Saltar al contenido

2

Grúa recortada contra el cielo y las nubes, metáfora de la situación de la construcción en España

La recuperación del sector de la vivienda en construcción va por barrios. Así lo recoge un informe elaborado por el Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (Itec), que ha creado un rating de esta industria por comunidades autónomas, como si se tratara de las clasificaciones que hacen las grandes agencias como S&P o Fitch con la deuda de los países. Con una nota de Aa, es decir, un sobresaliente, destacan Baleares, el País Vasco y Madrid, mientras que en con las peores calificaciones (que vendría a ser un suspenso, el bono basura del ladrillo) están la Comunidad Valenciana, Murcia y Castilla-La Mancha, para las que la institución prevé una "recuperación menos intensa" que el resto. "Vemos que, en general, el rating es más elevado en las comunidad con más actividad económica, es decir, que la crisis se está deshaciendo allí donde crece más la economía", según Josep Ramon Fontana, jefe del Departamento de Mercados del ITeC.

...continúa leyendo "¿Qué nota tiene la construcción en tu comunidad? Solo tres sacan un sobresaliente"

5

Los datos son contundentes y ponen de relieve cómo la crisis demográfica tendrá consecuencias negativas, especialmente sobre la construcción de viviendas y su industria auxiliar. Las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) estiman que en los próximos 15 años, hasta 2031, se crearán en España apenas 902.633 hogares. Es decir, 60.175 hogares cada año. Para hacerse una idea de lo que significa esta cifra, hay que tener en cuenta que entre 2001 y 2011, se crearon, cada año, 389.652 hogares. Es decir, seis veces más que en el futuro inmediato, reflejo del intenso cambio demográfico que se está produciendo. España se convertirá de aquí a 50 años (2031), en un país envejecido y lleno de hogares solitarios. Según el estudio, 5,52 millones de viviendas tendrán un único habitante, un incremento del 19,8% respecto a la actualidad. Para 2066, España perderá casi 5,4 millones de habitantes sobre los 46,4 millones actuales.

apartamentos-construccion-losalcazares-murcia

La población española alcanzará el próximo año 2017 un punto de inflexión en términos absolutos. Tras crecer levemente este 2016 hasta los 46,43 millones de habitantes, a partir del año que viene, el número de personas que viven en España comenzará un descenso que no se interrumpirá en los 50 años que abarca la proyección del INE.

En los años de expansión económica, la entrada de inmigrantes se disparó y contribuyó de manera decisiva a orientar el patrón de crecimiento (junto al contexto macroeconómico y los tipos de interés) hacia la vivienda y otras industrias anexas. En los próximos años, sin embargo, sucederá todo lo contrario. Si no cambia la realidad demográfica, la construcción de viviendas, muy intensiva en mano de obra, seguirá perdiendo importancia en la economía respecto del PIB, con todas las implicaciones que ello tiene. Muchísimas industrias como las destinadas a fabricar bienes de consumo duraderos (electrónica, mobiliario...) dependen en buena medida del mercado de la vivienda.

Stock, demanda y vivienda nueva

No se trata de un fenómeno puntual. Ni siquiera en 2015, con un fuerte crecimiento económico y después de que los precios de la vivienda hayan caído en términos reales (sin inflación) cerca de un 40%, el número de nuevos hogares apenas se incrementó en 43.100 unidades, lo que muestra la intensidad del fenómeno. Hay que tener en cuenta, además, que el mercado inmobiliario todavía está pendiente de absorber los excedentes del "boom" inmobiliario registrado en los primeros años del siglo, lo que hace más difícil que el sector de la vivienda tire con fuerza.

De hecho, los incrementos de demanda que se han producido en los últimos años están influidos de forma muy relevante por la compraventa de pisos de segunda mano y con la adquisición de viviendas nuevas construidas en los años del "boom" (todavía existe medio millón de viviendas sin vender), más que con la oferta de obra nueva propiamente dicha. No hay que olvidar que, según los datos del INE, el 68% de las viviendas construidas en España fueron edificadas después de 1971, lo que refleja un parque inmobiliario relativamente joven, sobre todo fuera de los núcleos urbanos, que tardará tiempo en ser sustituido. Hoy se venden dos veces más viviendas usadas que nuevas.

Las cifras más recientes del Banco de España indican, en concreto, que la oferta de viviendas nuevas en los últimos 12 meses se limita a 59.000 unidades. Muy por encima de las 34.000 viviendas de 2013, pero a años luz de los más de 800.000 pisos que se llegaron a construir en los años de fuerte expansión económica. Esto significa que el desplome de los tipos de interés, en este sentido, está teniendo más un efecto sobre el desendeudamiento de los hogares que sobre la adquisición de viviendas. En todo caso, los 60.000 hogares que se crearán anualmente hasta 2031, si se cumplen las proyecciones del INE, son una cifra que se sitúa muy lejos de las 150.000 viviendas que ha reclamado recientemente la patronal CEOE para hacer sostenible la industria de la construcción. Un número que se considera adecuado para equiparar a España con los ratios existentes en la Unión Europea.

Proyección en la creación de hogares en España

Según el estudio, el número de hogares aumentaría en todas las comunidades autónomas a lo largo del periodo 2016-2031, menos en Asturias (-4,3%), Castilla y León (-3,7%), Cantabria (-1,2%) y País Vasco (-0,4%). Mientras que los mayores crecimientos se darían en las ciudades autónomas de Melilla (27,6%) y Ceuta (16,4%), Canarias (15,3%) y Madrid (11,1%). Si bien con fuertes diferencias territoriales, se estima que la creación de nuevos hogares bajará en la tercera parte de las provincias españolas en la próxima década, a menos que se produzca un fuerte aumento de población inmigrante.

De este modo, los descensos de población hasta 2031 serán especialmente fuertes en las comunidades autónomas más rurales. Castilla y León, perderá en los próximos tres lustros 262.068 habitantes, uno de cada diez residentes. Galicia registrará un descenso de 230.722 habitantes, una población equivalente a la de toda la ciudad de A Coruña. En términos relativos, la mayor caída la protagonizará Asturias, que con una pérdida de 115.500 personas, verá cómo su población se reduce en un 11,1%. No obstante, la desertización del medio rural correrá pareja al crecimiento de población en las regiones más urbanas, sobre todo en sus áreas metropolitanas. La Comunidad de Madrid ganará 331.453 habitantes hasta 2031, un 5,2% más. Frente al área de la capital de España, Cataluña apenas crecerá un 0,2%, con 16.182 habitantes más en los próximos 15 años, según el INE.

Por otro lado, el tamaño medio del hogar a lo largo del periodo 2016-2031 disminuiría en todas las comunidades, salvo en las Islas Baleares. Los mayores descensos se registrarían en Galicia y en las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta, mientras que los descensos más moderados se darían en Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana. En cuanto al porcentaje de hogares unipersonales, Asturias se situaría en cabeza (con un 34,2% del total), seguido de Castilla y León (33,2%) y Navarra (32,4%). La ciudad autónoma de Melilla sería el único territorio en el que el porcentaje de hogares de una persona no alcanzaría el 20%. Mientras tanto, los hogares con cinco o más personas pasarán a ser casi una reliquia del pasado: en 2031 habrá algo menos de 800.000 en toda España.

creacionhogares-ine-2016

España envejece

El claro descenso en el número de hogares, lógicamente, tiene que ver con circunstancias socioeconómicas, pero, sobre todo, demográficas. Así, en los 15 próximos años, España perdería 552.245 habitantes (un 1,2%), lo que situaría su población en 45,9 millones de personas en 2031. Dentro de 50 años, el descenso sería de más de 5,3 millones de habitantes (un 11,6%). De esta forma, la población se reduciría hasta 41,1 millones en 2066. A nivel de intercambio de inmigración, de mantenerse este nivel (343.614 inmigrantes anuales y una población española con menos jóvenes dispuestos a irse) España ganaría casi 115.000 habitantes hasta el año 2020 en sus intercambios de población con el extranjero. Esta tendencia se reforzaría en años sucesivos, con una ganancia neta de población debida a migraciones de casi 3,1 millones de personas en los 50 próximos años, según el INE. No obstante, aunque de forma súbita ahora aumente la tasa de natalidad, hasta al menos dos décadas no tendría efectos sobre el mercado inmobiliario. Salvo otra fuerte oleada de inmigración que lo impulsara.

El envejecimiento de los nacidos en el llamado baby boom (la explosión de la natalidad entre 1946, tras la Segunda Guerra Mundial, y mediados de los años 60 del siglo pasado) y de la generación posterior, acelerará la mortalidad entre los años 2046 y 2066. Esto sumado a la reducción de los nacimientos en los próximos 15 años (entre 2016 y 2030 nacerán unos 5,3 millones de niños, un 22% menos que los partos registrados desde principios de la centuria) hará que el saldo vegetativo y la cifra global de población se precipite.

Menos población y menos viviendas a construir tienen también efectos adversos sobre los ingresos públicos, y eso, a su vez, influye en la sostenibilidad del Estado de bienestar. En particular, en las comunidades autónomas, cuya recaudación tiene una gran exposición al ciclo residencial.

Gráfico: elpais.com - INE: Proyección de hogares 2016–2031

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Entre enero y julio de 2016 se terminó la construcción en España de 23.954 viviendas, lo que supone una caída del 12,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según datos del Ministerio de Fomento. Comenzó 2016 con la cifra de pisos terminados subiendo tras 8 años de caídas en tasa interanual, pero en mayo cambió la tendencia y entró en terreno negativo.

tetuan-madrid

Del total de pisos terminados hasta julio, el 98,7% (23.637) correspondieron a promotores privados y el 1,3% (317) a las administraciones públicas. Con respecto a un año antes, la construcción de pisos de promotores privados bajó un 12,8%, y en el caso de las administraciones públicas el descenso fue del 14,8%.

Entre la iniciativa privada, 13.484 correspondieron a sociedades mercantiles, con un descenso interanual que rozó el 13%; 8.834 a personas físicas y comunidades de propietarios (-5,3%), y 681 a cooperativas (-39%). Además, hay 638 visados de fin de obra de otro tipo de promotor privado. Por otra parte, el valor de liquidación de la ejecución material de las obras para la construcción de pisos y casas se redujo un 18,3% hasta julio, con 3.061,4 millones de euros.

El número de pisos y casas terminadas en España sumó en 2015 ocho ejercicios consecutivos de caídas, y de seguir a la baja en 2016 sumaría ya nueve años de descensos. Desde el máximo de 2007 (641.419 viviendas), la cifra ha bajado un 93% respecto al cierre de 2015 (45.152).

...pero el número de visados para obra nueva sube un 37%

Los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España se situaron en 39.497 viviendas desde enero hasta julio de 2016, un aumento del 37% en comparación con el mismo periodo del año anterior (28.841 unidades). De esta manera, los permisos para construir viviendas mantienen en lo que va de 2016 la senda del crecimiento, después de encadenar en 2014 y 2015 dos años consecutivos en positivo, según datos del Ministerio de Fomento.

De la cifra total de visados hasta julio, 29.362 fueron de pisos en bloque (con una subida interanual del 45,6%) y 10.129 de viviendas unifamiliares, con un aumento anual del 17%. Además, se solicitaron seis permisos para otro tipo de edificios no destinados a viviendas familiares, frente a los 15 del inicio de 2015.

Esta subida en los siete primeros meses de 2016 llega después de que en 2015 se consolidara la recuperación de los visados (con una mejora del 42,5%), que se inició en 2014, ejercicio en que se rompió con siete años consecutivos en negativo al repuntar un 1,7% (hasta las 34.873 unidades).

Este indicador del mercado inmobiliario marcó en 2013 un mínimo histórico (34.288 unidades), cifra que desde el máximo alcanzado en 2006, con 865.561 visados, suponía un desplome del 96%.

Madrid lidera la recuperación: hasta mayo con un 66,1% más de licencias

Según reflejan los datos estadísticos facilitados por el Ministerio de Fomento, las licencias de obra nueva para la construcción de viviendas en Madrid se han elevado un 66,1% de enero a mayo de 2016 en comparación con el mismo periodo del año anterior, mientras que la media nacional se sitúa en un 27%.

Así lo ha señalado el consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán, durante la inauguración de Congreso Nacional Inmobiliario que, bajo el título 'De la recuperación a la innovación', ha sido organizado por la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE). "El sector inmobiliario está experimentando en los últimos años una importante reactivación, tal y como reflejan los últimos datos". "Se trata de un sector estratégico, cuya aportación al PIB es muy necesaria para el crecimiento económico.

De este modo, es la Comunidad de Madrid la que está liderando esta reactivación de la construcción, impulsada por la mejora en la capacidad adquisitiva de los ciudadanos, así como por una mayor confianza de los inversores en la región". El consejero afirmó que "es necesario, para consolidar y reforzar esta recuperación, seguir trabajando y adaptar el sector a los nuevos tiempos, innovando para lograr espacios más accesibles, confortables y menos contaminantes".

El mercado mueve en el primer semestre casi 30.000 millones de euros

El mercado de vivienda libre en España movió 29.807,1 millones de euros en el primer semestre de 2016, lo que supone un aumento del 21% en comparación con el mismo periodo de tiempo en el 2015 (24.588,9 millones), año que se cerró con 51.000 millones de euros (+10,3%).

Según datos del Ministerio de Fomento, los casi 30.000 millones de euros se corresponden con las 215.884 transacciones de vivienda libre que se hicieron entre enero y junio, un 17,8% más que en el año anterior, cuando las ventas alcanzaron las 183.30 viviendas. En concreto, las viviendas libres de segunda mano movilizaron 26.441,7 millones (un 24,8% más), mientras que la cuantía en los pisos nuevos fue bastante inferior, con 3.365,5 millones (-1,4%). En el segundo trimestre Fomento comenzó a detectar la generalización de la recuperación en la compraventa, extendiéndose a más ciudades.

Madrid fue la región en la que se registró mayor cuantía en las transacciones de vivienda libre en los seis primeros meses del año, con 5.888,8 millones de euros. Por detrás se situaron Cataluña (5.858,8 millones), Andalucía (5.003,1) y la Comunidad Valenciana (3.484,7).

A continuación se encuentran Baleares (1.667,9), País Vasco (1.618,7), Canarias (1.349), Castilla y León (922,7), Galicia (773,9), Murcia (666), Castilla-La Mancha (634,1) y Aragón (530,2). Mientras, las regiones en las que el sector de la vivienda libre movió menos dinero fueron Asturias (363,9), Cantabria (300,9), Navarra (281,7), Extremadura (234,9), La Rioja (150) y Ceuta y Melilla (77,4 entre las dos).

Fuentex: elmundo.es - Ministerio de Fomento

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

¿Es posible la recuperación económica de forma intensa sin "boom" inmobiliario? Posiblemente antes de la crisis económica, para muchos la respuesta hubiera sido que no. La construcción y, en particular, la inversión inmobiliaria han sido históricamente el principal motor de la actividad económica en España, junto al turismo y el automóvil. Aunque algo está cambiando. El peso del ladrillo respecto del PIB ha caído a la mitad. Pero, aun así, la economía crece a un ritmo anual del 3,4%, y en el último año se crearon más de medio millón de puestos de trabajo, es sí, muchos en precario.

construccion-pisos-torrevieja

No se trata de un fenómeno pasajero. Al menos por el momento. El último informe de la Comisión Europea sobre España estima que la inversión en la construcción se ha estabilizado y, a pesar del cambio de ciclo producido en el mercado de la vivienda, se espera que su crecimiento solo sea “muy moderado” hasta 2017. Es decir, que no habrá "boom" inmobiliario a corto plazo si se cumplen las previsiones de Bruselas.

¿Qué hay detrás de este proceso? Los servicios técnicos de la Comisión lo achacan a un cierto cambio en el patrón de crecimiento, ahora menos dependiente del ladrillo por razones estructurales. Y, en concreto, se apunta a que la actividad residencial está siendo sustituida por otras inversiones. Así, la inversión en bienes de equipo durante la crisis, por ejemplo, fue moderada, pero repuntó con fuerza en 2014 y lo mismo ha sucedido en 2015. La conclusión que saca la Comisión Europea es que ello podría reflejar que la especialización productiva de la economía "está orientada hacia productos tecnológicos de valor medio-bajo" y ya no tanto en la construcción.

Un reciente informe de Seopan, la patronal de la construcción, incide en la misma dirección. El ladrillo se está recuperando, pero lo hace de forma moderada, no intensa. Justo lo contrario de lo que sucedió en anteriores periodos de expansión. Para Seopan, el rasgo más destacable en 2015 fue la concurrencia de un crecimiento positivo en todas las comunidades. Por la intensidad en su avance, destacaron: Navarra, Extremadura, Castilla-La Mancha, País Vasco, Castilla y León y Cantabria. La tasa media de crecimiento fue del 5,2%, estimándose las tasas más moderadas en Baleares, Aragón, Murcia y Cataluña.

Actividad constructora por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, según Seopan, la incidencia de la actividad constructora alcanza su máximo en Extremadura, con un peso del 6,8%, superior en 1,8 puntos con respecto de la media nacional. La siguen Cantabria, Galicia y Castilla-La Mancha. Las regiones de Canarias, Cataluña y Madrid exhiben una representatividad del sector inferior al 4,4%, es decir, muy lejos de los niveles previos a la crisis cuando el peso del valor añadido de la construcción respecto del PIB llegó a ser del 10%. Hoy representa la mitad, lo que da idea del ajuste que ha sufrido el sector.

Los factores que explican esta moderada recuperación son, fundamentalmente, tres: continúa el desapalancamiento de las familias (los hogares prefieren pagar deudas antes que emprender nuevas inversiones, pese al descenso de los tipos de interés nominales), razones demográficas (salida de inmigrantes y caída de la natalidad en las últimas décadas) y, por último, los salarios, que han subido menos de lo que lo han hecho los precios desde el comienzo de la recuperación. Pero también, como recuerda la Comisión Europea, a pesar de algunos signos positivos, sigue existiendo un gran "stock" de viviendas sin vender.

El impacto demográfico es especialmente significativo. Como recuerda el último análisis del servicio de estudios del BBVA sobre el mercado inmobiliario, las proyecciones demográficas de largo plazo más recientes del Instituto Nacional de Estadística (INE) indican que España continuará perdiendo población en los próximos años, y que el proceso de formación de hogares "se reducirá de forma significativa hasta finales de la próxima década, situándose en una media del entorno de 60.000 nuevos hogares al año, cuando en los últimos 10 años el aumento ha sido de 240.000 hogares/año".

La conclusión que sacan sus economistas es que, en el caso de confirmarse estas proyecciones, la construcción de viviendas destinadas a satisfacer la demanda de los nuevos hogares descendería de forma relevante en relación con la media histórica, "lo que tendría repercusión en el sector inmobiliario en lo que a la actividad edificadora se refiere: el segmento de la promoción residencial podría reducir todavía más su tamaño".

Esta moderada evolución del ladrillo contrasta, sin embargo, con el hecho de que la burbuja inmobiliaria, según Bruselas, ya se ha pinchado. La diferencia de sobrevaloración calculada con respecto a los fundamentos de la oferta y la demanda (es decir, los precios reales de la vivienda, la población total, la inversión real en vivienda, la renta real disponible per cápita y el tipo de interés a largo plazo real) "se eliminó ya en 2012". Pese a ello, el sector sigue sin despegar con fuerza. Tanto en la parte residencial como en la obra civil, en este caso debido a que la economía sigue absorbiendo los enormes proceso de inversión que se produjeron antes de la crisis y a que los gobiernos están obligados a reducir el déficit.

Los pisos suben más que los salarios

En el caso de los salarios, la Comisión Europea considera que los ratios de asequibilidad (precio/ingresos) y dividendos (precio/alquiler) "casi volvieron a sus promedios a largo plazo en 2014, pero la diferencia ha empezado a resurgir". Es decir, que las nóminas no suben como los precios y eso desincentiva la actividad inmobiliaria. Los indicadores más recientes apuntan, igualmente, en ese sentido. Como ha señalado el último informe del Banco de España, "se podría haberse producido una leve desaceleración de la actividad en los primeros meses de 2016".

En cuanto a los indicadores que anticipan la actividad futura, el Banco de España estima que los visados de obra nueva residencial se situaron en enero por encima del promedio mensual observado en el conjunto del año 2015, "lo que augura un mantenimiento de la recuperación de la construcción de viviendas", pero de escasa intensidad. No obstante, la cifra de pisos terminados arranca 2016 subiendo un 10,8% tras ocho años de caídas. Mientras que, por el contrario, los indicadores de licitación de obra pública siguieron en febrero mostrando una "notable atonía". El propio Gobierno, en su actualización del Programa de Estabilidad, ha estimado que la construcción crecerá entre 2016 y 2019 en el entorno del 4,7%, por debajo del 5,3% registrado en 2015.

El servicio de estudios del BBVA, por su parte, espera que las viviendas terminadas comiencen a crecer en algunos mercados, mientras que en otros podrían alcanzar el suelo. Por su parte, los visados, ligados a la iniciación de nuevas viviendas, crecerán a una tasa anual del entorno del 30%. Esto, unido al mayor dinamismo que se aprecia en el mercado de suelo, "garantiza", según la entidad, el avance de la actividad constructora. Así, se espera que en 2016 la inversión en vivienda crezca a una tasa del 3,8%, elevando el peso de esta inversión hasta el 4,6% del PIB. Todavía muy por debajo de su peso histórico. Menos de la mitad.

Fuente: elconfidencial.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Durante los años del boom inmobiliario fueron pocos los casos en los que la construcción de una promoción de viviendas terminó en fiasco. Es decir, que no se entregaron las casas o pisos en construcción a sus compradores y tampoco se les devolvieron las cantidades de dinero aportadas. Sin embargo, con el estallido de la burbuja y la quiebra de muchas promotoras esta situación indeseable se convirtió en noticia en no pocas ocasiones. El Gobierno trató de paliar esta situación el pasado año con la modificación introducida por la Ley 20/2015 de 14 de julio, de Ordenación, Supervisión y Solvencia de las entidades aseguradoras y reaseguradoras, en la parte que hace referencia al régimen de garantías en la compra de vivienda sobre plano de la Ley de Ordenación de la Edificación. Pero distintos expertos aseguran que no se ha conseguido alcanzar las expectativas y explican por qué.

plano-piso-marbella

Hasta ahora, la norma establecía que "la percepción de cantidades anticipadas en la edificación por los promotores o gestores se cubrirá mediante un seguro que indemnice el incumplimiento del contrato en forma análoga a lo dispuesto en la Ley 57/1968, de 27 de julio, sobre percepción de cantidades anticipadas en la construcción y venta de viviendas". Es decir, la anterior regulación ya establecía la obligatoriedad de asegurar las cantidades entregadas a cuenta por los compradores sin especificar a partir de qué momento surgía dicha obligatoriedad. Eso es lo que ahora cambia. Desde el 1 de enero del presente año entró en vigor la nueva ley, se delimita cuándo comienza a aplicarse esa obligación de garantizar el dinero anticipado en una compra de vivienda sobre plano, que no es otro que el de la obtención de la licencia de obras.

Y es aquí donde surgen las primeras discrepancias. Mientras hay expertos que consideran que la modificación no excluye las cantidades entregadas con anterioridad a la obtención de la licencia y solo pretende determinar el momento de entrada en vigor de la garantía, otros, como Fernando Salmerón, directivo del bufete Salmerón, sostienen que el cambio deja más desprotegidos a los compradores de lo que lo estaban antes de enero al explicitar que la garantía solo cubre las cantidades aportadas a partir de la obtención de la licencia. De la misma opinión es David Fernández, socio de El Defensor de tu Vivienda, que recuerda cómo la anterior ley que deroga la actual, de 1968, fue pionera en la protección de los consumidores por los casos que entonces se producían en los que cientos de familias perdieron todos sus ahorros al comprar sus viviendas sobre plano. Fernández critica que ahora las garantías solo operen a partir de la obtención del permiso de edificación, "cuando el 90% de las reclamaciones se produce por el dinero entregado antes de la licencia, ya que a partir de las autorizaciones, el riesgo de que las casas no lleguen a entregarse es mucho menor".

Fuentes del Ministerio de Economía confirman que la norma aprobada en julio no tendrá desarrollo reglamentario, "ya que consideramos que está muy clara en sus términos actuales" y explican que entienden que la garantía no se active antes de la licencia de obras, "puesto que antes de ese momento es difícil que una compañía de seguros quiera asegurar nada, ya que no hay nada que asegurar". Desde la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima) recuerdan que hasta que se no se consigue dicha licencia, no empieza la comercialización de las viviendas.

Otra de las críticas a la nueva regulación hace referencia al periodo de caducidad que impone para los avales. Tal y como recuerda Fernando Salmerón, hasta ahora, si una promotora incumplía la fecha de entrega de llaves de las casas y se negaba a devolver las cantidades entregadas a cuenta se podía reclamar al promotor por un periodo que en términos generales podía prolongarse hasta pasados 15 años desde la fecha prevista para la recepción de las viviendas. Ahora, "al establecer que los avales caducan a los dos años desde la citada fecha (lo que significa que una vez transcurridos los mismos ya nada se puede reclamar), el comprador se encuentra claramente más desprotegido que con el marco legal anterior".

La jurisprudencia ha dado la razón a quienes aseguran que el aval debe cubrir todas las cantidades abonadas, independientemente de si se pagaron antes o después de la licencia de obra. Entiende que el legislador ha cedido a las presiones de la banca y el sector asegurador porque con la actual normativa, muchos siniestros que antes se juzgaban y ganaban en los tribunales puede que a partir de ahora no sean considerados como tales. Además, recalca que la norma no establece de quién es la responsabilidad si se demuestra que el promotor no había contratado las pólizas o avales preceptivos.

Y todo esto se produce con una significativa recuperación inmobiliaria en ciernes. La producción de casas crece a tasas de casi el 30%, por lo que las grúas y las casetas de venta vuelven a poblar el paisaje de algunas ciudades y las compras mejoran un 7,3% anual, y con una estimación para construir este año entre 100.000 y 175.000 viviendas nuevas, todo un cambio tras haber vivido el sector la peor crisis de su historia reciente.

Seis consejos a tener en cuenta al comprar sobre plano

Desde el Bufete Salmerón aconsejan seguir estos seis sencillos pasos si se quieren obtener todas las garantías cuando se está pensando en comprar una vivienda de nueva construcción sobre plano:

  1. En primer lugar comprobar quién vende la casa, si es un promotor, por ejemplo, qué experiencia tiene en el sector, datos relativos a la solvencia financiera de la empresa y, de vital importancia, si es o no propietario del suelo sobre el que anuncia que edificará las viviendas que vende.
  2. Revisar el contrato privado que se firmará con la empresa, y que no se elevará a público ante un notario hasta que se produzca la entrega de llaves. Se deben leer con atención todas y cada una de las cláusulas que incluya el contrato y preguntar todas las dudas que surjan. El promotor, por ejemplo, no podrá incluir en una de esas cláusulas que podrá variar de manera unilateral el diseño de los pisos.
  3. Se deben requerir los planos de la vivienda a la vez que se firma el contrato.
  4. El documento que facilite la empresa promotora debe incluir el precio final de la vivienda que se adquiere, con el IVA incluido (que es el impuesto que grava a las casas nuevas), fecha exacta de entrega de llaves, no aceptar vagas aproximaciones.
  5. Todos los pagos a cuenta que realice durante el tiempo que se prolonga la construcción de las viviendas deberán realizarse a través de transferencia bancaria y compruebe que su destino es una cuenta separada e independiente abierta por el promotor a tal efecto. De tal forma que con esas aportaciones que realizan los compradores el promotor solo debe hacer frente a los gastos de edificación y no a los de compra del suelo, ni a la tramitación de los planes parciales o a los gastos de urbanización. En esa cuenta deberá consignarse de este modo el dinero objeto del aval.
  6. Por último, exija que se haya constituido un aval general de toda la promoción que garantice todas las cantidades entregadas a cuenta por todos los futuros propietarios de cada una de las casas que componen la promoción. Y, por supuesto, reclame el aval individual, garantizado por un banco o una compañía de seguros que será el que le indemnice y permitirá que recupere el dinero pagado en caso de que no le puedan entregar la vivienda que usted compró.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –

Con la selección de esta semana vamos a descubrir 16 fantásticas casas de diseño moderno, sofisticadas y con todo lujo de detalles, a estrenar o en construcción ¡desde 190.000 euros! Estilos modernos y sofisticados, materiales de calidad, domótica, entornos de naturaleza y mar... Nuestra ruta por estos espectaculares chalets y villas de arquitectura contemporánea con preciosos jardines y piscinas para soñar en Villalbilla (Madrid), Platja d’Aro (Costa Brava, Girona); Adeje (Tenerife, Islas Canarias); Santa Eulalia del Río (Ibiza, Baleares); La Pobla de Vallbona (Valencia); San Pedro del Pinatar (Costa Cálida, Murcia); Mijas Costa, Torrox Costa y Marbella en Costa del Sol (Málaga); Orihuela Costa, Calpe, Benissa, Moraira, Altea y Jávea en Costa Blanca (Alicante). Arquitectura moderna y casas de ensueño para disfrutar. ¿Cúal os gusta más?

Villa independiente en venta en Marbella (Costa del Sol, Málaga) - 1.850.000 euros

marbella-malaga1

Una villa muy especial, de alta calidad y espectacular estilo contemporáneo, situada en una de las mejores zonas residenciales de Marbella. Cuenta con 4 dormitorios y 4 baños de 435 m2. Suelo radiante, domótica y mobiliario de diseño.

Chalet independiente en venta en La Pobla de Vallbona (Valencia) - 244.081 euros

vallbona-valencia

Construcción chalet independiente de diseño en Urbanización San Lázaro. Parcela de 600 m2 con piscina y jardín. Tres dormitorios y dos baños. Cocina y salón comedor. Porche techado para vehículo.

Villa independiente en venta en Calpe (Costa Blanca, Alicante) - 725.000 euros

calpe-alicante

Villa de 4 dormitorios y 3 baños, en parcela de 960 metros cuadrados, en una prestigiosa residencia de la ciudad de Calpe, excelente zona residencial, ofrece la iluminación exterior de la zona y vistas al mar.

Villa independiente en venta en Platja d'Aro (Costa Brava, Girona) - 495.000 euros

playadearo-girona

Villa de lujo de 250m2 construidos, 4 dormitorios y 3 baños, parcela de 1000 m2, localizada en una zona privilegiada con seguridad, a solo 7 minutos de Platja d`Aro y sus playas de aguas cristalinas.

Villa en venta en Benissa (Costa Blanca, Alicante) - 475.000 euros

benissa-alicante

Villa de diseño exclusivo en la costa de Moraira, Benissa. 4 dormitorios y 3 baños a sólo 900 m del mar. Terreno, piscina y jardín incluidos.

Chalet pareado en venta en Villalbilla (Madrid) - 190.000 euros

villalbilla-madrid

Chalet pareado en El Viso de 161 m2 y parcela de 350 m2 con 4 dormitorios y 3 baños.

Villa en venta en San Pedro del Pinatar (Costa Cálida, Murcia) - 390.000 euros

sanpedrodepinatar-murcia

Villa moderna con piscina privada en una zona privilegiada cerca de la playa del Mar Menor en la Costa Cálida. 3 habitaciones, 2 baños, cocina moderna, pre-instalación aire acondicionado.

Villa independiente en venta en Marbella (Costa del Sol, Málaga) - 795.000 euros

marbella-malaga

Villa de diseño de 3 dormitorios y 3 baños con una superficie de 200 m2. La urbanización se encuentra apostada en el lado occidental de Río Real, justo al este de la ciudad de Marbella, en una tranquila zona residencial dominada por olivos, laderas cubiertas de pinos, playas, dunas y vistas al mar, un lenguaje arquitectónico elegante con un entorno natural tranquilo.

Villa en venta en Altea (Costa Blanca, Alicante) - 399.900 euros

altea-alicante

Villa moderna a cinco minutos de Altea y El Albir. Nuevo proyecto en zona residencial rodeada de la naturaleza, parques, áreas de deportes. Dos pisos, 210 m2 construidos. Alta calidad y piscina privada 7 x 3 metros.

Villa independiente en venta en Torrox Costa (Costa del Sol, Málaga) - 279.000 euros

torrox-malaga

Villa moderna y de reciente construcción en Torrox Costa. 250 m2 construidos + sótano de 120m2 con piscina interior (por terminar), amplio salon comedor de 60 m2, cocina abierta de diseño totalmente amueblada y equipada, 3 terrazas con preciosas vistas al mar, jardín, plaza de aparcamiento para 2 coches, materiales de alta calidad.

Villa en venta en Orihuela Costa (Costa Blanca, Alicante) - 229.000 euros

orihuelacosta-alicante

Moderno chalet independiente de 3 dormitorios y 2 baños con las más altas calidades y diseño vanguardista. El conjunto residencial está ubicado en un ambiente tranquilo con amplios espacios verdes en la privilegiada a tan sólo 5 minutos dispone de una de las mejores playas de Costa Blanca, La Zenia.

Chalet independiente en venta en Adeje (Tenerife, Islas Canarias) - 615.000 euros

adeje-tenerife

Maravillosa villa con vistas increíbles situada en la zona de siam park. Consta de tres dormitorios, dos baño, mas apartamento privado para invitados con un dormitorio y un baño. Terrazas en planta baja y alta, jardín, piscina privada y garaje privado.

Villa independiente en venta en Mijas Costa (Costa del Sol, Málaga) - 680.000 euros

mijas-costa

Estupenda villa de lujo, nueva a estrenar localizada en la cala de Mijas. Tiene una parcela de 400 metros cuadrados y una superficie construida de 255 metros cuadrados, distribuidos en tres plantas, sótano, baja y alta. Tres amplios dormitorios, dos baños completos y un aseo.

Villa en venta en Jávea (Costa Blanca, Alicante) - 475.000 euros

javea-alicante

Casa de diseño en Jávea de 3 dormitorios y 4 baños distribuidos en 203 m2. Parcela de 1.050 m2 con piscina de 9x4. Cocina moderna, doble acristalamiento, zona ajardinada, central calefacción por suelo radiante, aire acondicionado paneles solares para agua caliente, 10 años seguro y marquesina doble.

Villa independiente en venta en Santa Eulalia del Río (Ibiza, Baleares) - 2.200.000 euros

santaeulalia-ibiza-baleares

Villa moderna de nueva construcción con vista panorámica al campo y al mar. La villa está a unos minutos desde Ibiza y Santa Eulalia, en una colina. Tiene un terreno de 15. 000 m2. La casa tiene una superficie de aprox 450 m2 más sótano, 3 dormitorios, una oficina, salón, comedor y cocina. La villa tiene un bonito jardín con piscina.

Villa en venta en Moraira (Costa Blanca, Alicante) - 1.350.000 euros

moraira-alicante

Fantástica villa de diseño en Moraira. Esta propiedad exclusiva del arquitecto Víctor M. Labéguère, es una villa de ensueño, perfectamente pensada y diseñada para optimizar sus vistas panorámicas al mar. 5 dormitorios, 3 baños, Sup. Parcela 915 m2, Sup. Const. 504 m2.

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Los visados autorizados para la construcción de nuevas viviendas en España se situaron en 31.612 unidades entre enero y agosto de 2015, lo que supone un aumento del 27,9% en comparación con el mismo periodo del año anterior (24.715 unidades). Este indicador del mercado inmobiliario marcó en 2013 un mínimo histórico (34.288 unidades), cifra que desde el máximo alcanzado en 2006 (865.561 visados), suponía un desplome del 96%. Esta importante subida en lo que va de año llega después de que la obra nueva rompiera en 2014 con siete años consecutivos en negativo, al subir un 1,7% (34.873 unidades). Según datos del Ministerio de Fomento, hasta agosto la cifra total de visados en el conjunto del periodo, fue de 22.058 para la construcción de pisos en bloque (con una subida interanual del 31,3%) y 9.538 de casas unifamiliares, con un aumento anual del 20,6%.

Edificio de viviendas en construcción

No obstante, el Banco de España sigue viendo riesgos con la recuperación del mercado de la vivienda y llama a la calma. Para justificar su prudencia, alerta sobre tres importantes factores que limitan afirmar que definitivamente se ha enterrado el fantasma de la crisis inmobiliaria. El alto endeudamiento de las familias, la fuerte tasa de paro y el abultado stock de pisos sin vender constituyen para el banco emisor un grave problema, ya que, según estima, podrían limitar la recuperación a corto plazo.

Así, el bo­letín eco­nó­mico del Banco de España del mes de oc­tubre afirma que, tras el "intenso y pro­lon­gado ajuste del mer­cado in­mo­bi­lia­rio" (ocho años) el sector ca­mina hacia una "incipiente es­ta­bi­li­za­ción”, con la “suave re­cu­pe­ra­ción” de las ventas de vi­vien­das, alen­tada por la me­jora ge­ne­ra­li­zada de la ac­ti­vidad eco­nó­mica y el di­na­mismo del mer­cado de tra­bajo. La en­tidad des­taca tam­bién como muy po­si­tivo el cambio que la banca ha ini­ciado, re­la­jando por pri­mera vez su po­lí­tica de con­ce­sión de cré­ditos para la compra de pisos desde el es­ta­llido de la bur­buja.

Con el crecimiento actual, con 40.000 casas nuevas al año serían suficientes

Según el Banco de España, en el mejor de los casos, con una recuperación económica que intensifique el retorno masivo de inmigrantes, serían necesarias unas 200.000 viviendas nuevas anuales hasta 2030. Con el crecimiento actual, 40.000 serían suficientes. En esas incertidumbres del Banco de España sobre lo que pueda pasar en los próximos tres lustros, el boletín económico de octubre hace el ejercicio de analizar las perspectivas del mercado residencial, entre demanda potencial y demanda efectiva. La primera está relacionada, fundamentalmente, con factores demográficos, mientras que la demanda efectiva depen­de de factores más coyunturales, tales como la disponibilidad de crédito, la tasa de paro juvenil o el coste de uso de la vivienda.

De no cambiar las cosas, en los próximos 15 años España sufrirá una contracción de la población del 2,2%, por un descenso de los extranjeros de un 36,7%, que se compensaría parcial­mente por el aumento del número de nacionales en un 1,6%, no por un inesperado aumento de la natalidad, sino por la adquisición de la nacionalidad españo­la por parte de extranjeros. Caída de la población que llevaría a una creación neta anual de hogares de poco más de 60.000 unidades, y que, en el mejor de los casos (con una evolución económica que permitiera nuevas entradas de inmigrantes), podría multiplicarse por cuatro, hasta el entorno de los 240.000 hogares, en el supuesto de que solo se empezará a construir cuando el stock desaparezca en su totalidad (según Fitch y otros analistas, hay 657.000 viviendas en stock que no se venderán jamás).

En Almería, Castellón y Toledo, no se absorbe el stock de vivienda

A pesar de la mejoría en la compraventa de viviendas todavía queda mucho stock de pisos y casas de nueva construcción sin ser absorbida por el mercado. Los casos más problemáticos los tenemos en las provincias de Toledo, Almería y Castellón, donde las peculiaridades de estas zonas hace prever que el problema no tendrá una rápida solución. Mientras que en estos momentos el stock de vivienda en el conjunto de España está situado en el 2,1% (dato del 2014: 535.734 viviendas nuevas en stock), las provincias de Toledo, Almería y Castellón superan el 5% en ese índice.

En los últimos 5 años la cantidad de viviendas construidas que no absorbía el mercado no ha hecho sino disminuir, pero esta absorción del stock por parte del mercado no ha sido homogénea en todo territorio nacional. En términos absolutos en Castellón hay sin vender 27.275 viviendas, en Almería son 21.728 y el Toledo hay 22.639 casas que todavía no han sido adquiridas. El peor pronóstico lo encontramos en la localidad manchega porque, tal como explica un informe del Banco de España, existían unas enormes expectativas de desarrollo que no se han materializado.

Sin embargo y en número de viviendas en stock, la mayor parte se concentran en Madrid con 41.540 viviendas, Barcelona, con 44.955 viviendas y Alicante con 44.180. La mayor parte de ese excedente de vivienda son inmuebles nuevos que a finales del 2014 todavía seguían sin venderse. Así, las tres capitales más grandes de España: Madrid (1,4%) y Barcelona (1,7%) y Valencia (26.632 y un 1,8% sobre el parque de viviendas), aglutinan gran volumen de la construcción en comparación con otras provincias, "Sin embargo, su stock resulta equilibrado dado el amplio parque de viviendas existente en dichas provincias", según el Ministerio de Fomento.

Al otro lado de la estadística, se encuentran Cáceres, Badajoz y Cantabria. Estas provincias acabaron 2014 con 0% de stock de vivienda nueva sin vender, es decir que se logró vender todo su excedente y parece que no se construyó nueva vivienda.

La construcción de viviendas inicia su recuperación

Tras años de grúas paradas y hormigoneras vacías, la construcción vuelve a consolidarse hoy como uno de los motores de crecimiento de la economía española. La contribución de este sector al Producto Interior Bruto (PIB) alcanzó en el segundo trimestre del año incrementos desconocidos desde comienzos de siglo, con una tasa de variación del 5,8% con respecto al mismo periodo de 2014. El mercado, la actividad más castigada por la crisis, y en parte su origen, se recupera. Además, el sector está creando puestos de trabajo y también empresas: el año pasado registró el mayor crecimiento de los últimos cinco años con 6.634 nuevas sociedades inmobiliarias y ha recuperado cerca de 120.000 puestos de trabajo, eso sí, la mayoría vinculados a obra pública, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). A pesar de los razonables temores del Banco de España, lo cierto es que la recuperación es notable en las principales capitales y en algunas zonas de costa. Así, el sector inmobiliario frena los excesos del pasado, pero se prepara para otra etapa de auge.

No obstante, la recuperación en el sector de la construcción es evidente en determinadas regiones, con repuntes en la actividad en capitales y zonas de gran demanda en la costa. En Cataluña durante el primer semestre del año se construyeron 2.919 viviendas, el doble que en el mismo periodo del año pasado. Crece el 50,5%, liderando el aumento la provincia de Tarragona (106,5%) y Barcelona (70,5%).

Solo en la ciudad de Barcelona el crecimiento es del 97,4% con 845 viviendas de obra nueva iniciadas. Este número de nuevos proyectos supera la cifra total de viviendas nuevas que se empezaron a construir en 2014 (752 durante todo el año), y también el de los dos años anteriores: en 2013 se iniciaron 697 construcciones de viviendas de este tipo y en 2012, un total de 493. Este resurgir de la actividad constructora, también es evidente en las zonas de mayor interés en Madrid, Málaga, Alicante o Valencia, con incipientes repuntes en el número de nuevos proyectos. Por ejemplo, en la ciudad de Sevilla en lo que va de año, se han otorgado licencias de obra para edificar un total de 427 viviendas de nueva creación, frente a las 166 viviendas autorizadas en 2014, lo que supone que casi se ha triplicado la actividad en la capital andaluza.

De este modo, en términos interanuales se observa un incremento significativo de la actividad: los visados aprobados en agosto superaron en un 30,2% a los firmados en el mismo mes del año anterior. Con esto, se acumulan seis meses consecutivos de crecimiento interanual. En consecuencia, los visados firmados en los ocho primeros meses del presente año fueron el 3,3% superior a los firmados en el mismo periodo del año anterior. Con esto, según BBVA Research, no sólo confirma la moderación de la caída de la de la actividad constructora, sino que podría haberse iniciado la recuperación de la misma, algo que deberán seguir confirmando los datos de los próximos meses.

Fuentes: Ministerio de Fomento y Banco de España

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

construccion-visadosEl número de visados para construir nuevas viviendas creció un 28,1% hasta mayo en tasa interanual, frente al 29,9% de un mes antes, al sumar 19.134 certificados, registrando su mejor dato en dicho periodo desde 2012, según los últimos datos del Ministerio de Fomento,

La demanda de permisos para la construcción de pisos y casas mantiene así la tendencia de crecimientos interanuales desde hace 11 meses, que permitió que en 2014 cerrara con el primer aumento desde 2006.

Respecto a 2015, en caso de que durante el resto del ejercicio se mantenga el ritmo de solicitud de nuevos visados registrado hasta mayo (una media de 3.826 certificados mensuales), cerrará con el segundo aumento anual consecutivo, rozando los 46.000 certificados, aunque aún lejos de las cifras récord alcanzadas antes de la crisis.

Por el momento, el total de visados concedidos para vivienda de obra nueva, rehabilitaciones y ampliaciones hasta mayo fue de 30.140, lo que supone un incremento del 20,5% con respecto a 2014.

Por tipo de inmueble, los visados para construir pisos en bloque subieron un 35%, con 13.585 licencias, mientras que en las viviendas unifamiliares crecieron el 13%, hasta los 5.537 permisos otorgados. Por lo que respecta a la superficie, la media para las viviendas unifamiliares se situó en 201 metros cuadrados, mientras que la de los pisos fue de 112 metros cuadrados.

En estos cinco primeros meses también aumentó el número de visados solicitados para reformar o restaurar las viviendas, alcanzando las 10.428 peticiones, un 11,2% más que un año antes. Por contra, en este periodo volvieron a descender las solicitudes para ampliar pisos, que se situaron en 578, un 18,1% menos que entre enero y mayo de 2014.

Los visados arrancaron el año con un crecimiento del 37% hasta los 3.466. En febrero el incremento interanual se disparó hasta el 57%, mientras que en marzo se rompió esta tendencia y cayeron un 13,5% con respecto al número de visados contabilizados el mismo mes de un año antes. En abril volvieron a crecer un 50% y en mayo el 22%. El crecimiento de los visados entre enero y mayo se produjo después de que se experimentasen en 2014 un tímido aumento del 0,003% hasta los 34.873, el primer crecimiento que experimentaba este indicador tras siete años de caídas.

Desde que Fomento empezó a elaborar esta estadística en 1991, los visados alcanzaron su mínimo histórico mensual en agosto del pasado año, cuando solo se contabilizaron 1.585. El máximo histórico se registró en septiembre de 2006 con 126.753.

Fuente: eleconomista.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

viviendanueva-alhaurinelgrandeLa Costa del Sol ha multiplicado por cuatro en un año la cifra de viviendas nuevas proyectadas, según los datos del Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga, correspondiente al segundo trimestre del año, cifras que parecen confirmar la recuperación del sector inmobiliario en la provincia.

De abril a junio, se han visado algo más de 600 casas y pisos en Málaga, el doble que en el primer trimestre del año, cuando fueron 270. Esta cantidad de casas visadas no se lograba en un trimestre desde finales de 2010.

El número de viviendas en construcción en la provincia de Málaga en el segundo trimestre de 2015 ha aumentado considerablemente con respecto a los primeros tres meses de este ejercicio, cuando se impulsaron 270 proyectos. Además, en comparación con el mismo periodo de 2014 ha aumentado un 314 por ciento, pasando de 146 a las 605 de abril, mayo y junio de este ejercicio.

Según los datos del Colegio de Arquitectos de Málaga, el mes más destacado ha sido junio, con 307 viviendas de obra nueva visadas, frente a las 37 del mismo mes de 2014 y 200 más que en 2010. Mientras tanto, en abril se visaron 142 y en mayo, 156.

Las 605 viviendas visadas en este segundo trimestre es un registro que no se alcanzaba desde el último trimestre de 2010, cuando se contabilizaron 655. Entonces, se visaron en el conjunto del año 2.362 unidades, una cantidad que ha ido descendiendo paulatinamente hasta las 798 del pasado ejercicio.

Destaca que en los dos primeros trimestres de este año ya se han visado más viviendas, en concreto 875, que en todo 2014 (se registraron 798); muy cerca de las 904 del conjunto de 2013.

Según el Colegio Oficial de Arquitectos Marbella es el motor del impulso en el número de viviendas de nueva construcción, con 151 en total. Así, se trata de 58 unidades casas unifamiliaries, con un presupuesto de 15,6 millones; y 93 pisos y apartametos, con 12,7 millones de inversión prevista.

Le siguen en la Costa del Sol occidental, la localidad con más viviendas visadas fue Fuengirola, con 61; le sigue Mijas con 45; Benalmádena con 34; Casares con 19 y Estepona con unas 15. Mientras tanto, en la Costa del Sol oriental (Axarquía), Rincón de la Victoria contabiliza 50 unidades, tres más que Málaga capital, que se queda con 47. En este tercer trimestre, en Antequera, se visaron 41 viviendas.

Respecto al número de viviendas finalizadas y preparas para estrenar, también se han incrementado en este segundo trimestre del año, respecto al primero, con 346, destacando los meses de abril (148) y mayo (133), mientras que en junio sólo concluyeron 35. De enero a marzo fueron 209 las unidades finalizadas en la provincia malagueña.

Según los arquitectos malagueños en este segundo trimestre los datos son similares a los del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, el total de viviendas terminadas ha ido disminuyendo, situándose muy lejos de las 8.257 del conjunto de 2010 e incluso de las 1.316 del pasado ejercicio.

En este caso, Benalmádena es el municipio malagueño con mayor número de casas unifamiliares y pisos terminados, con 76; seguida de Málaga capital, con 70; Estepona (37), Alhaurín el Grande (17), Ojén (16), Torrox (14) y Marbella (13).

Fuente: cadenaser.com

Quizá también te pueda interesar en Costa del Sol:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

operacionchamartin2Madrid, con su renovada corporación municipal (Ahora Madrid) y con Manuela Carmena como alcaldesa, además de intentar paliar los problemas sociales y desahucios que sufre la capital, la nueva administración también deberá tomar importantes decisiones para el futuro de la ciudad a corto plazo. Entre éstas, destacan, por su relevancia para el crecimiento de la ciudad y sobre todo, por su calado económico, el futuro de las actuaciones urbanas en marcha en como la Operación Chamartín, Campamento o Calderón, donde se contempla la construcción de miles de viviendas.

Fundamentalmente, sobre la mesa de Carmena está la Operación Chamartín, relanzada a principios de año por sus promotores (BBVA mayoritariamente y la constructora San José) y por toda la Administración (municipal, autonómica y estatal). Este proyecto, además de suponer la regeneración y vertebración de la cara norte, albergaría 17.739 nuevos pisos en Madrid (1.774 protegidos) y un innovador distrito de negocios.

Manuela Carmena ya ha expresado sus dudas respecto a esta operación "A lo mejor hay que darle una configuración distinta. No hacen falta ahora esas viviendas en Madrid cuando hay vacías". Son las últimas declaraciones de Carmena, ya como alcaldesa, partidaria de rehabilitar la vivienda existente y de no seguir construyendo nuevos proyectos. No obstante, existen precedentes antes de las elecciones: "Yo creo que no hacen falta 17.500 viviendas, ya hablaremos en 2017 o 2018, ahora no". En este sentido, la nueva alcaldesa también ha aclarado que está interesada en la inversión siempre que sea "buena y razonable".

Ante el confuso panorama político sobre el proyecto, incluso Francisco González, presidente del BBVA, se ha pronunciado, recordando que con la actuación se crearán 120.000 empleos y reportará más de 3.300 millones de euros a las arcas públicas. "Es un gran proyecto que crea riqueza para todos", ha asegurado en clara alusión al mensaje sobre el reparto de la riqueza de Carmena.

Samuel Población, director nacional de Suelo y Residencial CBRE, insiste en que "se trata de una operación faseada y su ritmo dependerá del cruce entre la oferta y demanda, y si éstas no se cruzan, se ralentizará. Desde la óptica de la demanda, la actuación tiene todo el sentido del mundo porque el stock de obra nueva en Madrid se está agotando, apenas quedan parcelas residenciales en los PAU del norte y mucho menos dentro de la M-30", manifiesta. Así, para Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores, "El ámbito tendrá además muchos interesados en sus viviendas porque durante años muchas personas no han accedido al mercado, ya sea por preocupación por la economía o porque su situación particular empeoró". Pedro de Churruca, consejero de JLL, habla de "demanda insatisfecha" y no duda al afirmar que este desarrollo sería uno de los barrios más deseados.

Según los expertos, si el plan no se para, el proyecto estaría en un año, las obras empezarían a principios de 2017 y los primeros pisos se entregarían en 2020-2021. Mismo horizonte vislumbra Corral, poniendo en valor este ámbito: "Para 2020, la oferta en los desarrollos del norte habrá sido casi absorbida y la Prolongación de la Castellana sería como tener un futuro y nuevo gran PAU". Además de las viviendas, contaría con un centro de negocios de referencia, tres nuevas estaciones de Metro (con la ampliación de la línea 10 y la línea 1), dos de Cercanías y una vía ciclista de 12,8 kilómetros. El 25% del suelo se destinaría a usos ferroviarios.

A todo esto, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirma en una reciente sentencia relacionada con la construcción de edificios previstos en la Prolongación de la Castellana, la obligación de no superar las tres alturas más ático con carácter general, además de eximir a los propietarios de pagar infraestructuras como el Nudo Norte o la Línea de Metro y la conexión Tres Olivos-Las Tablas que imponía el convenio firmado, mientras que los propietarios sí tienen que asumir el pago del cubrimiento de las vías del tren. El proyecto incluía todo un archipiélago de rascacielos, todas ellas aún más altas que las cuatro de la Ciudad Deportiva. Exactamente dos megatorres de 100 plantas y 300 metros de altura cada una, y al menos una decena de ellas más altas que las cuatro existentes.

Según Antonio Bejar, presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha comprometido a estudiar el proyecto del plan de Prolongación de la Castellana de la capital, y tiene al menos seis meses para revisar el crecimiento propuesto sin que puedan achacarle retraso alguno. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha vuelto a ratificarse, a solicitud del Tribunal Supremo, en una sentencia anterior con la que da al traste con el plan parcial de reforma interior diseñado, y da un balón de oxígeno a la nueva alcaldesa de Madrid.

Giro neoliberal: vivienda social que termina cotizando en Bolsa

Como apunte final en relación a Madrid, tras conocer que el 60% de los desahucios ejecutados en Madrid provienen de los pisos vendidos a fondos de inversión, la historia da un giro neoliberal más al descubrir que el fondo estadounidense Blackstone sacará a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), a Fidere Patrimonio, la socimi que ha constituido con el parque de viviendas protegidas compradas en Madrid. El fondo ha constituido Fidere Patrimonio con la cartera de 23 promociones de viviendas protegidas en alquiler, que suman 2.688 pisos, que el fondo ha comprado en los últimos años, principalmente en la Comunidad de Madrid.

En concreto, la socimi cuenta con las 1.200 viviendas protegidas que Blackstone adquirió a la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV) de Madrid en octubre de 2013, ubicadas en los distritos de Carabanchel, Vallecas y Villaverde. Asimismo, integra 436 pisos, también protegidos, comprados a Sareb en febrero de 2014 y repartidos por las localidades madrileñas de Rivas, Alcorcón y Valdemoro, además de por Guadalajara y Barcelona. Además, cuenta con las 508 viviendas protegidas de Getafe y Móstoles compradas también a Sareb en noviembre del pasado año, y las 600 viviendas adquiridas a una empresa en Torrejón de Ardoz y Paracuellos de Jarama el pasado mes de diciembre.

Con su salida al MAB, además de cumplir con el régimen de las socimis, la firma de Blackstone pretende también dotarse de un mecanismo de financiación para captar recursos con los que costear el futuro crecimiento de la empresa, además de "aumentar la notoriedad de la compañía y abrirla a nuevos accionistas", según indica en el folleto explicativo de su salida a Bolsa.

Fuentes: elmundo.es y publico.es

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Madrid:

Síguenos: Facebook – Twitter –