Saltar al contenido

2

El precio medio de la vivienda en alquiler en España se mantuvo estable en octubre, al no registrar variación respecto al mismo mes del 2015 (0,0%), según el Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios de los alquileres suma tres meses consecutivos de estabilidad tras la caída del 0,1% que registró en julio. En el acumulado de los 10 primeros meses del año, la evolución muestra igualmente, un repunte del 0,1%. Por otro lado, esta estabilidad en el precio del alquiler, contrasta con el conato de burbuja en algunas grandes capitales culturales y en zonas turísticas de gran demanda.

alquiler-barcelona

Por regiones, en octubre el coste de las viviendas en alquiler subió en Asturias (0,6%), Baleares (0,5%), Andalucía (0,4%), Cataluña (0,4%), Extremadura (0,4%), Ceuta (0,3%), Comunidad Valenciana (0,3%), Murcia (0,2%), Galicia (0,1%), Melilla (0,1%), Canarias (0,1%), Aragón (0,1%) y Castilla y León (0,1%). En sentido contrario, hubo descensos en los precios de la vivienda en alquiler en Madrid (-0,8%), Castilla-La Mancha (-0,7%), Cantabria (-0,5%), País Vasco (-0,3%) y Navarra (-0,2%).

De este modo, el Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en octubre en el 0,7%, según el dato definitivo hecho público hoy martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ese 0,7% es su mayor ritmo de expansión en tres años, en máximos desde agosto de 2013.

El aumento se explica por la presión de la vivienda, que se encarece por la subida de los precios de la electricidad y la calefacción; y en el encarecimiento del 1,7% del transporte, por culpa del aumento de los carburantes. El IPC general registró avances anuales en todas las comunidades y se situó en el 1% en Asturias y Navarra, su máximo. En el caso de Catalunya, el avance fue del 0,9%.

Conato de burbuja en las grandes capitales y zonas turísticas con poca oferta

El precio medio de los pisos y casas en alquiler en España crecerá más de un 10% en 2016, según un estudio de Servihabitat Trends. Así, lo que se antojaba hace un año como una simple corrección al alza de los precios de alquiler en determinadas zonas, se ha convertido en un agresivo rebote que no presenta visos de retornar a la senda de la moderación en determinadas ciudades, por lo menos a corto plazo. Así, según algunas estadísticas, desde el segundo trimestre de 2015 nos encontramos con incrementos de un 18% en Madrid, un 30% en Barcelona o un 15% en Valencia, así como otras ciudades como AlicanteSevilla o Málaga que experimentan también acusados incrementos. Según Servihabitat, la rentabilidad bruta media del alquiler de vivienda en España, es del 5,4%, con Cataluña, Madrid e Islas Baleares superando la media nacional.

Las razones de este brusco cambio de tendencia en determinadas zonas, son varias: grupos inversores que compran inmuebles y buscan rentabilidad con el alquiler, a la espera de una oportunidad para su venta; ausencia de oferta suficiente de alojamientos en alquiler, e incremento simultáneo de la demanda por falta de financiación bancaria para comprar; finalización de los contratos de renta antigua; descontrol aparejado al negocio de los apartamentos turísticos, especialmente acusado en la costa mediterránea. Este 'boom' de precios, que hace una década se habría calificado como un síntoma de bonanza económica, suscita ahora una fuerte preocupación, ya que es evidente que no puede asociarse a una mejora en las condiciones salariales de la población.

A todo esto, el importante crecimiento de la demanda, tanto de los hogares como de inversores nacionales y extranjeros, no ha ido acompañado de un aumento de la oferta que “aún es muy estrecha”, según Fernando Acuña (VBARE Iberian Properties). Es el caso de Baleares (Ibiza y Mallorca), Islas Canarias o Barcelona, donde las rentas se han disparado por encima de cualquier otra ciudad española y se prevé que continúen creciendo, si bien paulatinamente a ritmos más moderados: las cifras récord de turismo, han reconvertido parte del stock de alquiler tradicional en “alquileres vacacionales, especialmente en el centro de Barcelona, lo que ha causado un rápido descenso en la oferta, mucho menos elástica, siendo el volumen de viviendas actualmente en alquiler sustancialmente inferior al existente hace 12 meses.

Muchos propietarios que tenían viviendas en venta (que no han logrado vender al precio elevadísimo que deseaban) han descubierto la rentabilidad del alquiler turístico. De modo que lo que ya era una escasa oferta, se une ahora menos pisos en alquiler para residentes para larga temporada a precio asequible. En estas zonas, las viviendas pasan de ser propiedades residenciales a unidades de negocio del alquiler, vacacional o en explotación por grandes empresas. Y los precios de todo, por las nubes.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Cuando no exista un acuerdo previo, en la venta de una vivienda u otro inmueble es el vendedor el responsable de abonar el recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), aunque podrá repercutirlo sobre el comprador, en proporción al tiempo en que cada una de las partes haya ostentado la titularidad dominical en el ejercicio y por el tiempo que lo sea. Así lo ha fijado como doctrina jurisprudencial el Tribunal Supremo (TS), que determina que la proporción a pagar por cada una de las partes corresponde al tiempo en el que hayan ostentado la titularidad del domicilio.

pisos-torrevieja

De este modo, la sentencia del Tribunal Supremo del 15 de junio de 2016, da la razón a dos sociedades que vendieron a otra compañía 155 plazas de garaje en Madrid, y condena a esta última a pagar a los vendedores 8.562 euros del IBI correspondiente al periodo que va desde que se efectúa la compra, en marzo de 2009, hasta diciembre de ese mismo año. La cuantía había sido íntegramente abonada por las sociedades vendedores, a quien, si bien en primera instancia un Juzgado de Madrid les dio la razón, la Audiencia Provincial de Madrid les obligó a costear dicho impuesto. En la sentencia con fecha de 2014, el tribunal se pronunció a favor de los compradores y rechazó que pagaran cantidad alguna por el IBI del año 2009.

Ahora el Supremo ha estimado el recurso de casación presentado por los recurrentes y declara como doctrina jurisprudencial que el artículo 63.2 de la Ley de Haciendas Locales se ha de interpretar de forma que el vendedor que abone el IBI puede repercutirlo sobre el comprador, en función del tiempo que se ostentó la titularidad.

Según la Ley, el devengo del IBI anual corresponde al propietario en el momento del mismo, que coincide con el primer día del año natural. Por ello, el Alto Tribunal resuelve que el abono de dicho impuesto corresponde a la parte vendedora, aunque la compradora debe considerarse propietaria desde el momento de la venta de las plazas de garaje, y por ello, la otra parte puede repercutirlo sin necesidad de pacto.

El IBI, el único impuesto que crece año a año

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) nunca ha conocido la burbuja inmobiliaria. Desde que estalló la crisis, el valor de la vivienda se ha depreciado de media más de un 30% entre 2007 y 2015 a lo largo del territorio. Sin embargo el IBI, que grava la propiedad inmobiliaria (viviendas, comercios, oficinas, locales o suelos), no ha dejado de engordar su recaudación año a año.

Así, entre 2007 y 2015 los ingresos del IBI aumentaron un 71% hasta los 12.511 millones de euros frente a los 7.316 millones de 2007 o los 8.073 que sumaba la contribución urbana y rural en 2008. Así lo recoge el último dato de cuota líquida del Catastro, al que después se le suman las diputaciones forales (País Vasco y Navarra no están incluidas en el cálculo). Por ello, la recaudación total incluyendo los municipios de ambas regiones habrá superado los 13.000 millones, como ya hizo en 2014 (3.228 millones, un 6,1% más que el año anterior).

Entre las capitales de provincia, las que más aumentaron su recaudación por IBI el último año fueron Jaén (los subió un 11%), Ceuta (10%), Soria (7,89%) y Barcelona (7,73%). Frente a estas subidas de impuestos, la mayor parte de grandes ayuntamientos mantuvieron el tributo sin cambios (Madrid congeló su tipo el año pasado y la recaudación apenas subió un leve 0,2%).

La tendencia fue bastante diferente durante la crisis. De los más de 7.500 ayuntamientos contemplados solo 105 redujeron su recaudación entre 2008 y 2015. Entre las capitales de provincia, Ceuta fue la que más subió sus ingresos por IBI con un 152% durante la crisis, seguida de Cuenca (101% de subida), Soria (95%), Guadalajara (92%), Ávila o Toledo (82%).

Madrid es la ciudad de España que más IBI recauda con un 10% del total de los ingresos (1.247 millones de euros el año pasado, un 70% más que en 2008). Le sigue Barcelona (656 millones), Valencia (204 millones, un 19,8% más), Sevilla (158, un 15% por encima de 2008), Zaragoza (151, un 44% más), Marbella (123 millones, un 68% más), Murcia (117, y otro 68% de alza) y Málaga (116 millones, un 27,8% de aumento).

El aumento espectacular de los ingresos por IBI en este periodo de crisis no solo se explica por las subidas constantes de tipos por parte de los ayuntamientos. A ello se sumaron las revisiones de los valores catastrales que se han dado en los últimos años. Si bien teóricamente las actualizaciones se realizan cada diez años, el 47% de los valores catastrales en 2012 eran anteriores a 2002 (un 9,4% se remontaban más atrás de 1994). Por ello la mayor parte de las revisiones en los últimos años han elevado el valor y, por tanto, el impuesto a pagar.

El IBI depende de varias variables. Por un lado está el tipo que deciden los ayuntamientos pero también depende del valor de las viviendas, que debe calcular el Catastro a petición de los propios municipios a los que les interesa hacerlo si son valoraciones antiguas, ya que eleva la base por la que se calcula la cuota de IBI y de otros impuestos locales como el de plusvalía municipal. A la hora de revisar, Hacienda concede prioridad a las valoraciones más antiguas. Esta actualización es constante. En los Presupuestos Generales del Estado de 2016, Hacienda preveía elevar los valores catastrales de 14 millones de inmuebles entre 2015 y este año, así como reducirlo a otros tres millones de casas que contaban tasaciones de la época de la burbuja.

Fuente: abc.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

La crisis económica trajo consigo otra, la demográfica: España pierde población desde 2012 porque se va más gente del país de la que llega. A pesar de la huida, la caída de población no afecta a todos los municipios por igual. De hecho, hay ciudades por toda España que siguen creciendo a buen ritmo, sobre todo en el área metropolitana de Madrid, desde Arroyomolinos o Getafe a San Sebastián de los Reyes. A la cabeza de todas ellas está Rivas-Vaciamadrid, que, en plena sangría poblacional, ha ganado 6.029 vecinos entre 2012 y 2015, según el padrón municipal del INE. Por contra, todas las capitales de provincia pierden población, excepto Melilla, Almería, Málaga, Vitoria, Girona y Ceuta.

poblacion-municipios

Uno de los motivos de esta migración hacia las áreas metropolitanas nos lo da Irene Fernández, de 35 años: "En cuanto supimos que estábamos embarazados, decidimos mudarnos”. Por el mismo dinero con el que ella y su pareja pagaban un piso de alquiler en el popular barrio madrileño de Villaverde, se trasladaron en mayo de 2012 a un chalé en Rivas Vaciamadrid, a 15 kilómetros al sureste de la capital. "Buscábamos mejor calidad de vida, espacios verdes y buenos colegios para nuestro hijo. En la ciudad, al final, estás rodeado de todo y de nada".

Durante años, los municipios metropolitanos de grandes ciudades fueron creciendo al calor del boom del ladrillo y de la mano de parejas jóvenes (procedentes de la gran ciudad, de otras comunidades o, desde el año 2000, de otros países) que, además, tenían hijos que aumentaban otro poco el padrón. Rivas es un ejemplo de libro: en 1981, cuando empezaron a construirse allí las primeras promociones de cooperativas de viviendas impulsadas por sindicatos, era un pequeño pueblo de 653 habitantes. Dos décadas después, en 2001, su censo se había multiplicado por 50 (con 32.228 vecinos) y en los tres lustros siguientes, por 2,5 hasta los más 81.000 actuales. "Su edad media es de 34 años, con una tasa de natalidad muy alta", señala Curro García Corrales, portavoz de Gobierno municipal.

Lo llamativo es que el proceso, aunque tal vez ralentizado, no se ha detenido con la crisis. De hecho, Rivas es el municipio de España que más ha aumentado en términos absolutos desde 2012, y también es la ciudad de más de 50.000 con la tasa de crecimiento más alta (7,9%). Y no es la única localidad con gran resistencia demográfica, sino que hay muchas otras ciudades “resilientes”, como las llama el catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Cantabria Pedro Reques. Muchos municipios metropolitanos siguen recibiendo población "probablemente procedente de las grandes ciudades cercanas (Madrid, Barcelona, Sevilla), que pierden habitantes de forma generalizada”, señala Ricardo Méndez, experto en demografía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Las capitales de provincia pierden población

población-tablacapitalesAsí, Dos Hermanas recogería población de Sevilla (que ha perdido 8.000 habitantes), Sant Cugat del Vallès, de Barcelona (16.388 menos); o Arroyo de la Encomienda, de Valladolid (7.596). La ciudad de Madrid ofrece las cifras mayores: perdió 91.500 empadronados (2,5% menos) en 2015, una parte de los cuales ha alimentado sin duda el crecimiento de otros municipios de los alrededores. Hay ejemplos en cada una de las autovías de acceso a la capital: San Sebastián de los Reyes en la A-1 (3.478 vecinos más); Paracuellos del Jarama en la A-2 (2.411); en la A-3, Rivas (6.029); en la A-4 Valdemoro (2.539); Arroyomolinos y Getafe en la A-5 (4.370 y 3.641), y Las Rozas en la A-6 (3.130).

Pero, ¿por qué estos municipios y no otros? No es fácil trazar los elementos comunes que les convierten en ciudades "resilientes", sin embargo, el profesor Reques señala que estas suelen compartir una serie de características como "una apuesta por la diversificación y por la mejora de la productividad (sea cual sea el sector, incluido el primario), buenas comunicaciones de transporte, un mayor nivel socioeducativo y un sistema urbano-metropolitano más consolidado”. En el caso de los municipios madrileños, comparten, además, extensas zonas de chalés. Unas viviendas unifamiliares que son la perfecta imagen de una forma de vida más tranquila, más acomodada y familiar. Esa que buscaban Irene Fernández y su familia cuando se mudaron a Rivas.

La atracción de la industria y el particular caso de Melilla

Torrevieja ha perdido nada menos que 15.000 habitantes desde 2012 (un 14%). Calpe, en la otra punta de Alicante, ha perdido 8.010 (-27%). Son, según el investigador del CSIC Ricardo Méndez, los síntomas más claros del lastre demográfico que ha supuesto el monocultivo del turismo en tiempos de crisis. Sin embargo, el experto señala también otras ciudades más grandes, como Almería, Málaga o Arona (Tenerife), donde la industria del turismo se complementa con mercados de trabajo más diversificados, y cuya población ha crecido. Méndez, además, insiste en la vinculación entre industria y atracción demográfica. El Ejido (con agroalimentación), Jerez de La Frontera (vinícola) o Vitoria (con todo tipo de industria) serían tres ejemplos. Esta última es la única capital de provincia, de las cuatro que han crecido desde 2012, que no pertenece a una región costera; las otras son la ya mencionadas Almería y Málaga, además de Girona.

Las dos ciudades autónomas españolas sí han ganado población en estos años. Ceuta lo ha hecho de forma insignificante: 245 vecinos más, un 0,3 %. Pero Melilla mucho más: ha ganado un 5,9%, es decir, 4.782 habitantes que significan el segundo crecimiento más alto de España en términos absolutos, solo por detrás de Rivas Vaciamadrid, y que eleva su censo hasta los 85.584. Unas cifras que merecen mención aparte porque eso ocurre pese a unas condiciones geográficas muy adversas: encajonados entre el mar y Marruecos, su densidad de población es de 6.958 habitantes por kilómetro cuadrado, 75 veces más que la media de España, y sufren desempleo del 31%, 10 puntos por encima de la media. La razón, según distintos trabajos, es una mezcla entre presión migratoria, las tasa más alta de natalidad (19,3 nacimientos por cada 1.000 habitantes, 10 veces más que la media) y la más baja de mortalidad, con 5,7 defunciones por cada 1.000 habitantes.

Fuente: elpais.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

El precio medio de la vivienda en España registró un aumento del 1,9% en noviembre en comparación con el mismo periodo de 2014, según se desprende del índice IMIE General y Grandes Mercados que realiza la tasadora Tinsa. De esta manera, el precio de la vivienda intensifica su incremento con respecto a octubre, cuando el alza fue del 0,8%, el primer incremento en este índice desde el año 2008. Según la tasadora, "esta evolución positiva está influenciada por la caída atípica que registró el precio medio en noviembre de 2014 y que se corrigió posteriormente".

calpe-alicante

Así, el crecimiento de noviembre "ha intensificado la comparación interanual al alza, pese a que el precio medio se ha mantenido e, incluso, descendió ligeramente en noviembre respecto al mes anterior, en una evolución acorde con el proceso de estabilización".

Por áreas, las capitales y grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia experimentaron en noviembre la evolución interanual más positiva, con un incremento del 3%, seguida de las áreas metropolitanas y la costa mediterránea, ambas con un avance del 1,4%.

Las localidades más pequeñas, agrupadas en el grupo del resto de municipios, vieron como los precios subían un 1,3% en comparación con un año antes, mientras que en Baleares y Canarias se mantuvieron con un ligero incremento de dos décimas (+0,2%).

En lo que se refiere a la variación acumulada desde el pasado mes de enero, los precios mantienen un descenso de dos décimas en la media nacional. No obstante, han crecido un 2,5% en la costa mediterránea, por delante de Baleares y Canarias (+1,4%), y de las capitales y grandes ciudades (+0,6%). En las áreas metropolitanas y el resto de municipios, la evolución acumulada en 2015 muestra descensos del -1,6% y del -2,2%, respectivamente, entre enero y noviembre.

tinsa-precios-noviembre2015

Ajuste del  41,3% desde máximos

El precio medio de la vivienda en España se ha ajustado a la baja un 41,3% respecto al momento más alto del ciclo, según Tinsa. La costa mediterránea es la zona donde los valores han descendido con más intensidad (-48,2%), seguido por las capitales y grandes ciudades (-44,9%), y las áreas metropolitanas (-43,9%).

La buena evolución de los precios durante este año deja ajustes acumulados en Baleares y Canarias del 30,1% y en el resto de los municipios, del 36,7%.

Fuente: Tinsa IMIE General y Grandes Mercados – Noviembre 2015

Quizá también te pueda interesar en otras zonas:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

bajan_preciosLa caída en los precios de los pisos en España no sólo se mantienen de forma más o menos generalizada, además se intensifica con las viviendas que bien por su antigüedad, sus características o su ubicación, representan el segmento menos atractivo del mercado inmobiliario. Así lo refleja el estudio anual de TecniTasa (Técnicos en Tasación SA), sobre los precios máximos y mínimos de venta de viviendas de las principales capitales y localidades de España. El notable incremento de este tipo de oferta, tanto de particulares como de entidades bancarias, es quizá la principal causa de este hundimiento de los precios.

Las rebajas más llamativas las encontramos en la comunidad valenciana, concretamente en los precios de los pisos en Castellón que bajan a los 300 euros el metro cuadrado. Viviendas, eso sí, antiguas y sin ascensor. Un precio que se ha reducido a menos de la mitad con respecto a 2012, cuando la superficie más asequible estaba en 800 euros el metro. Casi similar sería Huesca, cuyos precios han bajado de 800 euros el metro cuadrado a 400. También son llamativas las caídas en los precios a aproximadamente un tercio de su valor en las viviendas de ciudades como La Coruña, donde han bajado de 1.650 euros/m2 a 1.100 en Mesoiro. En la ciudad de Teruel, donde se ha pasado de 900 a 600 euros/m2 en zonas como San Julián, Arrabal o Carrel. Los pisos en Zaragoza también caen de 900 a 600 euros/m2 en Oliver, Torrero, San José, Las Fuentes o entorno de Predicadores. En la mayoría de las ciudades analizadas por TecniTasa, los precios han bajado, pero ya en menor proporción. En torno a una media del 10%-20%.

Estabilidad y pequeñas caídas en las calles y zonas más exclusivas

Hace un año, el estudio reflejaba por primera vez que las calles más emblemáticas también se abarataban, ahora esta depreciación parece frenarse. Por ejemplo, en Madrid, los precios de la calle Serrano caía un 5%, en esta ocasión el precio se mantiene en los 10.500 euros/m2. Cogiendo el puente aéreo, en Barcelona encontramos las misma estabilización en los precios del Paseo de Gracia, que se estabiliza en los 8.500 euros/m2. En la Costa del Sol, la ciudad de Marbella mantiene los precios estables tanto en la zona más cara de Puerto Banús (5.250 euros/m2) como en la más económica de Leganitos y Salduba, donde permanecieron en los 1.100 euros/m2. 

Ligeras rebajas en los precios se han dado en Santander, por ejemplo en el Sardinero bajan de 6.800 a 6.600 euros/m2 (-2,9%) o en San Sebastián, donde los precios descienden de 6.750 a 6.245 euros/m2 en la Avenida de La Libertad, Boulevard o Plaza Guipuzcoa y calle Hernani.

Con descensos más moderados se en los precios de los pisos y casas por debajo de los dos dígitos, han sido ciudades como Málaga, Palencia o Zamora, con caídas máximas cercanas al 9%. En Cáceres, Girona, Hospitalet de Llobregat, Murcia o Salamanca, reflejan ajustes inferiores al 7%. En GijónOviedoJerez de la Frontera, Tarragona o Valladolid, los precios de la vivienda han bajado en torno al 5%.

Pocas excepciones

No todo son rebajas en los precios. Según el estudio, en algunas ubicaciones los precios suben. Se han producido también subidas en los precios mínimos de los pisos en Burgos, que pasan de 960 a 1.000 euros/m2 en el Barrio de Gamonal y Segundo Sector; y en Soria, que pasan de 790 a 830 €/m2 en el barrio del Calaverón o de San Pedro. En Lugo también suben los precios de las viviendas y ahora es más caro comprar una casa en la Zona del Ayuntamiento y la zona del Seminario Mayor, que pasan de 2.200 a 2.300 euros/m2. También lo es en la Zona de la Carretera Vieja a Santiago, pasando de 800 a 925 euros/m2.

Fuente: elmundo.es