Saltar al contenido

1

Viviendas en Peñíscola (Costa del Azahar, Castellón)

Se habla de recuperación inmobiliaria en Madrid, Barcelona, Costa del Sol o Costa Blanca, pero existen aún zonas que, excepto por la prensa local, apenas ocupan titulares y son los grandes olvidados en los informes sobre el mercado inmobiliario. Hablamos de aquellas zonas de España en las que la recuperación es aún un canto de sirenas un dulce espejismo aún por llegar incluso a cierta estabilización. Se trata de mercados con un abultado "stock" de viviendas sin vender, con precios de la vivienda que aún siguen ajustándose o están totalmente estancados y una demanda muy débil que no puede acceder a la compra de una vivienda. Castellón, Murcia, Toledo, La Rioja, Huelva, Jaén... provincias que aún siguen sufriendo los estragos de la peor crisis inmobiliaria de la historia de España y que todavía se encuentran en pleno proceso de digestión de todos los excesos cometidos durante la burbuja. Son las caras deprimidas de la recuperación.

...continúa leyendo "Castellón, Murcia, Toledo… las caras deprimidas de la recuperación"

Pisos en Sant Martí, Barcelona

Las capitales de provincia donde más encarece el precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada) son las ciudades de Barcelona y Alicante, con un 12,1% y un 11,7%, respectivamente, según el informe Tinsa IMIE Mercados Locales del primer trimestre de 2017. En promedio, la vivienda en España se ha revalorizado un 1,8% interanual entre enero y marzo respecto al mismo periodo de 2016, hasta los 1.237 euros por metro cuadrado, lo que ha permitido que el ajuste acumulado desde 2007 haya descendido del 40% por primera vez en tres años, hasta el 39,6%.

...continúa leyendo "El precio de la vivienda en Barcelona y Alicante se dispara más del 10%, según Tinsa"

4

La evolución y el cierre del 2016 en el mercado residencial en España, ha sido "positiva pero con tintes moderados" en el cuarto trimestre del año, donde los precios de la vivienda han aumentado un 0,8% respecto al mismo periodo de 2015, según el índice Tinsa. Además, se prevé que en 2017 mantenga la misma línea de estabilización, con una ligera tendencia media al alza y crecimientos moderados. Según la tasadora, la estabilidad de precios, al igual que el dato interanual registrado en el tercer trimestre del año, "es el reflejo de múltiples micromercados que evolucionan a diferentes velocidades", en el que conviven localizaciones muy dinámicas con otras de escasa demanda, que continúan ajustando sus precios.

Viviendas en Palma de Mallorca (Baleares)

Las comunidades que han mantenido su liderazgo en crecimiento de precios son Cataluña, con un aumento interanual del 7,2%, Madrid (5,2%) y País Vasco (4,3%). También se han revalorizado holgadamente por encima de la media española las Islas Canarias (2,8%) y Andalucía (2%). Por el contrario, las caídas interanuales en el último trimestre han sido en Murcia (-4,8%), Castilla y León (-3,9%) e Islas Baleares (-3,1%).

El informe de Tinsa refleja que la vivienda es hoy al menos un 5% más cara que hace un año en hasta seis provincias. La mejor evolución de precios la han mostrado Barcelona (8,4%), Palencia (7,8%) y Guipúzcoa (7,4%), seguidas de Málaga, con un crecimiento del 6,6%, y de Madrid y Almería, ambas con una subida interanual del 5,2%. En el lado opuesto, las provincias con mayores caídas en los precios se han situado en Huelva y Lleida, con caídas del 6,9% y del 6,5%, respectivamente. También las provincias de Orense, León, Murcia y Valladolid experimentaron ajustes a la baja superiores al 4%.

Por capitales de provincia, la vivienda ha experimentado una importante revalorización en el último año San Sebastián (12,1%), Bilbao (11,6%) y Barcelona (11%), muy por encima de la experimentada en Madrid, Málaga y Palencia, donde los valores medios se han incrementado un 6,3%, 5,4% y 5% interanual, respectivamente. Sin embargo, entre las capitales que aún no han finalizado el ajuste de precios a la baja se resaltan León (-11,1%), Murcia (-7,3%), Valladolid (-6,6%) y Lugo (-6,2%), ciudades donde el precio medio es inferior al de hace un año.

Se reduce el plazo de venta de una vivienda

El informe Tinsa también apunta a una reducción generalizada de los plazos medios de venta, al pasar de los 10 meses a los 9,9 meses. Los plazos medios de venta más breves los han presentado Ceuta y Melilla, con una media de 2,8 y de 4,9 meses, respectivamente. Les siguen las provincias de Madrid, con 5,7 meses, Las Palmas, con 6,8 meses, y Santa Cruz de Tenerife, con 6,8 meses.

Las reducciones más notables en estos plazos desde el trimestre pasado han tenido lugar en Córdoba, donde vender una vivienda ha pasado de 12,6 a 10,2 meses de media, y en Lleida, que ha recortado el plazo de 13 a 10,6 meses. Por su parte, Cantabria (18,6 meses), Segovia (16,2 meses) y Ávila (15,4 meses) son las provincias que han registrado mayores plazos en el cuarto trimestre. Tan solo en Segovia (16,2), Murcia (11,6), Teruel (9,2) y Soria (8,3) se ha incrementado el tiempo medio de venta respecto al trimestre anterior.

Los plazos son mucho más reducidos en las dos grandes capitales españolas, donde apenas se superan los cuatro meses. Mientras que en Madrid se tarda 4,3 meses de media en vender una vivienda, en Barcelona el tiempo medio es de 4,4 meses. Valencia es la única de las cinco mayores ciudades españolas que supera el año de plazo medio de venta, con 12,9 meses.

Seis años de salario para afrontar la compra

Según el informe de Tinsa, un comprador necesitaba en el tercer trimestre de 2016 (último dato disponible) destinar seis años de salario para afrontar la compra de una vivienda media en España, dos años menos que durante el boom inmobiliario. Si se analiza el esfuerzo financiero desde la perspectiva del porcentaje de ingresos brutos necesarios para afrontar el pago del primer año de hipoteca, una familia española tendría que destinar un 21,5% de su salario a la compra de la vivienda, según datos correspondientes al tercer trimestre (último dato disponible).

Del análisis de las provincias donde se ubican las mayores capitales del país (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza) y de las tres provincias más representativas desde el punto de vista turístico (Málaga, Canarias y Baleares) se desprende que Baleares se mantiene como la provincia que requiere un mayor número de años de salario para comprar una vivienda, con 12,4 años, seguida de Málaga con 8,6 años. Estos datos de esfuerzo reflejan la existencia de un mercado de alta gama en esas zonas que impulsa al alza el valor de la vivienda media. Por el contrario, Valencia y Zaragoza se mantienen como la provincias entre las ocho analizadas que requieren el esfuerzo financiero más bajo: 4,9 y 4,5 años, respectivamente.

Málaga y Baleares destacan por tener la mayor tasa de esfuerzo financiero, un 30,9% y 28,8%, respectivamente. Le sigue Barcelona, donde se necesita realizar un esfuerzo que lleva a destinar de media un 25,4% de los ingresos para afrontar el pago de la hipoteca, una proporción que en Madrid se reduce al 21,4%. La proporción desciende hasta el 16,8% en la provincia de Valencia y el 18,4% en Zaragoza.

Fuente: Tinsa IMIE Mercados Locales (Cuarto Trimestre 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter

1

Los impagos continúan siendo uno de los grandes problemas que azotan al mercado del alquiler de viviendas en España. La mora en el pago de los alquileres se incrementó un 8,49% en 2015, según el Estudio sobre morosidad de arrendamientos en España 2016 del Fichero de Inquilinos Morosos (FIM). Aunque este porcentaje se ha reducido con respecto al dato de 2014 (12%), los expertos no dudan en alertar de que este problema es el principal lastre para que el sector del arrendamiento. Frente a su rentabilidad,  los expertos avisan de que mientras no haya seguridad jurídica contra los impagos, los propietarios no perderán el miedo a sacar al mercado sus pisos y, por lo tanto, la oferta seguirá siendo limitada.

oficina-alquiler-madrid

Por comunidades, según informa el FIM, los mayores incrementos de la morosidad se han producido en Murcia (17,28%), Madrid (11,23%), Cataluña (10,9%), Baleares (10,84%) y País Vasco (10,3%). Asimismo, las regiones donde se han registrado una menor subida de la mora han sido La Rioja (3,9%), Castilla y León (3,95%), Navarra (4,3%), Galicia (4,68%) y Melilla (6,35%).

Por provincias, las zonas que han registrado un mayor incremento porcentual de la morosidad han sido Murcia (17,28%), Huelva (15,64%) y Barcelona (15,55%). Y las que menos, Ávila, donde ha descendido un 0,88%, Soria (1,15%) y Burgos (2,24%).

Por otra parte, el impago medio (importe medio por inscripción) en los 12 meses de 2015 asciende hasta los 6.424,99 euros. Las comunidades con los registros medios más elevados en este punto son Murcia (15.336,32 euros), seguida de Madrid (12.675,98 ), País Vasco (8.768,08) y Baleares (8.391,65). En el lado contrario se sitúan los territorios de Castilla y León (2.624,51), Extremadura (2.850,42), Aragón (3.389,80) y La Rioja (3.500,54).

En el apartado de la cuantía media adeudada, cabe destacan que los valores más elevados por provincias se dan en Murcia (15.336,32 euros), Madrid (12.675,98) y Guipúzcoa (10.707,39). Las zonas con los valores más bajos son Soria (882,89), Zamora (1.191,63) y Valladolid (1.911,92).

Barcelona y Madrid, donde más rápido se alquila una vivienda

Por otro lado, la firma VBare Iberian Properties, Socimi especializada en el sector de las casas y pisos en alquiler que iniciará próximamente su cotización en el MAB, ha realizado un estudio en el que concluye que el tiempo medio que empleado para alquilar una vivienda en las principales ciudades españolas oscila entre 2,5 y cuatro meses. Según el estudio, "el actual dinamismo del mercado del arrendamiento de viviendas en las principales ciudades españolas se manifiesta, además de en el encarecimiento de rentas, en la reducción de los tiempos necesarios para arrendar".

En este sentido, señala que Barcelona y Madrid encabezan la lista de ciudades con menores tiempos de comercialización, con un plazo promedio inferior a los tres meses. Otras urbes como Valencia, Málaga, Palma de Mallorca, Bilbao, La Coruña y Alicante bajan holgadamente de los cuatro meses, al igual que las ciudades de Zaragoza y Sevilla que rondan, de media, ese periodo de alquiler. "No obstante, estos promedios se ven drásticamente acortados en barrios con gran demanda y reducida oferta".

En concreto, el tiempo medio para alquilar una vivienda en Barcelona no llega a los dos meses y medio. Y en zonas como Vila de Gràcia, Poble-Sec, Sant Antoni o Sants-Les Corts se dan tiempos de en torno a dos meses, mientras que en Diagonal Mar este plazo asciende a tres meses y en Vallvidrera, el triángulo Urquinaona-Arc de Triomf-Gran Vía o la zona sur del Paseo de Gracia se registran más de cuatro meses y medio."Existe cierta correlación positiva entre el tiempo necesario y el valor de euros por mes, así como con el precio independiente de la superficie (euros/m2/mes)", según el estudio. "Así, a grandes rasgos, las zonas con mayor superficie media de la vivienda y con un precio de alquiler más elevado tardan más en encontrar inquilinos que barrios más accesibles con superficie más reducida". "La demanda es, en cualquier caso, intensa en toda la ciudad, y la desviación media entre los distintos micro-mercados (nivel de código postal) respecto al tiempo necesario apenas alcanzaría las dos semanas", informa.

En lo que respecta a Madrid, el periodo medio de comercialización quedaría ligeramente por debajo de tres meses. Tal como ocurre en Barcelona, los menores tiempos se registran en barrios periféricos de precio accesible, tales como la Villa de Vallecas o zonas del sur exteriores a la M-30 (Puerta del Ángel, Usera, Vista Alegre, etc.), mientras que en las áreas más exclusivas como el cuadrante sur del Barrio de Salamanca, Cortes-Jerónimos o el eje del Paseo de la Castellana el periodo de comercialización varía entre los tres y los cuatro meses. "No obstante, a diferencia del caso de Barcelona, no existe una relación significativa para el conjunto de códigos postales analizados entre el tiempo de alquiler y el precio del metro cuadrado al mes, en tanto que sí la hay entre dicho tiempo de alquiler y la superficie media de cada zona: a menor tamaño de viviendas, mayor facilidad de alquiler, y viceversa".

Una situación similar sucede en la capital de Vizcaya, Bilbao  con unos 3,3 meses de media y, en mayor medida Mallorca, con un tiempo similar al de Bilbao, Palma de Mallorca; y en Costa Blanca, Alicante (3,6 meses): zonas céntricas y de más elevada renta por metro cuadrado registran mayores tiempos de comercialización, mientras que ubicaciones periféricas y de precio más accesible lo ven acortado.

En cambio, en Sevilla (tiempo medio algo superior a cuatro meses) puede apreciarse una relación inversa entre ambas variables, cerrándose en el centro de la ciudad (mayor precio por metro cuadrado y mes) los alquileres con mayor celeridad, en comparación con barrios periféricos (con excepciones como Sevilla Este, con oferta reducida y buen ritmo de contratación).

En Valencia (3,2 meses) son los barrios más cercanos a la Universitat Politècnica (Torrefiel y especialmente Benimaclet) los que menor tiempo requieren para alquilar una vivienda, frente a zonas más céntricas y caras y también frente a áreas bastante alejadas del casco urbano (Poblados del Norte y del Sur). Mientras, en La Coruña (3,5 meses de media), la distribución de los distintos códigos postales de la ciudad respecto al tiempo de comercialización es bastante homogénea.

Según VBare, "se desprende de los datos que el mercado de alquiler goza de gran dinamismo en las principales ciudades españolas, con rapidez en la absorción de la oferta. Si bien, existen diferencias entre zonas de una misma población y entre las distintas ciudades en función de la estructura y naturaleza de sus respectivos mercados".

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter

El precio medio de la vivienda nueva y usada en España se situó en 1.447 euros por metro cuadrado en el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 1% en comparación al mismo periodo del año pasado según el "Informe de Tendencias del Sector Inmobiliario" elaborado por ST Sociedad de Tasación. El estudio confirma por segundo semestre consecutivo la tendencia al alza del precio de la vivienda, aunque la recuperación de los precios se produce a dos velocidades. Así, las cuatro comunidades autónomas que concentran el 49% de las operaciones de compraventa (Baleares, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana) registran las mayores subidas de precios, patrón que se repite en las provincias y las capitales.

altea-alicante1

Así, en general la evolución de los precios en el primer semestre del año viene a confirmar la tendencia a la estabilidad ya observada en períodos anteriores. No obstante, según Juan Fernández-Aceytuno, director general de ST Sociedad de Tasación, el comportamiento de éstos no ha sido homogéneos en todo el ámbito territorial, sino que se produce a "dos velocidades" al existir una fuerte relación entre las transacciones realizadas y la variación de precios.

Asimismo, el estudio recoge el Índice de Esfuerzo Inmobiliario según ST, que define el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano medio necesita destinar para la compra de una vivienda de tipo medio, se mantiene prácticamente invariable con respecto al trimestre anterior, aunque desciende levemente de 7,6 a 7,5 años de sueldo para la adquisición de una vivienda de tipo medio. Baleares, Madrid, Cantabria, Cataluña y el País Vasco continúan registrando niveles salariales insuficientes para la adquisición de una vivienda de tipo medio, incluso llegando a agravar su situación en comparación con el trimestre anterior.

Asturias, Aragón, Castilla y León y País Vasco, registran caídas

De este modo, según los datos de Sociedad de Tasación, los precios en España siguen evolucionando "a dos velocidades". El comportamiento es desigual en todo el ámbito territorial, dando lugar aún a zonas de ajuste donde en el primer semestre se registran caídas en el precio de la vivienda nueva y usada en Asturias (-1,6%), Castilla y LeónAragónPaís Vasco (1,2%).

Mientras, en otras comunidades se registran las mayores subidas del precio de la vivienda en las zonas que concentran el mayor volumen de compraventas. Es el caso de Baleares que se anota la mayor subida de precio, un 2,8%; seguida de cerca por Madrid, con un 2,7%, y Cataluña, con un 2,6%. A más distancia se sitúa la Comunidad Valenciana, con una subida de precio del 1,1%. Estas cuatro comunidades han registrado en el último año el grueso de las transacciones inmobiliarias del territorio nacional, el 48,9% de las operaciones compraventa.

st-precios1semestre-2016

Por provincias, Barcelona (2,9%), Málaga (2,9%) y Baleares (2,8%), Madrid (2,7%) y Alicante (2,3%) registran las mayores subidas. Estas provincias concentran un 43,3% del total de las transacciones realizadas, lo que podría explicar la subida de precios. Estos datos contrastan con las provincias que experimentaron un mayor descenso, como es el caso de Pontevedra (-3%), Segovia (-2,9%) y Burgos (-2,5%).

El precio medio más elevado se registra en la provincia de Guipúzcoa (2.313 euros por metro cuadrado), seguida de Barcelona con (2.114 euros), mientras que los más bajos se dan en Badajoz (825 euros) y Ciudad Real (833 euros).

Por otro lado, las grandes capitales de provincia continúan actuando como locomotoras de la recuperación. Destacan las subidas del precio de la vivienda en Barcelona (5,4%), Madrid y Palma de Mallorca (3,5% en ambos casos), mientras que en Alicante el alza es del 2,2%, en Sevilla un 1,9% y en Málaga del 0,9%. Estas capitales han concentrado el 51,5% de las transacciones realizadas en el total de capitales de nuestro país durante el primer semestre de 2016.

Fuente: Sociedad de Tasación - Informe de Tendencias de Vivienda

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El mercado residencial sigue acentuando las diferencias entre los territorios en recuperación y los que aún no han finalizado su ajuste. Así, el precio de la vivienda en España moderó ligeramente su ritmo de crecimiento en el tercer trimestre con una subida del 0,8% según el Índice Tinsa IMIE Mercados Locales, frente al 1,5% del primero y el 1% del segundo. Analizado el año 2016 de forma aislada, desde enero el precio medio se ha incrementado gracias al crecimiento en Cataluña (6,5%), Madrid (4,8%) y Canarias (3,8%) que lideran la consolidación de precios.

montgat-barcelona-cieloymar

También registraron alzas superiores al 1% en los últimos 12 meses las Comunidades Autónomas de La Rioja (3,7%), País Vasco (3,5%) y Andalucía (1,4%). No obstante y a pesar de la mejora generalizada, el mercado residencial sigue acentuando las diferencias entre los territorios en recuperación y los que aún no han finalizado su ajuste, como las zonas con las caídas más pronunciadas: Murcia (-4,9%), Cantabria (-4,1%), Navarra (-3,3%) y Castilla y León (-3,1%),

Desde precios máximos en 2017, las mayores caídas acumuladas corresponden a La Rioja (–55,9%), Castilla-La Mancha (-52,1%), Navarra (-50,7%) y Aragón (-50,3%), que completa el grupo de los descensos superiores al 50%. Las comunidades autónomas que mejor han mantenido su nivel de precios en los últimos 9 años son Baleares (-28,3%), Extremadura (-29,9%) y Galicia (-33,4%).

Por provincias, el crecimiento lo han liderado Barcelona (+6,8%) y Málaga (6,1%), gracias a su marcado carácter turístico, según Tinsa. Otras provincias con revalorizaciones importantes son Cuenca (5,5%), Cáceres (5,3%) y Guipúzcoa (5,2%). En Madrid, el precio medio se ha incrementado un 4,8% en tasa interanual. En el lado contrario, los mayores descensos han sido protagonizados por Teruel (-6,6%) y Orense (-5,2%). En Murcia, Segovia y Cantabria el ajuste supera el 4%, con más intensidad que en León (-4%), en Ávila (-3,6%) y en Valladolid, Badajoz y Navarra (-3,3% en las tres provincias). En general, las zonas de interior alejadas de las grandes ciudades son las que aún no han finalizado el proceso de ajuste.

Las provincias que más han corregido su precios desde máximos de 2007 son La Rioja (-55,9%), Toledo (-55,7%), Guadalajara (-54,6%) y Zaragoza (-53,2%). El ajuste supera también el 50% en Tarragona, Navarra, Ávila, Huelva, Girona y Lleida. En el extremo contrario, los menores descensos acumulados en los últimos nueve años, todos ellos por debajo del 30%, se sitúan en Orense, Cáceres, Islas Baleares y Teruel.

Las capitales, lideradas por Barcelona y Santa Cruz de Tenerife

Las grandes ciudades y algunos enclaves turísticos destacan con los incrementos de precios más acusados en el último año. La evolución más positiva corresponde a Barcelona, con un alza del 8,8%, por delante de Santa Cruz de Tenerife (7,4%), Cáceres (7,3%) y Bilbao (6,9%). También las capitales de Cuenca, Valencia y Madrid registraron incrementos superiores el 5% respecto al tercer trimestre de 2016. Las mayores caídas en tasa interanual entre las capitales con datos disponibles fueron las de Murcia (-8,1%), Segovia (-7,9%), Albacete (-7,5%), Ourense (-7,1%) y Lleida (-6,6%).

Guadalajara se mantiene como la ciudad con el mayor ajuste a la baja en su precio medio desde máximos de 2007 (un 59,3%), seguida de Logroño (-58,6%), Tarragona (-57,5%) y Zaragoza (-56,8%). Otras nueve capitales se han depreciado más de un 50% en estos últimos nueve años. Los menores descensos en el valor medio desde 2007 corresponden a las ciudades de Ourense (-26,8%), Cáceres (-29,3%) y Santa Cruz de Tenerife (-31,5%).

10,6 meses para vender ...y para comprar: el 21% de los ingresos

Según Tinsa, considerando la oferta de vivienda en venta y el ritmo de transacciones, el plazo medio para vender una vivienda en España está en torno a los 10,6 meses, una décima más que en el trimestre anterior, debido al aumento del volumen de oferta disponible. Las provincias más líquidas (aquellas en las que las ventas se realizan con mayor rapidez) son Madrid (6,4 meses), Las Palmas (7,1), Santa Cruz de Tenerife (7,3) y Badajoz (7,8 meses). En las capitales de Barcelona y Madrid, el plazo medio de venta está en cinco meses.

Entre los mercados residenciales menos líquidos destacan Cantabria, donde se tarda de media más de año y medio en encontrar comprador, y las provincias de Ávila, Álava y Salamanca, cuyos plazos de venta se mueven en una banda entre los 15,7 y los 17 meses.

Por otro lado, si se analiza el esfuerzo financiero como la relación entre el nivel de ingresos familiares brutos y el coste de afrontar el primer año de hipoteca, la compra de una vivienda exige destinar un 21% de los ingresos, frente al 33% que se requería en el punto álgido del ‘boom’ inmobiliario. Entre las provincias analizadas, destacan Málaga, con el mayor esfuerzo, del 34%, e Islas Baleares, con el menor: un 28%. Madrid y Barcelona se mantienen en torno a la media nacional, un punto porcentual por debajo de Sevilla (22%) y por encima de Valencia (16%) y Zaragoza (18%).

Fuente: Tinsa IMIE Mercados Locales (Tercer Trimestre 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –