Saltar al contenido

 

Rentabilidad compraventa 600x397 - Dónde es más rentable comprar para alquilar

La rentabilidad que ofrece la inversión en viviendas para ponerlas en alquiler ha aumentado de media un 7,8% en el primer trimestre de 2018 desde el 7,1% de hace un año, según un estudio,  pero no todas las ciudades se comportan de la misma manera. ¿En qué ciudades es más rentable?  ...continúa leyendo "Dónde es más rentable comprar para alquilar"

1

Cualquier negocio aspira a crear mucho producto con el menor coste posible, y ponerlo en el mercado a un precio competitivo para que la demanda del mismo sea lo más elevada posible. En materia de vivienda, el mercado no funciona exactamente así, aunque los parámetros son los mismos. Quien vende una vivienda, sea de segunda mano o nueva, quiere hacerlo por el mayor precio posible y en el menor tiempo. El hecho de que hoy todavía muchas viviendas tarden más de un año en venderse quizás tenga que ver con que el precio de salida no se corresponde con el que está dispuesto a pagar el potencial comprador. En este sentido, según Sociedad de Tasación en siete regiones los pisos deberían seguir abaratándose.

sociedad-de-tasacion-2015

Sociedad de Tasación acaba de realizar un ejercicio para conocer cuánto vale la casa que pueden pagar los españoles y las conclusiones son reveladoras. Al cruzar las estadísticas de precios de la vivienda con los salarios medios de los trabajadores por comunidades autónomas y teniendo en cuenta siempre que la operación sería financiada con una hipoteca a tipo de interés variable al 2,5% y con un plazo de amortización de 30 años, en siete comunidades la vivienda debería seguir reduciendo sus precios: Madrid, Galicia, Cantabria, País Vasco, Navarra, Cataluña y Baleares. En el resto, se puede concluir que los hogares con rentas medias podrían afrontar en la actualidad la compra de una vivienda tipo.

Con el fin de mostrar lo importante que puede llegar a ser el peso de la financiación hipotecaria, Sociedad de Tasación ha realizado el mismo ejercicio, pero aplicando un préstamo con tipo de interés variable al 5% (conviene recordar el efecto perverso que sobre millones de hipotecados tuvo todavía en el boom la subida de los tipos y el euríbor) y al mismo plazo de 30 años. En este segundo caso, la situación varía ostensiblemente y ya en solo cuatro regiones se podría comprar y financiar la vivienda con un sueldo medio. Sería en La Rioja, Aragón, Castilla-La Mancha y Murcia. En el resto, los precios inmobiliarios deberían seguir ajustándose para hacer accesible la adquisición de una vivienda a la mayor parte de las familias.

El sector inmobiliario, más cerca de la estabilización que de la recuperación

El director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, ha afirmado que el sector inmobiliario español está aún "más cerca de la estabilización que de la recuperación" y ha vaticinado que cuando llegue ese momento de la recuperación "unos saldrán a una velocidad y otros a otra". Así lo ha indicado durante la jornada "Perspectivas económicas 2016 y tendencias del sector inmobiliario" en la que ha argumentado que pese a que las compraventas y las hipotecas están repuntando, de la recuperación del empleo, existen aún ciertos desequilibrios en el mercado.

Para empezar, antes de la crisis el número de hipotecas superaba a las compraventas de viviendas porque muchas de ellas se dedicaban al consumo, estas dos variables se cruzaron en 2011 y actualmente los créditos hipotecarios son algo menos de las compraventas que se realizan. "La evidencia de que el sector estará en crecimiento llegará cuando estos dos números se igualen", ha añadido, para apostillar que, de momento, sólo se puede hablar de "estabilidad". Asimismo, el director general de Sociedad de Tasación ha recordado que las transacciones de vivienda usada llevan 10 trimestres mostrando variaciones en forma de dientes de sierra, con subidas y bajadas.

Por otro lado, ha señalado que la regulación de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimi) ha sido la legislación "más importante de la crisis", porque están logrando atraer la inversión extranjera, pero considera que aún hacen falta en España grandes desarrollos de producto en alquiler. En el caso de la rehabilitación de viviendas, se ha mostrado tajante: "lo primero que hay que rehabilitar es la legislación porque hacer esas obras hoy es un ejercicio casi de ciencia ficción".

En 2016 habrá 349.377 pisos sin vender, un 24% menos que este año

Por otro lado, el excedente de viviendas sin vender en España se situaba tras el verano en 462.000 inmuebles, menos de la mitad que los 1,2 millones de inmuebles de 2008. Además, esta oferta embalsada se reducirá un 24,5% en 2016, una cuarta parte, hasta los 349.377 pisos. Así se precisa en un análisis expuesto epor el presidente de los promotores madrileños Asprima, Juan Antonio Gómez-Pintado, en el marco de la jornada Perspectivas económicas 2016 y tendencias del sector inmobiliario, organizada conjuntamente con Sociedad de Tasación ST.

Esta estimación, elaborada a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la cátedra inmobiliaria del Instituto de Práctica Empresarial (IPE) y la Red de Asesores Inmobiliarios Cualificados (RAIC), señala que el 74% del stock se localiza en la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia, y que el año que viene este porcentaje se reducirá al 51%. Mientras, la bolsa de pisos vacíos en Madrid se acercará a los 6.000 inmuebles el próximo año, mientras que en Cataluña superará las 4.300 viviendas.

Por otro lado, Gómez-Pintado ha indicado que, teniendo en cuenta los flujos migratorios, la necesidad de viviendas en España se situará los próximos años en unos 140.000 inmuebles, con especial protagonismo de Madrid, donde esta cifra estará entre los 30.000 y los 40.000 pisos.

Imagen: Carlos Cortinas Fuente: cincodias.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

alquileroventa1¿Comprar o alquilar? Según un estudio realizado por TecniTasa actualmente es más rentable alquilar una vivienda en las zonas más caras de las ciudades, mientras que en las zonas con los precios más bajos lo rentable es comprar, donde la rentabilidad está medida en relación al coste de las cuotas mensuales de compra.

Así,  el alquiler de una vivienda tipo de 96 metros cuadrados, en la calle Serrano de Madrid costaría 3.302 euros, mientras que la cuota mensual de compra sería de 4.992 euros, por lo que es preferible alquilar (1.690 euros de diferencia). En el extremo contrario, se encontraría la localidad sevillana de Dos Hermanas, en donde alquilar esta vivienda supondría un coste de 326 euros por una cuota de compra de 307 euros; por tanto, resulta más atractivo comprar (sólo 19 euros diferencia con respecto al arrendamiento).

No obstante, tal como explica Tecnitasa, la demanda dependerá entre otros factores, del poder adquisitivo: "además de razones locales que existirán en cada caso, una razón evidente que subyacería a todas en la tendencia detectada sería que en las zonas caras, en las que la demanda tiene mayor poder adquisitivo, predomina la demanda de compra, una opción más apetecible sobre el papel para la mayoría de los españoles. En las zonas económicas, con menor poder adquisitivo y menor acceso a desembolsos iniciales y a financiación, predomina la demanda de alquiler".

Entre las 71 localidades españolas analizadas en sus precios mínimos, más del 40% de ellas tienen una diferencia entre alquiler y compra inferior a 50 euros. Entre ellas destacan grandes ciudades como MarbellaPalma de Mallorca o Madrid y ninguna supera los 150 euros de diferencia a excepción de Ciudad real (154 euros) y Barakaldo (164 euros).

Siguiendo con el ejemplo anterior, en las zonas más baratas de ciudades como Castellón (zona del Estadio) comprar y alquilar tiene el mismo precio (154 euros), mientras que en Ceuta (barriadas exteriores) o Huesca (zona del Perpetuo Socorro), la diferencia es de 9 euros a favor del alquiler. Aunque debido a la mínima diferencia, es recomendable optar por la compra, al obtener un inmueble en propiedad.

Por el contrario, existen ejemplos que apuntan a la tendencia señalada de que en las zonas más caras de las principales ciudades es preferible alquilar. Así, si se opta por el coste mensual de un piso en alquiler frente a una cuota de compra se ahorrará 1.094 euros en Barcelona (calle Paseo de Gracia) o 1.018 euros en San Sebastián (Avenida Libertad, Boulevard, Plaza Guipúzcoa y calle Hernani). Otras capitales de provincia en donde existe una diferencia considerable a favor del alquiler frente a la compra en las zonas más lujosas son: Bilbao, con 874 euros de diferencia entre comprar (2.621 euros de cuota) y alquilar (1.747 euros), o Valladolid (807 euros), Santander (792 euros), Sevilla (768 euros) o Murcia (692 euros).

La excepción sobre este supuesto anterior lo encontramos en Badajoz, Lleida o Tarragona, donde las diferencias entre compra y alquiler en las zonas pudientes se igualan a cantidades por debajo de los 150 euros.

Los más caros y los más baratos

Según TecniTasa, las ciudades con los alquileres más caros son Madrid (Calle Serrano), Barcelona (Paseo de Gracia) y Santander (El Sardinero), con precios superiores a los 2.000 euros. Mientras, los más baratos se localizan en Castellón (zona tras el Estadio), Elche (Barrio de Carrús) o Torrent (Barrio San Ernesto), con un coste inferior a los 200 euros mensuales.

Comparando el alquiler de un inmueble en la misma ciudad pero en la zona máxima y en la mínima, la mayor diferencia de precio la encontramos en Madrid (2.947 euros), Barcelona (2.429 euros) y Santander (2.016 euros). En contra, se encuentra Sevilla, con 269 euros, seguida de La Laguna (Tenerife) y Ponferrada (León), con 307 euros mensuales de diferencia.

Fuente: elmundo.es

Vivienda, noticias, mercado inmobiliario, decoración, arquitectura… en Facebook /

casa-nubeLa percepción de que el mercado de la vivienda está llegando al final de su ajuste parece que está ganando adeptos. Ante este posible panorama, la idea de adquirir casa comienza a crecer, aunque muy ligeramente. Así, Según el Indicador de Confianza del Cosumidor (ICC) de noviembre, elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un 3,8% de los entrevistados afirma que "tiene planes de comprar vivienda en el próximo año", casi el doble que en el último mes de 2012, cuando tan sólo un 2,1% decía estar dispuesto a dar ese paso.

Des este mismo modo, en el estudio realizado por el CIS, un 46,4% de los entrevistados piensa que el precio de las casas durante el próximo año se mantendrá. Este porcentaje es casi 10 puntos superior al que se registraba hace un año. En diciembre de 2012, sólo un 37,1% apostaba por la contención de los costes de las casas. Entonces, además, hasta un 52,7% preveía más rebajas, mientras que hoy la opción de que la depreciación continúe es defendida por el 36,6%. Un 7,4% vaticina incluso que los precios subirán, 2,5 puntos más que en 2012.

Esta sensación al alza de que los precios podrían estar llegando al final de su desplome coincide con los datos que algunas estadísticas están arrojando en las últimas semanas. Como la ofrecida por el Instituto Nacional de Estadísitica, donde concluyen que los precios de la vivienda libre subieron por primera vez desde 2010 en tasa intertrimestral, así como los notarios y los profesionales y expertos del sector inmobiliario también comienzan a hablar ya de cambio de ciclo y de la subida de los precios de la vivienda en España.

El ajuste de precios se ha podido alcanzar en determinadas zonas pero en general seguirán bajando los precios en el próximo año. Si la recuperación económica se fortalece y se consigue crear empleo igual a finales del 2014 se podría ser más optimista. Pero actualmente, con la dificultad para acceder al crédito hipotecario y el amplio stock de vivienda sin vender que hay en España, la sensación de recuperación y cambio de ciclo sea un poco precipitada.  Y tú, ¿tienes planes para comprar vivienda el próximo año? ¿crees que los precios de los pisos seguirán bajando?

Fuente: elmundo.es

4

casadineroEl mercado inmobiliario en España ha cambiado mucho en los últimos 6 años. La crisis económica y el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha obligado a un importante ajuste a la baja en los precios entre el 40% y el 50% según la zona dónde se encuentre la vivienda. Tanto vender como  comprar una vivienda sigue siendo una operación de enorme responsabilidad, por la cantidades que se van a recibir o dar, y por la complejidad de este mercado, que como todos se rige por una ley inamovible: la oferta y la demanda.

Han descendido los precios pisos y casas pero también ha caído nuestro nivel de vida, al tiempo que ha aumentado la incertidumbre sobre el futuro. Si a ello sumamos la dificultad para lograr una hipoteca, se nos dibuja un panorama difícil. Tanto el vendedor como el comprador necesitan objetividad y visión real de los precios del mercado, y ha de tener en cuenta los factores que van a influir en ese precio.

En el actual contexto económico y de mercado en ambas acciones se han de ajustar las exigencias, bien para optimizar la venta o bien ahorrarnos unos miles de euros. Reflejar todos los matices y sutilezas de los factores que influyen en el precio de una vivienda sería casi imposible, porque cada vivienda es única, hay un valor subjetivo y emocional en la compra, y sin duda una necesidad en la venta. Para "vender bien" a precio de mercado el vendedor deberá ver cómo mejorar estos aspectos para compensarlos y hacerlos atractivos al mercado, y el comprador necesita detectarlos para comprender su bajo precio o negociar un posible descuento. Son muchos estos factores que además frecuentemente se combinan. Hoy revisaremos los más obvios, pero que a su vez son los más influyentes en la depreciación de una vivienda.

Hay zonas y zonas. Las viviendas que están en las calles céntricas y los barrios más exclusivos tienen precios más elevados, o las viviendas con valores añadidos en zonas emblemáticas y en primera línea de playa. Por el contrario las más alejadas del centro o situadas en zonas periféricas presentan un coste más ajustado. Asimismo, las ubicadas en zonas expuestas a ruidos, o zonas conflictivas, suelen tener unos precios más baratos y con posibilidad de rebaja. Este factor es muy recurrente e intenta imponerse a casi todos los factores que veremos a continuación, quizá más tangibles. Sin duda, un cuchitril en el paraíso tiene su valor, pero todo tiene que estar equilibrado, y los demás factores son también importantes.

Mal estado de la vivienda o el edificio. Es evidente que un piso o casa mal cuidada no puede tener el mismo valor que otro que se encuentra en perfecto estado. Este es uno de los factores con los que más se puede negociar, ya que habrá que invertir dinero en reformas tras la compra. Si la vivienda, el edificio, la fachada, o las zonas comunes están en mal estado o deterioradas o mal mantenidas, su precio también será menor, ya que tarde o temprano habrá problemas y se tendrá que hacer reformas. El comprador solo tiene dos opciones: o asumir su bajo precio y vender para que el comprador reforme, o adelantarse a la hora de invertir en la reforma de la vivienda para mejorar su valor.

Antigüedad del inmueble. Es otra de las variantes que puede incidir más en la cuantía definitiva de la venta o alquiler. A medida que su construcción sea más antigua, más barata será la vivienda. Pero también es un concepto ambiguo que dependiendo de su situación y el estado de conservación que se encuentre, puede ser hasta una oportunidad muy bien compensada reformando la vivienda: la estructura, canalización de servicios, mobiliario y electrodomésticos, e incluso su decoración, no tienen por qué ser antiguos.

Pisos sin ascensor. Es una de las circunstancias que más se puede utilizar por parte de los compradores para conseguir una rebaja en el precio de una casa, y los vendedores han de ser consciente de ellos. Pero si el piso está en las primeras plantas (máximo un tercero), en una buena zona, con calidades y con detalles, hay un mercado de personas jóvenes y sin problemas de salud que estarán claramente interesados. Valdría la pena ver con la comunidad de vecinos si hay posibilidades de ponerlo, es una mejora importante.

Pisos bajos. Las viviendas de los pisos más bajos (primeros, bajos o sótanos) se comercializan con un importe más asequible. En unos casos se debe a su menor demanda y, en otros, por sus características, ya que suelen soportar más ruido, son menos luminosos. Por otro lado, también son más cómodos y accesibles para personas mayores o con minusvalías. Aquí también compensa que la vivienda esté cuidada, una buena terraza con vistas, o una pequeña zona ajardinada, o simplemente un patio con una decoración bonita en los pisos bajos hacen que sea interesante y apetecible para el comprador.

Vivienda interior. Una vivienda interior por razones obvias es más barata que una exterior. Pero no siempre comprar una casa con estas peculiaridades implica desventajas. En las ciudades, si tienen un buen patio interior que dé luz y circulación de aire pueden ser muy apreciados, además los interiores son mucho menos ruidosos. En el interior tener la vivienda bien iluminada y en tonos claros, con detalles agradables en la decoración serán también deseables.

Trasteros y garajes. La ausencia de trasteros o garaje puede ser un otro factor importante para que el importe de venta se aligere, en relación a otras viviendas que sí cuentan con estos servicios en la zona en la que se está interesado en comprar, vender o alquilar. Sobre todo con los garajes si se trata de una zona con dificultades para aparcar. Para ayudar en su venta o alquiler, se podría adquirir uno cercano para incluirlo en la operación, la vivienda tendría salida en el mercado en un mejor precio y más rápido.

Servicio de portería. Contar con un servicio de portería para recoger basuras, limpiar el edificio, recoger paquetes postales o dar información sobre cualquier eventualidad resulta muy cómodo. Pero también es más caro, ya que hay que pagar un sueldo al portero. Por ello, las casas sin este servicio son también más baratas.

Número de vecinos. Si hay pocos vecinos, los gastos de mantenimiento y administración de la finca se pueden disparar. Al haber un menor número, el reparto será más exigente al tener que dividirse entre menos propietarios.

Otros aspectos. Las tomas de electricidad, la adaptación a banda ancha para conectarse a Internet, las fuentes de recepción para recibir las señales de televisión o el tipo de calefacción serán otros de los detalles a tener en cuenta para que el precio de la vivienda se amplíe, o por el contrario, que baje.

¿Qué otros aspectos crees interesantes para que suba o baje el valor de una vivienda?

Spainhouses.net: Pisos y casas en venta y alquiler

Fuente: 20minutos.es

2

vivienda_jovenLa realidad es que el acceso de los jóvenes a la posibilidad de comprar una vivienda en España es, a día de hoy, prácticamente una quimera. El contexto es verdaderamente complicado: crisis, paro, ausencia de ayudas públicas, sin acceso a financiación, etc. En esta situación y viendo los datos del Consejo de la Juventud de España (CJE) del segundo trimestre de 2013, para la mayoría de los jóvenes españoles, comprar una casa es apenas una ilusión.

Actualmente, según el Observatorio de Emancipación, una persona joven debería destinar el 53,3% de su salario para poder comprar un piso en propiedad. Y no un salario cualquiera. Los jóvenes tendrían que tener unos ingresos mínimos mensuales de 2.022,95 euros -una cantidad que está un 77,7% por encima del suelo medio real en estos momentos-. Y todo ello para poder aspirar a una modesta vivienda con una superficie máxima de 45,5 metros cuadrados.

Desde el CJE se califican estos datos como "alarmantes". Este organismo reivindica "la puesta en marcha inmediata de políticas que hagan posible el derecho que tienen los jóvenes a emanciparse para poder tener una vida autónoma". La institución denuncia que apenas el 22% de la población menor de 30 años en España está emancipada. Un porcentaje que no alcanza ni el 20% en Andalucía, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, País Vasco, Murcia y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

La crítica situación a la que se enfrentan los jóvenes en España es fruto del alto desempleo que castiga a esta población. Según el Observatorio, el 40,7% de los jóvenes está inactivo y en la actualidad una de cada cuatro personas de entre 16 y 29 años (25,7%) se encuentra desempleada. Y las previsiones no parecen más alentadoras. El 93,5% de las nuevas contrataciones realizadas en el primer trimestre de 2013 de personas de 16 a 29 años fueron de carácter temporal.

Fuente: cje.org

1

Leemos en un artículo en el diario Cinco Días que adquirir una casa supone "regalar al banco el 64% del valor de la vivienda con las nuevas hipotecas", en relación a los gastos, comisiones e intereses asociados a la misma, además de la devolución del capital del préstamo hipotecario. Bien sabemos que la actividad realizada por entidades bancarias y financieras es la de "vender dinero", pero llama la atención el porcentaje que se cobra por los distintos gastos asociados a una hipoteca.

El ajuste de precios de los pisos y casas de los últimos años en España (más de un 30% de media), permite ya comprar un piso a "tocateja" como una opción habitual en los cierres de operaciones de venta. Pero la realidad es que la mayoría de los compradores interesados en comprar una vivienda necesita pedir una hipoteca. No obstante, se firman menos hipotecas que nunca (menos de 14.000 el pasado mes de julio, mínimo histórico) y las que se firman se hacen a unos intereses cada vez más altos (el tipo de interés medio se sitúa en el 4,40%, un 3,8% más que en 2012). Además, las entidades financieras han endurecido las condiciones de los préstamos hipotecarios. Así, principalmente son tres los conceptos que encarecen las hipotecas: los gastos, las comisiones y los intereses generados.

  • Los gastos asociados a la compra de una casa incluyen la tasación, la notaría, la gestoría y los impuestos. Se trata de un coste adicional de entre el 10% y el 13% del precio de la operación. Es necesario que el comprador tenga ahorrado al menos un 30% del valor del inmueble, dado que las entidades ya no financian el 100%, sino por lo general el 80% del valor de tasación. La tasación de la vivienda (se exige por Ley) la realizan empresas especializadas generalmente por encargo de la entidad, y suele costar unos 200 euros. Por su parte, el notario cobra sus honorarios y la gestoría los suyos por realizar los trámites de inscripción en el Registro de la Propiedad o la liquidación de impuestos.

Respecto a los impuestos recordamos que en la transmisión de vivienda nuevas únicamente se paga el IVA (un 10% desde el 1 de enero de 2013), y en el caso de las viviendas de segunda mano se abona el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), que oscila entre el 7% y el 8% según la Comunidad Autónoma, y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que grava los documentos notariales.

  • Las comisiones de apertura a una hipoteca varían dependiendo de la entidad financiera. Actualmente  estas comisiones de apertura sobre el 1%. Ojo, también existen otro tipo de comisiones que pueden encarecer más el préstamo, como la comisión de estudio, de amortización anticipada o de compensación por desistimiento, que puede ser del 0,50%.
  • En relación a los intereses (diferenciales que los bancos suman al euribor) decir que se han ido elevando últimamente. Hoy por hoy es casi imposible dar con diferenciales que bajen del 2%. Es más, según el Banco de España, los tipos hipotecarios medios de los nuevos préstamos a la vivienda alcanzaron 3,27% al cierre de agosto (último dato disponible), mientras el euríbor a un año está en el 0,543% y el precio oficial del dinero se sitúa en el 0,50%, su mínimo histórico.

A todo esto, también hay que recordar que los bancos y cajas obligan a la contratación de productos vinculados a la hipoteca. Así, a los costes anteriores habría que añadir el valor de los seguros (de vida, hogar, desempleo), las tarjetas de crédito o los planes de pensiones.

hipotecas

A modo de ejemplo práctico, y según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), comprar un piso con una hipoteca media de 100.000 euros (normalmente los bancos sólo dan el 80% del valor de la vivienda o tasación, se puede deducir que el precio de la vivienda es de un 20% más). Los gastos sobre el 10% del valor de compra-venta supondrían unos 12.500 euros; la comisión de apertura para esta "hipoteca tipo" sería del 1%, esto serían 1.000 euros. En relación a los intereses, que en las nuevas hipotecas están rondando en un euríbor más un diferencial medio del 3%. En la hipótesis que el plazo de amortización sea de 25 años y durante ese periodo el euríbor haya mantenido una media del 1,5%, el interés aplicado sería del 4,5%, lo que se traduce en un total de 66.750 euros en intereses. Al final, el cliente de la entidad financiera habrá devuelto al banco los 100.000 euros prestados y 80.250 euros más. Es decir, un 64% más de lo que costó la casa.

Pues tal como están las cosas a nivel económico en nuestro país, va ha ser complicado dar salida a los muchos pisos y casas con buena ubicación y condiciones si no se tiene algo de dinerillo ahorrado.

Imagen: Alejandro Meraviglia - Fuente: Cinco Días

El pasado julio el Gobierno central decidió eliminar la desgravación por compra de vivienda y las deducciones por cuenta vivienda a partir de este ejercicio. Pero, aunque, en muchos casos sujeto a requisitos como límite de edad, renta o discapacidad, algunas comunidades autónomas mantienen este beneficio fiscal. Incluso en varias regiones es posible pagar menos en la declaración de la renta de 2012 si se han realizado obras de rehabilitación del inmueble.

Hora de ajustar cuentas...

Si compra una vivienda libre

En Andalucía, los residentes podrán deducirse un 3% en la cantidad abonada por la compra de vivienda habitual. Eso sí con requisitos, como tener menos de 35 años y no superar una base imponible de 18.000 euros. También en Aragón, los contribuyentes menores de 36 años se desgravarán un 5% en caso de compra de primera vivienda. En Extremadura, sí se mantiene en el caso de jóvenes menores de 35 con una rebaja del 3%. Lo mismo ocurre en Murcia, donde se deroga este beneficio y se mantiene con 5% en el caso de jóvenes con una base imponible menor a 24.107 euros. En La Rioja, los menores de 36 años obtendrán una deducción del 3 ó el 5% con una base máxima de 18.000 euros.

...continúa leyendo "La vivienda todavía desgrava en la declaración de la renta en 2013"

1

La fórmula mágica de la banca para deshacerse del ladrillo más rebelde: hacer un buen recorte a los precios de pisos desubicados y con escasa demanda. Los resultados han sido inmediatos para quienes han optado por esta estrategia. El número de ventas habla por sí solo: 40 viviendas colocadas en un día, 130 en una semana... No son cifras del boom inmobiliario, cuando más que venderse los pisos se despachaban, pero tampoco son propias de la crisis inmobiliaria.

Viviendas en venta

“Para muchas entidades era muy importante salir bien en la foto de 2012”, explica Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores, especializado en la venta de pisos de los bancos. “La actividad en el último trimestre fue frenética. En noviembre cerramos 200 operaciones y 400 en diciembre. En total, unas 2.000 viviendas en todo 2012”.

Menos de seis meses bastó para que Santander se deshiciera de los 500 inmuebles heredados de Francisco Hernando, 'el Pocero', y en sólo mes y medio, Sabadell liquidó todo su stock -225 viviendas- en la localidad toledana. No fue una política aislada ni puntual. La entidad catalana finiquitó 78 viviendas en Marina D’Or, otros 100 inmuebles de las urbanizaciones de Polaris World en esos mismos 45 días y continúa recortando a otras promociones actualmente.

...continúa leyendo "Operación derribo o vender 40 viviendas en un solo día"

2

En 2012, 38.312 extranjeros no residentes compraron casas en España, volumen que casi se iguala a 2007, justo antes de que comenzara la crisis.

Extranjeros compran casas en España
La cifra de compradores en 2012 se acerca a la de 2007

La mejora de la imagen del país en el exterior y la rebaja de precios explican buena parte del aumento de extranjeros que deciden comprar vivienda en España en 2012. La estadística, que se nutre con datos del Consejo General del Notariado, especifica que sus cifras se refieren al número de ciudadanos de esa condición, es decir, extranjeros y no residentes, que compran inmuebles, “por lo que los números no contabilizan las casas, sino los propietarios. De hecho, una misma persona puede haber adquirido más de un inmueble”, explican fuentes de este organismo.

...continúa leyendo "Aumentan los extranjeros que deciden comprar casas en España"