Consejos para alquilar tu vivienda a estudiantes

Se acerca la época en la que los estudiantes que se van a residir a otras ciudades buscan un sitio donde vivir. Muchos de ellos optan por residencias universitarias, pero hay un gran nicho de mercado en todos aquellos estudiantes que prefieren la libertad de tener un piso propio o compartido con otros estudiantes

Para los caseros es una buena oportunidad para dar salida a aquellos pisos que tienen vacíos, pero muchos de ellos albergan ciertas dudas o temores sobre cómo se comportarán los estudiantes en su piso y, por ende, por su cuidado

Sin embargo, estos han de tener en cuenta que el alquiler a estudiantes está determinado por un conjunto de rasgos que lo diferencian del arrendamiento general. Es por ello que a continuación analizamos cuáles son las claves más importante en torno al alquiler de viviendas a estudiantes. A partir de ellas, llevar a cabo este proceso de manera útil y segura resultará mucho más fácil.

Contrato detallado

Cuanto más se afine con la definición del contrato, más claras estarán las bases del acuerdo entre las partes. Aspectos clave serán dejar constancia de la duración del alquiler, cómo se llevará a cabo la actualización de la renta, de qué manera se establecerá el pago mensual, si dentro de esta cantidad se incluyen los suministros o van por separado, si la fianza se depositará en la entidad regional correspondiente, si se adjuntará un inventario con el mobiliario y los electrodomésticos existentes, etc.

Es mejor alquilar el piso como un todo

Es preferible alquilar el piso como una única unidad, en lugar de realizar el alquiler por habitaciones. La renta es única y la responsabilidad del pago solidaria. De esta forma los mismos inquilinos cubren posibles vacantes y responden del impago de uno de los ocupantes. La gestión para el propietario es más sencilla si existe cualquier problema.

Si opta por la opción, alquilar las habitaciones por separado, todas las partes deben saber que el contrato está fuera de la ley de arrendamientos urbanos (lau). En cambio, si  alquila el piso completo a varios estudiantes se regirá por la ley de arrendamientos (lau) por lo que el inquilino encontrará la protección que no encuentra el que alquila una habitación.

Precio ideal

No debe sobrepasar los 400 euros. De hecho, el 51% de los estudiantes preferiría pagar menos de 300 por su habitación con gastos incluidos, un 38% estaría dispuesto a pagar hasta 400 y sólo el 11% restante pagaría más de esa cantidad.

Gastos incluidos

Se recomienda a los propietarios que el precio de su inmueble incluya la luz, el agua y la calefacción ya que, a la hora de buscar piso, el 41% de los estudiantes se decanta por aquellos que muestran el precio total.

Acondicionar el inmueble

Crear un hogar con todas las comodidades necesarias para los estudiantes le proporciona más probabilidades de arrendar con éxito. Los universitarios necesitan un cuarto acondicionado para el estudio: una buena mesa, una silla ergonómica, una luz adecuada…etc. En resumen, todo aquello que le haga la vida más fácil para poder centrarse en sus estudios, el 32% de los estudiantes afirma que el mobiliario es una principales razones a la hora de decantarse por un inmueble. Optan por cuartos en buen estado donde no hay que comprar menaje, ya que para la duración de la estancia, no compensa adquirir muebles.

Inventario

Es recomendable realizar un inventario detallado con todo el contenido de la vivienda (muebles, electrodomésticos, menaje, elementos decorativos) y el estado de los mismos, de forma que pueda realizarse una comprobación una vez finalizado el curso.

Atención debida

Unos buenos inquilinos estudiantes hay que mantenerlos y cuidarlos porque la etapa universitaria es extensa en el tiempo. Para ello es conveniente atender sus solicitudes en orden a mantener la correcta habitabilidad de la vivienda, efectuando las reparaciones precisas o por ejemplo cambiando colchones o electrodomésticos si fuese preciso.

Fuente: elmundo.es, abc.es, 20minutos.es

Share

Una respuesta a “Consejos para alquilar tu vivienda a estudiantes”

  1. propietario harto dice:

    Los estudiantes, como el resto de los inquilinos en general, ya no son lo que eran. Antiguamente, del mismo modo que los inquilinos dejaban su lugar de origen para TRABAJAR y buscaban una vivienda digna para vivir de alquiler durante muy largo tiempo (generalmente hasta su jubilación) los estudiantes dejaban su lugar de origen para ESTUDIAR y buscaban una vivienda digna para vivir de alquiler durante sus (varios) años de estudio.
    En la actualidad los inquilinos vienen buscando las ayudas públicas (tanto al alquiler como la RGI y demás) y eso de trabajar ni se lo plantean. Por su parte, los estudiantes prefieren alquilar viviendas privadas para montar en ellas sus fiestas (motivo por el cual no acuden a las residencias de estudiantes) y lo de estudiar es secundario. Evidentemente, en el curso siguiente no repiten, aunque estudien en la misma ciudad, porque los propietarios ya les tienen “fichados”.
    Así no vamos a ninguna parte: la triste realidad es que, hoy en día, muchos propietarios preferimos mantener nuestras viviendas vacías antes de alquilarlas tanto a inquilinos subvencionados como a estudiantes, por los destrozos y problemas que causan en las comunidades de Propietarios donde aterrizan.

Deja un comentario