El euríbor continua bajando cerrando agosto con un nuevo mínimo

Ya son diecinueve meses consecutivos en los que, el índice de referencia de los créditos hipotecarios, el euríbor, continúa bajando y en negativo. El mes de agosto se ha cerrado con el valor -0.156%, mientras que, en agosto de 2016 cerró con un -0.048%, es decir, este valor a ido disminuyendo a los largo del año, marcando cada mes un nuevo mínimo histórico desde febrero de 2016.

¿Qué significa que este valor permanezca en negativo?

El euríbor es el valor de referencia que toman las entidades bancarias para llevar a cabo un préstamo hipotecario de tipo variable, por lo que, cuanto más bajo sea este valor, más ahorro producirá en aquellos titulares del crédito bancario. Este valor se traduce en un ahorro medio de 70 euros al año aproximadamente para aquellas hipotecas que tengan que revisar su cuota a pagar. A modo de ejemplo, si tenemos una hipoteca con un valor medio de 120.000 euros en 20 años, de tipo variable y con un diferencial del 1%, obtendrá un ahorro de seis euros al mes, por lo que la cuota hipotecaria mensual media será de 543.56 euros frente a los 549.31 anteriores.

Fuente: euribordiario.es

¿Por qué este valor continua bajando?

Los expertos aseguran que la causa de que este valor continúe en mínimos desde hace más de un año es la nueva política monetaria por el Banco Central Europeo, implementada por su presidente, Mario Draghi, que ha supuesto en la economía española un exceso de liquidez en el mercado español. Por lo que la bajada de los tipos de interés (0%) y la compra de deuda pública y privada del BCE propician que este indicador se mantenga en mínimos hasta 2018, según los expertos.

Ante esta situación se puede prever que el organismo monetario europeo (BCE) comience en pocos meses a endurecer su política monetaria para contrarrestar la bajada de este indicador y restablecer el equilibrio de la oferta y la demanda, de este modo, según economistas, habrá un cambio de tendencia en el euríbor en el próximo año 2018.

Medidas de la banca española

Esta situación afecta a las entidades bancarias que, en consecuencia, no obtienen la rentabilidad estipulada por estos créditos hipotecarios, por ese motivo, muchas de las bancas españolas han decidido subir el diferencial de las nuevas hipotecas que se aplica a la hora de firmarlas, este valor no varía durante el tiempo que dure el contrato así, ante la continuada bajada de euríbor fijan un valor diferencial más alto para asegurarse la rentabilidad y no sufrir pérdidas. Otra de las medidas utilizadas por estas entidades es la de introducir una cláusula cero en las hipotecas a tipo variable, que indica que el valor podrá llegar al 0% pero no bajará más, por lo que no sufrirán las consecuencias de más mínimos en el indicador.

Fuente: elmundo.es

Share

Deja un comentario