Cómo invertir adecuadamente en una vivienda

 

La inversión en vivienda vive una nueva época dorada, y es por eso que, los profesionales y los particulares se están a fijando en el sector residencial como modo para obtener beneficios a largo plazo ya que, la rentabilidad bruta del alquiler de vivienda alcanzó un 7,29% a finales del pasado año 2017 en España, por lo tanto una inversión destinada al arrendamiento en el mercado residencial se confirma como una opción atractiva tanto para grandes como para pequeños inversores.

Pero no siempre es fácil acertar con la propiedad adecuada para sacarle la máxima rentabilidad, existen varios factores que afectan directa e indirectamente a nuestras posibilidades de éxito. Estos factores se resumen en una serie de consejos que hemos recopilado para entender cómo invertir de manera cauta y eficaz en el mercado de la vivienda:

Estudiar las tendencias del mercado para cada provincia

Es imprescindible conocer las rentabilidades que ofrece el mercado provincial y escoger la que mayor relación riesgo-rentabilidad tengan. Las provincias que vaticinan un mejor comportamiento (poco riesgo, rentabilidad alta y una evolución notable con respecto al año anterior) son Madrid, Málaga, Valencia y Alicante. La provincia de Barcelona, con una evolución interanual negativa de su rentabilidad en alquiler (-0,2 %) entra en un nuevo ciclo en la tendencia de precios de compraventa y alquiler. Por otro lado, hay que aclarar que en el caso de Almería la variación negativa se debe al mejor comportamiento de los precios de venta respecto a las potenciales rentas obtenidas en el mercado de alquiler

Ubicación y características de la vivienda

Es necesario escoger una buena zona con perspectivas de revalorización, ya que supone el factor fundamental para realizar una inversión con éxito. La ubicación de la vivienda es el factor clave, ya que lo ideal es que esté en una zona que cuente con todos los servicios básicos.

Para conseguir la ubicación ideal se debe analizar el mercado inmobiliario residencial de forma micro como lo hace Urban Data Analytics (uDA). Esto permite ver diferencias en zonas locales y de forma segmentada por tipología de viviendas. En el caso de la provincia de Barcelona, si desagregamos el mercado por tipologías de vivienda según su superficie, vemos que la variación en el segmento de viviendas de aproximadamente 85 metros cuadrados obtiene una disminución mayor que la provincial (-2% frente a -0,2%). Esto es debido a que existen algunas tipologías en Barcelona que ofrecen variaciones positivas en rentabilidad y otras que proporcionan variaciones inferiores.

Otro factor importante es el estado de la vivienda, las características y los plus que ofrece, lo más recomendable es que un profesional realice una inspección técnica que determine el estado de los sistemas mecánicos, la disposición general y las condiciones estético-ambientales. Los certificados de Inspección Profesional de Vivienda (certificados IPV) aportan la seguridad de que la propiedad está en perfecto estado, al menos, la posibilidad de plantear un posible descuento si hubiera algún elemento defectuoso.

Consultar con expertos

A cada perfil de inversor le conviene un cierto tipo de compra. Invertir en una zona con alta demanda permite asegurarse una mayor liquidez en el caso de tener que vender el piso. Una rigurosa monitorización del mercado inmobiliario a través de métodos de Big Data permite indicar que las provincias con menor riesgo inmobiliario son Madrid, Valencia y Málaga.

Valorar la inversión y consultar a los expertos del sector es importante para evitar riesgos innecesarios. Empresas PropTech como uDA tienen la capacidad de ofrecer datos adaptados al perfil y a las necesidades de cada inversor, comparando mercados y bajando a la máxima segmentación.

Conseguir un buen precio y una buena hipoteca

No queremos pagar demasiada cantidad por el inmueble y multiplicar el tiempo de recuperación de la inversión, ni tampoco meternos en un sin fin de reformas por una supuesta ganga inmobiliaria, por ese motivo es recomendable consultar todos los precios y estudiar todas las posibilidades de compra. Para valorar si el precio puesto por el vendedor es adecuado, además de ver la vivienda, es útil conocer cuál es el precio medio de la zona y de otros pisos de similares características.

Por otra parte a la hora de obtener un crédito hipotecario es conveniente consultar el mayor número posible de bancos y negociar para conseguir el mejor crédito que ofrezca el mercado. El comprador se encuentra ante uno de los mejores momentos de la historia reciente para obtener un préstamo hipotecario en condiciones ventajosas con los créditos AFD debido a los bajos tipos de interés.

Fuente: elmundo.es, expansión.com

Share

Deja un comentario