Saltar al contenido

2

Novación hipotecaria

Una hipoteca es un contrato muy largo y durante el que pueden darse varios cambios que repercutan en nuestra situación financiera. Esta situación puede ser tanto de naturaleza individual como global, como la crisis económica vivida en España, cuando fueron muchos los que entonces contrataron su hipoteca para comprar vivienda y ahora a las puertas de la recuperación observan como las condiciones hipotecarias mejoran, lo que les hace plantearse una novación de hipoteca, es decir, un cambio en sus condiciones. Además, tras las sentencias judiciales sobre las cláusulas suelo o los gastos de formalización de la hipoteca, puede ser un buen momento para aprovechar y cambiar algunas cláusulas abusivas o mejorar las condiciones del préstamo, por ejemplo, para modificar un interés muy superior al que tendrías que abonar si hubieras dado el paso de contratarla ahora. Aunque hay que tener claro que negociar una novación hipotecaria con tu banco para un cambio en el interés o en el plazo de devolución de tu hipoteca, no sale gratis ni es obligatorio para la entidad financiera. El "plan B" sería la subrogación, es decir, cambiar de banco.

...continúa leyendo "Novación hipotecaria: ¿Cuánto cuesta modificar las condiciones de una hipoteca?"

4

Tras el impás de Navidad, retomamos las últimas noticias con la importante sentencia por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), donde finalmente obliga a la banca a devolver íntegramente "todo el dinero cobrado de más" por la aplicación de las "cláusulas suelo" abusivas en las hipotecas, que han impedido que los usuarios se beneficien de las rebajas de los tipos de interés. Así, la justicia europea ha dictaminado hoy a favor de establecer una retroactividad total en la devolución de las "cláusulas suelo" que se aplicaron sin transparencia. La factura para el sector financiero puede ser tremenda, entre 3.000 y 5.000 millones de euros adicionales (algunos cálculos estiman 7.000 millones, incluso más), provocando caídas en Bolsa de los bancos más afectados, como el BBVA, La Caixa o el Banco Popular.

Pisos en Fuengirola (Costa del Sol, Málaga)

La banca llevaba meses en vilo, a la espera de saber si tenía que devolver el dinero de las cláusulas suelo desde 2013, (cuando una sentencia de Supremo declaró ilegales las cláusulas abusivas por "falta de transparencia", pero limitó en el tiempo las compensaciones a los afectados a esta misma fecha) o desde más atrás, desde 2009. El Supremo aducía las consecuencias macroeconómicas para un país cuyo sistema financiero acababa de ser rescatado. El alto tribunal de Luxemburgo, sin embargo, ha sentenciado que las entidades deben devolver todo el dinero pues "la jurisprudencia española que limita en el tiempo los efectos de la declaración de nulidad de las cláusulas suelo contenidas en los contratos de préstamo hipotecario en España es incompatible con el Derecho de la Unión". La diferencia es enorme: entre 3.000 o 7.000 millones millones de euros por la retroactividad de las cláusulas suelo según diferentes cálculos de los especialistas. que se sumarían a los más de 2.500 que ya pagaron. Los Analistas Financieros Internacionales (AFI) llegaron a calcular 9.700 millones con retroactividad, sin embargo, el Banco de España ha subrayado que la cifra puede puede estar sobre los 4.200 millones.

En estos años, varios juzgados acudieron al Tribunal de Justicia de la UE para preguntar si la retroactividad debía ser total: las cláusulas empezaron a activarse a partir de 2009, con la rebaja de índices hipotecarios como el euríbor, que algunos bancos nunca trasladaron a las hipotecas en virtud de la letra pequeña de los contratos. El abogado general de la UE se pronunció en julio a favor de los bancos: apuntó que las devoluciones podían tener límites temporales por las "repercusiones macroeconómicas asociadas", y por "circunstancias excepcionales", ante la posibilidad de alterar una vez más la estabilidad del sector financiero. La Corte de Luxemburgo echa por tierra esa argumentación. Y deja hoy claro que la banca debe devolver íntegramente el dinero, en lo que supone un revés formidable para el sector financiero.

"La declaración del carácter abusivo de una cláusula debe tener como consecuencia el restablecimiento de la situación en la que se encontraría el consumidor de no haber existido dicha cláusula", dice el fallo. Es decir: hay que devolver hasta el último centavo. Hasta ahora esa devolución se limitaba a mayo de 2013. "De tal limitación de tiempo resulta una protección de los consumidores incompleta e insuficiente que no constituye un medio adecuado y eficaz para que cese el uso de las cláusulas abusivas, en contra de lo que exige la Directiva", argumenta el tribunal.

La factura de las cláusulas suelo será dolorosa para la banca, especialmente para el BBVA (que estima el impacto en unos 1.200 millones) o La Caixa (que lo sitúa en hasta 750 millones) y, sobre todo, para el Banco Popular, en plena transición en su cúpula y con serias incertidumbres en los mercados acerca de su capacidad de sobrevivir en solitario. El banco tenía provisionados 350 millones de euros a finales del año pasado, y estimaba que en caso de que la Corte de Luxemburgo fallara como lo ha hecho hoy tendría que elevar esa cifra a 684 millones. Liberbank (129 millones), Sabadell (352 millones) o Bankia (101 millones) también tendrán que hacer frente a fuertes devoluciones.

Según estimaciones del sector bancario, en España, el 97% de las hipotecas se firman a tipo variable, del total de éstas, entre un 30 y un 40% tienen cláusula suelo. Según los expertos, el 99% de los contratos con este tipo de productos se podrían beneficiar de la sentencia, por tanto, aseguran que intentará promover que la banca vaya a arbitrajes para evitar largos procesos judiciales y llegar a acuerdos con sus clientes. No obstante,  en muchos casos no va a hacer falta reintegrar tal cantidad máxima, ya que, por un lado, este fallo europeo sólo se aplica para las cláusulas que ya han sido declaradas nulas por falta de transparencia. Y por otro, porque hay dudas de si se aplicará a las cláusulas suelo de BBVA, Cajamar y Abanca, ya que podría considerarse causa cerrada judicialmente con la sentencia del Supremo. Aún así, para Manuel Pardos, presidente de Adicae, "Es un día histórico para la justicia. Las cláusulas suelo eran un fraude diseñado por la banca que ha afectado a unos tres millones de personas".

Pasos para reclamar el dinero

El reintegro de lo cobrado de más por las cláusulas suelo no se va a producir de forma automática. Los consumidores afectados tendrán que averiguar si su situación da derecho a una devolución y poner en marcha un proceso de reclamación para obtener el reembolso. Analistas y juristas especializados en este tipo de procesos, sugieren seguir los siguientes pasos.

1.- Revise si tiene cláusula suelo su hipoteca. Las cláusulas suelo afectan a las hipotecas a tipo variable. Estas disposiciones fijan un tope por debajo del cual los intereses a pagar no pueden reducirse, pese a que el euríbor (el índice de referencia de la mayoría de hipotecas) se sitúe por debajo de este nivel. Los afectados veían como la letra se encarecía cuando el euríbor subía, pero no podían beneficiarse del todo de las bajadas. Según Adicae "puede aparecer con diferentes referencias, por ejemplo: "cláusula de limitación a la variabilidad del tipo de interés" o "en todo caso el tipo de interés nunca será inferior a..."

Estas cláusulas, sin embargo, no son abusivas a priori. Una sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2013 dictaminó que son nulas solo aquellas que no son "comprensibles" y "transparentes". El veredicto del TJUE de este miércoles no cambia este precepto y no implica que se devuelvan de oficio todas las cantidades que los bancos ingresaron de más. “La sentencia no dice si una cláusula es nula o no, lo único que cambia es el efecto que tiene una vez que se declare nula", aclara Vicente Morató, socio director general de Martínez y Echevarría abogados.

2.- ¿Cómo se presenta la reclamación? La sentencia del TJUE tampoco cambia la manera de reclamar. La única diferencia es que "en lugar de pedir que se devuelvan las cantidades desde mayo de 2013, hay que exigirlas desde la firma del contrato de préstamo”, explica Morató. Abogados y asociaciones de consumidores recomiendan la vía judicial, ya que hasta ahora se ha demostrado como el método de reclamación más eficaz. El juicio puede durar entre uno y dos años a lo sumo, explica Javier Gaston, responsable de "Denuncias Colectivas", quien recomienda acudir a plataformas de asesoramientos y abogados especializados. Si se reclama a través del servicio de atención al cliente de la entidad y en última instancia ante el Banco de España (cuyos veredictos no son vinculantes), “generalmente la banca trata de llegar a un acuerdo, que siempre va a ser la peor solución para el cliente y la mejor para la entidad”.

3.- ¿Y si el banco dice que sus cláusulas suelo son transparentes? En abril de este año, el juzgado mercantil de Madrid dictaminó que 40 entidades entre bancos y cajas habían comercializado hipotecas con cláusulas suelo sin respetar los requisitos de transparencia, y obligó a reintegrar las cantidades cobradas de más desde 2013. No obstante, algunas entidades recurrieron el auto, entre ellas Sabadell y Popular, y se negaron a devolver el dinero alegando que los consumidores fueron informados de manera clara. Adicae afirma que esta actitud "no tiene sentido". "Ya no se discute la información en la venta. Todo el que tenga una cláusula suelo la puede reclamar". Según Javier Gaston, se trata de una estrategia para aplazar el problema, y que los tribunales ya están dando la razón al consumidor pese al recurso de estas entidades.

4.- Si ya se ha llegado a un acuerdo con el banco, ¿se puede volver a reclamar? Muchos bancos han eliminado la cláusula suelo y devuelto a los clientes parte de lo cobrado de más a cambio de que estos se comprometieran a no reclamar más adelante. Sin embargo, según Adicae, eso no les impide beneficiarse del nuevo criterio planteado por Europa: "La cláusula que muchos afectados han firmado de renuncio a las cantidades previas de 2013 es nula. Lo dice la legislación y ya han fallado así varios jueces". Es decir, si se ha llegado a un acuerdo sin que este se homologara judicialmente es posible acogerse al fallo de la institución europea y exigir la aplicación de la retroactividad. Sin embargo, fuentes financieras creen que el haber llegado a un acuerdo de cualquier naturaleza evita que el hipotecado se pueda acoger a la retroactividad.

En otros casos, la entidad bancaria ya reintegró los importes (solo desde 2013 hasta la fecha) por una sentencia de un tribunal. En opinión de Adicae, el fallo del TJUE no permitiría beneficiarse a aquellos que recobraron el dinero mediante sentencias ya dictadas. "Si la persona que inició el procedimiento ya obtuvo una sentencia firme, no se puede abrir otra vez el mismo procedimiento debido a la seguridad jurídica que garantiza la cosa juzgada". Aun así, la asociación deja la puerta abierta: "Aunque en principio no se podría volver a abrir un procedimiento, los abogados ya están trabajando para encontrar una vía que permita seguir con la reclamación".

5.- ¿Qué documentos se necesitan para reclamar una cláusula suelo abusiva? El fallo del TSEU sobre la ilegalidad de las cláusulas suelo en España ha generado un gran revuelo en la banca de nuestro país. En concreto, esta sentencia no pone límite temporal a la reclamación de las mismas, por lo que los clientes han de tener presente cuáles son los documentos necesarios para reclamarlas.

  • Reclamación extrajudicial. Para Fernando Sanahuja es imprescindible presentar al banco una reclamación extrajudicial, en el que se reclama la nulidad de la cláusula y su devolución.
  • Documentación requerida. En el caso de que deba establecerse un proceso judicial, los despachos de abogados son los encargados de recoger los datos. Para ello, piden a los clientes la escritura de la hipoteca y las copias de los recibos.
  • Intereses. Es posible reclamar al banco intereses sobre el exceso cobrado, aunque se trata de una decisión que en la práctica solo se hace cuando todo ha trascendido ya a instancias judiciales.
  • Cantidad recuperable. La cantidad a recuperar dependerá de diferentes factores, como el porcentaje de suelo, el importe de la hipoteca o los años.

Fuentes: elpais.com - Sentencia del Tribunal de Justicia (21 de diciembre de 2016)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Dos de cada diez hipotecas contratadas en España durante el segundo trimestre del año tienen un tipo de interés fijo. La firma de este tipo de créditos para comprar vivienda se ha disparado y ha registrado un nuevo máximo histórico: ya suponen el 20,6% del total de los nuevos contratos, según los últimos datos del Colegio de Registradores de la Propiedad, cuya serie arranca en 2004. En tan solo tres meses su ritmo de avance se ha más que duplicado, ya que en el primer trimestre de este año apenas representaban el 9,83% de los nuevos préstamos.

cuotahipotecaria-2trim-registradores

Las intensas campañas lanzadas por las entidades financieras en favor de las hipotecas a tipo fijo (para hacer frente a la reducción de sus márgenes como consecuencia de la cotización en negativo del euríbor), y la búsqueda de seguridad por parte del comprador de vivienda, han puesto patas arriba el mercado hipotecario. El resultado es que la contratación a tipos de interés variable ha bajado hasta el 79,44% de las nuevas hipotecas, recurriendo al euríbor como índice de referencia en el 77,99% del total de nuevos contratos. En los años del boom inmobiliario, este porcentaje llegó al 98%. El euríbor era el rey de las hipotecas.

En algunas comunidades la preferencia por los tipos fijos es incluso superior. Llama la atención en especial Baleares, donde son ya el 43,9% de los préstamos para vivienda que se firmaron entre abril y junio. Le siguen en las tasas más elevadas Murcia (34%), Galicia (25,9%), Cataluña (25,2%), Comunidad Valenciana (23,7%) y Asturias (21,4%).

La tendencia creciente por este producto que ofrece mayor seguridad al hipotecado a cambio de pagar más por la financiación, ha provocado que la cuantía media de los tipos de interés iniciales de los nuevos créditos haya sufrido un ligero incremento al situarse en el 2,39%. En el primer trimestre el tipo medio fue del 2,38%. Aunque el cambio a la baja parezca leve, supone romper con un largo periodo de continuos descensos en los intereses, alimentados por la vertiginosa bajada del euríbor, que actualmente está en terreno negativo. En su momento álgido, alcanzó el 5,39%, un interés al que los hipotecados suman, además, el diferencial contratado con el banco.

Así, según los registradores, las comunidades autónomas donde los nuevos hipotecados pagan más letra mensual en el segundo trimestre están en Madrid (749 euros), Baleares (686 euros), Cataluña (608 euros) y País Vasco (585). En el extremo opuesto, con las menores cuotas hipotecarias, se sitúan Extremadura (325 euros), Murcia (363) y Castilla-La Mancha (376). Lo que se mantiene estable es la duración de los nuevos créditos hipotecarios: se firman de media a 276 meses (23 años).

La mayor concesión de hipotecas es el resultado de que al mercado inmobiliario español le vaya bien y haya dejado atrás la sequía en las ventas. La venta de viviendas registradas en el segundo trimestre del año han sido 107.838, el mayor desde 2011. La vivienda nueva, tras un largo periodo en mínimos, ha sumado 19.547 compraventas (18,1% del total), mientras que la vivienda usada ha alcanzado las 88.291 (81,9% del total). Con respecto al trimestre precedente se ha incrementado el número de compraventas un 8,5% y en los últimos doce meses se han inscrito 384.082 operaciones, según la estadística registral.

El endeudamiento hipotecario creció en 2015 por segundo año consecutivo

El endeudamiento hipotecario medio para la adquisición de una vivienda aumentó en 2015 por segundo año consecutivo y alcanzó los 109.455 euros, según los datos que ofrece el Colegio de Registradores. Esta cifra creció un 5,5% con respecto a la cuantía registrada el ejercicio anterior (103.766 euros), y ha experimentado un incremento del 8,54% si se compara con el valor de dos años antes (100.841 euros). Entonces, en el año 2013, se produjo la cuantía más baja de la serie histórica.

Aunque estos resultados confirman una tendencia alcista, el endeudamiento hipotecario medio por vivienda se sitúa todavía en valores reducidos, sobre todo si se compara con el periodo del boom inmobiliario, cuando este indicador se llegó a situar en los 151.432 euros (año 2007). De este modo, actualmente la cuantía media que asumen los españoles para comprar una vivienda se ha reducido un 27,72% entre los años 2007 y 2015 (ha caído en todas las comunidades autónomas), coincidiendo con la crisis económica y el estallido de la burbuja inmobiliaria. Son 41.977 euros menos.

endeudamientohipotecario-2trim-registradores

De este modo, Madrid lidera la lista con un endeudamiento hipotecario medio de 173.632 euros. Por detrás se sitúan País Vasco (132.369 euros), Baleares (126.254 euros) y Cataluña (123.386 euros). Por su parte, el menor endeudamiento corresponde a Extremadura (68.957 euros), Castilla-La Mancha (78.027 euros), La Rioja (79.498 euros) y Comunidad Valenciana (81.265 euros).

El endeudamiento hipotecario para la compra de una vivienda creció durante el año pasado en 14 de las 17 comunidades autónomas, destacando la evolución de Canarias, que registró una subida del 20,9%. También es significativa la evolución de Murcia (17,79%) y en menor medida la de País Vasco (9,4%), Cantabria (8,9%) y Galicia (8,7%). Por el contrario, en La Rioja, Madrid y Navarra hubo un descenso del 10,9%, 4,8% y 3,5%, respectivamente.

Los mayores importes de hipotecas se presentan en las autonomías con precios de la vivienda más elevados, lo que refleja las fuertes diferencias de los precios de venta entre las distintas autonomías y provincias. Así, si las viviendas son más baratas el importe medio de una hipoteca será sustancialmente inferior, aunque los créditos hipotecarios no pasen del 80% del precio de venta.

Fuentes y gráficos: registradores.org, bez.es y elpais.com

Quizá también te puede interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

De acuerdo con las últimas estadísticas los desahucios y las ejecuciones hipotecarias están bajando. Así, parece que la recuperación económica da un respiro a los afectados, continuando la tendencia a la baja iniciada el pasado año 2015. En todo caso, el problema es grave, tanto por la situación desesperada de las familias que quedan en una situación vulnerable, como en la magnitud económica y social real que supone sumar todas las ejecuciones hipotecarias producidas durante la crisis y los procesos que acaban en la pérdida de la casa sin necesidad de ejecución, por acuerdos voluntarios o negociaciones que acaban en daciones en pago amistosas. Es un proceso complejo que lleva a muchas familias a una situación límite. Sin embargo, hay formas para evitarlo en el caso de tener problemas para pagar la hipoteca.

hipoteca-quehacer

Respecto a las ejecuciones hipotecarias, el INE, que solo refleja los datos desde 2014, mostró la mayor caída de su serie histórica con una caída del 31,2% en primer trimestre del 2016. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), por otro lado, ofrece una serie temporal más larga. Su último informe estadístico, muestra un descenso en los desahucios del 11,6% en el primer trimestre, mientras las ejecuciones hipotecarias iniciadas hasta marzo de 2016 fueron 14.175, un 29,8% menos que un año antes. Se trata de la cifra más baja de las registradas en un trimestre desde el tercero de 2008.

Estos datos señalan el problema grave de las familias que se hipotecan y acaban sin poder pagar la deuda. ¿Se puede hacer algo si tengo problemas para pagar la hipoteca? Aquí algunos consejos para intentar no perder la vivienda y el bienestar familiar o, al menos, minimizar los daños.

Prevenir

La mejor forma de no tener problemas hipotecarios es no crearlos innecesariamente. Los notarios, aconsejan antes de solicitar una hipoteca, comparar ofertas de diferentes entidades bancarias y de solicitar a la entidad financiera una Ficha de Información Personalizada, además de una oferta vinculante en la que se recojan las condiciones financieras del contrato. Además recomienda al comprador que las cuotas mensuales no superen el 35 por ciento de los ingresos de los solicitantes del préstamo, porque los ingresos pueden cambiar con los años y las cuotas de los préstamos variables pueden subir.

Comprar una casa pidiendo dinero al banco es pactar un acuerdo con un socio muy exigente y con la ley escorada en su beneficio. Así, los bancos y entidades financieras tienen en sus manos un procedimiento de ejecución hipotecaria que, si bien ha experimentado algunas mejoras, castiga con dureza a quien no paga la deuda, asumiendo esta los intereses de demora y los costes del procedimiento judicial. Además, de ser la vivienda habitual comprada mediante el préstamo hipotecario, el banco se puede adjudicar el bien inmueble por el 70% del valor de tasación.

Demasiadas familias han confiado en que el banco les concediera el préstamo de forma responsable y han perdido su hogar. Si bien hay una normativa que obliga a las entidades a conceder préstamos de forma responsable, el castigo al incumplimiento es bastante liviano a través de sanciones administrativas, pero su actuación no tiene impacto en la validez y eficacia del contrato celebrado con el consumidor: si le han concedido un préstamo que no podía ya pagar en el momento de la concesión, el contrato no deviene ineficaz y el acreedor no pierde ningún derecho.

José María Jiménez, abogado especialista en regulación financiera y experto independiente de iAhorro.com, considera que la primera medida para prevenir el impago pasa por analizar que la cuota de amortización mensual no sea tan ajustada que, ante el aumento de la misma o la reducción sustancial de los ingresos periódicos, ponga al deudor en una situación de tensión financiera. Para este cálculo hay que tomar un Euríbor, sumarle el diferencial y calcular la cuota resultante, con herramientas como el simulador del Banco de España. Si no podemos hacer frente a la cuota resultante, mejor no seguir adelante. Por otro lado, es muy desaconsejable contratar un préstamo hipotecario sin ahorros. No solo porque los bancos no conceden de forma habitual hipotecas al 100%, sino porque hay que tener un colchón en el banco, por si tenemos que utilizar los ahorros para pagar la hipoteca durante un tiempo.

En relación con la prevención está la información hipotecaria básica. Es una imprudencia temeraria pedir una hipoteca sin saber qué la dación en pago es la excepción, no la regla, o qué los avalistas responden con todo su patrimonio aunque no lo hipotequen. El Banco de España pone a disposición del cliente una Guía de acceso al préstamo hipotecario. Además, en muchos ayuntamientos y mediante asociaciones de consumidores o despachos de abogados especializados también se puede obtener información personalizada.

Como consejo básico, hay que ejercer el derecho a revisar el borrador tres días antes de la firma ante notario y, de tener dudas, acudir a la consulta de un abogado para que las explique detenidamente. Unos honorarios de 100 euros pueden ahorrarnos cientos de miles euros en pérdidas.

Negocia con el banco

Si prevemos problemas de pago o los problemas llegan sin previo aviso, nunca hay ocultar la situación a los nuestros ni intentar ganar tiempo "a ver qué pasa". Hay que reaccionar: solucionar el problema o minimizar las pérdidas. No nos culpabilicemos, cualquiera puede tener dificultades para pagar la hipoteca. Según la abogada Cristina Borrallo, el cliente debe de tener muy presente que la entidad financiera, a partir de la tercera cuota impagada, está legitimada para interponer el procedimiento de ejecución hipotecaria, por lo que es importante que se intente poner al día al menos a esas tres cuotas.

También es importante que el cliente haga todos los esfuerzos de gestión y negociación con la entidad antes de que se comience el procedimiento ejecutivo, pues una vez iniciado la capacidad de negociación disminuye. Además, para salir de dicho procedimiento, en el mejor de los casos (cuando sea su vivienda habitual) se podrá pagar lo debido hasta la fecha, pero también habrá que abonar las costas procesales de la entidad ejecutante (las costas de abogado y procurador de la entidad bancaria), por lo que la deuda aumenta.

Debido a que el procedimiento es ejecutivo y rápido, es importante que el abogado que gestiona la ejecución hipotecaria sea capaz también de intentar negociar de forma paralela una refinanciación de la deuda con la entidad y sacar al cliente de esa situación con una operación de viabilidad. En los casos que el cliente se pueda adherir a los umbrales fijados en el Código de Buenas Prácticas, recientemente modificado por la Ley 25/2015, de 28 de julio, la operación podrá ser plenamente viable. En los casos (que no son pocos) en que las medidas del Código no sean aplicables, la facultad de negociación del abogado será menor. Siempre que sea posible, un abogado debe asesorarnos y negociar con el banco. Por desgracia, es habitual que las entidades no hagan mucho caso a los clientes, pero sí a los abogados que los representan.

Ocho formas de evitar el embargo

  1. Negociar una carencia de capital. Sirve para pagar únicamente la parte de intereses de la cuota, sin amortizar nada de capital. Debemos explicar bien al banco que si no nos la conceden, seremos incapaces de pagar la cuota. Así, en una hipoteca de 150.000 euros a 30 años a euríbor + 1% en la que estamos pagando una cuota de 493 euros, la carencia haría que pagáramos solo 144 euros al mes, durante 2 o 3 años, mientras nos recuperamos económicamente. Si conseguimos una carencia pagaríamos únicamente los intereses de la hipoteca, sin amortizar parte del capital. De esta forma, podríamos reducir la cuota mensual de la hipoteca hasta la mitad. En algunos casos, podría ser posible aplazar también el pago de los intereses, con lo que no pagaríamos nada de cuota. Si lo negociamos bien, el periodo de carencia podría durar años.
  2. Alargar el plazo. Pasar de 20 a 30 años en una hipoteca media de 150.000 euros a euríbor + 1%, hará que nuestra cuota pase de 720 euros a 493 euros. Lo mejor: una significativa rebaja que nos dará aire en el mes a mes. Lo peor: 10 años más (o los que acordemos) de hipoteca que subirán el total de intereses que acabaremos pagando al banco.
  3. Negociar una rebaja del interés. Se puede intentar por dos vías. La primera, proponiendo al banco suscribir algún producto como un seguro, un plan de pensiones en la entidad o domiciliar algunos recibos más. La segunda vía es conseguir una oferta de otro banco que nos ofrezca mejores condiciones y, con la oferta en la mano, explicarle a nuestra entidad que si no igualan la oferta, nos iremos. En ocasiones, nuestro banco reacciona rebajando el interés.
  4. Llevarnos la hipoteca a otro banco. Este método tiene un coste (alrededor del 1% de la hipoteca pendiente, es decir, unos 1.000 euros de cada 100.000 pendientes), pero en ocasiones merece la pena. Por ejemplo, si estamos pagando una hipoteca de 150.000 euros a 30 años a euríbor + 2,5% y conseguimos que otro banco nos ofrezca euríbor + 1%, pasaremos de pagar 605 euros al mes a sólo 493 euros. En este caso, en apenas cinco meses ya estaremos ganando dinero. Lo mejor: el ahorro de este método es real, no solo un "parche" para ir tirando. Realmente pagaremos menos. Lo peor: hay que hacer una inversión inicial.
  5. Contar con un seguro de protección contra desempleo. Así cubriríamos las mensualidades impagadas de hasta 12 meses. Hay que tener en cuenta que esta medida solo será posible si la hemos contratado antes de la firma del contrato de la hipoteca, ya que después no sería negociable.
  6. Reunificar deudas. Con esta opción podríamos agrupar todas las deudas (préstamos personales, hipoteca...) en una misma cuota. De esta forma, los intereses de los préstamos se reducirían y pagaríamos menos de cuota mensual. Eso sí, hay que tener en cuenta que a la larga pagaríamos más intereses.
  7. Declararse insolvente. Este es un procedimiento complicado pero puede sernos de gran ayuda. Se trata de acogerse a la Ley Concursal, la cual contempla la posibilidad de suspender la hipoteca durante un año. De esta forma, se gana tiempo para renegociar las condiciones del préstamo hipotecario con el banco mientras va mejorando la situación económica del cliente. El inconveniente que encontramos con esta vía es el gran gasto que conlleva contratar abogados, administrador... Sin duda, resulta más recomendable intentar negociar directamente con el banco sin tener que llegar a los tribunales, una opción que no acaba de convencer a ninguna de las dos partes.
  8. Vender la vivienda. Esta sería la solución a aplicar cuando las medidas mencionadas anteriormente no nos han funcionado. Esta preferible tomar esta vía antes que contraer una deuda mayor y acabar perdiendo la casa. Si decidimos poner en venta la vivienda, hay que tener en cuenta que el banco será un aliado en la venta y puede asesorarnos, ya que ellos también estarían interesados en recuperar su valor en el mercado. En estos casos, es preferible poner en venta el inmueble antes de que el proceso de embargo haya empezado.

Protección legal

Si no conseguimos ponernos al día ni negociar una carencia, ampliación de plazo o bonificación de intereses, el banco acabará iniciando el procedimiento de ejecución hipotecaria para quedarse con la casa. "La capacidad de oposición a la propia ejecución hipotecaria es muy limitada, estando los motivos de oposición a la misma tasados en el artículo 695.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil", afirma Cristina Borrallo. Si el abogado puede formular oposición, con posterioridad y estando el procedimiento en suspenso, se citará a las partes para una vista. El juzgado resolverá el mismo y el procedimiento continuará o no.

No obstante, explica la abogada, en la práctica los procedimientos continúan tras la resolución de la oposición pues los motivos principalmente se centran en el error en la cuantía determinada o en la existencia de cláusulas abusivas. Hay que tener presente que, en cuanto a los intereses de demora, los jueces ya de oficio pueden resolver sobre los mismos sin necesidad que se haya manifestado oposición por parte del ejecutado. La protección legal al cliente hipotecado a mejorado durante la crisis, si bien son muchos los expertos que siguen exigiendo una normativa que equilibre la desproporción existente entre el banco prestamista y la familia prestataria. De hecho, la Comisión Europea mantiene procedimientos de infracción para que el Gobierno modifique la legislación sobre ejecuciones hipotecarias y cláusulas abusivas (como el caso de las famosas cláusulas suelo), y el Tribunal de Justicia Europea sigue siendo el encargado de modelar nuestra dispersa y en ocasiones injusta legislación hipotecaria.

Legislación y normativas ante el impago de préstamos hipotecarios

Código de Buenas Prácticas (Real Decreto-ley 6/2012). Pensado para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual en aquellas entidades financieras que se hayan suscrito al mismo, y está dirigido a los deudores que hayan hipotecado su vivienda habitual y estén en el umbral de exclusión, que se define en el artículo 3 de este Real Decreto-ley. También se podrán beneficiar de estas medidas los fiadores y avalistas hipotecarios del deudor principal, respecto de su vivienda habitual y con las mismas condiciones establecidas para el deudor hipotecario. 

Fondo Social de Viviendas. Se creó en 2013 y permite a quienes hayan sido desahuciados de su vivienda habitual como consecuencia de una ejecución hipotecaria, o hayan entregado su vivienda en dación en pago, acceder a un arrendamiento con una renta reducida y, en todo caso, proporcionada a los ingresos existentes. El deudor ha de cumplir, asimismo, ciertos requisitos de tipo económico y encontrarse en situación de “especial vulnerabilidad”.

Ley de Segunda Oportunidad (Ley 25/2015). Su objetivo es “que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer”. Matilde Cuena Casas, catedrática de Derecho, critica que, "en caso de concurso de acreedores del deudor, el prestamista irresponsable no paga ningún "peaje": ni se le subordina el crédito ni se ve afectado por el régimen de segunda oportunidad, el cual no impide la ejecución de la hipoteca". Solo si tras la ejecución de la hipoteca queda deuda pendiente, podrá verse afectada por la Segunda Oportunidad, exonerándose el pasivo pendiente.

Fuentes: elpais.com y finanzas.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El Euribor a 12 meses, índice de referencia que ayuda a determinar la cuota mensual del 90% de las hipotecas sobre viviendas en España, variará la base sobre la que se calcula. De este modo, el European Money Markets Institute (EMMI: la asociación de asociaciones bancarias europeas) finaliza el proceso de cambio del nuevo índice, que entrará en vigor a partir del próximo 4 de julio, precisamente cuando el Euribor se encuentra en la fase más profunda de su depresión.

Banco Central Europeo

El euríbor cerró el pasado año 2015 con una caída del 80%, lo que supone el mayor recorte registrado en la última década. El indicador, que no ha dejado de caer en los últimos doce meses, ha ido descendiendo hasta romper la barrera del 0%. Así, el pasado mes de febrero, el índice basado en los tipos a los que un panel de bancos se financian en los mercados mayoristas europeos alcanzó un -0,008% por primera vez en la Historia, abriendo el debate sobre si, llegado el caso, las entidades deberían pagar a sus clientes por prestarles dinero.

Ya antes de que el BCE rebajara al 0% los tipos de interés y situara la facilidad de depósito en un -0,4%, las previsiones de los analistas señalaban que la caída podría profundizarse este año hasta el 0,1%, lo que pondrá en dificultades a las entidades financieras más agresivas en su política comercial. Sobre la base del saldo vivo total de los créditos hipotecarios en España y el precio del Euribor a 12 meses en diciembre, una décima negativa representa un coste anual superior a 600 millones de euros para los bancos. En el lado contrario, es un ahorro similar para millones de hogares. En este contexto, es evidente que el Euribor se ha convertido en todo menos un aliado para las entidades financieras, pero la Asociación Española de la Banca (AEB) considera que la situación es independiente del proceso de cambio.

Euríbor plus: ¿Qué es y cómo se calcula?

En junio de 2014, el EMMI comenzó a trabajar en un nuevo índice de referencia hipotecario: el euíbor plus cuyo principal objetivo es impedir por parte de los bancos la manipulación en el cálculo de la tasa después de los escándalos ocurridos entre 2005 y 2009. Al contrario de lo que ocurre con el euríbor actual que refleja el tipo de interés al que están dispuestos a prestarse los bancos, con el euríbor plus se persigue un índice de referencia más creíble y menos manipulable. La clave para conseguirlo estaría en su metodología de cálculo.

El euríbor plus se calculará a partir de los tipos de interés de las transacciones efectivamente realizadas en el mercado interbancario y no en los tipos estimados por los bancos. Es decir, se formaría a partir de las contribuciones de los bancos del panel basados en operaciones reales y no en las estimaciones de los intercambios que realizan los bancos entre sí.

Pero, además, la nueva metodología tendrá en cuenta no sólo las transacciones que los bancos se hagan entre sí, sino también los depósitos de las grandes empresas, otras instituciones financieras, instituciones públicas, pymes no financieras, aseguradoras o fondos de pensiones.

El mayor problema que registra su cálculo estaría, sin embargo, en que apenas se realizan transacciones reales a un año, por lo que la volatilidad para los plazos más largos sería más alta. Es decir, apenas se realizan operaciones a un plazo superior a los tres meses de ahí que la muestra sería muy reducida. Recordemos que las hipotecas están referenciadas al euríbor a un año. Con la nueva fórmula, se hará una mediana para determinar los cuatro o cinco bancos que ofrezcan los tipos centrales y con ellos, se hará la media. También se utilizarán datos de los días anteriores cuando haya pocas operaciones.

¿Cómo afectará a las hipotecas?

El EMMI admite que los resultados del nuevo cálculo podrían no ser los mismos que con el método actual. "Es inevitable que haya cambios en el nivel y características del Euribor. Ninguna variable económica puede ser medida con absoluta precisión, así que cualquier cambio en el método de medición producirá una variación. Habrá un impacto, sobre todo en la volatilidad".

A nivel práctico, el objetivo declarado por el EMMI es que el cambio de metodología no afecte a la esencia del índice. Pero surge el enfoque jurídico. "Una cuestión crítica es si, desde un punto de vista legal podría considerarse como un simple cambio metodológico o, por el contrario, como un índice distinto". Teniendo en cuenta la litigiosidad vivida en los últimos años entre la banca y sus clientes a raíz de la comercialización de productos como las preferentes o las cláusulas suelo, la segunda posibilidad podría abrir un frente nuevo en millones de contratos.

Por este motivo, la Asociación Española de Banca demanda una cobertura legal reforzada. "El cambio tal y como se está planteando no tiene por qué presentar riesgos significativos para ninguna de las partes, si bien es cierto que estos se minimizarán o desparecerán totalmente si la transición cuenta con un soporte normativo de ámbito europeo".

Pero, ¿encarecerá las hipotecas? No está claro aún si este nuevo índice de referencia encarecerá o no los préstamos hipotecarios ya que habrá que esperar a ver cómo se comporta una vez se comience a realizar el nuevo cálculo. Lo lógico es que, si el precio oficial del dinero baja (el dinero que se prestan los bancos entre sí se lo piden al BCE que se lo da al tipo de interés establecido), las entidades pagarán menos por él así que también lo ofrecerán más barato. Por el contrario, si el precio del dinero sube, estos préstamos se encarecerán.

La banca pide blindarse y los consumidores transparencia

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, advirtió ayer que si la banca decide llevar a cabo un cambio en la base de cálculo del Euribor, el índice que referencia el precio final de millones de hipotecas en España, deberá hacerlo con todas las garantías de que se trata de una continuación del actual y "blindándose" contra posibles demandas. Según el banquero, el nivel de tipos de interés que manejan los bancos actualmente se prolongará durante dos o tres años, si bien apuntó que no espera que el Euribor caiga por debajo de sus niveles actuales.

Para la banca, "cambiar la referencia del Euribor sería malo" reconoció el mismo Goirigolzarri, subrayando los problemas reputacionales de la banca en los últimos años. "No se trata tanto de un proyecto para cambiarlo como de una reforma porque está en discusión si el índice tal cual es ahora y al plazo de un año es representativo de las operaciones a las que se prestan los bancos". Hasta el pasado mes de febrero, Bankia aumentó un 25% el volumen de contratación de hipotecas respecto al mismo periodo de 2015. La entidad cuenta, junto a CaixaBank, con una de las mayores carteras hipotecarias en España y, con un Euribor negativo y sin cláusulas suelo, está obligada a compensar la pérdida de ingresos por intereses hipotecarios con otras vías de negocio. José Sevilla, consejero delegado del banco apostilló que "los ciudadanos españoles pagan las hipotecas más baratas de Europa".

En el otro lado de la balanza, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pide que se hagan públicos los resultados de las pruebas de cálculo del "nuevo Euribor" o "Euríbor Plus", que supondría pasar del sistema actual de "consulta" o tipo teórico al que se prestarían los bancos entre sí a uno de "transacciones" reales entre entidades.

La OCU ve aún "muchos interrogantes" en el que sería nuevo sistema de cálculo. "Aunque, en principio el cambio de metodología no debería afectar mucho al índice, se tiene que respetar el derecho a la información de los consumidores para evitar que se puedan producir perjuicios a los mismos". Por ello solicita que, durante el periodo de pruebas de julio a diciembre de este año 2016, se calcule el Euribor utilizando ambas métodos de cálculo, pues permitiría comprobar si existen diferencias significativas entre ambos.

El ministro de Educación, Luis de Guindos, ha remarcado que se está en "un periodo de prueba y la posibilidad de pasar a un nuevo índice tiene que ser contrastada con prudencia y con cautela". "El Gobierno va a vigilar que esa posible modificación no tenga ningún impacto negativo desde el punto de vista de todos los tenedores de las hipotecas en nuestro país", aseguró, y apuntó que las pruebas que se están efectuando indican que el nuevo índice estaría en un nivel incluso inferior al actual.

En general, los analistas y expertos piensan que las autoridades velarán por los intereses de los minoritarios y harán los ajustes que sean necesarios para que estos no se vean perjudicados. Su puesta en marcha no se llevará a cabo para favorecer a los bancos, sino más bien todo lo contrario. Con esta medida los bancos no podrán manipularlo como ha ocurrido en el pasado en casos puntuales. Así, se espera que las variaciones del Euribor sean mínimas y el impacto que puedan tener en el pago de las hipotecas será muy bajo. Las mayores caídas del Euribor y las mayores rebajas en la cuota ya las hemos visto.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

 

3

El Euríbor, principal índice que marca los intereses a pagar por las hipotecas a tipo variable, ha cerrado 2015 marcando otro mínimo histórico en su cotización mensual de diciembre: 0,059%. Este nuevo nivel de indicador volverá a rebajar las cuotas de los préstamos hipotecarios a los que les toque revisión (y que no estén sujetos a una cláusula suelo), destacando Madrid y Baleares que se beneficiarán con ahorros que rondan los 200 euros anuales. Para el 2016, se esperan hipotecas para comprar vivienda más accesibles.

evolucion-euribor-2015

La nueva cota del Euribor supone una ralentización en su desplome, de sólo 20 milésimas con respecto a noviembre (0,079%). Además, el índice marca actualmente un nivel diario idéntico al mensual (0,059%), lo que significa que desde el 3 de diciembre (cuando el Banco Central Europeo (BCE) anunció medidas económicas que no cumplieron con las expectativas) ha subido en su cotización intradía, que tocó a primeros de diciembre el 0039%.

Caída del 80% en 2015, la mayor en la última década

El Euríbor, de este modo, cerró 2015 con un recorte del 80% (arrancó en torno al 0,3%), lo que supone la mayor bajada registrada en la última década. El índice comenzó 2015 en el 0,323% en tasa diaria y ha ido cayendo hasta el 0,059% registrado el pasado mes de diciembre. El índice experimentó así una caída de 0,264 puntos respecto al valor marcado en el mismo periodo de 2014. En términos mensuales, solo repuntó en el mes de julio, cuando pasó del 0,163% al 0,167%.

El euríbor inició a mediados de 2014 una senda bajista hasta mínimos históricos, hasta niveles que pocos expertos se atrevían a predecir hace apenas unos meses. El indicador se encuentra hoy en día por debajo del 0,1% y bajando, de tal manera que seguirá abaratando, al menos durante un año más, miles de hipotecas. De hecho, en apenas un mes (de octubre a noviembre), ha caído casi un 40% al pasar del 0,128% al 0,079%, y, además, actualmente se sitúa sensiblemente por debajo de los niveles de hace un año. El 3 de diciembre, el euríbor marcó su mínimo histórico intradía, en el 0,032%, el mismo día de la reunión del BCE. Su máximo histórico lo fijó en octubre de 2008, cuando alcanzó el 5,26%, mientras que su media histórica se sitúa en el 2,305%.

Detrás de esta presión a la baja se encuentra la política monetaria del BCE, que mantiene desde septiembre de 2014 los tipos de interés en el 0,05%, un nivel nunca visto hasta entonces. Históricamente, la correlación entre el euríbor y el precio del dinero suele situarse entre 25 y 50 puntos básicos, pero ante una situación tan anómala de bajos tipos de interés, incluso esta correlación se ha roto. De hecho, hay expertos que no descartan incluso que el indicador pueda llegar a entrar en terreno negativo en los próximos meses.

Madrid y Baleares con ahorros que rondan los 200 euros anuales

Madrid y Baleares son las comunidades autónomas que en mayor medida se van a beneficiar del mínimo histórico que ha marcado en diciembre el Euríbor a 12 meses (0,059%), ya que experimentarán en sus préstamos hipotecarios descuentos que rondan de media los 200 euros anuales. Esto es así porque hace un año, en diciembre de 2014, el indicador se situaba en el 0,329%, con lo que una hipoteca media de 100.000 euros contratada entonces con un plazo de amortización de 25 años que se revise ahora en enero se beneficiará de un descuento de unos 12 euros mensuales o unos 140 al año.

Así, en diciembre de 2014, el importe medio de una hipoteca para la compra de vivienda era de 104.950 euros, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que al aplicarle el Euríbor entonces en vigor suponía pagar una cuota mensual de 364,47 euros. Si el préstamo se revisa anualmente, ahora en enero, una vez aplicadas las nuevas condiciones, la cuota pasará a ser de 352,43 euros, 12,04 euros menos al mes, o 144,48 al año. Sin embargo, el importe medio de las hipotecas varía de una región a otra, y las hipotecas de mayor cuantía sufren las subidas del Euríbor en mayor medida que las más reducidas, pero también se benefician de mayores descuentos cuando el indicador baja.

La diferencia por zonas se refleja bien en los siguientes ejemplos. Según los datos del INE, el importe medio de un préstamo para la compra de vivienda oscilaba en diciembre de 2014 entre los 68.024 euros en Extremadura y los 159.796 euros en Madrid. En Extremadura se pasaría de pagar una cuota mensual de 236,23 euros a 228,43, apenas 7,8 euros menos al mes o 93,6 euros al año. Pero en Madrid, el descuento será de 18,33 euros al mes o 219,96 al año. En Baleares, el importe medio de una hipoteca era en diciembre de 2014 de 135.153 euros, con lo que el descuento será de 186 euros.

En el País Vasco y Cataluña el descuento también será interesante, en torno a 150 euros. Y ya por debajo de esta cantidad figuran Navarra (138,6), Cantabria (137,88), Aragón (126,6), Andalucía (124,08), Asturias (117,96), Galicia (117,24), La Rioja (116,889, Castilla-La Mancha (113,4), Valencia (110,52), Castilla y León (110,28), Murcia (107,76), Canarias (104,76) y Extremadura (93,6).

En 2016, hipotecas más accesibles

Según la Agencia Negociadora, en 2016 se producirá la segunda fase "de la guerra comercial de las hipotecas" que iniciaron los bancos a finales de 2014. Esta situación supondrá incrementos en la cifra de operaciones y de su importe medio y una menor exigencia de solvencia a quienes suscriban el crédito. En concreto, según ha explicado la Agencia Negociadora en un comunicado, en 2016, podrán verse hipotecas con un interés del Euríbor con un diferencial del 0,5%, frente al Euríbor más el 1% o el 2% actual.

"Lo realmente significativo y novedoso es que se producirá una menor exigencia de solvencia" a los deudores, que se reflejará en un mayor Loan To Value (LTV), porcentaje de la tasación de la vivienda por la que se suscribe la hipoteca. Del mismo modo, habrá un menor requerimiento de esfuerzo financiero. Actualmente, las entidades exigen que el pago de la hipoteca no supere el 35% de los ingresos regulares mensuales del demandante, una cifra que podría ascender hasta el 45% a lo largo de 2016, según la Agencia Negociadora.

"Todo esto supondrá, por un lado, que las hipotecas serán más baratas y, por otro, que se podrá obtener más dinero por el mismo inmueble que en 2015, y el banco exigirá menos nivel de ingresos para dar el préstamo". Esta situación tendrá como consecuencia que las instituciones europeas de supervisión bancaria endurezcan las exigencias de capital para el sector financiero español, ha advertido la Agencia Negociadora.

Por zonas geográficas, al igual que ha sucedido en el último trimestre de 2015, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), serán Andalucía, Madrid y Cataluña las que lideren el crecimiento del mercado hipotecario. En este sentido, la Agencia Negociadora prevé que "lo que más tirará del mercado hipotecario es la consolidación del inmobiliario, que en 2016 continuará su crecimiento".

Fuentes: elmundo.es y elconfidencial.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

El euríbor sigue sorprendiendo, y gratamente para los que tengan una hipoteca. La caída del índice más utilizado para calcular las hipotecas en España parece no tener límite, y eso que el margen ya es bastante escaso, situándose muy cerca del 0,00%. Pero después de marcar un nuevo mínimo en tasa mensual en octubre, al cerrar con una media del 0,128%, el nuevo hito del euríbor ha sido cotizar en tasa diaria por debajo del nivel del 0,10%.

viviendas-majadahonda

En concreto, el indicador marcó el 0,098% el pasado jueves 5 de noviembre y bajó al 0,096% al día siguiente. Tras un leve repunte el pasado lunes (0,101%), y ayer miércoles volvió a registrar un mínimo en el 0,091. De momento, con siete valores cotizados en lo que va de mes, la media de noviembre se sitúa en el 0,100%.

El Banco Central Europeo (BCE) y su presidente Mario Draghi están detrás de estos descensos: "Estamos en una semana post BCE rica en comentarios con un denominador común: apoyo para nuevas medidas monetarias y mente abierta para las mismas".

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, señala que "hay un debate en el mercado sobre cuál puede ser el recorte del tipo de depósito en diciembre". El consenso apunta a una rebaja de 0,1 puntos hasta dejarlos en el 0,3%. "Al final, supondría más presión para que los 179.900 millones de euros ahora en depósitos se movilicen al mercado". Desde Citi prevén que el euríbor a doce meses se mantendrá en niveles promedio de 0,05-0,1% a corto plazo.

La estabilidad de precios en torno al 2% es el objetivo primordial (y la asignatura pendiente) del BCE. Actualmente, la inflación en la zona euro se sitúa en el 0%. Cuando Draghi llegó a la presidencia del BCE en noviembre de 2011, el IPC era del 3%. En este sentido, si continúa la tendencia actual de guerra de divisas y de bajada de los precios del petróleo, será necesaria en 2016 otra ronda de flexibilización monetaria por parte de los bancos centrales, lo que acercaría más el euríbor al 0%, una cota que, a juicio de los expertos, será más complicado ver.

El euríbor a 12 meses continúa del lado del bolsillo de los hipotecados y sigue restando euros a las cuotas de los préstamos. De mantenerse la tasa mensual de noviembre en el 0,100% (0,235 puntos por debajo del euríbor medio de noviembre de 2014), para una hipoteca media de 100.000 euros a 25 años la rebaja sería de cuatro euros al mes o de 48 euros al año. Según los expertos, a medida que se refuerce la posibilidad de más estímulos monetarios en diciembre por parte del BCE, el euríbor seguirá presionado a la baja, aunque es difícil que llegue a tocar el 0,00%.

El euríbor de octubre, con rebajas de hasta 150 euros

Madrid es la región que en mayor medida se va a beneficiar del anterior mínimo histórico marcado en octubre del euríbor a doce meses (0,128%), ya que experimentarán en sus préstamos hipotecarios descuentos de hasta 150 euros anuales. Esto es así porque hace un año, en octubre de 2014, el indicador se situaba en el 0,338%, con lo que una hipoteca media de 100.000 euros contratada entonces con un plazo de amortización de 25 años que se revise ahora en noviembre se beneficiará de un descuento de unos nueve euros mensuales o 105 al año.

Destacan también las rebajas en la hipoteca en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con descuentos de 151,32 y 121,2 euros anuales, respectivamente. También en Baleares, País Vasco y Navarra el descuento será notable, superior a los 120 euros. Por debajo de esta cantidad figuran Cataluña (117,84 euros), Cantabria (99,6 euros), Aragón (98,88 euros), Asturias (93,48 euros), La Rioja (92,64 euros), Valencia (91,8 euros), Galicia (91,32 euros), Andalucía (90,36 euros), Castilla y León (88,44 euros), Canarias (86,76 euros), Castilla La Mancha (84,36 euros), Extremadura (79,2 euros), y Murcia (77,64 euros).

Fuente: cincodias.com

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter –