El Gobierno impulsará la construcción de 20.000 viviendas sociales para frenar el boom de los alquileres

El Ministerio de Fomento promoverá 20.000 viviendas para destinarlas a alquiler en los próximos 6 años con el fin de aumentar la oferta y contribuir a aminorar el alza que esta registrando su precio, además quiere ampliar la duración de los contratos de alquiler de tres a cinco años, limitar las fianzas y estimular con incentivos fiscales la oferta de vivienda en alquiler y la moderación de las rentas.

El paquete incluye medidas urgentes destinadas a paliar el incremento de los precios del alquiler, que se han disparado en grandes ciudades hasta en un 50% en los últimos 4 años por la irrupción de los alquileres turísticos y la reactivación del mercado inmobiliario.

El Estado promoverá la construcción de estas 20.000 casas mayoritariamente públicas, aunque esto no esta cerrado y van a estudiarse todas las fórmulas posibles, destinadas de forma indefinida al alquiler o la cesión en uso, con una renta o precio limitado, en aquellas ciudades de demanda acreditada, con más tensiones en el mercado y donde los precios del alquiler sean más altos.

Para ello, el Ministerio estudiará, en colaboración con las comunidades autónomas y los ayuntamientos cuáles son los suelos más adecuados para albergar este parque de viviendas, que forma parte de las medidas a medio y largo plazo en las que trabaja el ministerio. Los expertos valoran de forma positiva la medida, efectivamente todos coinciden en señalar que las viviendas estarán disponibles cuando ya no exista un problema en el mercado del alquiler, de tal manera que se han manifestado más favorables a medidas con un efecto a más corto plazo.

De igual forma, el ministro avanzó su propósito de replantear el Plan Vivienda 2018-2021 que dejó aprobado el anterior equipo de Gobierno, para mejorar las condiciones para que los jovenes puedan acceder a las ayudas al alquiler y diseñar nuevas lineas de ayuda, asimismo abogó por alcanzar un acuerdo con Sareb para que el banco malo contribuya a aportar viviendas para alquiler.

Por último avanzó cambios fiscales encaminados a incentivar el mercado del alquiler de viviendas y una reforma en la legislación para equilibrar los derechos de arrendatario y arrendador, modificando los plazos máximos de alquiler y estableciendo limites racionales a las exigencias adicionales que se piden a la fianza en los contratos.

Fuente: eleconomista.es, elconfidencial.com, abc.es

Share

Deja un comentario