Saltar al contenido

1

Continuando con la serie de consejos de la semana pasada donde revisamos, en el caso de daños y desperfectos en una vivienda en alquiler, quién debía asumir el gasto, esta semana analizamos junto con expertos, quién debe pagar la comisión de la agencia cuando se contrata un alquiler: ¿el inquilino o el casero? En ciudades como Madrid y Barcelona el inquilino paga los honorarios de la agencia inmobiliaria al alquilar una vivienda, cuando en realidad el cliente es el propietario del inmueble. En cambio, en otras zonas como en Vigo se hace cargo el dueño del piso. En estas mismas ciudades o en otras ocurre también que, según la inmobiliaria con la que se firme, se cobra la mitad a cada una de las partes o una mensualidad íntegra al propietario y otra al inquilino.

apartamento-alquiler-madrid1

¿A qué se debe tanta confusión? ¿Por qué el mercado de la vivienda es el único sector en el que contrata uno y paga otro? "En materia de honorarios rige el libre mercado y cada agente sigue un sistema de cobro en función de los usos y costumbres de cada lugar. En cada provincia se utilizan sistemas distintos de cobro, aunque eso no quita que cualquier agente pueda establecer su propio sistema", argumenta Diego Galiano, presidente del Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de España. "A la gente que alquila en una zona geográfica en la que habitualmente se cobra al propietario y que se muda a otra en la que se cobra al inquilino no entiende el por qué y es por los usos y costumbres", argumenta Fernando Rico de la Viesca, de Re/Max Urbe.

En las operaciones de compra de vivienda la regla es mucho más clara. El vendedor paga a la inmobiliaria, aunque al final traslade los honorarios al precio final. "Como no se ha sabido cómo repercutir ese coste al inquilino dentro del contrato, se ha llegado a la convención social de que es algo que tiene que pagar", opina Pelayo de Salvador Morell, abogado del bufete de Salvador Real Estate Lawyer. El lío no es solo para los inquilinos. Las agencias se preguntan si es una opción tratar al alquilado por debajo de sus expectativas y ofrecerle un peor servicio por el hecho de no ser su cliente. Mala decisión para un negocio que crece en función de las recomendaciones de personas satisfechas.

Hay otro razonamiento y es la situación del mercado. "Cuando hay demanda de viviendas los honorarios los cubre el inquilino, mientras que cuando hay sobreoferta se hace cargo el propietario", explica Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. Actualmente, "no existe mucho alquiler y el propietario tiene más fuerza que el inquilino, al haber más demanda que oferta", añade Óscar Martínez, presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios. Así, las costumbres mandan en este sector en el que no existe una norma de cobro de honorarios, pero tampoco una regulación sobre quién puede realizar la actividad de intermediación (no se exigen requisitos de capacidad, titulación o colegiación).

Más pronto que tarde, el sector tendrá que adaptarse a la nueva realidad social. De hecho, son los propios inmobiliarios los que están alzando la voz para reclamar que las cosas cambien y que prime el sentido común. "Lo lógico sería que pagara siempre el propietario, que es quien contrata a la agencia para que le ofrezca un servicio y defienda sus intereses", reclama José Luis Echeverría, socio y director de Expansión de Monapart. Para este agente es socialmente injusto e insolidario. "Nos compete a todos ayudar a nuestros jóvenes a acceder a la vivienda. Los propietarios y los agentes tenemos la oportunidad de cambiar las reglas del juego para dejar de penalizar económicamente a estudiantes, solteros y parejas jóvenes que inician su aventura en el mundo del hogar propio, máxime si ello no va a suponer para nosotros un perjuicio económico, sino todo lo contrario".

Parte del sector considera que si esas comisiones al alquilado desaparecen, se aceptaría la renta ofertada sin negociarla puesto que los beneficios en el corto plazo (no pagar una mensualidad a fondo perdido) pesarán más que la rebaja media del 7,5% en la renta que suele obtener. Además, "cuando los honorarios los pagan los dueños los pisos se alquilan antes y con que se arrienden un mes antes, al final al propietario los honorarios le han salido gratis", advierte Duque.

El motivo de que una parte del sector se haya quedado algo anticuado es que hasta hace poco el alquiler era el patito feo para las agencias inmobiliarias. "Durante muchos años los servicios que hemos ofertado a nuestros clientes han sido mal desarrollados y poco competitivos. Muchas inmobiliarias se limitaban a poner un cartel, hacer unas fotos y colocar algún anuncio en portales gratuitos y en su escaparate", critica Alberto Murcia, vicepresidente de Aegi, la patronal de las empresas de gestión inmobiliaria.

Tras el pinchazo de la burbuja, la comercialización del alquiler se ha convertido para muchos en la principal y única fuente de ingresos. Tanto es así que se han abierto, casi hasta el infinito, el abanico de servicios para las dos partes: verificación de las cargas que tiene el inmueble que se alquila por si pudieran afectar al inquilino; asesoramiento legal previo a la redacción del contrato para no incurrir en cláusulas abusivas o nulas; asesoramiento fiscal sobre la repercusión del alquiler en la renta del propietario; ingreso de la fianza en el organismo competente... Un servicio que empieza a crecer en España, es la gestión integral del alquiler. Tiene un coste mensual para el casero que ronda entre el 8% y el 10% de la renta mensual, explica Alberto Murcia.

Con esta percha, ya hay muchas agencias (y a corto plazo serán más), que están pidiendo una mensualidad a cada parte. "La tendencia es cobrar el equivalente a una mensualidad al propietario y otra al inquilino, cuando a ambos les estamos prestando un servicio", dice el responsable de Formación de Look & Find, Jorge Torrent. Preparen el bolsillo, el pago por duplicado está de moda.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

El mercado de compraventa de vivienda parece que comienza a despegar de forma tímida tras el parón económico provocado por la crisis. Vender una casa no es fácil, influyen muchos factores durante el proceso de venta: desde el precio a la ubicación, pasando evidentemente por la situación en que se encuentra la propia vivienda. Así, para poder vender rápido tu vivienda, se han de juntar dos factores: gestión profesional y una buena primera impresión. El plazo medio para vender una vivienda en España ronda los nueve meses. Seis, si hablamos de pisos ubicados en zonas de gran demanda como Madrid o Barcelona y algunas zonas de gran demanda residencial en la costa. Sin embargo, los profesionales de Monapart nos dan algunas claves para poder vender tu vivienda en menos de 120 días a un precio adecuado siguiendo una serie de consejos donde el análisis completo de la vivienda junto a una buena presentación, es fundamental.

benahavis-malaga

Claves para vender tu casa en 120 días: el agente inmobiliario

  1. Contar con la documentación más relevante para la venta de la vivienda. "En ocasiones se han perdido o complicado operaciones porque en el momento de la firma, las escrituras no aparecían".
  2. Dedicar tiempo a seleccionar a un buen agente inmobiliario. Con uno basta, pero hay que asegurarse de que sea el que mejor pueda representar los intereses durante todo el proceso.
  3. Solicitar un análisis comparativo del mercado para valorar tu vivienda. En muchos casos, afirma el representante de Monapart, el cliente acude a la agencia inmobiliaria con una idea preconcebida de cuánto puede valer su vivienda. También en muchos casos el agente no le saca de su error por no perder la operación. El resultado puede resumirse en tiempo y dinero malgastado por no enfocar bien la operación.
  4. Definir cuales son las previsiones de tiempo para vender, y asesorarse sobre la estrategia de precio más adecuada para planes de futuro.
  5. Solicitar al agente que explique su plan de marketing, es decir, qué va a hacer para vender la vivienda.
  6. Definir, junto al agente, las mejoras a realizar: reparar desperfectos, poner a punto baños y cocina, asegurar una buena iluminación, pintar. "Está demostrado que el cliente valora las mejoras un 25% por encima de su coste real", explican desde Monapart.
  7. Solicitar un buen reportaje gráfico de la vivienda. Estamos en la sociedad de la imagen, cada vez nos dejamos influenciar más por la apariencia y, sin embargo, afirma Paula Borrás, responsable del contenido audiovisual en Monapart, cerca del 25% de los reportajes fotográficos que acompañan los anuncios de venta de propiedades, parecen hechos para ahuyentar a los interesados y ayudar a que muchos de los encantos de la vivienda pasen desapercibidos. Comprueba que el reportaje de tu vivienda sea generoso y realizado con fotografías de calidad que muestren y destaquen todo el atractivo de tu vivienda.
  8. Solicitar factura y llevar un registro de todo el dinero invertido en los gastos de mejoras ya que se puede decidir de los impuestos sobre las ganancias de la venta.
  9. No estar presente en la vivienda durante las visitas. ya que "los compradores potenciales se sentirán más cómodos pudiendo pasear libremente por el inmueble y hablando libremente con el agente inmobiliario".
  10. Solicitar información permanente sobre la evolución del proceso.

Trucos para vender más rápido: pon guapa tu casa

A diario son cientos las viviendas en venta que son totalmente descartadas por cientos de potenciales compradores. Viviendas que, a pesar de estar en precio, no suscitan el más mínimo interés por parte de quienes buscan casa. Viviendas que pueden tirarse meses y años en venta sin que nadie se interese por ellas y que, en muchos casos solamente necesitan un pequeño lavado de cara y una pequeña reforma para despertar el interés de potenciales compradores. En españa, el "home staging" todavía no está tan en boga como en otros países, pero sin duda, darle un lavado de cara a la casa que queremos vender nos ayudará a venderla en menos tiempo. Es importante saber que cuando se vea por primera vez en Internet o en una visita real a la vivienda, la impresión que causará en su potencial comprador es vital, si esta es negativa, las posibilidades de vender caen en más de un 50%.

  1. Pinta la casa. ¿Verdad que no acudirías a una boda o a un evento importante sin arreglarte un poco? Pues si quieres vender tu casa, es igual de importante ponerla guapa pintándola de arriba a abajo. De blanco, para dar mayor sensación de limpieza, luminosidad y amplitud, o utilizando los colores que sepas que más van a ayudar a sacar todo el potencial de la vivienda.
  2. Ordena y limpia. No hay nada más agobiante que entrar a una casa en la que todo está revuelto. La imagen es importante, y si queremos vender la casa pronto, tenemos que transmitir la imagen de que nuestra casa es un remanso de relax y de armonía. Y no hay nada más armonioso que una casa ordenada. Si es necesario, tira cosas, o bájalas al trastero, pero deja la casa en perfecto estado de revista cuando tus posibles compradores vayan a visitar la que puede que sea su futura vivienda.
  3. Adiós a los muebles grandes. En este lifting rápido y económico que le estamos haciendo a la casa, es importante intentar que la vivienda parezca lo más amplia y espaciosa posible. Por eso, deshazte de muebles muy grandes que se comen media habitación. Quita también los muebles viejos que estorben y que hagan la casa más fea. En esta puesta a punto para vender cuanto antes tu casa, es importante también dejar los muebles impecables. Además de la limpieza habitual de polvo que ya haces para mantener la casa, es importante utilizar aceite y productos reparadores de madera en los muebles para que luzcan su mejor cara.
  4. Haz café o un postre. No hay nada más agradable que despertarse por la mañana y oler a café, o entrar a una casa en la que huela a bizcocho o a galletas recién hechas. Con el aroma del café o de un postre recién horneado conseguiremos potenciar esa idea de casa acogedora, el sabor a hogar que todos anhelamos y que nos recuerda a la niñez. Y al final, todo suma para conseguir vender tu casa cuanto antes.
  5. Pon flores y un toque verde a la casa. Algo tan sencillo como unas flores o el verde de alguna planta siempre es importante. Las plantas dan un toque de color, transmiten paz, relajación, y además, decoran. Así que coloca unas flores en la ventana, y unas plantas de interior en el salón, teniendo en cuenta el tamaño para evitar que en lugar de ser una planta decorativa, el salón parezca una selva. Y por supuesto, si tienes plantas secas en la terraza o en el alfeizar de la ventana, deshazte de ellas de forma inmediata.
  6. Deja que entre la luz. La luminosidad es un factor muy importante a la hora de comprar una casa. Por eso, cuando recibas una visita para vender tu casa, levanta al máximo las persianas, y si tienes cortinas opacas, cámbialas por cortinas menos tupidas que dejen pasar la luz. El detalle de tener las persianas levantadas es especialmente importante si vas a sacar fotos para subirlas a alguna página web de compra venta de pisos.
  7. No dejes lámparas sin bombillas. Ya que estamos hablando del tema de la luz, es importante que las lámparas tengan todas sus bombillas. No hay nada más triste que una casa en penumbras, y si entramos en una habitación en la que apenas hay iluminación, la sensación de tristeza y oscuridad hará que se evaporen las ganas de adquirir la vivienda.
  8. Transforma la terraza o el balcón. Quien tiene una terraza, tiene un tesoro. Es cierto que dan mucho trabajo si quieres mantenerla limpia y con flores, y de hecho, hay mucha gente que tiene la terraza o el balcón como si fuera un trastero. Pero en la venta de una casa, este pequeño espacio exterior puede jugar un papel fundamental. Así que aunque nunca la hayas usado, amuebla la terraza o el balcón, ponle alguna guirnalda de luces, unas plantas... Crea un rincón acogedor y llamativo para que el futuro propietario se encapriche de la casa por esto.
  9. Combina muebles clásicos con muebles modernos. Si tu casa está llena de muebles viejos y clásicos, una buena idea para crear contraste y darle un poco de modernidad. Puedes comprar algún mueble llamativo que después puedas llevarte a tu nueva casa, o una lámpara moderna y con mucha personalidad.
  10. Pon el baño a punto. Deshazte de la silicona. El baño, junto a la cocina, será uno de los espacios en los que más se fijen los compradores. Por eso, además de someterlo a una limpieza intensiva de las que marcan época, puedes pulir detalles como quitar la silicona vieja, o aplicar algún producto para limpiar las juntas sucias. Repasa la grifería, y si está en mal estado, cámbiala. Si tu mampara está sucia y vieja, quizás la mejor opción sea quitar la mampara y pone una cortina de baño. Ganarás en sensación de higiene, y puede que si la cortina está recogida el baño gane algo de amplitud.
  11. Cambia la cocina sin obras. Como hemos dicho, junto al baño, otra de las zonas más examinadas será la cocina. En este espacio, puedes optar por pintar algún mueble con chalk paint, cambiar los tiradores, o pintar o poner algún vinílico sobre las baldosas. En la cocina también importa el orden, así que retira todo lo imprescindible para hacerla más amplia, y despeja las encimeras, dándole algún producto para dejarla bien brillante. Si el el grifo está en mal estado y lleno de cal, también se puede cambiar poniendo algún grifo más moderno y estilizado para modernizar esta zona de la cocina.
  12. Una alfombra a tiempo es una victoria. Si el suelo no está todo lo bien que debiera, y no tienes capacidad económica para cambiar, una buena opción puede ser colocar alfombras en los espacios en los que el suelo esté peor. Dará un ambiente más cálido, y además, el estado del suelo quedará más disimulado. No se trata de engañar, simplemente, es un pequeño truco de maquillaje que hará la casa más atractiva.
  13. Nada de hules ni manteles. En muchas casas el hule no se quita para nada. Craso error si queremos vender la casa. En cuanto sepas que vas a tener una visita, quita hules y manteles y deja las mesas libres y despejadas, luciendo madera y orden.
  14. Retira las fotos y los detalles personales. Además de crear una atmósfera confortable, una parte importante en la venta de una casa es lograr que el hipotético comprador sienta esa casa como suya y se vea viviendo allí, desayunando en la terraza, o leyendo en ese rincón tan acogedor por el que se cuela el sol por las tardes. Por eso, si quitamos elementos como las fotos o los detalles muy personales, ayudaremos a que el posible comprador se proyecte en la vivienda y se vea viviendo allí.
  15. Sé realista con el precio. Este es el principal consejo para vender tu casa en un tiempo razonable. Es cierto que todos queremos sacar el máximo rendimiento a la venta de nuestra propiedad, sobre todo si queremos meternos en otra casa y tenemos que pedir una hipoteca. Pero en los tiempos que corren, tampoco se le puede pedir peras al olmo, y tenemos que ser conscientes de la situación del mercado, y de cuál es el estado de nuestra casa.

Finalmente, publicar vuestra vivienda en Spainhouses.net 😉 para que la demanda nacional e internacional interesada en vuestra zona pueda verla y contactar directamente con vosotros.

Fuentes: Decoesfera y elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

La compra de viviendas se volvió a disparar en febrero: el avance ha sido del 15,8% interanual, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y las estrellas de las transacciones realizadas en el segundo mes del año han sido, una vez más, las viviendas de segunda mano. “En estos momentos la demanda está muy activa, y si sacas tu piso a un precio de mercado en uno o dos meses lo vendes”, asegura Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria. Pero no solo con poner un anuncio en Internet de cualquier manera llegará una avalancha de gente dispuesta a darte cualquier cifra por tu piso. Tendrás que ajustar tu oferta a la realidad y saber cómo moverte si quieres lograr tu objetivo. Para ayudarte, recopilamos la opinión de los expertos, que destacan 10 importantes claves para vender tu vivienda sin morir en el intento.

casadelujo-ibiza

Por ejemplo, ¿sabes a qué precio podrías vender tu vivienda? ¿En qué te fijarías para elegir una agencia inmobiliaria? ¿Estás seguro de que la decoración de tu casa le va a gustar a todos los potenciales compradores? Hay que cuidar los detalles, ser honestos y ofrecer buena información para seducir y rebajar todo lo posible el tiempo de venta.

1. El precio no lo decides tú, lo fija el mercado. Determinar el precio al que vas a ofertar tu casa no es tarea fácil. “Hay que jugar con la aproximación”, comenta Duque. Para hacerte una primera idea, busca pisos parecidos al tuyo en cuanto a metros cuadrados, ubicación y características en los portales inmobiliarios online. Haz una media de los precios y evita fijar un importe muy por encima de esta cifra pensando que así tendrás más margen de negociación. “Nunca saques tu piso a la venta a un precio más alto, porque así estás ayudando a tus vecinos a vender el suyo”, alerta el vicepresidente de Alfa Inmobiliaria.

El número de llamadas que recibirás te dará una primera pista sobre si has acertado o no con el precio. “Si un piso luce bonito en Internet y nadie llama significa que es demasiado caro; si tienes muchas visitas y nadie compra significa que el precio está bien pero que la casa es fea”, resume Ricardo Gulias, experto de iAhorro.com. También es interesante echar también un vistazo a las estadísticas oficiales y evaluar la posibilidad de pedir una valoración.

2. ¿Tienes prisa por vender? Identifica tus prioridades. A la hora de vender un inmueble, precio y tiempo son dos variables indisolublemente vinculadas, explica Duque. Imagínate que ofertas la casa por 150.000 euros, te propones venderla en seis meses y fijas en 135.000 euros el importe mínimo por debajo del cual no estás dispuesto a negociar. “Si pasados los primeros tiempos ni siquiera tienes visitas, algo falla. Habría que bajar el precio de manera gradual”, recomienda Duque, “hasta que la cifra se ajuste a la demanda; si pasados los seis meses no has vendido aunque hayas bajado el precio hasta el límite, significa que no acertaste una de las dos variables: precio o tiempo”. Algunos expertos recomiendan ajustar el precio en función de la actividad de los compradores: una media de seis visitas al mes acompañadas por las correspondientes ofertas de compra es una señal de que has dado con el precio adecuado.

3. ¿Prefieres apoyarte en una agencia? No todo vale. Si decides contratar una agencia inmobiliaria, escoge bien: hay de todo como en botica. “El sector tiene mala reputación y está denostado; el problema es que casi no tiene regulación”, lamenta Gulias. Explica que normalmente los honorarios se corresponden a un porcentaje sobre la operación que ronda el 5%. Si te ofrecen otro acuerdo, rechista. Por otro lado, si la agencia propone bajar el precio alegando que tiene una oferta por una cifra inferior, recomienda pedir que la propuesta esté por escrito y que se deje una señal. “A veces la inmobiliaria ha ofertado el piso a un precio exorbitante y se inventa clientes porque no lo logra venderlo. Si aceptas la rebaja sin más, el comprador mágicamente se esfuma. Tú te quedas sin nada y la agencia logra su objetivo de bajar el precio”.

4. ¿Qué vas a hacer si te pide exclusiva? Gulias explica que puede ser interesante solo si la agencia se compromete a ofrecer determinados servicios, como reportajes fotográficos, anuncios destacados en los portales inmobiliarios o garantiza un determinado número de visitas al mes. “Las condiciones tienen que estar claras y la exclusiva tiene que ser revocable si no se cumplen”, apunta. Duque, por otro lado, recomienda huir de las exclusivas, y comenta que existe la posibilidad de que la agencia se convierta en un mediador que te asesora para que lleves a cabo la compraventa por tu cuenta, y cobra unos honorarios inferiores a los que percibiría si se encargara por completo de la operación.

5. No es suficiente con limpiar la casa: despersonalízala. Tienes que hacer todo lo posible para que tu piso luzca bien. Pero este trabajo no se limita a limpiar y recoger lo que está fuera de su sitio. La decoración que has escogido para tu casa puede que no le agrade a todo el mundo: esa colección de muñecos de la que estás tan orgulloso o ese sillón que no quieres tirar aunque tenga agujeros puede que horroricen a un potencial comprador. “Y la primera impresión es muy importante”. Es necesario eliminar todo lo que sea muy personal y pueda causar rechazo. “Es fundamental quitar todas las fotos, porque el comprador no quiere entrar en el hogar de otra persona”. Quien no sepa cómo hacerlo puede recurrir al home staging, una técnica de marketing inmobiliario que a través de mobiliario y complementos económicos, la mejora en la iluminación y el arreglo de desperfectos, entre otras cosas, pretende dejar tu piso lo más neutro posible para que pueda gustar al mayor número de personas. “Puede adelantar la venta cuatro meses”, asegura Gulias.

6. Arregla los desperfectos. Una puerta que no cierra bien, unos azulejos rotos, una grieta en la pared... “son cosas que a primera vista pueden echar para atrás”. Por eso es recomendable que se arreglen, y más aún si no suponen un desembolso muy elevado. “El retorno de la inversión por una pequeña reforma puede ser muy alto. Es más que probable que por 1.000 euros invertidos, la casa se pueda vender en 4.000 o 5.000 euros más. Piensa que cuando vendes un coche de segunda mano no te cuestionas el hecho de arreglarlo: siempre se hace. Con una vivienda debería ser lo mismo”, ejemplifica Duque. Después de todo, intentas vender una propiedad que como mínimo, costará varios miles de euros. No hay que regatear un pequeño arreglo, da valor y atractivo a tu vivienda.

7. Sácale partido a Internet. Los portales inmobiliarios online son el mejor escaparate para tu casa, pero su oferta es muy amplia y es fácil que el comprador se pierda en el mar de anuncios sin fijarse en el tuyo. ¿Cómo hacer para cautivar su atención? Primero, cuida las fotos: no valen imágenes desenfocadas, movidas, pequeñas, con poca luz o subidas al revés. “Si no tenemos las herramientas o los conocimientos, podríamos contratar a un profesional, que por muy poco puede hacer un buen reportaje fotográfico. Y si hay vídeo, mejor aún”. Otro factor fundamental es la descripción, tanto de la vivienda como de los alrededores. Además, es recomendable exhibir uno de los famosos carteles se vende en la ventana.

8. Que no te pueda el estrés. Considera que si vas a vender el piso por tu cuenta, tendrás que ajustarte a las necesidades de los potenciales compradores. No vale con rechazar visitas en fin de semana o enseñar el piso hecho un desastre porque no te dio tiempo recoger; al contrario, intenta atender las visitas en los momentos del día que más valor alcance la vivienda, por ejemplo cuando hay más luz y menos ruido. “Es muy importante tener una buena actitud desde el principio y contestar a todas las preguntas; hay que ser transparentes acogedores”.

9. Ofrece toda la documentación. Ten toda la documentación a mano cuando recibas a los potenciales compradores. “Por ejemplo, la escritura de compraventa. Es algo que da confianza y la confianza es importante”. Si el piso está hipotecado o tienes pendiente una derrama por pagar, intenta arreglarlo todo antes de empezar la negociación. El comprador puede averiguar por su cuenta si la vivienda tiene cargas (y el notario está obligado a ponerlo en conocimiento), pero no está de más que ya te hayas preocupado por solucionarlo.

10. Busca asesoramiento antes de firmar. Si finalmente alguien se ha enamorado de tu piso, pero no tienes idea de cómo proceder, busca asesoramiento. “Hay una primera parte del contrato de arras que recomiendo esté supervisada por un abogado. Luego viene el notario y puede ser él quien oriente en la operación”.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

El Consejo General de Agentes de la Propiedad (COAPI) ha realizado una lista de consejos dirigida a los consumidores para evitar estafas a la hora de comprar vivienda o irse a vivir a un piso en alquiler. Destacan el peligro de adelantar pagos sin haber comprobado la titularidad del inmueble, o no comprobar que la vivienda realmente existe y está disponible para recibir inquilinos, así como aclaraciones en relación a los honorarios del agente o agencia inmobiliaria que intermedia en la operación.

casalupa-estafasinmobiliarias

Es importante, tanto para comprar piso o casa como a la hora de vivir de alquiler, ser prevenido para evitar desagradables sorpresas. En ambos casos (aunque en mayor medida en las operaciones de compraventa), el desembolso económico es lo suficientemente importante como para tomar todas las precauciones necesarias antes de comprometerse o realizar algún pago. Según Coapi, "las estafas tienen relevancia penal, ya que intervienen el engaño y el desplazamiento patrimonial, y suelen suponer un grave perjuicio económico para las personas que las sufren". A continuación os dejamos los consejos de Coapi para reconocer estafas inmobiliarias y cómo evitarlas.

Si compras casa a estrenar

En el caso de la compraventa de casas y pisos nuevos, una parte importante de las estafas se producen al comprar sobre plano y al entregar cantidades a cuenta. Un dinero que podría no recuperarse si la promoción inmobiliaria no sale adelante bien por la quiebra de quien promueve los pisos, por la falta de un seguro o aval que garantice esas cantidades o bien porque quien vende las viviendas no es dueño de los terrenos donde supuestamente se van a levantar. En este caso, es necesario asegurarse de la titularidad del solar donde se va a construir y de las cargas que tiene. Esta información se puede consultar en el Registro de la Propiedad.

Según Coapi “lo más importante es tener la certeza de que la cantidad que se entrega a cuenta está garantizada, ya que la normativa exige que este dinero se ingrese en una cuenta bancaria específica avalada, que posteriormente debe ser devuelta con intereses si no se realiza la construcción". Así, para el presidente de la asociación, Diego Galiano, el aspecto más importante es diferenciar entre una estafa, "que es un delito con relevancia penal que puede denunciarse ante la Policía", y un incumplimiento civil, como puede ser el incumplimiento de una fecha acordada en un contrato de compraventa.

No obstante, antes de firmar contrato alguno o entregar dinero a cuenta es necesario comprobar que la promotora que nos está vendiendo el piso existe. Parece obvio, pero no sería la primera vez que sucede. También hay que comprobar que la persona que firma en nombre de la promotora, también está facultada para hacerlo. Pero, ¿cómo se puede comprobar estos datos? "Hay que consultar en el Registro Mercantil", señalan desde el Colegio de Registradores.

Por último, una vez finaliza la construcción de la casa, antes de firmar la escritura de compraventa, hay que comprobar que la obra se ha ajustado a la memoria de calidades, que hay un seguro que cubra daños o desperfectos en la vivienda y que existe un certificado de fin de obra y licencia de primera ocupación, sin la cual no podemos entrar a vivir en ella.

Si compras casa de segunda mano

En el caso que la compra sea sobre casaspisos de segunda mano, "el consumidor debe tomar precauciones en la fase prenotarial, en la negociación y en el acuerdo de voluntades.

Hay que evitar entregar cantidades a cuenta sin tener seguridad sobre la titularidad de la vivienda". Por ejemplo, puede darse el caso de que un piso tenga varios propietarios y que no todos quieran vender, pero se haya abonado reserva o dinero a cuenta a uno de ellos, lo que puede frustrar la operación". Puede darse el caso de que existan inquilinos con un contrato de alquiler en vigor o es posible que estemos ante una vivienda de protección oficial con sus limitaciones a la hora de ser vendida.

También es muy importante asegurarse de que no pesan cargas ocultas sobre la vivienda, como hipotecas o embargos que puedan suponer una sorpresa desagradable para el nuevo propietario, deudas con la comunidad o con la administración pública (IBI, tasa de basuras...). Toda esta información puede consultarse en el Registro de la Propiedad (nota simple informativa, certificado de dominio y cargas...). Pueden hacerlo el comprador, el vendedor, la agencia inmobiliaria o un gestor administrativo. Obviamente, antes de entregar cualquier cantidad es necesario realizar estas comprobaciones.

Documento Informativo Abreviado y Notas Explicativas

Es muy importante obtener información completa y veraz sobre la vivienda que planeas comprar. Para ello tienes derecho a recibir el Documento Informativo Abreviado (DIA). Es suficiente con solicitar información sobre un inmueble para que nazca el deber de entregar una copia de este documento, que es gratuito. Se ha de tener en cuenta que el Documento Informativo Abreviado no se aplica a transacciones entre particulares.

Este documento será distinto según se trate de vivienda en proyecto, en construcción o de viviendas en primera transmisión ya construidas, pero en general incluye datos de construcción, promotor, fechas de entrega, planos de emplazamiento y superficie, información sobre licencias, etc. En el caso de segunda transmisión y posteriores (de segunda mano) que no se realicen entre particulares, el consumidor tiene derecho a recibir una ficha informativa en la que consten los datos principales de la vivienda (dirección, descripción propietario, cuota de comunidad, etc.).

En el caso de las notas explicativas de la venta de viviendas se informa sobre el precio, las formas de pago y los tributos que deben abonarse. En dicho documento se detallará:

  • Precio de venta. Se debe hacer constar que se deducirá del precio total cualquier cantidad que entregue el comprador antes de la formalización del contrato.
  • Si se prevén aplazamientos del precio se indicará toda la información al respecto (tipo de interés, principal e intereses, fecha de vencimiento, plazo, etc).
  • Si se prevé la posibilidad de subrogación de hipoteca se facilitará toda la información al respecto (notario, fecha de la escritura, condiciones del crédito, etc.).

También, si vas ha vivir de alquiler

El Consejo General de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria también advierte sobre las estafas que se producen en el alquiler de viviendas, que son más frecuentes cuando se realizan a distancia o a través de Internet.

Así, "es muy importante que se tomen precauciones, como comprobar la existencia real del inmueble, que está disponible para el alquiler y no ocupado y su estado real. Posteriormente, es muy importante que el consumidor realice la operación con todas las formalidades necesarias, ya que siguen dándose casos de contratos verbales o suscritos en un papel cualquiera que no ofrecen ninguna seguridad jurídica".

Cuidado con los anuncios gancho (con precios muy por debajo de los habituales en la zona) que supuestamente pertenecen a un arrendador que tiene mucha prisa por alquilar, ya que ha tenido que irse precipitadamente al extranjero. "Ofrecen enviar las llaves y el contrato a través de conocidas empresas de mensajería, mientras pide al estafado que le ingrese el importe del alquiler. Cuando éste efectúa el ingreso y recibe las llaves, éstas no suelen abrir la vivienda que habían alquilado".

¿Hay que pagar al agente inmobiliario?

En el caso de la compra de una vivienda a través de un agente o agencia inmobiliaria, "el compromiso de pagar sus servicios es aquella parte que los haya contratado", señalan los registradores. De tal manera que si es el vendedor quien los ha contratado, debería ser él quien los pague. Sin embargo, no existe una ley que lo regule, como tampoco están fijados por ley a cuánto deben ascender sus honorarios. En cualquier caso, si el comprador debe asumir el coste, deber estar informado de esta situación desde el primer momento. En el caso del alquiler, por el contrario, es el futuro inquilino quien asume los honorarios de la agencia inmobiliaria que suele ser una mensualidad.

El Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria recuerda que no debe abonarse ninguna cantidad económica antes de recibir los servicios. "El contrato de mediación inmobiliaria contempla una actividad de resultado, es decir, que cuando se culmina la operación con éxito hay que pagar los honorarios, no antes".

Lo que sí se puede hacer es un desglose de servicios parciales, desgranar al cliente servicios por fases e ir cobrando los honorarios de cada fase, pero siempre que el cliente esté plenamente informado y dé expresamente su consentimiento. En este sentido, Coapi recomienda que se suscriban hojas de encargo en las que aparezcan todos los datos del inmueble y también los honorarios para que el consumidor no se lleve ninguna sorpresa.

Fuente: elconfidencial.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

inmobiliarias-espanaCon los nuevos aires de recuperación económica y del aumento en la venta de viviendas, los profesionales del sector inmobiliario regresan. Así, durante el pasado año 2014 se crearon en España más de 6.600 sociedades vinculadas al sector inmobiliario, un 10,9% más que en el 2013 y un 23,9% más alta que la registrada en 2011.

No obstante, el número de nuevas empresas aún sigue lejos de las 100.000 que se llegaron a contabilizar en 2008, según un estudio realizado por el portal Infoempresa.

De este modo, a lo largo del 2014 las agencias y profesionales inmobiliarios han representado el 3% del total de las nuevas empresas, con un capital superior a los 1.200 millones de euros. Por empresa, el capital suscrito ha sido de 453.000 euros de media, cantidad por encima de la que sólo se han situado las compañías del sector energético.

Según el estudio, Madrid se sitúa a la cabeza con 1.428 sociedades constituidas en 2014, lo que representa un 21,5% del total de las nuevas empresas del sector. A esta le sigue Barcelona, con 868 nuevas constituciones (13,1%), seguida de Málaga, con 619 (9,3%); Alicante, con 409 (6,2%) y Valencia, con 351 (5,3%).

Incremento del 23,9% desde 2011

El sector de las actividades inmobiliarias registró 5.354 nuevas empresas en el año 2011, mientras que en 2014 ascendió a un total de 6.634 nuevas sociedades. Estas cifras han supuesto un crecimiento del 23,9% durante el periodo.

En total, han sido 26 las provincias españolas que han registrado un crecimiento de empresas dedicadas a las actividades inmobiliarias entre 2011 y 2014.

Entre las nuevas empresas dedicadas al sector inmobiliario en España, destacan las sociedades limitadas, que han experimentado un crecimiento del 24,3% desde 2011, mientras que las sociedades anónimas se han incrementado en un 15,5%.

No obstante, las cifras de 2014 aún marcan distancia con los niveles de los años anteriores a la crisis, con más de 100.000 nuevas empresas registradas en el sector en 2008. Así, desde niveles máximos, Madrid ha perdido un 40,7%, seguida de Málaga, que ha caído un 28,9% y Alicante, un 19,6%.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

venta-vivienda-inmobiliaria1Las últimas estadísticas (INE, registradores, notarios...) van confirmando el crecimiento de ventas y de cierta estabilidad en los precios de la vivienda en España. Para los propietarios, es un buen momento para vender o alquilar su casa o piso ahora que se empieza a recuperar la demanda impulsada por la mejora del empleo y la apertura de la financiación.

Por extensión y siguiendo las acertadas sugerencias de Alfa Inmobiliaria, es un buen momento para recordar 10 consejos que debes tener en cuenta si vas a poner tu vivienda manos de un profesional o agencia inmobiliaria, lo que os permitirá ahorrar tiempo y dinero aportando objetividad y garantías en la venta o alquiler de la casa.

  1. Buscar información sobre la agencia a la que va entregar su propiedad. Indagar sobre su experiencia y su trayectoria en el mercado. Este primer paso puede ser muy indicativo de la seriedad de la compañía, su profesionalidad y el compromiso con sus clientes.
  2. Asesoramiento de un profesional. En ocasiones nos apoyamos en familiares o amigos para obtener ayuda, movidos por la confianza y con la expectativa de lograr un precio más económico. Sin embargo, la recomendación es que acudan a un experto en este tema. Aunque muchos propietarios crean que se pueden ahorrar el pago de una buena comisión, siempre será más aconsejable contar con el conocimiento de un experto en el sector que aconseje en la negociación del precio, en los trámites y problemas que puedan surgir.
  3. Solicitar información concreta sobre cómo publicitará su propiedad. La agencia inmobiliaria que más le conviene es aquella que le ofrezca el mejor plan de marketing para su inmueble. No sólo es importante estar en los principales portales inmobiliarios conocidos por todos, si no también contar con una amplia base de datos de potenciales compradores y de agentes inmobiliarios interesados en facilitar una venta cruzada.
  4. Confirmar el aprovechamiento adecuado de las nuevas tecnologías. En la actualidad, las mejores agencias disponen de potentes herramientas de marketing para promocionar los inmuebles: destacados, fotos profesionales, vídeos, etc. Es recomendable analizar también si saben cómo sacar verdadero provecho de las nuevas tecnologías para conocer a fondo el precio al que realmente puede venderse una vivienda.
  5. Solicitar información real y objetiva. Hablar con el profesional inmobiliario como si se tratara de una entrevista de trabajo. Elija aquel que tenga conocimientos de valoración de inmuebles, del mercado y de cuestiones legales. Solicite información sobre ventas realizadas, años de trayectoria en esa zona, relación de colaboradores, medios publicitarios, cartera gestionadas, formación, pertenencia a asociaciones o redes profesionales, etc.
  6. Además de elegir aquella agencia que le presente unos honorarios justos, debe cerciorarse de los honorarios totales que percibirá la agencia. Se debe entender en este sentido que un buen profesional debe cubrir varios gastos como publicidad, atender múltiples visitas, resolver papeleos, atender a cuestiones legales, etc.
  7. La valoración correcta de su vivienda. Cuidado con aquellos que valoran su vivienda por encima del mercado y con los que lo hagan por debajo. La recomendación es que no elija a aquella agencia inmobiliaria que le prometa vender su casa por un precio muy por encima del de mercado. Busque una propuesta razonable y realista y no se deje llevar por aquellas inmobiliarias que le ofrezcan el precio más alto para seducirle. Confíe mejor en valoraciones realistas y basadas en datos objetivos de viviendas similares en la zona.
  8. Revise la calidad de la información en los medios donde se anuncie su propiedad. Solicite a la inmobiliaria la publicación completa y correcta de la información de su vivienda (descripción proactiva, características, ubicación...), además de un tamaño y calidad en las imágenes óptimo. Ambos aspectos son las claves del éxito en Internet.
  9. Indagar sobre su capacidad de mediación. Cuando se reúna con el agente inmobiliario, observe cómo maneja la empatía hacia usted, porque en un futuro tendrá que ser la persona que sea capaz de que usted alcance un acuerdo con el comprador.
  10. Transparencia en la operación. Ponga como condición estar presente en la negociación del precio con el comprador. No acepte trabajar con ofertas de compra. El agente inmobiliario le buscará al comprador que se interese por su vivienda y usted directamente con el comprador y el asesoramiento del agente llegarán a un acuerdo en el tipo de contrato de arras penales, penitenciales o confirmatorias, el importe de la señal, la duración de la misma y el precio. Tiene que haber total transparencia en el proceso de venta.

Hay que tener en cuenta que los agentes y agencias inmobiliarias comercializan inmuebles pero, sobre todo, dan servicio a las personas. Según Jesús Duque, vicepresidente de Alfa Inmobiliaria "Lo más importante es la relación humana". Esta relación se basa en la transparencia, aspecto fundamental para que haya una buena comunicación y confianza en la negociación de las condiciones de la compraventa. Es también importante que estén presentes todas las partes, los compradores, los vendedores y que se negocie todo cara a cara, de una forma ordenada, de una forma correcta y clara.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Un blogger especializado en el sector inmobiliario nos aconseja sobre cómo proceder en estos tiempos de crisis

sector-inmobiliarioEl portal web Inmosfera ha publicado una serie de consejos para sobrellevar la crisis actual en la que nos encontramos en el sector inmobiliario. Hemos considerado oportuno citarles dicho artículo:

"Si fuese director de una agencia inmobiliaria haría lo siguiente para intentar sobrevivir a la crisis:

(No están en ningún orden en particular.)

  1. Hablar con mi banco para intentar refinanciar mi deuda. Intentaría obtener más dinero a través de un préstamo o una póliza para disponer de liquidez en los próximos meses.
  2. Me volcaría en internet para obtener clientes, compradores, propiedades, etc. Por norma general, el perfil de usuario de internet en España es de un nivel económico medio-alto (gente con dinero) con un buen trabajo y unos ingresos considerables. En definitiva: la persona idónea para comprar una casa. Si no lo has hecho ya, actualiza tu página web y empieza a promocionarla en todas partes.
  3. Buscar compradores con mucho dinero. Ahora mismo se me ocurre un grupo de personas que disponen de dinero para comprarse una casa y que son bastante fáciles de encontrar: los que acaban de vender su propiedad. Para una inmobiliaria es muy fácil encontrar este tipo de clientes – ¡trabajas con ellos todos los días!
  4. Me centraría en lo local.
  5. ...continúa leyendo "10 consejos inmobiliarios para sobrevivir a la crisis"

1

Consejos para Inmobiliarias: Refinancia tus deudas, usa Internet, céntrate en las promociones de lujo, colabora con otras agencias, mantén contacto con vendedores, recorta gastos, invierte en publicidad, escribe un blog, pide que te recomienden

InmobiliariasPublica Inmosfera un artículo que ofrece consejos para sobrevivir a la crisis inmobiliaria orientado hacia las Agencias Inmobiliarias. Hacemos eco del mismo por si quieren tomar en cuenta estas sugerencias:

"Si fuese director de una agencia inmobiliaria haría lo siguiente para intentar sobrevivir a la crisis:

1. Hablar con mi banco para intentar refinanciar mi deuda. Intentaría obtener más dinero a través de un préstamo o una póliza para disponer de liquidez en los próximos meses.

2. Me volcaría en internet para obtener clientes, compradores, propiedades, etc. Por norma general, el perfil de usuario de internet en España es de un nivel económico medio-alto (gente con dinero) con un buen trabajo y unos ingresos considerables. En definitiva: la persona idónea para comprar una casa. Si no lo has hecho ya, actualiza tu página web y empieza a promocionarla en todas partes.

...continúa leyendo "Soy una Inmobiliaria ¿Qué debo hacer para ser efectivo en mi negocio?"

Los empresarios chinos son un potencial cliente para las agencias inmobiliarias 

París, capital del amor y del lujo y de la exuberancia, llama a las puertas de los magnates asiáticos. Los chinos se están convirtiendo en los clientes más mimados por las agencias inmobiliarias de lujo.

"Sembrada de edificios únicos de arquitectura singular, París -como Madrid o Barcelona- está cada vez menos al alcance de los parisinos y más de los exiliados de los países emergentes que eligen su suelo para vivir, y también para comprar. Estos manejan presupuestos mucho más acorde con el valor de los inmuebles, en torno a los 15 millones de euros, según la agencia inmobiliaria John Taylor".

elmundo.es

1

 

26 julio - Foursquare
Foursquare. Regístrate, encuentra tus amigos y libera tu ciudad.

 

Frente a experimentos fallidos como el de Google Base -los listados inmobiliarios de Google Maps- en Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y Japón; surje la creación de páginas-marca en Foursquare.

La creación de una marca inmobiliaria, permite a los portales del sector crear un listing de sugerencias que no sólo contenga las inmobiliarias que se publicitan en sus páginas, sino aconsejar sobre lugares de ocio y divertimento.

Sin duda, ésta se perfila como una potente herramienta para la promoción del servicio inmobiliario.