Buenas expectativas para el mercado de la vivienda en 2018

El mercado de la vivienda en España ha cerrado 2017 con muy buenas cifras. Mayor rentabilidad, más hipotecas, aumento de compraventas y las nuevas construcciones son algunas mejoras que ha experimientado el sector durante este último año y, como es de esperar, la previsiones para 2018 no serán distintas.

Las compraventas de vivienda nueva están creciendo y las entidades financieras están mejorando las condiciones hipotecarias, según constataba el Banco de España. Además, los tipos de interés siguen bajando y, por consiguiente, beneficiando a los prestatarios. Pero, lo mejor está por venir, durante el próximo año se espera que el Euríbor siga en mínimos, así lo declra la última encuesta de Bloomberg entre bancos de inversión.

La compraventa de viviendas aumentó en España un 16,9% en 2017 con respecto al año anterior, superando las 472.000 operaciones, según Julián Cabanillas, consejero delegado de Servihabitat. El mercado ha aflojado en la recta final del año y no rebasó finalmente la barrera del medio millón de casas como se pronosticaba meses atrás, pero aún así ha sido el mayor registro desde 2008.

Ya en 2018, Servihabitat calcula que se venderán 560.000 casas, por lo que el mercado aumentará un 18,3%. Otras previsiones son más prudentes: “El total de transacciones crecerá un 9,7% en 2018. El crecimiento estará lastrado por la situación de Cataluña que evolucionará por debajo de sus posibilidades”, dice José Luis Suárez, profesor de IESE Business School.

Dejando en el pasado una burbuja caótica, el sector inmobiliario presenta unas expectativas anuales de lo más positivas pero, eso sí, con alguna que otra turbulencia, ya que la crisis política de Cataluña está dañando el mercado de la inversión en la Comunidad Autónoma, sobre todo la extranjera, por lo que el inversor tardará un tiempo en volver y las ciudades de Madrid y Valencia se van a ver beneficiadas por la huida de inversores extranjeros.

Los expertos lo afirman: La demanda particular ha vuelto para quedarse. También el perfil inversor que apuesta sus ahorros en la compra de un piso para su alquiler, ya sea turístico o tradicional, seguirá muy presente mientras se mantengan las altas rentabilidades. El de larga temporada está en el 10,9% anual (incluye el alquiler y la revalorización de la vivienda), según el Banco de España.

La demanda de reposición seguirá copando las transacciones y los jóvenes continuarán teniendo complicado el acceso a su primera vivienda. Pero ya se han presentado programas para frenar esta incapacidad juvenil, que se espera que, en poco tiempo, se aprueben y se lleven a cabo.

La vivienda nueva cobrará mayor protagonismo en 2018. El año cerró entorno a 85.000 o 90.000 casas de nueva planta compradas y en 2018 se alcanzarán las 120.000 unidades, avanza Daniel Cuervo, director gerente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima). A ello contribuirá el aumento de las viviendas visadas, iniciadas y terminadas.

Pero lo que más importa a los futuros compradores son los precios. En 2018 será más caro adquirir una casa, entre otras cosas porque habrá más obra nueva. Pero por suerte las mejoras de las condiciones hipotecarias apoyarán al comprador y lo beneficiarán en cada caso. Un ejemplo es la nueva ley hipotecaria, la cual, algunos presentan que el numero de hipotecas a tipo fijo aumentará gracias a las facilidades de la nueva ley.

Fuente: elpais, eleconomista

Share

Deja un comentario