Saltar al contenido

1

photo 1501183638710 841dd1904471 1024x683 - Técnicas Home Staging para aplicar a tu vivienda

El Home Staging es un conjunto de diversas técnicas más empleadas a la hora de acondicionar una casa para venderla. Estas técnicas tienen como objetivo hacer de nuestra propiedad un producto que sea mucho más atractivo para los ojos de cualquier interesado. Aunque es imposible aplicar todas las técnicas a una misma casa, en este post te detallamos los principales métodos con los que no fallarás sea cual sea el tipo de tu vivienda.

...continúa leyendo "Técnicas Home Staging para aplicar a tu vivienda"

Los beneficios del “home staging” para vender tu casa de forma rápida 600x400 - Los beneficios del "home staging" para vender tu casa de forma rápida

La compraventa de viviendas de segunda mano ha impulsado el gasto en la reforma del hogar. Las familias han incrementado un 5% su presupuesto para acondicionar sus viviendas antes de introducirlos en el mercado inmobiliario, según los datos del Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar. En este proceso de reforma, los particulares y agentes inmobiliarios apuestan por la técnica de home staging, lo que significa, sacar el máximo partido a la vivienda para venta o alquiler a través de un proceso de mejora o puesta a punto. ...continúa leyendo "Los beneficios del «home staging» para vender tu casa de forma rápida"

2

Home Staging de detalles cálidos en un bonito piso reformado en Cádiz capital

En esta ocasión, La Casa de la Semana nos lleva hasta un ejemplo práctico de Home Staging en un bonito piso reformado de 4 dormitorios en Puerta Tierra, una zona residencial que se ubica entre la zona moderna y el Casco Antiguo de Cádiz capital. El concepto de Home Staging es un conjunto de técnicas que permiten realzar una vivienda y darle un aspecto más atractivo para los posibles compradores, literalmente significa "puesta en escena de la casa". En este caso, se ha realizado en un estupendo piso de 4 dormitorios y 2 baños, lleno de esos detalles que hacen que una vivienda exista un ambiente armónico con el objetivo de convertir la vivienda en un espacio neutro y acogedor en el que la mayoría de los visitantes se puedan sentir cómodos e invite a imaginar una vida en ella desde el primer minuto de la visita. Detalles cálidos hacen que nos imaginemos al fuego de una chimenea, un mobiliario sencillos pero atractivo, flores y textiles, color, unas velas... y una estupenda reforma con un enfoque moderno y funcional, para seducir a aquellos que deseen vivir en una vivienda a 50 metros de la playa en Cádiz capital.

...continúa leyendo "Home Staging de detalles cálidos en un bonito piso reformado en Cádiz capital"

Con la recuperación económica y el mercado inmobiliario en plena recuperación de ventas, los propietarios y vendedores ahora tienen más oportunidades, pero muchas veces se confían y dejan de prestar atención a aspectos que pueden arruinar la venta de una vivienda. Una vez que el vendedor de una vivienda tiene una buena oferta, es una pena que por fallos remediables se eche todo a perder. Existe una serie de desaciertos que pueden hundir las ventas. Por eso, a continuación recopilamos los 12 errores más comunes tanto en la presentación través de los anuncios en un portal inmobiliario, hasta en actitudes poco convenientes que se deberían poder evitar.

riaza-segovia

1.- Usar pésimas fotos en el anuncio

Nada puede ser peor que el anuncio de un piso o una casa con malas imágenes, a excepción de un anuncio sin ninguna. Muchas veces los propietarios no entienden su importancia y ni siquiera ayudan a los agentes a sacar unas nuevas. Las imágenes dejan más impacto en el comprador que cualquier texto descriptivo que las acompañe. Ahora cualquiera con un smartphone puede pensar que hacer fotos es fácil, pero cuando se trata de hacer las fotos del anuncio de una vivienda, evita utilizarlo.

Las fotos son esenciales para llamar la atención del comprador y dar una buena primera impresión. Es importante que no estén desenfocadas o movidas para obtener imágenes limpias y de calidad, sin olvidar realizar siempre las fotos con la mayor luz posible. Se paciente y repite las veces que haga falta hasta que salgan bien. Si no te ves capaz, la mejor opción es contratar a un profesional para tomar fotos nítidas, de alta resolución y desde múltiples ángulos. A la hora de tomar las fotos, no hay que olvidar los pequeños detalles: quita los platos del fregadero, baja la tapa del inodoro, ordena un poco e intenta que no salgan las mascotas en las imágenes.

2.- Exagerar en la descripción

Las imágenes no mienten, pero la descripción de la vivienda sí puede adornar la realidad. Puedes pensar que una pequeña exageración no hace daño a nadie y servirá para atraer compradores, pero esas pequeñas falsedades se descubrirán en el momento en que los interesados visiten la casa. La primera reacción de los potenciales compradores será darse media vuelta y marcharse. Si se pierde la confianza, se pierde una venta.

Una vez que nos aseguremos que las bondades de la vivienda son ciertas, también hay que comprobar la ortografía y la gramática. Una pequeña errata puede parecer algo sin importancia, pero la impresión que se puede dar al comprador es que no eres un vendedor que se fije en los detalles y puede hacer que se pregunte en qué otros aspectos puedes errar.

3.- Suciedad, desorden y malos olores

Una casa sucia y con malos olores se puede arreglar, pero tiene que ser antes de causar una pésima impresión a los primeros compradores que vayan a visitarla. Si los propietarios todavía continúan viviendo en el piso, hay que ser franco con ellos y decirles lo que es necesario cambiar, especialmente si son fumadores o tiene mascotas.

4.- Falta de puesta en escena

Los vendedores pueden pensar que gastar dinero en preparar la casa para las visitas es tirar el dinero, especialmente si están orgullosos de su estilo "único". La mejor manera de hacerles cambiar su (quizás horrible) decoración es hacerles ver que el Home Staging es un modo eficaz para conseguir que los compradores se imaginen más fácilmente su vida en la casa, que con su decoración personalizada.

También es importante no aferrarse al desorden y a los objetos personales. Mostrar las colecciones personales por todas las estanterías o los objetos a los que se les tiene cariño es un gran error. Emplear un fin de semana para arreglarlo supondrá a cambio una venta exitosa.

5.- La posibilidad de rebajas y descuentos

Estos días es casi más importante vender a precio de mercado que ofrecer rebajas. No obstante, a veces es conveniente hacer algún descuento en la negociación para que el comprador sienta que está haciendo una buena compra. Si se está en un segmento del mercado con mucha competencia, esta será la mejor forma de ganarse a los potenciales clientes.

6.- Ayudar durante y después del proceso de venta

Tras conseguir que el comprador se decante por nuestro piso, los propietarios y agentes deben seguir prestando su ayuda y asistencia durante todo el proceso de venta y postventa, por ejemplo, a la hora de rellenar la documentación necesaria o coordinarse para atender al inspector técnico de la vivienda. Hay que recordar a los vendedores que deben cumplir con su parte y sus obligaciones y hacer saber a los compradores que están ahí para lo que necesiten.

7.- Negarse a hacer reparaciones evidentes antes de la venta

Una casa sin acondicionar al final hará perder dinero al vendedor. Fugas de agua, grietas en las paredes o sin calentador de agua "ahuyentará" al posible comprador y le alentará para pedir una rebaja en el precio. Pero si se encuentran la reparación ya hecha, estimará mayor su precio, llegando incluso a pagar más.

8.- Ignorar el patio trasero

Una fantástica fachada frontal puede hacer olvidar que el patio trasero está hecho un desastre. En verano, primavera y otoño será cuando más se utilicen los espacios exteriores. Por eso, hay que mantenerlos igual de cuidados que los interiores, pues para el ojo del comprador será como otra habitación más… Césped cortado y reluciente, flores y árboles podados… no debe convertirse en un trastero donde dejar los muebles viejos.

9.- Ocultar los temas problemáticos a los compradores

Aunque pueda poner en peligro la operación, el vendedor está en la obligación de contar determinados problemas que más tarde el comprador seguramente descubrirá. Por ejemplo, si se hizo una reforma ilegal en la vivienda, si habrá goteras los días de lluvia o si se va la luz cada vez que se ponen en marcha 4 electrodomésticos.

10.- Tomarse la negociación de forma personal

A veces los compradores proponen descuentos porque consideran que la casa está por encima de los precios de mercado. Esto en muchas ocasiones les hace perder la oportunidad de cerrar una operación en la que los dos partes ganen. No hay que sentirse ofendido porque pidan estas rebajas, si no analizar si son justas.

11.- Vender sin agente inmobiliario

Aunque muchos propietarios crean que se pueden ahorrar el pago de una buena comisión, siempre será más aconsejable contar con un profesional con amplios conocimientos del sector que aconseje y gestione la negociación del precio, los trámites y los problemas que puedan surgir.

12.- Venderla por encima de precio

Cuando se trata de fijar el precio, muchos propietarios están fuera de la realidad y es trabajo del agente inmobiliario acabar con los "delirios" en los precios. La solución es enseñarles las franjas de precio entre las que se mueve el mercado. Ofertar caro y luego rebajar en la negociación no es una buena estrategia si los precios iniciales son estratosféricos. Al contrario, será una forma de espantar a los posibles compradores. Es cierto que el sector empieza a recuperarse, pero a pesar de lo fantástica que sea la vivienda no beneficiará en absoluto poner la casa en venta más cara que los precios medios del mercado, pues seguramente no se venderá.

Fuente: zillow.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

El mercado de compraventa de vivienda parece que comienza a despegar de forma tímida tras el parón económico provocado por la crisis. Vender una casa no es fácil, influyen muchos factores durante el proceso de venta: desde el precio a la ubicación, pasando evidentemente por la situación en que se encuentra la propia vivienda. Así, para poder vender rápido tu vivienda, se han de juntar dos factores: gestión profesional y una buena primera impresión. El plazo medio para vender una vivienda en España ronda los nueve meses. Seis, si hablamos de pisos ubicados en zonas de gran demanda como Madrid o Barcelona y algunas zonas de gran demanda residencial en la costa. Sin embargo, los profesionales de Monapart nos dan algunas claves para poder vender tu vivienda en menos de 120 días a un precio adecuado siguiendo una serie de consejos donde el análisis completo de la vivienda junto a una buena presentación, es fundamental.

benahavis-malaga

Claves para vender tu casa en 120 días: el agente inmobiliario

  1. Contar con la documentación más relevante para la venta de la vivienda. "En ocasiones se han perdido o complicado operaciones porque en el momento de la firma, las escrituras no aparecían".
  2. Dedicar tiempo a seleccionar a un buen agente inmobiliario. Con uno basta, pero hay que asegurarse de que sea el que mejor pueda representar los intereses durante todo el proceso.
  3. Solicitar un análisis comparativo del mercado para valorar tu vivienda. En muchos casos, afirma el representante de Monapart, el cliente acude a la agencia inmobiliaria con una idea preconcebida de cuánto puede valer su vivienda. También en muchos casos el agente no le saca de su error por no perder la operación. El resultado puede resumirse en tiempo y dinero malgastado por no enfocar bien la operación.
  4. Definir cuales son las previsiones de tiempo para vender, y asesorarse sobre la estrategia de precio más adecuada para planes de futuro.
  5. Solicitar al agente que explique su plan de marketing, es decir, qué va a hacer para vender la vivienda.
  6. Definir, junto al agente, las mejoras a realizar: reparar desperfectos, poner a punto baños y cocina, asegurar una buena iluminación, pintar. "Está demostrado que el cliente valora las mejoras un 25% por encima de su coste real", explican desde Monapart.
  7. Solicitar un buen reportaje gráfico de la vivienda. Estamos en la sociedad de la imagen, cada vez nos dejamos influenciar más por la apariencia y, sin embargo, afirma Paula Borrás, responsable del contenido audiovisual en Monapart, cerca del 25% de los reportajes fotográficos que acompañan los anuncios de venta de propiedades, parecen hechos para ahuyentar a los interesados y ayudar a que muchos de los encantos de la vivienda pasen desapercibidos. Comprueba que el reportaje de tu vivienda sea generoso y realizado con fotografías de calidad que muestren y destaquen todo el atractivo de tu vivienda.
  8. Solicitar factura y llevar un registro de todo el dinero invertido en los gastos de mejoras ya que se puede decidir de los impuestos sobre las ganancias de la venta.
  9. No estar presente en la vivienda durante las visitas. ya que "los compradores potenciales se sentirán más cómodos pudiendo pasear libremente por el inmueble y hablando libremente con el agente inmobiliario".
  10. Solicitar información permanente sobre la evolución del proceso.

Trucos para vender más rápido: pon guapa tu casa

A diario son cientos las viviendas en venta que son totalmente descartadas por cientos de potenciales compradores. Viviendas que, a pesar de estar en precio, no suscitan el más mínimo interés por parte de quienes buscan casa. Viviendas que pueden tirarse meses y años en venta sin que nadie se interese por ellas y que, en muchos casos solamente necesitan un pequeño lavado de cara y una pequeña reforma para despertar el interés de potenciales compradores. En españa, el "home staging" todavía no está tan en boga como en otros países, pero sin duda, darle un lavado de cara a la casa que queremos vender nos ayudará a venderla en menos tiempo. Es importante saber que cuando se vea por primera vez en Internet o en una visita real a la vivienda, la impresión que causará en su potencial comprador es vital, si esta es negativa, las posibilidades de vender caen en más de un 50%.

  1. Pinta la casa. ¿Verdad que no acudirías a una boda o a un evento importante sin arreglarte un poco? Pues si quieres vender tu casa, es igual de importante ponerla guapa pintándola de arriba a abajo. De blanco, para dar mayor sensación de limpieza, luminosidad y amplitud, o utilizando los colores que sepas que más van a ayudar a sacar todo el potencial de la vivienda.
  2. Ordena y limpia. No hay nada más agobiante que entrar a una casa en la que todo está revuelto. La imagen es importante, y si queremos vender la casa pronto, tenemos que transmitir la imagen de que nuestra casa es un remanso de relax y de armonía. Y no hay nada más armonioso que una casa ordenada. Si es necesario, tira cosas, o bájalas al trastero, pero deja la casa en perfecto estado de revista cuando tus posibles compradores vayan a visitar la que puede que sea su futura vivienda.
  3. Adiós a los muebles grandes. En este lifting rápido y económico que le estamos haciendo a la casa, es importante intentar que la vivienda parezca lo más amplia y espaciosa posible. Por eso, deshazte de muebles muy grandes que se comen media habitación. Quita también los muebles viejos que estorben y que hagan la casa más fea. En esta puesta a punto para vender cuanto antes tu casa, es importante también dejar los muebles impecables. Además de la limpieza habitual de polvo que ya haces para mantener la casa, es importante utilizar aceite y productos reparadores de madera en los muebles para que luzcan su mejor cara.
  4. Haz café o un postre. No hay nada más agradable que despertarse por la mañana y oler a café, o entrar a una casa en la que huela a bizcocho o a galletas recién hechas. Con el aroma del café o de un postre recién horneado conseguiremos potenciar esa idea de casa acogedora, el sabor a hogar que todos anhelamos y que nos recuerda a la niñez. Y al final, todo suma para conseguir vender tu casa cuanto antes.
  5. Pon flores y un toque verde a la casa. Algo tan sencillo como unas flores o el verde de alguna planta siempre es importante. Las plantas dan un toque de color, transmiten paz, relajación, y además, decoran. Así que coloca unas flores en la ventana, y unas plantas de interior en el salón, teniendo en cuenta el tamaño para evitar que en lugar de ser una planta decorativa, el salón parezca una selva. Y por supuesto, si tienes plantas secas en la terraza o en el alfeizar de la ventana, deshazte de ellas de forma inmediata.
  6. Deja que entre la luz. La luminosidad es un factor muy importante a la hora de comprar una casa. Por eso, cuando recibas una visita para vender tu casa, levanta al máximo las persianas, y si tienes cortinas opacas, cámbialas por cortinas menos tupidas que dejen pasar la luz. El detalle de tener las persianas levantadas es especialmente importante si vas a sacar fotos para subirlas a alguna página web de compra venta de pisos.
  7. No dejes lámparas sin bombillas. Ya que estamos hablando del tema de la luz, es importante que las lámparas tengan todas sus bombillas. No hay nada más triste que una casa en penumbras, y si entramos en una habitación en la que apenas hay iluminación, la sensación de tristeza y oscuridad hará que se evaporen las ganas de adquirir la vivienda.
  8. Transforma la terraza o el balcón. Quien tiene una terraza, tiene un tesoro. Es cierto que dan mucho trabajo si quieres mantenerla limpia y con flores, y de hecho, hay mucha gente que tiene la terraza o el balcón como si fuera un trastero. Pero en la venta de una casa, este pequeño espacio exterior puede jugar un papel fundamental. Así que aunque nunca la hayas usado, amuebla la terraza o el balcón, ponle alguna guirnalda de luces, unas plantas... Crea un rincón acogedor y llamativo para que el futuro propietario se encapriche de la casa por esto.
  9. Combina muebles clásicos con muebles modernos. Si tu casa está llena de muebles viejos y clásicos, una buena idea para crear contraste y darle un poco de modernidad. Puedes comprar algún mueble llamativo que después puedas llevarte a tu nueva casa, o una lámpara moderna y con mucha personalidad.
  10. Pon el baño a punto. Deshazte de la silicona. El baño, junto a la cocina, será uno de los espacios en los que más se fijen los compradores. Por eso, además de someterlo a una limpieza intensiva de las que marcan época, puedes pulir detalles como quitar la silicona vieja, o aplicar algún producto para limpiar las juntas sucias. Repasa la grifería, y si está en mal estado, cámbiala. Si tu mampara está sucia y vieja, quizás la mejor opción sea quitar la mampara y pone una cortina de baño. Ganarás en sensación de higiene, y puede que si la cortina está recogida el baño gane algo de amplitud.
  11. Cambia la cocina sin obras. Como hemos dicho, junto al baño, otra de las zonas más examinadas será la cocina. En este espacio, puedes optar por pintar algún mueble con chalk paint, cambiar los tiradores, o pintar o poner algún vinílico sobre las baldosas. En la cocina también importa el orden, así que retira todo lo imprescindible para hacerla más amplia, y despeja las encimeras, dándole algún producto para dejarla bien brillante. Si el el grifo está en mal estado y lleno de cal, también se puede cambiar poniendo algún grifo más moderno y estilizado para modernizar esta zona de la cocina.
  12. Una alfombra a tiempo es una victoria. Si el suelo no está todo lo bien que debiera, y no tienes capacidad económica para cambiar, una buena opción puede ser colocar alfombras en los espacios en los que el suelo esté peor. Dará un ambiente más cálido, y además, el estado del suelo quedará más disimulado. No se trata de engañar, simplemente, es un pequeño truco de maquillaje que hará la casa más atractiva.
  13. Nada de hules ni manteles. En muchas casas el hule no se quita para nada. Craso error si queremos vender la casa. En cuanto sepas que vas a tener una visita, quita hules y manteles y deja las mesas libres y despejadas, luciendo madera y orden.
  14. Retira las fotos y los detalles personales. Además de crear una atmósfera confortable, una parte importante en la venta de una casa es lograr que el hipotético comprador sienta esa casa como suya y se vea viviendo allí, desayunando en la terraza, o leyendo en ese rincón tan acogedor por el que se cuela el sol por las tardes. Por eso, si quitamos elementos como las fotos o los detalles muy personales, ayudaremos a que el posible comprador se proyecte en la vivienda y se vea viviendo allí.
  15. Sé realista con el precio. Este es el principal consejo para vender tu casa en un tiempo razonable. Es cierto que todos queremos sacar el máximo rendimiento a la venta de nuestra propiedad, sobre todo si queremos meternos en otra casa y tenemos que pedir una hipoteca. Pero en los tiempos que corren, tampoco se le puede pedir peras al olmo, y tenemos que ser conscientes de la situación del mercado, y de cuál es el estado de nuestra casa.

Finalmente, publicar vuestra vivienda en Spainhouses.net 😉 para que la demanda nacional e internacional interesada en vuestra zona pueda verla y contactar directamente con vosotros.

Fuentes: Decoesfera y elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Si tu casa o piso está bien pero te ronda la idea de realizar pequeñas reformas con el fin de hacerlo más atractivo para alquilar o vender, o simplemente para arreglar los desperfectos causados por el paso del tiempo (y de paso aprovechar para dar un lavado de cara a la vivienda) pero tu presupuesto es limitado, hay técnicas que te ahorrarán tiempo y mucho dinero. La "obra seca" es una de ellas. "Se trata de un tipo de construcción que no necesita tiempo de secado porque se utilizan materiales que pueden incorporarse directamente a un sistema de montaje, ya que van pegados, clavados o encastrados", explican desde Habitissimo, portal especializado en reformas y servicios para el hogar. La clave está en un uso inteligente de pintura, alicatados y materiales autoadhesivos. “Esto hace que las obras sean más rápidas y limpias” y, sobre todo, más baratas.

piso-palmademallorca1

Los que todavía no se ha enfrentado a la reforma o rehabilitación de una vivienda, pueden pensar que son creativas y entretenidas. Pero quien las ha vivido en su piel sabe que de diversión tienen muy poco: las obras en la vivienda producen estrés, por pequeñas que sean. Uno de cada dos españoles siente aversión hacia las reparaciones del hogar, y el 40% prefiere acumular desperfectos y convivir con ellos durante un periodo que oscila entre seis meses y un año por no ponerse manos a la obra o gastarse el dinero, según una encuesta publicada por Reparalia, firma especializada en la gestión de siniestros y reparaciones.

De acuerdo con el sondeo, lo que más rechazo provoca hacia las obras es el coste que suponen: más de un 65% de los españoles apunta esta razón para justificar la falta de reparación de los desperfectos del hogar. “Pero no siempre tiene que ser caro”, matiza Alberto Murcia, vicepresidente de Asociación Empresarial de la Gestión Inmobiliaria (AEGI). “Hay que tener claro cuál es el objetivo de la reforma: no es lo mismo un lavado de cara que remodelar una casa muy antigua, donde hay que arreglarlo todo. En este último caso sí que la reforma puede ser tremenda”. Para un piso de 100 metros cuadrados, un lavado de cara rondaría los 3.000 euros, salvo que la vivienda se encuentre en muy malas condiciones. “Una reforma integral, por otro lado, oscila entre los 300 y los 400 euros por metro cuadrado si se decide cambiarlo todo; con alternativas el precio podría ser la mitad”.

Pintura

La pintura puede ser una partida de gasto muy elevada, sobre todo si hay que quitar antes baldosas de la pared para poderse poner a trabajar. “Si lo que se pretende es reducir costes en la reforma, la mejor opción será pintar sobre los azulejos”, aconsejan en Reparalia. Si queremos encargarnos nosotros mismos de la tarea, recomiendan conseguir pintura especial para este material, un rodillo de pelo corto de lacar y una brocha para perfilar juntas y esquinas. “Es importante limpiar muy bien los azulejos con disolvente y secarlos completamente antes de aplicar la pintura. Una vez empleada la primera capa, procederemos a una segunda e incluso tercera, hasta que se consiga una buena película”, añaden.

Desde Habitissimo mencionan las pinturas chalk paint, que adhieren prácticamente a todos los materiales. De esta manera se puede lograr un lavado de cara rápido y barato. “Es posible reformar completamente una cocina solo en un día y con un presupuesto mínimo”. Si los muebles de esta estancia tienen mucho brillo o están lacados, se pueden lijar para que se abran los poros y el barniz se fije mejor; si te gusta el efecto retro, puedes pasar la lija después de pintar para lograr un acabado envejecido. Si decides hacer una pequeña inversión para cambiar también los tiradores y la encimera, la habitación parecerá otra, aseguran los especialistas de Habitissimo, quienes recuerdan que la opción de pintar muebles y azulejos también es válida para renovar el cuarto de baño.

Suelos

La opción más barata (y que no requiere obra) para cambiar el suelo es emplear vinílico o linóleo autoadhesivos, que se colocan fácilmente por encima del antiguo y son resistentes a la humedad. Sin embargo, si se busca un resultado algo más consistente puede que no sea la mejor alternativa. “Otra opción de mayor calidad es el suelo de resina, por 700 euros se pueden reformar 12 metros cuadrados, y por 100 más se podría instalar tarima flotante. Ninguno de estos suelos requiere de obra y son un 30% más baratos que los embaldosados. También existen "baldosas de clic” que funcionan de la misma manera, explican en Habitissimo. Desde Reparalia recuerdan que, si al colocar el nuevo suelo sobre el antiguo se forman desniveles en la entrada del domicilio, en el acceso al baño o en la cocina, “existen soluciones económicas para eliminarlos, como colocar una chapa de escalón”.

Puertas, paredes y techos

Cambiar las puertas de la vivienda puede suponer un coste importante, sobre todo si tienen tamaño o apertura particulares, que requieren un trabajo a medida. Para rebajar el coste, existe la opción de lijarlas y volverlas a pintar con el color que se prefiera. “Es necesario tan solo un día de trabajo y el precio es de 50 euros por unidad”, aseguran en Habitissimo. "Pladur" en lugar de ladrillo. El pladur es otro elemento de la tabiquería seca. Se trata de placas de yeso laminadas entre dos capas de cartón, con diferente grosor y medida, que pueden utilizarse como paredes divisorias, estanterías o techos decorativos. Es más rápido de colocar y genera menos escombros que el ladrillo (aunque claro, es menos resistente y aislante), además de poderse pintar directamente. “Como ejemplos prácticos, los paneles de pladur permiten hacer falsos techos, tabiques, librerías o forros, de forma rápida y sencilla; una estantería o tabique de tres metros de ancho tiene un precio medio de 800 euros”, ejemplifican en Habitissimo.

Iluminación

Este capítulo de gasto hay que asumirlo sin posibilidad de aplicar la técnica de la obra seca. En este caso, un análisis previo de la distribución de la vivienda, para saber con exactitud donde necesitamos más o menos iluminación, es esencial para lograr rebajar el precio de la obra. “Básicamente, la forma de disminuir el coste es reducir tanto como sea posible el número de enchufes o puntos de luz a instalar”, confirman los técnicos de Reparalia. Recuerdan que, según la normativa, hay que instalar como mínimo tres tomas de corriente por estancia y una en cada zona de paso. “Una práctica habitual que reduce costes es aprovechar, en la medida de lo posible, la canalización existente”. Para esconder cables de lámparas o alargaderas se pueden usar canaletas de plástico que después se pueden pintar del tono de la pared o el techo.

Decoración

Aquí entra en juego el gusto de cada uno, pero no hay que perder de vista el objetivo de la obra. Sobre todo si la intención es dar un lavado de cara a la vivienda para alquilarla, es mejor optar por una renovación sencilla, sin volverse locos con la decoración. En este sentido habría que aplicar algunos trucos de "home staging", que aconseja despersonalizar sin recargar la vivienda: menos es más. Hay que considerar que, muy probablemente, nuestros gustos no coincidirán con los de los futuros inquilinos. “La reforma puede ser estética y funcional a la vez, pero muchas veces se nos olvida: elegimos lo que más nos gusta y así encarecemos la reforma”, concluye el vicepresidente de AEGI. Los colores neutros y las líneas sencillas de muebles básicos son la opción menos arriesgada y económica.

Precauciones y trucos antes de empezar

Cuando se decide reformar la vivienda es imperativo comparar tanto precios como propuestas. Si, por un lado, lo ideal sería cotejar al menos tres o cuatro presupuestos, por otro lado es recomendable que se exija un precio cerrado. “Muchas empresas pican el precio para abajo para poner luego sobrecostes; pero no puede ser que compremos una televisión por 400 euros y luego nos digan que nos tenemos que gastar otros 300 en el cable”, ejemplifica Alberto Murcia, vicepresidente de AEGI.

Además de sugerir un presupuesto llaves en mano, Murcia subraya la importancia de solicitar un presupuesto con el máximo desglose: “Es importante que en el precio esté reflejada la mano de obra por un lado y los materiales por otro, por si cambiamos de idea. Además, el precio de los materiales no varía mucho; lo que puede ser hasta un 300% más caro es la mano de obra”. Por otro lado, recuerda que hay muchos arreglos que están cubiertos para el seguro o que cuentan con incentivos fiscales, como pueden ser las manchas de humedad o el aislamiento de las ventanas.

El potencial ahorro, sin embargo, solo se conseguirás tras estudiar detenidamente qué hace falta modificar o arreglar en la vivienda, porque una obra mal hecha puede salir más cara de lo que piensas. Por ello, los expertos recomiendan analizar los puntos fuertes y débiles de la casa, entre ellos el aislamiento o la iluminación, para saber qué suma y qué resta, y tener en cuenta los detalles estéticos que se buscan. Si te falta tiempo o no tienes ni idea sobre cómo proceder, quizás no sea mala idea contratar a un profesional: el precio que pagues por el asesoramiento puede evitarte muchos problemas en el futuro.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

3

La compra de viviendas se volvió a disparar en febrero: el avance ha sido del 15,8% interanual, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y las estrellas de las transacciones realizadas en el segundo mes del año han sido, una vez más, las viviendas de segunda mano. “En estos momentos la demanda está muy activa, y si sacas tu piso a un precio de mercado en uno o dos meses lo vendes”, asegura Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. Pero no solo con poner un anuncio en Internet de cualquier manera llegará una avalancha de gente dispuesta a darte cualquier cifra por tu piso. Tendrás que ajustar tu oferta a la realidad y saber cómo moverte si quieres lograr tu objetivo. Para ayudarte, recopilamos la opinión de los expertos, que destacan 10 importantes claves para vender tu vivienda sin morir en el intento.

casadelujo-ibiza

Por ejemplo, ¿sabes a qué precio podrías vender tu vivienda? ¿En qué te fijarías para elegir una agencia inmobiliaria? ¿Estás seguro de que la decoración de tu casa le va a gustar a todos los potenciales compradores? Hay que cuidar los detalles, ser honestos y ofrecer buena información para seducir y rebajar todo lo posible el tiempo de venta.

1. El precio no lo decides tú, lo fija el mercado. Determinar el precio al que vas a ofertar tu casa no es tarea fácil. “Hay que jugar con la aproximación”, comenta Duque. Para hacerte una primera idea, busca pisos parecidos al tuyo en cuanto a metros cuadrados, ubicación y características en los portales inmobiliarios online. Haz una media de los precios y evita fijar un importe muy por encima de esta cifra pensando que así tendrás más margen de negociación. “Nunca saques tu piso a la venta a un precio más alto, porque así estás ayudando a tus vecinos a vender el suyo”, alerta el vicepresidente de Alfa Inmobiliaria.

El número de llamadas que recibirás te dará una primera pista sobre si has acertado o no con el precio. “Si un piso luce bonito en Internet y nadie llama significa que es demasiado caro; si tienes muchas visitas y nadie compra significa que el precio está bien pero que la casa es fea”, resume Ricardo Gulias, experto de iAhorro.com. También es interesante echar también un vistazo a las estadísticas oficiales y evaluar la posibilidad de pedir una valoración.

2. ¿Tienes prisa por vender? Identifica tus prioridades. A la hora de vender un inmueble, precio y tiempo son dos variables indisolublemente vinculadas, explica Duque. Imagínate que ofertas la casa por 150.000 euros, te propones venderla en seis meses y fijas en 135.000 euros el importe mínimo por debajo del cual no estás dispuesto a negociar. “Si pasados los primeros tiempos ni siquiera tienes visitas, algo falla. Habría que bajar el precio de manera gradual”, recomienda Duque, “hasta que la cifra se ajuste a la demanda; si pasados los seis meses no has vendido aunque hayas bajado el precio hasta el límite, significa que no acertaste una de las dos variables: precio o tiempo”. Algunos expertos recomiendan ajustar el precio en función de la actividad de los compradores: una media de seis visitas al mes acompañadas por las correspondientes ofertas de compra es una señal de que has dado con el precio adecuado.

3. ¿Prefieres apoyarte en una agencia? No todo vale. Si decides contratar una agencia inmobiliaria, escoge bien: hay de todo como en botica. “El sector tiene mala reputación y está denostado; el problema es que casi no tiene regulación”, lamenta Gulias. Explica que normalmente los honorarios se corresponden a un porcentaje sobre la operación que ronda el 5%. Si te ofrecen otro acuerdo, rechista. Por otro lado, si la agencia propone bajar el precio alegando que tiene una oferta por una cifra inferior, recomienda pedir que la propuesta esté por escrito y que se deje una señal. “A veces la inmobiliaria ha ofertado el piso a un precio exorbitante y se inventa clientes porque no lo logra venderlo. Si aceptas la rebaja sin más, el comprador mágicamente se esfuma. Tú te quedas sin nada y la agencia logra su objetivo de bajar el precio”.

4. ¿Qué vas a hacer si te pide exclusiva? Gulias explica que puede ser interesante solo si la agencia se compromete a ofrecer determinados servicios, como reportajes fotográficos, anuncios destacados en los portales inmobiliarios o garantiza un determinado número de visitas al mes. “Las condiciones tienen que estar claras y la exclusiva tiene que ser revocable si no se cumplen”, apunta. Duque, por otro lado, recomienda huir de las exclusivas, y comenta que existe la posibilidad de que la agencia se convierta en un mediador que te asesora para que lleves a cabo la compraventa por tu cuenta, y cobra unos honorarios inferiores a los que percibiría si se encargara por completo de la operación.

5. No es suficiente con limpiar la casa: despersonalízala. Tienes que hacer todo lo posible para que tu piso luzca bien. Pero este trabajo no se limita a limpiar y recoger lo que está fuera de su sitio. La decoración que has escogido para tu casa puede que no le agrade a todo el mundo: esa colección de muñecos de la que estás tan orgulloso o ese sillón que no quieres tirar aunque tenga agujeros puede que horroricen a un potencial comprador. “Y la primera impresión es muy importante”. Es necesario eliminar todo lo que sea muy personal y pueda causar rechazo. “Es fundamental quitar todas las fotos, porque el comprador no quiere entrar en el hogar de otra persona”. Quien no sepa cómo hacerlo puede recurrir al home staging, una técnica de marketing inmobiliario que a través de mobiliario y complementos económicos, la mejora en la iluminación y el arreglo de desperfectos, entre otras cosas, pretende dejar tu piso lo más neutro posible para que pueda gustar al mayor número de personas. “Puede adelantar la venta cuatro meses”, asegura Gulias.

6. Arregla los desperfectos. Una puerta que no cierra bien, unos azulejos rotos, una grieta en la pared... “son cosas que a primera vista pueden echar para atrás”. Por eso es recomendable que se arreglen, y más aún si no suponen un desembolso muy elevado. “El retorno de la inversión por una pequeña reforma puede ser muy alto. Es más que probable que por 1.000 euros invertidos, la casa se pueda vender en 4.000 o 5.000 euros más. Piensa que cuando vendes un coche de segunda mano no te cuestionas el hecho de arreglarlo: siempre se hace. Con una vivienda debería ser lo mismo”, ejemplifica Duque. Después de todo, intentas vender una propiedad que como mínimo, costará varios miles de euros. No hay que regatear un pequeño arreglo, da valor y atractivo a tu vivienda.

7. Sácale partido a Internet. Los portales inmobiliarios online son el mejor escaparate para tu casa, pero su oferta es muy amplia y es fácil que el comprador se pierda en el mar de anuncios sin fijarse en el tuyo. ¿Cómo hacer para cautivar su atención? Primero, cuida las fotos: no valen imágenes desenfocadas, movidas, pequeñas, con poca luz o subidas al revés. “Si no tenemos las herramientas o los conocimientos, podríamos contratar a un profesional, que por muy poco puede hacer un buen reportaje fotográfico. Y si hay vídeo, mejor aún”. Otro factor fundamental es la descripción, tanto de la vivienda como de los alrededores. Además, es recomendable exhibir uno de los famosos carteles se vende en la ventana.

8. Que no te pueda el estrés. Considera que si vas a vender el piso por tu cuenta, tendrás que ajustarte a las necesidades de los potenciales compradores. No vale con rechazar visitas en fin de semana o enseñar el piso hecho un desastre porque no te dio tiempo recoger; al contrario, intenta atender las visitas en los momentos del día que más valor alcance la vivienda, por ejemplo cuando hay más luz y menos ruido. “Es muy importante tener una buena actitud desde el principio y contestar a todas las preguntas; hay que ser transparentes acogedores”.

9. Ofrece toda la documentación. Ten toda la documentación a mano cuando recibas a los potenciales compradores. “Por ejemplo, la escritura de compraventa. Es algo que da confianza y la confianza es importante”. Si el piso está hipotecado o tienes pendiente una derrama por pagar, intenta arreglarlo todo antes de empezar la negociación. El comprador puede averiguar por su cuenta si la vivienda tiene cargas (y el notario está obligado a ponerlo en conocimiento), pero no está de más que ya te hayas preocupado por solucionarlo.

10. Busca asesoramiento antes de firmar. Si finalmente alguien se ha enamorado de tu piso, pero no tienes idea de cómo proceder, busca asesoramiento. “Hay una primera parte del contrato de arras que recomiendo esté supervisada por un abogado. Luego viene el notario y puede ser él quien oriente en la operación”.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

5

home-stagingYa desde hace unos años vienen sonando con fuerza las bondades y beneficios del Home Staging, pero para aquellos que aún no conozcáis qué es "home staging", se trata de una serie de técnicas de marketing inmobiliario utilizadas para optimizar el aspecto de una vivienda, mejorando su imagen y facilitando su comercialización con un único objetivo: vender o alquilar más rápido y con el mayor beneficio para su propietario a través de pequeñas reparaciones y mejoras decorativas con una mínima inversión y con el fin de llegar a más compradores e inquilinos.

Normalmente se vincula el servicio de home staging a la venta de viviendas, pero es perfectamente aplicable a las casas y pisos de alquiler, ya que este representa una excelente opción para obtener un ingreso extra, y para ello son necesarias las alternativas económicas y funcionales como las que propone el home staging.

Con la amplia oferta de inmuebles en España, la visibilidad de una vivienda se posiciona entre las favoritas cuando presenta un aspecto cuidado, de limpieza, organizada y funcional. Los compradores o futuros inquilinos precisamente buscan esas cualidades en lo que será su futuro hogar y no escatiman en descartar aquellas que no cumplen estos requisitos. ¿Por qué tendrían que elegir una casa con reparaciones, colores inusuales, desorden, suciedad... cuando la tuya podría destacar entre las demás y ofrecerles un estilo de vida en condiciones habitables? El home staging te puede ayudar  a destacar y diferenciar tu vivienda de otras que compiten en el mercado con similares características.

Principios del Home Staging

El home staging busca una optimización del estado de presentación de las viviendas para acelerar y facilitar la comercialización de las mismas. Optimización que se basa principalmente en:

  • Mejoras de la iluminación en los espacios
  • Resaltar los puntos fuertes de la vivienda
  • Modernización del ambiente y de la decoración
  • Resolución de defectos materiales leves en el inmueble
  • Despersonalización y neutralidad de los espacios
  • Resolución de problemas de sobrecarga decorativa.
  • Optimización de la circulación en los espacios y entre los espacios
  • Mobiliario y decoración de los espacios inicialmente vacíos

Hay que recordar que el embellecimiento de las viviendas no es un objetivo primario, sino secundario del home staging, matiz que lo diferencia del interiorismo. No sólo se trata de decorar, iluminar y distribuir adecuadamente el espacio, si no de reparar los defectos que puedan distraer a los posibles compradores: una persiana que no sube, un cristal roto, un grifo que gotea, un mobiliario anticuado, un olor desagradable.

Con el home staging tienes la oportunidad de causar buena impresión y que se enamoren de tu piso o casa, además de  un ahorro importante de tiempo y dinero. A nadie le gusta vivir en pisos con un aspecto antiguo y poco atractivo. Y sin embargo, a todos nos gusta ver una vivienda amueblada con bonitos detalles y comodidades, que sea luminosa, con buen gusto, con mobiliario y decoración actual. Eso crea la necesidad de urgencia y te ayudará a vender o alquilar tu vivienda muy rápido. Si perciben un valor y les impresionas positivamente desde el primer momento, la operación va por muy buen camino.

Objetivos y beneficios del Home Staging

Según la zona donde se encuentre la vivienda y las condiciones de mercado, la aplicación a una vivienda a la venta de las técnicas home staging ofrece los siguientes beneficios:

  • Aporta valor añadido a tu vivienda, aumentando el número de solicitudes de información.
  • Como consecuencia, subirá de forma importante y casi inmediata el número de personas interesadas en visitar la vivienda.
  • Aumentará la probabilidad que una simple visita se convierta en una venta o en un inquilino deseando cerrar la operación.
  • Mejora notable en la primera impresión de los compradores o inquilinos potenciales.
  • Revaloriza el precio de venta o alquiler, destacando los puntos fuertes y minimizando o eliminando los puntos débiles de la vivienda.
  • Facilita y acelera la operación de venta o alquiler, reduciendo hasta en un 78% el tiempo de comercialización. Estas técnicas están especialmente indicadas para algunas propiedades "problemáticas" en el mercado.
  • Reducirás la intención negociadora del comprador o el inquilino al mostrarle una vivienda actual y atractiva con todas las comodidades.
  • Ahorro económico y de tiempo para el propietario de la vivienda.
  • Mejora la visibilidad de los anuncios de la vivienda en Internet con fotos de mayor calidad.  La mayoría de los compradores deciden si quieren visitar una casa basándose principalmente en las fotos.

Recomendaciones para tu vivienda

No presentes tu casa como un trastero. Los muebles tienen que ser nuevos o estar en buen estado. Reutiliza tus muebles pero con un look actual. Por supuesto, nada de muebles rotos o en mal estado. Puedes restaurarlos, pintarlos o decorarlos y darles una utilidad diferente. Si no,  compra muebles nuevos, hay una gran oferta en muebles económicos y es una inversión necesaria para sacar más rentabilidad a tu vivienda.

En home staging no abuses de la decoración: "menos es más". Los compradores o inquilinos querrán trasladar sus cosas y proyectar su hogar. Unos detalles estratégicos serán suficientes. El comprador se fija en las características de la vivienda y se imagina un hogar para su familia. Si ven un estilo obsoleto o muy personalizado dirán que la casa no les gusta.

Enfoca el estilismo a tus potenciales "compradores". La primera impresión es vital para una venta, y el atractivo es esencial para lograr este objetivo, porque no sólo estas vendiendo una propiedad, sino un estilo de vida.

Los beneficios de preparar la vivienda con home staging están más que documentados. El home staging nació y creció de forma simultanea en Estados Unidos, Canadá y Australia, a partir de los años 1970. En la actualidad, la mitad de propiedades norteamericanas son objeto de una operación de Home Staging antes de entrar en el mercado de compra-venta y alquiler. El home staging se difunde en el mercado inmobiliario británico a principios de los años 1990, y luego en los mercados escandinavos, francés, belga, neerlandés y alemán a lo largo de los años 2000.

A finales de los años 2000 aparecen las primeras empresas especializadas en España, y sobre todo desde el 2008 con la crisis, han sido muchas las que se dedican específicamente a ofrecer el servicio de home staging, como complemento a los demás servicios ofrecidos por las agencias y agentes inmobiliarios a sus clientes. En definitiva, el home staging nos recuerda lo obvio: la importancia de los detalles para vender o alquilar rápido y bien una vivienda.

Fuente: inmodiario.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook - Twitter

Helena Ronher enseña su casa a Elle.es y nosotros te la mostramos como ejemplo de la decoración perfecta para vender casa

La diseñadora Helena Rohner muestra su casa en la revista Elle. Nos ha parecido todo un ejemplo de estilo, elegancia y buen gusto. Además, la casa se caracteriza por la ausencia de estravagancias. Ese minimalismo tan comentado por nosotros en otras ocasiones. No es mal ejemplo como prototipo de Home Staging a la hora de vender nuestra casa.

Si quisieramos traducir este estilo en una casa atractiva para posibles compradores, tendríamos que verla desprovista de libros y sustituirlos, a su vez, por plantas aromáticas, por ejemplo.

rohner
...continúa leyendo "Un genial ejemplo de Home Staging. La casa de Helena Rohner"

6

Contrata a profesionales, tasa tu casa y usa técnicas Home Staging para vender tu casa en menor tiempo

homestagingCon los difíciles tiempos por los que está pasando el sector inmobiliario, es conveniente seguir un plan debidamente estructurado a la hora de vender piso. Aquí tenéis los consejos básico para la compraventa de pisos que quizás puedan ayudar de cara a este año 2012:

1. Hazlo a través de profesionales. Contrata los servicios de agentes inmobiliarios profesionales. Los agentes de la propiedad inmobiliaria conocidos como APIs tienen la formación adecuada para vender tu casa o apartamento.

2. Valora adecuadamente tu casa. Una tasación en regla, que nos permita ver el precio real del inmueble, nos hará ganar en pérdidas de tiempo a la hora de vender.

...continúa leyendo "Consejos para vender piso en tiempos de crisis"