¿Cómo elaborar un contrato de alquiler con opción a compra?

Como ya hemos comentado en anteriores entradas, el contrato de alquiler con opción a compra es una alternativa muy recurrente entre la mayoría de la población española. Las ventajas de este tipo de contrato facilitan su elaboración y el acuerdo entre las partes se estructura de forma sencilla en los documentos incluidos en el contrato. Su elaboración se divide en dos subcontratos y establece unas pautas básicas.

El contrato firmado entre el propietario y el inquilino debe tener un formato doble, en el que debe constar un subcontrato de alquiler y otro de compraventa. Por eso mismo, es muy importante que todas las condiciones queden muy bien especificadas en el contrato. Para que este sea vigente es obligatorio que, al menos, aparezcan estipuladas en él dos condiciones esenciales de la compraventa: el objeto del contrato y el precio.

El propietario dispone la venta de la vivienda al inquilino tras los años marcados de alquiler y el precio de venta estipulado para la vivienda en el momento de firmar el contrato, la cantidad de las cuotas del alquiler y el porcentaje a descontar de la renta del alquiler, en caso de que se efectúe la compraventa.

En este contrato se deben reflejar claramente todas las condiciones relativas, al arrendamiento y a la compraventa del inmueble:

En el subcontrato de alquiler es imprescindible que aparezcan las siguientes condiciones:

  • Plazo máximo de alquiler de la vivienda (generalmente suele ser de 5 años).
  • Plazo en el cual el inquilino tiene derecho a la compra.
  • Precio mensual del alquiler.
  • Detalles de quien responsabiliza de gastos de comunidad y/o de posibles reformas.

En el subcontrato de compraventa deberán reflejarse los siguientes detalles:

  • El compromiso específico de vender la vivienda en caso de que el inquilino lo decida en el plazo estipulado.
  • El precio estipulado para la posible venta del inmueble.
  • El porcentaje de las cuotas de alquiler pagadas que serán descontadas del valor total del inmueble en caso de venta.
  • Prima inicial a pagar en caso de adquisición de la vivienda.

Observaciones a tener en cuenta

  • No es obligatorio fijar el precio de la vivienda en el momento de firmar el contrato pero es recomendable.
  • Debes conocer bien los consejos para alquilar un piso, y así no dejarte engañar a la hora de hacerlo.
  • El inquilino tiene derecho a renovar el contrato de alquiler una vez terminado el plazo máximo de alquiler con derecho a compra (5 años) pero esta renovación suele ser sin derecho a compra.
  • El inquilino tiene prioridad para la compra de la vivienda y el propietario se compromete a no vender o alquilar a terceros.
  • El precio del alquiler puede variar durante el contrato, pero el precio de compra estipulado no podrá ser modificado.
  • Si se da un retraso de más de dos meses en el pago del alquiler la opción a pierde el derecho a compra.
  • Si el inquilino decide no comprar, perderá la prima que aportó en forma de alquiler.

Fuente: quebueno.es

Share

Deja un comentario