Madrid, segundo destino europeo favorito para invertir

La capital española se encuentra por detrás de la ciudad de París, así lo anuncia el informe global Investor Intentions 2018, elaborado por la consultora CBRE a partir de entrevistas realizadas a 1.000 inversores internacionales. Sin duda, este año comienza posicionando a España como uno de los mercados inmobiliarios más rentables de la Unión Europea.

Si bien, el pasado año Madrid se encontraba en la tercera posición y por debajo de la ciudad de Londres, este año el Brexit ha dado un giro desafortunado para el mercado inmobiliario inglés y ha alejado a la capital de Inglaterra de este ránking europeo. Se encuentra, junto a Ámsterdam y Fráncfor, por detrás de París y Madrid, en el top cinco de ciudades europeas para invertir en activos inmobiliarios. Sin duda, una consecuencia indirecta del Brexit, que ha desviado las expectativas de inversión en un contexto general de crecimiento económico y aumento de los flujos de inversión.

Un 28% de los encuestados afirma que invierten en inmobiliario para diversificar, frente a un 19% que opta por este sector por sus rentabilidades en relación a otras opciones como bonos del Estado y otro 19% que lo hace por obtener un mayor rendimiento de retorno. Aún así, para los inversores también existen grandes obstáculos a la hora de invertir en propiedades, siendo el principal el precio de los activos, seguido de su disponibilidad y de la competencia de otros inversores, destacan los encuestados.

Por tipología de activos, el estudio refleja que, por primera vez, los activos industriales (logísticos) se han consolidado como los preferidos por un tercio de los inversores internacionales, frente al mercado de oficinas, que queda en segunda posición con un 26,4%. Desde la consultora explican que las mayores rentabilidades en logística, junto con el auge del comercio electrónico, han propiciado un repunte del sector industrial.

A los activos logísticos y de oficinas le sigue el segmento residencial que es el preferido por el 21,5% de los encuestados y el de retail; favorito para un 10% de los encuestados. En cuanto a los activos alternativos, un 70% de los encuestados asegura estar invirtiendo en este segmento. Desde CBRE destacan que los cambios demográficos están provocando una gran demanda en activos como residencias de estudiantes o de la tercera edad.

La mayoría de la demanda es extranjera

En todo este mercado inversor destaca la demanda extranjera que marca sus cifras para el último trimestre de 2017 en un crecimiento de 15.266 compras de extranjeros, el nivel más alto en un cuarto trimestre desde los años de auge.

En general, el aumento de la demanda de viviendas en España se debió a un aumento del 19,7% en la demanda española y un aumento del 20,4% en la demanda exterior en comparación con el mismo período del año pasado. Como resultado, la demanda extranjera fue del 13,6% del mercado inmobiliario español a fines del año pasado, cerca de máximos históricos.

 

Share

Deja un comentario