Saltar al contenido

Edificio de oficinas

El volumen de inversión inmobiliaria (residencial, oficinas, retail, logística y hoteles) cerrará el semestre en torno a los 6.000 millones de euros, según estimaciones de la consultora JLL, empresa de servicios y gestión de inversiones especializada en el sector inmobiliario. Este dato supondría un incremento de la inversión cercano al 70% respecto al mismo periodo del año anterior. Según Borja Ortega, director de Capital Markets de JLL, "El mercado atraviesa un excelente momento y es previsible que todos los segmentos del mercado mejoren su volumen de inversión respecto a 2016, dejando un volumen de negocios inmobiliarios al cierre de 2017 que podría ser entre un 10% y un 15% superior a la del año anterior, superando los 10.000 millones de euros.

...continúa leyendo "La inversión inmobiliaria se dispara un 70%: cerrará el semestre en los 6.000 millones"

2

Ático en la ciudad de Valencia

Las viviendas de uso turístico ya dominan el mercado. En 2016, las plazas en apartamentos vacacionales superaron por primera vez a las de hoteles en los principales núcleos urbanos, según un estudio de Exceltur, la patronal del sector, que revela que estas plazas casi se han duplicado respecto a 2015. En concreto, el año pasado se registraron 362.493 plazas en pisos turísticos en las 22 principales ciudades españolas. Esta oferta supera ya en un 9,76% a la de los hoteles. El auge de los apartamentos turísticos a raíz de las plataformas web ha cambiado el escenario turístico en España. De 2012 a 2016 la oferta de estas viviendas en alquiler de vacaciones se ha disparado un 1.633% en las 22 grandes ciudades, entre las que agrupan el 84,5% de toda la actividad turística urbana del país. lo que supone un ritmo de crecimiento del 104,4% anual. Así, durante el año pasado las viviendas vacacionales superaron por primera vez las plazas regladas disponibles en estas ciudades, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de los principales portales, en un contexto de aumento de demanda, donde la regularización de alquileres sumergidos y nuevas licencias para uso turístico crecen en medio de una legislación aún muy caótica, ahora además en las ciudades, se generan nuevos conceptos como turistificación, gentrificación y turismofobia.

...continúa leyendo "Las plazas de los pisos turísticos, superan ya a las de hoteles en 22 ciudades"

2

La llegada de turistas en busca de playa, sol y, cada vez más, cultura y conocer grandes grandes ciudades, es imparable. En 2015 pasaron sus vacaciones en España 68,1 millones de extranjeros, la mayor cifra de la historia. Significa una subida del 4,9% y se bate así el récord del 2014, que terminó con 65 millones de turistas. La diversidad turística es amplia, pero si hubiera que hacer un retrato robot del turista que reúna las características más comunes de los extranjeros que llegan de vacaciones sería el de un hombre o una mujer de Reino Unido, que visita la costa para pasar unas vacaciones en la playa, llega en avión y además, viajan por libre (no con viaje organizado) principalmente con el único objetivo de descansar y disfrutar.

playaelcampello-alicante

Pese a que estos son los hábitos más comunes, el año pasado cambiaron algunas tendencias, según se observa en los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. Por ejemplo, los viajeros de negocios subieron un 15%, y las llegadas en tren, un 12,5%. Los estadounidenses son más habituales (sus visitas se elevaron más del 23%) y Madrid está cada vez más en los planes de quienes eligen España como destino vacacional (tuvo un 13% más visitantes).

El motivo mayoritario de los turistas en sus viajes a España durante 2015 fue el ocio, recreo y vacaciones, con 58,0 millones y un crecimiento interanual del 3,1%. Es el grupo más numeroso, pero en realidad parte del crecimiento de viajeros este año llega de la mano de la actividad empresarial y de ferias y conferencias. Los que responden que visitan España por motivos de negocios y otros asuntos no vinculados con el ocio se situaron en 5 y 5,2 millones de turistas, con crecimientos del 15,5% y 16,4%, respectivamente.

Respecto a las zonas más visitadas, el turismo urbano ha ganado presencia este año (de ahí el auge de las llegadas a Madrid) pero las costas siguen siendo los destinos favoritos de los extranjeros que llegan a España. La principal comunidad de destino en 2015, con 17,4 millones de turistas, fue Cataluña con un 3,7% más de turistas que en 2014. Por detrás se situaron Islas Baleares (con 11,6 millones y un incremento del 2,7%) y Canarias (con 11,6 millones y un aumento del 1,0%). A continuación se sitúa Andalucía, con 9,3 millones de turistas (un 9,6% más que en 2014); la Comunidad Valenciana, 6,5 millones (un 4,3% más), y Madrid con 5,1 millones de turistas que visitaron la capital, con un incremento del 13,0%.

¿De dónde llegan, cómo se organizan, dónde se alojan?

Los principales países de residencia de los turistas que visitaron España el año pasado fueron Reino Unido, Francia y Alemania. De los 68,1 millones de turistas, 37,3 millones tenían una de estas tres nacionalidades. No es una novedad: ya hace décadas que estos países son el gran nicho de las costas y los hoteles españoles. Sin embargo, en los últimos años no solo se han mantenido sus visitas, sino que han crecido. En concreto, en 2015 la llegada de turistas procedentes de Reino Unido y Francia aumentó un 4,5% y un 8,9%, respectivamente. En la evolución de 2015, sin embargo, hay un apunte en rojo: los alemanes. Desde este país sí se redujeron las visitas un 1,2% de media. En diciembre llegaron a reducirse el 9%.

Fuera de estos mercados habituales, los siguientes más potentes para el turismo de España son los países nórdicos, los italianos, los holandeses y los suizos. Y en 2015, quienes han disparado su interés son los estadounidenses. Con el dólar fuerte, viajar a los países que usan euros es para ellos ahora más barato. Como resultado, vinieron a España un 23,6% más turistas de Estados Unidos.

La estadística hace referencia a los visitantes extranjeros, y de ahí que la llegada en avión gane por goleada a otros medios de transporte. Más de 54,4 millones de turistas utilizaron la vía aérea, lo que supuso un aumento del 5,0%. Por carretera llegaron 12,5 millones, un 4,4% más (en este caso, suelen ser franceses y portugueses los que viajan en coche). A pesar de que el tren y el barco son menos populares, son medios de llegada a España que crecen. De los 68,1 millones de turistas del 2015, 342.127 usaron el ferrocarril para su visita (12,5% más) y por los puertos accedieron 896.839 visitantes, un 3,5% más.

En lo referente a la forma de organización del viaje, 48,5 millones de turistas llegaron a España sin paquete turístico (un 6,4% más que en 2014) y 19,6 millones con paquete turístico (un 1,4% más). España es un país considerado seguro, con buenas infraestructuras y una oferta creciente de reservas por Internet tanto de alojamiento como de conexiones aéreas, de ahí el elevado número de turistas que deciden organizarse por libre la estancia. Según un reciente informe presentado en el Foro de Davos, España es el mejor país del mundo para viajar solo.

Respecto al alojamiento vacacional, ahora el Instituto Nacional de Estadística (INE) distingue dos grandes grupos: los que pagan y los que no pagan por su pernoctaciones en vacaciones. Así, en 2015 53,1 millones de turistas estuvieron en lo que se denomina "alojamiento de mercado", es decir, hoteles (43 millones) o en otros establecimientos de pago (10 millones) como campings o viviendas de uso turístico (casas y apartamentos en alquiler de vacaciones) que son cada vez más solicitadas con una demanda que creció un 39% el pasado año 2015. Por otra parte, 15,1 millones de visitantes (un 3,4% más) se quedaron en casas de su propiedad, de familiares o de amigos.

Alquiler vacacional: España, cuarto país más caro de Europa este verano

Un grupo de entre dos y seis personas se gastará en alojamiento en vivienda vacacional una media de 807 euros por semana este verano en España, según leemos en estudio realizado por el comparador HomeToGo. Precios medios solo superados en Grecia (820 euros/semana), Reino Unido (943 euros/semana) y Suiza (949 euros/semana). España presenta precios muy razonables en primavera, con una media de 567 euros por semana, precios que pueden llegar a repuntar hasta un 43,3% en los meses de verano.

Entre los destinos españoles más baratos de esta primavera se encuentran en la Costa del Azahar (Castellón), en localidades como Peñíscola, con una media de 322 euros por semana o Oropesa (402 euros)Le siguen localidades de Tenerife como La Laguna con 350 euros por Semana o Santa Cruz de Tenerife (404 euros por semana). En la Costa de Almería, encontramos precios medios de 358 euros por semana en Roquetas de Mar. Destacan también localidades de Costa del Sol (Málaga) o de Costa Blanca (Alicante) como Torrevieja con precios medios de 390 euros semanales. Completan este top zonas de Cataluña como Costa Dorada (Tarragona), con alquileres económicos en localidades como Salou (391 euros) o Cambrils (402 euros). En Barcelona, se pueden encontrar precios de 402 euros semanales en Calella. Finalmente en Costa Cálida (Murcia) ofrecen precios medios semanales de 397 euros, o en Valencia, donde el alquiler más barato se localiza en Gandía, con 410 euros a semana en primavera, que alcanzan un aumento del 90% en verano.

Precisamente para el verano los destinos más baratos en alquiler vacacional se encuentran en Canarias: Puerto Rico, en Gran Canaria, donde una estancia de una semana cuesta 397 euros; Santa Cruz de Tenerife, ya citada; Los Cristianos, también en Tenerife, con una media de 411 euros/semana; y la isla de La Palma con 430 euros.

Por el contrario, Ibiza es el destino más caro de España para este verano, con un aumento del 70% de sus precios de primavera hasta alcanzar los 1.822 euros/semana, convirtiéndose de este modo en el tercero más caro de Europa, sólo superado por Londres (2.104 euros) y la isla de Capri (1.955 euros), lejos de Amsterdam (1.341 euros) o París (927 euros). En España se sitúa así por delante de Maspalomas (1.581 euros/semana), Alcudia (1.463 euros/semana), Ciutadella de Menorca (1.437 euros/semana) y San Sebastián (1.393 euros/semana). La mayoría de destinos de costa españoles muestra fuertes subidas en temporada alta llegando a casos como el de Ciutadella de Menorca, con el mayor aumento de precios de toda España, un 143,4% más altos en verano que en primavera, seguido de Calella de Palafrugell (133%), Cambrils (123%), Salou (121,5%) y Tarragona (116,2%).

En cuanto a destinos urbanos, destaca el caso de Madrid, donde sus precios se mantienen prácticamente estables durante ambas temporadas (con precios 0,5% más bajos en verano) con una media de 634 euros por semana, en contraste con grandes ciudades costeras como Valencia (18,4% más cara en verano) o Barcelona, a 1.032 euros por semana en verano, un 12,4% más cara que en primavera, superando a ciudades como Oslo (852 euros) , Bruselas (815 euros) o París (927 euros).

Así, tanto Barcelona como Madrid aparecen en primeras posiciones en el ranking con altos alquileres en temporada alta, pero es Valencia la que consigue el ratio más alto para invertir en la compra de un inmueble y convertirlo en un alojamiento vacacional, y es la octava ciudad más rentable de Europa para este tipo de inversión, por delante de capitales como Bruselas, Edimburgo, Munich, Zurich, Roma, Londres o Estocolmo. Madrid se encuentra en el puesto número 32, delante de ciudades como Helsinki, Hamburgo o Berlín.

Fuente: elpais.com y HomeToGo: Precios alquiler 2016

Quizá también te puede interesar:

  • Encontrar pisos y villas en alquiler de vacaciones
  • Encontrar pisos y casas en venta (oportunidades, rebajados…)
  • Encontrar pisos y casas en alquiler (larga temporada)

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Las Sociedades de Inversión Inmobiliaria (Socimis) se han convertido en uno de los vehículos de inversión más atractivos dentro del mercado financiero. Con una rentabilidad anual que ronda el 5%, las grandes socimis (Merlín Properties, Hispania, Lar y Axiare) ganaron un total de 73,3 millones de euros durante el primer trimestre de este año, lo que significa que casi triplica los 28,8 millones que lograron en el mismo periodo del año anterior. Estas sociedades cuentan con activos vinculados con el mercado inmobiliario por más de 5.600 millones de euros. Por otro lado, los bancos (los otros grandes protagonistas del mercado inmobiliario), acumulan 100.000 millones de riesgo inmobiliario.

oficinas-inversion

Las socimis se han convertido en los actores principales del mercado inmobiliario español. Las grandes sociedades han protagonizado destacadas adquisiciones de edificios, centros comerciales y hoteles en los últimos meses. Solo durante el primer trimestre del año han comprado inmuebles por 285 millones de euros y preparan nuevas adquisiciones en los próximos meses. Estas sociedades están revitalizando un sector deprimido gracias a, entre otros motivos, las ventajas fiscales de las que gozan.

Las rentabilidades de estas firmas impresionan. Las cuatro grandes socimis: Merlin, Hispania, Lar, Axiare, obtuvieron rentas por 127 millones durante los tres primeros meses del año y un beneficio de 73,3 millones, según la información publicada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La mayor parte de sus ingresos proceden del alquiler de oficinas, viviendas, cadenas hoteleras y centros comerciales.

Las socimis, son sociedades de inversión inmobiliaria que nacen a partir de 2012 cuando el Gobierno del PP aprueba una normativa para regular este tipo de sociedades al estilo de las británicas "Real Estate Investment Trust (Reit)" para levantar el mercado inmobiliario casi desahuciado. Para ello otorgó a estas sociedades ciertas ventajas fiscales: los beneficios que generan están exentos del impuesto de sociedades y disfrutan de bonificaciones del 95% en el impuesto de transmisiones patrimoniales si cumplen una serie de requisitos.

Su eclosión ha sido meteórica. La principal socimi, Merlin Properties, cuenta con una cartera de 1.017 activos (edificios, oficinas, locales comerciales, centros de ocio...) valorados en más de 3.218 millones de euros. En el primer trimestre del año ganó 45,24 millones, un 131% más que en el mismo periodo del 2015 y se codea con las grandes empresas del país en el Ibex 35 tras comprar el año pasado Testa, la sociedad inmobiliaria de Sacyr, por 1.794 millones de euros.

socimis-1trm2016

Hispania también destaca en el sector gracias al lustre de sus principales inversores. El magnate George Soros (16,7% del capital) y el popular gestor de fondos de inversión John Paulson (9,85%) figuran entre sus principales accionistas. De hecho, George Soros ya ha anunciado que acudirá a la ampliación de capital de la sociedad. Esta aumentará sus fondos propios en 230,7 millones de euros para seguir invirtiendo en la compra de nuevos activos inmobiliarios, según informó la compañía a la CNMV. La sociedad es propietaria de inmuebles que alquila a cadenas hoteleras como Barceló, Meliá, NH o Vincci, entre otros.

Otra de las grandes sociedades inmobiliarias es Lar España, que duplicó sus ingresos durante el primer trimestre del año. Esta sociedad está inmersa en una expansión, como todas las del sector, que le ha llevado a comprar un complejo comercial en Barakaldo (Vizcaya), el centro comercial Palmas Altas Norte (Sevilla) y ha formalizado la compra total del centro comercial La Marina en Ondara (Alicante) por un importe total de 70,6 millones.

Axiare, por su parte, registró un beneficio de 5,1 millones de euros, lo que supone un 1% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, sus ingresos han crecido un 38% por la explotación de las nuevas adquisiciones formalizadas el año pasado. En los primeros tres meses del año, Axiare ha destinado 33 millones de euros para la adquisición de dos inmuebles: un edificio en Josefa Valcárcel (Madrid) y un centro comercial en Roquetas de Mar (Almería).

La gran banca, aún con 100.000 millones de riesgo inmobiliario

Por otro lado, tras ocho años de crisis y pese a la mejoría del mercado inmobiliario, los cinco grandes bancos (Popular, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Santander), acumulan más de 100.000 millones en riesgo bruto con sus activos inmobiliarios. Las 12 entidades más relevantes suman 122.327 millones, un 7% menos que hace un año. El Banco Popular es el que más acumula con 32.024 millones, por lo que su prioridad es reducir esta partida, al igual que otros. Los expertos creen que esta situación demuestra que la crisis financiera no ha terminado y recuerdan que estos activos lastran la rentabilidad porque no aportan ingresos pero sí costes financieros.

Cuando empezó la crisis, en diciembre de 2007, la banca tenía prestados 457.000 millones entre el sector inmobiliario y el constructor. Ese era el tamaño del problema con el que se entró en la recesión. El pinchazo de la burbuja se llevó por delante al 70% de las cajas. Luego llegó la Sareb, el banco malo, que se tragó 51.000 millones de activos malos de Bankia, BMN, Catalunya Banc, Novagalicia, Banco de Valencia y Liberbank.

Desde entonces, el sector bancario ha provisionado por unos 282.000 millones para paliar el daño del ladrillo en sus balances, pero no lo disuelto. En diciembre de 2015, octavo año de crisis, aún quedan 213.000 millones entre activos dudosos y adjudicados. De ellos, 84.000 millones corresponden a embargos, que han aumentado un 1% en 2015. Pero lo peor de esta partida son los 32.000 millones procedentes de inversiones en suelo, lo más difícil de vender, aunque se recupere el ciclo inmobiliario.

Fuente y gráfica: elpais.com

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

La demanda de casas y apartamentos en alquiler vacacional en España ha aumentado un 39% respecto al año 2014, según recoge el balance anual de 2015 de la plataforma vacacional HomeAway. Las comunidades de Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares y Canarias han concentrado el 74% de la demanda durante 2015, siendo Andalucía la región con mayor número de solicitudes (29%). De fondo un nuevo récord en inversión hotelera, la mejora en la recuperación económica y un importante sector turístico que solo en los 8 primeros meses del 2015, marcó el hito de alcanzar los 47,2 millones de turistas extranjeros que pasaron sus vacaciones en España.

playadesanjuan-alicante

A continuación, se sitúa Cataluña y la Comunidad Valenciana (14%), donde destaca Costa Blanca (Alicante) y Valencia. Completan la lista Baleares (11%) y Canarias (6%). De todas ellas, Cataluña es la región que ha experimentado un mayor incremento, un 47% más respecto a 2014.

Según el estudio, el turismo nacional sigue prefiriendo el sol y se decanta por las vacaciones en la playa. Aunque, algunas comunidades del norte y del interior son las que han sufrido un mayor incremento en 2015. Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León y Extremadura, concentran el 14% de peticiones en 2015 y han crecido de media un 130% respecto al 2014. Entre todas ellas, Aragón fue la que experimentó el mayor incremento de demanda nacional de alquiler vacacional, el 216% con respecto a 2014, seguida de Navarra (169%) y de Extremadura (164%). A las tres primeras, les siguen Castilla y León (154%), Asturias (104%) y Cantabria (101%).

Baleares, destino favorito de los europeos

Cataluña es la comunidad autónoma más solicitada por los usuarios franceses, mientras que la Comunidad Valenciana es la que ha registrado el mayor incremento de peticiones  (24%) por parte del turismo internacional para pasar sus vacaciones en España.

En el caso de las Islas Baleares, es el destino más demandado por los usuarios alemanes (50% de las peticiones), británicos (28%), italianos (45%) y holandeses (32%). Asimismo, Canarias es el segundo destino nacional más demandado por usuarios alemanes y británicos, y la comunidad autónoma con más incremento de demanda por parte de ambos en 2015, del 26% y el 11%.

Por su parte, Cataluña ha sido el segundo destino con mayor demanda de alquiler vacacional por los usuarios italianos y holandeses, con un crecimiento del 70% y el 39% respectivamente.

El alza del turismo impulsa la inversión hotelera a niveles récord

Según la consultora Irea, el mercado español de inversión hotelera se encuentra en estado de euforia tras anotarse en 2015 su récord histórico, y multiplicar casi por 2,5 veces el volumen de transacciones de 2014, es Euforia. El año pasado 143 hoteles cambiaron de manos en unas operaciones valoradas en 2.650 millones de euros, lo que sitúa a España como el tercer mercado europeo en este segmento inmobiliario, solo por detrás de Reino Unido y Alemania, según Jones Lang Lasalle (JLL).

El volumen de compraventas de hoteles se ha acercado por primera vez en la historia al de otros activos tradicionalmente más apetecibles para el inversor, como las oficinas y los centros comerciales, según JLL, debido principalmente a la mejora de la economía española, los buenos resultados atesorados por el sector turístico y al impacto de las nuevas sociedades de inversión inmobiliaria cotizadas en Bolsa (socimi), que han estado muy activas en el mercado, continúa.

De hecho, solo dos de ellas, Hispania y Merlin Properties, han acaparado el 36% de toda la inversión, 964 millones de euros. La gran actividad de las socimis ha supuesto un gran cambio entre los compradores habituales, modificando el panorama inversor, hasta 2014 mucho más centrado en promotoras inmobiliarias y cadenas hoteleras. También ha derivado en que los activos preferidos por los inversores hayan sido los establecimientos vacacionales, en lugar de los urbanos, como venía ocurriendo hasta ahora. Las transacciones en Canarias (785 millones de euros) han superado a las de Madrid (623,5 millones) y a las cerradas en Baleares (445 millones) o en Barcelona (340 millones).

Las operaciones de compra de carteras hoteleras han adquirido un importante protagonismo durante 2015. De los 143 activos que han cambiado de manos, 78 estaban incluidos en un porfolio. Los principales, de las cadenas Testa, Meliá y Barceló. Pero también ha habido movimiento en los denominados "activos trofeo", siendo el mítico Hotel Ritz de Madrid claro protagonista, vendido en mayo del año pasado a la cadena hongkonesa Mandarin Oriental y la familia saudí Olayan por 130 millones de euros. También el Hilton de Barcelona, el Sheraton Madrid Mirasierra o el Rey Don Jaime de Valencia.

Fuentes: elmundo.es y el pais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

La inversión inmobiliaria en España batió en 2015 récords tanto en volumen de negocio como en número de operaciones. Así, tal y como la consultora Aguirre Newman había previsto, el pasado año 2015 se alcanzaron los 10.790 millones de euros, superando las cifras que se alcanzaban en 2007 previas a la crisis. La cifra, según la consultora BNP Paribas Real Estate, incluso podría haber sido superior, alcanzando los 11.700 millones de euros (aunque aquí se incluyen las operaciones de fusión). De ese modo, el crecimiento respecto a 2014 es del 67%. La recuperación del sector inmobiliario se ha percibido también, según BNP Paribas, en el número de transacciones realizadas, que alcanzaron las 271 operaciones, frente a las 169 de 2014.

oficinas-madrid

Madrid fue durante el primer semestre del pasado año 2015 la ciudad del mundo donde más creció la inversión inmobiliaria. En esos meses, las grandes operaciones fueron el centro comercial Plenilunio (375 millones), Gran Vía 34 (400) y el Hotel Ritz (130). La inversión en el tercer trimestre de 2015 alcanzó los 2.300 millones de euros, tras un verano "muy activo" en el sector inmobiliario, que se ha visto favorecido por operaciones como la venta de la cartera Thunder, formada por dos complejos de oficinas en Madrid y Barcelona. Solo en las últimas seis semanas del pasado año, cinco grandes operaciones han movido 705 millones de euros, destacando la venta de Torre Espacio al magnate filipino Andrew L. Tan por 558 millones. Pero sin lugar a dudas, la operación que ha marcado el año ha sido la compra de Testa (antigua filial patrimonialista de Sacyr) por parte de la socimi Merlin Properties, que se convierte así en líder destacado del sector inmobiliario con unos activos valorados en 5.500 millones de euros.

Las oficinas lideran la recuperación de todos los segmentos del mercado

El sector más activo en el mercado han sido las oficinas con cerca 5.600 millones, una cantidad que sitúa a España en cuarta posición a nivel europeo por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia. Destacan Madrid y Barcelona, que solo en el primer semestre este mercado creció hasta un 150%, que, en general se situó en máximos de 20 años y con una mayor rentabilidad. Así, el pasado año 2015 Madrid alcanzó en torno a los 460.000 m2, un 39% más que en 2014, mientras que Barcelona se situó a niveles precrisis con 360.000 m2. En Madrid se espera que la renta prime se sitúe entre los 26,5 y 27 euros/m2, lejos de los 45 euros de máximo que se alcanzaron en 2007 pero con potencial de crecimiento.

La inversión en centros y locales comerciales cerró 2015 en 4.000 millones, similar a 2014, cuya inversión solo en el primer trimestre alcanzó los 918 millones según la consultora JLL. Por primera vez desde la crisis las rentas han subido en centros comerciales y calles comerciales prime con un alza de entre un 5-10% impulsado por el aumento de las ventas y de la afluencia.

En el segmento logístico de las naves industriales, también se dan cifras récord de 800 millones, superando niveles previos a la crisis con una contratación que alcanza los 500.000 m2. La falta de producto de calidad en el mercado es otra de las conclusiones de la firma. Finalmente, el sector hotelero la inversión alcanzó los 2.000 millones desde los 1.700 millones actuales siendo Barcelona el destino favorito y ganando peso Madrid.

En el mercado residencial vuelve el apetito inversor con un mercado a dos velocidades. Encabezan la recuperación Madrid, Barcelona, Costa del Sol y zonas del Levante como Valencia y Alicante. También se empiezan a ver operaciones de suelo por parte de fondos de inversión y de la mano de promotores locales. Para 2016 se esperan más operaciones en ciudades como Valencia, Bilbao o Málaga.

Socimis y capital extranjero, protagonistas en la inversión en España

En lo que respecta al origen de la inversión, unos 4.000 de 10.800 millones han procedido de inversores extranjeros. Más de un 70% de la inversión, en comparación con 2014, se ha detectado un menor protagonismo de los inversores estadounidenses en favor de los europeos, ya que los franceses y los ingleses han representado un 25% y un 20%, respectivamente, de la inversión total.

Por perfil, las socimis representan un 46% del total, continúan dominando el mercado de inversión. Merlin Properties, que se hizo con la inmobiliaria Testa por 1.793 millones, lidera ese grupo de sociedades dedicadas a los inmuebles en alquiler con unos activos valorados en 5.800 millones de euros, seguida de Hispania (775 millones), Axiare (773,4 millones) y Lar Real Estate (594,9 millones). Las diez socimi que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) suman unos activos de 3.058 millones de euros. Por detrás, le siguen los fondos, con un 31%, y las inmobiliarias, con un 13% de la inversión.

Según los cálculos de la consultora inmobiliaria CBRE, se espera que el volumen de inversión se estabilice este año 2016 en más de 10.000 millones de euros, que ve que los precios están subiendo y las rentabilidades van a la baja, fruto de la presión compradora y de la escasez que existe de determinados tipos de productos. BNP Paribas prevé, sin embargo, que tras estos resultados el volumen de inversión cambie de tendencia para estabilizarse en torno a los 8.500 millones de euros, ligeramente por debajo de los 9.000 millones de euros de 2007. Entre las razones de este viraje cita la escasez de oportunidades adecuadas de inversión y un previsible incremento del coste del dinero.

Fuentes: 20minutos.es y lavanguardia.com

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Obras paralizadas en el Hotel de El Algarrobico (Cabo de Gata-Níjar, Almería)En España hay 40.000 edificios y viviendas que ocupan el dominio público marítimo terrestre. Sólo el 10% de esas construcciones, alrededor de 4.000, están ordenadas, el resto están "en una situación de alegalidad".

Así, el pasado viernes, fue aprobado por el Consejo de Ministros el Reglamento General de la Ley de Costas finalmente se permitirá regularizar la situación de las 36.000 ocupaciones que continúan a día de hoy olvidadas por la ley. "Este reglamento pondrá fin al enorme desorden que había en la costa española", según el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos.

De este modo, el "limbo legal" en el que se encuentran estos edificios de pisos y apartamentos, casas, hoteles, chiringuitos y otros negocios junto al mar, debe de durar poco tras la aprobación de la reforma de la Ley de Costas de 1988 a la que dio luz verde el Congreso en mayo de 2013, siendo este reglamento el instrumento jurídico que permita desarrollarla y aplicarla, para evitar que se siga perpetuando una situación en la que la administración aplica la ley en algunos casos y en otros mira hacia otro lado.

Este desbarajuste surge tras la aprobación de la ley del 88 cuando se otorgaron 24.000 concesiones compensatorias (en su mayoría de 30 años) a aquellas edificaciones que invadían el dominio público marítimo terrestre, autorizando a los propietarios de esas ocupaciones a su uso durante ese tiempo, pero pasadas esas tres décadas la propiedad pasaría directamente al Estado. Y eso debía empezar a ocurrir en el año 2018. Hay aún 16.000 casos a los que no se les compensó por la expropiación con una concesión de uso y que, se van a revisar "uno a uno". "Entre esos 16.000 vamos a encontrar ilegalidades seguro. Y si eso sucede no se les va a dar la concesión", según el director general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Pablo Saavedra.

La reforma de la Ley de Costas de 2013 (y el reglamento recién aprobado) le da un giro a esa visión de la ley anterior que buscaba recuperar para el Estado la propiedad y el uso de todo el dominio público marítimo terrestre. El nuevo reglamento permitirá prorrogar las concesiones en vigor en 75 años más para viviendas, 50 años para hoteles y negocios y 30 años más para los cerca de 3.000 chiringuitos presentes en las playas españolas.

Además, permite que esas concesiones se puedan vender, alquilar, hipotecar o heredar durante ese tiempo, algo que no permitía la Ley de 1988. La medida supone un importante balón de oxígeno para aquellos propietarios que veían esfumarse el derecho a la propiedad sobre sus viviendas y negocios dentro de menos de cuatro años y ahora podrán disponer de ellas durante varias décadas más o lucrarse con su venta si lo desean.

No obstante, no saldrá gratis. La norma contempla la ampliación de la concesión mediante el pago de un canon que irá a engrosar las arcas del Estado. Aunque la cuantía y la forma de calcular ese pago está marcado por el nuevo reglamento, no se trata de nada nuevo. Las arcas públicas ya ingresan cerca de 20 millones de euros anuales en concepto de canon pagado por ese 10% de las ocupaciones, esas 4.000 edificaciones que sí están ordenadas según la Ley del 88. Por lo pronto, a partir de ahora deberán pagar todos aquellos propietarios que deseen seguir teniendo derecho sobre esas edificaciones, por lo que se pasará de ingresar el canon de 4.000 propietarios a hacerlo de los 40.000 que hay en el dominio marítimo terrestre que quieran continuar disfrutando de ese espacio público.

Y la cuantía puede llegar a ser importante. El cálculo se complica para los negocios que pagarán en función de su superficie y su productividad, pero para una vivienda se deberá pagar cada año el 6% del valor catastral de la propiedad. Es decir, que el propietario de una casa de 100.000 euros según el catastro deberá pagar al Estado 6.000 euros anuales.

Los particulares también podrán hacer reformas en la instalación o vivienda para la que tienen concesión siempre que las obras no excedan el tamaño, superficie y volumen de la misma. El Gobierno insiste en que no tiene un interés recaudatorio, e incluso asegura no conocer con precisión la cifra que se recaudará. Federico Ramos incidió, no obstante, en que la idea es "reordenar, no cobrar más" y en que "no se va a hacer legal a nadie que se haya instalado en la costa ilegalmente" sino a dar legalidad a quien dispone de una concesión y no tenía ningún tipo de título, entre otros.

Desde el Gobierno, no le ven sentido a ejecutar el fin de las concesiones de la Ley del 88 e insisten en que las expropiaciones masivas para recuperar para el Estado estos terrenos ocupados en el dominio público supone un gasto enorme en demoliciones. Según Federico Ramos "el cálculo que hicimos para demoler el hotel de El Algarrobico (Cabo de Gata-Níjar, Almería) era de siete millones de euros".

Más detalles:

Fuente: elmundo.es

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook –  – Twitter