Capitales, Baleares y Canarias impulsan un 2,8% el precio de la vivienda

El precio medio de la vivienda (nueva y usada) ha crecido un 2,8% en la primera mitad de 2017 respecto al mismo periodo de 2016, según el índice IMIE General y Grandes Mercados de la tasadora Tinsa. Este incremento se ha debido, principalmente, al encarecimiento de las casas y pisos tanto en las Islas Baleares como en Canarias (un 7,2% desde enero) y en las capitales y grandes ciudades (5,2%) de más de 50.000 habitantes. En junio, el índice de Tinsa se situó con un incremento del 2,3% respecto a junio de 2016. En este mes, también las “capitales y grandes ciudades” como Madrid, Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca, Málaga o Sevilla, lideraron la subida de precios con un crecimiento del 4,6% en el último año, y en sus “áreas metropolitanas” el precio subió un 4,2%.

La tasadora ya advirtió en el anterior informe que el ritmo de crecimiento de los precios estaba siendo muy desigual. El precio de la vivienda se disparó un 21,7% en la ciudad de Barcelona en el último año. En Madrid se incrementa un 10,8%, y en Alicante, un 12,9%. Mientras, la media registró un crecimiento interanual de solo un 2,7%.

Así, hasta 18 capitales de provincia sufrieron descensos. Castellón y Toledo destacan con los descensos más acusados en tasa interanual entre las ciudades con dato disponible este trimestre: un 12,6% y un 9,4%, respectivamente, seguidas de León (-5,3%). Son las zonas donde aún se notan los estragos de la crisis inmobiliaria, aún lejos de una total recuperación.

Respecto a la variación acumulada en 2017, también se ha incrementado en el primer semestre el valor medio de la vivienda en la Costa Mediterránea (+2,4%) y en las “áreas metropolitanas” (+2,2%). La evolución tiene signo negativo en el semestre en las localidades más pequeñas, agrupadas en “resto de municipios”, donde la vivienda es un 2,3% más barata que a comienzo de año.

Respecto a los precios máximos, no se registraron avances en junio en la reducción del ajuste de precios provocado por la crisis. La vivienda muestra un descenso acumulado del 39,6% en la última década, frente al 39,2% del mes de mayo. Las zonas menos castigada desde el estallido de la crisis es el grupo formado por “Baleares y Canarias”, donde el valor medio se ha reducido un 25,7%. También en “Resto de municipios” (-38,4%) el ajuste es inferior a la media nacional.

Por el contrario, la “Costa mediterránea” es la zona donde más duro ha sido el ajuste desde 2007, un 47,5% de caída, seguida por las “Áreas metropolitanas”, con un descenso del 43,5%, y por las “Capitales y grandes ciudades”, con una caída del 41,2%.

Extremeños, andaluces y gallegos, los que más regatean para comprar vivienda

Comprar un piso o una casa exige casi siempre cierta negociación entre las partes involucradas en el proceso, un tira y afloja entre oferta y demanda, que varía en función de la zona y de las perspectivas económicas. En el conjunto de España, la diferencia entre los precios de mercado y las expectativas de los potenciales compradores se situó en el 6,5% en junio, según el Informe sobre el precio de la vivienda en España elaborado por Mitula Group. Así pues, los usuarios que deseaban comprar una casa en junio ofrecían 1.409 euros por metro cuadrado de media en el conjunto nacional, mientras que los precios de venta fueron de 1.507 euros de media por metro cuadrado.

Las comunidades que registraron en junio una mayor diferencia entre el precio por el que quiere cerrar el trato el vendedor y el que está dispuesto a considerar el comprador son Extremadura (-11.33%), Andalucía (-10.02%) y Galicia (-8.79%). En esas tres regiones se requiere mayor negociación para cerrar operaciones inmobiliarias. No obstante, los datos cambian considerablemente según la zona.

Los lugares con una brecha menor entre los precios de oferta y demanda son Baleares (-0.52%), Castilla- La Mancha (-0.87%) y Aragón (-1.18%).

Poniendo el foco en los precios, las comunidades con mayor poder adquisitivo en junio fueron País Vasco (2.388 euros por metro cuadrado) y Baleares (2.195 euros por metro cuadrado). Se trata de los dos únicos territorios donde los potenciales compradores están dispuestos a pagar más de 2.000 euros por metro cuadrado.

La Comunidad de Madrid (1.798 euros por metro cuadrado), por su parte, es la tercera comunidad con cifras de oferta más elevadas. En cambio, donde menor inversión se quiere o puede realizar en comprar una vivienda es en Castilla-La Mancha (912 euros por metro cuadrado), Extremadura (949) y Castilla y León (1.120).

Fuentes: tinsa.es y elmundo.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – Google+

Share

Deja un comentario