El esfuerzo familiar para comprar un piso se reduce hasta el 19,2%

Nada volverá a ser como antes. El informe El sector inmobiliario residencial a España, elaborado por Caixa Catalunya, apunta a que el ajuste inmobiliario terminará este año. Sin embargo, el mercado residencial español deberá afrontar todavía la venta de un ingente stock de viviendas de obra nueva que en los últimos tres años no ha hecho sino aumentar.

El parque de casas recién construidas sin ocupar triplica hoy al de 2006 y se sitúa ya en las 925.200. Sin embargo, la entidad observa una luz al final del túnel. Y es que en el primer trimestre de este año la demanda ya aumentó después de que los precios hayan perdido entre un 25% y un 30% de su valor en términos reales y los tipos de interés se hayan mantenido en mínimos históricos.

ya podemos comprar piso

ya podemos comprar piso

La localización del stock de pisos por vender es bastante desigual en el territorio. La mayor parte de éstos se halla en las comunidades del Mediterráneo y Castilla-La Mancha. De media, el 3,8% de todo el parque residencial español tiene colgado el cartel de se vende. Las provincias de Girona, Tarragona, Castellón, Murcia, Almería y Málaga, y tres de las limítrofes a la Comunidad de Madrid (Segovia, Guadalajara y Toledo).

Las ventas de viviendas han crecido a comienzos de este año, aupadas sobre todo por la bajada de precios y la estabilidad en mínimos del Euríbor, el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas.

El esfuerzo familiar, en el conjunto de las familias españolas, para comprar un piso pasó del 30,5% de la renta disponible en 2008 al 22,6% en 2009. Si se tienen en cuenta las deducciones fiscales, los hogares destinaron el año pasado el 19,2% de su renta, frente al 27% de 2008.

La actividad constructora seguirá bajo mínimos. Si el año pasado se iniciaron 80.000 casas nuevas en toda España, para este año se prevé que se levanten 61.000. Y la demanda, pese a irse recuperando, dista mucho de poder recuperar el músculo de la época del boom inmobiliario. Las familias están ahorrando para amortizar deudas, y a pesar de que la tasa de ahorro se ha disparado, el proceso de reducción de su endeudamiento será lento, según la caja.Y además, la demografía no acompaña. SI en 2006 se llegaron a crear 529.000 hogares, en 2010 se constituirán sólo 251.000.

Fuente: elpais.com

Share

Deja un comentario