La burbuja inmobiliaria en China

La burbuja inmobiliaria en China ha desatado este año las alarmas y ha llevado a Pekín ha intervenir en el mercado para evitar que se hinchase demasiado, y ha tomado medidas como la restricción del crédito o la creación de nuevos impuestos.

burbuja inmobiliaria chinaSin embargo, el incremento del precio de la vivienda en el gigante asiático no es necesariamente malo, ni excesivo, según Hugh Simons, gestor de BNY Mellon especializado en mercados emergentes de Asia.

El precio de la vivienda en algunas ciudades chinas se disparó más de un 50% en marzo, según las estadísticas públicas, (es el caso de Haikou y Sanya, ambas en la isla de Hainan) y el incremento medio del coste de los inmuebles en los 70 núcleos urbanos más importantes del país fue del 11,7% en dicho mes.

Para evitar que el aumento de precios llegue a un punto insostenible y la burbuja estalle, China ha decidido tomar medidas.

  • El Gobierno ha ordenado a los promotores que no acepten depósitos para ventas de apartamentos sin una aprobación previa y ha prohibido algunas prácticas que los vendedores llevaban a cabo para cobrar más por las propiedades, como crear artificialmente una falta de oferta o contratar personas que fingieran ser compradores.
  • Por otra parte, los bancos deberán dejar de conceder hipotecas para comprar terceras viviendas y se han elevado el tipo de interés que se cobra por los préstamos para la adquisición de la segunda vivienda.
  • Pekín ha creado nuevas tasas a la compra de vivienda y además, las hipotecas que se conceden son tan sólo del 60% del valor del inmueble o del 50% si se trata de la segunda casa.

Las medidas desarrolladas hasta ahora por el Gobierno de Hu Jintao son adecuadas y evitarán que el mercado inmobiliario se desboque y sufra una crisis, según Simons, creador del fondo Hamon y gestor del BNY Mellon Vietnam, India and China Fund.

De hecho, Simons afirma: “no creo que haya burbuja en China, los precios han subido mucho, pero todavía son adsequibles”. Cree que “lo que ha hecho la Administración china está muy bien, dejan crecer el mercado y los precios, pero no tanto como para que se conviertan en una burbuja que vaya a explotar”.

Su opinión contrasta con la del gestor de hedge funds James Chanos que en abril aseguró que el país “camina hacia el infierno” y que la burbuja del mercado de la propiedad del suelo estallará este mismo año. Los expertos de Nomura Asset Management también advirtieron sobre el “peligroso sobrecalentamiento” del mercado inmobiliario chino y aconsejaron a inversores y constructores que se mantengan cautos.

Fuente: cotizalia.com

Share

Deja un comentario