Saltar al contenido

house 366927 960 720 1 - La inversión en vivienda crecerá un 5,5% este año y un 5,6% en 2020

BBVA Research prevé que la inversión en vivienda crezca un 5,5% este año y un 5,6% en 2020, tras cerrar el año pasado con un crecimiento del 6,2%, al tiempo en construcción estima un avance del 4,9% y del 4,7%, respectivamente.

...continúa leyendo "La inversión en vivienda crecerá un 5,5% este año y un 5,6% en 2020"

Inversion empresarial en España1 600x365 - La inversión de activos en España crece por encima de Europa

Bien sabemos que uno de los atractivos de España es que presume de ser uno de los países de la Unión Europea que atrae un mayor número de inversores extranjeros, aunque los años de crisis económica redujeran significativamente los flujos de inversión, a principios de 2016 comenzó a notarse una clara recuperación en el ritmo de llegada de inversiones extranjeras directas, hasta alcanzar a día de hoy un crecimiento del 0.9% trimestral. ...continúa leyendo "La inversión de activos en España crece por encima de Europa"

Edificio de oficinas

El volumen de inversión inmobiliaria (residencial, oficinas, retail, logística y hoteles) cerrará el semestre en torno a los 6.000 millones de euros, según estimaciones de la consultora JLL, empresa de servicios y gestión de inversiones especializada en el sector inmobiliario. Este dato supondría un incremento de la inversión cercano al 70% respecto al mismo periodo del año anterior. Según Borja Ortega, director de Capital Markets de JLL, "El mercado atraviesa un excelente momento y es previsible que todos los segmentos del mercado mejoren su volumen de inversión respecto a 2016, dejando un volumen de negocios inmobiliarios al cierre de 2017 que podría ser entre un 10% y un 15% superior a la del año anterior, superando los 10.000 millones de euros.

...continúa leyendo "La inversión inmobiliaria se dispara un 70%: cerrará el semestre en los 6.000 millones"

Tras dos ejercicios de cifras récord, el sector inmobiliario español encara la recta final del año con cifras más modestas. Según el informe elaborado por la consultora inmobiliaria CBRE, la inversión inmobiliaria no residencial caerá un 30% este año, dado que supondrá unos 9.000 millones de euros frente a los 13.000 millones contabilizados en 2015, por el descenso de la oferta de activos en venta tras dos ejercicios de récord. Según la consultora, el volumen de la inversión inmobiliaria en España alcanzó hasta el mes de septiembre los 6.360 millones de euros. La cifra supone un 16% menos que el año anterior y un 11% por debajo de la registrada en el mismo periodo de 2014.

oficinas-arquitectura

Sin embargo, el importe logrado en los tres primeros trimestres del año se valora muy positivamente en el sector, que considera los dos últimos ejercicios como "excepcionales". "El momento sigue siendo muy bueno, los inversores siguen confiando en el sector inmobiliario español ante la falta de opciones en otro tipo de inversión alternativa y porque el resto de inmobiliario en Europa está muy caro", comenta Lola Martínez, directora de Research de CBRE.

Todos los sectores despiertan interés y los activos prime alcanzan precios máximos, si bien casi todos sectores han disminuido el volumen invertido respecto al mismo periodo del año pasado. El sector oficinas es el sector que más ha retrocedido (-77%). Mientras que a estas alturas del año pasado el de oficinas suponía el 42% de la inversión inmobiliaria en España, este año tan sólo representa el 17%. El sector de locales comerciales y retail, a pesar de que la inversión ha descendido un 26%, se sitúa como el primer sector en volumen de inversión con un 38% del total.

El sector logístico e industrial, que durante el primer semestre alcanzó un volumen de inversión superior al del año pasado en el mismo periodo, ha registrado muy pocas transacciones durante este último trimestre lo que le ha hecho perder esa ventaja encontrándose ahora un 11% por debajo del volumen registrado en el mismo periodo de 2015. No obstante, puede recuperar posiciones en el último trimestre del año que incluso permitirán cerrar 2016 en valores superiores a los del año pasado.

El sector residencial también está muy activo, si bien la oferta de inmuebles en alquiler aptos para el inversor es limitada. Continúa el interés en las transacciones de compra de viviendas en las principales ciudades para rehabilitar y/o cambiar de uso, ante la escasez de oferta de obra nueva, sobre todo en Madrid y Barcelona.

La incertidumbre política no afecta a la inversión extranjera

CBRE desvincula la disminución de la inversión inmobiliaria de la incertidumbre política dado que, de hecho, el 60% de la inversión ejecutada en el mercado inmobiliario español hasta septiembre provino del exterior. "Ello demuestra la confianza de los inversores en el mercado inmobiliario español", indica la firma. Estados Unidos constituye el primer país inversor en activos inmobiliarios españoles, por delante de Reino Unido.

Los inversores foráneos han reemplazado así a las socimis españolas, que el pasado año, e incluso durante el primer trimestre, acapararon el protagonismo del sector, al generar el 41% de la inversión total, frente al 10% que han supuesto en lo que va de 2016. Asimismo, CBRE considera que sigue existiendo una amplia demanda de inversión en España, pero que la oferta de activos se ha reducido "como consecuencia de la gran actividad registrada en los últimos años".

Las previsiones para fin de año de la firma consultora tienen ya en cuenta las "macrooperaciones" anunciadas y que está previsto que se cierren antes de fin de año, como son la compra de Torre Cepsa, uno de los cuatro rascacielos del Norte de Madrid, por parte de Amancio Ortega, y la del Edificio España por el grupo Baraka, además de la compraventa de activos logísticos de El Corte Inglés.

Así, el mercado inmobiliario se mantiene optimista, reflejándose en las previsiones del cierre del ejercicio, que esperan se sitúe entre los 8.500 y los 9.000 millones de euros. "Sin contar el valor de los activos de Metrovacesa en la fusión con Merlín, el año cerrará en línea con las previsiones realizadas, gracias a operaciones de gran envergadura que se cerrarán presumiblemente en el último trimestre".

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Las Sociedades de Inversión Inmobiliaria (Socimis) se han convertido en uno de los vehículos de inversión más atractivos dentro del mercado financiero. Con una rentabilidad anual que ronda el 5%, las grandes socimis (Merlín Properties, Hispania, Lar y Axiare) ganaron un total de 73,3 millones de euros durante el primer trimestre de este año, lo que significa que casi triplica los 28,8 millones que lograron en el mismo periodo del año anterior. Estas sociedades cuentan con activos vinculados con el mercado inmobiliario por más de 5.600 millones de euros. Por otro lado, los bancos (los otros grandes protagonistas del mercado inmobiliario), acumulan 100.000 millones de riesgo inmobiliario.

oficinas-inversion

Las socimis se han convertido en los actores principales del mercado inmobiliario español. Las grandes sociedades han protagonizado destacadas adquisiciones de edificios, centros comerciales y hoteles en los últimos meses. Solo durante el primer trimestre del año han comprado inmuebles por 285 millones de euros y preparan nuevas adquisiciones en los próximos meses. Estas sociedades están revitalizando un sector deprimido gracias a, entre otros motivos, las ventajas fiscales de las que gozan.

Las rentabilidades de estas firmas impresionan. Las cuatro grandes socimis: Merlin, Hispania, Lar, Axiare, obtuvieron rentas por 127 millones durante los tres primeros meses del año y un beneficio de 73,3 millones, según la información publicada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La mayor parte de sus ingresos proceden del alquiler de oficinas, viviendas, cadenas hoteleras y centros comerciales.

Las socimis, son sociedades de inversión inmobiliaria que nacen a partir de 2012 cuando el Gobierno del PP aprueba una normativa para regular este tipo de sociedades al estilo de las británicas "Real Estate Investment Trust (Reit)" para levantar el mercado inmobiliario casi desahuciado. Para ello otorgó a estas sociedades ciertas ventajas fiscales: los beneficios que generan están exentos del impuesto de sociedades y disfrutan de bonificaciones del 95% en el impuesto de transmisiones patrimoniales si cumplen una serie de requisitos.

Su eclosión ha sido meteórica. La principal socimi, Merlin Properties, cuenta con una cartera de 1.017 activos (edificios, oficinas, locales comerciales, centros de ocio...) valorados en más de 3.218 millones de euros. En el primer trimestre del año ganó 45,24 millones, un 131% más que en el mismo periodo del 2015 y se codea con las grandes empresas del país en el Ibex 35 tras comprar el año pasado Testa, la sociedad inmobiliaria de Sacyr, por 1.794 millones de euros.

socimis-1trm2016

Hispania también destaca en el sector gracias al lustre de sus principales inversores. El magnate George Soros (16,7% del capital) y el popular gestor de fondos de inversión John Paulson (9,85%) figuran entre sus principales accionistas. De hecho, George Soros ya ha anunciado que acudirá a la ampliación de capital de la sociedad. Esta aumentará sus fondos propios en 230,7 millones de euros para seguir invirtiendo en la compra de nuevos activos inmobiliarios, según informó la compañía a la CNMV. La sociedad es propietaria de inmuebles que alquila a cadenas hoteleras como Barceló, Meliá, NH o Vincci, entre otros.

Otra de las grandes sociedades inmobiliarias es Lar España, que duplicó sus ingresos durante el primer trimestre del año. Esta sociedad está inmersa en una expansión, como todas las del sector, que le ha llevado a comprar un complejo comercial en Barakaldo (Vizcaya), el centro comercial Palmas Altas Norte (Sevilla) y ha formalizado la compra total del centro comercial La Marina en Ondara (Alicante) por un importe total de 70,6 millones.

Axiare, por su parte, registró un beneficio de 5,1 millones de euros, lo que supone un 1% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, sus ingresos han crecido un 38% por la explotación de las nuevas adquisiciones formalizadas el año pasado. En los primeros tres meses del año, Axiare ha destinado 33 millones de euros para la adquisición de dos inmuebles: un edificio en Josefa Valcárcel (Madrid) y un centro comercial en Roquetas de Mar (Almería).

La gran banca, aún con 100.000 millones de riesgo inmobiliario

Por otro lado, tras ocho años de crisis y pese a la mejoría del mercado inmobiliario, los cinco grandes bancos (Popular, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Santander), acumulan más de 100.000 millones en riesgo bruto con sus activos inmobiliarios. Las 12 entidades más relevantes suman 122.327 millones, un 7% menos que hace un año. El Banco Popular es el que más acumula con 32.024 millones, por lo que su prioridad es reducir esta partida, al igual que otros. Los expertos creen que esta situación demuestra que la crisis financiera no ha terminado y recuerdan que estos activos lastran la rentabilidad porque no aportan ingresos pero sí costes financieros.

Cuando empezó la crisis, en diciembre de 2007, la banca tenía prestados 457.000 millones entre el sector inmobiliario y el constructor. Ese era el tamaño del problema con el que se entró en la recesión. El pinchazo de la burbuja se llevó por delante al 70% de las cajas. Luego llegó la Sareb, el banco malo, que se tragó 51.000 millones de activos malos de Bankia, BMN, Catalunya Banc, Novagalicia, Banco de Valencia y Liberbank.

Desde entonces, el sector bancario ha provisionado por unos 282.000 millones para paliar el daño del ladrillo en sus balances, pero no lo disuelto. En diciembre de 2015, octavo año de crisis, aún quedan 213.000 millones entre activos dudosos y adjudicados. De ellos, 84.000 millones corresponden a embargos, que han aumentado un 1% en 2015. Pero lo peor de esta partida son los 32.000 millones procedentes de inversiones en suelo, lo más difícil de vender, aunque se recupere el ciclo inmobiliario.

Fuente y gráfica: elpais.com

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

A los inversores inmobiliarios nacionales e internacionales no les frena, de momento, el panorama de incertidumbre política que planea sobre España. Así lo confirma la primera encuesta realizada tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, elaborada por JLL junto con IESE Business School, revela que el 89% de los participantes mantiene un interés alto o muy alto por invertir en el mercado inmobiliario español durante este año. No obstante, entre los condicionantes a corto plazo sitúan la incertidumbre política, la fuerte competencia y la escasez de producto.

edificiooficinas

El estudio, que recoge una encuesta realizada a más de 100 inversores inmobiliarios de referencia nacionales e internacionales, muestra que el 53,5% de los encuestados asegura que sus planes para España pasan por llevar a cabo inversiones de hasta 100 millones de euros, frente a un 46,6% que buscan inversiones superiores a los 100 millones de euros. Según el informe, "la operación típica más perseguida es de un volumen de entre 30 y 100 millones de euros".

En cuanto al tipo de activos, el 53% de los inversores escoge las oficinas de Madrid y Barcelona como el producto más deseado, seguido por los activos logísticos, que despiertan el interés del 46% de los participantes, junto con los centros comerciales que se sitúan en tercera posición (44%). No obstante, se trata de un tipo de activos no aptos para todos los perfiles de inversores debido a la intensa gestión que requieren, según precisa el informe. Por detrás de este top 3, un 41% de los inversores escoge los locales comerciales y los hoteles como productos más interesantes. Además, un 38% asegura tener previsto invertir en activos residenciales y un 31% en terrenos, lo que convierte otra vez los desarrollos y la compra de suelos finalistas como uno de los objetivos apetecibles para los inversores, para su posterior desarrollo en promoción de viviendas.

El estudio destaca el papel que juega la rehabilitación, reformas y reposicionamientos entre los planes a corto y medio plazo de los inversores. El 79% de los encuestados asegura que va a llevar a cabo algún tipo de obra para revalorizar sus inmuebles, ya que la mayor parte considera que una parte muy pequeña de su cartera podría considerarse de Grado A. Este grupo se divide entre los que tienen previsto hacer una rehabilitación integral de aquellos activos que no sean Grado A para mantenerlos en su cartera (43%) y los que lo hacen con el objetivo de vender después (36%). Entre los motivos de este interés, los inversores apuntan a que los activos, a igualdad de ubicación, sufren un castigo en las rentas frente a inmuebles de mayor calidad.

Incertidumbre política, poco producto de calidad y fuerte competencia

A pesar de la situación política, la fuerte competencia y la escasez de producto, no existe intención de desinvertir a corto plazo. La mayoría está buscando aprovechar la subida de las rentas prevista antes de vender, lo que no se prevé que ocurra antes de unos 18 meses. Los que sí contemplan desinvertir lo harán en centros comerciales y en residencial, un 15% y un 14% respectivamente.

Por otra parte, la mayoría de los inversores se decanta por la compra directa de activos (41%), bien en rentabilidad o para promover, frente a la inversión indirecta (14%), y dos de cada tres inversores considera un plazo de inversión de siete años. Para lo cual, los inversores piden un marco regulatorio claro, transparencia en los procesos y reglas fáciles de entender con el fin de agilizar las gestiones. La compra simultánea con financiación es cada vez más frecuente y el 26% de los inversores en producto "core" aceptaría rentabilidades inferiores de entre un 3% y un 5%.

En cuanto al nivel de riesgo, un 54% de los inversores asegura buscar activos a los que poder añadir valor, optando por activos con desocupación o para reestructurar, frente a un 33%, con perfil "core", que busca un producto sin riesgo de construcción ni de alquiler. Asimismo, comienza a verse apetito inversor por el desarrollo de promoción inmobiliaria, tanto a nivel residencial como terciario.

Fuente: europapress.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

El Gobierno aprovechó la aprobación de la ley de emprendedores A finales de 2013 para incluir la figura novedosa de los visados express para personal cualificado e inversores extranjeros. Con esta novedad trataba de equiparar los derechos de los residentes comunitarios frente a aquellos procedentes de otros países de fuera de la UE y sortear los obstáculos burocráticos que impedían que un ciudadano extracomunitario invirtiera en deuda, en pisos y casas de lujo de más de 500.000 euros o que un emprendedor pusiera en marcha una empresa o formalizara el traslado de su compañía a España. Dos años después, los resultados del programa han superado las expectativas en cuanto a los fondos logrados y a la actividad.

casa-lujo-marbella

Así, según el último balance, correspondiente al 31 de diciembre de 2015 al que ha tenido acceso el diario Cinco Días, se han captado 1.048 millones de euros en dos años. De ellos, 910,6 millones (un 86,9% del total) correspondieron a la compra de inmuebles, 75 millones a la inversión en capital (fundamentalmente compra de deuda por un mínimo de dos millones de euros por inversor) y 62 millones a nuevos proyectos empresariales.

El desglose de la estadística revela que los inversores que más han apostado por comprar vivienda en España para beneficiarse de esta iniciativa han sido los procedentes de Rusia y China. De las 1.189 compras realizadas (el precio medio de cada compra se eleva a 765.000 euros), un 36% correspondió a inversores rusos con un desembolso cercano a los 328 millones de euros, seguidos por los inversores chinos, con 363 operaciones y 268 millones. El importe medio por cada transacción fue de 786.000 euros en el caso de los rusos y de 749.000 euros en el de los chinos (la norma fijaba un precio mínimo de 500.000 euros). Ya a mucha distancia aparecen Ucrania y Venezuela, con 46 y 33 operaciones y 34 millones de inversión procedente de cada una. Especialmente significativa es la cifra registrada por Venezuela, ya que es el único país en el que el importe medio por vivienda adquirida supera el millón de euros.

El análisis por provincias muestra cómo los inversores extranjeros se han decantado masivamente por viviendas situadas en costa. Excepto Madrid, las cinco provincias en las que se han producido más operaciones están ubicadas en el litoral. La más beneficiada ha sido Barcelona, en la que se han culminado 490 operaciones (un 41,2% del total), seguida por Málaga, con 211 adquisiciones (un 18%) y Madrid, con 183 (un 16%). A continuación aparecen Alicante, Girona o Valencia.

tabla-visados-leyemprendedores

Los datos de los visados otorgados por compra de vivienda coinciden con los de última estadística trimestral que elaboran el Colegio de Registradores. En el cuarto trimestre del pasado ejercicio, los extranjeros fueron los responsables del 14,38% de las compras de vivienda, un nuevo máximo de la serie histórica. Seis países europeos lideran esa clasificación (Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Bélgica e Italia) y a continuación aparece China, que representa el 0,55% del total de las compraventas en España y el 3,88% de las realizadas por extranjeros. Rusia llega al 0,43% y al 3%.

El 83% de los permisos de residencia generan empleo

Si las previsiones de inversión en vivienda se vieron superadas, también lo han sido las ligadas al número de visados concedidos. A 31 de diciembre se habían concedido 7.509 visados, que sumados a los 7.642 a los familiares, hacen un total de 15.151 visados. A los inversores en deuda y casas se les concedieron 1.281 permisos, un 17,1% del total. Dicho de otra manera, que el 83% de los permisos concedidos generaron actividad y empleo, en torno a 20.000 puestos de trabajo.

El colectivo más beneficiado fue el de los profesionales altamente cualificados, que obtuvieron 2.913 visados (un 38,8% del total). Por sectores, 2.137 fueron para personal ligado al sector servicios, liderado por las empresas de telecomunicaciones (722) y los investigadores (603). Por países de procedencia, los más beneficiados fueron Venezuela y China, con 348 y 337 visados cada uno, seguidos por EEUU (250), Brasil (224), India (222), México (200) y Colombia (169).

Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

El abandono del proyecto del Edificio España parece definitivo. En las últimas semanas tras no conseguir llegar a un acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid, el inversor chino Wang Jianlin, propietario de Dalian Wanda Group, pone en venta el Edificio España, terminando a su vez con el proyecto de reforma que planeaba su rehabilitación como hotel de lujo y la creación de un centro comercial, que terminarían por renovar y reactivar la céntrica zona de la Plaza de España en Madrid. El edificio fue adquirido el verano de 2014 al Banco de Santander por 265 millones de euros.

edificioespaña1

Las dificultades técnicas de una obra de rehabilitación en la que la Comisión Local de Patrimonio Histórico (que preside y controla la Comunidad de Madrid, del Partido Popular, y en la que también participa el Ayuntamiento de la capital, de Ahora Madrid) le había impuesto conservar intactas la fachada de poniente y los laterales por su valor histórico y simbólico para la ciudad, podría ser la razón principal del pinchazo del proyecto. La citada comisión rechazó hace unos meses la petición del grupo chino de derribar el edificio España y reconstruirlo "con los mismos materiales, formas y dimensiones", aunque después presentó otro proyecto, de acuerdo con las premisas de Patrimonio, que estaba siendo analizada por el Ayuntamiento.

Por su parte, desde el Ayuntamiento el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, detalló que había asistido a una reunión con el grupo inversor chino y que las conversaciones aún se mantenían. Esa nueva propuesta contemplaba tanto la "viabilidad técnica" como dar "cumplimiento a la ley". En ningún momento se plantea la posibilidad de derribar la fachada y reconstruirla ladrillo a ladrillo, algo que, por otro lado, es inviable técnicamente. La solución pasa por conciliar el cumplimiento de la ley y el mantenimiento de los elementos protegidos junto con la transformación del edificio que quería hacer Wanda. La fachada "por supuesto que se puede tocar", aclaró el concejal, que recordó que la consulta del grupo inversor chino pasaba por demolerla. Destacaba, en todo caso, que se trata de "un grupo más" y que si se comparan los datos del tercer trimestre de 2015 con los del ejercicio anterior en inversión extranjera directa queda patente el aumento del 46% siendo ya "Manuela Carmena la que dirigía el Ayuntamiento".

Tras unas semanas de cierta incertidumbre, las dificultades técnicas y la falta de acuerdo entre el Ayuntamiento y el grupo inversor, a finales de enero el Grupo Wanda empezó a tantear el mercado inmobiliario ante la perspectiva de poner a la venta el Edificio España. El único requisito que a priori había fijado para desprenderse del rascacielos es que el precio de la transacción iguale como mínimo el que la compañía china pagó al banco Santander por su adquisición en 2014, es decir, 265 millones de euros. Finalmente, la consultora JLL se encargará del proceso de venta del Edificio España por parte del Grupo Wanda, que lo adquirió en verano de 2014 al Grupo Santander y que ahora, después de que no puede sacar adelante la reforma del inmueble como desean, ha decidido ponerlo en el mercado. El pasado jueves, el Grupo Wanda emitió el pasado jueves una aclaración en su página web explicando que estaba "reevaluando al completo" este proyecto que adquirieron en verano de 2014 para poner en marcha un hotel de lujo, viviendas y una zona comercial en el centro de Madrid.

Según los primeros sondeos realizados, los inversores potencialmente interesados en la adquisición del rascacielos estarían dispuestos a abonar entre 180 y 220 millones de euros. La suma podría acercarse a los 240 millones si la Comisión Local de Patrimonio cambiara de parecer y permitiera derribar las fachadas del inmueble, una opción improbable mientras no haya un cambio de Gobierno en la Comunidad de Madrid, pero en todo caso sería una cifra alejada del listón de 265 millones marcado inicialmente por el holding que preside Wang Jianlin.

Todavía hay un hipotético tercer escenario suponiendo que la venta del edificio no cuajara y que Wanda descartara asumir la rehabilitación sin desmontar las fachadas. La última posibilidad que estaría estudiando la empresa de Jianlin sería la de mantener el activo en cartera durante cuatro años a la espera que un cambio en las instituciones madrileñas propiciara una actuación urbanística en la que no fuera necesario mantener la estructura exterior del rascacielos. La única opción que no se plantea el magnate chino es la de abandonar la operación dando la imagen de haber perdido dinero. Aseguran, además, que el Edificio España tiene un indudable atractivo tanto por su ubicación como por la combinación de usos autorizados (hotelero, residencial y comercial). Asimismo, destacan que hay inversores con suficiente capacidad como para hacer frente a una compra de semejante envergadura, si bien sitúan el escollo en el elevado precio de salida fijado por el Grupo Wanda.

Mientras, según algunos medios, el magnate chino Wang Jianlin, dueño del Grupo Wanda, sigue moviendo piezas en el tablero inmobiliario español a pesar del frustrado proyecto del Edificio España en Madrid. El hombre más rico de China está explorando la posibilidad de hacer inversiones inmobiliarias en La Costa del Sol (Málaga). En concreto, el Grupo Wanda se ha fijado como objetivo el término municipal de Benahavís, uno de los municipios ubicados en la zona de Marbella y en el que actualmente hay más suelo disponible. En principio, los planes de Wanda en tierras malacitanas pasan por desarrollar un gran complejo hotelero para dar respuesta a una cartera de 46 millones de potenciales turistas. Por otro lado, también se había asociado a este grupo inversor chino la adquisición del 75% de Marina d'Or, el centro vacacional y residencial ubicado en Oropesa del Mar (Castellón).

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

La inversión inmobiliaria en España batió en 2015 récords tanto en volumen de negocio como en número de operaciones. Así, tal y como la consultora Aguirre Newman había previsto, el pasado año 2015 se alcanzaron los 10.790 millones de euros, superando las cifras que se alcanzaban en 2007 previas a la crisis. La cifra, según la consultora BNP Paribas Real Estate, incluso podría haber sido superior, alcanzando los 11.700 millones de euros (aunque aquí se incluyen las operaciones de fusión). De ese modo, el crecimiento respecto a 2014 es del 67%. La recuperación del sector inmobiliario se ha percibido también, según BNP Paribas, en el número de transacciones realizadas, que alcanzaron las 271 operaciones, frente a las 169 de 2014.

oficinas-madrid

Madrid fue durante el primer semestre del pasado año 2015 la ciudad del mundo donde más creció la inversión inmobiliaria. En esos meses, las grandes operaciones fueron el centro comercial Plenilunio (375 millones), Gran Vía 34 (400) y el Hotel Ritz (130). La inversión en el tercer trimestre de 2015 alcanzó los 2.300 millones de euros, tras un verano "muy activo" en el sector inmobiliario, que se ha visto favorecido por operaciones como la venta de la cartera Thunder, formada por dos complejos de oficinas en Madrid y Barcelona. Solo en las últimas seis semanas del pasado año, cinco grandes operaciones han movido 705 millones de euros, destacando la venta de Torre Espacio al magnate filipino Andrew L. Tan por 558 millones. Pero sin lugar a dudas, la operación que ha marcado el año ha sido la compra de Testa (antigua filial patrimonialista de Sacyr) por parte de la socimi Merlin Properties, que se convierte así en líder destacado del sector inmobiliario con unos activos valorados en 5.500 millones de euros.

Las oficinas lideran la recuperación de todos los segmentos del mercado

El sector más activo en el mercado han sido las oficinas con cerca 5.600 millones, una cantidad que sitúa a España en cuarta posición a nivel europeo por detrás de Reino Unido, Alemania y Francia. Destacan Madrid y Barcelona, que solo en el primer semestre este mercado creció hasta un 150%, que, en general se situó en máximos de 20 años y con una mayor rentabilidad. Así, el pasado año 2015 Madrid alcanzó en torno a los 460.000 m2, un 39% más que en 2014, mientras que Barcelona se situó a niveles precrisis con 360.000 m2. En Madrid se espera que la renta prime se sitúe entre los 26,5 y 27 euros/m2, lejos de los 45 euros de máximo que se alcanzaron en 2007 pero con potencial de crecimiento.

La inversión en centros y locales comerciales cerró 2015 en 4.000 millones, similar a 2014, cuya inversión solo en el primer trimestre alcanzó los 918 millones según la consultora JLL. Por primera vez desde la crisis las rentas han subido en centros comerciales y calles comerciales prime con un alza de entre un 5-10% impulsado por el aumento de las ventas y de la afluencia.

En el segmento logístico de las naves industriales, también se dan cifras récord de 800 millones, superando niveles previos a la crisis con una contratación que alcanza los 500.000 m2. La falta de producto de calidad en el mercado es otra de las conclusiones de la firma. Finalmente, el sector hotelero la inversión alcanzó los 2.000 millones desde los 1.700 millones actuales siendo Barcelona el destino favorito y ganando peso Madrid.

En el mercado residencial vuelve el apetito inversor con un mercado a dos velocidades. Encabezan la recuperación Madrid, Barcelona, Costa del Sol y zonas del Levante como Valencia y Alicante. También se empiezan a ver operaciones de suelo por parte de fondos de inversión y de la mano de promotores locales. Para 2016 se esperan más operaciones en ciudades como Valencia, Bilbao o Málaga.

Socimis y capital extranjero, protagonistas en la inversión en España

En lo que respecta al origen de la inversión, unos 4.000 de 10.800 millones han procedido de inversores extranjeros. Más de un 70% de la inversión, en comparación con 2014, se ha detectado un menor protagonismo de los inversores estadounidenses en favor de los europeos, ya que los franceses y los ingleses han representado un 25% y un 20%, respectivamente, de la inversión total.

Por perfil, las socimis representan un 46% del total, continúan dominando el mercado de inversión. Merlin Properties, que se hizo con la inmobiliaria Testa por 1.793 millones, lidera ese grupo de sociedades dedicadas a los inmuebles en alquiler con unos activos valorados en 5.800 millones de euros, seguida de Hispania (775 millones), Axiare (773,4 millones) y Lar Real Estate (594,9 millones). Las diez socimi que cotizan en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) suman unos activos de 3.058 millones de euros. Por detrás, le siguen los fondos, con un 31%, y las inmobiliarias, con un 13% de la inversión.

Según los cálculos de la consultora inmobiliaria CBRE, se espera que el volumen de inversión se estabilice este año 2016 en más de 10.000 millones de euros, que ve que los precios están subiendo y las rentabilidades van a la baja, fruto de la presión compradora y de la escasez que existe de determinados tipos de productos. BNP Paribas prevé, sin embargo, que tras estos resultados el volumen de inversión cambie de tendencia para estabilizarse en torno a los 8.500 millones de euros, ligeramente por debajo de los 9.000 millones de euros de 2007. Entre las razones de este viraje cita la escasez de oportunidades adecuadas de inversión y un previsible incremento del coste del dinero.

Fuentes: 20minutos.es y lavanguardia.com

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

lujo-lamoraleja-alcobendasTras un año y dos meses (desde septiembre de 2013 hasta diciembre de 2014 -último dato disponible-), el conocido como "visado de oro" o "golden visa", ha permitido a un total de 530 extranjeros la residencia en España. La mayoría de ellos, unos 490, lo han hecho comprando viviendas de lujo. Mientras que los propietarios de viviendas son sobre todo ciudadanos rusos, chinos y árabes, el país que más emprendedores aporta es EE UU.

El llamado visado de oro fue creado para atraer inversores extranjeros de fuera de la UE, bien comprando pisos y casas de lujo con un precio mínimo de 500.000 euros (sin contar los impuestos), o bien destinando dos millones de euros a adquirir deuda pública o se hicieran con un millón de euros en acciones, así como para aquellos que impulsaran proyectos empresariales. Ahora el Gobierno ha preparado una batería de cambios en el sistema de permisos de residencia que se conceden a cambio de inversiones en España (aprobado en 2013) que suavizan los requisitos para poder acogerse y amplía los beneficiarios a las parejas de hecho o los hijos mayores de 18 años.

De entre las 530 autorizaciones de residencia concedidas a inversores, una docena corresponde a los llamados proyectos empresariales “de interés general”, mientras que 29 se deben a inversiones en acciones y 490 son los citados compradores de casas de alto standing, sobre todo en Madrid, en las exclusivas urbanizaciones de Alcobendas o Pozuelo de Alarcón, pero también en Barcelona y las principales localidades vacacionales en la costa en zonas como MálagaBaleares. Además de los permisos vinculados a la inversión, también se ha dado la residencia a 82 emprededores, un total de 1.231 profesionales altamente cualificados, 369 a investigadores, 907 debidos a movimientos intraempresariales y 2.461 a familiares.

Según el Gobierno el balance de estos 15 meses de vigencia de la "golden visa" ha sido positivo, pero para mejorar su funcionamiento ha modificado algunas cuestiones técnicas y jurídicas que entorpecían los permisos. No se ha modificado ninguna de las condiciones económicas para poder acceder a estos permisos, ni tampoco ninguna de las garantías legales, pero sí se ha allanado el camino desde el punto de vista técnico. A partir de ahora del programa también podrán beneficiarse las parejas de hecho, no solo los matrimonios, los hijos mayores de edad y los ascendientes dependientes económicamente. Ahora además, este tipo de inversores podrán solicitar directamente la autorización de residencia desde España, sin el paso previo de pedir un visado de inversor desde fuera.

En caso de comprar vivienda en España, también se dará el visado o autorización de seis meses a quienes no han formalizado la adquisición del inmueble, pero que hayan ya han firmado el contrato de arras y han depositado el dinero (en el proceso de compra, además, pueden estar en España de forma temporal). Además, si antes el plazo entre que se hacía la inversión financiera y se pedía el visado no podía exceder los tres meses, ahora se amplía hasta un año.

Otro cambio sobre la mesa es que los inversores ya no tendrán que visitar España para poder pedir la renovación del permiso de residencia. Un ciudadano extracomunitario puede querer tener permiso de residencia en España sin vivir en el país porque lo permite la libertad de movimientos en el espacio Schengen. Además, estas autorizaciones amplían su plazo de renovación a cada 5 años, y no cada dos años como hasta ahora, y demostrar que la inversión sigue vigente.

Y durante el periodo de gestión del permiso, tanto si es para la solicitud como para la prórroga, contarán con la residencia en España hasta que se resuelva el procedimiento, para evitar lo que le ocurría a aquellos extranjeros que agotaban el plazo para prorrogar su permiso y que durante el plazo que tomaba el procedimiento se veían obligados a salir del país.

Son varios los países que cuentan con este tipo de programas (Portugal, Chipre o Reino Unido) con diferentes modalidades para atraer inversiones. En España, el gobierno estima que se han invertido 700 millones de euros (casi 370 en inmuebles y 234 por emprendedores) en inversiones y se habrán creado de forma directa e indirecta unos 12.000 puestos de trabajo.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar :

Síguenos: Facebook – Twitter –