Saltar al contenido

El multimillonario Donald J. Trump: magnate inmobiliario, constructor de viviendas, hoteles de lujo y campos de golf, ex estrella de un “reality show”, egocéntrico, xenófobo, sexista y outsider de la política, se ha proclamado (contra todos los pronósticos) presidente electo de los Estados Unidos, después de vencer a 16 políticos profesionales, superar el rechazo del liderazgo republicano, confrontar a los medios, así como amenazar o humillar a inmigrantes y mujeres. Su elección está causando temor por suponer un “peligro” no solo para Estados Unidos, sino sino también para la estabilidad internacional. Así, el impredecible e inquietante Donald J. Trump ha sido aupado por un electorado "blanco, de clase media y carente de educación formal" hasta la mismísima "Casa Blanca": sede presidencial y de gobierno de EE.UU, además del hogar del que será el hombre más poderoso del mundo. Os proponemos conocer un poco más sobre la Casa Blanca, pero también para preguntarnos: ¿quién es Donald Trump? y, ¿por qué da tanto miedo?

casablanca-eeuu1

Casa Blanca: La nueva vivienda de Donald Trump

La Casa Blanca, se construyó en la década de 1790 por orden de George Washington, pero fue John Adams el primer mandatario que la ocupó en el año 1800. Su construcción de estilo neoclásico, fue llevada a cabo por afroamericanos, tanto libres como esclavos, tras la fracasada convocatoria de mano de obra europea, según la White House Historic Association. La estructura original, muy modificada, costó 232.372 dólares del siglo XVIII. Desde entonces, se ha convertido en la residencia y el centro de gubernamental de los presidentes de los EEUU.

El 24 de agosto de 1814, las tropas británicas entraron en Washington e incendiaron la Casa Blanca original, en venganza por la quema de los edificios gubernamentales canadienses por los soldados estadounidenses. La reconstrucción tardó tres años. El nombre "Casa Blanca" se hizo oficial durante la presidencia de Theodore Roosevelt, entre 1901 y 1909.

Las dimensiones de la Casa Blanca son realmente impresionantes, ya que se trata de una vivienda de más de 5.000 metros cuadrados, que alcanzan los 72.800 si se incluyen los jardines y terrenos vallados, donde podemos encontrar una pista de tenis, una bolera, un cine, un salón de belleza, una consulta médica, una floristería, una piscina o un circuito de golf. Tiene 132 habitaciones, 35 baños, 28 chimeneas y siete ascensores, ya que, aunque exteriormente no sea visible, el edificio cuenta con seis plantas.

Sus medidas marean en comparación a las de palacios presidenciales como la Moncloa, de estilo neoclásico y de solo dos plantas y ocho salas de reuniones. La parte residencial, de 200 metros de superficie, tiene ocho habitaciones, nueve baños y tres vestidores. Resulta enorme para los ciudadanos, pero insignificante al lado del hogar del líder estadounidense y del mundo occidental.

El Ala Oeste: el Gabinete de Crisis y el Despacho Oval

La famosa Ala Oeste es un edificio de tres pisos principales y varios niveles subterráneos. Es donde está situada la oficina del presidente, el Despacho Oval, construido durante las obras de reforma de 1934, y las oficinas de los miembros importantes de su Administración. También incluye la sala de reuniones del Gabinete presidencial y la Sala de Situaciones, donde se gestionan las crisis y, para muchos, el centro de la inteligencia estadounidense.

El Ala Este por su parte, es el otro edificio anexo a la residencia presidencial. Aquí se encuentran las oficinas de la primera dama, y su secretario, así como el teatro de la Casa Blanca, entre otras instalaciones más alejadas de la alta política. La residencia presidencial ocupa la parte central del complejo, el edificio entre columnatas y la zona que conecta el ala este y el ala oeste. En esta zona residencial, además de las dependencias personales, también existen varias salas de reuniones, una biblioteca, una sala de mapas, un solárium y las salas usadas para ceremonias de estado.

La organización es clave en edificio que funciona como la maquinaria de un reloj y que se ha distribuido por zonas. Es en sus entrañas donde se asienta la maquinaria que hace funcionar este enorme coloso. Lavandería, carpintería o las cocinas, que pueden servir la cena a 140 comensales y aperitivos para más de 1.000 personas. En el sótano se encuentran todo tipo de servicios que funcionan 24 horas al día.

Pero, ¿quién es Donald Trump?

Donald Trump, un magnate inmobiliario de 70 años, nació el 14 de julio de 1946 en Nueva York, hizo su fortuna en el sector inmobiliario que forjó desde los años 80 al convertirlo en un imperio empresarial orientado a la construcción de casinos, hoteles y viviendas de lujo. Es presidente de la Trump Organization y fundador de la empresa de hotel y juegos de azar Trump Entertainment Resorts, que es ahora propiedad de Carl Icahn. Trump es una celebridad televisiva, y entre otras cosas fue el presentador del reality show The Apprentice, de la NBC, entre 2004 y 2015. De los 70 a los 90 todo fue bien, pero se arruinó en varias ocasiones, algo que no es una tragedia en Estados Unidos porque sirve para demostrar que se puede volver a tener éxito después de un gran fracaso. Los que le conocen dicen que Trump es un gran vendedor.

Desde niño acompañaba a su padre a ver como iban las promociones de clase media que este construía en los barrios neoyorquinos de Queens, Brooklyn y Staten Island. Y también en el cobro de las rentas. Entre sus primeras acciones estuvo la construcción de una serie de propiedades, diversificándose a clubes y construyendo numerosos hoteles y casinos. Actualmente posee toda clase de viviendas y edificios en Nueva York, particularmente torres de lujosos apartamentos como la Trump Tower, y hoteles: es propietario del legendario Hotel Plaza, del Hotel Saint Moritz y del Hotel Grand Hyatt.

De ideología extremadamente conservadora, ha sido el más controvertido de los candidatos que jamás ha no­minado el Partido Republicano, hizo fama por su constante presencia en la televisión y sus declaraciones fuera de tono lo convirtieron, a partir de 2005, en uno de los personajes más polémicos del país. Tal exposición pública incrementó su popularidad, pero también dio a conocer su personalidad un tanto primaria y su carácter egocéntrico y estridente. El republicano cobró con ello un considerable prestigio y popularidad como encarnación del "self-made man" norteamericano, a pesar de su carácter ególatra y sus dudosos escrúpulos.

Las polémicas promesas electorales de Trump, meten miedo

Donald Trump, con varias acusaciones de abuso sexual (que se evidenció en una grabación reciente), ha tenido que competir en la recta final de las elecciones con una de las candidatas con más experiencia de la historia política moderna de Estados Unidos: Hillary Clinton. Su éxito se ha basado en su capacidad de movilizar a millones de votantes con su particular e histriónico estilo conservador, basando su estrategia en cortejar casi en exclusiva el "voto anglo", con la expectativa de que un número sin precedentes de electores blancos (de raíces más profundas) compense su impopularidad histórica con latinos y afroamericanos. Pero los temores van más allá de cuestiones internas, con sus polémicas declaraciones y sus promesas de campaña ha conseguido meter el miedo en el cuerpo al mundo entero. Todo quede en marketing electoral.

  • Muro en la frontera con México: El nuevo presidente de los Estados Unidos pretende forzar a México a pagar un muro de 1.600 kilómetros en la frontera para frenar la inmigración ilegal. Trump exige a México asumir el los 8.000 millones de dólares de coste y les amenaza con bloquear las remesas de sus inmigrantes que salen de EE UU si no lo paga.
  • Deportará a los 11 millones de indocumentados que trabajan en EEUU y ha prometido triplicar el número de los agentes fronterizos para blindar las entradas al país.
  • Prohibición de entrada los musulmanes: Quiere negar la entrada en suelo estadounidense de todos los musulmanes, además quiere crear un registro oficial de estadounidenses musulmanes. Todo como respuesta a la amenaza que sufre el país después de los atentados del 11-S.
  • Lucha en Irak con el Estado Islámico y apoyo en Siria a Bachar Al Assad: Trump pretende enviar tropas de EE UU para combatir con los yihadistas del Estado Islámico en Irak. Por contra en Siria apoyaría “al Gobierno de Bachar Al Assad y a sus aliados ruso contra los terrorista”.
  • Irán y el “holocausto nuclear: El magnate, contrario a la línea de su partido, aseguró que no “haría añicos” el pacto entre las grandes potencias e Irán (acuerdo alcanzado en Viena en julio de 2015), pero que se haría con su control para que dicho país no tuviera opción de tener una bomba nuclear. Refiriéndose a Irán, Trump consideró que puede provocar "un holocausto nuclear"..
  • La "tortura funciona". El candidato republicano también ha dicho en alguna ocasión que "la tortura funciona" y que mantendrá y aumentará los presos en la cárcel de Guantánamo (Cuba).
  • Derecho a portar armas de fuego: Trump quiere que todos los ciudadanos de los 50 estados puedan portar armas de fuego porque "si la licencia de conducir, que es considerada un privilegio, tiene validez en todo el país también debe tenerlo el derecho constitucional de poseer armas”.
  • Reducción drástica de impuestos: Ha prometido bajar los impuestos hasta un máximo del 15% (actualmente es el 40%) para cualquier empresa, eliminar el impuesto de ganancias en más de 70 millones de hogares y finiquitar el de las herencias.

Además, Trump ha promovido argumentos que niegan la existencia del cambio climático producido por el hombre, diciendo que el calentamiento global es un "engaño", y que es un concepto "creado por China para hacer que el sector manufacturero estadounidense pierda competitividad". Las imágenes que llegan desde el ártico o las grandes sequías para Trump no son más que patrañas inventadas por el gran coloso chino, que busca dominar el mundo: "Voy a cancelar el acuerdo para el clima de París". Este señor da miedo, ya no solo por tener a mano el famoso "botón rojo" que controla todo un arsenal nuclear. Solo con las amenazas al medio ambiente, Donald Trump puede mandar al mundo a una debacle global¿Inquietante, verdad?

Fuentes: huffingtonpost.es y vozpopuli.com

Quizá también te puede interesar en España:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Demuelen 390.000 casas en manos de entidades financieras

Forges
Viñeta de Forges publicada en El País

Cuatro años después del estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos, las entidades financieras suman 1,6 millones de viviendas morosas.

La solución de estas entidades pasa por demoler. Y no sólo propiedades abandonadas. La ola de demoliciones afecta también a inmuebles que corren el riesgo de languidecer y hundir más los barrios afectados por el desplome.

"Son propiedades muertas", publica El País. "Y meter la excavadora para enterrarlas es más barato, porque esas viviendas tienen costes de mantenimiento e impuestos. Hace dos años, esos mismos bancos y las constructoras llegaron a ofrecer que algunas viviendas recién construidas en Nevada se pusieran en alquiler con el único compromiso del inquilino de cubrir gastos".

¿A alguno se le está pasando por la cabeza la idea de trasladarse a Estado Unidos? 

1

La oficina del Banco Mundial en Bangkok contratará hasta 70.000 profesionales en los próximos tres años

"El presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, descartó hoy que las economías de Estados Unidos y Europa se encaminen hacia una segunda recesión, durante una conferencia de prensa en Singapur.

"Yo no creo que Estados Unidos y el mundo vayan a entrar en una segunda recesión", afirmó Zoellick en respuesta a una pregunta de los periodistas presentes, según medios singapurenses como los diarios "The Business Times" y "Straits Times".

Zoellick opinó que una forma que tiene Europa de combatir la crisis es aumentar la unidad y la cooperación financiera."

EFE

Resumen en titulares de la actualidad de la semana

5 agosto - Puerto banus
Sueña : ) Apartamento en Puerto Banús

Esta semana aprendimos que la CAM ya estaba en quiebra desde el 2009. Estados Unidos, por su parte, negoció un acuerdo 'in extremis' para evitar precisamente eso: la quiebra. Han elevado el límite de endeudamiento a cambio de fuertes recortes del gasto público. Las declaraciones de impago dan miedo.

Aprendimos también que el perdón -aun a riesgo de quedar demasiado filosófica- libera. Bahramí, una iraní cegada con ácido, renunció a la Ley del Talión.

Occidente se movilizó para endurecer al máximo las sanciones contra el régimen de Siria tras la matanza que el Ejército de Bachar el Asad perpetró contra la ciudad rebelde de Hama. Ciento veinticinco muertes.

El paro español queda cada vez más lejos de la media europea. Veintiún por ciento frente al nueve coma nueve de la zona euro. Asimismo, las multas por trabajar en negro se han quintuplicado.

La prima de riesgo española ha vuelto a marcar máximo histórico por encima de los cuatrocientos puntos. Últimamente hacemos historia sin quererlo.

La Puerta del Sol se cerró al movimiento 15-M. Pero ellos, como no, dirigieron sus pasos a la Plaza Mayor. Las calles son demasiadas como para cerrarlas todas.

La Generalitat se une al mercado inmobiliario. La ruina les ha obligado a malvender edificios públicos.

Ayer dio comienzo el juicio a Mubarak -dictador egipcio-. Razón por la que terminamos esta semana con las palabras de Amira, una estudiante de filosofía y arte, que escribía en Twitter: "Como muchos de mi generación, estoy orgullosa de presenciar el comienzo del fin de la tiranía".

Esperamos que la prima de riesgo, el paro y la quiebra de bancos nos de un respiro la próxima semana. Mientras tanto, no desistan y sigan soñando.

Buen fin de semana.

Sobre el debate de la deuda histórica de Estados Unidos y por qué nos preocupa tanto la deuda

21 julio - Jordi SevillaEl periodista Jordi Sevilla amanecía hace unos días con la siguiente reflexión: "Buenos días. Suárez, Calvo Sotelo, González, Aznar, Zapatero, ningún presidente democrático ha salido hasta ahora por la puerta grande, ¿Por qué?"

Hoy, echando un vistazo a las portadas de los diarios internacionales, nos encontramos con la misma pregunta, pero esta vez referente a Estados Unidos.

En el debate propiciado por el periódico The New York Times, Los Presidentes y sus Deudas, siete prestigiosos historiadores hablan sobre los fracasos y las deudas de los presidentes norteamericanos. Les traduzco los puntos que más pueden enseñarnos.

No nos viene mal, tanto en el Sector Inmobiliario como en cualquier otro, estar atentos a los grandes debates internacionales:

"Las encuestas nos muestran el desagrado de la mayoría de americanos en relación con la deuda, ¿No deberían estar ya acostumbrados? Después de todo, las disputas acerca de los préstamos federales y el gasto público ya empezaron en los tiempos de George Washington. Y, sin embargo, los debates y las decisiones políticas cambian de escenario cada vez que aparecen nuevos desafíos".

¿Cómo afecta el déficit en la ideología de un presidente? ¿Cuáles son los indicadores históricos?

21 julio - deuda 2El historiador Richard Reeves escribe que "los políticos americanos no saben nada de economía", a lo que H.W. Brands añade: "Los presidentes nunca han estado cómodos con la deuda". Y prosigue: "George Washington, quien vió cómo la deuda privada se convertía en una plaga para los dueños de las plantaciones del Sur, tuvo que ser persuadido por Alexander Hamilton para que acogiera la deuda pública como una especie de base financiera en la construcción de la nueva República".

"El momento de más orgullo para Andrew Jackson", dice Brands, "fue ese momento único en la historia de América en el que pagó la deuda nacional". El país, desde entonces y hasta la fecha, siempre ha estado sujeto a la deuda -unas veces más que otras-.

Así que, ¿Por qué nos preocupa tanto la deuda ahora? Se preguntan los historiadores.

Brands nos da la siguiente respuesta: "En parte, porque todos los presidentes han juzgado a la deuda pública, como necesaria para el futuro de América en cuanto al mantenimiento de defensa, infraestructura, asistencia a los más jóvenes, a los desempleados y a los inválidos".

América confunde impuestos con deuda. Parece ser que, para que haya servicios de estado, debe haber deuda.

Llevemos ahora la historia americana a España. Nuestra deuda nos viene de largo, ya desde los gastos que fueron necesarios para impedir la pérdida de las Colonias. Cierta deuda se entiende en base a un futuro fuerte, estable y garante de los derechos sociales, así como dice Brands sobre América.

Pero, y aquí viene el pero, ningún presidente ha sido capaz de explicar las cosas tal como son y según vayan produciéndose. Razón para la salida por "la puerta que no es" de cada presidente. Razón, además, para que siga siendo así en futuras ocasiones, ya que la no aceptación parece ser innata al político.

Estas reflexiones nos dan pistas, también, sobre cómo afrontar todo aquello que emprendamos de cara al público en el mundo empresarial.

2

Esta mañana anotábamos en este canal de noticias cómo la venta de viviendas en Estados Unidos ha caido a niveles de hace 50 años. Si había alguna esperanza, aunque fuera mínima, de que este iba a ser el verano de la recuperación en Estados Unidos, o al menos en el sector de la vivienda, se ha derrumbado. Las ventas de inmuebles nuevos han caído un 12,4% en julio. Wall Street esperaba un aumento, lo que ha sentado aún peor. Este dato sigue a la caída del 27,2% en las viviendas usadas ese mes.

crisis_usaNi la bajada de precios ni los bajos tipos de interés están siendo suficientes para animar a un consumidor que está enrocado. Y esta depresión que vive el mercado inmobiliario se hace notar también en el valor de los inmuebles de reciente construcción, cuyo precio está al nivel más bajo desde diciembre de 2003. La confianza de los futuros compradores se está viendo afectada por el temor a perder el empleo. Y la caída en la demanda amenaza a su vez al crecimiento económico, por su peso en el producto interior bruto. Por si no fuera suficiente, los constructores y las inmobiliarias deben competir además con las viviendas desahuciadas por los bancos, que rebajan aún más el valor de la vivienda.

Con este panorama en Estados Unidos uno no deja uno de preguntarse qué es lo que está pasando allí, sabiendo que tarde o temprano ocurrirá (casi sin margen de error) aquí. Preocupados miramos cual es la situación que ha llevado al gigante americano a estar al borde de una nueva recesión económica, en gran medida provocada por la parada casi total del sector inmobiliario norteamericano.

Sector Inmobiliario

La venta de viviendas usada y nueva en los niveles más bajos conocidos. La caída en las ventas de viviendas de segunda mano en el mes de julio (la mayor en 11 años), y en vivienda nueva (las peores en 50 años). Parecía en los últimos meses que poco a poco la situación allí en este sentido se estaba recuperando, pero no, batacazo en julio. En España este primer semestre se está manteniendo una cada vez más moderada recuperación de las ventas, y se espera que hasta el 2011 esta situación se mantenga aunque sólo sea en pequeños porcentajes de crecimiento. A partir del 2011, ya sin las ayudas que se han ido recortando... una incognita.

El sector de la construcción, estancado. Al igual que ocurre en España, el exceso de vivienda acumulada sin vender tiene paralizados los proyectos de los promotores inmobiliarios. El temor a iniciar nuevas promociones en esta situación de colapso en la venta generan índices de confianza situados también en mínimos, lo que lleva a que la construcción de obra nueva esté practicamente paralizada.

El precio de la vivienda aún está demasiado alto. Los precios de las casas han bajado, pero aún no lo suficiente para hacer accesible el importante "stock" de viviendas sin vender. Así, el 50% de las ventas en el mes de julio en Estados Unidos tenían un precio inferior a 182.000 dólares (145.000 euros). Muchos estadounidenses por diversos motivos (paro, deuda...) está actualmente excluidos a esos precios. El caso de España también es muy similar, con unos porcentajes de ajuste en el precio muy moderados que según las distintas fuentes llevan acumulado el 12% y el 20% de bajada en el precio desde máximos. Muy lejos aún del 30% de ajuste en el precio que ya ha realizado Estados Unidos.

Sector financiero

La demanda de hipotecas hundida. Parece claro que los estadounidenses ...continúa leyendo "Los motivos del colapso inmobiliario de EEUU, muy parecidos a la situación en España"

Según informa la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de Estados Unidos, la caída en las ventas de vivienda segunda mano alcanzó el 27% en julio es la mayor caída mensual desde que existen  registros en terminos anuales, es decir, la peor cifra en 11 años. Para el caso de la vivienda nueva las ventas son las peores en 50 años.

new-home-sales

El fantasma de la recesión económica vuelve a estar presente en el país más poderoso del mundo, y claro, con este fantasma todos los demás paises ya estamos temblando. El mercado de la vivienda en Estados Unidos se encuentra en fuerte declinación en lo que ya se conoce como el fin del sueño americano, y la caída de los precios puede continuar en un proceso devastador para la economía de Estados Unidos y sus principales socios. Por eso se teme para los próximos meses una fuerte presión sobre los precios alentando aún más la espiral deflacionaria.

Así, las ventas de viviendas usadas se redujeron el doble de lo previsto, ...continúa leyendo "La venta de viviendas en Estados Unidos cae a niveles de hace 50 años"

1

Estados Unidos parecía que se estaba recuperando también poco a poco de su particular crisis (de aquellos barros... estos lodos), pero el sector inmobiliario vuelve a dar un golpe con fuerza a la economía norteamericana. Así, en el informe sobre ejecuciones hipotecarias de RealtyTrac, concluyen que las entidades financieras estadounidenses embargaron una cifra récord de viviendas durante el segundo trimestre: 269.962 inmuebles de abril a junio, un 5% más que en los tres meses anteriores y un 38% más respecto a mismo periodo de 2009.

embargo_1Mirando hacia un futuro próximo, las previsiones son poco esperanzadoras. "Las condiciones subyacentes no han mejorado", afirma el vicepresidente de RealtyTrac, Rick Sharga. "El mercado de la vivienda aún arrastra los lastres del desempleo y la incertidumbre económica. Además, todavía cuenta con más de cinco millones de créditos seriamente morosos que con toda probabilidad en algún momento se transformarán en ejecución hipotecaria".

En el año 2005, el último año "normal" en el mercado inmobiliario de EEUU, los bancos embargaron sólo 100.000 viviendas, de entre las cerca de 530.000 familias que recibieron notificaciones de ejecuciones. Actualmente más de tres millones de hogares probablemente recibirán, al menos, un aviso de ejecución. Sólo durante el primer semestre se realizaron avisos de liquidación para 1,65 millones de propiedades, un 5% menos que en el segundo semestre del 2009, pero un 8% más que en la primera mitad del año pasado. De este modo, una de cada 78 familias recibió mínimo un aviso de embargo en los primeros seis meses de este año, van camino para que el millón de ejecuciones pueda superarse.

Fuente: elmundo.es