La inversión de activos en España crece por encima de Europa

Bien sabemos que uno de los atractivos de España es que presume de ser uno de los países de la Unión Europea que atrae un mayor número de inversores extranjeros, aunque los años de crisis económica redujeran significativamente los flujos de inversión, a principios de 2016 comenzó a notarse una clara recuperación en el ritmo de llegada de inversiones extranjeras directas, hasta alcanzar a día de hoy un crecimiento del 0.9% trimestral.

A día de hoy España ocupa la sexta posición en el ranking de la Unión Europea en términos de inversión directa recibida, con más de 40.000 millones de dólares, una cifra muy superior a la de algunas de las principales economías europeas.

Los principales sectores de inversión en España son: la construcción, que reúne el 20% del total; el sector inmobiliario con un 13% de la inversión total; la energía (13%) y los servicios financieros (9%). Es necesario añadir que los nuevos sectores se están abriendo paso despertando el interés de inversores extranjeros, que ven una oportunidad de negocio en actividades con gran expansión a nivel mundial.

La inversión inmobiliaria en España se elevó significativamente este último año, según el estudio de Forcadell, se estima que este sector ha alcanzado los 6.000 millones de euros al cierre del primer semestre de 2017. Barcelona y Madrid son las ciudades que concentran el 85% de la inversión, tanto extranjera como nacional y se encuentran a la altura de grandes ciudades europeas líderes en producción como Alemania y Francia y por encima de Italia y Reino Unido.

Esto se debe a que las condiciones económicas actuales permiten un equilibrio de inversión y rentabilidad y, además, ofrecen un margen de confort amplio respecto a las entidades financeras y los contratiempos que puedan surgir.

Fuente: informe Objetivo España, JLL 1Q 2017

 

La contratación de oficinas sube un 25% en Madrid y 46% en Barcelona

Este crecimiento de la inversión extranjera en los últimos años se refleja en la contratación de oficinas debido a que España reúne las características necesarias para el desarrollo empresarial, ofreciendo espacios de calidad a precios asequibles, con un claro impacto en la productividad de la empresa.

Las principales ciudades donde se refleja con mayor intensidad este crecimiento son Madrid y Barcelona. En la capital española el mercado de oficinas cuenta con 1.5 millones de metros cuadrados disponibles y se prevé una subida de la oferta de 500.000 metros cuadrados más en los próximos años, lo que significa que Madrid estará preparada para acoger a las empresas que decidan invertir en los diferentes mercados españoles. Este primer semestre del año la contratación de oficinas en la capital ha sido un 25% superior, produciéndose 165 operaciones frente a las 122 del trimestre pasado.

En Barcelona la oferta de oficinas comerciales es igual de amplia que en la capital con más de 533.000 metros cuadrados disponibles actualmente, se prevé que la oferta en la ciudad aumente en más de 267.000 metros cuadrados hasta 2019. La contratación de oficinas en esta comunidad autónoma ha sido del 46% más que en los años anteriores y el número de transacciones se mantiene bastante estable con 129 operaciones en el segundo trimestre frente a las 125 del primero.

Fuente: informe Fundamentales mercado oficinas, JLL 2T 2017

Según expertos estamos ante un crecimiento continuo de la economía por lo que es el mejor momento para invertir en activos españoles ya sean empresarios nacionales o extranjeros.

Fuentes: Informe Objetivo España, JLL 1Q 2017, informe Fundamentales mercado de oficinas, JLL 2T 2017, Observatorioinmobiliario.com

Share

Deja un comentario