Saltar al contenido

Seguimos estos primeros días de año y de invierno cerca de la montaña. En esta ocasión, La Casa de la Semana nos invita a conocer una espectacular masía de estilo catalán en Figaró-Montmany en el Vallés Oriental de la provincia de Barcelona, puerta al valle del Congost, el corredor que comunica las llanuras del Vallés y Osona, en el espectacular entorno natural de Montseny (Reserva de la Biosfera), el corazón del cinturón verde de la Ciudad Condal, para una escapada perfecta a la tranquilidad y la naturaleza a tan sólo 33 km de la ciudad de Barcelona.

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

La masía, llena de detalles entre lo rústico y el sabor de lo antiguo con elegancia vintage envuelta en piedra y madera, cuenta con 740 m2 de vivienda que alberga 7 dormitorios (6 dobles y 1 suite), 3 baños completos y 65 Ha de terreno. Esta gran casa, reformada en el año 2004, posee cocina de 30 m2 totalmente nueva y equipada con isla central, pavimentos de parquet y suites con vestidor. Dispone de paredes de piedra, techos de madera, calefacción, 3 chimeneas, cristalería doble, alarma, zona de barbacoa con horno de leña, 2 pozos, piscina y zona vallada. La casa cuenta también con 2 salones con grandes ventanales, cada uno de 80 m2, sala de estar, despacho y sótano. Dentro de la finca podrás encontrar auténticas maravillas de la naturaleza como cascadas o rutas de senderismo en un espectacular entorno de montaña, serenidad y belleza.

Más fotos, información y precioFinca en venta en Figaró-Montmany (Barcelona)

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Masía en la montaña: una escapada a la naturaleza a 33 km de Barcelona

Figaró-Montmany es un municipio de orografía difícil y montañosa en el Vallés Oriental al interior de la provincia de Barcelona, que a lo largo de la historia desplazó el asentamiento de la población desde el Montmany y Vallcàrquera hacia el fondo del valle del Congost. Sorprende encontrar tan cerca de Barcelona una vivienda de montaña, en un pueblo encajado entre dos espacios naturales como son los Cingles de Bertí y el Parc Natural del Montseny. Además, pocas localidades como Figaró-Montmany ofrecen la posibilidad de acceder a parajes de gran belleza natural utilizando el tren como transporte, un medio de transporte cómodo, rápido y sostenible, idóneo para los visitantes que buscan caminar disfrutando en plenitud de la naturaleza.

En esta zona del Vallés Oriental y del Congost, se encuentra la Reserva de la Biosfera del Montseny, en la sierra prelitoral catalana, que se alza también sobre las comarcas de Osona como un altivo bloque montañoso, visible desde muchas zonas de Cataluña,  conocido en todas partes por la belleza de sus paisajes y las leyendas que albergan sus bosques y sus pueblos como GarrigaTagamanentVallromanesCànoves i Samalús o Canovelles. El contraste de montañas y valles surcados de torrentes, y la frondosidad de los bosques, originan un paisaje espectacular y de singular belleza y vida, bajo una gran variedad de entornos: alcornocales, pinares, robledales, hayedos, abetos... La zona ofrece un espacio inigualable para realizar prácticamente todas las actividades y deportes imaginables al aire libre.

El Vallès Oriental, parte de la comarca natural del Baix Montseny, limita también con el Vallès Occidental, la comarca del Maresme y el Barcelonès, donde encontramos localidades cercanas como Granollers, Terrassa, Sabadell o la mismísima ciudad de Barcelona. Y junto con la capital, la costa y las estupendas playas de Barcelona, en localidades como MataróCalella, Pineda de MarMalgratPremià de Mar en la familiar costa del Maresme, o localidades como Castelldefels en el Bajo Llobregat. Al sur la Costa del Garraf, con localidades como Vilanova i la Geltrú, Cubelles o la turística ciudad de Sitges. Barcelona: playa, mar y un espectacular interior lleno de vida y naturaleza.

Más fotos, información y precioFinca en venta en Figaró-Montmany (Barcelona)

Quizá también te puede interesar en otras zonas de Barcelona:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Altas dosis de imaginación y un presupuesto ajustado fueron los puntos de partida de una reforma original con ideas sencillas y resultados geniales. De la unión de estos factores surge esta fantástica y preciosa vivienda en Barcelona, tras derrumbar el oscuro garaje original que se ubicaba en el solar y levantar una luminosa y fresca casa de dos plantas llena de encanto vintage en el barrio de Poblenou, muy cerca de la playa y el mar. José Luis Hausmann fue el responsable de resolver el problema de una planta estrecha con escasa luz natural que solucionó con muy buen gusto e ideas ingeniosas. Para empezar, asignó el espacio de la planta baja a una zona de estar, 3 dormitorios y 2 baños. En la primera planta ubicó un espacio diáfano con salón, comedor, cocina y una maravillosa terraza con jacuzzi. Con la estructura terminada, solo faltaba elegir los muebles y complementos adecuados para evitar grandes desembolsos. Piezas escogidas y de atractivo diseño vintage, que se ajustaran a un estilo común para un resultado económico, armónico y funcional.

terraza1

El presupuesto ajustado se solventó al elegir maderas de andamio para elaborar el suelo y las puertas de la casa. Además, los sofás de las dos zonas de estar y de la terraza se realizaron de obra, y sobre ellos se colocaron colchonetas tapizadas que, cuando es necesario, sirven de cama extra. Para solucionar la posible falta de luz natural, José Luis Hausmann decidió pintar paredes y suelos en color blanco. Incluso los ladrillos de la planta baja y las vigas vistas del techo se revistieron en este tono. Puesto que la casa se encontraba cerca del mar, el propietario se decidió por una decoración que evocara la arquitectura típica del Mediterráneo, con pinceladas azules sobre paredes inmaculadas. De ahí que las puertas en color celeste, los muebles recuperados de estilo vintage y los complementos se eligieran en azul. Sin olvidar los detalles en fibra: las cestas de mimbre crean preciosos bodegones, mientras sombreros y bolsos de paja dan un aire rústico a los ambientes y recrean la esencia mediterránea con un resultado espectacular.

terraza

comedor-terraza

comedor-terraza1

comedor-cocina

comedor-salon

detalle-interior2

comedor

salon

detalle-salon

detalle-cocina

detalle-interior

dormitorio

dormitorio1

bano

detalle-interior1

detalle-terraza

Poblenousituado en el distrito de Sant Martíes uno de los barrios más modernos de Barcelona. Se encuentra justo al principio de la Avenida Diagonal, con Su eje central y cívico más popular es la rambla del Poblenou, antes conocida como “Paseo del Triunfo”, que atraviesa el centro de su centro histórico desde la montaña hasta el mar. Aquí también descubrirás la vanguardista zona de 22@Barcelona, 200 hectáreas de suelo industrial del barrio de Poblenou transformadas en un distrito innovador, con edificios de arquitectura contemporánea y espacios modernos.

En el distrito de Sant Martí, la Avenida Diagonal Mar es una las zonas más importantes de Barcelona, con todo tipo de servicios y comercios, sedes de importantes empresas, y también importantes referencias arquitectónicas como La Sagrada Familia de Gaudí, el Palacio Real de Pedralbes o la emblemática Torre Agbar, diseñada por Jean Nouvel. La avenida comienza al lado de la Ronda del Litoral tocando al mar, y cruza diagonalmente la ciudad hasta cerca de Esplugues de Llobregat, en el barrio de Les Corts. El distrito de Sant Martí se sitúa en el noreste de la ciudad, y limita con los distritos de Ciutat Vella, Eixample, Horta-Guinardó y Sant Andreu.

Además de la ciudad de Barcelona, la provincia completa su oferta de naturaleza y mar. En la costa de Barcelona, con más de 100 kilómetros de litoral, puedes conocer animadas y desde largas playas de arena hasta pequeñas y acogedoras calas tanto en la Costa de Garraf al sur de Barcelona, como en la Costa del Maresme, ubicada al norte de la capital, y donde podrás encontrar bonitas localidades como CastelldefelsSitgesCalella, Santa Susanna, Arenys de MarMataró o Sant Pol de Mar, La provincia de Barcelona, ubicada entre el Pirineo y el mar, ofrece también estupendas zonas de naturaleza y montaña como la Reserva de la Biosfera de Montseny, el Parque Natural de la Montaña de Montserrat, el Delta del Llobregat o el Parque del Garraf.

Rehabilitación: José Luis Hausmann - Fotos: Planete Deco

Quizá también te puede interesar en otras zonas de Barcelona:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

Este año, a falta de grandes nevadas, la Navidad la celebramos en una preciosa casa indiana construida en 1865 blanca como la nieve en la Costa del Maresme, al norte de la provincia de Barcelona. Tules entre paredes y muebles níveos, detalles dorados, ramas verdes y un ambiente mágico con toques de inspiración nórdica redondean el encanto de esta casa, como si el Hada de las Nieves fuera a aparecer... para disfrutar de un romántico escenario donde vivir una Navidad inolvidable.

1

2

3

La propietaria cuenta que inicialmente la casa era oscura y con muchas habitaciones, así que tiró tabiques, construyó soportes y blanqueó tanto paredes como muebles. Creó un ambiente romántico con la ayuda de lazos de tul, toques de oro y motivos nórdicos, lo cual ambienta un escenario único y especial para celebrar unas navidades inolvidables. Aprovechando puertas antiguas y dos alacenas originales proyectó la chimenea, las librerías del salón y el armario del dormitorio, lo cual realza su carácter antiguo y le da un toque provenzal. Los armarios de la cocina, también blancos, están hechos con la misma moldura. Cuando llegan estas fechas tan señaladas, todos ellos, adornados con estrellas y guirnaldas con luces blancas y doradas, cobran una luminosidad y un protagonismo digno de unas fiestas inigualables en una vivienda que ha servido incluso para un anuncio navideño en televisión.

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

La Costa del Maresme es el nombre de carácter turístico de la costa norte de la provincia de Barcelona que coincide con el litoral de la comarca del Maresme, una franja costera de 50 kms entre Montgat y el río Tordera a su paso por en Blanes, ya en la provincia de Gerona, se extiende la estrecha y alargada franja costera entre la cordillera Litoral catalana, que la protege de los vientos del norte y el mar Mediterráneo.

En sus costas se puede disfrutar de más de 49  largas playas de agua cristalina y arena dorada, atractivas poblaciones marineras y núcleos de gran tradición turística. Gracias a la suavidad del clima, la luminosidad mediterránea del paisaje y su idónea situación geográfica, el Maresme es una zona residencial que ha acogido en los últimos años una gran parte de su nueva población desde la ciudad de Barcelona, trasladado su primera residencia a la vecina y cercana comarca barcelonesa. Empezando desde su capital Mataró, a unos 30 Km. de Barcelona, hay poblaciones y municipios de especial interés turístico que merece la pena visitar, como por ejemplo Arenys de Mar, Canet de Mar, Sant Pol de Mar, Calella, El MasnouPineda de Mar, Santa SusanaMalgrat de Mar o San Andrés de Llavaneras.

En el Maresme, además del turismo y de la tradicional actividad agrícola, centrada sobre todo en el cultivo de la vid, la floricultura y la huerta, destaca la industria textil y de tejidos de punto. Al interior también encontraremos interesantes localidades como PalafollsTordera, Tiana, Sant Cebriá de Vallalta o Alella. Sin duda, la Costa del Maresme es el lugar ideal para celebrar la Navidad cerca de estupendas playas, una naturaleza con tradición y un conjunto de poblaciones llenas de historia y belleza mediterránea.

Fuente: elmueble.com

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Barcelona:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

2

Esta semana, del diseño y el mar, pasamos al encanto y la serenidad del campo en una preciosa masía totalmente reformada a los píes del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, una zona privilegiada entre las comarcas del Vallés Occidental, el Bages y el Vallés Oriental de Barcelona. Es el refugio soñado de la interiorista Carina Casanovas, que ha creado un mundo de sensaciones, que pasan por el color, la serenidad y la sencilla alegría de disfrutar de envidiable remanso de paz, tan próximo y, a la vez, tan distante del caos de la ciudad. De una antigua masía, aislada y casi ruinosa ha conseguido crear para su familia la casa de campo que tanto anhelaban, rodeados de la soledad y belleza de la naturaleza del entorno.

1

A pesar de la distribución sombría, obsoleta y abandonada y los techos desplomados, se consiguió modificar los espacios para conseguir transformar el terreno en un espléndido jardín. Se pudieron salvar materiales originales, pero lo antiguo se sustituyó por elementos modernos. El salón se amplió uniendo dos estancias y la cocina se dejó con techo altísimo puesto que se dispuso en las antiguas cuadras, y los dos pisos originales de la construcción se dejaron en uno solo para ganar luz y amplitud.

2

3

4

5

6

Los muebles proceden casi en su totalidad de la tienda de Carina y predominan las piezas de almoneda (de los años 40, 50, 60, muchas de uso industrial recuperadas de antiguas fábricas, laboratorios, tiendas...y otras de origen popular), los elementos rústicos y un mix de objetos decorativos dispares. Se abrieron huecos para ganar luz y materiales naturales, junto con elementos reciclados, componen una decoración llena de color, que consigue ambientes muy vivaces. Elementos del interior salen al exterior y viceversa, así es como mesas y bancos de jardín se pueden encontrar en el baño, en el dormitorio o en el salón. Del conjunto resulta una vivienda con ambientes desenfados y frescos, optimistas y sencillos, acogedores y serenos.

7

8

9

10

11

12

13

14

El Parque Natural de Sant Llorenç del Munt, de interés paisajístico, biológico y cultural, forma parte de la Red de Espacios Naturales protegidos de la provincia de Barcelona, Cataluña. En una de sus cimas principales "la Mola" (1.104 m), se encuentra el Monasterio de Sant Llorenç del Munt, que da nombre al macizo. Tiene una superficie protegida de 13.694 hectáreas repartidas entre las comarcas del Bages, el Vallés Occidental y el Vallés Oriental. Sus principales vías de acceso parten de las ciudades de Tarrasa y Sabadell, en el sur, y de Manresa, en el norte.

Esta preciosa casa del Vallés se encuentra a sólo unos 49 Kilómetros de la ciudad de Barcelona, encontrándose lejos y a la vez cerca, de la vitalidad de la Ciudad Condal y de sus más de 4,2 kilómetros de costa y playas. Un poco más alejadas de la capital localidades como Castelldefels, o la familiar costa del Maresme donde se encuentra MataróCalella, PinedaMalgratPremià de Mar; y al sur la costa del Garraf, con localidades como Vilanova i la Geltrú, Cubelles o la preciosa y turística ciudad de Sitges.

Fuente: Nuevo Estilo - Decoración: Marina Casanovas

Quizá también te pueda interesar en otras zonas de Barcelona:

Síguenos: Facebook – Twitter –