Decoración boho con macramé

 

El macramé o el arte de hacer nudos regresa con fuerza para ocupar los espacios más destacados del hogar y decorar las paredes aportando su gusto por lo natural y lo artesanal. Decorar con macramé, (sobre todo en los Estados Unidos y Australia), está siendo toda una revelación, esta tendencia en especial, está ganando cada vez más influencia, en el mercado de la decoración.

En este post os enseñamos como incluir elementos decorados con esta técnica en vuestros hogares, podemos decorar con macramé: cortinas, maceteros colgantes, tapices para colgar en la pared y distintos objetos como veréis en las siguientes imágenes que os mostramos a continuación.

Decoración boho para macetas colgantes y jardines en altura

Las plantas no pueden faltar en las viviendas actuales, para crear composiciones de plantas equilibradas también hay que buscar recursos para ocupar los espacios superiores y como no… las plantas colgantes son una muy buena opción. En este caso, además de los maceteros de cerámica, podemos utilizar los maceteros colgantes de macramé para crear “jardines colgantes”, con lo que conseguiremos un doble objetivo: por un lado, ahorramos espacio de superficie y, por otro, logramos que la habitación donde los coloquemos tenga un ambiente natural muy especial.

Los maceteros colgantes con macramé permiten diseñar un rincón de lo más bonito con tus plantas, puedes hacer una composición con varios de ellos, de distintos colores, estilos y alturas, o colocarlos todos iguales, también puedes añadir algún elemento extra como flecos o abalorios, teñir las cuerdas o solo una parte de ellas, colocar diferentes tipos de plantas.

 

Decoración boho con tapices de macramé

Motivos geométricos y de inspiración étnica llenan de color cualquier espacio con delicadas creaciones que se convierten en el centro de todas las miradas. Su influencia étnica se ve reflejada en muchos de los motivos de estos tapices, su color o sus estampados en algunos ejemplos recuerdan a las ropas de muchas culturas de América del sur, otros modelos en cambio son monocromáticos en blanco o crema, aunque se pueden realizar en todos los colores imaginables y los solemos encontrar generalmente colgando de una pieza cilíndrica de madera y, en otras ocasiones, una rama en bruto. Una de sus ubicaciones más recurrentes es en el cabecero de las camas y en la parte superior a un sofá, pero como ocurre en toda la decoración boho, aquí tampoco hay normas estrictas y podríamos encontrarlos colgados en cualquier estancia de la casa, dándola un toque realmente original y acogedor.

Decoración boho con Hamacas de macramé

El mobiliario se deja seducir también por el macramé, creando hamacas, sillas y columpios que invitan al descanso y al contacto con lo natural, podemos verlos tanto en el interior como en el exterior e incluso en el universo de los bebés, con cunas y mecedoras colgantes. Las hamacas tienen una forma muy atractiva que se potencia aún más si cabe con su diseño de nudos, por lo que aparte de ser un lugar que invita al descanso en la casa, forma un elemento decorativo muy exótico y que marca sin duda la decoración del lugar donde esté situada, además es ideal para diseñar un rincón donde relajarte para leer, para escuchar música o, simplemente, donde no hacer nada.

 

Decoración boho con lamparas de macramé

La iluminación es otro de los puntos en el que podemos aplicar la técnica del macramé, ya sea en las pantallas o en el pie de las lámparas, los flecos y el efecto calado de los nudos nos ayudarán a crear piezas muy especiales. Cuando utilizamos este tejido en la iluminación hace que nos desplacemos a lugares exóticos, ya que hasta las sombras que este tejido produce son sugerentes.

Según sean más o menos tupidas, la intensidad variará y tendremos lámparas más de ambiente o que iluminan toda una estancia, por lo que siempre habrá que observar el espacio entre los nudos para elegir lo mejor posible dónde irá ubicada la lámpara.

Decoración boho con cortinas de macramé

Las cortinas de macramé, serían una versión de los tapices sólo que en dimensiones más grandes y con la utilidad de servir en lugares de paso, separar ambientes o guardar cierta intimidad cuando son colocadas en las ventanas. Las cortinas de macramé dotan a las habitaciones de una personalidad única y resultan estéticamente muy bonitas vistiendo muchísimo el espacio y haciéndolo más acogedor, quedan muy bonitas si las colocas en la puerta que da a acceso a tu terraza o jardín, además son muy ligeras y frescas.

Fuente: dicoro.com, moovemag.com

Imágenes: Jungalow, Hommeg, littlegoldpixel, buzzfeed, shutterstock

Share

Deja un comentario