Inversión extranjera: Rusos y chinos encabezan la compra de inmuebles para obtener el visado

La concesión de permisos de residencia para extranjeros fuera de la Unión Europea ha supuesto un 67,6% más respecto del año 2016. En total han sido, a cierre del año 2017, 41.094 los ciudadanos extranjeros que han adquirido el permiso a través de la denominada “Golden Visa”, lo que quiere decir, invirtiendo en vivienda española.

¿Qué es una “Golden Visa”?

Se trata de un recurso para atraer capital a nuestro país, usa el permiso de residencia como gancho para inversores extranjeros. La norma permite obtener uno de esos visados por varías vías. Está pensada para atraer talento con el programa de ventajas que ofrece a profesionales altamente cualificados, fomenta la puesta en marcha de proyectos de inversión, no solo en inmuebles, sino también en otros activos financieros y en deuda pública, e impulsa la llegada de emprendedores y personas en proceso de formación o investigación.

Un total de 5.446 golden visa fueron tramitadas en el año 2017 con motivo de traslado intraempresarial y fueron 3.350 los inversores que optaron por solicitar la residencia en España. Estos inversores movilizaron un capital total de 3.026 millones de euros. De este volumen de recursos gastados, la inversión inmobiliaria se llevó la mayor parte: 2.332 millones de euros, el 77,1% del total del capital y el 93,7% del número de operaciones, que ascendió a 3.140.

La ley establece que todos aquellos ciudadanos extracomunitarios que inviertan en inmuebles en España por un valor mínimo de 500.000 euros tendrán derecho a solicitar un permiso de residencia que también da derecho a poder trabajar y que les permite renovarlo hasta cinco años, tal y como se acordó en la modificación de las reglas aprobada en el verano de 2015.

Esta flexibilización de los trámites, unido a que España mantiene todavía precios muy competitivos frente a los principales destinos europeos, es lo que parece que finalmente ha hecho que despegue la concesión de estos permisos.

País de origen de los inversores

En cuanto al país de origen de los inversores inmobiliarios, los chinos parecen tomar clara ventaja de los rusos y ya copan el 37,3% de las transacciones y el 32,6% del capital invertido.

Los rusos se afianzan en el segundo puesto con el 26,6% de las compras y un 30,1% del dinero destinado a ellas. Ambos representan el 63,9% de todas las operaciones, seguidos a mucha distancia por las compras de inmuebles efectuadas por ucranianos, que representaron el 3,9% del total.

Barcelona, pese al conflicto separatista, se consolidó el año pasado como el destino preferido de estos inversores, ya que aglutinó un total de 1.384 transacciones inmobiliarias, casi el triple que Madrid, que con 490 operaciones ocupó la segunda plaza, seguida por Málaga con 473 transacciones. El resto de urbes se situó ya a bastante distancia.

Fuente: cincodias.elpais.com

Share

Deja un comentario