Saltar al contenido

9

Pisos en el centro de Madrid

El auge del mercado del alquiler en España gusta y preocupa casi a partes iguales. Un fuerte aumento de la demanda y una oferta escasa han desembocado en una escalada de las rentas, sobre todo en Barcelona y Madrid. En el sector nadie habla de una posible burbuja, sino de desequilibrio entre oferta y demanda. Pero esta descompensación ha hecho saltar las alarmas en las grandes ciudades, que son las más perjudicadas, hasta el punto que los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona han pedido al Gobierno que cambie la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) para que regule el precio e impida incrementos desmesurados. Ante esta coyuntura, la vivienda en alquiler, presente ya en más del 20% del parque residencial en España (y subiendo), se ha convertido en toda una olla a presión y ha surgido el controvertido debate del intervencionismo de las rentas.

...continúa leyendo "Madrid, Barcelona… ¿Se puede contener el precio del alquiler de la vivienda?"

2

El precio medio de la vivienda en alquiler en España se mantuvo estable en octubre, al no registrar variación respecto al mismo mes del 2015 (0,0%), según el Índice de Precios de Consumo (IPC) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la evolución de los precios de los alquileres suma tres meses consecutivos de estabilidad tras la caída del 0,1% que registró en julio. En el acumulado de los 10 primeros meses del año, la evolución muestra igualmente, un repunte del 0,1%. Por otro lado, esta estabilidad en el precio del alquiler, contrasta con el conato de burbuja en algunas grandes capitales culturales y en zonas turísticas de gran demanda.

alquiler-barcelona

Por regiones, en octubre el coste de las viviendas en alquiler subió en Asturias (0,6%), Baleares (0,5%), Andalucía (0,4%), Cataluña (0,4%), Extremadura (0,4%), Ceuta (0,3%), Comunidad Valenciana (0,3%), Murcia (0,2%), Galicia (0,1%), Melilla (0,1%), Canarias (0,1%), Aragón (0,1%) y Castilla y León (0,1%). En sentido contrario, hubo descensos en los precios de la vivienda en alquiler en Madrid (-0,8%), Castilla-La Mancha (-0,7%), Cantabria (-0,5%), País Vasco (-0,3%) y Navarra (-0,2%).

De este modo, el Índice de Precios de Consumo (IPC) se situó en octubre en el 0,7%, según el dato definitivo hecho público hoy martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Ese 0,7% es su mayor ritmo de expansión en tres años, en máximos desde agosto de 2013.

El aumento se explica por la presión de la vivienda, que se encarece por la subida de los precios de la electricidad y la calefacción; y en el encarecimiento del 1,7% del transporte, por culpa del aumento de los carburantes. El IPC general registró avances anuales en todas las comunidades y se situó en el 1% en Asturias y Navarra, su máximo. En el caso de Catalunya, el avance fue del 0,9%.

Conato de burbuja en las grandes capitales y zonas turísticas con poca oferta

El precio medio de los pisos y casas en alquiler en España crecerá más de un 10% en 2016, según un estudio de Servihabitat Trends. Así, lo que se antojaba hace un año como una simple corrección al alza de los precios de alquiler en determinadas zonas, se ha convertido en un agresivo rebote que no presenta visos de retornar a la senda de la moderación en determinadas ciudades, por lo menos a corto plazo. Así, según algunas estadísticas, desde el segundo trimestre de 2015 nos encontramos con incrementos de un 18% en Madrid, un 30% en Barcelona o un 15% en Valencia, así como otras ciudades como AlicanteSevilla o Málaga que experimentan también acusados incrementos. Según Servihabitat, la rentabilidad bruta media del alquiler de vivienda en España, es del 5,4%, con Cataluña, Madrid e Islas Baleares superando la media nacional.

Las razones de este brusco cambio de tendencia en determinadas zonas, son varias: grupos inversores que compran inmuebles y buscan rentabilidad con el alquiler, a la espera de una oportunidad para su venta; ausencia de oferta suficiente de alojamientos en alquiler, e incremento simultáneo de la demanda por falta de financiación bancaria para comprar; finalización de los contratos de renta antigua; descontrol aparejado al negocio de los apartamentos turísticos, especialmente acusado en la costa mediterránea. Este 'boom' de precios, que hace una década se habría calificado como un síntoma de bonanza económica, suscita ahora una fuerte preocupación, ya que es evidente que no puede asociarse a una mejora en las condiciones salariales de la población.

A todo esto, el importante crecimiento de la demanda, tanto de los hogares como de inversores nacionales y extranjeros, no ha ido acompañado de un aumento de la oferta que “aún es muy estrecha”, según Fernando Acuña (VBARE Iberian Properties). Es el caso de Baleares (Ibiza y Mallorca), Islas Canarias o Barcelona, donde las rentas se han disparado por encima de cualquier otra ciudad española y se prevé que continúen creciendo, si bien paulatinamente a ritmos más moderados: las cifras récord de turismo, han reconvertido parte del stock de alquiler tradicional en “alquileres vacacionales, especialmente en el centro de Barcelona, lo que ha causado un rápido descenso en la oferta, mucho menos elástica, siendo el volumen de viviendas actualmente en alquiler sustancialmente inferior al existente hace 12 meses.

Muchos propietarios que tenían viviendas en venta (que no han logrado vender al precio elevadísimo que deseaban) han descubierto la rentabilidad del alquiler turístico. De modo que lo que ya era una escasa oferta, se une ahora menos pisos en alquiler para residentes para larga temporada a precio asequible. En estas zonas, las viviendas pasan de ser propiedades residenciales a unidades de negocio del alquiler, vacacional o en explotación por grandes empresas. Y los precios de todo, por las nubes.

Fuente: elmundo.es

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter –