Saltar al contenido

Compraventa de vivienda en la nueva normalidad: ¿es buena idea?

Compraventa de vivienda en la nueva normalidad - Compraventa de vivienda en la nueva normalidad: ¿es buena idea?

La crisis sanitaria provocada por la COVID-19 ha afectado de manera notable al sector inmobiliario. Los expertos no prevén consecuencias tan profundas como las derivadas de la crisis financiera de 2008, sin embargo, se mantiene cierta incertidumbre acerca de la evolución del mercado a corto y medio plazo.

Lo que sí es un hecho es que el brusco frenazo en las operaciones en los meses de confinamiento y el complicado panorama económico han dado un giro de 180º a un mercado inmobiliario que llevaba varios años batiendo récords. Aun así, en las difíciles circunstancias actuales, aquello que algunos perciben como obstáculos para la compraventa de vivienda en la nueva normalidad, para otros representan oportunidades.

Compraventa de vivienda en la nueva normalidad: ¿es buena idea?

¿Momento de comprar?

En el caso de pequeños inversores o empresas con liquidez, este parece un momento óptimo para invertir o adelantar operaciones inmobiliarias planeadas para dentro de unos meses. En el segundo y tercer trimestre de 2020, los precios de compraventa de vivienda en la nueva normalidad han sufrido un ligero ajuste, y aún se espera que bajen moderadamente. No lo harán tanto como en 2008, pero sí lo suficiente como para no desestimar la oportunidad de inversión.

Esta coyuntura también puede representar un aliciente para aquellos que ya se estuvieran planteando la adquisición de una vivienda habitual o una segunda residencia. No solo por ese ajuste de precios, también porque en un mercado inmobiliario con menos movimientos, los compradores disponen de más tiempo para encontrar la vivienda que realmente necesitan y para contrastar ofertas sin precipitarse en las decisiones.

Hay que tener en cuenta, por otra parte, que las previsiones más optimistas del mercado inmobiliario apuntan a que la recuperación, al menos parcial, no se demoraría muchos meses. Dependerá, eso sí, de las medidas económicas que se adopten y de la evolución del empleo o los tipos de interés, entre otros factores. En este panorama, por tanto, dejar pasar el tiempo puede suponer también dejar pasar oportunidades.

¿Vender o no vender?

Cuando los precios de los inmuebles están congelados o tienden a la baja y la evolución de la economía se marca en números rojos, la respuesta lógica sería esperar tiempos mejores para vender. Se trataría de esquivar la necesidad de ajustar los precios, a menos que la vivienda esté sobrevalorada.

Sin embargo, es posible aprovechar este compás de espera para poner en valor los inmuebles. Es una buena oportunidad para aprovecharse de todas las ventajas que ofrece Internet, para mejorar la visibilidad y las estrategias de marketing.

Lejos de parar, ahora hay margen de tiempo para cuidar la presentación de los activos inmobiliarios, ofrecer más y mejor información y atender con más esmero a los clientes. Tal vez la decisión de compra no sea inmediata, pero buena parte del trabajo estará listo para el momento en el que el panorama sea más optimista.

La compraventa de vivienda en la nueva normalidad, por lo tanto, está sujeta a toda una serie de factores que pueden variar en un corto margen de tiempo. El mercado se ha ralentizado, pero lejos de verlo como un algo estrictamente negativo, también se puede contemplar como una puerta a oportunidades tanto de compra como de venta.

En Spainhouses te ayudamos a encontrar la casa que llevas tiempo buscando así como a mostrar tus inmuebles en el mejor escaparate virtual si tienes un inmueble que quieres vender. Visita nuestra página o publica tu anuncio para encontrar la oportunidad que buscas.

(Visited 10 times, 1 visits today)
favicon - Compraventa de vivienda en la nueva normalidad: ¿es buena idea?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.