Saltar al contenido

1

comprar-vivienda1A pesar de haber pasado por la peor crisis económica de la historia reciente, en estos últimos meses de recuperación inmobiliaria, parece que la opción preferida por los españoles sigue siendo comprar piso o casa a vivir de alquiler. Sin embargo, ahora que el sector se está estabilizando, con precios aun muy ajustados por los años de crisis y un mayor acceso a la financiación hipotecaria, conviene más que nunca echar mano de la calculadora para no caer en los errores del pasado y evitar que la compra de una vivienda se convierta en la mayor de nuestras pesadillas.

A pesar de que el grifo de la financiación comienza a abrirse, lo cierto es que la banca sigue mirando con lupa a los futuros hipotecados, por lo que, antes de pisar por una sucursal bancaria o de plantearnos siquiera la compra de una vivienda, no está de más realizar varios cálculos sencillos para comprobar si realmente comprar casa está al alcance de nuestras manos.

1.- Eficaz y sencillo: una multiplicación

Multiplica por cuatro los ingresos brutos anuales que entran en tu hogar. Ése es el dinero que deberías destinar a comprar casa, ni más ni menos. Así, por ejemplo, una familia con unos ingresos brutos anuales de 40.000 euros debería desechar viviendas de más de 160.000. Según los expertos, ningún particular ni ninguna familia debería destinar los ingresos de más de cuatro años a pagar una casa.

Cuatro años es el estándar que durante muchos años se ha tomado como referencia en Estados Unidos, cuando en España nos encontrábamos en ocho o nueve veces. Hay quienes son mucho más conservadores, que aconsejan destinar más de tres años del salario. ¿Qué reflejan los datos del Banco de España? Hoy en día, una familia necesita aproximadamente seis años de su salario bruto para pagar la casa. Este ratio llegó a superar ligeramente los 9 años a mediados de 2007, en plena locura inmobiliaria.

2.- Los ingresos mensuales destinados a pagar la hipoteca

Los españoles dedican hoy en día, de media, la mitad de sus ingresos a pagar la casa, según datos recientes de ReMax, aunque los datos del Banco de España hablan de algo menos, el 35%. Lo recomendable, en cualquier caso, es que este porcentaje no supere el 30%. En pleno boom, se llegó a alcanzar el 60%, sin contar las ayudas fiscales y el 46%, con ellas.

3.- Cuántos euros de hipoteca nos da el banco por cada metro cuadrado

La banca está prestando algo menos de 1.100 euros por cada metro cuadrado adquirido, según datos del Colegio de Registradores del segundo trimestre de 2015. Es decir, para una vivienda de 80 metros, el banco nos concederá de media, unos 88.000 euros, de tal manera que la diferencia respecto al importe total tendremos que abonarla de nuestro bolsillo. Se trata de un porcentaje muy inferior a lo que se concedía en el pico más alto de la burbuja, en 2008. Entonces, la cifra llegó a rozar los 2.000 euros de hipoteca por cada metro cuadrado de vivienda.

En este sentido, hay diferencias entre comunidades. Así, por ejemplo, País Vasco y Madrid poseen los mayores niveles de endeudamiento más elevados con 1.556 y 1.497 euros por metro cuadrado, respectivamente. Por el contrario, esta cifra cae hasta 622 y 651 euros en Extremadura y Castilla La Mancha, donde la vivienda, por otra parte, también es mucho más asequible.

4.- Hipoteca media en España

La hipoteca media en España se sitúa en 107.494 euros. Siendo Madrid la comunidad donde se alcanza el importe más elevado con 173.630 euros y Extremadura, donde se registra el menor nivel de endeudamiento siendo el importe medio de la hipoteca de 67.483 euros. ¿Significa esto que el banco no nos va a conceder más dinero que el que ofrecen las estadísticas? Evidentemente no. Al tratarse de una media, hay valores por encima y por debajo de estas cifras, pero nos puede servir de orientación.

5.- Nivel de ahorros

En la actualidad sólo financian hasta el 80% del precio de tasación o de compraventa (el que sea más bajo). De ahí la necesidad de contar con suficiente dinero. Hablamos de un 20% del importe de la tasación, además de un 10% adicional para los gastos derivados de la compraventa: escrituras, registro, notario… En total, un 30%. De tal manera que para un piso de 200.000 euros habría que tener ahorrados unos 60.000 euros.

Las hipotecas al 100% han desaparecido prácticamente del mapa financiero, aunque la banca ha seguido comercializando este tipo de productos para vender pisos de su propiedad. Pasados los peores años de la crisis, la banca comienza a dar más financiación, y aunque en los últimos meses se ha constatado un importante aumento en la concesión de hipotecas, lo cierto es que siguen siendo muy estrictos con el perfil de solvencia que piden a sus clientes.

6.- Calcula la cuota que pagarás y ponte en el peor escenario posible

Se debe calcular con calma la cuota mensual que tendremos que pagar al banco en función del capital prestado y el tipo de interés que nos vaya a aplicar la entidad. Es posible que hoy en día no tengas problema en pagar la hipoteca pero ten en cuenta que el plazo medio de amortización (el tiempo que se tarda en pagar una hipoteca) se sitúa en 21 años, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El euribor, ha cerrado el mes de septiembre al 0,154%, lo que supone un nuevo mínimo histórico de un índice que sigue en caída libre. ¿Podremos pagar la hipoteca si sube el indicador? Anota estos dos porcentajes para que te sirvan de referencia a la hora de realizar tus cálculos. La media histórica del euribor se encuentra en el 2,522% mientras que el máximo histórico lo alcanzó en febrero de 2008 cuando llegó a tocar el máximo diario del 5,526%. ¿Cuánto pagarías en ambos escenarios?, ¿podrías asumirlo holgadamente?

Un ejemplo. Para una hipoteca media de 120.000 euros a 21 años y un interés de euribor + 2,5% (un interés total del 2,66% puesto que el indicador se encuentra en el 0,16%) tendríamos que pagar una cuota de 622 euros al mes. Si el euribor vuelve a su media histórica la cuota se situaría en torno a 770 euros al mes, mientras que si llega a su máximo, nos iríamos a casi 1.000 euros mensuales.

Fuente: elconfidencial.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

vivienda-vaciaEn un año, un banco puede destinar una media de 2.160 euros al mantenimiento de un piso vacío para evitar su deterioro. Esta cantidad incluye también los gastos de comunidad, las tasas de basura y otras tasas municipales, además del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) o el coste del seguro de la casa. Una vivienda con un precio de venta medio de 100.000 euros suele suponer para el banco en torno a 1.500 y 2.000 euros al año.

En España hay cerca de 130.000 inmuebles vacíos propiedad de los bancos (tomando como referencia las 12 principales entidades y la Sareb). Sólo el mal llamado banco malo tiene 45.000 viviendas en venta. El resto se distribuye entre Santander, BBVA, Bankia, CaixaBank, Sabadell, Popular, Bankinter, BMN, Ibercaja, Kutxabank, Unicaja, Liberbank y Catalunya Banc.

El conjunto de estas entidades invierte 275 millones al año en el mantenimiento de estas viviendas. Dicho de otra manera, cada inmueble supone una media de entre 100 y 180 euros al mes en costes recurrentes para el propietario del piso. Es decir, para los bancos, según las estimaciones realizadas por una firma de consultoría internacional.

Los datos que maneja el sector bancario cifran en un 1,25% el coste anual del mantenimiento de un piso vacío en relación a su precio de venta, siendo los gastos relativos al IBI y a la comunidad los que más proporción representan, seguidos del mantenimiento de la vivienda y los costes de gestión. No obstante, el importe concreto depende de seis factores, tomando como referencia pisos de un precio medio de entre 100.000 y 120.000 euros, que suelen ser los que representan la mayor parte de las carteras de la banca.

  • Servicios comunes de la comunidad: portero, ascensor, calefacción comunitaria... con un coste de media a entre los 50 y los 70 euros.
  • El IBI: El Impuesto de Bienes Inmubles puede suponer un coste medio puede ser de entre 300 y 400 euros en una vivienda sin garaje ni trastero. En caso de tenerlo, habría que añadir 60 euros más.
  • Seguro de hogar: supone entre 100 y 150 euros.
  • Mantenimiento de la vivienda y reparaciones: representa un gasto de 100 euros mensuales de media.
  • Gastos de administración de la vivienda
  • Las derramas o subsanaciones derivadas de la inspección técnica de edificios, sobre todo de los inmuebles procedentes de daciones en pago y desahucios

En este último punto es donde se genera la morosidad bancaria. Las entidades no suelen participar en las reuniones de las comunidades de propietarios, ni toman parte activa en sus decisiones, así que terminan convirtiéndose en meros pagadores que, a veces, no pagan. Lo más grave es que esas viviendas dejan una tasa de morosidad a las comunidades de vecinos por parte de los bancos que, en algunos casos, son superiores al coste de su mantenimiento. Los últimos datos disponibles, procedentes del Observatorio de las Comunidades de Propietarios, revelan que las entidades financieras deben 342 millones de euros a las comunidades, al cierre del pasado año 2013.O lo que es lo mismo, la mora que tienen los vecinos por culpa de la banca asciende a un 19% respecto a la morosidad total de las comunidades que ascendió a 1.798 millones de euros, un 12% más que un año antes.

Fuente: elmundo.com

Quizá también te puede interesar:

Síguenos: Facebook -  - Twitter