Crece la demanda de nueva construcción en las ciudades de Madrid y Barcelona

Las grandes ciudades están experimentando un aumento considerable de la demanda de vivienda nueva, así lo han indicado las encuestas del primer trimestre del año. Debido a la subida del alquiler, la mitad de la población española vuelve a considerar la compra de una propiedad como la opción más rentable. De este modo, la demanda casi iguala a la oferta de nueva construcción y en las ciudades de Madrid y Barcelona podrían agotarse la oferta en apenas 12 meses.

Estas son las conclusiones generales del último censo elaborado por Sociedad de Tasación, en el que destaca que, en el caso de Madrid, de las 5.457 unidades de vivienda nueva en oferta registradas en el censo de 2016, actualmente quedan 346. Esto implica una reducción del stock del 93,7% en tan solo dos años. En el caso de Barcelona, de las 2.793 unidades de vivienda nueva en oferta registradas en el censo de hace dos años, hoy solo quedan 289, lo que implica una reducción del stock del 90% en tan sólo dos años.

Según los datos publicados, la venta sobre plano en la capital de España ya supone 65,3% del stock total, frente al 17,9% de 2014. El incremento de este tipo de oferta se ha producido de forma progresiva año tras año. Sin embargo, el stock de vivienda de obra nueva acabada ha pasado de suponer el 58,8% a ser del 3,7%. La vivienda en construcción es ahora el 31% frente al 23,3% de 2014.

En el caso de Madrid, se han detectado 5.973 nuevas unidades, lo que en total arroja una oferta actual de 6.319 viviendas, un aumento neto del stock del 15,8% con respecto a 2016. Prácticamente la totalidad de esa oferta disponible en Madrid capital, el 98%, está compuesto por inmuebles puestos a la venta en los dos últimos años. En el caso de Barcelona, se han detectado 3.312 nuevas unidades, lo que en total arroja una oferta actual de 3.601 viviendas, un aumento neto del stock del 28,9% con respecto al censo contabilizado por Sociedad de Tasación en 2016.

También, en la Ciudad Condal, la oferta de vivienda sobre plano ha pasado del 9,4% en 2014 hasta el 18,2% en 2018. No obstante, entre 2016 y 2018 se aprecia un leve descenso del peso de la vivienda sobre plano. Sin embargo, la vivienda en construcción supone ahora el 66,8% del stock frente al 40% de 2014. La obra nueva terminada ha caído desde el 50,4% de hasta el 15% de hoy.

En la provincia de Barcelona la vivienda terminada ha caído de 55,5% de 2014 hasta un 12,4% de 2018, mientras que las casas en construcción representan hoy el 50,8% frente al 34,5 de 2014. La vivienda sobre plano compone ahora el 36,9% de la oferta frente al 10,1% de 2014.

Los expertos de Sociedad de Tasación creen que la oferta de vivienda nueva podría agotarse en algo menos de 14 meses, 12 meses en el caso del término municipal de Barcelona. Al igual que en Madrid, que necesita más viviendas nuevas para cubrir la demanda creciente, ya que los precios podrían repuntar.

El fuerte parón que registró el sector de la construcción en los años más duros de la crisis podría ser la causa de esta escasez de vivienda nueva terminada en zonas claves como son Madrid y Barcelona, que son los puntos que también registran un mayor incremento de los precios de venta.

Fuente: eleconomista.es

Share

Deja un comentario