Saltar al contenido

El hecho de que el precio oficial del dinero esté próximo a cero y las Bolsas estén anticipando una nueva recesión o, cuando menos, una desaceleración del crecimiento económico mundial ha hecho que los inversores busquen nuevo rumbo. Y, como ha ocurrido ya en similares coyunturas económicas, vuelve su mirada hacia el sector inmobiliario según los principales expertos, eso sí, no a todo el sector de manera general. Además, según la estadística de los registros mercantiles, la creación de nuevas empresas que desarrollarán su actividad en el mercado inmobiliario subió un 11,3% en 2015, el mayor incremento de todos los sectores analizados.

edificios-barcelona1

De este modo, la consultora PwC señala en un su reciente informe "Emerging Trends in Real Estate" que "los inversores se están focalizando en ciudades y, dentro de ellas, en determinados activos más que en países". En concreto, los expertos de esta firma consideran que hay rentabilidades interesantes en activos como oficinas, hoteles, edificios (centros de salud, edificios residencias para jóvenes...) o incluso naves logísticas, al calor del desarrollo del comercio electrónico. Por áreas geográficas PwC sitúa el foco en cinco ciudades europeas: BeRlín, Hamburgo, Dublín, MadridCopenhague. Las razones para situar a la capital alemana en el número uno de la rentabilidad inmobiliaria para 2016 reside en que tiene un elevado porcentaje de población joven, así como en que se está convirtiendo en un polo de atracción para empresas tecnológicas y, junto a lo anterior y casi lo más importante, tiene terreno aún disponible para desarrollar nuevos proyectos inmobiliarios.

En cuanto a países, las mejores perspectivas de interés de la inversión están situadas en los países del sur de Europa, sobre todo el mercado inmobiliario en España y en Portugal que, por otra parte, son los que registraron las mayores caídas de precios y de rentabilidad durante los años de la crisis. Además de los del sur, los inversores tampoco han dejado pasar las oportunidades en Reino Unido y en Irlanda, países ambos que sufrieron su correspondiente "boom inmobiliario" y, a resultas de él, registraron una caída significativa de los precios de los activos.

En el caso de España, según la consultora Irea, "las previsiones para 2016 son positivas a pesar del clima de incertidumbre política en el que se encuentra España en estos momentos y las incógnitas de la situación económica global. Probablemente asistiremos a descensos de los volúmenes de inversión registrados en activos comerciales aunque, sin embargo, el suelo residencial y los hoteles registrarán una fuerte actividad", y con un especial crecimiento "la logística y la promoción residencial serán los mercados más atractivos para los inversores este año. En el caso del sector logístico necesita de un desarrollo y adaptación a nuevos modelos de negocio y se verá impulsado por el crecimiento del comercio electrónico, que en España tienen un peso cada vez mayor en el consumo nacional". En el caso de la inversión residencial, "el mayor acceso a la financiación hipotecaria y el interés de promotores y fondos en invertir en este mercado potenciarán en mayor medida dicha actividad".

En el caso del sector inmobiliario español en distintos estudios cobra gran protagonismo el turismo, como ya lo fue en 2015, año en que la inversión en inmuebles hoteleros se disparó hasta los 2.614 millones, según Irea, y 2.650 millones según los cálculos de JLL Hotels & Hospitality. Este dato supone un máximo histórico y rebasa con creces el anterior récord, de 2006, en plena burbuja inmobiliaria, con 1.800 millones. Y un dato que también duplica los 1.100 millones de euros de 2014, que ya se veía en el sector como un buen año.

El tirón del sector hotelero ha estado protagonizado por las socimis, las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria, que se han hecho con la mayoría de las operaciones. Un tipo de vehículo inversor que disfruta de muy atractivas ventajas fiscales y que concentró operaciones de compra de hoteles por casi 1.000 millones de euros a lo largo de 2015 (en concreto, 984 millones, según los datos de Irea), trece veces más que el ejercicio anterior, cuando sólo cerraron compras por 74 millones. Para este año el panorama se presenta también muy positivo para las socimis, ya que las previsiones apuntan a un nuevo año récord de llegada de turistas extranjeros fruto de los problemas de seguridad que afectan a los competidores turísticos más directos de España, como es el caso de Turquía y de Túnez dentro del segmento de turismo de sol y playa.

En cuanto a las oficinas, el informe de Irea destaca en su informe sobre el sector en 2015 que "ha sido el más activo, concentrando el 39% de la inversión en el sector terciario, con un crecimiento del 95% respecto a 2014". Según Cushman & Wakefield "es previsible que se reduzca el número de operaciones y su volumen ya que hay que recordar que en 2015 se produjo la venta de Torre Espacio en Madrid por parte del Grupo Villar Mir al grupo filipino Emperador por 558 millones de euros".

En cuanto a las inversiones en locales comerciales y tiendas, la tendencia que ha detectado Cushman & Wakefield es que a medida que avanzó 2015 fue bajando el volumen de fondos que se destinaban a este sector, de modo que se quedó en segunda posición por detrás del de oficinas. Sin embargo las previsiones de esta consultora son positivas para este año, ya que "la inversión en activos comerciales volverá a mostrar gran actividad, dado que se están negociando grandes operaciones como la de El Corte Inglés y la salida al mercado de más centros comerciales, que se prevé que se cierren entre el corto y el medio plazo".

En lo relativo al origen de los inversores, Cushman & Wakefield concluye que "en 2015 la actividad de los inversores nacionales ha aumentado su peso relativo representando el 60% del volumen de inversión total frente al 40% de 2015, aunque por número de transacciones su participación fue aún más destacada con un 65%". Cabe recordar en todo caso que el cambio de la inversión extranjera a nacional es solo en apariencia, dado que las socimis españolas son consideradas inversor nacional, aunque la mayoría de su capital proviene del extranjero. El 70% de la inversión extranjera se destinó a oficinas, siendo el sector más atractivo para este tipo de inversores.

Rentabilidades entre el 4% y el 11%

En cuanto a rentabilidades según los datos de Cushman & Wakefield, en el cuarto trimestre del año pasado hubo una ligera bajada tanto en oficinas como en el comercial, llegando hasta el 4% en Madrid y al 4,5% en Barcelona, cifras que se acercan cada vez más a capitales europeas como París y Londres. La previsión para este año de la consultora es que "mientras la economía española continúe su fuerte recuperación y demuestre que políticamente se puede manejar en un campo de juego más diverso, prevemos gran actividad de inversión inmobiliaria como la observada los últimos años. Esperamos que la ocupación de los sectores de oficinas, industrial y comercial aumente con el crecimiento generalizado de la economía española a un ritmo superior al de la mayoría de las economías europeas. En el sector logístico e industrial tanto en Madrid como en Barcelona las rentabilidades se han mantenido estables en el entorno del 7%.

Más directamente desde el terreno inmobiliario, José Manuel Zafra, director del departamento de Locales e Inversiones de Gilmar asegura que "los fondos de inversión, efectivamente, están a la búsqueda de edificios de oficinas y hoteles mientras que los locales lo son más por los inversores medios y sobre todo ahorradores". Desde Gilmar, tienen claro cuál es la niña bonita del sector en este momento: los locales comerciales. "Llevamos años trasladando las carteras de nuestros inversores a este tipo de producto porque la rentabilidad que se obtiene es de 2 ó 3 puntos más que en otro tipo de producto, a lo que se añade que los arrendatarios son más estables, la administración del producto es prácticamente inexistente y el bien es tangible, lo que es importante para muchos inversores".

Además, esta inmobiliaria añade que "hay posibilidad de invertir en el sector inmobiliario con rentabilidades del 7% o más (en algunos casos se ha conseguido hasta el 11%), lo que supera ampliamente las rentabilidades que ofrecen los bancos, e incluso (en algunos casos) la Bolsa, con mucho menor riesgo. Consiste en invertir en negocios como locales comerciales, edificios de oficinas o viviendas que ya tienen inquilino, por lo que desde el primer mes tras la compra se ingresa la cantidad correspondiente del alquiler que, en muchos casos, tiene firmada la obligación de permanencia (pago del alquiler mensual) durante varios años".

Estas buenas perspectivas que dan los analistas para 2016 en el sector inmobiliario coinciden también con el pronóstico de BBVA Research, que asegura que la inversión en construcción subirá en España un 3,8% este año, con lo que sumará dos años en positivo después de haber encadenado siete ejercicios consecutivos de caídas. Así consta en el último informe "Situación España" del banco, que recoge además que en 2017 la inversión en construcción registrará un aumento del 5,9%. Por su parte, la inversión en pisos y casas se incrementará un 4,2% en 2016 y se elevará hasta el 8,2% en 2017. Los datos de BBVA señalan que la inversión en construcción finalizó 2015 con un aumento del 5,6%, y con un incremento del 2,9% la inversión destinada a la vivienda. Desde el banco indicaron que "el sector inmobiliario continúa avanzando en su recuperación, si bien lo hace a un ritmo inferior al esperado un año atrás". Pese a ello, afirman que los datos del sector "se mantienen en niveles saludables y está previsto que evolucionen positivamente en los próximos dos años". En este sentido, desde BBVA explican que "la recuperación del mercado de trabajo y de la renta de los hogares y la previsión de tipos de interés bajos sustentarán el crecimiento de la demanda residencial en el próximo bienio"

La creación de empresas regresa al sector inmobiliario

Las casi 95.000 nuevas empresas creadas durante 2015 suponen la cifra más elevada desde 2008. Y muestran cómo se crea riqueza en España: bajan las sociedades creadas en agricultura e industria y suben las del sector de la construcción, el de las actividades inmobiliarias y la hostelería. El número de sociedades creadas aumenta un 0,4% y un 1,3% el de fusiones y, sobre todo, de absorciones, mientras siguen bajando, por segundo año, el número de concursos de acreedores, según el Anuario Mercantil de 2015 del Colegio de Registradores.

De este modo, crece el tejido productivo español pero, tanto los aumentos, como las disminuciones que reflejan las estadísticas de los registros mercantiles oscilan entre una y varias décimas en todos los casos, salvo en el de las actividades de comercialización y promoción pura inmobiliaria. El crecimiento de las nuevas empresas que desarrollan su actividad en el sector inmobiliario casi avanza un punto porcentual al pasar de 7,1% al 7,9% en el total nacional. Este porcentaje supone un crecimiento interanual del 11,3% y es el mayor incremento de todos los sectores analizados, si bien hay otros con mayor actividad, caso del hostelero o el comercial.

Fuentes: abc.es y elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

edificios-barcelonaLa inversión inmobiliaria volverá a crecer este año de forma notable en 2015, hasta el punto que rebasará incluso los máximos históricos que se alcanzaron en 2007, cuando en pleno apogeo del sector se superaban los 10.000 millones de euros anuales. Sólo en los primeros seis meses de 2015, la inversión inmobiliaria en España se situó en 8.434 millones, impulsada por la compraventa de Testa (filial de patrimonio de Sacyr), una cifra que duplica holgadamente la registrada en el mismo periodo de 2014 y supera la contabilizada en los últimos ocho años, según los cálculos de la consultora inmobiliaria CBRE.

La firma confía en que este año se cerrará entre los 12.000-14.000 millones de euros de inversión en el mercado inmobiliario español, un ejercicio en el que, además de superarse el volumen de inversión previo a la crisis, también se rebasará la cifra histórica en el número de operaciones, según el director de Capital Markets de CBRE España, Mikel Marco-Gardoqui.

En 2007, coincidiendo con el pico, el mercado movió 10.000 millones de inversión, igual que en 2014. Sin embargo, como los precios son más baratos hay un número mayor de operaciones y la actividad está siendo más fuerte que entonces. Después de atravesar en 2012 el momento más duro, el mercado empezó a vislumbrar una recuperación de la actividad en 2013, cuando se duplicó la actividad de un año antes, al igual que ocurrió en 2014 con respecto a 2013.

La compra de Testa, valorada en 3.500 millones, por parte de la socimi Merlin será una de las que más impacten en las cifras de este año. "Sigue habiendo mucho interés, dinero y confianza en el sector inmobiliario. Va a haber más socimis que van a salir al mercado, aunque no con el volumen y la fuerza de las que hemos visto saltar ya".

Respecto al alquiler de negocios, CBRE espera que el incremento de las rentas sea una realidad durante el segundo semestre del este año y el primer semestre de 2016. De hecho, el alquiler de locales y oficinas del Paseo de la Castellana en Madrid, el centro de Barcelona o de la calle Larios de Málaga, las rentas están creciendo, aunque de forma tímida, pero con una expectativa muy fuerte por la recuperación del consumo y la mejora de la economía. "Los inversores internacionales están siendo increíblemente optimistas y consideran que el crecimiento, si no está ya, va a venir", añade.

En este momento del mercado, los "fondos buitre", que entraron con fuerza entre 2011 y 2012 en un mercado con incertidumbres, han dado paso a inversores institucionales y tradicionales. No obstante, los fondos oportunistas siguen muy activos en el mercado español, aunque con otro perfil, más centrado en suelo, el mercado residencial y zonas secundarias.

Tras cerca de siete años sin casi actividad, CBRE afirma que sigue existiendo demanda y que es útil promocionar nuevo producto, por ejemplo, en Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla o Bilbao, donde hay una demanda insatisfecha tanto en la compra de casas y pisos, como de oficinas o locales comerciales. Sin embargo, coincide con muchos expertos en que, posiblemente, parte de los inmuebles en stock, no se van a vender nunca y algunos proyectos se tendrán que demoler.

Respecto a los precios, aunque aún hay zonas que tienen que ajustar más el valor de los inmuebles, en general, añade, han tocado suelo y se están recuperando, aunque no a un ritmo "loco".

Tras constatar un aumento de las compra de viviendas, actualmente se están observando muchas alianzas estratégicas entre inversores extranjeros y socios locales para levantar nuevos proyectos residenciales. Los primeros aportan el dinero y los segundos su experiencia.

Finalmente, con respecto a la famosa "Operación Chamartín" en Madrid, Marco-Gardoqui cree que el mejor de los escenarios se verá de aquí a 10 años y considera que se deben incentivar proyectos tipo Canalejas o Torre España, así como la rehabilitación de las oficinas que hay en el mercado, que algunos estudios la sitúan en máximos de 20 años y con una mayor rentabilidad.

Fuente: cincodias.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

4

oficinas-madrid2La inversión inmobiliaria en edificios de oficinas se disparó un 85% en la primera mitad del año y sumó 1.300 millones de euros, con lo que alcanzó así "uno de los mejores registros históricos de los últimos 20 años", según informa la consultora inmobiliaria Aguirre Newman. Madrid acaparó las tres cuartas partes (un 75%) de la inversión total, que en su mayor parte se concentró en el distrito de negocios de la capital.

Aguirre Newman atribuye este destacado aumento de la inversión inmobiliaria a la "consolidación del crecimiento de la economía y al retorno de la financiación". La perspectiva de recuperación de los precios de alquiler de oficinas en España, que ofrece una mayor rentabilidad que la inversión en Bolsa.

Según la consultora, esta intensa actividad inversora se mantendrá en la segunda mitad del año 2015, dadas las operaciones actualmente pendiente de cierre, como es la de la venta de Torre Espacio, uno de los cuatro rascacielos del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid, que el Grupo Villar Mir busca vender para quedarse en régimen de alquiler. "Además, continuará mejorando la financiación, con la apertura por parte de los principales bancos nacionales e internacionales especializados en el mercado inmobiliarios, con mejores restricciones y márgenes más ajustados", asegura Aguirre Newman en su informe de coyuntura del primer semestre.

Notable mejora de las oficinas en alquiler

El interés de los inversores por el patrimonio de inmuebles de oficinas deriva de la recuperación que muestra este sector. En la primera mitad del año el alquiler de este tipo de edificios creció un 23,7% en Madrid y un 49% en el caso de Barcelona. En la capital se firmaron contratos de arrendamiento por un total de 262.790 metros cuadrados de superficie para oficina, y en la Ciudad Condal por 177.499 metros cuadrados.

El precio medio de los alquileres siguió así subiendo, hasta situarse en 25,35 euros por metro cuadrado y mes en Madrid, donde no obstante se alcanzan ya máximos de 31 euros, y de un promedio de 15,96 euros en Barcelona. Aguirre Newman confía en que en los próximos meses se mantenga el aumento tanto de la demanda de espacio oficinas como de los precios de alquiler.

El sector inmobiliario, más rentable que hace un año

La inversión inmobiliaria en España es más rentable que hace un año, según un estudio realizado por idealista correspondiente al segundo trimestre del año. La rentabilidad inmobiliaria duplica, en el peor de los casos, la que ofrecen los Bonos del Estado a 10 años (2%).

Los locales comerciales se mantienen como la mejor inversión inmobiliaria. De hecho, comprar uno en España para alquilarlo ofrece una rentabilidad bruta del 7,6%, frente al 6,2% que daban hace un año. El mayor retorno se obtiene en Córdoba (9,2%) y Granada (8,5%). Les siguen Las Palmas de Gran Canaria (8,3%), Málaga (8,1%) y Zaragoza (8%). Madrid tiene un 7,6%, y Barcelona un 7,5%. Castellón ofrece los locales con menor atractivo para el inversor (sólo 4,6% de rentabilidad), seguida por Salamanca (5,3%) y Cádiz (5,6%).

La inversión en vivienda para ponerla en alquiler ha aumentado en el último año. Ofrecía al cierre del segundo trimestre una rentabilidad bruta del 5,5%, frente 4,9% de hace doce meses. Entre las capitales españolas, Lleida es la que resulta más rentable, con un 7,8%. Le siguen Las Palmas de Gran Canaria (6,2%), Palma de Mallorca (5,8%), Huesca (5,7%) y Huelva (5,7%). La rentabilidad en Madrid es del 5%, algo superior a la de Barcelona (4,8%). Sin embargo, las rentabilidades más bajas de España son las que obtienen los propietarios de casas y pisos en alquiler en Ourense (3,3%), A Coruña (3,6%) y San Sebastián (3,8%). A continuación se sitúa Lugo (4%).

Las oficinas registran una rentabilidad del 6,3%. En Vitoria presentan el retorno más jugoso, con un 7,5% de rentabilidad bruta. Le siguen Sevilla (6,6%), Santa Cruz de Tenerife (6,5%), Zaragoza (6,3%) y Las Palmas de Gran Canaria (6,1%). En Barcelona la rentabilidad asciende al 5,8%, mientras que en Madrid baja hasta el 5,6%. En el lado opuesto encontramos las rentabilidades de Valencia (4,8%), A Coruña (4,9%) y Alicante (4,9%). El mercado de oficinas no es tan uniforme como el de otros productos, por lo que resulta imposible obtener datos estadísticos de más de la mitad de capitales españolas.

Por el contrario, el producto inmobiliario que menos rentabilidad ofrece son los garajes, que han terminado el segundo trimestre en el 4,6% desde la rentabilidad del 3,6% de junio de 2014. Aún así todavía resulta más interesante que la que registran los bonos a 10 años. La mayor rentabilidad se obtiene en Toledo (5,6%), seguido por Las Palmas de gran Canaria (5,3%), Santa Cruz de Tenerife (5,3%) y Pamplona (5,1%). Los municipios con los garajes menos rentables son La Coruña, con un 1,6%, Barcelona, con un 2,3%, y Salamanca (2,6%). En Madrid el retorno es del 3,3%.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

madrid-oficinas1La inversión inmobiliaria en España ha superado todas las expectativas en 2014, sobre todo la no residencial, donde la recuperación es más evidente que en la inversión residencial, aún finalizando el proceso de ajuste y estabilidad en los precios, con una lenta recuperación en las ventas. Así, según la consultora Irea, el volumen invertido en el sector inmobiliario en España alcanzó 23.028 millones a cierre de 2014, lo que supone superar 4,5 el importe contabilizado en 2013 gracias al protagonismo de las transacciones de activos y de carteras de deuda.

El consejero delegado de la consultora Irea, Mikel Echavarren, ha indicado que la inversión directa en activos inmobiliarios se triplicó hasta situarse en 9.660 millones, mientras que la adquisición de carteras de deudas asociadas se multiplicó por 10, hasta 9.683 millones. En su conjunto, ambas aglutinaron el 84% del total. El 16% restante correspondió a transacciones sobre acciones de sociedades inmobiliarias y servicers, que a su vez se multiplicaron por 3 hasta 3.685 millones. Este incremento en la inversión inmobiliaria en 2014 "ha ayudado a desatascar las tuberías del sector financiero y a sacar del coma al sector".

El perfil inversor interesado por el sector inmobiliario español es principalmente extranjero. Por un lado, porque los protagonistas son los grandes fondos de inversión. En el plano nacional destaca la actividad de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (Socimi), especialmente Merlin Properties, que cuentan con un importante porcentaje de capital extranjero.

De este modo, los compradores fueron fundamentalmente: inversores internacionales (53%), socimis (24%) y nacionales (12%). Es de destacar el crecimiento del inversor nacional, que multiplicó por 11 su volumen hasta 5.185 millones. Mientras que por parte de los vendedores, la oferta del mercado quedó dividida entre: inversores internacionales (24%), entidades financieras (22%), inversores nacionales (19%) o instituciones (17%), este último grupo formado por la Sareb y administraciones .

Madrid y Cataluña concentraron el 62% de la inversión

A cierre de 2014, el número de transacciones pasó de 59 a 197. La mejora de la economía y la recuperación de la confianza por parte del consumidor fueron algunos de los elementos que motivaron al inversor a realizar un mayor número de operaciones.

Dentro de la inversión directa en activos inmobiliarios, los activos que captaron mayores fondos fueron los centros comerciales (2.501 millones), oficinas (2.319 millones), inmuebles y edificios de uso mixto (2.098 millones), hoteles (1.046 millones) y el residencial -suelo y obra acabada- con 800 millones. A continuación se situaron el sector logístico, el comercio a pie de calle y los aparcamientos.

El 85% de las transacciones correspondió a activos terminados aunque también se reactivaron de forma moderada las transacciones de suelo, principalmente de uso residencial e inexistentes en 2013.

Por zonas, Madrid (4.382 millones) y Cataluña (1.632) concentraron el 62% de la inversión, siendo las principales operaciones la venta del Edificio España a Dalian Wanda por 265 millones y de 13 edificios de la Generalitat de Cataluña a Zurich por 201 millones. En este sentido, el consejero delegado de Irea, lamenta las demoras en planes como la Operación Chamartín en Madrid, que ha tachado de "vergüenza" que los distintos poderes hayan puesto palos sobre las ruedas a este proyecto durante los últimos 23 años.

Con respecto a las carteras de deuda, la mayoría estaba respaldada por inmuebles residenciales (48%), oficinas (22%) y centros comerciales (15%), fue adquirida en un 100% por inversores internacionales (para este año no se espera la presencia de los nacionales) y vendida por entidades financieras (90,6%).

La adquisición de acciones de sociedades inmobiliarias se dirigió en un 78% a empresas no cotizadas. El perfil del comprador fue en un 72% internacional y los vendedores fueron principalmente entidades financieras (59%).

Expectativas para el 2015

De cara a este año, Mikel Echavarren espera que "la enorme presión de la liquidez" del plan de estímulos del Banco Central Europeo (BCE) alcance al sector inmobiliario en busca de rentabilidades, lo que hará incrementarse la actividad y los precios. En un mundo en el que los inversores están en busca de activos rentables y seguros, los bajos tipos de interés que están ofreciendo los depósitos bancarios y la deuda pública convierten a los inmuebles en una pieza muy codiciada para las carteras de los grandes gestores de fondos y fortunas.

Sobre este supuesto, Irea espera que, sin que los inversores internacionales pierdan protagonismo, los inversores nacionales ganen cuota también, especialmente de la mano de las Socimi, que aumentarán en número al darse nuevos procesos de reconversión como el de Testa, y en relevancia. También la consultora espera para el 2015 más diversificación geográfica de la inversión y un incremento en oficinas, comercio a pie de calle y logística.

Por el contrario, Sareb perderá protagonismo en 2015 ya que "los productos más apetecibles no están en sus manos" y porque las entidades financieras cada vez pondrá más carteras de deuda en el mercado. En este caso, no se esperan compradores nacionales de deuda, al tratarse de operaciones que exigen un músculo de capital que ningún agente nacional puede abarcar.

Fuente: expansion.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Edificio Torre-Rioja AXA, Madrid

El mercado de oficinas en particular y de inversión no residencial en general, también muestra signos que evidencian la consolidación de la recuperación iniciada a finales de 2013, según la consultora CBRE, destacando especialmente que durante este verano se han cerrado las tres mayores operaciones del año en el segmento de alquiler: la de Grupo Agbar en Barcelona, la de Torre-Rioja AXA en Madrid y la de Capgemini en Valencia.

Así, Patricio Palomar, director de Análisis de Mercados de CBRE, "entre 2013 y 2014, Madrid ha registrado nuevo operaciones de ocupación de espacios de oficinas que han superado los 7.500 metros cuadrados, cinco de ellas dentro de la M30 o en la zona inmediatamente exterior, proporción anómala para este tamaño de operaciones en alquiler".

De este modo, en el último año y medio dentro de este mercado se han firmado en la capital española 32 operaciones de entre 2.500 metros cuadrados y 7.500 metros cuadrados, de las que 15 de ellas, se han firmado durante los primeros seis meses de 2014, una cifra muy por encima a la registrada en Barcelona, donde las operaciones firmadas entre los 2.000 y los 5.000 metros cuadrados no superaron las 19 y solo cuatro de estas fueron en los primeros seis meses. Esto explica, según Palomar "que Madrid haya iniciado antes que Barcelona el proceso de recuperación de sus rentas prime en el área central de negocios".

Por otro lado, según Knight Frank, consultora especializada en el mercado no residencial, las rentas en Madrid se han incrementado en un 20% en los últimos doce meses. Han aumentado de 25 a 30 euros el metro cuadrado entre junio de 2013 y junio de 2014, lo que representa que el mercado vuelva a situarse en los niveles de 2005 y lejos de los 48 euros alcanzados en 2008. Además, se ha producido un alza de las rentas en los mejores edificios de la zona central de negocios, donde los precios son una consecuencia directa de la baja tasa de disponibilidad de inmuebles de calidad en esta área: dentro de la M-30, de en torno al 2%, por debajo de ciudades prime como Londres, donde se sitúa en el 3%.

En cuanto a las rentabilidades prime, el mercado de oficinas de Madrid ha sido el único que registró un descenso en (20 puntos básicos) durante el segundo trimestre de 2014. Este comportamiento está relacionado con el fuerte interés de los inversores por Madrid desde el inicio del ejercicio, según BNP Paribas.sul

La conclusión de Knight Frank es que el mercado de oficinas ha tocado fondo, sobre todo en las zonas empresariales más atractivas de la capital. Y como tendencia la consultora prevé que las rentas en 2015 sigan subiendo con respecto a 2014, especialmente en los principales edificios modernos del centro. En los inmuebles de la periferia, a subida será más escalonada.

Respecto al volumen de inversión no residencial en los nueve principales mercados europeos (Londres, París, Berlín, Hamburgo, Frankfurt, Munich, Bruselas, Milán y Madrid) sumó en doce meses 62.600 millones de euros al cierre del segundo trimestre de 2014, lo que supuso un incremento del 28% en términos anuales, según BNP Paribas. La consultora constata también que Madrid, con 1.848 millones de euros anuales a finales del segundo trimestre, se encuentra a la cabeza en términos de crecimiento, con un 126% más, a pesar que su nivel de partida era muy bajo (819 millones de euros).

En cuanto a la inversión inmobiliaria en los principales mercados europeos todavía se concentra en activos core (edificios en las mejores zonas que aportan rentas recurrentes a largo plazo) y líquidos aunque se registran cada vez más operaciones especulativas y value-added (fondos que buscan añadir valor a un inmueble infrautilizado, obsoleto o vacío, para maximizar su valor mediante su rehabilitación o recomercialización).

Finalmente, Aguirre Newman, también aporta buenas noticias, afirmando que la inversión en edificios de oficinas de Madrid y Barcelona ha cerrado en 2014 uno de los mejores primeros semestres de los últimos años en España al sumar un total de 697 millones de euros, importe que arroja un incremento del 48% respecto al pasado año.

Por tipo de compradores, un 60% de las operaciones fueron realizadas por inversores institucionales, otro 30% por 'family office' y, el resto, por empresas inmobiliarias o usuarios finales. Madrid acaparó un 70% y la Ciudad Condal el 30% restante de este volumen de inversión, que en un 72% provino de la inversores internacionales.

Fuente: elpais.com

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook - Twitter

1

edificios-madridCrece la demanda de edificios en el centro de las ciudades para reconvertirlos en apartamentos turísticos. Los inversores, nacionales y extranjeros de distintas procedencias están dispuestos a invertir entre 3.000 y 15.000 millones de euros en edificios residenciales con buena ubicación, especialmente en el centro de ciudades turísticas, que dispongan de la totalidad del edificio y que estén ya vacíos o se puedan vaciar a corto plazo, además de que permitan efectuar obras de rehabilitación íntegra.

La potenciación del turismo en las grandes ciudades españolas, en especial en Barcelona, pero también en Madrid, Valencia, Sevilla o Málaga, continúa aumentando el interés del mercado inversor hacia los edificios residenciales para su reconversión en apartamentos de alquiler vacacional.

Fundamentalmente son los "Family Offices" nacionales y extranjeros los que tienen puesta su mirada sobre todo en BarcelonaMadrid que en este último año han incrementado este tipo de operaciones entre el 20% y 25%. No obstante, en general el plazo de cierre de dichas operaciones se ha reducido en este último cuatrimestre dada la presión compradora y la ausencia de oferta de edificios de calidad a precios competitivos.

Posiblemente Barcelona es actualmente la "ciudad paradigma" de este tipo inversión en edificios para su posterior explotación turística. Así, en la ciudad condal la demanda de apartamentos turísticos se ha incrementado al adaptarse más al perfil de cliente potencial predominante (estudiantes, familias, turismo de fin de semana...), y ser más flexible que la oferta hotelera en cuanto a precio y prestaciones como la disponibilidad para grupos o cocina propia, que en muchos casos evitan gastos innecesarios en el ámbito de la restauración.

En la actualidad, los precios de venta por metro cuadrado están entre un mínimo de 2.000-2.500 /m2 y un máximo de 3.500-4.000 /m2, a lo que se debe de añadir el coste de rehabilitación y equipamiento que oscilará entre los 1.000 y los 1.500 /m2 teniendo en cuenta el estado del edificio y su ubicación.

Fuente: elmundo.es

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook -  - Twitter

plazacataluña-barcelonaAmancio Ortega, creador del imperio Zara, fundador y primer accionista de la poderosa Inditex, ha comprado el edificio en la plaza Cataluña de Barcelona, que albergó la sede catalana de Banesto, por 44 millones de euros a la Sareb (el "banco malo" encargado de los activos tóxicos de la banca). Ya en el año 2012, el poderoso empresario compró el local comercial de Apple en este mismo edificio, por unos 86 millones de euros. El edificio que compra Ortega tiene 8.500 metros sobre rasante, 700 de terraza y otros 4.500 m2 en los subterráneos.

Pontegadea, la sociedad inversora del empresario, se ha hecho con la propiedad del inmueble mediante la compra de la hipoteca que gravaba el edificio, que concedieron inicialmente el Banco de Valencia y Bancaja pero que tras el proceso de reestructuración bancaria ha pasado a la Sareb. La venta del crédito, cerrada en los últimos días del 2013, se ha realizado con un descuento del 33% sobre el valor de la hipoteca que los bancos valencianos dieron en el 2006 a la inmobiliaria valenciana Ballester para comprar el edificio a otra inmobiliaria, la madrileña Monteverde. Hoy, ambas inmobiliarias están en concurso de acreedores.

La hipoteca sobre el edificio, que ocupa el número 1 de paseo de Gràcia y el 10 de plaza Catalunya, era inicialmente el activo estrella de un paquete de créditos que Sareb sacó a la venta el año pasado. El paquete, con un valor nominal de 233 millones de euros y bautizado como Abacus, fue adquirido finalmente por el Deutsche Bank pero la Sareb sacó in extremis el edificio de Banesto para tratar de conseguir una mejor oferta, ya que inversores rusos y de Dubái pujaban por el edificio para construir un hotel,  proyecto que necesitaría 20 millones de euros en rehabilitación para albergar un hotel de lujo, de un máximo de 128 habitaciones, lo que dificultaba alcanzar la rentabilidad exigida por los inversores internacionales, de alrededor del 7%.

Pontegadea, ya como propietaria del edificio podría facilitar un uso comercial, lo que requeriría una inversión mucho menor, de apenas 8 millones de euros. El proyecto comercial, sin embargo, no podría desarrollarse con todo su potencial a corto plazo: Apple firmó en el 2012 un contrato con quince años de vigencia y ha convertido su tienda estrella de Barcelona en una de las más potentes del sur de Europa, con unas ventas anuales cercanas a los 40 millones de euros, que casi doblan sus previsiones originales.

Con esta compra, Amancio Ortega se refuerza como el mayor inversor inmobiliario en Barcelona desde el inicio de la crisis. El dueño de Zara ya compró hace exactamente un año otro edificio singular de la plaza, la vieja sede del BBVA, en la esquina con la calle Bergara, por 100 millones de euros, al fondo alemán Deka, y el edificio de paseo de Gràcia 56 (que alberga la tienda de Burberry) por 53 millones a la inmobiliaria Testa. En la zona, el empresario es también dueño del edificio de paseo de Gràcia-Gran Via (donde esta una gran tienda de Zara); del número 93, donde se encuentra la tienda de lujo Santa Eulalia, y el número 5, que alberga la sede del Santander.

El empresario, el hombre más rico de España y tercero del mundo, según Forbes, ha destinado en los últimos años 1.200 millones a comprar inmuebles, no solo en España sino en Londres (compró la Devonshire House por 490 millones), y en Nueva York, donde compró un edificio de la Quinta Avenida (231 millones de euros) y hace pocas semanas otro destinado a oficinas en el barrio de Meatpacking.

Fuente: lavanguardia.com

Vivienda, noticias, mercado inmobiliario, decoración, arquitectura… en Facebook / 

torre_agbarLa Torre Agbar, uno de los emblemas arquitectónicos de Barcelona, se convertirá en un hotel de lujo. El grupo Agbar ha llegado a un principio de acuerdo para vender el icónico edificio barcelonés a la compañía hotelera Hyatt por un importe aproximado de 150 millones de euros, según informa el diario La Vanguardia.

De este modo, la torre Agbar que actualmente son oficinas, se transformará en un espacio hotelero y de ocio, que operará bajo la marca de lujo Grand Hyatt e incluirá restaurantes y otros espacios para su aprovechamiento lúdico (el edificio tiene hasta su auditorio), con una inversión de 35 millones de euros.

El proyecto del grupo hotelero estadounidense prevé que, tras el cambio de propiedad, será un espacio abierto al público, que se estima que podría atraer a 1,5 millones de visitantes al año, teniendo en cuenta el interés que suscita entre los visitantes extranjeros. Ubicada en el centro de Barcelona, la torre Agbar, marca la puerta de entrada al distrito tecnológico de Barcelona conocido como 22@, y podría ser así un gran elemento dinamizador de esta zona que se consolida como un nuevo eje turístico, actualmente caracterizado por albergar sedes empresariales y universitarias como la UPF.

La apuesta de Hyatt refuerza la posición de Barcelona como punto de destino tanto de viajeros de negocios como de turistas de alto poder adquisitivo. La marca Grand Hyatt está especializada precisamente en hoteles de arquitectura espectacular y dotados de instalaciones para reuniones de empresa y eventos sociales. En Europa, está presente en Berlín, Mónaco y Estambul, aunque es en Asia y Oriente Medio donde tiene mayor presencia. Entre sus establecimientos más conocidos figura el Grand Hyatt Shanghai, el hotel más alto del mundo.

La torre Agbar, diseñada por el arquitecto Jean Nouvel e inaugurada en el 2005, son 31 plantas sobre rasante, con 50.600 metros cuadrados construidos, de los que 30.000 metros son ahora espacio para oficinas. El resto son instalaciones técnicas, aparcamiento y servicios complementarios, lo que incluye un auditorio. Al principio, hubo algunos inquilinos, además de Agbar, pero desde hace bastantes años la torre sólo alberga el cuartel general del grupo de aguas, con lo que el espacio está bastante infrautilizado y su mantenimiento resulta muy costoso. Los términos del preacuerdo prevén que Agbar deje el edificio en el plazo de un año. En la actualidad, trabajan en la torre unas 700 personas, la suma de las plantillas del holding y de filiales como Sorea y Aqualogy.

Enlace relacionado: Edificios en España

Fuente: lavanguardia.com -- Imagen: jmchuma

El Ministerio de Fomento diseña un sistema de ayudas para las comunidades de vecinos que realicen obras de rehabilitación o mejora de la accesibilidad y la eficiencia energética de sus edificios de viviendas, que ascenderán a un máximo de 6.000 euros por piso.

Ayudas a la rehabilitación

Estas ayudas, anunciadas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante el Debate sobre el estado de la Nación, figuran en el borrador del Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Vivienda, la Rehabilitación y la Regeneración Urbana 2013-2016.

Con la articulación de este sistema de ayudas a las comunidades de propietarios, el Gobierno busca contribuir a la reactivación del sector inmobiliario impulsado el segmento de la rehabilitación, además de a fomentar del ahorro y la eficiencia energética de las viviendas.

...continúa leyendo "Ayudas de 6.000 euros para rehabilitar edificios de más de 30 años"

2

La empresa china, Broad Sustainable Building, levantó en menos de dos días un edificio de 15 pisos. Lo invitamos a ver imágenes asombrosas.

El nuevo Ark Hotel de quince pisos, fue levantado en 46 horas y media la estructura de las plantas, mientras que para la fachada se ha necesitado casi de dos días más, para quedar revestido el edificio. En total, 4 días para su construcción.

[youtube width="640" height="385"]http://www.youtube.com/watch?v=Ps0DSihggio&feature=player_embedded[/youtube]

Esta empresa constructora ya demostró su  capacidad tecnológica durante la construcción de su pabellón para la Expo de Shanghai.

Aunque la rapidez parece no brindar seguridad,  la compañía BSB asegura que la edificación es totalmente segura. Dentro de las pruebas llevadas a cabo, ha pasado el nivel 9 con respecto a la resistencia contra terremotos.

La estructura diagonal, su escaso peso y a su construcción en acero, han permitido pasar de todas las pruebas, asegura la Constructora.

Asimismo, los elementos de construcción utilizados son mucho más livianos, y los pisos y las paredes son sólidas,  herméticas e insonorizadas, de modo que la eficiencia energética es cinco veces superior a una construcción corriente, pues posee un sistema triple de aislamiento térmico, según informó la BSB.

La compañía china exhibe su obra como "el primer edificio en la historia humana que combina en sus estructura materiales respetuosos con el medio ambiente". Una muestra de estos anuncios es que durante su edificación sólo se ha desperdiciado un 1% de residuos en los materiales.

Fuente: uypress.net