Saltar al contenido

real estate 465100 960 720 600x552 - El FMI pide a España que empiece a vigilar el precio de la vivienda

El organismo no considera que haya una burbuja, pero pide a las autoridades españolas que preparen ya las herramientas para controlar un crecimiento del crédito

El Fondo Monetario Internacional reclama a España que empiece a seguir con atención la evolución de los precios inmobiliarios. Con datos de cierre de 2017, el organismo detecta las primeras señales de una ligera sobrevaloración, si bien destaca que todavía se está lejos de una nueva burbuja. Aunque aún no hay evidencia clara de una desviación significativa, las autoridades necesitan estar vigilantes. Por ese motivo, pide a los supervisores españoles que amplíen las herramientas de las que disponen para atajar los riesgos financieros y controlar la concesión de crédito. Estos instrumentos deben estar ya listos para ser empleados, concluye en una clara referencia a la autoridad para frenar burbujas que ultiman el Ministerio de Economía y el Banco de España. ...continúa leyendo "El FMI pide a España que empiece a vigilar el precio de la vivienda"

Vistas desde un piso en alquiler en Cartagena (Murcia)

El precio medio de las viviendas en alquiler subió levemente un 0,1% en enero de 2017 en comparación con el mismo mes del 2016, según el Índice de Precios de Consumo (IPC) del Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios de los alquileres suma tres meses en positivo, después de encadenar tres de estabilidad (0%). Así, el diferencial con la tasa de IPC general (3%) fue de 2,9 puntos en el primer mes del año. En esta ocasión, conoceremos además la actividad del "property manager", el profesional del alquiler que hace ganar dinero.

...continúa leyendo "IPC Enero: Los precios de las viviendas en alquiler, repuntan por tercer mes seguido"

Con la recuperación económica y el mercado inmobiliario en plena recuperación de ventas, los propietarios y vendedores ahora tienen más oportunidades, pero muchas veces se confían y dejan de prestar atención a aspectos que pueden arruinar la venta de una vivienda. Una vez que el vendedor de una vivienda tiene una buena oferta, es una pena que por fallos remediables se eche todo a perder. Existe una serie de desaciertos que pueden hundir las ventas. Por eso, a continuación recopilamos los 12 errores más comunes tanto en la presentación través de los anuncios en un portal inmobiliario, hasta en actitudes poco convenientes que se deberían poder evitar.

riaza-segovia

1.- Usar pésimas fotos en el anuncio

Nada puede ser peor que el anuncio de un piso o una casa con malas imágenes, a excepción de un anuncio sin ninguna. Muchas veces los propietarios no entienden su importancia y ni siquiera ayudan a los agentes a sacar unas nuevas. Las imágenes dejan más impacto en el comprador que cualquier texto descriptivo que las acompañe. Ahora cualquiera con un smartphone puede pensar que hacer fotos es fácil, pero cuando se trata de hacer las fotos del anuncio de una vivienda, evita utilizarlo.

Las fotos son esenciales para llamar la atención del comprador y dar una buena primera impresión. Es importante que no estén desenfocadas o movidas para obtener imágenes limpias y de calidad, sin olvidar realizar siempre las fotos con la mayor luz posible. Se paciente y repite las veces que haga falta hasta que salgan bien. Si no te ves capaz, la mejor opción es contratar a un profesional para tomar fotos nítidas, de alta resolución y desde múltiples ángulos. A la hora de tomar las fotos, no hay que olvidar los pequeños detalles: quita los platos del fregadero, baja la tapa del inodoro, ordena un poco e intenta que no salgan las mascotas en las imágenes.

2.- Exagerar en la descripción

Las imágenes no mienten, pero la descripción de la vivienda sí puede adornar la realidad. Puedes pensar que una pequeña exageración no hace daño a nadie y servirá para atraer compradores, pero esas pequeñas falsedades se descubrirán en el momento en que los interesados visiten la casa. La primera reacción de los potenciales compradores será darse media vuelta y marcharse. Si se pierde la confianza, se pierde una venta.

Una vez que nos aseguremos que las bondades de la vivienda son ciertas, también hay que comprobar la ortografía y la gramática. Una pequeña errata puede parecer algo sin importancia, pero la impresión que se puede dar al comprador es que no eres un vendedor que se fije en los detalles y puede hacer que se pregunte en qué otros aspectos puedes errar.

3.- Suciedad, desorden y malos olores

Una casa sucia y con malos olores se puede arreglar, pero tiene que ser antes de causar una pésima impresión a los primeros compradores que vayan a visitarla. Si los propietarios todavía continúan viviendo en el piso, hay que ser franco con ellos y decirles lo que es necesario cambiar, especialmente si son fumadores o tiene mascotas.

4.- Falta de puesta en escena

Los vendedores pueden pensar que gastar dinero en preparar la casa para las visitas es tirar el dinero, especialmente si están orgullosos de su estilo "único". La mejor manera de hacerles cambiar su (quizás horrible) decoración es hacerles ver que el Home Staging es un modo eficaz para conseguir que los compradores se imaginen más fácilmente su vida en la casa, que con su decoración personalizada.

También es importante no aferrarse al desorden y a los objetos personales. Mostrar las colecciones personales por todas las estanterías o los objetos a los que se les tiene cariño es un gran error. Emplear un fin de semana para arreglarlo supondrá a cambio una venta exitosa.

5.- La posibilidad de rebajas y descuentos

Estos días es casi más importante vender a precio de mercado que ofrecer rebajas. No obstante, a veces es conveniente hacer algún descuento en la negociación para que el comprador sienta que está haciendo una buena compra. Si se está en un segmento del mercado con mucha competencia, esta será la mejor forma de ganarse a los potenciales clientes.

6.- Ayudar durante y después del proceso de venta

Tras conseguir que el comprador se decante por nuestro piso, los propietarios y agentes deben seguir prestando su ayuda y asistencia durante todo el proceso de venta y postventa, por ejemplo, a la hora de rellenar la documentación necesaria o coordinarse para atender al inspector técnico de la vivienda. Hay que recordar a los vendedores que deben cumplir con su parte y sus obligaciones y hacer saber a los compradores que están ahí para lo que necesiten.

7.- Negarse a hacer reparaciones evidentes antes de la venta

Una casa sin acondicionar al final hará perder dinero al vendedor. Fugas de agua, grietas en las paredes o sin calentador de agua "ahuyentará" al posible comprador y le alentará para pedir una rebaja en el precio. Pero si se encuentran la reparación ya hecha, estimará mayor su precio, llegando incluso a pagar más.

8.- Ignorar el patio trasero

Una fantástica fachada frontal puede hacer olvidar que el patio trasero está hecho un desastre. En verano, primavera y otoño será cuando más se utilicen los espacios exteriores. Por eso, hay que mantenerlos igual de cuidados que los interiores, pues para el ojo del comprador será como otra habitación más… Césped cortado y reluciente, flores y árboles podados… no debe convertirse en un trastero donde dejar los muebles viejos.

9.- Ocultar los temas problemáticos a los compradores

Aunque pueda poner en peligro la operación, el vendedor está en la obligación de contar determinados problemas que más tarde el comprador seguramente descubrirá. Por ejemplo, si se hizo una reforma ilegal en la vivienda, si habrá goteras los días de lluvia o si se va la luz cada vez que se ponen en marcha 4 electrodomésticos.

10.- Tomarse la negociación de forma personal

A veces los compradores proponen descuentos porque consideran que la casa está por encima de los precios de mercado. Esto en muchas ocasiones les hace perder la oportunidad de cerrar una operación en la que los dos partes ganen. No hay que sentirse ofendido porque pidan estas rebajas, si no analizar si son justas.

11.- Vender sin agente inmobiliario

Aunque muchos propietarios crean que se pueden ahorrar el pago de una buena comisión, siempre será más aconsejable contar con un profesional con amplios conocimientos del sector que aconseje y gestione la negociación del precio, los trámites y los problemas que puedan surgir.

12.- Venderla por encima de precio

Cuando se trata de fijar el precio, muchos propietarios están fuera de la realidad y es trabajo del agente inmobiliario acabar con los "delirios" en los precios. La solución es enseñarles las franjas de precio entre las que se mueve el mercado. Ofertar caro y luego rebajar en la negociación no es una buena estrategia si los precios iniciales son estratosféricos. Al contrario, será una forma de espantar a los posibles compradores. Es cierto que el sector empieza a recuperarse, pero a pesar de lo fantástica que sea la vivienda no beneficiará en absoluto poner la casa en venta más cara que los precios medios del mercado, pues seguramente no se venderá.

Fuente: zillow.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Continuando con la serie de consejos de la semana pasada donde revisamos, en el caso de daños y desperfectos en una vivienda en alquiler, quién debía asumir el gasto, esta semana analizamos junto con expertos, quién debe pagar la comisión de la agencia cuando se contrata un alquiler: ¿el inquilino o el casero? En ciudades como Madrid y Barcelona el inquilino paga los honorarios de la agencia inmobiliaria al alquilar una vivienda, cuando en realidad el cliente es el propietario del inmueble. En cambio, en otras zonas como en Vigo se hace cargo el dueño del piso. En estas mismas ciudades o en otras ocurre también que, según la inmobiliaria con la que se firme, se cobra la mitad a cada una de las partes o una mensualidad íntegra al propietario y otra al inquilino.

apartamento-alquiler-madrid1

¿A qué se debe tanta confusión? ¿Por qué el mercado de la vivienda es el único sector en el que contrata uno y paga otro? "En materia de honorarios rige el libre mercado y cada agente sigue un sistema de cobro en función de los usos y costumbres de cada lugar. En cada provincia se utilizan sistemas distintos de cobro, aunque eso no quita que cualquier agente pueda establecer su propio sistema", argumenta Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España. "A la gente que alquila en una zona geográfica en la que habitualmente se cobra al propietario y que se muda a otra en la que se cobra al inquilino no entiende el por qué y es por los usos y costumbres", argumenta Fernando Rico de la Viesca, de Re/Max Urbe.

En las operaciones de compra de vivienda la regla es mucho más clara. El vendedor paga a la inmobiliaria, aunque al final traslade los honorarios al precio final. "Como no se ha sabido cómo repercutir ese coste al inquilino dentro del contrato, se ha llegado a la convención social de que es algo que tiene que pagar", opina Pelayo de Salvador Morell, abogado del bufete de Salvador Real Estate Lawyer. El lío no es solo para los inquilinos. Las agencias se preguntan si es una opción tratar al alquilado por debajo de sus expectativas y ofrecerle un peor servicio por el hecho de no ser su cliente. Mala decisión para un negocio que crece en función de las recomendaciones de personas satisfechas.

Hay otro razonamiento y es la situación del mercado. "Cuando hay demanda de viviendas los honorarios los cubre el inquilino, mientras que cuando hay sobreoferta se hace cargo el propietario", explica Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. Actualmente, "no existe mucho alquiler y el propietario tiene más fuerza que el inquilino, al haber más demanda que oferta", añade Óscar Martínez, presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios. Así, las costumbres mandan en este sector en el que no existe una norma de cobro de honorarios, pero tampoco una regulación sobre quién puede realizar la actividad de intermediación (no se exigen requisitos de capacidad, titulación o colegiación).

Más pronto que tarde, el sector tendrá que adaptarse a la nueva realidad social. De hecho, son los propios inmobiliarios los que están alzando la voz para reclamar que las cosas cambien y que prime el sentido común. "Lo lógico sería que pagara siempre el propietario, que es quien contrata a la agencia para que le ofrezca un servicio y defienda sus intereses", reclama José Luis Echeverría, socio y director de Expansión de Monapart. Para este agente es socialmente injusto e insolidario. "Nos compete a todos ayudar a nuestros jóvenes a acceder a la vivienda. Los propietarios y los agentes tenemos la oportunidad de cambiar las reglas del juego para dejar de penalizar económicamente a estudiantes, solteros y parejas jóvenes que inician su aventura en el mundo del hogar propio, máxime si ello no va a suponer para nosotros un perjuicio económico, sino todo lo contrario".

Parte del sector considera que si esas comisiones al alquilado desaparecen, se aceptaría la renta ofertada sin negociarla puesto que los beneficios en el corto plazo (no pagar una mensualidad a fondo perdido) pesarán más que la rebaja media del 7,5% en la renta que suele obtener. Además, "cuando los honorarios los pagan los dueños los pisos se alquilan antes y con que se arrienden un mes antes, al final al propietario los honorarios le han salido gratis", advierte Duque.

El motivo de que una parte del sector se haya quedado algo anticuado es que hasta hace poco el alquiler era el patito feo para las agencias inmobiliarias. "Durante muchos años los servicios que hemos ofertado a nuestros clientes han sido mal desarrollados y poco competitivos. Muchas inmobiliarias se limitaban a poner un cartel, hacer unas fotos y colocar algún anuncio en portales gratuitos y en su escaparate", critica Alberto Murcia, vicepresidente de Aegi, la patronal de las empresas de gestión inmobiliaria.

Tras el pinchazo de la burbuja, la comercialización del alquiler se ha convertido para muchos en la principal y única fuente de ingresos. Tanto es así que se han abierto, casi hasta el infinito, el abanico de servicios para las dos partes: verificación de las cargas que tiene el inmueble que se alquila por si pudieran afectar al inquilino; asesoramiento legal previo a la redacción del contrato para no incurrir en cláusulas abusivas o nulas; asesoramiento fiscal sobre la repercusión del alquiler en la renta del propietario; ingreso de la fianza en el organismo competente... Un servicio que empieza a crecer en España, es la gestión integral del alquiler. Tiene un coste mensual para el casero que ronda entre el 8% y el 10% de la renta mensual, explica Alberto Murcia.

Con esta percha, ya hay muchas agencias (y a corto plazo serán más), que están pidiendo una mensualidad a cada parte. "La tendencia es cobrar el equivalente a una mensualidad al propietario y otra al inquilino, cuando a ambos les estamos prestando un servicio", dice el responsable de Formación de Look & Find, Jorge Torrent. Preparen el bolsillo, el pago por duplicado está de moda.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Eloy y María Eugenia acaban de aterrizar en Madrid. Vienen de Tenerife. Han quedado con Raquel, que les hará una ruta por la capital. No se trata de un tour cualquiera, y mucho menos turístico: el plan es visitar cuatro viviendas en un solo día. Y Raquel no es su guía, sino su agente, su "personal shopper" inmobiliario. Las gestiones de estos profesionales ahorran tiempo y dinero con rebajas de entre un 5% y 20%, a la hora de buscar y comprar una vivienda. A diferencia de los agentes de la propiedad inmobiliaria (API), los personal shopper no gestionan inmuebles para vender, sino que asesoran a clientes que buscan comprar. Trabajan exclusivamente para el comprador y están posicionados siempre a su lado, alertan sobre los "engaños o inexactitudes" de muchos anuncios inmobiliarios que suponen para el potencial comprador, perder hasta 100 horas de su tiempo buscando.

Pisos en Calahonda Málaga

Dentro de los profesionales y empresas inmobiliarias al uso, la actividad del "personal shopper" está reconocida desde hace años en EEUU, Canadá, Reino Unido o Francia, y surge en España en 2010. A pesar de tener todavía un corto desarrollo, en el último año ha crecido un 50%, según la Asociación Española de Personal Shopping Inmobiliario (Aepsi). "En cifras, este negocio ha facturado cerca de 30 millones en 2015", calcula Enric Jiménez, presidente de Aepsi y CEO de Somrie, uno de los pioneros en ofrecer este servicio en el país. Según Aepsi, los honorarios, que son cerrados, varían en función del tiempo que se dedica a la búsqueda de una vivienda, el presupuesto con el que se cuenta y la complejidad del producto: en torno a un 1%, calculan.

Son dos los tipos de clientes con los que se ha encontrado la empresa Abalea, ubicada en Madrid: los que quieren comprar con rentabilidad para invertir o los que buscan una casa como vivienda habitual."Los clientes que deciden comprar por primera vez normalmente buscan un piso de entre 80 y 100 m2, luminosa, con dos dormitorios y en barrios bien comunicados y animados como Chamberí, Moncloa o Latina", explica su socia directora."En cambio, los clientes que buscan una nueva casa, quieren que tenga entre 120 y 200 m2, más de dos dormitorios, con garaje en el edificio y prefieren que precise reforma para adaptarla a sus gustos y necesidades. Las zonas que buscan son el barrio de Salamanca o Justicia".

Desde la fecha de encargo, los plazos para cerrar una compra oscila entre dos y tres meses, "si bien, lo habitual es fijar un periodo de seis meses para encontrar la propiedad más adecuada a los criterios del cliente", aseguran desde Indivisa. "Este servicio, tanto para compra como para alquiler, no es exclusivo de clientes extranjeros o con alto nivel adquisitivo", precisa el presidente de Aepsi. "Te puedes encontrar con inversores que se interesan por pisos de 300.000 o 400.000 euros, hasta por encima del millón, pero también a quienes buscan casas de 100.000 euros", concluye Jiménez, al tiempo que reivindica un mayor espacio y reconocimiento del personal shopper inmobiliario en el sector, unos profesionales con un servicio enfocado a aquellos compradores interesados en ahorrar tiempo, dinero y complicaciones.

Para facilitar la labor de los compradores, los Personal Shopper Inmobiliarios ofrecen un servicio que permite ahorrar hasta un 70% de su tiempo en visitas y un ahorro que oscila entre el 5% y un 20% del precio publicado de la vivienda. Se encargan de buscar, entre el 100% de las casas y pisos a la venta en las zonas de interés, las propiedades que cumplan con las condiciones solicitadas por el comprador. Y una vez identificadas, el Personal Shopper Inmobiliario asesora y acompaña a su cliente a ver solo aquellas propiedades que ha seleccionado previamente, tras una visita personal y un estudio detallado de todos los pros y los contras de la vivienda. La segunda ventaja es su experiencia para negociar el precio final.

Los 5 "engaños" más frecuentes en los anuncios inmobiliarios

Comprar una vivienda es una de las situaciones más estresantes que atraviesa una persona a lo largo de su vida. Además de requerir una importante inversión económica, supone atravesar un largo proceso conociendo el mercado, visitando viviendas y negociando, con el propietario y las entidades bancarias, hasta firmar la operación. En todo este recorrido la búsqueda se hace más tediosa cuando el potencial comprador va descubriendo que, cerca del 90% de las propiedades que se anuncian en los portales de vivienda, acumulan al menos una o dos "inexactitudes" sobre sus cualidades.

Estos trucos suponen para el potencial comprador perder cerca de 100 horas de su tiempo visitando propiedades que no cumplen con sus expectativas., afirma Ernesto Pérez Olivera, director general de Indivisa Personal Shopper, tiempo que se reduciría notablemente si se ajustase el uso algunas de "engaños" o "inexactitudes" más frecuentes en el mercado inmobiliario español.

  1. Excelente ubicación. Este es uno de los trucos más habituales para llamar la atención sobre una vivienda. Ocurre especialmente en las zonas con mayor reconocimiento de grandes ciudades como Madrid, sobre todo en el Barrio de Salamanca, El Viso, Almagro, etc. , Según Pérez Olivera, se han visitado viviendas que daban a entender vistas al Parque del Retiro, ubicadas a casi 700 metros de este parque. En este mismo sentido también se ven referencias a la cercanías de servicios, o en la costa, la subjetividad respecto a la cercanía de las viviendas en la playa con expresiones como "primera línea" o "cerca del mar".
  2. Superficie anunciada: 50 mts. Realidad: 30 mts. Esta es otra de las falsedades más burdas y que menos se prestan a interpretaciones. Sin embargo, afirma el directivo de Indivisa Personal Shopper Inmobiliario, en casi todas las viviendas nos encontramos que se anuncia un precio total que no coincide con la valoración precio metro cuadrado por superficie real, con el consiguiente perjuicio para el comprador.
  3. Piso acogedor, ideal parejas, piso con muchas posibilidades..., todas estas expresiones que podemos encontrar en cualquier anuncio son eufemismos de lo mismo: se trata de un piso pequeño y, probablemente, mal distribuido.
  4. Para entrar a vivir. Desde luego, esta definición es muy subjetiva. Para muchos compradores significa que solo es necesario pintar. Otros asumirán que necesita, además de pintura y acuchillado, algunas pequeñas reparaciones. Sin embargo, lo que no es aceptable es encontrar, bajo este llamativo titular, pisos con reformas realizadas hace más de 7 u 8 años, con su consiguiente necesidad de actualización.
  5. Gastos de comunidad: 100 euros. Sin embargo, afirma Pérez Olivera, realizadas las debidas averiguaciones, nos hemos encontrado con que la comunidad de propietarios ha puesto en marcha una derrama que supera enormemente la cuota habitual de 100 euros. Y el problema no es en sí dicho importe, sino que no se informe al futuro comprador de dicha situación.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter

El "personal shopper" inmobiliario, es un nuevo profesional personal enfocado exclusivamente en el demandante interesado en comprar o alquilar una vivienda, cuyo especial interés por su labor centrada al 100% en el comprador empieza a despertar en España. Se trata de una especialización que aterrizó hace unos cinco años y, posiblemente, el término resulte más familiar si lo aplicamos al mundo de la moda. Aunque todavía queda mucho camino por recorrer en esta nueva profesión, lo cierto es que cada vez, se demandan más sus servicios, que abarcan desde las visitas y filtrado de inmuebles, la elaboración de informes técnicos, la reforma y decoración de la vivienda, e incluso, la búsqueda de colegio para los niños.

personalshopper1

El "personal shopper" inmobiliario, es el agente que da la cara por el comprador de vivienda o de aquellas personas interesadas en encontrar un determinado piso o casa en venta (o en alquiler), es decir, son agentes exclusivos de la demanda inmobiliaria. En esencia, se puede decir que es una persona, o un conjunto de ellas (cada día son más las empresas que giran en torno a esta figura) que únicamente vela por los intereses del comprador en base a los parámetros que él le marque. Según Enric Jiménez Gragera, fundador y presidente de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI), "Las inmobiliarias tienen un producto limitado, lo que tienen en cartera en ese momento. Nosotros accedemos al 100% de producto del mercado y siempre negociamos a favor del comprador". En otras palabras, no defiende en ningún momento los intereses de una inmobiliaria (cuyo cliente tradicional es el vendedor) ya que no pertenece a ella. Ese es el rasgo principal que les caracteriza. Siempre defienden al comprador así como sus intereses independientemente de la presión que una inmobiliaria pueda ejercer.

Actualmente existen unas 200 empresas que dicen ofrecer este servicio y aunque su presencia en el mercado es aún pequeña, creen que en los próximos cinco años entre el 20% y el 30% de las compraventas se harán con el asesoramiento de un "personal shopper" inmobiliario. Los más optimistas hablan del 50%. Así, según Iñaki Unsain, de ACV Gestión Inmobiliaria y vicepresidente de AEPSI, "Solo es cuestión de tiempo, nuestro servicio es de puro sentido común". Cualquier ciudadano procedente de Estados Unidos, Reino Unido, Francia o Canadá está más que familiarizado con este profesional. "En los países anglosajones es conocido como Exclusive Buyer Agent (EBA) y un 40% de las operaciones se realizan con su asesoramiento".

En España, según Enric Jiménez, "al comprador se le ha tratado mal, como si comprara un paquete de tabaco, en lugar de una casa". Así, la tendencia en España de invertir los ahorros en ladrillo ha hecho que el negocio tradicionalmente se incline hacia el lado de la oferta, desatendiendo la demanda. Por poner un símil con el Derecho: "cuando uno va a un juicio lleva siempre un abogado que defiende sus intereses; nosotros defendemos los del comprador", afirma Ernesto Pérez Olivera, consejero delegado de Indivisa Personal Shopper Inmobiliario.

En las páginas web y oficinas de estas empresas nunca hay inmuebles en venta. Estos agentes no tienen una cartera propia, es decir, tienen libertad total y su ámbito de búsqueda es ilimitado: internet, agencias inmobiliarias, contactos personales y, sobre todo, conserjes. "Esto hace que no haya un conflicto de intereses porque no les condiciona la comisión que tradicionalmente se cobra del vendedor", afirma Pérez Serrano. Dicen que no tratan de competir con las agencias inmobiliarias y de, hecho, colaboran con ellas para localizar las viviendas.

La defensa a ultranza del comprador lleva a estos agentes a hacerle ganar tiempo y dinero. "Ahorramos al cliente hasta un 70% del tiempo invertido en la búsqueda", explican desde Selektia Living. Y al negociar en su nombre, se consigue una rebaja de entre el 5% y el 20% del precio de salida en la compra o alquiler, cuentan en AEPSI. Conocer el estado real de la vivienda les da cierta ventaja para presionar.

El perfil del cliente está cambiando. Si en 2013 el 70% eran extranjeros, ahora los nacionales son el 50% y en breve sumarán el 60%, cree Enric Jiménez. Son profesionales que no tienen mucho tiempo o que llevan meses o años buscando sin éxito, no residentes en la ciudad y con una edad de entre 35 y 50 años. "Son personas que valoran su tiempo", apuntan en Indivisa. En el caso de locales u oficinas, son empresarios con un negocio en expansión, pero sin tiempo.

Ahorro de tiempo y trámites sin tener que patearse la ciudad

El proceso es sencillo. El comprador especifica el piso o casa que busca, presupuesto, zona, calidades y características. A partir de ahí, las principales gestiones que realiza el "personal shopper" inmobiliario son:

  • Establecer los criterios de búsqueda del inmueble en función de los intereses del comprador. Elaboración de un presupuesto de compra.
  • Visita y descarta los que no cumplen con todos los requisitos. Después, realiza una selección de las viviendas (entre dos y cinco) que encajan a medida con la petición del comprador.
  • Elabora informes legales y técnicos (revisiones de instalaciones eléctricas, medición de superficies con láser, cableado...) de cada inmueble. En este trabajo realiza una labor de "due diligence" o investigación previa de la vivienda y el edificio: inspección técnica para ver posibles derramas futuras e inspección jurídica de la vivienda, es decir, mirar si tiene cargas hipotecarias, cargas fiscales, etc.
  • Realiza el pago de los impuestos relacionados con la compraventa, como el itp para vivienda usada, el iva para vivienda nueva, el ibi o la tasa de basuras.
  • Al comprador extranjero ofrece servicios para la obtención del permiso de residencia, así como la traducción de la documentación al idioma del comprador.
  • Negocia el precio de compra con el vendedor. Este es un ejercicio esencial tener un control exhaustivo de los precios de mercado de la zona donde esté ubicada la vivienda a comprar.
  • El personal shopper se encarga de llevar la documentación al notario y el cliente sólo va a firmar las escrituras de compraventa. Otro servicio es llevar esta documentación al registro de la propiedad.
  • En caso de que fuera necesario, el personal shopper inmobiliario también se encarga de la reforma y decoración del inmueble.
  • Si el cliente quiere poner en alquiler la vivienda, el personal shopper también se encarga de ello.

Con esta criba, el comprador puede visitar todos en una mañana. También se encargan de las comprobaciones con el administrador de la finca, catastro, elaboración de contratos con suministros, y hasta algunos casos, de la búsqueda de colegio para los niños.

Prototipo del "personal shopper" inmobiliario

Según los datos que aportan las empresas fundadoras de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI) el perfil de un "personal shopper" inmobiliario (PSI) se corresponde con personas jóvenes, aunque mayores de 30 años, factor, que afirman pudiera deberse a que se trata de una actividad que requiere mucha profesionalidad. Así, debe contar con inquietud por formarse constantemente y haber tenido experiencia previa en asesoramiento inmobiliario para poder aconsejar correctamente al cliente antes, durante y después de la operación. También lo relacionan con la necesidad que el Personal Shopper Inmobiliario ideal debe dominar al menos el idioma inglés para poder relacionarse y negociar con sus clientes internacionales.

Además, es buen negociador y conversador. El profesional tipo está acostumbrado a tratar con gente con poder adquisitivo alto, por lo que cumple la mayoría de las veces con buenos modales y alta prestancia, es un buen orador que sabe comunicarse fácilmente y sabe negociar con clientes exigentes. Además, un buen "personal shopper" inmobiliario debe tener capacidad para empatizar y entender las necesidades y condicionantes que plantean sus clientes devolviendoles siempre la mejor opción, con dedicación, honestidad, confianza, entrega y profesionalidad. Y lo hace sabiendo superar cualquier dificultad porque es un gran conocedor del sector y de su oficio. De otro modo, afirman, no tendrá éxito.

El "personal phopper" Inmobiliario ideal, es un agente que se ha formado en Ciencias Empresariales, Economía Arquitectura Técnica o Superior con experiencia inmobiliaria o en Derecho. También ha trabajado anteriormente en el departamento comercial de una empresa promotora o bien en una agencia inmobiliaria, como responsable de proyectos o como comercial. Es decir, que reúne conocimientos de la economía real, de las diferentes etapas de la venta y cuenta con experiencia en el sector y posee habilidades para el trato con el cliente, está seguro de sí mismo y es analítico y rápido a la hora de tomar decisiones.

El traje a medida para el comprador de vivienda

Así, como haría un "personal shopper" de la moda, profesionales que encuentran el traje que mejor luce, y si no lo encuentran, lo diseñan. Hacen encaje de bolillos para agradar a su cliente. Un ejemplo lo muestra la empresa Abalea, con una de sus últimas operaciones. "Una clienta buscaba una casa con garaje, vistas, conserjería, de 80 o 100 metros y en una zona muy delimitada de Chamberí (Madrid). Llevaba buscando de forma intermitente dos años y no había encontrado nada. Después de entender su tipo de vida y lo que más valoraba en su futura casa, le propusimos una en mejor zona, pero solo cruzando una calle principal, con unas vistas increíbles y de 75 metros. La negociación final permitió una rebaja de unos 24.000 euros y la clienta pagó por nuestros servicios 3.500 euros. Reconoció que era la casa de sus sueños y que por sí misma nunca hubiera conseguido ese ahorro".

Otro ejemplo nos lo ofrece Enric Jiménez Gragera, fundador de Somrie Servicios de Personal Shopper Inmobiliario, cuenta el caso de una pareja, que trabajan en una multinacional del deporte. "Quieren comprar su vivienda en Barcelona cerca de la playa, concretamente en La Barceloneta. Pero esa zona no dispone de viviendas para hacer dos dormitorios, por lo que cambiamos de estrategia. Buscamos dos locales en planta baja, los cambiamos de uso y los reformamos íntegramente. Cuentan con un presupuesto de unos 350.000 euros y ahorrados casi la mitad (150.000 euros). Finalmente, compramos los locales por 240.000 y la reforma nos salió por unos 40.000 euros (65 metros), unos 600 euros el metro. Por tanto, han comprado por 280.000 euros más impuestos (310.000) y nuestros honorarios han sido de 7.800 euros. Conseguimos que ahorren 30.000 euros y la financiación extra que necesitan.

La falta de tiempo, la recuperación del sector inmobiliario y la demanda de servicios personalizados, hacen, sin ninguna duda, del "personal shopper" inmobiliario, una profesión que da respuesta a un nuevo estilo de vida.

Imagen: Bureau of IIP - Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

inmobiliarias-espanaCon los nuevos aires de recuperación económica y del aumento en la venta de viviendas, los profesionales del sector inmobiliario regresan. Así, durante el pasado año 2014 se crearon en España más de 6.600 sociedades vinculadas al sector inmobiliario, un 10,9% más que en el 2013 y un 23,9% más alta que la registrada en 2011.

No obstante, el número de nuevas empresas aún sigue lejos de las 100.000 que se llegaron a contabilizar en 2008, según un estudio realizado por el portal Infoempresa.

De este modo, a lo largo del 2014 las agencias y profesionales inmobiliarios han representado el 3% del total de las nuevas empresas, con un capital superior a los 1.200 millones de euros. Por empresa, el capital suscrito ha sido de 453.000 euros de media, cantidad por encima de la que sólo se han situado las compañías del sector energético.

Según el estudio, Madrid se sitúa a la cabeza con 1.428 sociedades constituidas en 2014, lo que representa un 21,5% del total de las nuevas empresas del sector. A esta le sigue Barcelona, con 868 nuevas constituciones (13,1%), seguida de Málaga, con 619 (9,3%); Alicante, con 409 (6,2%) y Valencia, con 351 (5,3%).

Incremento del 23,9% desde 2011

El sector de las actividades inmobiliarias registró 5.354 nuevas empresas en el año 2011, mientras que en 2014 ascendió a un total de 6.634 nuevas sociedades. Estas cifras han supuesto un crecimiento del 23,9% durante el periodo.

En total, han sido 26 las provincias españolas que han registrado un crecimiento de empresas dedicadas a las actividades inmobiliarias entre 2011 y 2014.

Entre las nuevas empresas dedicadas al sector inmobiliario en España, destacan las sociedades limitadas, que han experimentado un crecimiento del 24,3% desde 2011, mientras que las sociedades anónimas se han incrementado en un 15,5%.

No obstante, las cifras de 2014 aún marcan distancia con los niveles de los años anteriores a la crisis, con más de 100.000 nuevas empresas registradas en el sector en 2008. Así, desde niveles máximos, Madrid ha perdido un 40,7%, seguida de Málaga, que ha caído un 28,9% y Alicante, un 19,6%.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

venta-vivienda-inmobiliaria1Las últimas estadísticas (INE, registradores, notarios...) van confirmando el crecimiento de ventas y de cierta estabilidad en los precios de la vivienda en España. Para los propietarios, es un buen momento para vender o alquilar su casa o piso ahora que se empieza a recuperar la demanda impulsada por la mejora del empleo y la apertura de la financiación.

Por extensión y siguiendo las acertadas sugerencias de Alfa Inmobiliaria, es un buen momento para recordar 10 consejos que debes tener en cuenta si vas a poner tu vivienda manos de un profesional o agencia inmobiliaria, lo que os permitirá ahorrar tiempo y dinero aportando objetividad y garantías en la venta o alquiler de la casa.

  1. Buscar información sobre la agencia a la que va entregar su propiedad. Indagar sobre su experiencia y su trayectoria en el mercado. Este primer paso puede ser muy indicativo de la seriedad de la compañía, su profesionalidad y el compromiso con sus clientes.
  2. Asesoramiento de un profesional. En ocasiones nos apoyamos en familiares o amigos para obtener ayuda, movidos por la confianza y con la expectativa de lograr un precio más económico. Sin embargo, la recomendación es que acudan a un experto en este tema. Aunque muchos propietarios crean que se pueden ahorrar el pago de una buena comisión, siempre será más aconsejable contar con el conocimiento de un experto en el sector que aconseje en la negociación del precio, en los trámites y problemas que puedan surgir.
  3. Solicitar información concreta sobre cómo publicitará su propiedad. La agencia inmobiliaria que más le conviene es aquella que le ofrezca el mejor plan de marketing para su inmueble. No sólo es importante estar en los principales portales inmobiliarios conocidos por todos, si no también contar con una amplia base de datos de potenciales compradores y de agentes inmobiliarios interesados en facilitar una venta cruzada.
  4. Confirmar el aprovechamiento adecuado de las nuevas tecnologías. En la actualidad, las mejores agencias disponen de potentes herramientas de marketing para promocionar los inmuebles: destacados, fotos profesionales, vídeos, etc. Es recomendable analizar también si saben cómo sacar verdadero provecho de las nuevas tecnologías para conocer a fondo el precio al que realmente puede venderse una vivienda.
  5. Solicitar información real y objetiva. Hablar con el profesional inmobiliario como si se tratara de una entrevista de trabajo. Elija aquel que tenga conocimientos de valoración de inmuebles, del mercado y de cuestiones legales. Solicite información sobre ventas realizadas, años de trayectoria en esa zona, relación de colaboradores, medios publicitarios, cartera gestionadas, formación, pertenencia a asociaciones o redes profesionales, etc.
  6. Además de elegir aquella agencia que le presente unos honorarios justos, debe cerciorarse de los honorarios totales que percibirá la agencia. Se debe entender en este sentido que un buen profesional debe cubrir varios gastos como publicidad, atender múltiples visitas, resolver papeleos, atender a cuestiones legales, etc.
  7. La valoración correcta de su vivienda. Cuidado con aquellos que valoran su vivienda por encima del mercado y con los que lo hagan por debajo. La recomendación es que no elija a aquella agencia inmobiliaria que le prometa vender su casa por un precio muy por encima del de mercado. Busque una propuesta razonable y realista y no se deje llevar por aquellas inmobiliarias que le ofrezcan el precio más alto para seducirle. Confíe mejor en valoraciones realistas y basadas en datos objetivos de viviendas similares en la zona.
  8. Revise la calidad de la información en los medios donde se anuncie su propiedad. Solicite a la inmobiliaria la publicación completa y correcta de la información de su vivienda (descripción proactiva, características, ubicación...), además de un tamaño y calidad en las imágenes óptimo. Ambos aspectos son las claves del éxito en Internet.
  9. Indagar sobre su capacidad de mediación. Cuando se reúna con el agente inmobiliario, observe cómo maneja la empatía hacia usted, porque en un futuro tendrá que ser la persona que sea capaz de que usted alcance un acuerdo con el comprador.
  10. Transparencia en la operación. Ponga como condición estar presente en la negociación del precio con el comprador. No acepte trabajar con ofertas de compra. El agente inmobiliario le buscará al comprador que se interese por su vivienda y usted directamente con el comprador y el asesoramiento del agente llegarán a un acuerdo en el tipo de contrato de arras penales, penitenciales o confirmatorias, el importe de la señal, la duración de la misma y el precio. Tiene que haber total transparencia en el proceso de venta.

Hay que tener en cuenta que los agentes y agencias inmobiliarias comercializan inmuebles pero, sobre todo, dan servicio a las personas. Según Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria "Lo más importante es la relación humana". Esta relación se basa en la transparencia, aspecto fundamental para que haya una buena comunicación y confianza en la negociación de las condiciones de la compraventa. Es también importante que estén presentes todas las partes, los compradores, los vendedores y que se negocie todo cara a cara, de una forma ordenada, de una forma correcta y clara.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

construccion-pisosEl aviso a navegantes del Ministerio de Economía va esta vez muy en serio y, para que no caiga en saco roto ni nadie se llame a engaños, fuentes oficiales recuerdan que el Consejo de Ministros ha estado esperando hasta el último minuto para renovar el trato de favor dentro de una regulación orientada específicamente a separar el grano de la paja dentro del mundo empresarial. En otras ocasiones, la dispensa contable se incluía en disposiciones legales que nada tenían que ver con los problemas empresariales, en una demostración palpable de improvisación ante la magnitud de la crisis que el anterior Gobierno se negó a reconocer.

De este modo el Gobierno, a través del subsecretario de Economía, Miguel Temboury, ha hecho llegar a las principales compañías del sector inmobiliario una clara advertencia para que aprovechen al máximo el nuevo decreto ley de reestructuración y refinanciación de deuda. El apercibimiento se sustenta con el anuncio de que 2014 será el último año del llamado "escudo legal antiquiebras" que protege a las empresas permitiendo que no tengan que computar las pérdidas generadas por la depreciación de activos durante la crisis económica.

La medida fue instaurada en 2008 por el Gobierno Zapatero para evitar el terremoto empresarial derivado de la regularización de balances que obligaba a muchas compañías a reponer capital o entrar en fase de disolución. El ajuste de precios en el mercado inmobiliario amenazaba entonces con provocar el desplome generalizado del sector, pero lo que nació como una excepción por dos años se ha convertido en una regla habitual de funcionamiento después de cinco prórrogas anuales consecutivas de exención contable.

El departamento que dirige Luis de Guindos alertó hace ya un año con poner término a esta especie de "indulto contable", pero el ministro ha preferido cargarse de razones para justificar con plena legitimidad la suspensión de una normativa que obligará a no pocos esfuerzos de equilibrio financiero para evitar la quiebra de muchas empresas. De ahí que la nueva y última moratoria aprobada hace escasamente unos días se haya habilitado a modo de disposición final entre las medidas urgentes destinadas a facilitar la recapitalización de deudas.

El real decreto 4/2014 del pasado 7 de marzo establece la exención de computar en las cuentas anuales las pérdidas por deterioro del inmovilizado material, de inversiones inmobiliarias y de las existencias o préstamos y partidas a cobrar. Ahora bien, el articulado de la reciente normativa deja muy claro que se trata de una situación "excepcional" y aplicable exclusivamente a los ejercicios sociales que se cierran en el presente ejercicio 2014.

Refinanciaciones en la fase preconcursal

Luis de Guindos, después de intensas gestiones con su colega de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha propiciado ahora un marco muy favorable para la recapitalización de deudas, orientado sobre todo a la llamada fase preconcursal que antecede a la presentación de una suspensión de pagos. El objetivo es facilitar mecanismos de refinanciación que eviten la liquidación de empresas previo paso por los juzgados, pero con la salvedad de discriminar siempre y de forma clara los proyectos viables de los que realmente no lo son. 

La dispensa legal para evitar la reposición de capital no puede convertirse, por tanto, en una pauta común de actuación porque la salida de la crisis exige también empresas capaces de revertir sus problemas de deuda asegurando el reequilibrio patrimonial de los negocios. Las "bulas contables" se han acabado en la España que aspira a la recuperación y en 2015 los estados financieros deberán ajustarse sin mayores contemplaciones para garantizar la solvencia de las empresas. La nueva era de crecimiento económico supone también un importante desafío y el que no esté en condiciones de superarlo deberá asumirlo con todas las consecuencias.

Fuente: elconfidencial.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook -  - Twitter

Madrid este fin de semana te ofrece una actividad más que te puede interesar si buscas comprar piso en Madrid o un apartamento en la playa. Se celebra el IV Salón de la Vivienda de Madrid desde hoy viernes 18 de octubre, hasta el domingo día 20, en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo.

salondemadridUn grupo de empresas inmobiliarias y entidades financieras ofertarán con atractivos descuentos (hasta el 55%) y ventajas financieras, más de 15.000 viviendas y un centenar de promociones, tanto en Madrid y su provincia, como en la costa. Se van a ofrecer todo tipo de viviendas a distintos precios: promociones de obra nuevavivienda a estrenar, en alquiler con opción a compra, así como una amplia cartera de pisos y casas de segunda mano.

En Madrid capital los visitantes podrán encontrar pisos en venta prácticamente en todos los rincones de la capital: aldebebas, Sanchinarro, Montecarmelo, Las Tablas, Carabanchel, El Cañaveral-Vicálvaro, Ciudad Lineal, Aravaca, Las Rosas, Ensanche de Vallecas, Vallecas, Usera, Zona Centro, Villaverde, San Blas, Arturo Soria, Méndez Álvaro, Aluche, Orcasitas, Pacífico… Y en el resto de la Comunidad de Madrid se comercializarán viviendas en Getafe, Móstoles, Alcalá de Henares, San Sebastián de los Reyes, Parla, Las Rozas, Leganés, Tres Cantos, Rivas-Vaciamadrid, Arroyomolinos, Valdemoro, Alcorcón, San Fernando de Henares, Colmenar Viejo, Valdemoro, Pozuelo de Alarcón, Loeches... Y también localidades próximas como Seseña o Toledo.

Una parte importante de la oferta es la segunda residencia en todas las zonas de costa, como Cantabria y Asturias; en las Islas Baleares: Palma de Mallorca, Santanyi, Cala d'Or, Llucmajor, Alcúdia; en Costa Blanca: Alicante, Calpe, Almoradí, Altea, Benejúzar, Algorfa, Albatera, Benijófar, Moraira, Benissa, Santa Pola, Villajoyosa, Torrevieja, Orihuela, Alicante, en Valencia y en la provincia de Castellón: Peñíscola, Oropesa del Mar; en la Región de Murcia: Aguilas, La Manga del Mar Menor, Murcia; en la provincia de Almería; en la Costa del Sol de Málaga: Casares, Estepona, Marbella, Benalmádena; o en la provincia de Cádiz: Chiclana de la Frontera, Conil de la Frontera, Zahara de los Atunes, Vejer de la Frontera, Caños de Meca, Zahora, Barbate, Cádiz, Chipiona, Rota, Sanlúcar de Barrameda, San Fernando, Alcaidesa, San Roque… viviendas de decenas de localidades con mar repartidos casi toda la geografía española.

Acorde a los tiempos y la crisis del sector, Jorge García Boro director del Salón destaca: "El visitante encontrará una amplia oferta, con una buena relación calidad precio, tanto para el que busca comprar casa para vivir como para el inversor". El IV Salón de la Vivienda de Madrid estará abierto al público el 18 y el 19 de octubre, de 11:00 a 20:00 horas; y el domingo 20, de 11:00 a 15:00 horas. La entrada es gratuita.

Fuente: madridpress.com