La mitad de las viviendas en alquiler se escapan de Hacienda

Hacienda, que somos todos, tiene un problema en los ingresos que se obtiene por el alquiler de viviendas y en el fraude que significa no declarar dichos ingresos. Así de un total de 1.791.475 viviendas en alquiler (Datos del Ministerio de Vivienda a 2006) sólo se declaran 907.000 alquileres, por estimación y para redondear, la mitad.

Según los datos del IRPF 2008, 907.000 arrendadores aplicaron la deducción por el alquiler de vivienda habitual. Esta deducción la pueden aplicar todos los arrendadores, de manera independiente a su nivel de renta y tipo de inquilino. La conclusión es que por más que se haya modificado la deducción por alquiler para los arrendadores, se sigue prefiriendo el dinero negro a pasar por la caja de Hacienda y 800.000 viviendas alquiladas en negro son demasiadas.

Para paliar este tema existen muchos métodos de control, pero ninguno es realmente efectivo. En el año 2004, se declararon 569.000 alquileres de vivienda en el IRPF por parte de los arrendadores y aunque se haya crecido un 60% en el número de propietarios que aplican esta deducción hasta el 2008, Hacienda sigue mirando hacia otro lado con este fraude.Desde el 2007, es obligatorio consignar la referencia catastral de los inmuebles en el IRPF, además del control del suministro eléctrico a viviendas puesto en marcha este año, aunque el sistema más efectivo para aflorar todos los arrendamientos sería ampliar la actual deducción por alquiler en vivienda habitual a todos los arrendatarios. Esta deducción está limitada a bases imponibles de 24.000 euros, siendo regresiva también. Sólo 502.000 arrendatarios se favorecen de esta deducción.

De modo que si todos los arrendatarios tuvieran la opción de deducibilidad de los gastos de alquiler, el crecimiento de arrendadores que se verían obligados a declarar estos ingresos aumentaría sustancialmente. Por ejemplo, en 2008, el aumento de alquileres declarados ha crecido un 17%, coincidiendo con la entrada de esta deducción y 63.166 beneficiarios de la Renta Básica de Enmancipación durante el 2008, mecanismo que controla mucho más las viviendas alquiladas.

El fraude fiscal del alquiler es un problema que se puede solucionar, sólo hace falta que Hacienda quiera ajustar más los mecanismos que ya existen, pero claro, 800.000 defraudadores son muchos, quizá a nivel político y económico no interesa.

Fuentes: elblogsalmon.com y mviv.es -Encuesta 2006 Alquiler -pdf- (Ministerio de Vivienda)

Share

Deja un comentario