El Euríbor continúa en negativo y los tipos de interés siguen dejando hipotecas más baratas

Las nuevas noticias del euríbor no son distintas de las anteriores: Siguen en números negativos, siendo el valor -0,189%, lo que se traduce en un ahorro para los hipotecados de 30 euros al año aproximadamente en su hipoteca a tipo variable. Si, además, te toca revisar hipoteca este mes tendrás podrás ahorrarte casi 40 euros anuales.

La evolución del indicador depende de las subidas o bajadas de tipos que aprueba el Banco Central Europeo (BCE), que lleva desde marzo de 2016 sin moverlos del mínimo histórico del 0% y que el pasado jueves mantuvo inalterada su política monetaria.

La bajada del euríbor es del 59% respecto al 0,119% registrado en abril de 2017. El BCE  lleva sin mover los tipos de interés desde marzo de 2016, cuando decidió dejarlos en el nivel más bajo de la historia pese al crecimiento de la economía. En abril de 2017, el indicador se situó en el -0,119%, lo que significó que, con una hipoteca media de 100.000 euros contratada entonces a un plazo de 25 años con un diferencial de un punto porcentual sobre el euríbor, el coste mensual era de 371,51 euros.

Además, si una hipoteca con estas condiciones se revisa en el próximo mes, con es dato del euríbor actual, el coste será de 368,33 euros mensuales, por lo que quienes tengan que revisar su préstamo ahorrarán de media 3,18 euros al mes o 38, 16 al año.

El analista de XTB Rodrigo García considera que los consumidores no van a experimentar “grandes cambios” con un euríbor tan bajo, y añade que los agentes del mercado están empezando a pensar que “probablemente” el indicador “no tiene mucho más recorrido a la baja”. Para XTB, en la situación actual, parece inevitable que la zona euro abrace gradualmente la normalización monetaria y, con ello, que se frene la caída del euríbor.

Los expertos no hablan burbuja inmobiliaria

El titular de la cartera económica del Gobierno ha pedido a los ciudadanos reflexionar sobre su situación financiera a la hora de asumir una carga hipotecaria con tipos variables.

 “Los datos que tenemos en este momento sobre la evolución de los precios no nos permiten hablar de una burbuja inmobiliaria”, ha dicho.

“Todos recordamos la situación que hubo en España antes del comienzo de la crisis financiera, que era una situación de crecimiento en todas partes de los precios, un crecimiento muy alto y excesivo de los precios del inmobiliario, de un peso de la construcción desproporcionado en el conjunto de la actividad económica y de un peso de exposición al sector inmobiliario en los bancos claramente excesivo”, ha recordado Escolano, para quien actualmente no se está produciendo ninguna de estas tres características.

“No tenemos ni de lejos el peso de la construcción que teníamos antes y en los balances bancarios estamos viendo crecimientos de la exposición de hipotecas, pero ni de lejos el que había antes de la crisis”, ha señalado. Según ha dicho, los precios inmobiliarios están experimentando una evolución distinta dependiendo de la zona, con subidas en las urbanas y costeras, pero no en el resto de España.

Por ello, ha insistido en que no se puede hablar en estos momentos de una burbuja inmobiliaria, sino de subidas de precios en zonas concretas, que habrá que tratar de una forma distinta. Así, ha explicado que en las zonas urbanas será necesario implementar políticas de provisiones de suelo finalista para que se produzca una evolución razonable de la construcción.

Fuente: intereconomia.com, eleconomista.es

Share

Deja un comentario