Saltar al contenido

Comprar pisos de bancos: ¿cuáles son los pros y los contras?

Comprar pisos de bancos cuales son los pros y los contras - Comprar pisos de bancos: ¿cuáles son los pros y los contras?

Comprar pisos de bancos es una de las alternativas que se deben considerar a la hora de buscar vivienda. Se trata de inmuebles que a causa de impagos y ejecuciones hipotecarias han pasado a manos de las entidades bancarias. Decantarse por esta posibilidad tiene muchas ventajas para el comprador, pero también algunos inconvenientes.

Razones para comprar pisos de bancos

Tras la crisis de 2008, se produjeron miles de embargos, lo que hizo que los bancos acumularan un importante stock de viviendas a las que deben dar salida. Ese es el motivo de que ofrezcan algunas facilidades que conviene valorar:

Mejores condiciones de financiación

Las entidades bancarias pueden ofrecen hasta el 100 % de la hipoteca y plazos de amortización más amplios, lo que facilita la adquisición. Pero no son las únicas ventajas relacionadas con los préstamos hipotecarios, también se suele ofrecer mayor flexibilidad a la hora de solicitar cambios en los plazos de amortización. A ello habría que sumar que no se pagarían comisiones derivadas de la compraventa.

Precios más ajustados

Aunque los precios se han ido igualando a los de mercado, aún se pueden comprar pisos de bancos a precios algo inferiores. Periódicamente, las entidades bancarias lanzan ofertas para dar salida a los inmuebles que aún conservan.

Tasación pagada

Uno de los gastos a los que tiene que hacer frente un comprador de vivienda que desea solicitar hipoteca es la tasación del inmueble. En el caso de inmuebles de bancos es posible ahorrarse la tasación.

Desventajas de comprar pisos de bancos

Aunque en muchas ocasiones sea interesante comprar pisos de bancos, también hay que valorar algunos inconvenientes:

Pueden necesitar reformas

En algunos casos, esas viviendas han estado vacíos durante años o han permanecido ocupadas. Significa que es posible que sufran un deterioro importante y sea necesario realizar reformas de envergadura. A ello hay que unir que no se suele disponer de información, como quiénes fueron sus propietarios o cuánto tiempo llevan vacíos.

Pueden tener cargas

En ocasiones, las viviendas pueden tener embargos pendientes por deudas con Hacienda o deudas con la comunidad. Conviene comprobarlo. También es posible que la entidad propietaria sume esas deudas al precio de la vivienda.

Oferta limitada

Uno de los inconvenientes de comprar pisos de bancos es que no hay ofertas en todo el territorio nacional. Por ello puede ser difícil encontrar vivienda en zonas muy concretas. Otro inconveniente relacionado con la oferta es que puede ser complicado encontrar una vivienda de una tipología determinada. A ello hay que sumar que las ofertas desaparecen con mucha rapidez.

¿Cuándo merece la pena comprar un piso de banco?

Dado que los precios de los pisos de bancos cada vez se aproximan más a los de mercado, conviene medir bien pros y contras antes de tomar la decisión. Comprar piso de banco es buena elección sobre todo en dos circunstancias:

  • Si no se dispone de un colchón financiero para afrontar los gastos iniciales de la compraventa, sobre todo ese 20 % del precio de la casa que no financian las entidades bancarias.
  • En caso de encontrar una buena oferta, es decir, viviendas a precios atractivos que no haya que reformar o en zonas de elevada demanda.

Si tu deseo es aprovechar las ventajas de comprar casas de bancos, puedes encontrar la casa de tus sueños en portales inmobiliarios como Spainhouses. Aquí puedes buscar entre una amplia oferta de inmuebles de bancos.

5/5 - (1 voto)
(Visited 397 times, 1 visits today)
favicon - Comprar pisos de bancos: ¿cuáles son los pros y los contras?

2 comentarios en “Comprar pisos de bancos: ¿cuáles son los pros y los contras?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.