Cargar tu coche eléctrico en casa ya es posible

España ha superado por primera vez la barrera de los dos dígitos en ventas de vehículos eléctricos con 13.021 unidades entre eléctricos puros e híbridos enchufables. En 2017, los eléctricos puros en España sumaron 9.671 matriculaciones y los híbridos enchufables 3.350 unidades. Aún así, este mercado en nuestro país solo representa un 0.41% del total del mercado y es la escasez de puntos de recarga uno de los principales frenos a la compra. Hoy en día, se pueden instalar puntos de recarga en nuestras casas o garajes y los expertos de la Asociación de Empresas del Sector de las Instalaciones y la Energía (Agremia) nos explican los pasos a tener en cuenta.

Permiso de instalación del punto de recarga

La instalación de un punto de recarga de propiedad privada y uso individual, no tiene complejidad técnica y deberá ser ejecutada por una empresa instaladora de electricidad con sujeción a lo dispuesto en el Reglamento de Instalaciones Eléctricas de Baja Tensión, en concreto por su instrucción técnica ITC-BT-52, la cual deberá proceder a la legalización del nuevo punto.

Este reglamento dictamina la obligatoriedad para las estaciones de recarga situadas en aparcamientos que requieran de ventilación forzada y para los aparcamientos que tengan ventilación natural. Además el  número de plazas ha de ser mayor de 5. No será necesaria la elaboración de proyecto para las instalaciones de recarga de vehículos eléctricos que se ejecuten en los grupos de instalación existentes en edificios de viviendas, siempre que las nuevas instalaciones no sean superiores a 50KW, 10KW si están en exterior.

¿Y si vivo en un bloque de pisos?

En este tipo de hogares o en las viviendas colectivas, la instalación partirá, como regla general, del contador individual (o en su caso del cuadro eléctrico de la vivienda), lo que implicará que la electricidad necesaria para la recarga del vehículo se repercuta de la misma manera y a través del mismo contrato que la general de la vivienda. Dado que hoy en día los contadores suelen estar centralizados en las plantas bajas de los edificios, no suele ser complicado llevar la derivación desde el contador hasta la plaza de garaje.

Desde la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal por la Ley 19/2009 de medidas urgentes para el fomento del alquiler y la eficiencia energética de los edificios, la instalación de un punto de recarga conectado a nuestro propio contador, no precisa autorización de la Comunidad de Propietarios, sino que basta una mera comunicación por escrito, dirigida al presidente o al administrador notificando nuestra intención de ejecutar la obra. Sí será necesaria autorización si la conexión de la derivación se realiza a un contador de propiedad comunitaria, en tanto en cuanto se está afectando a un elemento común.

Parking comunitario

Si tenemos la plaza de garaje en un parking comunitario ubicado en un lugar distinto al de nuestra vivienda, será necesario realizar una derivación individual desde el contador general del garaje y colocar un contador secundario que permita contabilizar el consumo del punto de recarga de modo que la propiedad o la comunidad del garaje pueda facturar el consumo eléctrico de manera individual.

La empresa instaladora deber elegir un sistema de recarga adaptado al tipo de enchufe del vehículo (no todos son iguales) y de la velocidad de recarga que elijamos (lenta, normal, semirápida o rápida), teniendo en cuenta que esta última cuestión incidirá directamente en la necesidad de modificar o no la potencia contratada.

Ayudas

No hay que olvidarse de consultar la posibilidad de contar con ayudas públicas al establecimiento de puntos de recarga, ya que tanto a nivel estatal como autonómico se vienen convocando diversas ayudas que pueden sufragar buena parte de los costes de la ejecución. Además, con el asesoramiento de la empresa de electricidad, se debe realizar un análisis de las necesidades del nuevo punto a fin de contratar la potencia que necesitemos y valorar la contratación de tarifas con discriminación horaria, ya que habitualmente recargaremos el coche por la noche y las tarifas valle son más económicas. Otra opción es contratar a un gestor de cargas, quien realizaría la inversión, se ocuparía de la ejecución a través de una empresa habilitada y únicamente nos refacturaría mediante cuotas el servicio más el consumo eléctrico (opción frecuente para el caso de plazas en alquiler).

Fuente: abc.es

Share

Deja un comentario