Saltar al contenido

Comprar casa para reformar: qué tener en cuenta

Comprar casa para reformar que tener en cuenta - Comprar casa para reformar: qué tener en cuenta

Encontrar la vivienda soñada no siempre es fácil. Por eso, muchas personas optan por comprar casa para reformar y renovarla así a su gusto. Es una posibilidad atractiva por muchas cuestiones, pero también hay que analizar cada detalle para no llevarse disgustos más adelante.

Comprar casa para reformar: qué considerar

Ventajas

Por lo general, las viviendas de segunda mano son más baratas que la obra nueva, sobre todo si tienen ya muchos años y no han sufrido grandes reformas. Esta puede ser una enorme ventaja cuando el presupuesto para la adquisición de la casa es más limitado.

La otra gran ventaja es la posibilidad de diseñar a medida de las necesidades o los gustos la distribución y los acabados.

Inconvenientes

Frente a estas ventajas, también hay que plantearse algunos inconvenientes. El principal es que esas reformas pueden tener un coste elevado, especialmente si hay que renovar instalaciones o se necesita proyecto para acometer las obras. Además, no hay que olvidar que construcciones muy antiguas necesitan un mayor mantenimiento, lo que puede suponer más gastos.

Lo mejor es analizar cada detalle

Antes de comprar casa para reformar es importante no pasar un solo detalle por alto. Son muchos los aspectos en los que hay que fijarse antes de decidirse, por ejemplo:

  • Metros útiles: conviene comprobar si son metros construidos o útiles, la diferencia puede ser notable.
  • Distribución: hay que valorar las posibilidades de realizar cambios. En ocasiones, la presencia de vigas y muros de carga o la disposición de las ventanas puede limitarlos. En otras ocasiones, 'tirar una pared' puede ser el cambio que necesita una estancia para hacerla más amplia y acogedora.
  • Instalaciones: cuando son antiguas lo recomendable es renovarlas. Su distribución también es importante porque si hay que modificar el recorrido, el coste de la obra se disparará. Además, si se trata de un edificio, hay que interesarse por el estado de las instalaciones generales, ya que su arreglo suele suponer un gasto importante.
  • Antigüedad del edificio: si tiene más de 45 años es básico asegurarse de que ha pasado satisfactoriamente la Inspección Técnica de Edificios (ITE).
  • Estado general: hay que revisar bien que no haya grietas, humedades o defectos constructivos. En caso de que se trate de una vivienda en un edificio, la inspección debe realizarse también en zonas y elementos comunes como fachadas, azoteas, garajes, etc.

Una vez que analices los anteriores factores, si el estado de la casa para reformar es bueno, puede ser la oportunidad de tener un hogar perfecto por mucho menos de lo que supone una vivienda nueva.

Sin embargo, si la casa para reformar presenta un grado de deterioro notable, hay que sopesar muy bien si merece la pena la compra, si el precio es realmente económico y si se está dispuesto no solo al desembolso económico sino también al reto de transformar la casa.

En este sentido, hay que valorar el alcance de la reforma. Si hay que tirar tabiques y cambiar la distribución, será necesario realizar proyecto y solicitar licencia de obra mayor, lo que encarecerá de forma importante las obras. Además, se puede tardar meses en tener el inmueble listo para entrar a vivir. Una tortura para algunos, y el sueño de diseñar y elegir cada detalle de la casa de sus sueños para otros.

En cualquier caso, el mejor consejos es que, a la hora de comprar casa para reformar conviene no precipitarse y valorar muy bien todas las ventajas e inconvenientes.

Tanto si buscas obra nueva como de segunda mano, recuerda que en Spainhouses tenemos la mejor selección de inmuebles. Nunca será tan fácil encontrar ese hogar con el que sueñas.

(Visited 341 times, 1 visits today)
favicon - Comprar casa para reformar: qué tener en cuenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.