Saltar al contenido

3

La compra de viviendas de más de 500.000 euros por parte de extranjeros extracomunitarios, uno de los requisitos para obtener el visado de residencia, aumenta a buen ritmo. Sobre todo desde que en julio de 2015 se flexibilizaron los requisitos. De hecho, el número de operaciones protagonizadas por compradores chinos casi se ha duplicado de enero a octubre del 2016, al haber pasado de 363 transacciones a 666 adquisiciones de viviendas de lujo.

Villa de lujo en Marbella (Costa del Sol, Málaga)

El Gobierno puso en marcha a finales de 2013 con la aprobación de la Ley de Emprendedores un mecanismo, conocido como el "visado exprés", por el que pretendía atraer a personal cualificado e inversores extranjeros concediendo a cambio el permiso de residencia a los ciudadanos extracomunitarios de una forma mucho más ágil que la habitual. De paso, otro de los objetivos de esta iniciativa era drenar el abultado stock de vivienda nueva sin vender que acumulaba España, consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria.

Los primeros compases de este plan para captar inversión de todo tipo (compra de casas, pero también la puesta en marcha de un negocio, adquisición de títulos de deuda pública o permisos para investigadores o trabajadores que efectúen movimientos intraempresariales) registraron números bastante discretos, pero según se ha ido consolidando la recuperación internacional y se ha perfeccionado el sistema de concesión de visados, los números han superado las expectativas iniciales.

El último balance conocido data del pasado 31 de octubre del 2016, concluye que desde septiembre de 2013 hasta esa fecha se han emitido un total de 24.505 visados y autorizaciones de residencia, de los que 11.774 corresponden a los titulares que realizan la inversión y los 12.731 restantes corresponden a familiares.

Operaciones inmobiliarias

Estos permisos se han concedido al constatarse la puesta en marcha de un total de 2.123 operaciones de inversión que han logrado movilizar un total de 1.708 millones de euros, lo que supone un 62,8% más que el cierre de 2015, cuando el volumen de dinero captado con la emisión de visados exprés ascendió a 1.048 millones. Este espectacular avance en apenas 10 meses corrobora que las modificaciones introducidas durante el verano de 2015 parecen haber tenido el efecto esperado.

Por tipos de inversión, la adquisición de inmuebles sigue siendo la más importante. De hecho, en el número de operaciones representa un 93,9% del total con 1.993 compras de viviendas, mientras que en importe, su peso baja al 77,6% al estar valoradas en 1.326 millones de euros. Y respecto al cierre de 2015, esos 1.326 millones suponen un incremento de nada menos que el 45,5%.

Le siguen en relevancia las inversiones en nuevos proyectos empresariales, que contabilizaron un total de 36 operaciones valoradas en 280 millones de euros. En este apartado, como en el inmobiliario, se ha producido también un crecimiento exponencial, ya que al cierre de 2015 apenas se habían contabilizado inversiones para poner en marcha nuevos proyectos empresariales valoradas en 62 millones. De esta manera, de enero a octubre del 2016 la inversión de ciudadanos extracomunitarios que optan por emprender en España se ha multiplicado por 4,5 veces.

Por último, cierran la clasificación las compras de capital (fundamentalmente adquisición de títulos de deuda pública por un mínimo de dos millones por inversor), que alcanzaron un importe de 102 millones de euros en 90 operaciones, cifras que significan un crecimiento del 36,1%.

¿Quiénes son los extranjeros que más casas compran en España?

Rusos y chinos se disputan el liderazgo y, mientras los rusos aumentan su presencia a una velocidad constante y se decantan mayoritariamente por los destinos de costa y playa; en el caso de los asiáticos, desde que se flexibilizó la concesión del visado se ha producido un crecimiento mucho más acelerado y ellos prefieren adquirir inmuebles en las grandes urbes como Madrid y Barcelona.

En los tres años que abarca este balance, los ciudadanos rusos han comprado casas de lujo en España por valor de 479,713 millones de euros, a un precio medio de 786.000 euros, lo que representa un aumento del 46% respecto a las cifras de cierre de 2015. En cuanto a sus destinos preferidos, lidera la clasificación Málaga, seguida de Alicante, Costa Brava (Girona) y Valencia; si bien también se decantan en un elevado porcentaje por Barcelona.

El crecimiento de las operaciones protagonizadas por ciudadanos chinos fue aún más significativo. Estos extranjeros han pasado de cerrar un total de 363 operaciones por un importe de 268 millones a contabilizar 666 transacciones valoradas en más de 468,7 millones de euros, un 74,6% más en menos de un año. Su destino predilecto sin discusión es Madrid y dentro de la capital, los pisos de lujo de los barrios más exclusivos. Sus compras alcanzaron un precio medio de 703.724 euros. Se trata de un mercado en alza que los promotores ven imprescindible mimar.

Los cambios en la concesión del permiso de residencia

La puesta en marcha del visado exprés fue en general bien recibida por el sector constructor, que entonces se enfrentaba a los momentos más duros de la que ha sido su peor crisis de la historia reciente. Sin embargo, conforme transcurrieron los primeros meses de aplicación de esta medida, promotores y agentes inmobiliarios comenzaron a detectar las primeras ineficiencias. Los requisitos para obtener el permiso eran a veces tan complejos que muchas ventas de viviendas empezaron a truncarse y entonces arreciaron las voces que reclamaban un cambio. En julio de 2015 se adoptaron las modificaciones que ahora parecen haber impulsado la solicitud de estos permisos. Entre los aspectos que han sido retocados destaca cómo se aclaran los efectos del visado: habilita para residir y trabajar. Es válido para todo el territorio nacional, incluido el cónyuge del titular. Introduce la figura del representante del inversor para que este pueda gestionar un proyecto de interés general.

La reforma no modifica los umbrales mínimos de inversión significativa de capital, pero incluye, dentro del concepto de inversión significativa, un nuevo supuesto: la inversión de un millón de euros en fondos de inversión, fondos de inversión de carácter cerrado y fondos de capital riesgo constituidos en España. Dentro de las compras de inmuebles se establece la figura de la inversión temporal, que permite la concesión del visado de seis meses a los inversores que no han formalizado aún la compra, pero ya tienen un contrato de arras y el montante de la inversión se encuentra en un depósito indisponible. Asimismo, se permite la solicitud de la autorización de residencia para inversores desde España para extranjeros en situación regular.

La duración de la renovación se amplía a cinco años y se mejora el régimen de reagrupación. Se beneficia junto al cónyuge, a la persona con análoga relación de afectividad y a los hijos mayores de 18 años que, dependiendo económicamente del titular, no hayan constituido una unidad familiar, así como a los ascendientes a cargo.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter

La compra de viviendas realizadas por las familias representaron el 87,3% de todas las operaciones realizadas en 2015, aumentando su porcentaje un 2,6% respecto al año 2014 (84,7%), y un 9,2% respecto a 2013 (78,1%). En el otro lado, las empresas continúan perdiendo peso en el mercado inmobiliario, ya que protagonizaron el 12,7% de todas las operaciones de 2015 frente al 15,3% de 2014 y el 21,9% de 2013, aunque superan todavía ampliamente el volumen de 2007 (5,1%).

torrevieja3

Estos datos forman parte del Anuario 2015 de la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores que viene a completar, con un análisis más detallado, la información ya suministrada en los balances trimestrales y en el avance del ejercicio presentado en febrero.

La distribución de compraventas entre personas físicas y jurídicas no es homogénea en todo el país. Canarias, Murcia y Cataluña son las comunidades en las que las empresas tienen un mayor peso en las operaciones de vivienda, mientras que País Vasco, Extremadura, La Rioja y Asturias, son los territorios donde el protagonismo de los particulares es más elevado.

En lo relativo a las características de superficie de las viviendas adquiridas, los compradores se siguen decantando por viviendas de tamaño medio o medio-grande. En el siguiente mapa se puede observar como las viviendas de menos de 40 m2 representan el 3,7% de las operaciones, seguidas de las de 40-60 m2, con el 17,1%. Ello deja casi el 80% restante para las de 60-80 m2 (29,1%) y las de más de 80 m2, que protagonizaron por sí mismas el 50,1% de las adquisiciones. Por comunidades, destacan Navarra y Extremadura, donde dos tercios de las viviendas adquiridas tienen más de 80 m2. En el lado opuesto se situaron Cataluña y Canarias, donde dos tercios estarían por debajo de dicha superficie.

El Anuario de la Estadística Registral Inmobiliaria analiza asimismo la utilización de la vivienda como bien de inversión o de uso, a través del tiempo medio de posesión de sus propietarios cuando la vendieron, produciéndose un claro y constante incremento de ese periodo medio de posesión en los últimos años. Las compraventas con período de posesión superior a 5 años han pasado del 43,7% en 2007 al 80,7% del total en 2015. Por el contrario, las operaciones con período de posesión inferior a cinco años pasaron del 56,3% en 2007 al 19,3% en 2015.

tiempodeusovivienda-registradores

El ciclo bajista de las transacciones, con las consiguientes dificultades para vender las viviendas asimismo se observa en el siguiente gráfico, que muestra la evolución del período medio de posesión de las viviendas. Con pequeños altibajos, el tiempo medio de posesión ha aumentado de 7 años y 10 meses en 2008 a 12 años y 7 meses de 2015, es decir, un 62% más.

El comprador extranjero clave, con un 13,2% de las operaciones

La importancia de los compradores extranjeros en el mercado de la vivienda se pone de manifiesto en diversos análisis de la Estadística Registral Inmobiliaria, según los registradores. Sus adquisiciones representaron de media anual el 13,2% de todas las operaciones registradas en 2015, sumando el séptimo año consecutivo de crecimiento desde el 4,2% de 2009, que marcó el punto más bajo.

Por comunidades, la participación de ciudadanos extranjeros se observa especialmente en las áreas geográficas turísticas por excelencia: Baleares (35,6% del total de compraventas realizadas en la comunidad son protagonizadas por extranjeros), seguida de las Islas Canarias (28,1%), Comunidad Valenciana (26,4%), Murcia (16,1%) y Andalucía (15,4%). El resto de comunidades se queda a una notable distancia, encabezadas por Aragón (5,22%), Madrid (4,94%), Navarra (3,34%) y La Rioja (3,24%), mientras que las demás registran porcentajes inferiores al 3%. Con menor presencia de extranjeros en las operaciones de compraventa se situaron Galicia (0,6%), Extremadura (0,8%) y Castilla y León (1,4%).

Por la nacionalidad, los británicos son los primeros con diferencia (21,34% del total de adquisiciones por extranjeros) gracias entre otros factores a la fortaleza de la libra, por delante de los franceses (8,72%), alemanes (7,33%), belgas (6,26%), suecos (5,89%), italianos (4,68%), chinos (3,97%, que sin embargo son los primeros en Madrid y País Vasco) y rusos (3,81%,), que han bajado por el debilitamiento del rublo. En Cataluña, sobresalen los franceses (25,25%), por delante de chinos (7,03%), rusos (5,62%) y británicos (5,13%).

Así, tras las recientes reformas legislativas que posibilitan la concesión del visado de residencia a extranjeros que realicen una o varias adquisiciones inmobiliarias por importe conjunto igual o superior a 500.000 euros, el Anuario incluye una segmentación en este sentido. Estas operaciones de compra de viviendas con un elevado valor han supuesto el 5,2% del total de compraventas realizadas por extranjeros, similar a 2014 y superior al 4,7% de 2013. De ellas, el 62% han sido de ciudadanos comunitarios y el 38% restante de no comunitarios, con un descenso sobre 2014, año en el que estos últimos alcanzaron el 44,9%. Por comunidades, destaca de nuevo Baleares, con el 16% de operaciones por encima de 500.000 euros.

Fuente: Colegio de Registradores de España

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

El Gobierno aprovechó la aprobación de la ley de emprendedores A finales de 2013 para incluir la figura novedosa de los visados express para personal cualificado e inversores extranjeros. Con esta novedad trataba de equiparar los derechos de los residentes comunitarios frente a aquellos procedentes de otros países de fuera de la UE y sortear los obstáculos burocráticos que impedían que un ciudadano extracomunitario invirtiera en deuda, en pisos y casas de lujo de más de 500.000 euros o que un emprendedor pusiera en marcha una empresa o formalizara el traslado de su compañía a España. Dos años después, los resultados del programa han superado las expectativas en cuanto a los fondos logrados y a la actividad.

casa-lujo-marbella

Así, según el último balance, correspondiente al 31 de diciembre de 2015 al que ha tenido acceso el diario Cinco Días, se han captado 1.048 millones de euros en dos años. De ellos, 910,6 millones (un 86,9% del total) correspondieron a la compra de inmuebles, 75 millones a la inversión en capital (fundamentalmente compra de deuda por un mínimo de dos millones de euros por inversor) y 62 millones a nuevos proyectos empresariales.

El desglose de la estadística revela que los inversores que más han apostado por comprar vivienda en España para beneficiarse de esta iniciativa han sido los procedentes de Rusia y China. De las 1.189 compras realizadas (el precio medio de cada compra se eleva a 765.000 euros), un 36% correspondió a inversores rusos con un desembolso cercano a los 328 millones de euros, seguidos por los inversores chinos, con 363 operaciones y 268 millones. El importe medio por cada transacción fue de 786.000 euros en el caso de los rusos y de 749.000 euros en el de los chinos (la norma fijaba un precio mínimo de 500.000 euros). Ya a mucha distancia aparecen Ucrania y Venezuela, con 46 y 33 operaciones y 34 millones de inversión procedente de cada una. Especialmente significativa es la cifra registrada por Venezuela, ya que es el único país en el que el importe medio por vivienda adquirida supera el millón de euros.

El análisis por provincias muestra cómo los inversores extranjeros se han decantado masivamente por viviendas situadas en costa. Excepto Madrid, las cinco provincias en las que se han producido más operaciones están ubicadas en el litoral. La más beneficiada ha sido Barcelona, en la que se han culminado 490 operaciones (un 41,2% del total), seguida por Málaga, con 211 adquisiciones (un 18%) y Madrid, con 183 (un 16%). A continuación aparecen Alicante, Girona o Valencia.

tabla-visados-leyemprendedores

Los datos de los visados otorgados por compra de vivienda coinciden con los de última estadística trimestral que elaboran el Colegio de Registradores. En el cuarto trimestre del pasado ejercicio, los extranjeros fueron los responsables del 14,38% de las compras de vivienda, un nuevo máximo de la serie histórica. Seis países europeos lideran esa clasificación (Reino Unido, Francia, Alemania, Suecia, Bélgica e Italia) y a continuación aparece China, que representa el 0,55% del total de las compraventas en España y el 3,88% de las realizadas por extranjeros. Rusia llega al 0,43% y al 3%.

El 83% de los permisos de residencia generan empleo

Si las previsiones de inversión en vivienda se vieron superadas, también lo han sido las ligadas al número de visados concedidos. A 31 de diciembre se habían concedido 7.509 visados, que sumados a los 7.642 a los familiares, hacen un total de 15.151 visados. A los inversores en deuda y casas se les concedieron 1.281 permisos, un 17,1% del total. Dicho de otra manera, que el 83% de los permisos concedidos generaron actividad y empleo, en torno a 20.000 puestos de trabajo.

El colectivo más beneficiado fue el de los profesionales altamente cualificados, que obtuvieron 2.913 visados (un 38,8% del total). Por sectores, 2.137 fueron para personal ligado al sector servicios, liderado por las empresas de telecomunicaciones (722) y los investigadores (603). Por países de procedencia, los más beneficiados fueron Venezuela y China, con 348 y 337 visados cada uno, seguidos por EEUU (250), Brasil (224), India (222), México (200) y Colombia (169).

Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

lujo-lamoraleja-alcobendasTras un año y dos meses (desde septiembre de 2013 hasta diciembre de 2014 -último dato disponible-), el conocido como "visado de oro" o "golden visa", ha permitido a un total de 530 extranjeros la residencia en España. La mayoría de ellos, unos 490, lo han hecho comprando viviendas de lujo. Mientras que los propietarios de viviendas son sobre todo ciudadanos rusos, chinos y árabes, el país que más emprendedores aporta es EE UU.

El llamado visado de oro fue creado para atraer inversores extranjeros de fuera de la UE, bien comprando pisos y casas de lujo con un precio mínimo de 500.000 euros (sin contar los impuestos), o bien destinando dos millones de euros a adquirir deuda pública o se hicieran con un millón de euros en acciones, así como para aquellos que impulsaran proyectos empresariales. Ahora el Gobierno ha preparado una batería de cambios en el sistema de permisos de residencia que se conceden a cambio de inversiones en España (aprobado en 2013) que suavizan los requisitos para poder acogerse y amplía los beneficiarios a las parejas de hecho o los hijos mayores de 18 años.

De entre las 530 autorizaciones de residencia concedidas a inversores, una docena corresponde a los llamados proyectos empresariales “de interés general”, mientras que 29 se deben a inversiones en acciones y 490 son los citados compradores de casas de alto standing, sobre todo en Madrid, en las exclusivas urbanizaciones de Alcobendas o Pozuelo de Alarcón, pero también en Barcelona y las principales localidades vacacionales en la costa en zonas como MálagaBaleares. Además de los permisos vinculados a la inversión, también se ha dado la residencia a 82 emprededores, un total de 1.231 profesionales altamente cualificados, 369 a investigadores, 907 debidos a movimientos intraempresariales y 2.461 a familiares.

Según el Gobierno el balance de estos 15 meses de vigencia de la "golden visa" ha sido positivo, pero para mejorar su funcionamiento ha modificado algunas cuestiones técnicas y jurídicas que entorpecían los permisos. No se ha modificado ninguna de las condiciones económicas para poder acceder a estos permisos, ni tampoco ninguna de las garantías legales, pero sí se ha allanado el camino desde el punto de vista técnico. A partir de ahora del programa también podrán beneficiarse las parejas de hecho, no solo los matrimonios, los hijos mayores de edad y los ascendientes dependientes económicamente. Ahora además, este tipo de inversores podrán solicitar directamente la autorización de residencia desde España, sin el paso previo de pedir un visado de inversor desde fuera.

En caso de comprar vivienda en España, también se dará el visado o autorización de seis meses a quienes no han formalizado la adquisición del inmueble, pero que hayan ya han firmado el contrato de arras y han depositado el dinero (en el proceso de compra, además, pueden estar en España de forma temporal). Además, si antes el plazo entre que se hacía la inversión financiera y se pedía el visado no podía exceder los tres meses, ahora se amplía hasta un año.

Otro cambio sobre la mesa es que los inversores ya no tendrán que visitar España para poder pedir la renovación del permiso de residencia. Un ciudadano extracomunitario puede querer tener permiso de residencia en España sin vivir en el país porque lo permite la libertad de movimientos en el espacio Schengen. Además, estas autorizaciones amplían su plazo de renovación a cada 5 años, y no cada dos años como hasta ahora, y demostrar que la inversión sigue vigente.

Y durante el periodo de gestión del permiso, tanto si es para la solicitud como para la prórroga, contarán con la residencia en España hasta que se resuelva el procedimiento, para evitar lo que le ocurría a aquellos extranjeros que agotaban el plazo para prorrogar su permiso y que durante el plazo que tomaba el procedimiento se veían obligados a salir del país.

Son varios los países que cuentan con este tipo de programas (Portugal, Chipre o Reino Unido) con diferentes modalidades para atraer inversiones. En España, el gobierno estima que se han invertido 700 millones de euros (casi 370 en inmuebles y 234 por emprendedores) en inversiones y se habrán creado de forma directa e indirecta unos 12.000 puestos de trabajo.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar :

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

visados-residenciaEn los siete meses que lleva la Ley de Emprendedores en funcionamiento se han concedido 72 visados de residencia por comprar una vivienda de más de 500.000 euros en España, siendo la mayoría para acaudalados chinos y rusos, que suponen casi la mitad de esos nuevos residentes, sin contar a los familiares. El resto de visados han sido para ciudadanos de Ucrania, Líbano, Ecuador, Qatar, Egipto o Irán, entre otros, según los datos de la Secretaría de Inmigración.

En total se han concedido 81 visados bajo los supuestos que contempla el "visado de oro" de la Ley de Emprendedores puesta en marcha por el Gobierno el verano pasado para a conceder visados de residencia exprés a un selecto grupo inversores que: compren casas o pisos con un precio superior a 500.000 euros (sin contar los impuestos), que gasten al menos dos millones en deuda pública, inviertan un millón en depósitos o en acciones, o impulsen proyectos empresariales de "interés general".

La "golden visa" para inversores no conlleva el permiso de trabajo y tampoco obliga a residir en España, aunque fuerza a visitar el país una vez al año. Al mismo tiempo, permite la libertad de movimientos ("espacio de Schengen"), lo que supone todo un anzuelo para los extracomunitarios. El objetivo era incentivar la inversión productiva, buena prueba de ello es que iba enmarcada en la llamada Ley de Emprendedores. Pero de los 81 visados concedidos solo tres corresponden a proyectos empresariales de interés general (con valor añadido o generación de empleo) y otros seis a inversión en capital.

Otros países como Reino Unido, Portugal, Grecia o Malta utilizan también este tipo de incentivos, bajo diversas modalidades, para atraer capital y actividad. Pero el atractivo del mercado inmobiliario de nuestro país está en que "España tiene playas, buenas ciudades y sus precios son mucho más bajos que los de otros países europeos", explica el egipcio Mustafa W, ejecutivo de 33 años que compró hace poco un piso de 600.000 euros en la zona Diagonal Mar en Barcelona, y su objetivo también es lograr la residencia.

España concede en primer lugar un visado de un año que no permite trabajar, algo de lo que automáticamente pueden beneficiarse los familiares, y después pueden solicitar un permiso de residencia de dos años que sí permite la actividad y se renueva cada dos años tras demostrar que la inversión realizada sigue vigente. Los requisitos de seguridad son iguales que los del resto de solicitantes y todos los informes policiales hasta ahora han sido positivos.

En el caso de los nuevos residentes que han logrado la entrada por la compra de una vivienda en España, ha tenido que gastar un mínimo de 500.000 euros sin impuestos ni cargas, que serían unos 600.000 con ellas, de modo que la inversión total resultante asciende a un mínimo de 43,2 millones. Si los inversores en capital (seis en total) han necesitado al menos un depósito bancario de un millón o una compra de bonos de dos millones, la estimación más baja sería seis millones.

Por otro lado, los proyectos empresariales ya autorizados (muchos vinculados al sector tecnológico) hasta ahora supondrán la creación de unos 640 puestos de trabajo y la inversión de unos 40 millones hasta 2019, según los planes de negocio que previamente ha analizado en Ministerio de Economía para determinar el "interés general" y dar luz verde a esos visados. En global, el Gobierno estima que las operaciones registradas rondan los 100 millones y el número de proyectos está creciendo exponencialmente.

Expresiones como "visados de oro" no gusta en el Gobierno, ya que, el resultado será la generación de negocio y empleo: "La legislación buscaba facilitar la inversión productiva y de talento, ha agilizado mucho los trámites no solo para inversores, sino también de emprendedores, directivos o científicos". Además de crear este nuevo visado para inversores, la ley de apoyo a los emprendedores también ha suavizado los requisitos de entrada de altos ejecutivos, científicos o empresarios acortando los plazos de los visados (de un mes a 10 días aproximadamente) y de los permisos de residencia (de unos tres meses a unos 20 días).

Fuente e imagen: elpais.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook -  - Twitter