Saltar al contenido

2

Los extranjeros compraron 69.196 viviendas en España durante 2015, un 13% más que en 2014, con lo que se hicieron con una de cada cinco casas (el 18%) que se transmitieron en el país, según los datos del Ministerio de Fomento. La compra de viviendas por parte de extranjeros creció así por encima del incremento medio del 9,8% que registró el mercado de la vivienda en general.

casa-ibiza

Del total de transacciones de viviendas cerradas por extranjeros, los que no tienen residencia en España se hicieron con 4.846 pisos, un 10,1% más que en 2014. Mientras que los extranjeros residentes adquirieron 64.350 pisos y casas el pasado pasado año 2015, lo que arroja un incremento del 13,3% respecto al ejercicio precedente.

De este modo, el comprador extranjero, junto con la venta de casas de segunda mano impulsaron al mercado de la vivienda durante 2015, para que consiga encadenar su segundo año consecutivo de crecimiento y alcanzara su máximo desde 2010, con un total de 382.691 viviendas libres vendidas.

Así, según José Peral, director de comercialización y marketing de Solvia, "nadie cuestiona el destacado papel que ha jugado el comprador de vivienda extranjero en los años de crisis del sector inmobiliario". Muchos analistas han calificado este empuje como "el principal motor" de crecimiento en las estadísticas de compraventa de viviendas, destacando a su vez la mayor presencia del comprador extranjero no residente. Ahora, en la etapa de consolidación de la mejora inmobiliaria, este perfil sigue comportándose de forma positiva.

Para contrastar los datos de Fomento, la evolución en la venta de viviendas al mercado internacional también es positiva según los datos del Colegio de Registradores, donde el peso de los compradores extranjeros (residentes y no residentes) en el total de las transacciones de viviendas en España ha crecido de forma exponencial en los últimos años al pasar de representar el 4,2% en 2009 al 13,2% en 2015.

Valencia y Andalucía, los principales mercados

Por regiones, la Comunidad Valenciana lidera las comunidades en las que los extranjeros compraron más pisos y casas el pasado año, con un total de 20.219 viviendas, de las que 1.665 fueron adquiridos por no residentes.

Después se sitúa Andalucía, donde los ciudadanos extranjeros se hicieron con 14.384 casas en 2015, 1.854 de ellas por los no residentes, y Cataluña, con 10.264 viviendas adquiridas por extranjeros, 186 de ellas por no residentes.

Asimismo, los extranjeros compraron 7.295 pisos en Canarias durante el pasado ejercicio, de los que 386 fueron adquiridos por no residentes, y se hicieron con 5.061 viviendas en Baleares (218 por no residentes).

En Madrid, el número de pisos adquiridos por ciudadanos extranjeros se situó en 4.951 casas, de las que 79 se compraron por extranjeros que no tienen residencia en el país.

Fuentes: elmundo.es - Ministerio de Fomento 4º Trimestre 2015

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

El mercado de vivienda en España movió 51.853,6 millones de euros en 2015, lo que supone un aumento del 10,3% en comparación con 2014 (47.022,1 millones), según los datos del Ministerio de Fomento. De esta manera, la cuantía que mueve el mercado de vivienda libra mantiene en 2015 la tendencia positiva que recuperó en 2014, ejercicio en el que rompió con tres años consecutivos de caída. Durante 2015 la inversión en vivienda volvió a niveles del año 2011, cuando el mercado movió 50.924,4 millones, y alcanza la cifra más alta desde 2010, cuando fue de 80.782,2 millones.

granvia-madrid

Los 51.853,6 millones de euros se corresponden con las 382.691 operaciones de compraventa de viviendas que se hicieron en 2015. En concreto, las viviendas de segunda mano movilizaron 44.842,9 millones (un 12,9% más), mientras que la cuantía en las de obra nueva fue bastante inferior, con 7.010,7 millones (-3,8%).

Madrid fue la región en la que se registró mayor cuantía en las transacciones de vivienda libre en 2015, con 10.103 millones de euros. Por detrás se situaron Andalucía (9.130,2), Cataluña (9.387,9 millones) y la Comunidad Valenciana (6.180,7). A continuación se encuentran Baleares (2.857), País Vasco (2.783,1), Canarias (2.217,4), Castilla y León (1.616,4), Galicia (1.514), Murcia (1.188,8), Aragón (1.178,7) y Castilla-La Mancha (1.078,6).

Las regiones en las que el sector de la vivienda movió menos dinero fueron Asturias (641,8), Cantabria (590), Navarra (527,6), Extremadura (425,7), La Rioja (299,7) y Ceuta y Melilla (132,8 entre las dos).

La bajada de precios anima a comprar viviendas más grandes

En plena burbuja inmobiliaria, cuando el precio del metro cuadrado escalaba a cifras imposibles de asumir por muchos españoles, las viviendas pequeñas ganaron atractivo. La caída de precios de forma continuada en los años de la crisis económica, hasta estabilizarse e incluso comenzar a subir en algunas comunidades en 2015, el tamaño de la vivienda que se compra ha cambiado y se aprovecha la bajada de precios para comprar pisos y casas más grandes.

Así, según un informe realizado por Afi Analytics, una unidad de negocio de Analistas Financieros Internacionales (AFI) ha aumentado el tamaño medio de las viviendas que compran los españoles, pasando de 104,03 metros cuadrados en diciembre de 2008 a 110,9 metros cuadrados en junio de 2015. Esto ha venido acompañado de una caída del precio por metro cuadrado en este periodo de un 27%.

Desde 2008 hasta que los precios tocaron fondo en 2014, el valor de una vivienda ha disminuido un 35% de media. Con el mercado inmobiliario todavía renqueante, las familias que pueden permitirse comprar una vivienda acceden ahora a casas más grandes. De este modo, si se comparan los tamaños medios de las casas vendidas en 2008, en algunas zonas los cambios son importantes. Por ejemplo, justo al inicio de la crisis, en Madrid se adquirían viviendas de 82 metros de media, ahora las compraventas son de 90 metros. En Valencia, han pasado de 114 metros a 120 metros cuadrados. En los municipios de Albacete se adquieren viviendas de 153 metros de media, frente a los 138 metros de 2008. En Badajoz han pasado de 96 metros a 115 metros.

Analizando los datos del Consejo Nacional del Notariado sobre el precio medio de compraventa de viviendas, a nivel provincial, y para municipios de más de 200.000 habitantes (o capitales de provincia). ¿Dónde se vendieron las viviendas más grandes a mediados de 2015? Encabezan el ranking los municipios de Álava (181,62 metros de media), Marbella (169,37 metros) y los municipios que rodean Teruel (168,55 metros). Las viviendas de media más pequeñas que cambiaron de manos en 2015 estaban en Torrevieja (69,97 metros cuadrados), L'Hospitalet de Llobregat (71,96 metros) y Barakaldo (75,62 metros), en la provincia de Vizcaya.

Fuentes: elmundo.es y elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

5

El mercado de la vivienda en España continúa recuperando poco a poco el esplendor perdido con una revalorización de los precios cada vez mayor y un aumento de las compraventas al cierre del año pasado. Así, durante 2015, el precio medio de las viviendas se incrementó hasta un 6,6% (misma apreciación que en el tercer trimestre del año), según la Estadística Registral Inmobiliaria. Además, la compra de pisos y casas en comparación con el total de 2014 repuntó un 11,2%, hasta las 354.538 operaciones.

costadelsol-urbanizacion-mar

Los precios, en tasa intertrimestral (el cuarto trimestre de 2015 respecto al tercer trimestre) repuntó un 0,9%. De este modo, según los Registradores de la Propiedad el valor de la vivienda se sigue "suavizando", con un descenso acumulado de los precios desde los niveles máximos de 2007, hasta el 28,4%Según el Colegio de Registradores, tras un año y medio de crecimientos de precios, éstos se sitúan en niveles de mediados de 2004. Aunque los registradores no hacen previsiones, la marcha de los datos "sugieren una posible estabilización" de los incrementos de los precios en 2016 "en el entorno del 5%".

En lo que respecta a la venta de viviendas, para el conjunto del año 2015 se han registrado 354.538 compraventas, que supone un incremento del 11,17%, 6.150 más que el resultado interanual del tercer trimestre, constatando la inercia favorable del ritmo de compraventas. Esta cifra es la más elevada de los últimos dieciséis trimestres. La vivienda nueva ha marcado nuevamente un mínimo histórico con 74.988 compraventas anuales (descenso del ‐36,91%), mientras que en vivienda de segunda mano se ha registrado 279.550 compraventas (crecimiento del 39,73%), la cifra más alta de los últimos veintinueve trimestres, debiendo retroceder hasta el tercer trimestre de 2008 para encontrar un número interanual de compraventas usadas más elevado.

Estas tasas interanuales la compraventa de viviendas acumula cuatro trimestres consecutivos de crecimiento, frente a los descensos en los cinco trimestres precedentes. Así, en el cuarto trimestre de 2015 se alcanzó las 84.031 operaciones, lo que supone un incremento del 7,9% sobre el mismo trimestre de 2014. Con respecto a los tres meses anteriores, las transacciones descienden un 9,4%, mostrando la estacionalidad tradicional de las inscripciones registradas en el último trimestre del año, añade el informe.

Por su parte, la demanda extranjera se situó en el cuarto trimestre de 2015 en el 14,4% de las compraventas totales, con un resultado interanual del 13,2%, situándose por encima de las 12.000 compraventas trimestrales y superando las 46.000 durante 2015. Según los registradores, "la compraventa de extranjeros sigue siendo uno de los factores que están aportando dinamismo al mercado inmobiliario español", mercado que en estos años "se ha fidelizado y ha aumentado" en el conjunto de la demanda. Por nacionalidades, durante el cuarto trimestre británicos (23,9%), franceses (8,2%), alemanes (7,8%), suecos (6%) y belgas (5,7%) encabezaron el ranking de compraventas, una relación similar a la del conjunto del año.

La venta de viviendas se va generalizando

En 14 comunidades autónomas (nueve de ellas con crecimientos de dos dígitos) ha crecido el número de compraventas. Los mayores aumentos del último año se han producido en País Vasco (20,8%), Cataluña (15,6%), Madrid (15,4%) y Aragón (15,1%). Por el contrario, los únicos descensos, todos ellos moderados, se han producido en Navarra (-2,5%), Extremadura (-1,3%) y Castilla-La Mancha (-0,6%).

Las provincias también han acusado el componente estacional del último trimestre del año, dando lugar a descensos intertrimestrales en cuarenta de ellas, frente a los ascensos en diez. Las provincias con un mayor número de compraventas registradas han sido Madrid (11.272), Barcelona (9.124), Alicante (6.415), Málaga (5.935) y Valencia (4.492). En términos relativos, las compraventas de vivienda por cada mil habitantes han estado encabezadas por Málaga (3,66), Alicante (3,46), Baleares (2,56) y Girona (2,53).

Las tasas de variación trimestrales desestacionalizadas (calculadas con resultados medios anuales), suavizan el grado de ajuste reflejado por las tasas intertrimestrales, dando lugar a treinta y cinco provincias con crecimientos trimestrales, frente a los descensos en quince provincias. Lo mismo ocurre con las tasas de variación interanuales, con cuarenta y tres provincias con incrementos interanuales, frente a las siete con descensos. Los mayores incrementos interanuales se han alcanzado en Vizcaya (32,50%), Jaén (20,83%), Barcelona (20,49%), Córdoba (20,17%), Palencia (19,55%) y Zaragoza (19,38%).

Las hipotecas a tipo fijo, en su máximo histórico: el 8,8%

En cuanto al crédito hipotecario, la estadística registral refleja que el endeudamiento hipotecario por vivienda ha presentado un resultado de 110.985 euros, con una subida intertrimestral del 1,1%. En el último año, el aumento ha sido del 5,5%, acumulando siete trimestres consecutivos de crecimiento.

Por su parte, la contratación de hipotecas a tipo de interés fijo siguió incrementándose y alcanzó en el cuarto trimestre el 8,8%, un nuevo máximo histórico, mientras que la contratación a tipo variable bajó al 91,2%. La cuantía media de los tipos de interés iniciales de los nuevos créditos ha fue del 2,5% en el cuarto trimestre, con un descenso de 0,09 puntos porcentuales con respecto al trimestre precedente, lo que marca un nuevo mínimo histórico. Asimismo, los plazos de contratación han descendido levemente durante el cuarto trimestre, el 0,7% con relación al trimestre anterior, hasta los 22 años y 7 meses.

En cuanto a los indicadores de accesibilidad a la vivienda, los registradores señalan que todos ellos tienden a estabilizarse. Así, la cuota hipotecaria mensual media se situó en 535,8 euros en el cuarto trimestre de 2015, con un incremento intertrimestral del 0,7%, mientras que el porcentaje de dicha cuota con respecto al coste salarial aumentó en 0,17 puntos porcentuales , hasta el 28,3%.

Por otro lado, las certificaciones por inicio de ejecución hipotecaria sobre viviendas del cuarto trimestre han sido 14.179, con un descenso del 22,1% sobre el mismo periodo de 2014. El 63,1% de estas certificaciones correspondieron a personas físicas, mientras que el 36,8%, a personas jurídicas. En cuanto a la nacionalidad, el 92,2% de las certificaciones correspondió a nacionales, frente al 7,7% de extranjeros.

Los notarios confirman la tendencia al alza de precios y ventas

Estos datos sobre la recuperación inmobiliaria en el mercado residencial durante 2015, también los confirma la estadística del Consejo General del Notariado. Por un lado, el precio medio del metro cuadrado de las viviendas vendidas se encareció un 1,9% interanual, hasta los 1.277 euros; y por otra parte, el número de compraventas escaló un 8,6% con respecto a 2014, hasta las 401.236 operaciones. Además, se firmó un 23,2% más de hipotecas para la adquisición de una casa (170.266 préstamos).

Así, según los notarios el número de compraventas de viviendas registró en el conjunto del 2015 un ascenso del 8,6% interanual hasta las 401.236 operaciones. La expansión del número de compraventas se reparte entre la expansión de las ventas de pisos (7,8%), el incremento de la venta de casas unifamiliares (11,9%) y la venta de otros inmuebles (4,6% interanual). En el caso de los pisos, las compraventas de aquellos de precio libre experimentaron un incremento del 8,4%. Además, dentro de este segmento, las ventas de pisos de segunda mano mostraron una expansión del 12,1%, frente a la contracción experimentada por la compraventa de pisos nuevos con un 13%.

En términos de precio promedio por metro cuadrado de las viviendas compradas en 2015 fue de 1.277 euros, reflejando así un encarecimiento del 1,9% interanual. Este incremento se debe tanto al aumento del precio del metro cuadrado de las viviendas de tipo piso (2,6% interanual) como al encarecimiento de las viviendas unifamiliares (1% interanual). Dentro de los pisos, los de segunda mano se situó en los 1.381 (2,4% interanual) y el de los pisos nuevos de 1.741 (7,1% interanual).

Por último, en 2015 la compraventa de otros inmuebles se situó en 99.714 operaciones (4,6%), de las que un 37,9% correspondió a fincas, parcelassolares. El precio medio por metro cuadrado de estas transacciones alcanzó los 198 euros (0,8% interanual). Según los notarios, para los primeros meses de 2016 se espera que las cifras del mercado continúen con la senda de crecimiento observada en 2015, aunque quizá con valores más moderados".

Fuentes - Registradores: Estadística 4º Trim. 2015 (.pdf) - C. G. Notariado: Estadísticas 2015 (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Podría decirse que el pasado año 2015 puso definitivamente un punto y aparte a la crisis inmobiliaria, al menos, en el apartado de la venta de viviendas. Así, en 2015 se registraron 354.132 operaciones de compraventa de pisos y casas, un 11,1% más que en 2014, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata del mayor repunte interanual registrado en ocho años y una subida muy superior a la experimentada en 2014, cuando se elevó el 2,2% hasta un total de 319.389 operaciones.

evolucion-compraventas-2015-ine

La venta de viviendas resucita y coge ritmo, sin embargo, pese al repunte, todavía quedan muy lejos los niveles que se alcanzaron en 2007, antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. En aquel momento se llegaron a vender en 12 meses más de 775.000 viviendas nuevas y usadas en España. El peor año para la compraventa de casas se vivió en 2013, cuando tras enormes caídas encadenadas, el registro quedó en 312.593 transacciones. Hoy se vende una tercera parte de lo que se compraba hace diez años, apenas se construye y las hipotecas aún están en niveles bajos, aunque ya exista cierta reapertura del crédito hipotecario.

Del total de viviendas transmitidas en 2015, el 78% (276.267) correspondió a pisos y casas de segunda mano, confirmándose este segmento como el gran motor del mercado. En concreto, el número de casas usadas que cambiaron de mano creció un 37,2% respecto a 2014. Todo lo contrario ocurre en la obra nueva: en 2015 apenas se adquirieron 77.865 viviendas a estrenar, un 33,7% menos.

Por régimen, los compradores se decantan un año más por la vivienda libre, cuyo precio de venta es, en ocasiones, inferior al de la vivienda protegida debido al desfase de los módulos. El 89,8% de las compraventas en 2015 fueron libres (318.055) y el 10,2% protegidas (36.077). El número de casas libres transmitidas aumentó un 11,1% respecto a 2014 y el de protegidas, un 10,8%.

Incrementos generalizados de las ventas, excepto en Navarra

Por comunidades autónomas, País Vasco (17,2%), Aragón (16,6%), Islas Baleares (14,6%), Cataluña (14%) y Madrid (13,2%) registraron los mayores incrementos de la actividad. Por su parte, la única comunidad que registró tasa anual negativa fue Navarra, con un descenso del -1,7%.

Atendiendo a las compraventas de viviendas por cada 100.000 habitantes, la Comunidad Valenciana (1.322) e Islas Baleares (1.177) arrojan los mejores números.

En términos globales, Andalucía fue la región que más operaciones sobre viviendas realizó en 2015, con 70.739 compraventas, seguida de Cataluña (54.571), Comunidad Valenciana (51.788) y Madrid (50.373). Las comunidades que acogieron un menor número de compraventas de viviendas fueron La Rioja (2.561), Castilla y León (4.298 operaciones) y Navarra (4.313).

ine-compraventa2015

Sumando las fincas rústicas y las urbanas (viviendas y otros inmuebles de naturaleza urbana), el total de las fincas transmitidas en 2015 alcanzaron 1.634.670, con un aumento del 4,6% sobre el año anterior, regresando así a tasas positivas después de haber caído un 4,5% en 2014.

Finalmente, respecto al mes de diciembre de 2015, la compraventa de viviendas creció un 6,8% en relación a diciembre de 2014, hasta sumar 27.625 operaciones, moderando en casi siete puntos el avance interanual del 13,7% registrado en noviembre. Con el repunte de diciembre, la compraventa de viviendas acumula 16 meses consecutivos de alzas interanuales. No obstante, en tasa mensual (diciembre de 2015 sobre noviembre del mismo año), la compraventa de viviendas retrocedió un 3,9%, en contraste con los aumentos del 1,6% y del 2,4% que se registraron en diciembre de 2013 y de 2014, respectivamente.

Fuentes: elpais.com - INE Transmisiones Diciembre y conjunto anual 2015 (.pdf)

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –