Unión Europea o si prefieren romper los lazos con los socios continentales. Así, el próximo 23 de junio, los británicos decidirán si quieren seguir siendo miembros de la Unión Europea. Su veredicto tendrá consecuencias globales para la economía europea e incluso mundial, pero también directas para España y los miles de españoles que viven actualmente en el Reino Unido. Importantes sectores como el turismo, el comercio, la inversión o el mercado residencial en las principales zonas de interés como Madrid, Barcelona, Costa Blanca, Costa del Sol, Baleares o Canarias, se verían afectados.

brexit-reinounido-europa1

El denominado "Brexit" lleva semanas acaparando las miradas de todo el mercado y los expertos han empezado a alertar de los múltiples efectos que tendría para el sector inmobiliario la salida de las islas británicas del esquema europeo. Las consecuencias se suavizan para el resto de estados miembros al no estar Gran Bretaña dentro de la Unión Monetaria, aunque no hay que menospreciar las que sufriremos tanto nosotros como ellos mismos en caso de confirmar su salida.

Consecuencias globales si se va Gran Bretaña de la UE

Al ser la principal condición de la Unión Económica Europea la libre circulación de personas y mercancías entre los estados miembros, los dos efectos principales sobre la economía de ellos serían claros. El flujo migratorio cambiaría de forma importante en Europa y estaríamos ante un nuevo paradigma para las personas que quieran ir a trabajar al Reino Unido y viceversa, ya que resurgirán limitaciones (visados, plazos...). Realmente, al ser éste el punto más utilizado por los partidarios del "Brexit" ya están consiguiendo concesiones del resto de miembros para evitarlo. Estos privilegios son uno de los motivos por los que el actual gobierno hace campaña a favor de mantener el país en la Unión, con lo que, salgan o no, parece inevitable que sigamos viendo variaciones en este aspecto y más restricciones en la entrada migratoria hacia las islas. El resultado económico para todos serán inminentes: más dificultad para trabajar en Inglaterra y más necesidad de acogida hacia el resto de países.

Todo esto está provocando grandes corrientes de opinión y de temor dentro del Reino Unido que abogan por que no se produzca el Brexit que ya está teniendo unas consecuencias directas sobre la economía británica, y especialmente sobre su moneda que ha caído más de un 10% respecto al euro en los últimos meses. Este descenso de la libra esterlina se está dando a pesar de que las encuestas anticipan que se mantendrán en la Unión. Si reacciona así ante un riesgo menor, todo hace pensar que la penalización por parte de los mercados hacia la libra será muy dura en caso de sorpresa y que se produzca esta separación. Para  George Osborne, ministro de Finanzas británico, la salida de la UE supondría un golpe económico inmediato para la segunda potencia europea, que incluiría una caída del precio de la vivienda de entre el 10% y el 18% en menos de dos años como consecuencia de la pérdida de valor de la libra esterlina.

A nivel interno, en Reino Unido "la hipotética salida de Gran Bretaña de la UE ya está provocando tensión en el mercado inmobiliario. El Banco de Inglaterra asegura que las transacciones inmobiliarias se han ralentizado un 40% en los primeros meses del año”, según afirma Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores. Son los primeros síntomas que muestran cómo "el gran capital" está esperando el resultado del próximo día 23 antes de tomar decisiones de inversión. Por lo que respecta a las mercancías no hay duda que se encarecerán las exportaciones e importaciones con destino u origen en el Reino Unido por la reaparición de tasas arancelarias.

Implicación directa con España: Turismo e inmigración

Pero las consecuencias podrían ir mucho más allá si el resultado de la consulta pública determina que los ciudadanos de Reino Unido desean distanciarse del Viejo Continente. Uniendo los factores anteriores (libra, aranceles, fronteras), el turismo, uno de los sectores más relevantes de la economía española, se puede poner a temblar: Los datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) de 2015 muestran como el Reino Unido es, con diferencia, el principal emisor de turistas con más de 15 millones de visitantes y genera una quinta parte de los ingresos por turismo en España (unos 12.000 millones de euros anuales).

El principal problema que plantea el ‘Brexit’ para el turismo es la devaluación de la libra frente al euro, lo que provocaría que a los británicos les saliera más caro viajar a los países que funcionan con el euro y podría frenar la llegada de visitantes en el futuro. Poniendo un ejemplo para valorar este impacto, un turista inglés que se gastó 800 libras en sus vacaciones en España en julio realmente ingresó 1.150 euros en nuestra economía, sin embargo, con esas mismas 800 libras ahora ingresaría poco más de 1.000 euros. España lo notaría significativamente teniendo en cuenta que, según un reciente informe del "World Travel & Tourism Council", el 16% de toda la economía española proviene del sector turístico y sus vinculaciones.

Actualmente hay alrededor de 200.000 españoles viviendo en suelo británico, aunque es imposible decir una cifra con exactitud ya que no todos están registrados en el Consulado. Nadie sabe aún las consecuencias que tendría un "Brexit" para los comunitarios que viven en el país. De momento, el Reino Unido estaría dos años en una especie de limbo hasta que se definiera su nuevo estatus. Aparte de tener que solicitar o no una visa, entre otros asuntos claves, se tendría que resolver si tienen derecho al Sistema Nacional de Salud y si se establece un convenio especial entre ambos países en materia fiscal. A nivel de pensiones, se tendría que definir cómo afecta a los españoles estas pagas los años trabajados en el Reino Unido.

Además, en España viven cerca de 700.000 ciudadanos británicos, 283.243 como residentes habituales (6% de la población extranjera) y el resto son personas que tienen una vivienda y pasan temporadas aquí. En este sentido, Londres sería el primer interesado en negociar un convenio especial con Madrid, ya que muchos de estos miles de compatriotas que viven en nuestro país son jubilados que se benefician del sistema de salud español. Entre 2000 y 2010, el número de residentes británicos mayores de 60 años se incrementó en un 400%.

Banca, comercio e inversión

La banca española es, después de la estadounidense, la que tiene la mayor exposición a Reino Unido. Según AFI “Entre el 25% y el 28% de los activos y los ingresos de las entidades financieras españolas depende de Reino Unido, con una exposición directa a Reino Unido de unos 478.000 millones de euros: unos 363.000 millones son deuda pública y privada y el resto, garantías, derivados y otros riesgos crediticios.

Además, más allá del impacto en las personas y la banca, los expertos también recuerdan que el "Brexit" afectaría tanto a las inversiones que realizan los británicos en España, como las que realizan allí las empresas españolas. Según un estudio de la Cámara de Comercio Británica en España, “el 21% de los flujos de inversión extranjera directa (IED) acumulada en nuestro país provienen de compañías británicas, lo que supone una inversión directa de 63.000 millones de euros en los últimos 11 años. La inmensa mayoría de este flujo se materializa en inversión productiva (sólo el 5% corresponde a compañías de tenencia de valores). En términos de stock, Reino Unido es el quinto país con mayor inversión extranjera directa en España, con más del 10% del total”. Según BBVA Research, "A medio y largo plazo, podría haber una disminución de los flujos de inversión extranjera y una reducción del comercio exterior con el resto de Europa, que dependerían mucho del tipo de acuerdos que se firmasen tras la salida no sólo con la UE, sino también con terceros países con los que la Unión ha negociado en nombre de sus países miembros”.

El impacto en el comercio es otro de los más nombrados por los expertos. Reino Unido es el cuarto país más importante para las exportaciones españolas (por detrás de Alemania, Francia e Italia) y el primero con una moneda diferente al euro. Por ello, una depreciación de la libra respecto a la moneda común podría poner en peligro las compras británicas de bienes domésticos, ya que el euro sería una divisa más fuerte y no les compensaría tanto realizar estas adquisiciones. "Exportamos a Reino Unido productos muy diversos, aunque los principales están relacionados con el transporte, la automoción y la alimentación. Además, España tiene un superávit comercial con el mercado británico equivalente al 1,3% del PIB (de unos 13.000-14.000 millones)”, según AFI.

El mercado inmobiliario español

Para Gonzalo Bernados, profesor Titular de Economía de la Universidad de Barcelona, la salida de Reino Unido de la UE sería un contrapunto para el mercado residencial. "Tener patrimonio con una libra fuerte ha sido positivo para los inversores y es uno de los factores que ha beneficiado a Londres, ya que mucha gente vive en la ciudad por la facilidad que hay para desplazarse por el resto de Europa. Sin embargo, si se produce una ruptura, habrá dificultades de movilidad y podríamos ver una fuerte caída del valor de los activos". El otro efecto que podría dejarse notar dentro del mercado residencial es la ralentización de la compra de viviendas en la eurozona por parte de británicos, ya que una libra más débil restaría atractivo a los activos valorados en euros. Este posible freno es especialmente preocupante para España, mercado en el que los ingleses son los foráneos que más casas adquieren en nuestro país: una de cada cinco, según el Colegio de Registradores o los datos del Ministerio de Fomento.

Zonas como Alicante, Baleares, Canarias o la Costa del Sol mantienen lazos comerciales y sentimentales desde hace años que se verían afectados. Así, según Ricardo Bocanegra, responsable de la Federación de Asociaciones de Extranjeros de la Costa del Sol, la aventura no le saldrá gratis al país. Al menos, desde un punto de vista administrativo. La independencia respecto a Europa comportaría un cambio automático de estatus y del régimen de ciudadanía, los turistas del Reino Unido pasarían de ser residentes de pleno derecho a adquirir la condición de extracomunitarios, con el inevitable incremento de papeleo y de incomodidades burocráticas". Que todo esto sea suficiente como para frenar sus inversiones es algo que analizan los expertos: "En principio no es nada positivo, pero todo dependerá de los acuerdos bilaterales que se adopten y el concierto de reemplazo que se elija. Hay países que sin estar en la UE tienen acuerdos especiales que hacen que la diferencia, en este sentido, sea mínima".

En Costa Blanca es donde están más preocupados. No es para menos. En la costa de Alicante, la hipotética salida británica de la UE "causaría una recesión que podría reducir su PIB en unos tres puntos en dos años, además de una significativa depreciación de la libra" que tendría efectos “muy negativos” en Alicante, donde más el 21% de las compras de vivienda a cargo de extranjeros las realizaron ciudadanos de Gran Bretaña, muy por encima de franceses (un 8,7%), y alemanes (7,3%), según Roberto Ruiz Scholtes, director de Estrategia de UBS Bank en España. Eso hace que la provincia sea la más interesada en que los votantes de aquel país decidan mantener a su país dentro de la Unión Europea en el referéndum que tendrá lugar el próximo 23 de junio. Se calcula que “el Brexit reduciría las ventas de viviendas a británicos entre un 10 y un 20%, con una caída del 2,5% en los ingresos turísticos”.

Fuentes: elconfidencial.com y el pais.com Imagen: openeurope.org.uk

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

La compra de viviendas en España registró un aumento del 5,8% en marzo en relación al mismo mes de 2015, hasta las 38.674 operaciones, según la estadística del Consejo General del Notariado. Del mismo modo, dentro de la relativa estabilidad de los últimos meses el precio del metro cuadrado de las viviendas compradas en marzo subió un 1,9% interanual. Además, según la estadística notarial de marzo, la concesión de hipotecas creció un 17,1%.

peñiscola-castellon

El incremento interanual del número de compraventas se debió tanto a la expansión de las ventas de viviendas tipo piso (+4%), como al notable incremento de la venta de viviendas unifamiliares, que crece un 13%. En el caso de los pisos, las compraventas de los de precio libre experimentaron un incremento del 5,2% respecto a marzo de 2015. Dentro de este segmento, las ventas de pisos de segunda mano subieron un 8,5%, frente a la contracción del 18,5% experimentada por la compraventa de pisos nuevos.

Por su parte, la compraventa de otros inmuebles se situó en 9.262 operaciones en el tercer mes del año, lo que supone un crecimiento interanual del 1,2%. Del total de operaciones, un 37% correspondieron a terrenos, parcelas o solares. El precio medio por metro de estas transacciones alcanzó los 316 euros (+96,8% interanual).

Respecto a los precios medios, el metro cuadrado de las viviendas compradas en marzo se situó en 1.261 euros, lo que refleja un incremento del 1,9% interanual, debido tanto al encarecimiento de las viviendas unifamiliares (+7%), como al de las viviendas piso (+1,2%). Dentro de los pisos de precio libre, el metro de los de segunda mano se situó en 1.361 euros (+1,1%) y el de los pisos nuevos en 1.678 euros (+10,7%).

Más hipotecas y de mayor valor

El sector registró en marzo un crecimiento en el número de nuevos préstamos hipotecarios concedidos del 4,2% interanual (7,3% en términos desestacionalizados), hasta un total de 29.642 créditos. En el caso de los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de vivienda su número creció hasta el 17,1%, y se queda en el 10,4% para el resto de inmuebles.

En cuanto al capital, la cuantía media de las hipotecas para la adquisición de un inmueble se situó en 134.881 euros en marzo, un 5,9% superior a la de un año antes, mientras que el de las hipotecas para la adquisición de una vivienda alcanzó los 125.265 euros, con un repunte del 2,7% respecto a igual mes de 2015. El porcentaje de compras de viviendas con financiación hipotecaria se situó en el 46,7% en marzo. Además, en esas compras, el porcentaje del valor de la vivienda hipotecado fue del 78,7%.

Por su parte, el número de préstamos hipotecarios para la construcción creció un 2,3% en marzo, hasta los 472 créditos, con una cuantía media de 277.491 euros, un 7% más.

Fuente: Consejo General del Notariado Marzo  2016 (.pdf)

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

La compraventa de pisos y casas aumentó un 16,8% en marzo en relación al mismo mes de 2015, hasta sumar 31.925 operaciones, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con este repunte, la compraventa de viviendas encadena dos meses consecutivos de alzas interanuales después de haber aumentado un 15,8% en febrero, tras la inesperada caída del 2,9% en enero. Nuevamente, la vivienda usada ha sido la responsable del repunte de la compraventas en marzo.

laspalmasdegrancanaria1

Así, en el pasado mes de marzo las operaciones de compraventa sobre pisoscasas de segunda mano se incrementaron un 24,2% en tasa interanual, hasta totalizar 25.765 operaciones, frente al retroceso del 6,6% en las viviendas nuevas, con 6.160 transacciones. En total, el 19,3% de las casas que cambiaron de manos fueron de nueva planta y el 80,7% de segunda mano.

En los tres primeros meses de 2016, la compraventa de viviendas acumula un incremento del 9,2% sobre el mismo periodo de 2015, gracias al avance en un 16,9% de las operaciones sobre viviendas de segunda mano, ya que las realizadas sobre viviendas nuevas retroceden un 13%.

En tasa intermensual (marzo sobre febrero), el número de transacciones en marzo bajó un 8,2% (31.925), frente al descenso del 9% del mismo mes de 2015. cuando se cerraron 34.771 compraventas, y también empeoró respecto a enero, cuando se cerraron 32.417 operaciones.

No hay ninguna variación cuando se trata de vivienda libre o protegida, que se mantiene en su línea habitual. Así, el 89,2% de las viviendas transmitidas en marzo fueron viviendas libres y el 10,8%, protegidas. La compraventa de viviendas libres subió un 16,5% en marzo en tasa interanual, hasta sumar 28.492 transacciones, en tanto que las operaciones sobre viviendas protegidas avanzaron un 18,9%, con 3.433 transacciones.

Por cada 100.000 habitantes, destacan Canarias y Baleares

En marzo, el mayor número de ventas de viviendas por cada 100.000 habitantes se dio en Canarias (127) y Baleares (108). Las regiones donde más se incrementaron estas operaciones fueron Islas Canarias (+52,7%), Extremadura (+34,6%) y Cantabria (+28,5%).

Un mes más, fue Andalucía la región que más operaciones sobre viviendas realizó con 6.299 compraventas, seguida de Cataluña (5.123), Madrid (4.878) y Comunidad Valenciana (4.186). Las comunidades que realizaron un menor número de compraventas de viviendas fueron La Rioja (186), Cantabria (352) y Navarra (382).

En valores relativos, la compraventa de viviendas subió en todas las comunidades autónomas menos en La Rioja y Galicia. Ambas registraron un descenso interanual del 3,1%.

compraventa-ine-marzo2016

Cae un 0,3% el total de fincas transmitidas

Sumando las fincas rústicas y las urbanas (viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana), el total de fincas transmitidas en marzo alcanzaron las 143.478, un 0,3% menos que en marzo de 2015. Según el INE, el número de compraventas de fincas rústicas cayó un 5,2% en marzo, hasta un total de 11.058 operaciones, mientras que las compraventas de fincas urbanas aumentaron un 11,7%, hasta 55.587 operaciones.

Por compraventa se transmitieron un 8,5% más de fincas que en marzo de 2015, mientras las transmisiones por donación subieron un 2,5%, las operaciones por permuta retrocedieron un 8,2%, y las transmitidas por herencia descendieron un 3,9%.

En marzo, el número total de fincas transmitidas inscritas en los registros de la propiedad por cada 100.000 habitantes alcanza sus valores más altos en Aragón (660), Castilla y León (610) y La Rioja (609).

Las tasas de variación anuales más elevadas se registraron en las Islas Canarias (19,8%) y Aragón (13,3%). Por su parte, se registran las tasas de variación anual más bajas en Galicia (-23,3%) y La Rioja (-10,7%).

Fuente: Transmisiones de Derechos de la Propiedad (ETDP) Marzo 2016 (.pdf)

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Acceder a una vivienda en la playa ha sido tradicionalmente un objetivo para muchas familias españolas y que durante los últimos años de la crisis ha sido más difícil de alcanzar. Así, el mercado de la vivienda vacacional en las zonas de playa presenta un impulso en España con la recuperación económica, a la vez que se ha convertido también en una opción de inversión en crecimiento. Según TM Grupo Inmobiliario o Aliseda Inmobiliaria, otros factores como la llegada del buen tiempo a partir de marzo afectan a la decisión de compra registrándose un mayor número de visitas y ventas entre los meses de mayo, junio y julio, con unos clientes, tanto del mercado nacional como extranjero, que saben bien dónde buscar la vivienda vacacional de sus sueños.

lamata-alicante

Según TM, en general, la mayoría de los compradores a los que la distancia no les importa y valoran otros factores en el destino vacacional, como servicios, infraestructuras o el buen clima, buscan viviendas en principalmente en Andalucía, especialmente Costa del Sol (Málaga),  así como la Costa Mediterránea, donde destaca Costa Blanca (Alicante) siendo las zonas preferidas para una segunda vivienda. No obstante, la cercanía a la residencia habitual es uno de los factores principales. Así, los residentes en Sevilla suelen comprar en la Costa de la Luz (Huelva y Cádiz), los afincados en Zaragoza en la Costa del Azahar (Castellón) o los residentes en la provincia de Burgos tienden a la zona costera de Cantabria.

Los compradores de Madrid, por su situación en el centro de la Península, suelen elegir cualquier costa para fijar su segunda residencia, pero las preferencias se centran en la Comunidad Valenciana. Tanto Valencia como Alicante son destinos a poco más de dos horas de la capital en tren que atraen a los compradores que quieren su segunda casa en la costa cerca de su residencia.

Según Aliseda, en esta época del año las provincias de Almería, Castellón, Málaga, Las Palmas, Pontevedra, La Coruña, Alicante, Tarragona, Cádiz y Murcia son las que concentraron más visitas las viviendas en venta en pasado año 2015. Además del precio, como primera variable, los compradores también tienen en cuenta, de acuerdo con su presupuesto, el entorno y la tipología de la vivienda (apartamento, piso, chalet adosado o individual), siendo más demandado por el comprador extranjero la vivienda unifamiliar, y por el comprador nacional el apartamento o el piso, siendo el 45% de las viviendas vacacionales que se venden están sin estrenar, mientras que un 55% son de segunda mano.

Para el director Marketing de Aliseda Inmobiliaria, Fernando Elvira "la Costa del Sol, la costa de Almería, Costa Blanca, Costa Brava (Girona) y las Islas Canarias presentan una buena demanda de vivienda vacacional. Y sin duda, uno de los factores del crecimiento de la demanda se centra en los compradores extranjeros. En este sentido, desde Aliseda Inmobiliaria destacan que en 2015, el 17% de los compradores fueron extranjeros y que, en algunas zonas costeras como Alicante, Almería, Baleares, Canarias y Girona la cifra puede llegar hasta el 40%. Por nacionalidades hay un fuerte protagonismo de los británicos, que han tomado el relevo de otros mercados como el ruso. Le siguen los franceses, alemanes, suizos o belgas.

Dada la diversidad de producto a la venta en las zonas costeras, es difícil hablar de un precio medio de la vivienda de costa ya que en zonas de Baleares como Mallorca sobrepasa los 2.500 euros por metro cuadrado, en Almería está en torno a 1.100 euros, mientras que Castellón se sitúa en unos 900 euros por metro cuadrado. Según el director Marketing de Aliseda Inmobiliaria, Fernando Elvira,"por lo general, las preferencias de los clientes para elegir su vivienda vacacional de playa pasan por un buen precio. Ya no se buscan tanto apartamentos o casas en primera línea de playa, sobre todo por parte de extranjeros, sino que se prefiere que cuenten con un entorno y unos servicios de calidad como comercios, zonas de ocio y campos de golf, entre otros".

Pablo Serna, Director General de TM Grupo Inmobiliario, confirma que la zona del Mediterráneo sigue estando en auge y está creciendo la demanda nacional. Como ejemplo de ello apunta que "en el residencial Sunset Drive en Benidorm, se han vendido 85 viviendas en sólo 15 días, el 56% de ellas en el mercado nacional. Un dato indicativo de la situación del mercado de segunda vivienda en Alicante, así como que la zona de la Comunidad Valenciana sigue estando en plena efervescencia."

Moncofa y la reactivación de los pisos chollo de Castellón

Vecinos de la comarca de La Plana Baixa de Castellón, pero también de Valencia, Zaragoza, Madrid y hasta de Francia son los nuevos inquilinos de las urbanizaciones que hay en la playa de Moncofa y que, hasta hace poco, estaban abandonadas. Y es que este municipio ha visto en los últimos ejercicios y, especialmente, en lo que va de año, cómo se reactiva la venta de viviendas en la zona marítima.

Así, el alcalde de Moncofa,  Wenceslao Alós afirma que "Las inmobiliarias registran entre tres y cuatro visitas a diario de posibles compradores. Se nota que hay más movimiento y se está reactivando el sector", y cifra en 1.000 los apartamentos que ya se venden al año en la población. Este movimiento se constata en el número de turistas, lo que se refleja en una mayor actividad de los comercios, así como en el aumento del nivel de ingresos que entran en las arcas municipales, a través del pago de los diferentes impuestos, como el IBI.

En general en toda la Costa del Azar "Los precios son muy económicos, por lo que la gente se anima a comprar". Y es que el valor de los pisos, que suelen tener dos habitaciones, ronda los 60.000 euros. La mayoría de estos inmuebles son propiedad de entidades bancarias o de la Sareb, el llamado banco malo. Y es que son construcciones levantadas hace ya algunos años, cuando la burbuja inmobiliaria estalló. Para sacar rédito de estas casas, los precios han caído considerablemente y los grandes bloques de urbanizaciones que parecían casi fantasmas, con pistas de pádel y piscinas abandonadas, se han llenado de residentes.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Los precios de la vivienda han dejado atrás sus valores mínimos y a finales de 2015, ya presentaban revalorizaciones en todas las comunidades autónomas, tanto para la vivienda nueva como para la usada, hasta superar el 10% las revalorizaciones en comunidades como Madrid y Baleares, según el último informe "Situación Inmobiliaria España" de BBVA Research. Además, el empleo y la renta de las familias van a estimular la demanda de vivienda, llegando a afirmar que “la venta de pisos y casas en 2016 va a registrar un incremento en torno al 10%, y los visados para la construcción de nuevas viviendas crecerán a una tasa anual del 30%”.

arroyodelamiel-malaga

En 2015 empezó el cambio de tendencia. La venta de viviendas fue un 8,6% superior que en 2014, gracias a la solidez de la demanda y la expansión del crédito hipotecario, que está siendo y será clave en la recuperación del mercado. Los flujos de financiación a las familias para la compra de vivienda están evolucionando a buen ritmo y la tendencia indica que esta evolución continuará a lo largo de 2016. La financiación a promotores ya presentó flujos positivos en 2015 y se consolidará suavemente en 2016.

Los precios no van a bajar más, ya que según la entidad han dejado atrás sus valores mínimos y a finales de 2015 ya presentaban revalorizaciones (a nivel agregado) en todas las comunidades autónomas, tanto para la vivienda nueva como para la usada. BBVA apunta así, hacia un crecimiento del precio de la vivienda en torno al 3% en 2016 en el conjunto nacional. En los mercados más activos, como el litoral mediterráneo y los grandes núcleos urbanos con gran actividad económica, los precios muestran ya repuntes relevantes. En los mercados menos activos, "el precio todavía no ha tomado la tendencia creciente y permanecerá estable en términos reales". Las zonas de mayor revalorización se encuentran en Baleares, MadridCataluña y Canarias. En sentido contrario, Aragón, Navarra y La Rioja fueron los territorios donde menos se encarecieron los inmuebles.

En cuanto a la evolución de la demanda de viviendas en el medio y largo plazo, BBVA Research explica que la mejora de la economía está incentivando una menor salida de población del país y supone un nuevo atractivo para la llegada de nuevos inmigrantes. “Si en el largo plazo, la economía española creciera a su PIB potencial de media, la inmigración será el elemento que mitigue las limitaciones de una población que envejece. Las previsiones indican que se verán saldos migratorios positivos en el corto plazo, lo que será un nuevo incentivo para la demanda residencial”.

La buena marcha de la vivienda, unido al mayor dinamismo en el mercado del suelo, garantiza el avance de la actividad constructora. Se espera que en 2016 la inversión en vivienda vuelva a crecer, elevando su peso en la economía, hasta niveles próximos al 4,5% del PIB. Por su parte, los permisos para iniciar viviendas mostraron un impulso del 43% respecto a 2014. Solo en el primer mes de 2016, las transacciones de viviendas aumentaron el 20,4% respecto al mes de diciembre.

Respecto al "stock" de vivienda nueva en España, disminuye acompañada por el alza de la demanda residencial, está permitiendo, según el informe del BBVA, el descenso del inventario de casas nuevas en oferta, de manera que en regiones como Madrid, Cantabria o Extremadura la sobreoferta ha dejado de ser un problema para el mercado.

Finalmente, la entidad financiera considera que las incertidumbres "se están traduciendo en un mercado inmobiliario más errático y que en la medida que éstas se prolonguen, el mercado continuará mostrando cierta volatilidad". En cualquier caso, añaden, "a medio y largo plazo, la solidez de estos fundamentales augura aumentos en la venta de viviendas".

Los extranjeros, responsables en gran parte de la recuperación inmobiliaria

Del informe "Situación Inmobiliaria España" realizado por el servicio de estudios BBVA Research, realizado con los datos del Ministerio de Fomento, se deduce que el comprador extranjero es responsable de una parte importante de la venta de viviendas, que en el caso de zonas como Baleares, MurciaCanarias, alcanzaron casi la mitad de las operaciones de compraventa realizadas en 2015, siendo un mercado vital en estas zonas para la recuperación inmobiliaria.

La orientación de zonas como Baleares, Canarias, Cataluña, Comunidad Valenciana o Andalucía hacia el turismo, explica este repunte de los precios de la vivienda, al ser zonas que constituyen un "polo de atracción para que los extranjeros establezcan su retiro o segunda residencia". En Madrid, en cambio, la pujanza del mercado interno (fortalecido por la recuperación económica que experimenta la comunidad) es el factor que reflota los precios.

Fuente: BBVA Research "Situación Inmobiliaria España"

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

La recuperación del mercado inmobiliario residencial continuará en 2016, en el que se registrará un incremento interanual en la compraventa de pisos y casas próximo al 20%, con un alza de precios en venta de obra nueva superior al 5%. Estas son las previsiones de la consultora inmobiliaria internacional CBRE, que señala que el panorama es "alentador" y el sector residencial se encuentra en un "nuevo ciclo expansivo".

primavera

De este modo, CBRE estiman que el repunte de la compraventa de viviendas se situó en el entorno del 25% y 27% entre 2014 y 2015, y que se situará sobre el 20% en 2016. Mientras, los precios de venta de la vivienda nueva subieron un 2,75% el año pasado, y el alza de este año podría ser superior al 5%, acentuándose aún más en Madrid y Barcelona.

En cuanto a los datos de producción de obra nueva, con 45.000 unidades aproximadamente en 2015, estiman que se construirán en 2016 entre 60.000 y 65.000 viviendas. La cifra continúa creciendo aunque todavía se encuentra lejos de la demanda normalizada del país, estimada entre 150.000 y 175.000 viviendas anuales. A cierre de 2015 el "stock" de vivienda de obra nueva rondaba las 400.000 unidades, mientras que 2016 podría acabar entre 300.000 y 325.000.

Valencia, Málaga y Bilbao ganan protagonismo

Durante 2015, Madrid, Barcelona y la Costa del Sol fueron los protagonistas de la promoción residencial. Ahora, la tendencia en 2016-2017 se dirige hacia otros grandes núcleos urbanos como Valencia, Málaga o Bilbao, e incluso hacia la creación de nuevos suelos y rehabilitaciones en lugares donde ya se percibe que la demanda quedará rápidamente insatisfecha.

El director de Corporate Finance España, en la división de Capital Markets de CBRE, Heriberto Teruel, explica que factores como la estabilización de la población, la disminución de la tendencia a la propiedad inmobiliaria, la cautela a la hora de invertir y el fin de la financiación "sin límite", indican que no se repetirán, al menos en el medio plazo, los errores del pasado, y que este nuevo ciclo será "racional y sostenible". Así, el 2016 será un año interesante a nivel de inversión inmobiliaria residencial en España, ya que los precios de las viviendas han tocado fondo, y se experimentan evoluciones positivas en los principales mercados.

Tanto las transacciones como los precios del suelo están en alza y se observará en determinadas zonas notables incrementos, debido a la escasez de suelo calificado y a las dificultades urbanísticas y financieras para poner en valor los diferentes ámbitos. A esto se suma que la vivienda es más asequible, y el precio de la misma respecto a la renta de los hogares se encuentra "en ratios razonables desde un punto de vista histórico". Además, la financiación hipotecaria se acelera, el desempleo se ha reducido y ha bajado también el "stock" sobrante.

Capital internacional y gestión local

Asimismo, CBRE prevé un especial protagonismo de las empresas consultoras y comercializadoras profesionales que permitirán ajustar la oferta a las necesidades de una demanda cada vez "mejor da y más exigente". Según Heriberto Teruel, "Las nuevas promociones tienen que tener muy claro cuáles son las necesidades reales de la demanda, tanto para la vivienda habitual como para la vacacional. Habrá que acertar en las dimensiones, el número de dormitorios, las calidades y, siendo aún muy importante la sensibilidad al precio".

No obstante, la confianza de los inversores institucionales y del mercado, aunque basada en fundamentos sólidos, "sigue con una mirada permanente a la grave recesión sufrida, y será muy cauta y recelosa ante cualquier signo de inestabilidad política y económica". Estos cada vez apuestan más intensamente por el desarrollo y la recuperación del sector inmobiliario en España y exigen el conocimiento de expertos locales, en muchos casos antiguos promotores que, tras la crisis, se reconvierten en socios minoritarios o gestores de estos complejos procesos inmobiliarios.

Fuente: eleconomista.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Los extranjeros compraron 69.196 viviendas en España durante 2015, un 13% más que en 2014, con lo que se hicieron con una de cada cinco casas (el 18%) que se transmitieron en el país, según los datos del Ministerio de Fomento. La compra de viviendas por parte de extranjeros creció así por encima del incremento medio del 9,8% que registró el mercado de la vivienda en general.

casa-ibiza

Del total de transacciones de viviendas cerradas por extranjeros, los que no tienen residencia en España se hicieron con 4.846 pisos, un 10,1% más que en 2014. Mientras que los extranjeros residentes adquirieron 64.350 pisos y casas el pasado pasado año 2015, lo que arroja un incremento del 13,3% respecto al ejercicio precedente.

De este modo, el comprador extranjero, junto con la venta de casas de segunda mano impulsaron al mercado de la vivienda durante 2015, para que consiga encadenar su segundo año consecutivo de crecimiento y alcanzara su máximo desde 2010, con un total de 382.691 viviendas libres vendidas.

Así, según José Peral, director de comercialización y marketing de Solvia, "nadie cuestiona el destacado papel que ha jugado el comprador de vivienda extranjero en los años de crisis del sector inmobiliario". Muchos analistas han calificado este empuje como "el principal motor" de crecimiento en las estadísticas de compraventa de viviendas, destacando a su vez la mayor presencia del comprador extranjero no residente. Ahora, en la etapa de consolidación de la mejora inmobiliaria, este perfil sigue comportándose de forma positiva.

Para contrastar los datos de Fomento, la evolución en la venta de viviendas al mercado internacional también es positiva según los datos del Colegio de Registradores, donde el peso de los compradores extranjeros (residentes y no residentes) en el total de las transacciones de viviendas en España ha crecido de forma exponencial en los últimos años al pasar de representar el 4,2% en 2009 al 13,2% en 2015.

Valencia y Andalucía, los principales mercados

Por regiones, la Comunidad Valenciana lidera las comunidades en las que los extranjeros compraron más pisos y casas el pasado año, con un total de 20.219 viviendas, de las que 1.665 fueron adquiridos por no residentes.

Después se sitúa Andalucía, donde los ciudadanos extranjeros se hicieron con 14.384 casas en 2015, 1.854 de ellas por los no residentes, y Cataluña, con 10.264 viviendas adquiridas por extranjeros, 186 de ellas por no residentes.

Asimismo, los extranjeros compraron 7.295 pisos en Canarias durante el pasado ejercicio, de los que 386 fueron adquiridos por no residentes, y se hicieron con 5.061 viviendas en Baleares (218 por no residentes).

En Madrid, el número de pisos adquiridos por ciudadanos extranjeros se situó en 4.951 casas, de las que 79 se compraron por extranjeros que no tienen residencia en el país.

Fuentes: elmundo.es - Ministerio de Fomento 4º Trimestre 2015

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

5

La compraventa de pisos y casas creció en 2015 hasta alcanzar las 401.281 operaciones. Desde el año 2010, cuando se alcanzó la venta de 491.287 viviendas, no se lograban tan buenos resultados, según la estadística del Ministerio de Fomento. El dato supone una subida interanual del 9,8% respecto a 2014 (365.594 viviendas) y encadena 2 años consecutivos de crecimiento.

fomento-compraventa2015-1

El crecimiento en la compra de viviendas en 2015 se debe, principalmente, al mercado de los pisos y casas de segunda mano que ha batido récord con 100.723 compraventas, el 87,9% del total. Este dato supone el mejor trimestre para la vivienda usada desde 2007. Por contra, la compraventa de viviendas nuevas se redujo un 10,6%, hasta las 41.938 transacciones (el 11% del total).

En el cuarto trimestre de 2015 se vendieron en España 114.598 viviendas, un 2,4% más que en el cuarto trimestre de 2014. Para encontrar un periodo con más transacciones hay que remontarse al año 2010, con 150.494 operaciones de compraventa.

El mayor número de ventas se realizaron sobre vivienda libre, que ascendieron a 109.036 viviendas, el 95,1% del total. Queda patente que el desfase en el precio del módulo de la vivienda protegida (en ocasiones más alto que la vivienda sin protección) y la ausencia de promociones de este tipo (excepto las grandes ciudades), menguan el cierre de operaciones. Las transacciones de vivienda protegida ascendieron, en dicho periodo, a 5.562, un 4,9% del total.

Los datos son buenos, pero es menos de la mitad que las 955.186 viviendas compradas en el año 2006. Para algunos analistas, que preveían mejores resultados, los datos se quedan cortos, viéndose trabados en su opinión, por el estancamiento del cuarto trimestre causado por el periodo preelectoral y la incertidumbre sobre la formación del nuevo gobierno.

Todas las comunidades crecen, excepto en Castilla- La Mancha

Las compraventas durante 2015 suben en todas las comunidades, excepto en Castilla-La Mancha con un descenso del -0,8%. Las regiones con mayores incrementos son Baleares (17,4%), País Vasco (17%), Cantabria (16,6%), Murcia (16,3%) y Aragón (14,3%).

Por provincias, los mayores aumentos se dan en Segovia (28,5%), Vizcaya (24,8%), Cádiz (21,4%), Baleares (17,4%), Cantabria (16,6%), Murcia (16,3%), Valencia (14,8%) y Zaragoza (14,8%). Por el lado contrario, entre las provincias con los mayores descensos se encuentran, Ciudad Real (-9,5%), Guadalajara (-7,5%), Ávila (-4,9%), Cáceres (-4,8%) y Salamanca (-4,2%).

Entre las capitales de provincia y municipios de más de 100.000 habitantes destacan, por crecimiento en 2015, Segovia (75,6%), Bilbao (45,4%), Huesca (35,3%), Huelva (29,5%), Badalona (29,1%), Santa Coloma de Gramenet (27,8%), Leganés (26,6%), Gijón (26,4%) y Toledo (25,6%).

En relación al cuarto trimestre de 2015 frente al mismo periodo de 2014, un total de 15 autonomías registran incrementos en el número de compraventas de viviendas, mientras que en cinco se producen caídas. Entre las mayores subidas destacan Aragón (15,9%), Navarra (13,4%), Baleares (12,3%), País Vasco (9,5%) y Murcia (5,6%). Con los mayores descensos están La Rioja (-11%), Galicia (-8,9%), Extremadura (-8,2%) y Castilla y León (-5,7%).

Por municipios, los que registran un mayor número de compraventas son Madrid (10.015), Barcelona (3.702), Valencia (2.088), Zaragoza (1.744), Sevilla (1.674), Málaga (1.368) y Torrevieja (1.202).

El comprador extranjero: el 17,0% del total

En su conjunto, las compras de viviendas realizas por extranjeros (residentes y no residentes) alcanzaron las 19.482, es decir, el 17,0% del total, localizándose principalmente en las provincias de Alicante (3.910), Málaga (2.377), Barcelona (1.621), Baleares (1.426), y Madrid (1.406).

En los tres últimos meses de 2015 y por decimoctavo trimestre consecutivo, las compras de viviendas realizadas por extranjeros residentes en España crecieron. En concreto, 18.029 compraventas, un 9,9% frente al cuarto trimestre de 2014. Los ciudadanos extranjeros no residentes compraron 1.453 casas, un 10,3% más que las realizadas hace un año.

Ministerio de Fomento 4º Trimestre 2015

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

5

El mercado de la vivienda en España continúa recuperando poco a poco el esplendor perdido con una revalorización de los precios cada vez mayor y un aumento de las compraventas al cierre del año pasado. Así, durante 2015, el precio medio de las viviendas se incrementó hasta un 6,6% (misma apreciación que en el tercer trimestre del año), según la Estadística Registral Inmobiliaria. Además, la compra de pisos y casas en comparación con el total de 2014 repuntó un 11,2%, hasta las 354.538 operaciones.

costadelsol-urbanizacion-mar

Los precios, en tasa intertrimestral (el cuarto trimestre de 2015 respecto al tercer trimestre) repuntó un 0,9%. De este modo, según los Registradores de la Propiedad el valor de la vivienda se sigue "suavizando", con un descenso acumulado de los precios desde los niveles máximos de 2007, hasta el 28,4%Según el Colegio de Registradores, tras un año y medio de crecimientos de precios, éstos se sitúan en niveles de mediados de 2004. Aunque los registradores no hacen previsiones, la marcha de los datos "sugieren una posible estabilización" de los incrementos de los precios en 2016 "en el entorno del 5%".

En lo que respecta a la venta de viviendas, para el conjunto del año 2015 se han registrado 354.538 compraventas, que supone un incremento del 11,17%, 6.150 más que el resultado interanual del tercer trimestre, constatando la inercia favorable del ritmo de compraventas. Esta cifra es la más elevada de los últimos dieciséis trimestres. La vivienda nueva ha marcado nuevamente un mínimo histórico con 74.988 compraventas anuales (descenso del ‐36,91%), mientras que en vivienda de segunda mano se ha registrado 279.550 compraventas (crecimiento del 39,73%), la cifra más alta de los últimos veintinueve trimestres, debiendo retroceder hasta el tercer trimestre de 2008 para encontrar un número interanual de compraventas usadas más elevado.

Estas tasas interanuales la compraventa de viviendas acumula cuatro trimestres consecutivos de crecimiento, frente a los descensos en los cinco trimestres precedentes. Así, en el cuarto trimestre de 2015 se alcanzó las 84.031 operaciones, lo que supone un incremento del 7,9% sobre el mismo trimestre de 2014. Con respecto a los tres meses anteriores, las transacciones descienden un 9,4%, mostrando la estacionalidad tradicional de las inscripciones registradas en el último trimestre del año, añade el informe.

Por su parte, la demanda extranjera se situó en el cuarto trimestre de 2015 en el 14,4% de las compraventas totales, con un resultado interanual del 13,2%, situándose por encima de las 12.000 compraventas trimestrales y superando las 46.000 durante 2015. Según los registradores, "la compraventa de extranjeros sigue siendo uno de los factores que están aportando dinamismo al mercado inmobiliario español", mercado que en estos años "se ha fidelizado y ha aumentado" en el conjunto de la demanda. Por nacionalidades, durante el cuarto trimestre británicos (23,9%), franceses (8,2%), alemanes (7,8%), suecos (6%) y belgas (5,7%) encabezaron el ranking de compraventas, una relación similar a la del conjunto del año.

La venta de viviendas se va generalizando

En 14 comunidades autónomas (nueve de ellas con crecimientos de dos dígitos) ha crecido el número de compraventas. Los mayores aumentos del último año se han producido en País Vasco (20,8%), Cataluña (15,6%), Madrid (15,4%) y Aragón (15,1%). Por el contrario, los únicos descensos, todos ellos moderados, se han producido en Navarra (-2,5%), Extremadura (-1,3%) y Castilla-La Mancha (-0,6%).

Las provincias también han acusado el componente estacional del último trimestre del año, dando lugar a descensos intertrimestrales en cuarenta de ellas, frente a los ascensos en diez. Las provincias con un mayor número de compraventas registradas han sido Madrid (11.272), Barcelona (9.124), Alicante (6.415), Málaga (5.935) y Valencia (4.492). En términos relativos, las compraventas de vivienda por cada mil habitantes han estado encabezadas por Málaga (3,66), Alicante (3,46), Baleares (2,56) y Girona (2,53).

Las tasas de variación trimestrales desestacionalizadas (calculadas con resultados medios anuales), suavizan el grado de ajuste reflejado por las tasas intertrimestrales, dando lugar a treinta y cinco provincias con crecimientos trimestrales, frente a los descensos en quince provincias. Lo mismo ocurre con las tasas de variación interanuales, con cuarenta y tres provincias con incrementos interanuales, frente a las siete con descensos. Los mayores incrementos interanuales se han alcanzado en Vizcaya (32,50%), Jaén (20,83%), Barcelona (20,49%), Córdoba (20,17%), Palencia (19,55%) y Zaragoza (19,38%).

Las hipotecas a tipo fijo, en su máximo histórico: el 8,8%

En cuanto al crédito hipotecario, la estadística registral refleja que el endeudamiento hipotecario por vivienda ha presentado un resultado de 110.985 euros, con una subida intertrimestral del 1,1%. En el último año, el aumento ha sido del 5,5%, acumulando siete trimestres consecutivos de crecimiento.

Por su parte, la contratación de hipotecas a tipo de interés fijo siguió incrementándose y alcanzó en el cuarto trimestre el 8,8%, un nuevo máximo histórico, mientras que la contratación a tipo variable bajó al 91,2%. La cuantía media de los tipos de interés iniciales de los nuevos créditos ha fue del 2,5% en el cuarto trimestre, con un descenso de 0,09 puntos porcentuales con respecto al trimestre precedente, lo que marca un nuevo mínimo histórico. Asimismo, los plazos de contratación han descendido levemente durante el cuarto trimestre, el 0,7% con relación al trimestre anterior, hasta los 22 años y 7 meses.

En cuanto a los indicadores de accesibilidad a la vivienda, los registradores señalan que todos ellos tienden a estabilizarse. Así, la cuota hipotecaria mensual media se situó en 535,8 euros en el cuarto trimestre de 2015, con un incremento intertrimestral del 0,7%, mientras que el porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial aumentó en 0,17 puntos porcentuales , hasta el 28,3%.

Por otro lado, las certificaciones por inicio de ejecución hipotecaria sobre viviendas del cuarto trimestre han sido 14.179, con un descenso del 22,1% sobre el mismo periodo de 2014. El 63,1% de estas certificaciones correspondieron a personas físicas, mientras que el 36,8%, a personas jurídicas. En cuanto a la nacionalidad, el 92,2% de las certificaciones correspondió a nacionales, frente al 7,7% de extranjeros.

Los notarios confirman la tendencia al alza de precios y ventas

Estos datos sobre la recuperación inmobiliaria en el mercado residencial durante 2015, también los confirma la estadística del Consejo General del Notariado. Por un lado, el precio medio del metro cuadrado de las viviendas vendidas se encareció un 1,9% interanual, hasta los 1.277 euros; y por otra parte, el número de compraventas escaló un 8,6% con respecto a 2014, hasta las 401.236 operaciones. Además, se firmó un 23,2% más de hipotecas para la adquisición de una casa (170.266 préstamos).

Así, según los notarios el número de compraventas de viviendas registró en el conjunto del 2015 un ascenso del 8,6% interanual hasta las 401.236 operaciones. La expansión del número de compraventas se reparte entre la expansión de las ventas de pisos (7,8%), el incremento de la venta de casas unifamiliares (11,9%) y la venta de otros inmuebles (4,6% interanual). En el caso de los pisos, las compraventas de aquellos de precio libre experimentaron un incremento del 8,4%. Además, dentro de este segmento, las ventas de pisos de segunda mano mostraron una expansión del 12,1%, frente a la contracción experimentada por la compraventa de pisos nuevos con un 13%.

En términos de precio promedio por metro cuadrado de las viviendas compradas en 2015 fue de 1.277 euros, reflejando así un encarecimiento del 1,9% interanual. Este incremento se debe tanto al aumento del precio del metro cuadrado de las viviendas de tipo piso (2,6% interanual) como al encarecimiento de las viviendas unifamiliares (1% interanual). Dentro de los pisos, los de segunda mano se situó en los 1.381 (2,4% interanual) y el de los pisos nuevos de 1.741 (7,1% interanual).

Por último, en 2015 la compraventa de otros inmuebles se situó en 99.714 operaciones (4,6%), de las que un 37,9% correspondió a fincas, parcelassolares. El precio medio por metro cuadrado de estas transacciones alcanzó los 198 euros (0,8% interanual). Según los notarios, para los primeros meses de 2016 se espera que las cifras del mercado continúen con la senda de crecimiento observada en 2015, aunque quizá con valores más moderados".

Fuentes - Registradores: Estadística 4º Trim. 2015 (.pdf) - C. G. Notariado: Estadísticas 2015 (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –