Sube el precio de la vivienda en plena cuesta de enero

Los primeros datos del año confirman una subida considerable del precio de la vivienda con respecto al año anterior, con las últimas cifras del sector, se podía estimar un crecimiento acelerado del sector inmobiliario para este año 2018 que, según los datos de los expertos, no tardaremos en alcanzar, durante los próximos años, cifras anteriores a la crisis. 

Según el Índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, el valor medio de la vivienda terminada nueva y usada se incrementó un 3,6% en enero respecto al mismo mes de 2017. Las capitales y grandes ciudades así como las islas, Baleares y Canarias, destacan en enero con los mayores incrementos de precios en los últimos doce meses, con subidas del 5,1% y del 4,1%, respectivamente. Todas las agrupaciones analizadas en el índice muestran valores superiores a los de hace un año.

El director del Servicio de Estudios de Tinsa , Jorge Ripoll, expone en el último documento análitico que, “el mercado residencial mantiene el crecimiento moderado de precios, con mayor intensidad en las islas y grandes ciudades. Pese a que el precio medio en España ha recuperado un 7,6% de su valor desde el mínimo que tocó en la crisis, todavía está un 38,3% por debajo de los máximos alcanzados en 2007″. Los 1.410 puntos registrados en enero en el Índice General sitúan el precio de la vivienda terminada en niveles de junio de 2013.

Tras el crecimiento interanual del 5,1% experimentado por las grandes ciudades como son, Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga, y del 4,1% en las islas Baleares y Canarias, los mayores incrementos de precio en el último año se localizan en las áreas metropolitanas (+3,2%) y en la costa mediterránea (+3%). El valor medio en las localidades más pequeñas, agrupadas en resto de municipios, muestra en enero un crecimiento interanual de nueve décimas.

Cada vez más cerca de la recuperación inmobiliaria

El precio medio de la vivienda en España reduce la distancia respecto a los valores máximos de 2007 y muestra una caída acumulada del 38,3%. En la costa mediterránea, el subíndice más castigado en la última década, la evolución en el mercado residencial sigue siendo lenta y muestra un ajuste desde máximos del 47%.  Se mantienen con una caída superior a la media, las áreas metropolitanas, con un 43,3%, y las capitales y grandes ciudades, con un 39,7%. Baleares y Canarias se destacan como el subíndice que mejor se ha mantenido en la crisis y muestra un descenso del 24,1% en los últimos diez años, seguido del resto de municipios, con una caída del 36,2%.

El índice IMIE General y Grandes Mercados, que se calcula a partir de las tasaciones de vivienda terminada (nueva y usada) realizadas por Tinsa, recoge cada mes la variación interanual del valor del metro cuadrado de un inmueble y su nivel respecto al año 2001 (base 1.000) en cinco áreas representativas de los diferentes estratos que componen el mercado de la vivienda: “Capitales y grandes ciudades”; “Áreas metropolitanas”; “Costa mediterránea”, “Baleares y Canarias”, y “Resto de municipios”. Los números absolutos reflejados en la tabla (puntos) corresponden al valor del índice, no representan en ningún caso el precio por metro cuadrado de las viviendas.

Fuente: observatorioinmobiliario.es

Share

Deja un comentario