Saltar al contenido

estepona malaga 6 1024x683 - El precio de la vivienda terminada comienza el año con una subida del 0,9%

El precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada) registró un crecimiento del 0,9% en enero en comparación con el mismo periodo del 2016, según Tinsa. Así, el año comenzó igual que lo terminó en diciembre, registrando las mayores subidas en Canarias y Baleares, que registraron una revalorización del 2,9% respecto al 2016, y en las "capitales y grandes ciudades”, como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia, con un crecimiento del 2,7%, mientras que un estudio de la escuela de negocios IESE calcula que España necesitará construir unas 123.115 viviendas nuevas al año en los próximos cinco ejercicios.

...continúa leyendo "El precio de la vivienda terminada comienza el año con una subida del 0,9%"

La recuperación del mercado inmobiliario es ya una realidad que los datos van confirmando sin discusión alguna. De este modo, la venta de casas mantiene su senda alcista, la concesión de hipotecas también, mientras que la subida de precios ha vuelto a instalarse en buena parte de España durante el primer trimestre de 2016 (6,3%), la mayor subida desde el tercer trimestre de 2007, según el Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, aún queda mucho recorrido para que volvamos a ver los precios que se marcaron el año previo al estallido de la crisis. Concretamente, 18 años, según un estudio realizado por la Escuela de Negocios (IESE) de la Universidad de Navarra.

estepona malaga 1 1024x585 - El precio de la vivienda no volverá a los niveles de 2007 hasta dentro de 18 años

Así, las previsiones del estudio del profesor del dirección financiera del IESE José Luis Suarez, estiman que el precio de la vivienda nueva en España no volverá a los niveles de 2007 (cuando se lo considera a precios constantes, descontada la inflación) hasta 18 años después del inicio de esta larga crisis económica. "El precio en términos nominales de 2007 se volverá a alcanzar en 2025, dentro de 18 años".

El informe sitúa su previsión para el precio de la vivienda en España en 2.046 euros el metro cuadrado en 2025 y 2.212 euros en 2027 y recuerda que el precio más elevado se produjo en el 2007 con 2.062 euros por metro cuadrado; mientras que en 2014 ese precio bajó hasta los 1.400 euros, es decir, un 30% por debajo de los máximos de aquel año. Y es que, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria se produjo una abrupta caída de precios.

Para que nos hagamos una idea, la variación interanual del precio de la vivienda libre llegó al 19% en el año 2003, y su punto más bajo se alcanzó en el año 2012 con una bajada del 10%. El precio más elevado se produjo en el 2007 con 2.062 euros por metro cuadrado. En cambio, en 2014 ese precio bajó hasta los 1.400 euros por metro cuadrado.

En cuanto a qué ritmo se irán revalorizando los inmuebles en el periodo estudiado de forma generalizada, sin que el estudio entre a hacer proyecciones más concreta. No obstante, nunca antes en la historia reciente de España los precios de las casas se habían depreciado en esta cuantía. De hecho, en la actualidad las viviendas todavía acumulan una pérdida de valor superior al 30% desde máximos, lo que ha tenido una fuerte repercusión en las finanzas de miles de familias y efectos contables en los balances de las empresas con un gran patrimonio inmobiliario.

previsionprecios2027 iese - El precio de la vivienda no volverá a los niveles de 2007 hasta dentro de 18 años

España necesita construir 100.000 viviendas nuevas hasta 2020

España va a necesitar una producción de unas 100.000 viviendas de obra nueva anuales hasta 2020. A partir de ese año y hasta 2025 la demanda se estabilizará en 140.000 casas. La previsión, muy lejos de las casi 800.000 casas que se construyeron en 2005, según el estudio del IESE realizado por José Luis Suárez sobre la previsión de necesidades y precios de la vivienda en España. La media anual de edificación entre los años 1991 a 1997 fue de 250.000 viviendas; entre los años 1998 a 2007 fueron 580.000 hogares al año; y de 2007 a 2014 descendió hasta las 75.000 viviendas.

Madrid es la comunidad autónoma más necesitada de viviendas hasta 2020. Según Suárez, Madrid tendrá necesidad de levantar 25.246 casas nuevas, seguida de Andalucía, con 14.410 y de Cataluña, con 13.794. Para el periodo comprendido entre 2021 y 2025 en Madrid la demanda de pisos nuevos será de 26.399 y en Cataluña, de 20.308. Serán superadas por Andalucía, con 39.296 viviendas.

Andalucía es la segunda comunidad con más necesidad de vivienda nueva en el quinquenio 2016-2020 llegando a las 14.400 viviendas al año. En el período 2021-2025 esta comunidad autónoma pasa a necesitar más de 39.000 viviendas por año, el nivel más alto entre las comunidades autónomas con mucha diferencia. Esto es debido a la demanda de segunda vivienda en las provincias costeras como Málaga o Cádiz.

No obstante, entre 2016-2020 será la Comunidad Valenciana la gran damnificada de la crisis, con una demanda de 9.975 viviendas nuevas. Para el periodo 2021-2025, será de 11.029 casas, un 21,4% y un 23,6%, respectivamente, de lo que se llegó a vender entre 2006-2010. La previsión del estudio contrasta con las ventas realizadas entre 2006 y 2010, periodo en el que la Comunidad Valenciana vendió 46.575 viviendas y se posicionó como la segunda región más activa en cuanto a compraventas, sólo por detrás de Andalucía (donde se vendieron 60.022 inmuebles).

En general, la demanda se estabiliza a niveles inferiores a los del boom inmobiliario y supone una reducción en comunidades como Galicia, Asturias, Castilla-La Mancha y Castilla y León. En sentido contrario, cabe destacar comunidades como Baleares y Canarias donde casi igualan las previsiones a las operaciones de compraventa previas a la crisis, debido sobre todo al turismo y a la demanda interna de segunda vivienda.

Fuente: IESE "Previsión de necesidades y precios de la vivienda en España"

Quizá también te puede interesar:

  • Encontrar pisos y casas en alquiler de vacaciones
  • Encontrar pisos y casas en venta (oportunidades, rebajados…)
  • Encontrar pisos y casas en alquiler (larga temporada)

Síguenos: Facebook – Twitter – 

A los inversores inmobiliarios nacionales e internacionales no les frena, de momento, el panorama de incertidumbre política que planea sobre España. Así lo confirma la primera encuesta realizada tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015, elaborada por JLL junto con IESE Business School, revela que el 89% de los participantes mantiene un interés alto o muy alto por invertir en el mercado inmobiliario español durante este año. No obstante, entre los condicionantes a corto plazo sitúan la incertidumbre política, la fuerte competencia y la escasez de producto.

edificiooficinas 1024x682 - La inversión inmobiliaria mantiene un interés alto en España, a pesar de la incertidumbre política

El estudio, que recoge una encuesta realizada a más de 100 inversores inmobiliarios de referencia nacionales e internacionales, muestra que el 53,5% de los encuestados asegura que sus planes para España pasan por llevar a cabo inversiones de hasta 100 millones de euros, frente a un 46,6% que buscan inversiones superiores a los 100 millones de euros. Según el informe, "la operación típica más perseguida es de un volumen de entre 30 y 100 millones de euros".

En cuanto al tipo de activos, el 53% de los inversores escoge las oficinas de Madrid y Barcelona como el producto más deseado, seguido por los activos logísticos, que despiertan el interés del 46% de los participantes, junto con los centros comerciales que se sitúan en tercera posición (44%). No obstante, se trata de un tipo de activos no aptos para todos los perfiles de inversores debido a la intensa gestión que requieren, según precisa el informe. Por detrás de este top 3, un 41% de los inversores escoge los locales comerciales y los hoteles como productos más interesantes. Además, un 38% asegura tener previsto invertir en activos residenciales y un 31% en terrenos, lo que convierte otra vez los desarrollos y la compra de suelos finalistas como uno de los objetivos apetecibles para los inversores, para su posterior desarrollo en promoción de viviendas.

El estudio destaca el papel que juega la rehabilitación, reformas y reposicionamientos entre los planes a corto y medio plazo de los inversores. El 79% de los encuestados asegura que va a llevar a cabo algún tipo de obra para revalorizar sus inmuebles, ya que la mayor parte considera que una parte muy pequeña de su cartera podría considerarse de Grado A. Este grupo se divide entre los que tienen previsto hacer una rehabilitación integral de aquellos activos que no sean Grado A para mantenerlos en su cartera (43%) y los que lo hacen con el objetivo de vender después (36%). Entre los motivos de este interés, los inversores apuntan a que los activos, a igualdad de ubicación, sufren un castigo en las rentas frente a inmuebles de mayor calidad.

Incertidumbre política, poco producto de calidad y fuerte competencia

A pesar de la situación política, la fuerte competencia y la escasez de producto, no existe intención de desinvertir a corto plazo. La mayoría está buscando aprovechar la subida de las rentas prevista antes de vender, lo que no se prevé que ocurra antes de unos 18 meses. Los que sí contemplan desinvertir lo harán en centros comerciales y en residencial, un 15% y un 14% respectivamente.

Por otra parte, la mayoría de los inversores se decanta por la compra directa de activos (41%), bien en rentabilidad o para promover, frente a la inversión indirecta (14%), y dos de cada tres inversores considera un plazo de inversión de siete años. Para lo cual, los inversores piden un marco regulatorio claro, transparencia en los procesos y reglas fáciles de entender con el fin de agilizar las gestiones. La compra simultánea con financiación es cada vez más frecuente y el 26% de los inversores en producto "core" aceptaría rentabilidades inferiores de entre un 3% y un 5%.

En cuanto al nivel de riesgo, un 54% de los inversores asegura buscar activos a los que poder añadir valor, optando por activos con desocupación o para reestructurar, frente a un 33%, con perfil "core", que busca un producto sin riesgo de construcción ni de alquiler. Asimismo, comienza a verse apetito inversor por el desarrollo de promoción inmobiliaria, tanto a nivel residencial como terciario.

Fuente: europapress.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –