Saltar al contenido

76852 lg - Moderno y sofisticado apartamento a la orilla del mar en Playa del Cura (Torrevieja)

¿Sueñas con disfrutar del clima mediterráneo y maravillosos amaneceres junto al mar? En la provincia de Alicante podemos encontrar esta tímida localidad arropada por el Mar Mediterráneo. Se trata de una región tranquila, un lugar perfecto para los aficionados al submarinismo que pueden descubrir las atractivas e interesantes cuevas y parajes que se suceden sin interrupción. Desde este apartamento puedes contemplar todos los fabulosos rincones que ofrece Torrevieja, así como disfrutar de su impresionante estructura, decoración y la armonía que desprende. ¡Descubrelo foto a foto en esta nueva entrada de la casa de la semana!

...continúa leyendo "Moderno y sofisticado apartamento a la orilla del mar en Playa del Cura (Torrevieja)"

apartamentos-javeaLos saldos en la costa se acaban. El cambio de tendencia, tímido aún y muy heterogéneo, se ha iniciado y los precios de los pisos y casas en la playa crecieron en 35 localidades durante los tres primeros meses del año. El viaje hacia las playas donde los precios siguen bajando se acorta cada vez más. “El año pasado, tan solo cuatro localidades registraban crecimientos", según el último informe sobre vivienda (nueva y usada) en costa realizado por la tasadora Tinsa.

En Jávea (Alicante), los precios han subido nada menos que un 11,2%, de tal forma que el metro cuadrado se vende a 1.658 euros. Entre un 5% y un 9% han subido en Chiclana (Cádiz), Adeje (Tenerife), Punta Umbría (Huelva), Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) y Sóller (Mallorca). Los nuevos precios se aplican ya a los pocos proyectos nuevos que hay en marcha, como unas 40 promociones desarrolladas por promotores extranjeros y nacionales. El binomio sol y playa ha estado de saldo estos últimos años, pero eso empieza a cambiar.. De hecho, las viviendas en la costa de Casares (Málaga), Canet d’En Berenguer (Valencia) o Ayamonte (Huelva) se han rebajado hasta un 60%.

No todo está perdido. Hay 29 localidades repartidas por todo el litoral español cuyas viviendas han bajado sus precios más de un 10% en los tres primeros meses del año. Pallafruguell, en Girona, lidera la lista con un descenso interanual del 16,9%. Le siguen Barbate en Cádiz, que baja un 15,3%, y en Gandía (Valencia), con una caída del 14,6%.

Así las cosas, la situación en los mercados de vivienda vacacional es tremendamente heterogénea. Hay que mirar con lupa. Para comprar los apartamentos más asequibles hay que dirigirse a la costa de la Plana Alta de Castellón, en localidades como Almazora (Castellón), donde el metro cuadrado está en 804 euros. O a localidades más alejadas de la playa, como Puerto Lumbreras (Murcia), que vende a 823 euros. "Litorales con precios asequibles son los de Castellón o Murcia donde todavía hay zonas con sobreoferta, pero ya hay un aspecto muy positivo y es que la velocidad en la liquidación del stock es mayor que otros años". Si además de playa y precios económicos, se busca obra nueva, hay que coger el avión. “La menos cara sería en la costa de las Islas Canarias, con precios cercanos a 1.250 euros el metro”, apunta César Hernández, director de Análisis de Mercado de ST Sociedad de Tasación.

Por contra, la ruta del lujo empieza en la Costa Brava, sigue en Baleares y termina en la Costa del Sol. Sitges, con 2.694 euros el metro cuadrado, es la localidad con el precio más elevado. Le siguen las mallorquinas Calvià, Andratx y Alcúdia, según la estadística de Tinsa. Aunque cuando se habla de vivienda de gama alta Mallorca no tiene competidor.

Tire más el precio o primen más los gustos personales, a la hora de decantarse por una vivienda en la playa el comprador lo tiene bastante claro. El grueso de los contratos se reparte entre las playas alicantinas y andaluzas. Las cinco localidades costeras que registraron en 2014 un mayor número de transacciones, según datos del Ministerio de Fomento, fueron Torrevieja, Marbella, Orihuela, Mijas y Estepona.

Según el informe del primer trimestre elaborado por Tinsa, el comprador tampoco duda a la hora de elegir tipo de residencia. "La demanda se decanta por los 70 u 80 metros. Actualmente se detecta cierta tendencia a buscar pisos algo más grandes que antes, teniendo en cuenta que por importes menores se pueden encontrar viviendas de mayores dimensiones". Otros clientes sacrifican superficie a cambio de mayor proximidad a la playa. En general, se vende "una segunda residencia tipo en la costa que ronda los 123.000 euros, está en buen estado, tiene dos dormitorios y unos 84 metros cuadrados".

Las grúas buscan sol y playa

Las grúas regresan con las corrientes cálidas de la recuperación económica. Hace más de un lustro que no se veían en zonas como Cádiz, Huelva o Marbella. Pero en este resurgir habitan dos aspectos relevantes: la localización y el precio. No vale todo. De ahí que aparezcan algunos elementos que cambian el mercado: ya hay promotores inmobiliarios interesados en terminar edificios que se quedaron paralizados con la crisis y otros están buscando suelo. Eso sí, en sitios muy concretos y con demanda solvente contrastada. Porque, si bien es verdad que se nota la recuperación, la bonanza no ha llegado en la misma medida a todas las regiones y municipios.

La Costa del Sol es la zona donde la recuperación de la construcción exhibe más músculo. "En Marbella, los precios ya están subiendo entre un 2% el 3% en las zonas consolidadas", según Tinsa. En esas tierras, la oferta abarca desde precios inferiores a 200.000 euros hasta viviendas de lujo cinco o seis millones de euros. Pero todo lo que sale se vende sobre plano, ya que han sido varios años de parálisis de oferta, e incluso hay promociones con lista de espera.

precios-costa-tinsaEse regreso a los viejos tiempos trae sus singularidades. Mandan las transacciones al contado (entre el 60% y el 70%) y los compradores rusos (muy afectados por la crisis del rublo) dejan paso a nórdicos, belgas, franceses e irlandeses. En este nuevo paisaje aparece “un aspecto muy positivo: la velocidad en la liquidación del stock es mayor que otros años”. La nave va con la certeza de que el precio en la Costa del Sol ha tocado suelo y el comprador nacional retorna atraído por casas que han bajado hasta un 50%. A su vez vuelve el sentido común. "Nadie puede pretender comprar este año y esperar que la vivienda se revalorice el siguiente un 5% o 10%”, avisa Jorge Almagro, director comercial de residencial, urbanismo y suelo de JLL.

Es decir, según los expertos, es "un buen momento para comprar, no tanto para vender", pero seleccionando, pues cada localidad es un mundo. Algo que han hecho los extranjeros, después de que en 2013 entrase en vigor la medida que permitía que adquiriesen la residencia española con la compra de una casa de más de 500.000 euros. Cerca de 500 foráneos han animado el mercado desde entonces.

En Costa Blanca (Alicante), los precios en la comarca de Marina Baja (Altea, Benidorm, Villajoyosa) caen, con la excepción de las viviendas mejor ubicadas, "los chollos en primera línea de playa ya se han vendido". En las playas alicantinas la reciente obra nueva no es muy abundante pero cada municipio costero suele tener entre 30 y 60 unidades de viviendas al año. Pese a todo, algunas promociones funcionan. Solvia remató durante 2013, en plena crisis, su residencial Playa San Juan (Alicante capital) o Playa Paraíso, en Villajoyosa, donde se construyen unas 60 viviendas.

De forma contradictoria, en la Costa Brava la vivienda vacacional de menor precio es la que tiene mejor salida. Por el contrario, las viviendas de calidad en la costa de Girona han visto caer su valoración entre un 20% y el 40% desde 2007. Aunque la élite tiene sus propias leyes. "El mundo de las casas de gran lujo (por ejemplo, en el Alto Ampurdán) se mueve por otros parámetros e incluso han subido durante la crisis”, dice César Hernández, director de análisis de mercado de Sociedad de Tasación.

Esa misma excepcionalidad se siente en Mallorca. El mercado de compradores extranjeros, básicamente alemanes (36%) e ingleses (18%), que buscan propiedades grandes y exclusivas (sobre todo, primera línea de mar), se ha recuperado. Y en Ibiza "la subida de las viviendas de alto standing continúa imparable", afirma Tinsa. Por cerrar la imagen. En Baleares, el precio subió en 2014 un 0,5%.

En Canarias, las grúas van por barrios. En Las Palmas, la isla de Fuerteventura existe poca demanda de vivienda nueva y la que hay está en manos de bancos. En Gran Canaria la oferta en construcción es escasa y en Lanzarote quizá se den subidas puntuales en la primera línea de costa. Por el contrario, en Tenerife, sobre todo al norte, se espera una reducción de los plazos de venta y, en el Sur, las localizaciones más turísticas (Playa América y Los Cristianos) vivirán algunos repuntes.

Fuentes: elpais.com - Tinsa: Vivienda en la Costa (.pdf)

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

alquiler-vacaciones3El verano ya ha comenzado a caldear el ambiente y los precios del alquiler de vacaciones también. Con la llegada del buen tiempo abren las piscinas, las sandalias siempre están dispuestas, y los productos y servicios de temporada suben de precio. También sabemos, que el carácter de los españoles tiene tendencia a dejar ciertas cuestiones para el último momento.

El mejor ejemplo son las casas y apartamentos en alquiler turístico o vacacional, que suben como la espuma en las localidades costeras con más demanda. Cuanto más tarde, más caro. Según Juan Carlos Fernández, director general del Sur de Europa de HomeAway, "En destinos muy solicitados como Formentera, Ibiza, o Marbella, lo más probable es que el precio sea considerablemente superior al que podríamos tener si hemos reservado con tres o cuatro meses de antelación y, en ocasiones, ahorrarnos entre un 10% y un 20%".

Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Canarias son las comunidades con mayor demanda, llegando a concentrar el 80% de las solicitudes. Ahora bien, existen ofertas de último minuto, pero hay que buscarlas y tener algo de suerte. "Si la fecha se aproxima y el dueño tiene el alojamiento vacío es posible que haga una oferta de última hora para cerrar una reserva".

Otra historia aparte es el mercado de alquiler vacacional de lujo, donde el dueño no hace distinciones. Pide lo mismo si se reserva en junio que si se hace en pleno agosto. "El propietario solo quiere precio y no hay margen de negociación", dice Wayne Lefkowitz, director de la tienda Engel & Völkers Marbella Golden Mile. En algunos casos en Marbella existen zonas donde se alquilan villas por unos 100.000 euros al mes. Los propietarios suelen arrendar meses enteros y no semanas sueltas. Se trata de villas de unos mil metros construidos.

Alquiler de vacaciones en la playa: de media 595 euros por semana

El mercado inmobiliario de costa se cotiza al alza en el segmento de alquileres vacacionales, según el informe anual de alquileres en costa de Tecnitasa, realizado entre sus 47 delegaciones repartidas por todo el territorio nacional, donde confirma la subida de los precios en los pisos y apartamentos en alquiler de vacaciones en primera línea de playa han subido un 7% en el último año, hasta un precio medio de 595 euros por semana, en los destinos más habituales: Costa Blanca (Alicante), Costa del Sol (Málaga), Costa Dorada (Tarragona), Costa Brava (Girona), la costa de Barcelona, las playas de la Costa de la luz de Cádiz y Huelva, las Islas Baleares o las Islas Canarias.

El informe de Tecnitasa resalta que "La oferta de casas en alquiler de vacaciones en las localidades costeras es muy heterogénea y, por lo tanto, los precios de las viviendas vacacionales en la playa varían en función de aspectos como la el tipo de vivienda, la superficie, las dotaciones de la urbanización o detalles como la inclusión o no de plaza de garaje".

El lugar más caro para veranear en vivienda vacacional es la Playa de Bossa, en Ibiza, donde el alquiler un apartamento de 70 metros cuadardos asciende a los 1.680 euros por semana, mientras que el más barato se localiza en Lugo, en la costa de Galicia, donde se puede aún arrendar un inmueble de 60 metros cuadrados sin desembolsar más de 200 euros por semana. Aunque en algunas zonas de costa, las viviendas vacacionales tasadas por Tecnitasa en 2015 difieren ligeramente de las del año anterior en los detalles, "en términos generales puede afirmarse que existe una tendencia al alza en los precios del alquiler de vacaciones en la playa. Son subidas moderadas, pero cambian radicalmente la tendencia que hemos venido experimentando los últimos años."

Por provincias, Barcelona, Alicante y Almería son las que muestran los mayores incrementos. En Torrevieja (Alicante), uno de los destinos con el precio de alquiler semanal más económico para veranear en 2014, las rentas se incrementan un 23% (Playa de los Locos), y en Almería la subida roza el 30% (primera línea). Otras localidades como Tapia de Casariego en Asturias también aumentan el precio de su alquiler semanal este verano un 27%.

En el otro lado, se encuentra la Costa del Azahar, Castellón, la zona que muestra un mayor descenso general en los precios de su costa. En playas como Alcocebre, los precios de los alquileres vacacionales bajan más de un 20%. En esta última localidad un apartamento de 60 metros cuadrados en primera línea pasa de costar 400 euros la semana a situarse en 300 euros. También se detectan descensos en algunas playas tradicionalmente caras para veranear, como Hondarribia en Guipúzcoa, o el Sardinero en Santander, donde se registró el alquiler vacacional más elevado en 2014. En esta zona el coste del alquiler semanal en primera línea de playa ha pasado de costar 13,15 euros a 11,20 euros por metro cuadrado.

Los destinos más asequibles se encuentran en playas gallegas de La Coruña, Lugo, también Las Palmas (Playa de las Canteras) o Valencia, sobre todo en la localidad de Oliva, donde se puede alquilar un apartamento de entre 40 y 90 metros cuadrados sin superar los 290 euros/semana.

Muy por encima de estos precios y de la media nacional, destaca las playas de Ibiza. Por ejemplo, en Bossa (San Josep Sa Talaia) un apartamento de 70 metros cuadrados sale por. 1.680 euros por semana. En Cala Martina (Santa Eularia Riu), a 1.629 euros por semana una vivienda de 65 metros. En Passeig Maritim (Sant Antoni), 1.524 euros por semana una casa de 65 metros.  Por otro lado, ya en la península, en Sotogrande (Cádiz), un piso de 150 metros cuadrados cuesta 1.500 euros por semana. Y en Hondarribia (Guipúzcoa): 1.325 euros por semana una vivienda de 110 metros cuadrados.

Oportunidades por menos de 1000 euros/semana no faltarán en la amplia variedad y calidad de las playas en España, donde año tras año somos líderes en Banderas Azules. En nuestro extensa y diversa costa existen muchos y diferentes destinos donde disfrutar de espectaculares playas, desde grandes ciudades al lado del mar hasta pueblos marítimos con encanto. No os demoréis, el verano sale caro a los rezagados.

Relacionado: Consejos para alquilar en vacaciones y disfrutar con total tranquilidad

Fuentes: elpais.com y europapress.es

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

vinaros-castellonEl precio medio de la vivienda en España registró una caída interanual del 2,8% el pasado mes de marzo, frente al descenso del 3,6% del mes anterior, y acumula un retroceso del 41,4% desde las cifras máximas alcanzadas en diciembre de 2007, antes de la crisis, según la tasadora Tinsa.

Por segunda vez este año 2015, el descenso interanual en el valor medio de la vivienda es inferior al 3%. El ajuste acumulado desde máximos de 2007 es del 41,4%, un nivel de precios similar al del verano de 2003.

Llama especialmente la atención en el índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados del mes de marzo, el encarecimiento de la vivienda en la Costa Mediterránea, la única zona donde sube el valor de la vivienda. Aunque este repunte es testimonial, de apenas el 0,2%, su relevancia se debe por ser la primera subida de precios que se produce en el Mediterráneo desde enero de 2008, cuando se registró una subida del valor de las viviendas del 2,7%.

El precio de los pisos y apartamentos en la Costa Mediterránea acumula una caída media del 48,7% en siete años de crisis. Finalizado el primer trimestre de 2015, esta zona de costa muestra un aumento del 1,7% en el precio medio respecto al cierre de 2014. También capitales y grandes Ciudades, con una mejora del 0,5%, y resto de municipios, con un 0,4%, muestran en marzo un precio medio superior al de finales de 2014.

En general, el dato de marzo confirma el proceso de estabilización de precios iniciado en el segundo semestre de 2013. Según Tinsa, "es prematuro afirmar que se ha tocado suelo, ya que en ninguno de los cinco grupos de localidades analizados se ha registrado una variación interanual positiva del precio medio durante varios meses, pero la tendencia de moderación de las caídas de precios es clara, con distintas intensidades según los mercados". De esta forma, el precio de la vivienda acumula una caída interanual del 0,4% en los tres primeros meses del año, moderando en dos décimas el recorte experimentado en el mismo periodo de 2014, del 0,6%.

Por zonas, frente al incremento interanual del 0,2% de la Costa Mediterránea, el resto de España mantiene caídas en sus precios por debajo de los registrados un año antes. En Baleares y Canarias, el descenso se situó en un 1,7% en marzo respecto a un año antes. En las capitales y grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, fue del 2,1% de media. La peor evolución correspondió a las áreas metropolitanas, donde el precio medio marcó una caída del 5,8% respecto a marzo de 2014. Las localidades más pequeñas registraron un descenso interanual del 3,8% en marzo.

El descenso acumulado en el precio de la vivienda desde máximos de 2007 alcanzó en marzo el 41,4%. Este indicador se ha mantenido en el entorno del 41%-42% en los últimos ocho meses. La evolución positiva experimentada por las localidades de la Costa Mediterránea en el último mes ha permitido suavizar el ajuste y situarlo en el 48,7%, por debajo del 51% que alcanzó en febrero. Le siguen en intensidad de caída las áreas metropolitanas y las capitales y grandes ciudades. Por el contrario, los ajustes más moderados se mantienen en Baleares y Canarias, con una caída acumulada 32%, y en el resto de municipios un 35,1%.

Según Tinsa, la evolución de los precios dependerá de la marcha de la economía y del nivel de empleo. Si se cumplen las previsiones al alza anunciadas en los últimos meses, previsiblemente se confirmará la reactivación de las compraventas y el precio medio podría tocar suelo en los próximos meses. "No hay que olvidar, en cualquier caso, que el mercado se desarrolla a distintas velocidades: mientras que en ciertas zonas lo precios están subiendo ligeramente, en otras todavía quedan ajustes pendientes".

Fuente: europapress.es - Tinsa IMIE General y Grandes Mercados

Quizá también te pueda interesar:

benalmadenacostaLa costa de España vuelve a enamorar al comprador de una segunda vivienda, que junto al mar y el clima expone su mejor reclamo: los precios. Estos han bajado un 51,1% de media en la costa desde 2007, según Tinsa. Ahora bien, en algunas zonas y según la distancia a la playa, los apartamentos y casas en la costa se han abaratado hasta el 80% y hoy se pueden encontrar apartamentos por 50.000 euros. Según Darío Fernández, de Jones Lang LaSalle "con el exceso de oferta generado tras el boom inmobiliario es fácil encontrar viviendas a precio competitivo, encontrándose en algunos casos a precio inferior que si se construyeran de cero".

Conseguir uno de los "chollos" que aún quedan en el amplio litoral español, será para muchos uno de las ocupaciones durante las vacaciones de Semana Santa. Para empezar, Costa Blanca (Alicante), con localidades como Torrevieja donde por 50.000 euros se venden apartamentos de un dormitorio amueblados, cerca del centro y a unos 200 metros de la playa. Pescar algo en primera línea tiene otra tarifa: un piso de dos dormitorios está en unos 130.000 euros de media. Empresas de esta zona de Costa Blanca, uno de los litorales más dinámicos a nivel residencial, afirman estar comercializando viviendas por un 70% menos del valor que tenían en 2006.

Algo se mueve en las playas españolas. En costa se vende más y a mejor precio, motivado en parte por las agresivas rebajas de las entidades financieras, tenedoras involuntarias de buena parte del stock pendiente de venta. Según Chus de Miguel, directora comercial de Casaktua, la demanda de una segunda residencia ha pasado de las 100.000 viviendas en el periodo 2005/2006 a las 20.000 actuales. Una tendencia que empieza a remontar poco a poco", sobre todo en las localidades costeras de Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Cataluña. Un síntoma de esta recuperación es que el stock disponible en áreas como la Costa del Sol, y particularmente en la zona de Marbella se está agotando y ya se empiezan a ver nuevas promociones de vivienda en construcción.

Así, la recuperación inmobiliaria del litoral español camina a dos velocidades. También sus clientes, divididos entre un mercado nacional que aún se recupera de la crisis, y el comprador extranjero, que busca calidad de vida y sol a buen precio. Muchos españoles, sobre todo matrimonios jubilados y de mediana edad, están optando por sacar sus ahorros del banco, que apenas rentan, y comprar en efectivo una casa en la playa, sobre todo en La Manga, Castellón, Costa Blanca, costa de Huelva y Almería. Existe la sensación de que el precio ha tocado suelo y la compra se hace como inversión y disfrute. Según Pedro Menarguez, propietario de Marsol Internacional, "demandan casas económicas por un importe no superior a los 70.000 euros con dos dormitorios y cerca de la playa y de servicios básicos". Pero los auténticos protagonistas de las compras de casas en la costa, concretamente del 80% de las mismas, son sin lugar a dudas, los compradores extranjeros.

A la hora de hacerse con una casa en la playa, no todos los compradores van a encontrar las mismas rebajas. La orilla del mar, con escasez de oferta, cotiza más alto. Así, en urbanizaciones de golf alejadas del mar (un producto que se hizo pensando en el mercado extranjero con perfil inversor en Murcia, Casares o Manilva), los precios han bajado hasta un 80%, mientras que en primeras líneas de destinos consolidados (Mallorca, Ibiza y Marbella) los descuentos difícilmente alcanzan el 25%, añaden en JLL. Es lógico. En esos residenciales existe un gran número de viviendas sin vender. En la zona de Marina d´Or en Oropesa del Mar (Castellón), apartamentos que en su momento llegaron a valer 240.000 euros, se comercializan ahora por 70.000 euros. Los precios suben cuando el destino elegido es la Costa del Sol, en primera línea de playa, donde una vivienda de alta gama de dos dormitorios cuesta desde 200.000 euros.

Hacia al norte, en la costa de Galicia el ajuste de precios ha sido considerable, sobre todo en la Mariña de la provincia de Lugo (Foz, Viveiro…), donde un apartamento de dos dormitorios cuesta desde 38.000 euros. En las Islas Baleares el 90% de los compradores es extranjero y las Islas Canarias destacan como la zona que mejor ha sorteado la crisis en estos seis años, sobre todo en el sur de Tenerife y de Gran Canaria en la provincia de Las Palmas, donde la oferta es escasa.

Si el potencial comprador solo se fija en el precio y no importa el destino, las opciones son muchas. Hay viviendas por unos 60.000 euros en la Costa del Azahar (Castellón), por ejemplo en Moncofa. En la costa almeriense, en municipios como Roquetas de Mar o en Vera con una distancia a la playa de menos de mil metros. Hoy por hoy se pueden encontrar viviendas, tanto en primera como en segunda línea de playa.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

alquiler-vacaciones2Llega la Semana Santa y los precios de las casas y apartamentos en alquiler de vacaciones comienzan a subir en la playa y en las ciudades con más tradición en estas señaladas fechas, que suponen para muchos los primeros días de vacaciones antes del verano.

Así, según la plataforma turística HomeAway, en estas fechas de gran demanda los propietarios aprovechan para subir el precio hasta un 3,2% en el mes de abril, con un precio medio por semana de 368 euros, frente al precio de 356 euros durante los meses de febrero, marzo.

De este modo, respecto a esta subida de precios en Semana Santa las zonas que más destacan son Andalucía (+14%), en particular las zonas más demandadas de la Costa del Sol en Málaga y ciudades tradicionales y de gran demanda turística como Sevilla, con zonas de mayor estabilidad en Almería, HuelvaCádiz y Granada.

Después de Andalucía encontramos a Castilla-La Mancha (+12%) y País Vasco (+9%), mientras que descenderán en Castilla y León (-8%), Extremadura (-3%) y Valencia (-2,5%) en el cuarto mes del año.

Asimismo, el estudio realiza algunas comparativas entre algunas regiones. De este modo, destaca Castilla y León como el destino más barato para las vacaciones de Semana Santa, con un precio medio de 91 euros semanales, seguida de lejos por el País Vasco (259 euros) y Costa Blanca en Alicante (270 euros). Por su parte, Extremadura es la región con mayor precio medio por semana, 545 euros, mientras que La Rioja ocupa el segundo lugar con 456 euros y Cantabria el tercer puesto con 441 euros de media por siete días.

El resto de comunidades presenta variaciones leves, como ocurre con las Islas Canarias (+1%), que pasa de los 348 a los 353 euros por semana de alquiler vacacional en abril; Cataluña (+3%), de 349 a 360 euros; Galicia (+4,1%), de 346 a 361 euros; y las Islas Baleares (+5%), de los 333 a los 351 euros. Según el estudio, el alquiler vacacional en estas zonas son "un tipo de alojamiento con tarifas estables" lo que permite a los viajeros "mantener sus presupuestos incluso con reservas realizadas con poca antelación".

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

casa-javeaActualmente, comprar una casa o apartamento en la playa ya no es algo exclusivo para inversores de mayor o menos envergadura. Esta práctica se está generalizando y según Alfa Inmobiliaria, un 10% de los propietarios que han comprado vivienda en la playa lo hacen como un instrumento de ahorro de cara al futuro, pensando en su jubilación.

En España, el futuro de las jubilaciones no es muy halagüeño. Según las previsiones, cada año nos jubilaremos más tarde, cotizaremos más tiempo y perderemos poder adquisitivo para garantizar la viabilidad del sistema. Ante este panorama, cada vez son más los españoles que buscan herramientas de ahorro destinadas básicamente a hacer más llevadero este tramo de la vida. Según Jesús Duque, vicepresidente de la red inmobiliaria, "Más ahora, que los abuelos se han convertido en muchos casos en el soporte económico de hijos y nietos".

La segunda residencia, será la primera y la única

Desde esta consultora reconocen que existe un creciente interés por los pisos en la playa que permiten reproducir un tipo de vida similar al de la ciudad. "El comprador tradicional de costa, hasta hace poco primaba por encima de todo que la vivienda estuviera en primera línea de playa. Hoy son muchos los compradores que buscan que esta esté en el centro comercial de la localidad, cerca de servicios médicos, zonas comerciales y de ocio, bien comunicado por transporte público, etc."

La conclusión del vicepresidente de Alfa Inmobiliaria es que existe un nuevo comprador que busca una propiedad a la que poder trasladarse cuando se jubile y en la que mantener su estilo de vida, aprovechándose de ventajas como una buena ubicación, generalmente en las zonas más cálidas de la costa mediterránea: desde Cádiz, pasando por la malagueña Costa del Sol y las playas de Costa Blanca (Alicante), Valencia, Baleares o Costa Brava (Girona). Todas ellas con una amplia oferta y con unos precios que en muchos casos son un 50% más económicos que hace 5 ó 6 años.

En las más de 110 oficina que Alfa Inmobiliaria tiene repartidas por el país, esta operación es cada vez más frecuente. Los compradores, con su vivienda familiar pagada, llegan buscando una vivienda más económica en la costa. El objetivo es, llegada la jubilación, trasladarse a la nueva vivienda y alquilar su primera propiedad. De este modo, sumando la pensión y las rentas inmobiliarias, poder disfrutar de una tranquila jubilación en un destino más económico.

A este panorama, desde Alfa Inmobiliaria añaden, que si bien este tipo de viviendas han sido las más golpeadas por la crisis, para los próximos años se prevé una subida de precios del 10% aproximadamente, "con lo que haría la operación más interesante aún".

Fuente: finanzas.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Obras paralizadas en el Hotel de El Algarrobico (Cabo de Gata-Níjar, Almería)En España hay 40.000 edificios y viviendas que ocupan el dominio público marítimo terrestre. Sólo el 10% de esas construcciones, alrededor de 4.000, están ordenadas, el resto están "en una situación de alegalidad".

Así, el pasado viernes, fue aprobado por el Consejo de Ministros el Reglamento General de la Ley de Costas finalmente se permitirá regularizar la situación de las 36.000 ocupaciones que continúan a día de hoy olvidadas por la ley. "Este reglamento pondrá fin al enorme desorden que había en la costa española", según el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos.

De este modo, el "limbo legal" en el que se encuentran estos edificios de pisos y apartamentos, casas, hoteles, chiringuitos y otros negocios junto al mar, debe de durar poco tras la aprobación de la reforma de la Ley de Costas de 1988 a la que dio luz verde el Congreso en mayo de 2013, siendo este reglamento el instrumento jurídico que permita desarrollarla y aplicarla, para evitar que se siga perpetuando una situación en la que la administración aplica la ley en algunos casos y en otros mira hacia otro lado.

Este desbarajuste surge tras la aprobación de la ley del 88 cuando se otorgaron 24.000 concesiones compensatorias (en su mayoría de 30 años) a aquellas edificaciones que invadían el dominio público marítimo terrestre, autorizando a los propietarios de esas ocupaciones a su uso durante ese tiempo, pero pasadas esas tres décadas la propiedad pasaría directamente al Estado. Y eso debía empezar a ocurrir en el año 2018. Hay aún 16.000 casos a los que no se les compensó por la expropiación con una concesión de uso y que, se van a revisar "uno a uno". "Entre esos 16.000 vamos a encontrar ilegalidades seguro. Y si eso sucede no se les va a dar la concesión", según el director general de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Pablo Saavedra.

La reforma de la Ley de Costas de 2013 (y el reglamento recién aprobado) le da un giro a esa visión de la ley anterior que buscaba recuperar para el Estado la propiedad y el uso de todo el dominio público marítimo terrestre. El nuevo reglamento permitirá prorrogar las concesiones en vigor en 75 años más para viviendas, 50 años para hoteles y negocios y 30 años más para los cerca de 3.000 chiringuitos presentes en las playas españolas.

Además, permite que esas concesiones se puedan vender, alquilar, hipotecar o heredar durante ese tiempo, algo que no permitía la Ley de 1988. La medida supone un importante balón de oxígeno para aquellos propietarios que veían esfumarse el derecho a la propiedad sobre sus viviendas y negocios dentro de menos de cuatro años y ahora podrán disponer de ellas durante varias décadas más o lucrarse con su venta si lo desean.

No obstante, no saldrá gratis. La norma contempla la ampliación de la concesión mediante el pago de un canon que irá a engrosar las arcas del Estado. Aunque la cuantía y la forma de calcular ese pago está marcado por el nuevo reglamento, no se trata de nada nuevo. Las arcas públicas ya ingresan cerca de 20 millones de euros anuales en concepto de canon pagado por ese 10% de las ocupaciones, esas 4.000 edificaciones que sí están ordenadas según la Ley del 88. Por lo pronto, a partir de ahora deberán pagar todos aquellos propietarios que deseen seguir teniendo derecho sobre esas edificaciones, por lo que se pasará de ingresar el canon de 4.000 propietarios a hacerlo de los 40.000 que hay en el dominio marítimo terrestre que quieran continuar disfrutando de ese espacio público.

Y la cuantía puede llegar a ser importante. El cálculo se complica para los negocios que pagarán en función de su superficie y su productividad, pero para una vivienda se deberá pagar cada año el 6% del valor catastral de la propiedad. Es decir, que el propietario de una casa de 100.000 euros según el catastro deberá pagar al Estado 6.000 euros anuales.

Los particulares también podrán hacer reformas en la instalación o vivienda para la que tienen concesión siempre que las obras no excedan el tamaño, superficie y volumen de la misma. El Gobierno insiste en que no tiene un interés recaudatorio, e incluso asegura no conocer con precisión la cifra que se recaudará. Federico Ramos incidió, no obstante, en que la idea es "reordenar, no cobrar más" y en que "no se va a hacer legal a nadie que se haya instalado en la costa ilegalmente" sino a dar legalidad a quien dispone de una concesión y no tenía ningún tipo de título, entre otros.

Desde el Gobierno, no le ven sentido a ejecutar el fin de las concesiones de la Ley del 88 e insisten en que las expropiaciones masivas para recuperar para el Estado estos terrenos ocupados en el dominio público supone un gasto enorme en demoliciones. Según Federico Ramos "el cálculo que hicimos para demoler el hotel de El Algarrobico (Cabo de Gata-Níjar, Almería) era de siete millones de euros".

Más detalles:

Fuente: elmundo.es

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook –  – Twitter

1

turismo-record-agostoEl turismo en España no falla. Un sector fundamental para nuestra economía y un potente motor de crecimiento, constituyendo quizá, la industria más fuerte y estable que tiene este país. Posición que lejos de disminuir, crece y se reafirma constantemente.

Así, en el pasado mes de agosto se ha marcado un nuevo hito para el sector al lograr la entrada de 9,1 millones de turistas extranjeros, lo que supone un incremento del 8,8% respecto al mismo mes del año pasado pero, sobre todo, implica el récord hasta ahora de visitantes que pernocta al menos una noche en España, según los datos la encuesta de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur), publicados el lunes por el Minisnterio de Industria, Energía y Turismo.

El turismo atraído por el sol y la playa está siendo para la economía española el motor más importante de la recuperación, a pesar de la temporalidad de los puestos de trabajo que crea; y que, para disgusto de los hoteleros, los visitantes echan cada vez más mano de los apartamentos y casas en alquiler vacacional.

Así, según Frontur, el alojamiento en viviendas de alquiler vacacional creció un 29,7% en agosto, frente al 4% que lo hizo en los hoteles o el 11,2% en casas propias, de familiares o amigos. Es decir, que cada vez gana más peso en el mercado el turista que opta por alquilar pisos de vacaciones en la playa, independientemente de que lo haga por agencias o vías tradicionales o a través de portales en Internet, poniendo al sector de la hostelería en pide de guerra.

El conjunto de extranjeros que en agosto pasado optó por hospedarse en establecimientos hoteleros o similares alcanzó el 53,7% del total, cuando en el mismo mes de hace un año era el 56% y, antes de la crisis, en agosto de 2007, era el 57%. En cambio, la proporción de turistas que optan por alternativas ha ido aumentando en la misma medida: eran el 46,3% total el pasado agosto, el 43,8% hace un año y 41% antes de la crisis.

Esta es una de las tendencias por las que los empresarios del sector suelen llenar de matices los buenos datos que arrojan las estadísticas en el último año. "No somos autocomplacientes porque no hay que mirar cuánta gente entra en un supermercado, sino el gasto medio por cada carrito de la compra, y las tarifas no se han recuperado, además de que cada vez más la gente va a apartamento no reglados", lamenta José Luis Zoreda, de Exceltur, la asociación de las grandes empresas turísticas del país, que elabora numerosos informes sobre el sector.

Según los últimos datos de la encuesta Egatur, también del ministerio de Industria, que corresponde a julio, el gasto medio diario permanece estancado y el gasto medio por extranjero (983 euros) descendió porque se redujo la estancia media. Aun así, pese a que la rentabilidad por turista se resiente para muchas empresas, el global de los ingresos crecerá y mejorará la balanza de pagos de España.

A pesar de esta situación de estancamiento en el gasto, el incremento de turistas acumulado entre enero y agosto ha alcanzado un 7,3%, hasta los 45,4 millones de visitantes. Turistas ingleses, alemanes y franceses continúan siendo los principales visitantes de las costas españolas y su crecimiento ha compensado la caída del turismo ruso, que con la devaluación del rublo y el conflicto de Ucrania atraviesa horas bajas: estos visitantes han bajado un 8,6% en agosto y un 5% en el acumulado del año.

De este modo se mantiene como primer emisor de turistas a Reino Unido con la llegada de 2,1 millones de no residentes, un 5,8% más, teniendo a Baleares como su destino favorito; le sigue Francia con su récord particular porque rozó en agosto los dos millones de visitantes por primera vez en la serie histórica, con un alza del 9,4%. Los franceses tienen Cataluña como lugar de vacaciones predilecto. En tercer lugar, Alemania, con 1,3 millones de turistas, aumentó un 11,8% y Baleares concentra más del 51% de las llegadas. Pero este auge del turismo europeo, si la recuperación de la zona euro entra en barrena, también peligra.

Los destinos turísticos más visitados en Agosto

Con aumentos de las llegadas respecto al año pasado, Cataluña, Baleares y Canarias lideran el mercado y en agosto recibieron a seis de cada 10 visitantes. El territorio catalán acumuló la mayor cuota de visitantes, el 26,6% con un crecimiento del 7,5%. En Baleares, el incremento es del 6,2% fue debido en gran medida al notable aumento de alemanes, de italianos y de belgas. El número de llegadas de británicos y alemanes fueron similares este mes. Canarias muestra un aumento del 12,4%, sustentado en gran medida en sus principales mercados Reino Unido y Alemania, con sendos crecimientos del 14,4% y 30,3%.

Andalucía presenta una subida del 5,6%, fundamentado mayormente en el avance de británicos y franceses. A mayor distancia se situó la también importante contribución de alemanes y belgas. La Comunidad Valenciana mantiene una subida del 8,1%, favorecida por el aumento de alemanes, portugueses, franceses, rusos y belgas. Por el contrario su principal mercado, Reino Unido retrocedió.

La Comunidad de Madrid presenta un crecimiento del 19,1%, que se explica principalmente por el incremento del mercado francés y de países lejanos. Sin embargo esta subida palía en parte el notable retroceso acontecido en agosto de 2013, y sitúa las llegadas en un nivel similar al registrado en el mismo mes de 2006. El resto de comunidades tienen un crecimiento positivo muy diverso, con un destacado papel del mercado francés.

Fuente: elpais.com - Frontur: Agosto 2014 (.pdf)

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook –  – Twitter

1

Vivienda de lujo en Marbella, Costa del SolLos precios de la vivienda de lujo también se van estabilizando durante este año 2014, tras el importante ajuste en los años de crisis los precios han caído entre un 30% y un 50% en España, y este ajuste ha afectado a los precios de las espectaculares villas en la playa o a los señoriales pisos de lujo en las grandes ciudades.

La vivienda de lujo es la más cara, pero también, según los expertos, es un mercado estable, con una selecta y cuidada demandada, especialmente por parte de compradores e inversores extranjeros. Con los precios tocando fondo, la vivienda de alto standing también se suma a la recuperación inmobiliaria, y al parecer liderando esta tendencia. Se vuelve a buscar y a vender la casas de lujo, incluso sobre plano, algo que no sucedía desde 2008.

Según Lucas Fox, empresa especializada en este segmento del mercado inmobiliario, las operaciones de compraventa de vivienda de lujo aumentan en todas sus zonas de referencia a medida que se reduce la brecha entre los precios de salida y de venta. Los clientes internacionales representan el 90% de las compras de este tipo de vivienda, y el interés de inversores de Lejano Oriente y de Oriente Medio cobra impulso. También se nota la presencia de compradores del norte de Europa, que han vuelto a entrar en el mercado gracias a los precios bajos y a las oportunidades de inversión.

En el Puerto de Andratx, en la costa de la Sierra de Tramontana de Mallorca, se han pagado recientemente 27.000 euros por metro cuadrado de vivienda. En esa misma zona del suroeste de la isla balear acaba de salir al mercado una villa situada en un acantilado que busca comprador por 38 millones de euros. Con estos precios, Andratx se ha ganado a pulso estar en la lista de las ubicaciones más caras de Europa, un título que comparte con las calles de Ortega y Gasset (Madrid) y el Paseo de Gracia (Barcelona), según la clasificación elaborada por la inmobiliaria alemana Engel & Völkers.

Aunque, más que el importe, para estos compradores el lujo es, por encima de todo, la ubicación. "Puede ser un piso pequeño y reformado en el barrio de Salamanca de Madrid, una villa en las afueras, un apartamento en primera línea de playa, o un ático con buenas vistas. Aunque sí hay un denominador común: la localización", indica Muñoz, CEO de la inmobiliaria de lujo Presidence. Esta compañía ha aumentado en un 30% las ventas durante el primer semestre de este año.

Una realidad que ha abierto una brecha enorme entre el mercado de más alto nivel y el resto. "Hay zonas donde no se hacen transacciones a pesar de que los precios están literalmente por los suelos, pero los compradores no pueden permitirse la compra de vivienda ni tienen acceso al crédito", según Óscar Ochoa, director de obra nueva de Gilmar.

Según los profesionales del sector, en esta reanimación de las compraventas ha puesto su granito de arena la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su internacionalización, que otorga la nacionalidad española a los extranjeros que compren vivienda con precios superiores a 500.000 euros.

Madrid

El mercado internacional empieza a mirar más allá de la costa. Según un informe de Knight Frank "Madrid es la ciudad que más interés está despertando entre los compradores extranjeros, que ya suponen un 15% del total de compradores de vivienda de lujo en la ciudad".

Los clientes procedentes de Sudamérica, Europa, Asia y Oriente Próximo abanderan el nuevo colectivo de inversores interesados en las zonas más exclusivas y céntricas de la capital, donde los precios han aumentado ya un 5%, según la consultora. Se trata de Paseo de la Castellana (números pares), distrito de Chamberí, El Viso, Paseo de la Habana, Jerónimos, Justicia y barrio de Salamanca.

En la región, entre las promociones en venta más exclusivas de casas en área metropolitana de Madrid, como La Finca, en Pozuelo de Alarcón, con precios entre 3,8 y 3,9 millones de euros. "El comprador suele ser extranjero, de muy alto poder adquisitivo, que busca seguridad y privacidad", comentan en Presidence. Y Ciudalgolf, con unifamiliares desde 1.750.000 euros. Este repunte de las compras en los enclaves exclusivos, sin embargo, ha provocado que la oferta disponible sea inferior a la demanda.

Barcelona y Valencia

En Barcelona, la media de precios de venta de propiedades de lujo en el segundo trimestre de 2014 fue de 4.237 euros por metro cuadrado, una cifra ligeramente superior a la de 2013.

Según Alexander Vaughan, cofundador de Lucas Fox, "el mercado de Barcelona ha seguido mejorando en los dos primeros trimestres de 2014 y los compradores tienen mucha más confianza, especialmente los internacionales. Los precios se han estabilizado y la cantidad de transacciones aumenta gradualmente. Los vendedores son más realistas y los precios de salida se han reducido en consonancia con las expectativas de los compradores".

La ciudad de Valencia es otra plaza que, aunque de menor tamaño, ha sabido ganarse la gracia de los compradores que buscan rentabilidad y precios más atractivos. En las promociones de referencia los precios oscilan entre 1.140.000 euros y 3.395.000 euros (áticos tríplex con piscina) según la inmobiliaria Rimontgó, que en el primer semestre del año ha aumentado sus ventas un 6%.

Ibiza y Mallorca

El mercado residencial de las casas de lujo en Ibiza continúa creciendo con fuerza, con un aumento de transacciones en comparación con el mismo periodo de 2013. Los precios de las propiedades de lujo en algunas zonas importantes empiezan a aumentar a medida que la demanda supera la oferta. El interés de parte de compradores estadounidenses se ha duplicado. Según Lucas Fox "el atractivo constante de Ibiza es definitivamente su estilo de vida único" y detecta que en distintos puntos de Ibiza "ha aumentado significativamente la demanda de parte del mercado asiático, principalmente de compradores coreanos y chinos".

En Mallorca "estamos experimentando un aumento en la demanda de casas rurales pequeñas. Muchos compradores e inversores adquieren propiedades con la intención de alquilarlas en el mercado vacacional. Las villas de verano en zonas desarrolladas en el suroeste de Mallorca también se están vendiendo bien: la mayoría de entre 1,5 y 2,5 millones de euros".

Costa Brava y Marbella

En en todo el litoral de Costa Brava (Girona) "La recuperación continúa ganando terreno con un aumento en la actividad de ventas a lo largo del mismo periodo en 2013. El mercado sigue impulsado casi exclusivamente por inversores internacionales privados procedentes del norte y del este de Europa, atraídos por los precios competitivos".

Otro mercado importante es Marbella, una de las mejores representantes de la vivienda de lujo en Andalucía, localidad de la Costa del Sol que mantiene su particular idilio con el glamour y donde los clientes británicos siguen siendo el conjunto de compradores más grande en esta zona, junto con los procedentes del norte de Europa y Rusia. Muchos proyectos en Marbella que estaban en manos de los bancos actualmente han sido comprados por fondos de inversión a precios significativamente rebajados. "La tendencia positiva de transacciones inmobiliarias que empezó en la segunda mitad de 2013 ha continuado en la primera mitad de 2014. La mayoría siguen centrándose en zonas codiciadas cerca de Marbella, Puerto Banús y la playa."

Fuente: elmundo.es

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook –  – Twitter