Saltar al contenido

Sede Inditex Arteixo Coruna ECDIMA20161004 0006 21 600x372 - El dueño de Inditex se une al mercado inmobiliario español

El gigante del textil español se une a un mercado en recuperación como es el inmobiliario, creando una filial inmobiliaria a través de su grupo inversor Pontegadea, su objetivo es aglutinar activos valorados en más de 1.600 millones de euros y hacerse hueco entre los líderes de inversión inmobiliaria en España. ...continúa leyendo "El dueño de Inditex se une al mercado inmobiliario español"

1

gravia32El dueño de Inditex, Amancio Ortega, a través de su brazo inversor para el sector inmobiliario: Pontegadea, ha comprado el edificio ubicado en el número 32 de la Gran Vía de Madrid, lo que le convierte en casero de ilustres inquilinos que son su competencia en el sector textil, como Mango, H&M y, en breve, también Primark, además de otras grandes empresas como la sede de la cadena SER, del grupo PRISA.

El edificio cuenta con una superficie construida total de 36.376 metros cuadrados, divididos en nueve plantas de oficinas y locales comerciales, donde ya se ultima su rehabilitación para albergar la tienda estrella (flaghsip store) de Primark en España. Además de las citadas cadena de moda, Gran Vía 32 también cuenta con un establecimiento de la enseña Lefties, perteneciente al grupo Inditex.

Longshore, la hasta ahora sociedad propietaria del edificio, está formado por PSP, APG, Phoenix Group y Sun Capital y liderado por Drago Capital. Las partes no han hecho público el precio de la operación.

El edificio fue diseñado en 1924 por el arquitecto Teodoro de Anasagasti. "La recuperación del uso comercial permitirá revitalizar el área como una de las principales arterias comerciales de Madrid, ayudará a recuperar las calles adyacentes e impulsará la economía de la zona", señala el comunicado de Drago.

La compra se ajusta a las características habituales de las operaciones inmobiliarias de Pontegadea: inmuebles comerciales (oficinas, edificios, locales) bien situados y ya ocupados. Caso de la penúltima operación de esta sociedad, en Londres. El pasado 7 de enero la firma adquirió el edificio que ocupa la sede de la multinacional minera Rio Tinto en el centro de la capital británica por 265 millones de libras esterlinas, unos 335 millones de euros.

Con la operación, Ortega aumenta sus numerosas propiedades en Madrid, donde ya es el dueño de inmuebles emblemáticos como Torre Picasso.

La fortuna de Amancio Ortega supera ya los 50.000 millones de euros

La fortuna de Amancio Ortega aumentó a primeros de año 1.300 millones de euros al revalorizarse en Bolsa Inditex un 3,01%, hasta 24,33 euros por título. Con ello, las acciones del grupo marcaron un máximo histórico que implica valorar la empresa en 75.828 millones de euros. El 59,29% que controla Amancio Ortega pasa así a estar valorado en unos 45.000 millones de euros, lo que unido al resto de sus posesiones, eleva la fortuna del empresario por encima de los 50.000 millones de euros.

No hay datos públicos actualizados de cuánto valen las inversiones inmobiliarias y patrimoniales de Amancio Ortega. Sin embargo, los últimos datos conocidos de sus sociedades permiten calcular que su valor supera los 5.000 millones de euros, según se deduce del análisis de las cuentas de Pontegadea Inmobiliaria del año 2013. Publicaciones especializadas en calcular la fortuna de los más ricos como Bloomberg o Forbes cifran los activos al margen de Inditex en más de 5.000 millones de euros, lo que apuntala ese cálculo. Bloomberg cifraba ayer la fortuna de Amancio Ortega en 50.600 millones de euros. Amancio Ortega es el cuarto hombre más rico del mundo tras Bill Gates, Carlos Slim y Warren Buffet.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

5

zaraAmancio Ortega, el propietario de la segunda mayor fortuna del mundo que comenzó vendiendo ropa y terminó fundando Zara y el impero Inditex, consigue a través de distintas operaciones convertir su inmobiliaria en la más rentable de España. Así, su empresa patrimonial Pontegadea Inmobiliaria, que el empresario fundó en 2002 y que controla a través de Pontegadea Inversiones, y que el pasado año 2013 ha generando un dividendo de 813 millones de euros del paquete que todavía controla en la empresa textil (cerca del 60% de las acciones).

En plena resaca de la burbuja inmobiliaria en España, el empresario no deja pasar una oportunidad de inversión y compra en las mejores calles de MadridBarcelona o Valencia, pero también en Londres, París y Nueva York, convirtiéndose en el inversor inmobiliario más activo del mercado: en diciembre se hizo con un edificio de 5.200 metros cuadrados en Nueva York, cercano a Chelsea, por 69 millones de euros. Días después adquiría un coloso: Devonshire House, en el West End londinense. El inmueble, de 16.279 metros cuadrados, le costó 477 millones de euros. A principios de año, añadió otra pieza a su monopoly al hacerse con la antigua sede de Banesto de la plaza de Catalunya de Barcelona por 44 millones, de la que ya ostentaba el local comercial que ocupa Apple. Con esas operaciones, Ortega engordaba una cartera que Forbes valoraba en unos 4.000 millones de dólares el pasado mes de marzo. Y en 2014 no parece que vaya a aflojar.

El emperador del textil es ahora el rey del ladrillo, y su inmobiliaria Pontegadea además de la más rentable, es también la que más operaciones ha cerrado en el último año. Con un endeudamiento que mantiene a raya, Pontegadea incrementó su facturación en 2012 un 28%, hasta los 164,7 millones de euros, y ganó 70,5 millones, según las últimas cuentas entregadas al Registro Mercantil. Ese mismo ejercicio los antiguos dueños del mercado inmobiliario español pelearon por mantenerse a flote: Metrovacesa perdió 186 millones de euros; Realia, 319,2 millones, y Colonial, más de 1.129 millones.

Solo apuesta por edificios enteros, en zona "prime" y con inquilinos solventes

La prioridad de la compañía son los edificios de oficinas, pero estos han de cumplir varias condiciones. La primera: todo o nada, Pontegadea no suele quedarse partes de inmuebles salvo excepciones. La segunda: que esté en zona prime. Y por último, que esté ocupada por un cliente solvente. Así, el empresario es casero nada menos que de Apple en Barcelona, Valencia y París, de Google y Deloitte en Torre Picasso, en Madrid, o de BBVA en Barcelona. Pero el dueño de Inditex no pone reparos en tener como inquilino a su gran competidor mundial, la firma de moda sueca H&M, que ocupa el local en el 150 de Powell Street, en San Francisco. Las tiendas de Inditex ocupan a veces sus edificios. "Pero no hay una estrategia coordinada. Si compra algo, y a Zara le interesa la zona, negocia como cualquier otro cliente", señalan fuentes cercanas al grupo textil.

Otra de las claves para elegir un inmueble es que el edificio esté lleno o casi lleno. El sector estima que la ocupación media de sus 400.000 metros cuadrados de oficinas roza rebasa el 90%. Los ingresos por alquileres de la sociedad no han hecho sino aumentar en los últimos tiempos. En concreto, la facturación por arrendamientos se incrementó un 63% en 2012, hasta los 94,3 millones. Todo eso simplifica el trabajo de su equipo, que puede encargar la gestión de los inmuebles a una consultora. La reciente operación en la plaza de Catalunya de Barcelona, que en realidad ha consistido en la compra del crédito del inmueble al banco malo (la Sareb) de un edificio vacío, se sale del esquema. El sector lo interpreta también como una forma de coronar su presencia en el paseo de Gràcia, donde ya tenía cinco edificios.

Una de sus adquisiciones se encuentra en la exclusiva zona de la calle Serrano de Madrid, que será el edificio estrella de la cadena de ropa Zara en la capital. Un edificio de seis plantas construido a finales del siglo XIX con casi 3.000 metros cuadrados que abrirá sus puertas en el mes de abril. Las prendas de Zara llenarán los escaparates. Pero la tienda no será propiedad de la cadena. Estarán de alquiler, aunque conocen bien a su casero: Amancio Ortega, el fundador de la firma. Es el dueño del inmueble. Uno más de los que acumula en la larga lista de propiedades.

Fuente: elpais.com

Síguenos: Facebook -  - Twitter

plazacataluña-barcelonaAmancio Ortega, creador del imperio Zara, fundador y primer accionista de la poderosa Inditex, ha comprado el edificio en la plaza Cataluña de Barcelona, que albergó la sede catalana de Banesto, por 44 millones de euros a la Sareb (el "banco malo" encargado de los activos tóxicos de la banca). Ya en el año 2012, el poderoso empresario compró el local comercial de Apple en este mismo edificio, por unos 86 millones de euros. El edificio que compra Ortega tiene 8.500 metros sobre rasante, 700 de terraza y otros 4.500 m2 en los subterráneos.

Pontegadea, la sociedad inversora del empresario, se ha hecho con la propiedad del inmueble mediante la compra de la hipoteca que gravaba el edificio, que concedieron inicialmente el Banco de Valencia y Bancaja pero que tras el proceso de reestructuración bancaria ha pasado a la Sareb. La venta del crédito, cerrada en los últimos días del 2013, se ha realizado con un descuento del 33% sobre el valor de la hipoteca que los bancos valencianos dieron en el 2006 a la inmobiliaria valenciana Ballester para comprar el edificio a otra inmobiliaria, la madrileña Monteverde. Hoy, ambas inmobiliarias están en concurso de acreedores.

La hipoteca sobre el edificio, que ocupa el número 1 de paseo de Gràcia y el 10 de plaza Catalunya, era inicialmente el activo estrella de un paquete de créditos que Sareb sacó a la venta el año pasado. El paquete, con un valor nominal de 233 millones de euros y bautizado como Abacus, fue adquirido finalmente por el Deutsche Bank pero la Sareb sacó in extremis el edificio de Banesto para tratar de conseguir una mejor oferta, ya que inversores rusos y de Dubái pujaban por el edificio para construir un hotel,  proyecto que necesitaría 20 millones de euros en rehabilitación para albergar un hotel de lujo, de un máximo de 128 habitaciones, lo que dificultaba alcanzar la rentabilidad exigida por los inversores internacionales, de alrededor del 7%.

Pontegadea, ya como propietaria del edificio podría facilitar un uso comercial, lo que requeriría una inversión mucho menor, de apenas 8 millones de euros. El proyecto comercial, sin embargo, no podría desarrollarse con todo su potencial a corto plazo: Apple firmó en el 2012 un contrato con quince años de vigencia y ha convertido su tienda estrella de Barcelona en una de las más potentes del sur de Europa, con unas ventas anuales cercanas a los 40 millones de euros, que casi doblan sus previsiones originales.

Con esta compra, Amancio Ortega se refuerza como el mayor inversor inmobiliario en Barcelona desde el inicio de la crisis. El dueño de Zara ya compró hace exactamente un año otro edificio singular de la plaza, la vieja sede del BBVA, en la esquina con la calle Bergara, por 100 millones de euros, al fondo alemán Deka, y el edificio de paseo de Gràcia 56 (que alberga la tienda de Burberry) por 53 millones a la inmobiliaria Testa. En la zona, el empresario es también dueño del edificio de paseo de Gràcia-Gran Via (donde esta una gran tienda de Zara); del número 93, donde se encuentra la tienda de lujo Santa Eulalia, y el número 5, que alberga la sede del Santander.

El empresario, el hombre más rico de España y tercero del mundo, según Forbes, ha destinado en los últimos años 1.200 millones a comprar inmuebles, no solo en España sino en Londres (compró la Devonshire House por 490 millones), y en Nueva York, donde compró un edificio de la Quinta Avenida (231 millones de euros) y hace pocas semanas otro destinado a oficinas en el barrio de Meatpacking.

Fuente: lavanguardia.com

Vivienda, noticias, mercado inmobiliario, decoración, arquitectura… en Facebook / 

¿Crisis en el sector del ladrillo? ¿Burbuja inmobiliaria? Son conceptos ajenos a Pontegadea, la empresa que gestiona los activos de Amancio Ortega, el fundador de Inditex, en este mercado. La compañía alcanzó el pasado ejercicio un beneficio neto de 248,8 millones de euros, lo que supone un 91% más que un año antes, y le permite consolidar además su primera posición en el sector por resultados.

Torre PikassoLos activos se elevaron a 3.364 millones de euros, lo que supone un 1,3 por ciento más que un año antes. Pontegadea Inmobiliaria tiene una presencia muy fuerte en España, pero ha sabido diversificar también su negocio con importantes adquisiciones de edificios en Europa y, sobre todo, en Estados Unidos.

Una de las últimas compras de Pontegadea en España es la de Torre Picasso por 400 millones de euros a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC). El inmueble ocupa una superficie total construida de unos 121.000 metros cuadrados y 45 plantas, de las que 42 son de alquiler de oficinas.

Con esta operación, Amancio Ortega se ha erigido como el mayor inversor privado del Paseo de la Castellana, y es por detrás de la Administración Pública -propietaria de casi medio millón de metros cuadrados- quien más inmuebles tiene en propiedad. Según los analistas, la cartera de Pontegadea en La Castellana es envidiable "en cuanto a posicionamiento y a su calidad".

La inclusión en el ladrillo de Amancio Ortega vino tras la salida a bolsa de Inditex hace ahora diez años. Su primera compra fueron cuatro hoteles de la cadena NH en Madrid, Pamplona, Bilbao y Lérida. Hoy su cartera inmobiliaria -principalmente oficinas, locales y hoteles- está presente en Madrid, Barcelona y La Coruña. Tiene propiedades en otras calles también muy cotizadas como en Recoletos, Ortega y Gasset, Serrano, Montalbán y Plaza de la Independencia.

Amortización

El año pasado Pontegadea integró las dos últimas sicavs (sociedades de inversión en capital variable) -Keblar y Alazán-, que le quedaban a Ortega, después de que el empresario liquidara la otra que tenía, Gramela. Estas dos firmas se habían transformado ya en sociedades anónimas para facilitar la operación y sumaban un patrimonio de 244 millones, lo que permitió a Pontegadea reforzar su estructura patrimonial.

Al cierre del último ejercicio, Pontegadea Inmobiliaria tenía unos compromisos financieros totales de 465 millones de euros con la banca, de los que 341 millones son a largo plazo y el resto a corto. Gracias a su fortaleza financiera, Ortega ha amortizado 236 millones de euros, reduciendo la deuda a largo un 47%.

Amancio Ortega es ya el hombre más rico de Europa y el cuarto del mundo, según el índice de millonarios que elabora la agencia Bloomberg. El fundador de Inditex suma una fortuna de 39.500 millones de dólares (31.500 millones de euros), lo que le coloca al frente de los millonarios europeos por delante del sueco Ingvar Kamprad, fundador de la cadena Ikea, con 37.200 millones de dólares, y del francés Bernard Arnault, dueño de la firma de lujo LVMH, al que adjudica 22.700 millones de dólares.

Fuente: eleconomista.es

 

La operación podría haber costado unos 250 millones de euros

LondresUnos 4.000 metros cuadrados en seis plantas y en pleno centro comercial de Londres. Es la última adquisición de Amancio Ortega, el dueño de Inditex y fundador de Zara, en la capital londinense.

El edificio, conocido como “Jubilee House” ha costado cerca de los 250 millones de euros según el portal PropertyWeek.com y se encuentra justo al lado de otro inmueble que Ortega compró en Oxford Street, la calle comercial por excelencia de Londres.

El dueño de Zara, ya contaba con otras propiedades en Londres, en su caso, en el West End y en el centro financiero de la “City”. También ha invertido en propiedades inmobiliarias en Madrid, Florida o Nueva York.

3

Los sinsabores que ha dado la bolsa española este año a los inversores, ha hecho que algunas grandes fortunas se replanteen sus estrategias de inversión. El que mayor giro ha dado a su cartera ha sido Amancio Ortega, dueño del imperio textil Inditex.

Amancio OrtegaJusto antes de Navidad, el discreto empresario decidió cerrar dos de sus tres sicav, Keblar Inversiones y Alazán Inversiones, para convertirlas en sociedades anónimas. La razón: el noveno hombre más rico del mundo quiere reforzar sus inversiones inmobiliarias. Las concentra en su filial Pontegadea Inmobiliaria, que en 2009 más que duplicó sus activos, hasta los 3.643 millones, incluyendo construcciones, terrenos y filiales internacionales con edificios emblemáticos y de oficinas, según los últimos datos del Registro Mercantil.

Como dicen en el mundo de los asesores de ricos, Ortega "prefiere tener un patrimonio tangible", de ahí su preferencia por el ladrillo, salvo en lo ligado a viviendas. De hecho, es el mayor inversor individual inmobiliario en España.

Caprichos inmobiliarios

En Pontegadea Inmobiliaria, se integran una amplia lista de caprichos inmobiliarios de Ortega. En la lista de los elegidos figuran desde suntuosos edificios en los Campos Elíseos de París o inmuebles en Roma, pasando por edificios en México, Portugal o Alemania, además de en Estados Unidos, donde posee el hotel Epic o la sede de Bacardí en Miami, pasando por rascacielos en la calle 59 de Nueva York y el centro comercial y de negocios en la Milla de Oro de Chicago. Sólo en EEUU, el fundador de Zara acumula inmuebles que valen más de 700 millones.

También en España tiene edificios y palacetes históricos, como los que en 2007 compró al Banco Santander por 458 millones, por ejemplo, el situado en el paseo de la Castellana de Madrid, 24 o en el paseo de Gracia, 5, en Barcelona, además de las antiguas sedes del banco en Bilbao, Sevilla o Valladolid. La entidad financiera se ha quedado como inquilina, lo que le asegura a Ortega un buen retorno de capital.

El gusto por las oficinas bancarias le dura aún al empresario, que ya adquirió a Caixa Galicia en 2008 40 edificios y oficinas por 250 millones. Y el pasado 20 de diciembre compró sucursales del Banco Sabadell al fondo británico Moor Capital por 55 millones.

La opción de invertir en paquetes de oficinas financieras ya la ofrecen desde hace al menos dos años a clientes de patrimonios altos, pero mucho más modestos que el de Ortega, las consultoras inmobiliarias y divisiones de banca para ricos de las entidades financieras.

Fuente: publico.es