Saltar al contenido

3

El año que acaba de terminar lo ha hecho con esperanzadoras noticias para el mercado laboral. Un nuevo repunte de la afiliación a la Seguridad Social en diciembre (417.574 afiliados más), confirmó lo que las estadísticas llevan meses anunciando: 2014 fue el año en el que España dejó atrás 6 años de destrucción de empleo, una crisis que se llevó por delante más de tres millones de puestos de trabajo. Así, el pasado año 2014 fue el primero desde 2007 que acaba con más ocupados, acompañado del mayor descenso anual del paro registrado (253.627 parados menosdesde 1998, década y media.

empleo-2014

Por sectores, el paro aumentó en 2014 en la agricultura, con 12.462 desempleados más (6,2%), y en el colectivo sin empleo anterior, con 8.931 parados más (2,4%), pero descendió en el resto, fundamentalmente en los Servicios con 109.880 parados menos (-3,7%) y en la Construcción, con 109.583 desempleados menos (-16.8), un sector especialmente castigado por la crisis que parece que comienza a remontar. La industria, por su parte, también registró un descenso del número de desempleados, 55.557 parados menos (-10,9%).

El desempleo bajó en 2014 en ambos sexos, aunque lo hizo con más fuerza entre entre los hombres, con 182.204 parados menos (-7,9%), frente a 71.423 mujeres menos desempleadas(-2,9%). Así la cifra total de mujeres sin trabajo se sitúa en 2.335.203 y la de los varones en 2.112.508.

El paro retrocedió en todas las comunidades autónomas respecto a 2013. Los mayores descensos anuales se produjeron en Cataluña, con 48.924 desempleados menos, Madrid (-36.914 parados), Comunidad Valenciana (-36.196 desempleados) y Andalucía (-23.964); mientras que los menores retrocesos los registraron País Vasco y La Rioja, con 1.603 y 1.743 parados menos en 2014, respectivamente.

En la evolución del mes de diciembre, el giro del mercado laboral se fortalece: el número de parados registrados disminuye en 64.405 personas respecto al mes anterior —la segunda mayor caída de la serie estadística—, aunque descontados los efectos estacionales, la reducción es modesta (5.404 personas). El aumento mensual del empleo es más consistente: la afiliación creció en 79.463 personas respecto a noviembre, el mayor incremento en el tramo final del año en, al menos, un cuarto de siglo. Y, sin efecto estacional, el incremento es aún considerable (46.000 más que en noviembre).

Prevalecen los contratos temporales

En cuanto a la contratación, en 2014 se firmaron un total de 16.727.089 contratos, un 13,1% más que en 2013, de los que 1.350.331 fueron de carácter indefinido, cifra que representa el 8,07% del total de la contratación del año y que supone un 19,2% más que en 2013; aunque la mayoría de los contratos siguen siendo temporales.

En este sentido, la oposición y las voces más críticas subrayan otras cuestiones de no menor importancia, como la caída del poder adquisitivo de los salarios al nivel de los años 90 o  la precariedad de los contratos, donde "uno de cada cuatro ha durado menos de una semana" según la secretaria de Empleo del PSOE, Mariluz Rodríguez.

También la contratación indefinida emite alguna señal favorable. Respecto a diciembre de 2013, cuando se situó en mínimos, crece un 20%. Su peso en la contratación total (apenas un 8%) sigue, en todo caso, muy alejada de lo que era habitual antes de la crisis (10% o más).

"Después de la reforma laboral, que facilitó el despido, en la contratación indefinida hay mucha más rotación" afirma Carlos Martín, responsable del gabinete técnico de CC OO.  Además, inciden los incentivos temporales del Gobierno o que, en el contrato diseñado para facilitar el empleo indefinido se incluya un primer año a prueba, sin coste de despido. "Las horas trabajadas casi no crecen, se reparten entre más personas", que recuerda que el empleo de mayor calidad (afiliados al régimen general de la Seguridad Social con contrato indefinido a tiempo completo) apenas supuso un 4% del aumento de la ocupación en el último año.

Fuente: elpais.com

Quizá también te pueda interesar:

Síguenos: Facebook – Twitter – 

1

Según el Ministerio de Empleo en febrero el número de afiliados a la Seguridad Social subió en 61.557 trabajadores respecto al mismo mes del año anterior, un 0,38% más. Así, España crea empleo por primera vez desde el inicio de la crisis, y aunque el buen dato no esconde que en cinco años y ocho meses se han perdido tres millones largos de empleos y que, incluso, con estos números el mercado laboral español ha vuelto a los niveles de 2003, es sin duda una buena noticia. El empleo es clave para la recuperación.

empleo-febrero-2014

Además del dato de afiliación de enero, había más indicios que apuntaban que el mercado laboral se daba la vuelta. Lo hacía la afiliación limpia de los efectos de calendario, que con el dato de febrero acumulaba seis meses al alza. Y, en mucha menor medida, por ser una cifra muy parcial, el paro registrado, que el mes pasado cayó en 1.949 personas respecto a enero por primera vez durante la crisis y quedó en 4,8 millones.

Y si hay datos que señalan que el mercado laboral se ha dado la vuelta, también los hay que subrayan que lo hace a través del empleo de peor calidad. Los empresarios siguen sin apostar por la contratación indefinida, que aunque se recuperó en enero ligeramente, el porcentaje de compromisos fijos firmados todavía quedó en el 8,9%, una tasa menor incluso que la del mismo mes de 2013.

Y por lo que respecta al incremento del peso de la contratación a tiempo parcial, febrero no fue una excepción sobre lo sucedido en los meses anteriores. El tirón de esta modalidad de contratación ha hecho que su peso aumente en el mercado laboral y, a tenor, de los datos de la Seguridad Social, ya suponen el 22% de todos los afiliados. El incremento del peso específico del empleo a tiempo parcial, sumado a la tarifa plana de 100 euros para contingencias comunes para nuevos contratos fijos, hacen prever que aunque el mercado laboral se haya dado la vuelta, sus efectos todavía tardarán en notarse en las cuentas de la Seguridad Social.

Junto a la temporalidad y la jornada parcial, hay otro indicio que muestra la fragilidad de la situación, por el momento. La mejoría laboral se ha dado, sobre todo, por el tirón del trabajo autónomo. De hecho, del total del incremento de la afiliación tres de cada cuatro se deben a la afiliación de quienes trabajan por cuenta propia. La recuperación de este colectivo es anterior a la de quienes cotizan en el régimen general, los asalariados, que, como el empleo en su conjunto, crecieron en febrero por primera vez durante la crisis.

El repunte de este tipo de empleo, más barato y de peor calidad, explica que España en esta crisis haya comenzado antes a crear empleo (habitualmente el listón se situaba en el 2% del PIB). Todavía es muy pronto para vaticinar cuánto está creciendo la economía en este primer trimestre de 2014, pero viendo lo sucedido en los dos primeros meses, lo más probable es que la encuesta de población activa de comienzos de año tenga un resultado positivo.

Fuente: elpais.com

Síguenos: Facebook -  - Twitter

También te puede interesar: