Saltar al contenido

2

Según Tinsa el precio de la vivienda en venta en España descendió en febrero un 3,6% en tasa interanual, según el Índice Tinsa IMIE de febrero, manteniendo aún el ajuste de precios en contra de otras estadísticas oficiales como las del INE, que constatan subidas en el precio de la vivienda durante 2014 del 1,8%. La explicación a estas diferencias entre las distintas estadísticas vienen dadas al contabilizar las valoraciones de vivienda libre realizadas por un tasador y de las cuales resulta un precio de mercado, sin embargo INE o los Registradores, lo hacen sobre los precios declarados (es decir, los escriturados ante notario). Así es como la diferencia se establece porque el precio del tasador se calcula en función de unas condiciones favorables de compra-venta dentro de plazos normales, ya que de lo contrario condiciones adversas sí influirían en los precios efectivos.

De este modo, según la tasadora, el precio medio de los inmuebles sigue en el proceso de estabilización iniciado en el 2013. Desde entonces las perspectivas de crecimiento económico han mejorado y son positivas según los diferentes organismos oficiales, sin embargo también se prevé que en mercados con una menor demanda y un amplio margen de stock, haya descensos importantes en tasa interanual.

tinsa-precios-feb2015

En el mes de febrero las capitales y grandes ciudades como Madrid o Barcelona muestran un descenso del 4,9% en el precio de la vivienda con respecto al mismo mes del año anterior. En las localidades de la Costa Mediterránea el descenso es del 4,7%; en las áreas metropolitanas es de un 4,4%; y en las localidades pequeñas y resto de municipios es de un 2,1% (la misma evolución que la registrada en enero).

Al igual que ocurrió en el mes de enero, Baleares y Canarias fueron las únicas zonas que registró en febrero una evolución positiva, aunque más moderada que en el arranque del año, subiendo un 0,7% sobre el nivel del mismo mes del año anterior.

Según el Índice General y de Grandes Mercados (IMIE) elaborado por Tinsa, el precio medio de la vivienda en España se ha devaluado un 42,6% desde los máximos alcanzados en diciembre de 2007.

En la Costa Mediterránea el descenso de los precios alcanza un 51,1%, mientras que en las capitales y grandes ciudades este descenso es del 46,5% y las áreas metropolitanas se reflejan una caída acumulada del 45,5% en los últimos siete años. En la zona de Baleares y Canarias el descenso desde máximos es menor, un 32,4%. Y en el resto de municipios es de un 36,1%.

Tinsa asegura que las cifras que aportan los tasadores muestran una visión más tendencial y a medio plazo, ya que en la parte alta del ciclo restan parte del efecto especulativo y en la baja, la caída de precios por situaciones excepcionales, como pueden ser el deseo de vender rápido para liquidar una deuda o aprovecharse de una ventaja fiscal concreta.

Fuente: Tinsa Imie Febrero 2015

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

tinsa-precios-julio1En el pasado mes de julio, el precio medio de la vivienda en España bajó un 4,4% en comparación con el mismo mes de 2013 y acumula un ajuste del 40,3% desde desde que el valor de las viviendas alcanzó su punto más alto, en diciembre de 2007, según la firma de tasación Tinsa.

La caída de los precios de las casas y pisos en julio es más pronunciada que la del 3% contabilizada a cierre de junio, debido principalmente a la subida coyuntural que experimentó la estadística entre junio y julio de 2013, un movimiento que no se ha repetido en 2014. No obstante, el ajuste de julio fue mucho más moderado que el descenso del 9,2% en el que finalizó 2013. Según Tinsa, el mantenimiento de esta tendencia dependerá del cumplimiento de las previsiones favorables de crecimiento económico, financiación y estabilización del empleo en España.

El IPC y el valor medio de las viviendas crecieron en la misma proporción, un 36,3%, desde 2001, el año que el índice Tinsa IMIE toma como referencia (base 1.000). Eso sí, ambas variables siguieron trayectorias completamente diferentes. Mientras los precios de los inmuebles crecían a tasas superiores al 15% durante su etapa expansiva hasta alcanzar el máximo en 2007, los precios de consumo lo hicieron a un ritmo mucho más leve, aunque constante, cercano al 2,4% medio anual.

Distribución geográfica

Las localidades de Costa Blanca, Costa del Sol, Costa Brava, Valencia... y en general en toda la Costa Mediterránea fueron las que sufrieron la caída más destacada en julio con un descenso del 7,7% en los precios de la vivienda.

Tras las zonas de costa, las grandes ciudades como Madrid o Barcelona ajustaron los precios de los pisos un 5,4%, así como en sus respectivas zonas metropolitanas, que registraron descensos interanuales del 5,2%. El resto de municipios presentó una bajada en sus valores sobre julio de 2013, aunque más moderada, con una caída del 4,3%.

En el lado contrario y con crecimiento positivo en el precio de la vivienda volvieron a situarse las Islas Baleares y Canarias, cuyo comportamiento se tradujo en un avance interanual del 4,2%, que afianza el cambio de tendencia que se apuntaba en junio.

Respecto a las caída acumulada de precios de la vivienda, la Costa Mediterránea lidera los recortes acumulados con un 49,1% en julio. Le siguieron las capitales y las grandes ciudades, con un 44,1%, las áreas metropolitanas, con un 42,8% y el resto de municipios, con el 35,2%. Cierra la serie Baleares y Canarias, con el menor descenso acumulado (-27%).

Fuente: elmundo.es - Índice Tinsa IMIE

También te puede interesar:

Síguenos: Facebook - Twitter

AlicanteEl sector inmobiliario en la Comunidad Valenciana, al igual que en el resto del país, no pasa por su mejor momento, pero la provincia de Alicante registró en 2013 movimientos positivos, gracias sobre todo a las compras de extranjeros. Según datos de la empresa tasadora, Tinsa, en Alicante el número de compradores extranjeros ha crecido más de un 30% respecto a 2012 y ha aumentado de forma discreta el número de visados de dirección de obra nueva: en octubre de 2013 había solicitado 1.704 visados frente a los 1.367 de todo 2012.

Según Tinsa, "No es mucho volumen pero hay aumento después de cinco años de decrecimientos". Alicante ha ido absorbiendo el año pasado el stock de viviendas, y se espera que esta tendencia se refuerce en 2014. No obstante, las provincias de Valencia y Castellón son mercados que siguen sin despegar. Se mantiene el exceso de oferta de vivienda nueva de promociones acabadas al comienzo de la crisis y de pisos de baja calidad, de segunda mano. El stock de segundas residencias se va absorbiendo pero, a diferencia de Alicante, la promoción de obra nueva está parada, con la solicitud de visados bajo mínimos.

Los precios de la vivienda han evolucionado de manera desigual, según las zonas. En la Comunidad Valenciana descendió un 8,5% de media el último año. Por provincias, Alicante anotó un descenso del 3,1%, Castellón del 14,5% y Valencia del 10%. Si se tienen en cuenta las variaciones desde los precios máximos, Valencia registró un descenso del 46%, seguida de Castellón, con un desplome del 45,1% y de Alicante, con un retroceso del 42,2%.

A pesar de haber sido para algunos el epicentro de la burbuja inmobiliaria, la provincia alicantina es la primera que está dando muestras de recuperación. De hecho, ninguno de sus municipios ha llegado a depreciarse un 50% y, en el caso de la evolución interanual en 2013, ha llegado a frenar prácticamente sus caídas en municipios como San Vicente del Raspeig (-0,7%).

Las poblaciones donde más bajó el precio de la vivienda están ubicadas en la Huerta de Valencia, como Alfafar (-56,5%), Xirivella (-56%) y Alaquàs (-54,1%). Por contra, han resistido mejor, dentro de la fuerte rebaja, los municipios turísticos, como Cullera (-29,2%) o Gandia (38,3%), por conservar una demanda de quienes eligen estos municipios para su segunda residencia.

En Castellón, también se han registrado descensos contundentes, como han sido los casos de Vall d'Uixó (51,8%), la propia capital (48,2%) o Benicarló (-48,4%). Al tratarse de un provincia donde proliferó la oferta turística inmobiliaria sin ser un destino asentado, desde Tinsa se advierte que la salida de este stock será más costosa y tardía, aunque no descartan el caso excepcional de algunos municipios.

Respecto a las capitales de provincia, es en Castellón de la Plana donde más han caído los precios con un 48,2%, y en la que todo apunta a que continuará cayendo, en 2013 el ajuste fue de un 20,4%, uno de los mayores descensos de toda la Comunitat. A continuación, la ciudad de Valencia ha reducido sus precios en un 44,9%, situándose por encima de la ciudad de Alicante, que ha rebajado sus precios en un 36,3%.

El comportamiento de los locales comerciales y oficinas es variopinto. Las zonas prime (localizadas en el centro de las principales capitales) no tienen apenas stock frente a los centros del extrarradio, que tienden a tener más oferta. En el sector industrial existe mucha oferta de naves industriales pequeñas, que no satisfacen la demanda de los inversores extranjeros, que buscan espacios más grandes. "No hay interés del inversor extranjero en inmuebles industriales, salvo en lugares como Manises por la instalación de empresas de origen chino".

En relación a la financiación Tinsa cree que en el segundo semestre del año pasado "se abrió un poco más el grifo" de los créditos hipotecarios, pero las transacciones que han funcionado han sido las pagadas al contado y las de propiedad de bancos y cajas se han vendido por debajo de coste.

El sector logístico en la comunidad está por desarrollar, de ahí que la construcción del corredor ferroviario mediterráneo sea imprescindible para potenciarlo. "Las previsiones económicas y de reactivación del consumo, las perspectivas para 2014 llevarían a una mejora en el sector", apuesta Tinsa, que considera esencial para que despeguen las transacciones que haya crecimiento económico y se pare la destrucción de empleo.

Fuente: elpais.com

Síguenos: Facebook -  - Twitter

2

valorviviendaExactamente, 581.441 españoles tienen una vivienda que vale menos que la hipoteca que aún les queda por pagar, según un estudio de elaborado por Kelisto.es junto con el CEBR (Centre of Economics and Business Research) con el objetivo de hacer un retrato de una problemática que provoca que miles de familias se vean atrapadas y sin posibilidad de vender su vivienda y finiquitar su préstamo en caso de necesitarlo.

Según dicho estudio, lo que hasta hace pocos años era un sueño: "tener una vivienda en propiedad", se ha convertido en casi una pesadilla para más de medio millón de familias atrapadas en pisos que valen menos menos que la hipoteca que tienen pendiente, una cifra que crecerá hasta los 668.940 en 2014 y 710.386 en 2015, situándose en el 22% en los próximos dos años.

La principal causa de este callejón hipotecario es la fuerte caída que han experimentado los precios de las casas y pisos en España como consecuencia del pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Desde los máximos históricos de 2007, el valor de la vivienda ha caído entre el 38,5% de media en todo el país. A esto se suma el endurecimiento de las condiciones que exige la banca para poder acceder a un crédito, la grave crisis económica que atraviesa el país y el fuerte aumento de la tasa de paro. Esta combinación explosiva ha provocado que, en la actualidad, uno de cada 10 propietarios (9,5% del total) cuente con una "hipoteca burbuja". Cifra que se ha multiplicado por 30 desde 2009, cuando tan solo el 0,3% de las hipotecas estaba en esta situación.

Traducido a euros, el valor del agujero causado por esas "hipotecas burbuja" ronda los 13.000 millones de euros. Es decir, la diferencia entre el valor de las viviendas afectadas y el importe de sus hipotecas es de 12.917,5 millones de euros, y se incrementará hasta los 16.722,2 millones de euros en 2014 (+29,5% anual) y los 19.579,8 euros en 2015 (+17,1% anual). Si dividimos la cifra global entre el número de afectados por las hipotecas burbuja, el resultado muestra que el agujero medio por propietario asciende 22.216 euros, una cifra que se incrementará un 12,5% en 2014 (hasta los 24.998 euros) y un 10,3% en 2015 (27.562 euros).

Distribución geográfica

Las consecuencias de este problema no han sido iguales para todas las comunidades autónomas. Cataluña y Madrid son las dos regiones donde más impacto tienen las "hipotecas burbuja". En estas comunidades, el precio de la vivienda ha caído un 47,2% (Cataluña) y un 43,4% (Madrid) desde sus máximos históricos, registrados antes del inicio de la crisis. De las 581.441 viviendas que valían menos que sus préstamos en 2013, el 42,6% estaban en estas dos regiones. En concreto, un 24,4% (142.008) estaba en Cataluña, donde se alcanzarán las 155.347 en 2015. El 18,1%, restante (105.481) estaba en Madrid, donde se llegará a 116.208 en 2015.

A continuación se sitúan la Comunidad Valenciana con 67.181 (11,6% del total), Andalucía con 66.418 (11,4%), y Castilla y León con 26.668 (4,6%). En el extremo contrario se encuentran Ceuta, con 387 (0,07%); Melilla, con 429 (0,07%); Extremadura, con 4.637 (0,8%) y La Rioja, con 6.082 (1%).

Por lo que respecta al agujero creado por esas "hipotecas burbuja", la región con un volumen mayor en 2013 fue Cataluña con 5.175,85 millones de euros, seguida de Comunidad de Madrid (3.680,3 millones) y Comunidad Valenciana (con 767,4 millones). El valor medio por inmueble de ese agujero fue mayor en Cataluña (36.448 euros), Comunidad de Madrid (34.891 euros) y Aragón (30.853 euros).

Fuente: kelisto.es

Síguenos: Facebook -  - Twitter

1

caída_precios3Tras conocer los datos del pasado lunes del INE que muestran el primer crecimiento trimestral de los precios de la vivienda en los tres últimos años, se ha generado cierto debate respecto si ya se ha alcanzado o no el final del ajuste de precios de la vivienda en España. Nada más lejos de la realidad. Aún hay buenas razones para pensar que los precios de las casas y pisos seguirán cayendo, al menos durante 2014.

Así, en el último informe sobre el mercado inmobiliario español realizado por Bankinter se confirma que los precios actualmente podrían estar iniciando una fase de prolongada estabilización, y reconocen que existirán caídas adicionales en los precios: "En los primeros trimestres de 2014, los precios medios continuarán ajustándose a la baja de forma débil y la fase descendente debería terminar a finales de 2014, de forma que a lo largo de 2015 la mayor demanda y la recuperación económica contribuyan a que los precios registren los primeros incrementos interanuales de los últimos siete años".

Encontrar el nivel de ajuste en los precios de la vivienda parece cada vez más cercano y probablemente las caídas no serán tan abruptas durante los próximos meses, pero el aterrizaje definitivo todavía no se ha producido. Al menos, hay 7 factores que siguen presionando a la baja los precios. De su evolución dependerá que el deseado aterrizaje y recuperación del sector inmobiliario español se produzca antes o después.

1.- Los precios son todavía elevados.- A pesar de llevar un ajuste acumulado en los precios de más del 30% de media, el valor de la vivienda es todavía muy elevado en términos de esfuerzo necesario para su adquisición. En los próximos años no es previsible que la renta disponible de los españoles mejore de forma sustancial ni que se introduzcan incentivos fiscales a la compra de vivienda. Según los expertos del sector, los precios se ajustarán en los próximos trimestres hasta situarse en el rango de 1.450-1.470 euros por metro cuadrado, equivalentes a los precios de finales del año 2003.

2.- Descuentos en los precios de los activos adjudicados.- El descuento en el valor de los activos inmobiliarios que han sido transferidos a la Sareb (54,3% en vivienda, 63% en obra en curso) provocará que en los próximos trimestres salgan al mercado viviendas con unos precios reducidos.

3.- Menor propensión a la compra de vivienda. La creencia generalizada entre la mayor parte de los compradores es que los precios deben seguir bajando, lo que crea el fenómeno de la profecía autocumplida: las compras de vivienda se aplazan por la expectativa deflacionista. Según Bankinter, a dicha expectativa se puede unir una menor disposición de la población a comprar vivienda tras los elevados precios pagados durante la pasada década. "Por consiguiente, creemos que la tradicional tendencia a la compra, que ha llevado a que España tenga un porcentaje muy elevado de viviendas en propiedad y uso, irá cambiando en los próximos años", apunta la entidad.

4.- Desempleo. La tasa de paro en España sigue disparada, con más de 6 millones de desempleados. La falta del trabajo y el miedo a perderlo siguen teniendo un impacto directo y muy duro sobre las ventas de viviendas, que llevan más de un lustro en caída libre. A corto plazo no hay síntomas de mejora ni de recuperación del mercado laboral, lo que seguirá presionando a la baja tanto los precios como las ventas.

5.- No hay financiación. Es la pieza clave en la venta de casas a pesar de que cada vez son más los que compran una vivienda sin necesidad de hipoteca. La tendencia al alza durante estos años de la morosidad hipotecaria de las familias (5,36% en octubre) ha llevado a la banca a tener prácticamente cerrado el acceso al crédito.

Según el informe de Bankinter, "el volumen de crédito concedido para la adquisición de vivienda se contrae a una tasa anual de -4,5%. Esta tendencia descendente es consecuencia de la falta de demanda de crédito solvente y de la necesidad de las entidades financieras de ser más selectivas en la concesión de préstamos, después de que la tasa de morosidad del crédito hipotecario haya superado el 5% por primera vez desde 1994. La política monetaria y la actividad supervisora del BCE contribuirán a mejorar el acceso a la financiación. No obstante, este proceso será muy gradual, por lo que la oferta de crédito será limitada al menos hasta finales de 2014 y seguirá centrada en la cartera de activos adjudicados de las entidades con mayor exposición al sector inmobiliario".

6.- Stock de vivienda pendiente de vender. La gran cantidad de viviendas sin vender que hay en España son un lastre muy pesado para el mercado inmobiliario. España cuenta en la actualidad con un stock de viviendas sin vender que oscila entre las 700.000 y los casi 2 millones de pisos y casas. Sobre este punto, Bankinter se muestra especialmente negativo. "El stock actual se reducirá de forma muy lenta, aunque nunca se consumirá en su totalidad. A pesar de las débiles perspectivas que presenta el sector de la construcción, consideramos que no será necesario que el stock se reduzca de forma significativa para que se reactive la actividad promotora, porque el actual no se consumirá nunca. En nuestra opinión, existen en España actualmente unas 150.000 viviendas construidas durante el boom inmobiliario en promociones muy alejadas de las grandes ciudades, en zonas de costa con nulo atractivo turístico y en poblaciones fantasma que carecen de servicios básicos". La demanda no volverá a mostrar los crecimientos desproporcionados de la pasada década, mientras que la actividad promotora debe atravesar todavía una etapa de tinieblas hasta el año 2016.

7.- Saldo migratorio. Desde 2012 se observa un "notable colapso en la creación de nuevas familias, con una media escasa de 59.800 hogares anuales entre 2012 y 2017, y con una marcada tendencia decreciente", apuntaba hace unos meses CatalunyaCaixa en un informe. España ha pasado de tener una población de 41 millones de habitantes del año 2002 a más de 46,5 millones en 2013. Sin embargo, por primera vez, en España han comenzado a destruirse hogares, bien por el brusco descenso de la natalidad, bien porque miles de inmigrantes y de españoles han decidido abandonar nuestro país en busca de un futuro mejor.

El informe de Bankinter muestra, a pesar de todo lo indicado, cierto optimismo una vez superado el borroso horizonte del 2014. "El sector de la vivienda está mostrando síntomas incipientes de recuperación por primera vez en los últimos 5 años y medio. La incipiente recuperación de la economía y el empleo a lo largo de 2014 y el mayor atractivo de la vivienda como inversión contribuirán a que la demanda vuelva a aumentar tras 6 años consecutivos de retrocesos. No obstante, la caída de la población y el limitado volumen de crédito hipotecario harán que el repunte de las ventas sea modesto".

Fuente: elconfidencial.com

Sociedad de Tasación concluye en un estudio que el precio de la vivienda en España caerá hasta los 1.160 euros por metro cuadrado a finales de 2013, lo que supondrá un descenso acumulado del 51,7% desde su máximo histórico de 2.401 euros en el año 2007, justo antes de la crisis económica.

sociedad-de-tasacionAsí, según su informe "Tendencias del Sector Inmobiliario" actualmente el valor de la vivienda libre ha caído un 15,7% interanual en septiembre de 2013, hasta situarse en 1.256 euros por metro cuadrado de media. En este sentido, Sociedad de Tasación prevé que el valor de la vivienda libre sufrirá otra nueva caída del 7,6% en este último trimestre, lo que situará el precio medio del metro cuadrado en 1.160 euros a finales de 2013.

En relación al precio de la vivienda nueva continúa con su tendencia a la baja y hasta el 30 de septiembre alcanzó los 2.212 euros por metro cuadrado. El informe refleja que para el 30 de diciembre el precio de la vivienda de nueva construcción alcanzará los 2.000 euros, lo que supondría una nueva pérdida de valor del 9,5% de septiembre a diciembre.

Según Juan Fernández-Aceytuno, director general de Sociedad de Tasación, el precio de la vivienda continuará con una evolución a la baja marcada por la aceleración del decrecimiento de los últimos años, puesto que en el valor interanual comparativo del tercer trimestre de 2011, 2012 y 2013 se registraron descensos del 10,5%, 13,2% y 15,7%, respectivamente. No obstante, considera que "el precio de la vivienda puede seguir cayendo, pero eso no significa que la actividad no se esté recuperando. De hecho, considero que la actividad en el mercado de la vivienda en España se recuperará antes que el precio".

El estudio muestra como entre las viviendas denominadas de alta calidad o "prime" y las viviendas de menor calidad, existe una diferencia de más de 1.000 euros por metro cuadrado. En su variación interanual, las viviendas de alta calidad han visto reducido su valor en un 14,3%, mientras que el mayor descenso lo presentan las viviendas de baja calidad con una caída del 22,8%. En una valoración de las variables macroeconómicas que afectan a la oferta y la demanda de la vivienda en España, el informe concluye que éstas están presionando tanto a la actividad como a los valores a la baja, realidad reflejada por el mercado.

Distribución geográfica de los precios en el tercer trimestre del año

Las dos comunidades autónomas con caídas superiores a la media en el valor del mercado de la vivienda son Valencia con una caída en el precio del 18%, y Canarias con un descenso del 16,5%, comparando los valores interanuales del tercer trimestre del año. Según Sociedad de Tasación, les siguen Andalucía y Madrid, ambas con una bajada en el precio de sus viviendas del 15,4%. a continuación estarían Castilla La Mancha (-15%), Aragón (-14,6%), Cataluña (-13,6%), Castilla y León (-12%), Galicia (-11,6%), Navarra (-11,5%), La Rioja (-11,2%), Baleares (-10,4%), Murcia (-10,3%), Asturias (-9,4%), Extremadura (-9,2%), País Vasco (-8,7%) y Cantabria (-4,9%).

Desde que marcaran su máximo histórico en el año 2007, la Comunidad Valenciana, Cataluña, Castilla la Mancha y Madrid son las que registran mayores descensos, con caídas del valor de la vivienda libre del 51,2%, 50,5%, 46,5% y 46,3%, respectivamente.

Fuente: europapress.es

Las viviendas libres bajan un 4,1% y la de segunda mano un 6,3% según datos del Instituto Nacional de Estadística

precio viviendaLos precios de las viviendas en venta continúan a la baja durante el primer trimestre del año y con descensos históricos según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el Índice de Precios de Vivienda (IPV). Los datos ofrecidos destacan una bajada del 4,1% en el precio de la vivienda libre y del 6,3% en el de las de segunda mano.

En comparación con el útlimo trimestre del 2010, el precio de la vivienda libre bajó un 3,5%. Igualmente, los precios bajan en todas las comunidades autónomas, con unos descensos más acusados en La Rioja (-7,8%), Navarra (-6,4%) y Aragón (-6,2%).

Con estos datos, ya son doce los trimestres consecutivos con tasas interanuales negativas.