La familia Obama visitará la Alhambra y el Albaicín en Granada

Michelle Obama y su hija Sasha, tras su llegada ayer a la Costa del Sol donde pasarán unos días de vacaciones en Marbella, también tienen previsto realizar una visita a una de las ciudades con más historia en sus calles de España: Granada. Visitará, como no, la imponente y ya eterna Alhambra (el monumento más visitado de nuestro país), con sus jardines y su fantástica arquitectura, pero también parece que encontrará tiempo para conocer la catedral, el barrio del Sacromonte, e incluso paseará por los fantásticos rincones que esconde el Albaicín. Quizá, en el Mirador de San Nicolás del Albaicín, rodeada de historia en el emblemático barrio nazarí, pueda decir aquello de “esta es la puesta de sol más bella del mundo”, que acuñó Bill Clinton en el año 1997 (si no lo dice, seguro que lo pensará).

La visita de la familia Obama a Granada, comenzará entre las dos y las tres de la tarde de hoy jueves, momento en el que llegará en automóvil con su hija hasta la céntrica Plaza de Isabel la Católica desde la localidad malagueña de Benahavís, donde ha comenzado unos días de vacaciones en un complejo hotelero de lujo. El primer lugar que está previsto que visiten será la Catedral de Granada, considerada como la primera iglesia renacentista de España, cuya construcción ordenaron los Reyes Católicos en 1492, algo que también hicieron con la Capilla Real, donde descansan sus restos mortales, y que también será visitada por los miembros de la familia Obama.

Tras el recorrido por la Capilla Real se desplazarán, probablemente hasta el barrio del Albaicín, reconocido como Patrimonio de la Humanidad, donde podrán contemplar los cármenes, viviendas ajardinadas típicas de esta barrio. Posteriormente está previsto que Michelle Obama y Sasha se dirijan después al Sacromonte, barrio conocido por sus cuevas y por ser la cuna del flamenco gitano de Granada, donde se mantienen las zambras, tradicionales representaciones de cante y baile flamencos a una de las cuales podría asistir la familia Obama. El principal monumento del Sacromonte es su Abadía, con cuatro siglos de historia, donde se conservan reliquias y testimonios de los primeros cristianos de Granada y, entre ellos, del primer obispo de la ciudad, San Cecilio.

Ya a última hora de la tarde está programada la cena en el Parador Nacional de turismo de San Francisco para, posteriormente, visitar la Alhambra y el Generalife hasta las 22.00 horas, momento en el que el recinto vuelve a abrirse al público para las visitas nocturnas.  Patrimonio de la Humanidad, la Alhambra es el monumento más emblemático, conocido y visitado de España, tras ser ciudad, fortaleza y palacio de los reyes de la dinastía nazarí, con un conjunto de salas y jardines que representan la máxima expresión del arte musulmán en Europa.

Una vez que concluya su recorrido por los principales enclaves granadinos Michelle Obama y su hija pequeña se desplazarán de nuevo en automóvil al hotel Villa Padierna de Benahavís para continuar con sus vacaciones. Se trata de una visita privada en la que no se producirán actos protocolarios de ningún tipo con las autoridades de la ciudad y que Michelle Obama pretende hacer con la mayor normalidad.

Otra cosa será que lo consiga con todo el alboroto meditático que está generando. Pero si lo lográ va ha conocer una de las ciudades más bonitas del mundo, y pensará sin remedio y con envidia en los mágicos momentos que en tiempos muy lejanos los reyes nazaries disfrutaron paseando entre el aroma de los jardines  y los susurros del agua que como un encantamiento surge constantemente de las fuentes de la Alhambra.

Fuente: elmundo.es

Share

Deja un comentario